TIERRAS DE SANGRE – Timothy Snyder

«Catorce millones es la cifra aproximada de personas asesinadas por políticas intencionadas de asesinato masivo implementadas por Alemania nazi y la Unión Soviética en las tierras de sangre. Defino las tierras de sangre como territorios sujetos al poder policial tanto alemán como soviético y asociados a las políticas de asesinato masivo en algún momento entre 1933 y 1945». Resumido de modo diáfano por el propio autor, éste es el tema del libro, acotado conceptual, geográfica y cronológicamente. Ahondemos un poco. El marco geográfico, las tierras de sangre, comprende en términos actuales la mayor parte de Polonia, las repúblicas bálticas, Bielorrusia, Ucrania y la banda fronteriza occidental de Rusia, de San Petersburgo (Leningrado) al Mar de Azov. El marco conceptual lo proporciona el asesinato masivo como objetivo deliberado e inmediato de determinadas políticas soviéticas y nazis. El universo de víctimas de operaciones de matanza planificada –en el lugar y lapso de tiempo señalados- excluye las bajas de guerra, muertes por hambre, enfermedad o agotamiento en campos de concentración o asentamientos de trabajo forzado, así como víctimas mortales de deportaciones y evacuaciones. La mayoría de los muertos eran civiles; ninguno portaba armas al momento de ser asesinado.

El tema central del libro, publicado originalmente en 2010, lo constituyen cinco casos específicos de exterminio políticamente motivado, a saber, los siguientes: a) la hambruna de 1932-1933 derivada de la colectivización de la agricultura en la Unión Soviética, particularmente en Ucrania; b) el Gran Terror de 1937 y 1938 en la misma Unión Soviética; c) la matanza de oficiales y ciudadanos polacos por alemanes y soviéticos entre 1939 y 1941; d) la muerte de civiles y soldados soviéticos y polacos a manos de la Alemania nazi en concepto de inanición planificada (como en Leningrado), represalias por actividades de resistencia (acciones partisanas, sublevación de Varsovia) y prisioneros de guerra abandonados al hambre, el frío y la enfermedad; e) el exterminio de judíos como resultado de la denominada Solución Final, entre 1941 y 1945. Hay que señalar que Snyder aborda también otros episodios de muertes multitudinarias y temas conexos, como las muertes debidas a trabajos forzados en campos de concentración alemanes o a medidas de limpieza étnica (deportación de alemanes durante la guerra y después de ella, por ejemplo), o la cuestión del antisemitismo de cuño estalinista y la tergiversación de la historia por el ocultamiento de la especificidad judía de las víctimas del Holocausto (planteamiento en la línea del estudio de Antonella Salomoni, La Unión Soviética y la Shoah); pero, aunque Snyder les dedique sendos capítulos, tales cuestiones son abordadas de modo secundario o marginal, no por minimizar el horror de aquellas muertes o la importancia de estos temas sino por rigor conceptual –metodológico–: se trata de situaciones que no obedecen a un programa de asesinato masivo directo y premeditado.

Tres fueron las técnicas privilegiadas de matanza: la ejecución mediante armas de fuego, como el fusilamiento o el tiro en la nuca practicado por agentes del NKVD; la exposición a gases tóxicos; la inanición provocada: el caso del Holodomor o hambruna ucraniana, o del «Plan de Hambre» alemán, en virtud del cual el régimen nazi proyectaba acabar con la vida de millones de eslavos y judíos durante el invierno de 1941-1942, tras el inicio de la Operación Barbarroja (plan que se vio a medias frustrado por la imposibilidad de derrotar a la URSS). En términos cuantitativos, el hambre fue la principal técnica de asesinato: más de la mitad de los catorce millones de víctimas, civiles y prisioneros de guerra, murieron por carencia deliberada de alimento.

A tema tan pavoroso corresponde una narrativa estremecedora, precisamente la desplegada por el autor. Regada de testimonios y adecuadamente engarzada en el contexto general que la hizo posible, la de Tierras de sangre es una historia de horror que no por conocida deja de impactar. Impacta, claro, la visión de conjunto aportada por el autor, coherente con las premisas establecidas. ¿Cuál es la idea motriz que subyace al esfuerzo del autor? Pues, la que sigue: corregir o afinar la percepción de los asesinatos en masa cometidos por el nazismo y el estalinismo, percepción que Snyder juzga distorsionada por la preponderancia simbólica asignada a los campos de concentración. En opinión del autor, los campos de concentración apenas ofrecen una pálida imagen de la desgarradora historia de las tierras de sangre y de la capacidad predatoria de los dos regímenes involucrados; el hecho es que la mayoría de las víctimas de las políticas de asesinato colectivo, civiles o desarmadas, no murieron en los campos de concentración (por de pronto, el 90% de quienes fueron internados en el Gulag en el período considerado salieron con vida; la aniquilación masiva de judíos por los alemanes no se consumó en los campos de concentración sino en fosas, camionetas de gas y fábricas de la muerte como Belzec, Treblinka y Auschwitz). También es una distorsión el que suela enfatizarse el aspecto industrializado de las matanzas –del horror totalitario, puede decirse-; la mayor parte de las víctimas lo fueron por métodos elementales como el fusilamiento y la hambruna. Abundando en este planteamiento, Snyder hace hincapié en que la exposición a gases tóxicos no tiene mucho de moderno o de novedoso, lo que, desde el punto de vista del reseñador, no anula la pertinencia de los modernos procedimientos administrativos y de planificación implementados más que del instrumento en sí –las cámaras de gas–: la racionalidad instrumental aplicada al exterminio no sólo como objeto de estudio sino como motivo de horror.

El enfoque temático tiene su propia relevancia, y esto es lo que mejor justifica la elaboración –y la lectura– del libro. Sucede que las tierras de sangre constituyen el escenario de los peores crímenes del nazismo y el estalinismo, la región en que ambos sistemas coincidieron e interactuaron con toda su perversidad. «Las tierras de sangre –afirma el autor- son importantes no solamente porque la mayoría de las víctimas fueron sus habitantes, sino también porque fue el centro de las principales políticas que llevaron al asesinato de habitantes de otras regiones». Si en la preguerra la URSS llevaba la delantera en materia de crímenes, el traslape e interacción de los dos sistemas (como aliados primero y luego como enemigos mortales) desató un potencial aniquilador que se ensañó en las tierras de sangre como en ningún otro lugar. Es el caudal de víctimas habidas en ese escenario compartido lo que permite dimensionar la sistemática capacidad destructiva del nazismo y el estalinismo. En definitiva, es lo que permite perfeccionar el estudio comparativo de ambos regímenes, crucial para la comprensión del siglo XX. En este marco, Snyder asume como referentes fundamentales a la pensadora Hannah Arendt y al escritor Vasili Grossman, pioneros cada uno a su modo en la tentativa de comprender ambos fenómenos de manera conjunta: Arendt, aportando una visión genérica que reúne los dos regímenes bajo la designación de «totalitarismo» (véase Los orígenes del totalitarismo, 1951); Grossman, posicionando los crímenes del nazismo y el estalinismo en un terreno común (más que geográfico, más que ideológico, un terreno ético e histórico: cfr. Vida y destino y Todo fluye).

Semejante enfoque global es lo que justifica la incorporación del Holocausto en un contexto amplio de campañas de exterminio masivo en un mismo escenario temporal y espacial. Bastante énfasis pone el autor en la singularidad de las víctimas judías y en la desvirtuación de su desgracia por el comunismo de la Guerra Fría. (La Polonia de posguerra asume proporciones importantes en el libro, en particular por el intento de exagerar el papel de los comunistas –reinvención del levantamiento del gueto de Varsovia como presunta revuelta nacional polaca dirigida por comunistas– o por exagerar el número de víctimas polacas no judías.) Cierto es que la ausencia de tropas estadounidenses y británicas en Europa oriental y la bajada del Telón de Acero dificultó un tiempo la correcta percepción de lo ocurrido en las tierras de sangre. La versión soviética de la guerra procuraba hacer olvidar que Stalin y Hitler fueron alguna vez aliados; al régimen soviético le era también menester escamotear la identidad de los judíos exterminados. La perspectiva conjunta de Snyder es, pues, contraria al desdibujamiento y trivialización del Holocausto por el bloque comunista, al que, en palabras del autor, le «bastaba una sola modificación, la inmersión del Holocausto en un recuento general del sufrimiento, para colocar por fuera aquello que había sido central en Europa oriental: la civilización judía».

Cuidado. El sentido comparativo e integrador que anima el estudio de Snyder es de un rigor tal que no degenera en la formulación de patrones de causalidad (como aquel de «el Gulag es anterior a Auschwitz»), conducentes a argumentos rayanos en la exculpación y la justificación (afortunadamente, Snyder no es un Ernst Nolte de segunda mano), como tampoco degenera en el trazado de equivalencias absolutas o empates a destajo (morales y demás) entre los dos regímenes en cuestión. Véase el siguiente ejemplo, relativo a las deportaciones: «La experiencia de los alemanes deportados al final de la guerra es comparable a la de los muchos más numerosos ciudadanos soviéticos y polacos que fueron deportados durante y después de la guerra. Sin embargo, la experiencia de los alemanes que huyeron, fueron evacuados o deportados, no fue comparable a la de los diez millones de ciudadanos polacos, soviéticos, lituanos, letones, judíos y otros que fueron sometidos a las deliberadas políticas alemanas de asesinato masivo. La limpieza étnica y el asesinato masivo, aunque relacionados en varias formas, no son lo mismo. Aun en los peores casos, los horrores sufridos por los alemanes que huían o durante las deportaciones no correspondían a políticas de asesinato masivo en el sentido de las hambrunas planeadas, la Purga o el Holocausto» (pp. 592-593). Cuestión de coherencia conceptual, cuanto menos.

¿Hará falta decirlo?… La de Tierras de sangre es la historia de un eterno baldón de la Humanidad.

Timothy Snyder (1969, EE.UU.) es historiador, doctorado en Oxford, profesor de Historia en la Universidad de Yale. Especializado en historia de la Europa central y oriental, ha publicado diversos artículos y libros sobre la materia. Colaboró con el fallecido Tony Judt en su obra póstuma, Thinking the Twentieth Century (una historia de las ideas del siglo pasado publicada en 2011). Tierras de sangre es el primer libro de Snyder traducido al castellano.

– Timothy Snyder, Tierras de sangre. Europa entre Hitler y Stalin. Grupo Editorial Norma, Bogotá, Colombia. 2011. 669 pp. También hay edición española por Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg, mismo año.

 

[tags]URRSS, nazismo, terror, matanza, Holocausto[/tags]

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando TIERRAS DE SANGRE en La Casa del Libro.

     

100 comentarios en “TIERRAS DE SANGRE – Timothy Snyder

  1. Valeria dice:

    Una estremecedora reseña, Rodrigo. La conclusión no la podías resumir mejor: la historia de un eterno baldón de la humanidad. Me alegro que sigan escribiéndose desde el rigor y la seriedad textos que nos obliguen a estremecernos una vez más, y a recordar.

  2. Farsalia dice:

    Buena reseña de un magnífico libro. No puedo añadir mucho más a lo que Rodrigo ha sintetizado. Leí el libro en diciembre –justo antes de releer El imperio de Hitler de Mark Mazower– y me pareció una actualización muy necesaria y acertada de cuestiones que iban más allá de la mera contextualización del Holocausto.

    Y ahora qye estoy leyendo Breviario del odio de Léon Poliakov…

  3. ARIODANTE dice:

    Excelente pero abrumadora reseña, Rodri. Pero la verdad es que nunca se va a escribir suficiente sobre todo aquel horror. Es loable que, al menos, los análisis del autor sean claros, según expones tú. Porque en esas situaciones se tiene a igualar todos los actos dramáticos, cuando son son iguales, aunque se parezcan mucho. Coherencia conceptual, como bien dices.

  4. Pere dice:

    Deslumbrante Rodrigo. Felicidades. Paso a paso se va haciendo la luz sobre las verdades incomodas del siglo XX y su violenta espiral. Cómo la lechuza de Atenea, la sabiduría solo se revela una vez finalizada la acción del día.

    En todo caso, creo que algo se sigue escapando en la comprensión de un proceso en que, bajo mi modesto punto de vista, la obra de Ernst Nolte constituye un eslabón fundamental que en ningún modo puede ser despachada con la etiqueta de revisionismo de segunda mano. Al poner de manifiesto que el estado (sea mundial, sea nacional) es la referencia fundamental, explicita o no, en la articulación de la violencia de los revolucionarios bolcheviques y nazis, resulta un hecho incontestable que, efectivamente, el Gulag precede a Auschwitz. Y es un hecho que no exculpa sino que explica la aceleración dialéctica del poder destructivo estatal hasta las inauditas dimensiones que de manera tan brillante se reseñan.

    Si la obra de Tocqueville ilustra la acumulación sin igual de poder en el estado jacobino surgido de la Revolución Francesa (poder que es usufructuado por las elites y asimilado mansamente por la población); la filosofía alemana de los años 20 del pasado siglo, narra como las vivencias de la Primera Guerra Mundial conducen a interiorizar en la mente de los europeos el relato del estado como alfa y omega de su existencia terrenal. El estado se aloja en la mente de la población, que plenamente convencida le vende el alma, como cuentan – justificándolo y anatematizándolo- los autores alemanes y libre de frenos y remordimientos, hará con la población lo que se le antoje. Coctel de metafísica hegeliana mezclada con nacionalismo jacobino que va a dar un resultado devastador que solo ahora, en el crepúsculo del estado-nación, alcanzamos a empezar a comprender. Saludos

  5. Rodrigo dice:

    Gracias, Pere, pero es que yo a lo de Nolte le tengo escaso aprecio -bastante dije sobre la cuestión en su momento, creo-. Menos después de haber leído el libro sobre el nazismo y el revisionismo histórico de Pier Paolo Poggio, autor que de modo muy convincente despedaza la metodología y las tesis del alemán. No iré a negar, no desde mi condición de simple aficionado a estos temas, que del planteamiento de Nolte se pueda extraer más de alguna cosa interesante, pero tampoco iré a convalidarlo por completo.

    Gracias por los comentarios, Valeria, Ario, Farsalia. Sus palabras contribuyen a estimular la lectura del libro de Snyder.

    Saludos.

  6. Publio dice:

    Como siempre una gran reseña, Rodrigo. Un libro del que tomo buena nota para cuando lo tenga accesible.

    ¡Simple aficionado! En fin…

  7. Davout dice:

    Muchas gracias Rodrigo por la fantástica reseña. Ya lo tenía apuntado desde que Farsalia nos comentaba su lectura. Muy interesante.

  8. Rodrigo dice:

    Apuesta segura, Publio, Davout. El libro les gustará.

    Mil gracias.

  9. José Sebastián dice:

    Grandísima reseña, Rodrigo. Mi más sincera enhorabuena.

    Un libro realmente imprescindible que queda anotado para acometerlo cuando el tiempo lo permita.

    Como dice Ávaro Lozano en su sintética pero genial “La Alemania Nazi”, cuando hablamos de esta época de la Historia se trata de “un pasado que no quiere pasar”. Ni, añado, podemos permitirnos que pase ni olvidarlo.

    Al hilo del contenido de la obra he recordado lecturas precedentes que tratan magníficamente el tema del asesinato masivo por parte de los Nazis en las “tierras de sangre” durante la primera fase de la “Operación Barbarroja” que precedió al asesinato industrializado en los campos de exterminio: “Los amos de la muerte. Los SS Einsatzgruppen y el origen del Holocausto” de Richard Rhodes; y “Aquellos hombres grises. El Batallón 101 y la Solución Final en Polonia” de Christopher Browning.

    Reconozco que me falta acometer obras que dediquen idéntico tratamiento a los esbirros de Stalin, Beria y Cía. Solo algunos libros se ocupan tangencialmente de ellos.

    Saludos y felices lecturas a todos

  10. Rodrigo dice:

    Interesante apunte. Aparte las consabidas historias generales, sobre las purgas recuerdo un libro famoso de Robert Conquest, El Gran Terror (edición española de los años 70). Testimonios hay unos cuantos. Orlando Figes aborda el tema de la represión desde la perspectiva de las víctimas en Los que susurran. Algo hay también en el libro de Walter Laqueur sobre Stalin. Bibliografía más específica, sobre todo equivalente a los libros de Rhodes y Browning, ahora mismo no lo tengo claro.

    Gracias, José Sebastián.

  11. Cristián dice:

    Rodrigo,

    Nuevamente tu reseña es el punto decisorio para la compra de un libro. Gracias por empujarme y hacer que este libro que lo tengo en vista hace un tiempo pase a la categorìa de necesario.

    A vuelta de vacaciones caerá.

  12. José Sebastián dice:

    Muchas gracias por tus recomendaciones, Rodrigo. “Los que susurran” de Orlando Figes ocupan un lugar destacado en mi librería entre los libros pendientes de lectura. Me tengo que armar de valor – por su tamaño – para afrontarlo. También en obras del genial Laurence Rees como “Una guerra de exterminio. Hitler contra Stalin” y “A puerta cerrada. Una historia oculta de la Segunda Guerra Mundial” aparecen aportaciones interesantes.

    Olvidé mencionar “El sitio de Leningrado” de Michael Jones, una obra maestra donde van de la mano ambos tiranos – Hitler y Stalin – . Mientras los nazis siguen la táctica de sitiar la ciudad y acabar con su resistencia a través de la inanición (se relatan millares de muertes por hambre y frío, casos de canibalismo…), la Nomenklatura soviética de la ciudad (Zhadanov y cía) vive en la abundancia acopiando víveres y celebrando fiestas privadas, con la complacencia del Vozhd.

    Saludos

  13. Rosalía de Bringas dice:

    Es una reseña tan elaborada que te deja un poco encogido el corazón.
    Muchas gracias, Rodrigo, por compartirla con nosotros.
    Solo puedo añadir cuánto lamento que nos separe una distancia geográfia tan enorme, porque sería un privilegio tenerte más cerca y aprovechar para conversar directa y personalmente con alguien tan experto y cualificado.
    (Claro que nunca se puede decir, ¿verdad?).
    Un saludo desde Madrid.

  14. Rodrigo dice:

    Me alegro, Cristián. El libro no te defraudará, ya lo verás.

    En general los libros que mencionas son muy buenos, José Sebastián. Me falta A puerta cerrada, de Rees. Espero hacerme pronto con él. (A propósito del libro de M. Jones, estupendo ciertamente: me enteré por casualidad de una nueva publicación sobre el sitio de Leningrado, obra de cierta señora Anna Reid. Las reseñas de Leningrad: Tragedy of a City Under Siege son muy elogiosas; a ver si lo traducen alguna vez.)

    Gracias, Rosalía, pero mis cualificaciones van por otro lado, en esto no soy más que un aficionado. Y me temo que te llevarías una decepción: en persona resulto muy soso.

    Saludos a todos.

  15. Cristian dice:

    Para mi los talentos de Laurence Rees van por el lado de la divulgación. Sus programas para la BBC, en que oficia la mayoría de las veces como productor ejecutivo, escritor y director, son esclarecedores y entregan antecedentes que muchas veces permiten hacerse una idea general de los aspectos que trata. Desde su programa del 97 “Nazis: a warning from history”, hasta el del año 2008, World War II: Behind Closed Doors, entiendo que todos han tenido su posterior correlato en libros. Yo al menos tengo dos, el correspondiente a War of the Century y Auschwitz: The Nazis and the ‘Final Solution, que en su edición española editó Critica.

    Algunos de sus programas están en DVD y sin duda se encuentran en paginas de p2p. En todo caso, a mí me parecieron más redondos los documentales de la BBC que las versiones en libro que leí.

    saludos,

  16. Rodrigo dice:

    Es cierto, Cristián, lo de Rees es la divulgación y pienso que en este ámbito el hombre se desempeña muy bien. No he visto sus programas pero sí he leído los libros que mencionas y me han gustado bastante, sobre todo el de Auschwitz. También están los que recogen entrevistas a supervivientes de la guerra, libros fragmentarios pero muy reveladores del grado de inhumanidad al que se pudo llegar en ese contexto: Los verdugos y las víctimas y El holocausto asiático.

  17. José Sebastián dice:

    A mí de Laurence Rees sólo me falta acometer (lo tengo en mi abarrotada librería como pendiente) “El Holocausto Asiático”.

    Como bien apuntais es un excelente periodista de la BBC que se ha especializado en documentales de la II Guerra Mundial que luego tienen su versión en libro.
    “Auschwitz, los Nazis y la Solución Final” es de lectura imprescindible, al igual que el visionado del documental que emitió recientemente la 2 de TVE en varios capítulos.

    “Los verdugos y las víctimas” es de esas obras que, como diría Albert Espinosa, “te dan una patada en el esófago” y te hacen replantearte donde radica la condición de ser humano.

    Te recomiendo Rodrigo que no dejes de leer “A puerta cerrada”. A mí me descubrió aspectos que desconocía de la política de los Aliados durante la contienda, y también aporta datos sobre el precio que los soviéticos pagaron a Stalin durante y después de la contienda. Gracias por la recomendación en torno a la nueva obra sobre el sitio de Leningrado (una de las mayores tragedias de la II Guerra Mundial – Holocausto a parte – y a la que no se le ha prestado la atención debida hasta la caída de la URSS) a ver si lo traducen a la lengua de Cervantes.

    Saludos

  18. David L dice:

    Gracias de nuevo Rodrigo por tan excelente reseña.

    Este trabajo tiene está acotado geográficamente a una extensión de tierra donde las fronteras siempre venían definidas por el poder militar y no por el poder civil. El Tratado de Versalles supuso un nuevo intento de lograr con éxito la creación de un estado con la suficiente entidad como para servir de freno a soviéticos y alemanes, es el caso de Polonia. Para hacer un poco de memoria, recordar que en 1919 el dictador polaco Pilsudski soñaba con la creación de una gran Polonia que incluyese Ucrania, la Rusia Blanca, Lituania, territorios estos donde se centralizaron mayoritariamente las matanzas entre 1933-1945. El propio Mariscal Pilsudski, durante las negociaciones del Tratado de Versalles, deja bien claro cómo funcionaban las cosas en esta zona de la Europa Central: “Todo lo que podemos ganar en el oeste depende de la Entente, de la medida en que pueda desear estrujar a Alemania. En el este la situación es diferente. Aquí hay puertas que se abren y se cierran y depende de quién las abre y hasta dónde”. ¿Se puede resumir más acertadamente la terrible inestabilidad que siempre acompañó a esta zona geográfica de Europa?

    Esta fluctuación territorial permitió, o mejor dicho, favoreció, que las ensoñaciones, ya fueran nacional-socialistas, comunistas o simplemente nacionalistas, acabaran por sellar mediante la sangre de muchos de sus habitantes las fronteras del momento, además mediante las matanzas se consiguió también la consolidación del régimen de turno. En definitiva, esa zona se convirtió, muy a su pesar, en Tierra de Sangre, donde las ambiciones en política interior o exterior decidieron la suerte de muchos de sus pobladores.

    Un saludo.

  19. Cristian dice:

    José Sebastián

    Gracias por las recomendaciones. Buscaré Los verdugos y las víctimas. El documental del 2008, … A puertas cerradas me entregó algunos detalles desconocidos a la fecha como indicas. Supongo que el libro será igual de bueno.

    Rodrigo,
    Ayer tropece con Tierras de Sangre en una librería en Pucón. Quien diria que en vacaciones lo encontraría y fuera de Stgo. Lo compré y en cuento termine el libro de Hastings sobre Churchill, me voy de cabeza a este.

    Nuevamente gracias por la estupenda reseña!!!

  20. Rodrigo dice:

    Gracias por la recomendación, José Sebastián.

    Atinada puntualización, David. Lo que refieres es un elemento de política internacional que tuvo gran incidencia en el hecho de que el espacio geográfico en cuestión se convirtiese en escenario de matanzas.

    Estupendo, Cristian. Y qué bonito es Pucón, oye.

  21. Chuikov dice:

    Reseña maravillosa, Rodrigo. Gracias por compartirla!

  22. Rodrigo dice:

    Gracias a ti, Chuikov.

  23. granados dice:

    Estimados amigos:siento disentir de plano de vuestras opiniones, el libro de snyder es un pésimo trabajo,un panfleto anticomunista, ampliamente publicitado por falsimedia.Que yo sepa ha sido objeto de 3 recensiones en la prensa española aún mas demenciales, la ultima ayer 20 de febrero en ABC, por eduardo calleja.
    sería muy largo citar todas las mentiras, distorsiones deliberadas,fraudulenta utilización de fuentes primarias, cuando no nula utilización de fuentes primarias que hace este pseudo historiador de Yale, amigo , por ejemplo de norman Davies, un negacionista”débil” del holocausto en polonia.

    Todas las falacias del libro de snyder pueden ser desmontadas, leyendo libros mucho más serios y con una impresionante documentación primaria, que son los siguientes:
    .Geoffrey roberts :”las guerras de Stalin, 1939-1953″New york,2006.
    .Annie lacroix riz:”el vaticano,el III reich y Occidente , de la primera guerra mundial a la guerra fría”,Paris, armand colin,edición 2010.
    .Grover furr :”Kruschev lied”,Hamsphire, 2010.
    .Dov Levin:”Entre 2 fuegos.los judios de la europa oriental ante la ocupación soviética”,Washington, 1995.
    En cuanto a las estupideces mendaces que Snyder dice sobre el pacto molotov-ribentrop, basta para refutarlas con leer a historiadores anglosajones especialistaa en el asunto y en los años 30 , de la categoría del citado Geoffrey roberts,Michel Jabara y otros.Os recomiendo vivamente si manejáis el inglés ó el francés la lectura del libro ya citado de Geoffrey roberts, dificilmente superable en la materia y en las zonas orientales de europa.
    En cuanto a Rees, lo considero un divulgador, no un investigador meticuloso como los anteriores en la linea de Antony Beevor y lo mismo que éste lastrado por su anticomunismo patólogico.
    salud, rafa granados. madrid.

  24. STALENIN dice:

    “……….La versión soviética de la guerra procuraba hacer olvidar que Stalin y Hitler fueron alguna vez aliados; al régimen soviético le era también menester escamotear la identidad de los judíos exterminados.”
    Con falsedades cómo ésta,¿ que se puede esperar?
    El pacto de NO AGRESIÓN RIBBENTROP-MOLOTOV del 23 de AGOSTO del año 1939. es tal que se explica en: MICHAEL JABARA CARLEY. : ” THE PACT WHO NEVER HAPPENED” .Cambridge-London:
    “…….Using extensive Russian and Western archives, Carley tells the sad story of the British-French relationship with the Soviet Union in 1938-39. Refuting recent revisionist views, he argues that Neville Chamberlain was an appeaser whose anticommunism exceeded his distaste for Nazism, not a realist constrained by Britain’s insufficient resources and imperial commitments. Carley finds few heroes, and the lucid and farsighted exceptions — such as Britain’s Robert Vansittart and Winston Churchill, France’s Edouard Herriot, and the Soviet Union’s Maksim Litvinov — could not prevail against the momentum of appeasement. (Litvinov was undone by both the Stalinist purges and the British and French sellout of Czechoslovakia at Munich in 1938.) Interwar anticommunism was an important cause of World War II, aided by the fear of Anglo-French policymakers that a new world war would lead to communist revolution. It is in this perspective, argues Carley, that the 1939 Stalin-Hitler alliance has to be seen. This volume is as adept at leading the reader through that crucial period’s diplomatic intricacies as it is at discerning the essentials…”
    y
    “……….tras el pacto de NO AGRESIÓN MOLOTOV-RIBBENTROP, del 23 de agosto del año 1939,fue un intento tan necesario como ineluctable, trágico y bélico a la fuerza, para salvaguardar la SEGURIDAD de la zona norte de la URSS, la región de LENINGRADO, absolutamente abierta y sin obstáculos para una agresión, por su exposición al mar y frente a las costas Finlandesas, protegidas éstas por la “Linea Mannerheim”.Las negociaciones,a instancias de la URSS y sin interés por parte de FINLANDIA, trataron sobre el arrendamiento de la base estratégica de HANKO, verdadero tapón para la entrada en las aguas que rodeaban a LENINGRADO junto a sus islotes en el Mar del golfo de Finlandia y el gran lago de Ladoga.
    Finlandia,que tenía un régimen proto-fascista, simpatizante de Hitler, e inclusive dirigido por un jefe político de origen Alemán,el Mariscal
    MANNERHEIM. se negó a tal cesión,aún a sabiendas de la vitalidad para la defensa de esa región vital para la URSS, la del Mar Blanco,LENINGRADO y toda la zona Norte.Las hostilidades estaban aseguradas tras no acceder a los últimos “DIKTATs” del régimen soviético, ¡¡que no tenía alternativa a ello!!
    —————-

  25. granados dice:

    ¡totalmente exacto lo que afirmas Stalenin!, es necesario demoler piedra a piedra a estos historiadores mendaces como snyder, epígono de Robert conquest y tantos otros.
    yo mismo he dirigido una critica por e-mail al historiador de la Carlos III,Eduardo Calleja que el pasado dia 20 de febrero hizó una pésima reseña en ABC cultural con el titulo “otro libro negro”.STALENIN e interesados, poneos en contacto conmigo para criticar toda esta basura anticomunista.salud, rafa granados.madrid.

  26. Russek dice:

    ¿Granados, que opinas de Katyn y de las hambrunas ucranianas?

  27. granados dice:

    Estimado russek:
    La investigación en el campo de la historia de la Urss y en gran medida del siglo XX, y especialmente el periodo 1917-1953, es un campo minado lleno de mentiras,omisiones, descontextualización hasta el punto que haría enrojecer a los falsos cronicones de la Edad Media. Y conviene no confundir novela histórica ó mitología, con investigación historica basada en la metodología critica de las fuentes primarias(filología,diplomática, critica histórica , etc).
    Grover furr dice que los historiadores honestos y objetivos sobre stalin y la Urss se cuentan con los dedos de una mano y que lo que se publica a veces no es más que “propaganda con notas a pie de página”.

    a.Sobre Katyn: la versión canónica establece que los autores fueron sovieticos, basandose en el grupo de documentos de yeltsin de 1992, descubiertos supuestamente en 1989. En el 2010 estalló un pequeño escandalo cuando el diputado comunista Victor ilukin reveló en la duma que, le llamó una persona anónima con la que se reunió y le proporcionó documentos y pruebas materiales,de que estos documentos así como un millar más habían sido confeccionados entre 1990 y 1995, la muerte repentina de Ilukin en 2011, ha cerrado el proceso de momento que había incomodado al gobierno ruso.Hay 2 autores que sostienen la autoría nazi de lo de Katyn, uno es Iuri muckin y otro es grover furr, basandose en evidencias de peso.Para empezar señalan que los documentos de Yeltsin, especialmente el central de beria, son espureos, es decir falsificaciones, en segundo lugar hay pruebas ó indicios reseñables como el interrogatorio en 1945 de Walter schellemberg, jefe de la inteligencia ss , que afirmó que el asunto Katyn fue un montaje nazi, este interrogatorio desapareció durante la guerra fria,Katleen Harriman fue testigo visual en febrero de 1944 , durante la investigacion burdenko, que se encontró una carta de 1941- se supone que los sovieticos los habian masacrado en abril de 1940-, en 1943 el gobierno nazi publicó un informe sobre Katyn con pruebas materiales,pues bien encontramos allí un documento de octubre de 1941, que grover furr reproduce en su pagina web.
    Grover furr tiene una tesis muy plausible,hubo una serie de oficiales polacos que fueron fusilados por los sovieticos pero el asunto Katyn es cosa de los nazis.Esto concuerda con lo que afirmó el propio Kaganovich, en una entrevista de 1987 que vigiló la propia Kgb,en ella niega rotundamente el asunto Katyn, aunque reconoce que el gobierno ruso fusiló a 2500 polacos, todos ellos implicados en crimenes de sangre.Grover furr cree que estos oficiales polacos pudieron ser los implicados en la masacre de entre 20 y 60.000 prisioneros rusos en 1921.

    b.sobre las Hambrunas ucranianas: el mayor especialista en la historia agraria rusa,Mark Tauger niega categoricamente que hubiese un hambre artificial ó provocada, las hambrunas se repetían ciclicamente desde el siglo XV, cada 2 -3 años y uno de los objetivos de la colectivización era acabar con ello.Grover furr me mandó un correo en el que me dice que contactó con él el propio Mark Tauger ,y le mostró su indignación por las mentiras que cuenta Sneyder sobre el holodomor en su libro “tierras de sangre”.
    Ambos están preparando una respuesta a las falacias y mentiras de sneyder.
    También os recomiendo el documentado y acerado artículo de Annie Lacroix rizz:”El holodomor, nuevo avatar del anticomunismo europeo”(www.historiographie.info), aparte del casi desconocido pero clásico libro del fotografo- historiador candiense Douglas tootle:”fraud, famine and fascisme.”, toronto, 1987, y que utiliza bastante bien Ludo Martens en su libro divulgativo ,”Otra visión de stalín”.
    El que esto escribe , ha elaborado una modestísima respuesta a la recensión favorable que hizó Eduardo calleja(profesor de la univ. carlos III de madrid) del libro de Sneyder en el ABC CULTURAL, del 18-febrero,2012; todavía no he recibido respuesta a mi critica ni espero recibirla para ser sinceros, se la envié a Grover furr que me mandó una amable carta comentandome el “cabreo” de Mark tauger con el sr.Sneyder.Si alguién esta interesado, se la puedo enviar , mi correo es artigado@yahoo.es
    Salud.Rafael granados, madrid.

  28. José Fco. Martínez dice:

    Buenas noches,
    Estoy leyendo este libro ya que me apasiona todo lo concerniente a este periodo de la historia.
    Conforme voy leyendo quedo sorprendido y perturbado por todo el horror, que pasaron las personas que vivieron en las zonas descritas en el libro.
    Como es posible que todavía hoy día no se haya juzgado a este criminal ( Stalin)
    Como es posible que todo el mundo odie a Hitler, por sus actos y poca gente sepa lo que hizo Stalin.
    Un Saludo

  29. Rodrigo dice:

    Existe al respecto un doble estándar, José Francisco, y es un hecho sabido. Francois Furet hablaba por ejemplo de la paradoja que subyace a la supervivencia del encanto del mito comunista, en tiempos en que el mito fascista sólo seduce a minorías muy marginales. Además, si un Hitler tiene sus valedores, por qué no iba a tenerlos un Stalin.

  30. granados dice:

    Discrepo absolutamente de las opiniones de rodrigo y josé francisco.el libro de sneyder cabe leerlo como un relato literario, no como una obra de investigación seria.Es más bien “propaganda con notas”, no lo digo yo sino autores tan serios como Mark tauger- que esta preparando una respuesta a las mentiras de sneyder- ó Richard J. evans que ha hecho una crítica muy fuerte en “london rewiev books”.
    En cuánto al doble estandar,esto no es más que un argumento retórico, pues aquí sólo existe un único estandar, que es el anticomunismo enfermizo.

    En cuánto al libro de Furet,”el porvenir de una ilusión”,no es más que un ensayo mediático voceado “urbi et orbi”,anticomunista, plagado de montones de errores , referencias y fuentes espureas.su valor historiográfico es igual a cero.furet volvió a revalorizar la expresión “tonto util”, atribuida a Lenin y que Lenin nunca dijo,tan falsa como la “carta de zinoviev” de 1924 y los infinitos fraudes atribuidos a los comunistas.
    salud.

  31. Rodrigo dice:

    Cuánto simplismo, señor, cuánto simplismo.

    Si todo se reduce a que el rechazo del blanqueo de imagen de Stalin es indicio de anticomunismo, vale, entonces habremos de tenernos por anticomunistas. ¿Y?

    Será cosa de llevar el epíteto con donaire… el mismo con el que se lleva el de antinazi.

  32. granados dice:

    si, si…. simplismo.Por cierto hace un año y medio,fuimos dos amigos a la presentación de un libro en el que estaba Angel Viñas, un gran historiador y persona muy amable.Le pregunté por su opinión profesional sobre el capitulo que Furet dedica a la guerra civil española, entre las páginas 284-305 de su famoso ensayo, la respuesta de Viñas fue contundente :”basura historiográfica”.
    salud.

  33. José Fco. Martínez dice:

    Gracias por vuestros comentarios,

    Disculpa Granados pero sigo pensando que no se trata por igual a las dictaduras si estas
    son de derechas o de izquierdas.
    Las dictaduras son dictaduras, comenten abusos, asesinatos, y todo lo malo que tú quieras.
    Un ejemplo de lo que digo lo tenemos con la forma de tratar la extinta dictadura Chilena y la forma que se trata la dictadura Cubana.
    Un Saludo y recordar que ni en Chile ni en Cuba, podríamos estar comentado esto, tan
    tranquilos, sin que nos tiraran la puerta abajo.
    Un Sludo
    José Fco.

  34. Rodrigo dice:

    Supongo que te refieres al Chile de los 80, José Fco., porque ahora mismo comento este y otros temas en mi país y no me pasa nada.

    1. Javi_LR dice:

      Y siendo dictaduras al fin y al cabo, se me ocurre que no es lo mismo una dictadura en pro de un pueblo que de una oligarquía, aunque luego la perversión humana las equipare.

  35. granados dice:

    A josé francisco y compañia: creo que tenéis una visión muy simplista del significado de “dictadura”(de hecho Javi Lr apunta en la dirección correcta, ¿dictadura contra quién ó a favor de quién?), de hecho los sistemas políticos no son puros sino mixtos(la constitución mixta de la que hablaba Polibio en el siglo II a.de.c), no existe la “Democracia pura”, todos los sistemas políticos comprenden formas oligarquicas(esencialmente), democráticas, timócráticas , etc… es una tontería incurrir en la “metafísica” ó fundamentalismo democrático,¿Acaso las democracias burguesas no son en el fondo “dictaduras de los mercados”?.
    En cuanto al régimen sovietico , aunque formalmente se le puede calificar de dictadura- dictadura del proletariado-, en substancia era una democracia social, esto lo reconocen en su época los politólogos liberales como Talmón que en los 50, publicó la”democracia totalitaria” en clara referencia a la URSS de Stalin. A este repecto y más alla de prejuicios ideólogicos, remito al analisis documentado en fuentes primarias de Grover Furr:”Stalin y la lucha por la reforma demócratica”(página web del autor, con traducción en castellano).
    salud. rafa granados.

  36. iñigo dice:

    ¿Democracia social, el Stalinismo?

    1. Javi_LR dice:

      Hum. ¿Por qué no, Íñigo? A lo mejor deberíamos replantearnos qué entendemos cada uno por democracia, y no es una mera discursión semántica. Lamentablemente el asunto no es tan sencillo como aparenta ser. En esto del fundamentalismo democrático estoy completamente de acuerdo con Granados.

      Fdo: un ateniense

  37. Farsalia dice:

    ¿Democracia social? ¿Como la democracia orgánica del régimen franquista? Me temo que acabaremos en discusiones semánticas pero no mucho más allá. O discutiendo en torno a los tipos de democracia de la Atenas de los siglos V y IV a.C. y la crítica a las mismas (Sócrates, Platón)… pero a esto no llegaremos, ¿no?

    La verdad sea dicha (es un decir…), dudo que el análisis del régimen soviético en cuanto a una disquisición semántica sirva de gran cosa, sin con ella enmascaramos un debate más amplio… y que no se cincunscribe a las palabras. ¿Democracia social? Es una etiqueta, pero nada más. ¿Muestra una realidad social? ¿Que nos dice respecto a conceptos como la libertad individual? ¿O la libertad de expresión? Podemos darle mil vueltas al concepto de la democracia social, ya puestos. Podemos discutir lo que pensaban y definían los politólogos del período. Podemos incluso pasar el rato comentando las palabras que utilizaba Stalin (o sus críticos) para definir su régimen. Me importa poco. Me interesa más no tanto cómo se definía el régimen soviético en época de Stalin sino lo que hacía; o lo que no dejaba hacer. Cuando encuentras elementos como el Gulag, las Purgas de los años 30, la represión política, el control ideológico, la implantación de un sistema económico que provocó millones de muertos,… no acabo de ver si el debate sobre “democracia social” sirve de mucho.

    Buscaré un texto que fortalezca mis impetuosas opiniones, porque está claro que sin ello no valdrá la pena este debate o no me harán caso. XD

    1. Javi_LR dice:

      Farsalia, ¿qué quieres que te diga? Es que la verdad es que no sé de dónde os sacais que la palabra democracia o su concepto engloben cosas como “libertad”, “libertad de expresión”, “ausencia de represión política” y mil otros factores. ¿Que el estalinismo engloba lo contrario? Pues sí. ¿Y que es criminal? Pues también. Pero me choca el concepto de que una democracia no lo pueda ser. Es solo eso. Y es a lo que me refería con el fundamentalismo democrático. Creo que a veces se mezclan conceptos como “estado de derecho” o “votaciones” con “democracia”, simplificando este último término. Y disculpad por la más que posible presunción. A ti, Farsalia, todo esto te puede parecer asunto baladí, fogueo sofista, pero a un servidor le interesa mucho y lo considera muy importante.

  38. iñigo dice:

    Me has quitado las palabras de la boca y yo no podría expresarlo mejor.

  39. Farsalia dice:

    Ah, ¿pero hablamos de democracia? ¿En serio? Y yo que pensaba que hablábamos del estalinismo y de sus “mitos”… Pero, no, hablemos de democracia. ¿Cuál? ¿La actual? Perdón, repito la pregunta: ¿la que pensamos que es la actual? ¿La de hace treinta años? ¿La de hace un siglo? ¿La de los firmante de la Declaración Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789? ¿La de los firmantes de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos? Mmmm, ¿antes había democracia? Ah, bueno, igual nos referimos a la de época moderna, ya se sabe, teoría del tiranicidio, representación, comunes, etc. O quizá la romana, pero no, espera, vamos a la griega. Pero, perdón, vamos a repasar un poco de teoría platónica, y luego nos damos un garbeo por el bueno de Sócrates, pero, ¡cielos, me he dejado a Aristóteles!

    Vale, ya lo dejo… disquisiciones semánticas las mías… Veamos, ¿que una democracia no puede ser criminal? Por supuesto que puede serlo; en muchos aspectos, lo es. Pero porque las flores huelen bien no significa que la mierda huela a otra cosa, y mucho menos a flores. Y es verdad, no todas las flores huelen bien. Pero no hablamos de flores, ¿no? No hablamos de las flores, la mierda o, ya puestos, la democracia. Porque si se trata de eso, planteémoslo abiertamente, pongamos las cartas sobre la mesa. Hablemos de los crímenes de la democracia, hablemos del lado oscuro de la democracia, parafraseando a Michael Mann (ale, ya tengo la cita que me faltaba antes XD). Y no me parece una cuestión baladí, ni de lejos. Pero no me parece muy de recibo que para minimizar los crímenes del estalinismio tengamos que sacar a la palestra el argumento de que “sí, bueno, la democracia también es una mierda…”. ¿Que no siempre hay libertad de expresión en la democracia? Desde luego, pero en el régimen de stalin nunca la hubo. ¿Que se asesina gente en nombre de la democracia? Por supuesto, pero en el régimen de Stalin fueron millones y no venimos con el cuento de lo “mitos” de la historiografía, las mentiras de tal historiador o las disquisiciones de no sé qué politólogo. Y no lo digo por tus comentarios; aunque, ahora bien, dar alas a un peligroso resvisionismo sólo por discutir sobre los crímenes de la democracia, minimizando o poniendo en tela de juicio los crímenes acaecidos en las tierras de sangre, pues no me gusta. Y menos si se trata de disquisiciones semánticas.

    Vengo de la manifa de Barcelona, así que vengo calentito. ;-)

    1. Javi_LR dice:

      Pues nada, enfríate, Aquiles.

      Por lo demás, la verdad es que no sé muy bien a qué viene la mayoría de lo que has escrito, así que lo dejo porque no me aclaro mucho.

  40. Farsalia dice:

    ¿No era sobre la mierda? ;-) Vaya…

  41. granados dice:

    Desgraciadamente no tengo tiempo, para responder la perorata de fundamentalismo demócratico y antisoviético, que se ha dado el amigo Farsalia,le recomiendo algunas lecturas que le permitan romper su “cerrojo ideólogico”:
    .Gustavo bueno :”El mito de la democracia”, la esfera de los libros, 2007.
    .Luciano canfora:”julio césar, dictador demócratico”, ariel, 2000.
    .Luciano Canfora:”La democracia , historia de una Ideología”,barcelona, crítica, 2003.
    .Domenico losurdo :”stalín, historia y crítica de una leyenda negra”, barcelona, el viejo topo, 2011.

    Por ultimo, señalar como una obviedad historiográfica que es reconocida hasta por furibundos anticomunistas como tony judt, que los supuestos logros de la “socialdemocracia” europea , el llamado “estado del bienestar” no hubiesen sido posibles sin el ejemplo de la URSS:la idea de la escuela pública e integral, la salud universal y gratuita, los derechos de las mujeres y minorias como los judios ,negros,etc la propia descolonización del Tercer mundo- ver a domenico lourdo- no se entenderían sin el papel fundamental y creador de la Urss

    La bibliografía al respecto es inmensa y es algo reconocido por anticomunistas feroces como Hayek ó la propia “dama de hierro”.Esta absolutamente justificado, por tanto la afirmación de que Lenin y stalin han hecho más que todos los reformistas del mundo juntos.

    No voy a meterme en una cuestión tan absolutamente manipulada como es el gulag, que exigiría además una historia comparativa de los sistemas penitenciarios(ver a domenico losurdo y antonio fernandez ortiz:”Rusia Versus chechenia.el caos como teconología de la contrarevolución”, el viejo topo, 2003).

    Sólo digo que comparado con los genocidios capitalistas que llenarían bibliotecas enteras- incluido el nazi dentro del mismo ya que la maquinaria de guerra nazi estuvo financiada en un 70% por el banco internacional de pagos, vid.Pauwels :”El mito de la Buena guerra”, hiru, 2000),stalin era una ursulina de la caridad.

    Es fácil imaginarse lo que la burguesía y sus perros guardianes, dirían hoy si stalin , provocase en los 2 ultimos años las siguientes catastrófes:

    .12 millones de muertos anuales por hambre- hmbrunas y hambre oculta-, falta de cuidados sanitarios, etc, etc-
    .destrución de un pais soberano como Libia, exterminando a su jefe de gobierno, mediante un comando especializado, a lo que se añade la destrucción anterior de paises soberanos como yugoslavia, irak, afganistán con millones de muertos e infinitas desgracias en niños, mujeres, ancianos y familias enteras, con la excusa de “llevar la democracia”

    .proliferación de armas,ejercitos de mercenarios otánicos y escuadrones de la muerte que provocan millares de muertos y vidas rotas- que se lo digan a un amigo sirio mio que ha perdido 7 familiares masacrados a manos de los isamistas apoyados por francia y EEUU- a mayor gloria del mercado capitalista de las armas.

    Muchas de estas victimas estarían encantadas de tener un Leni, un stalin,un Derzinsky ó una organización como el NKVD, que les librara de este manicomio de asesinos procapitalistas y pro-otán.

    un saludo.

  42. Iñigo dice:

    Que verguenza

  43. Farsalia dice:

    Yo no tengo tiempo para perderlo con quienes llegan a esta página con la bandera de la descalificación constante y la nula reflexión. Que siga con su prosa desabrida, ilegible y carnicera. No voy a alimentar a semejantes trolls. Faltaría más.

    En todo caso, si queréis bailarle el agua a este señor, buscadlo por foros de la red. Tendréis más que suficiente. Me niego a dar protagonismo a gente que lo busca tan desesperadamente. Corto y cierro.

    1. Javi_LR dice:

      Desconozco quién le baila el agua, Farsalia. ¿Que viene a exponer sus tesis revisionistas y no a dialogar o a exponer con equilibrio? Allá él. Queda retratado, sin más.

  44. granados dice:

    ¡ Vaya, Vaya!, o sea que ofrecer bibliografía contra el “fundamentalismo demócratico” como son los libros del profesor gustavo bueno,supone “descalificación constante y nula reflexión”.Está bastante claro quíen es el que encubre sus miserias teóricas con retórica perifrástica y haciéndose el ofendido.Desde luego que no soy yo.
    salud.

  45. granados dice:

    Addenda:

    Le guste ó no le guste a Farsalia, el libro de Timothy sneyder es pura “basura historiográfica”.

    El gran sovietólogo Mark tauger está preparando una crítica de sneyder que no le va adejar un sólo hueso sano,después de la “guarrada” que le hizó hace dos meses en una confrencia en la universidad en la que enseña.

    Por otra parte, la referencia de Farsalia, a que en la URSS de stalín, no había “libertad de expresión” es una mentira absoluta,lo que no había en la Urss es libertad para el sabotaje, para asesinar a dirigentes, para conspirar con potencias extranjeras,para matar a gente de hambre con la especulación, etc…. para eso no había libertad , algo que es de sentido común, salvo en la mente farisaicamente podrida de la burguesía ocidental.

    ¡ Ah! y olé por los revisionistas que son el 100% de los sovietólogos honestos y metódicos como
    Arch getty,Sheila kirpatrick,Robert Thurston,Mark Tauger,Geoffrey Roberts, etc, etc.

  46. Farsalia dice:

    Que hay un buen retrato, no lo dudes, Javi…

  47. Rodrigo dice:

    En fin…

    ”… que en la URSS de stalín, no había “libertad de expresión” es una mentira absoluta,lo que no había en la Urss es libertad para el sabotaje, para asesinar a dirigentes, para conspirar con potencias extranjeras,para matar a gente de hambre con la especulación, etc…. para eso no había libertad , algo que es de sentido común, salvo en la mente farisaicamente podrida de la burguesía ocidental.”

    Si es por quedar retratado, desde luego este grotesco pasaje retrata el patético nivel argumentativo de nuestro nostálgico del estalinismo.

    A modo de respuesta, basta con remitir a cualquier escrito serio sobre la URSS, desde testimonios hasta historias generales que dan cuenta de la represión de la libertad de expresión en tiempos del estalinismo. Basta con esto, digo, porque tampoco es que me urja rebatir a alguien que se vale de malabares y piruetas como los del pasaje citado.

    ¡Chao!

  48. granados dice:

    Vuelvo a timothy sneyder y su libro, tras dejar atrás los “escritos serios sobre la Urss ” de los que habla Rodrigo.

    Entre enero y marzo de 2012,Se han realizado diversas reseñas en la prensa española del libro de sneyder; casi enteramente apologéticas, sin el menor atisbo crítico , naturalmente ni se señala que el principal problema son las fuentes primarias que utiliza el sr.sneyder.

    Me constan reseñas de Peio riaño(público),Jorge reverte(el pais-Babelia),Daniel Gascón(el heraldo de aragón),Eduardo guzmán(Abc cultural); no tengo noticia de recensiones en revistas acdémicas de historia comtemporánea.
    Todas ellas como digo, de nulo valor crítico siendo la más profesoral la que ha realizado el profesor Eduardo guzman,de la universidad Carlos III de Madrid.Privadamente le mandé al profesor eduaardo unas notas críticas con bibliografía rusa e inglesa.

    Fuera de españa, los historiadores del gremio han sido menos complacientes con sneyder.

    Reproduzco por su interés las criticas de Richard j.Evans, conocido historiador de la universidad de Cambridge que ha reseñado el libro de sneyder en “london review of books”,traduzco al español las palabras de evans concedidas en una entrevista a Aaron Leonard :”the third reich in history:An interview with Richrad Evans”,13 april, 2011(//hnn.us/articles/138459.html).

    .”Sneyder subestima totalmente la colaboración ucraniana con el genocidio nazi mientras exagera el alcance de la resistencia y ofrece un relato exgeradamente acrítico del ejercito nacionalista polaco”.

    .”Este (libro), no es una pieza de explicación histórica objetiva”(“this isn’t a piece of objetive historical explanation”).

    Tiene toda la razón el sr.evans, no es una explicación histórica objetiva, entre otras cosas porque 80 % de las fuentes que utiliza son las mismas que ya ha utilizado el poeta fabulador Robert conquest y cia; Cómo se sabe ó debería ser sabido, estas fuentes son basicamente nazis ó filonazis – incluidas las fotografías falsas del Holodomor-.

    El fraude fue desvalado y triturado hace más de 20 años en un libro clásico ,Douglas tootle:”Fraud, famine and fascisme.The mith genocide ucranian,from hitler to harvard”, progress books, Toronto, 1987.

    Sabemos fehacientemente que Robert Conquest para realizar su libro “Cosecha de desesperación”, fue financiado en 1984 con más de 100.000 dolares por los nazis ucranianos de la OUN, tengo buena información para pensar que el “Bloodlands” de Sneyder está financiado por la ultraderecha polaca y su looby norteamericano y que sneyder miente y manipula deliberadamente y que él lo sabe.

    En suma , es legítimo hablar de este libro como una obra subrepticiamente neonazi.

  49. Rodrigo dice:

    Suma y sigue.

    ”… que en la URSS de stalín, no había “libertad de expresión” es una mentira absoluta,lo que no había en la Urss es libertad para el sabotaje, para asesinar a dirigentes, para conspirar con potencias extranjeras,para matar a gente de hambre con la especulación, etc…. para eso no había libertad , algo que es de sentido común, salvo en la mente farisaicamente podrida de la burguesía ocidental.”

    tengo buena información para pensar que el “Bloodlands” de Sneyder está financiado por la ultraderecha polaca y su looby norteamericano y que sneyder miente y manipula deliberadamente y que él lo sabe.
    En suma , es legítimo hablar de este libro como una obra subrepticiamente neonazi.

    ¡Ja, ja, ja!

    ¡¡¡Ja, ja, ja, ja!!!

  50. Farsalia dice:

    Déjalo, Rodrigo, no vale la pena… sólo busca eso.

  51. iñigo dice:

    A mi no me apetece seguir leyendo cosas que creía no iba a leer en la vida al respecto de la “libertad y la democracia bajo el stalinismo”, por lo que desde este mismo momento dejo de entrar a leer los comentarios sobre este libro del señor granados… lo siento Rodrigo, pero da pena… no entréis al trapo.

  52. granados dice:

    Sí…. ja, ja,ja… pero aquí el único que se ríe soy yo, y no respondéis en absoluto a los datos que ofrezco con un historiador tan solvente como Richard j.Evans,creo sinceramente que porque los ignoráis.

    Que Conquest , ex- agente de la IRD hasta 1956,fue financiado en los 80 por los fascistas ucranianos de la OUN para fabricar su libro y serie de televisión ,”Cosecha de desesperación” es algo enteramente documentado,¡ la información fue publicada por el “New York Times”, conocidisimo periódico del Kremlim(ja,ja…).

    En cuánto a lo de Sneyder, hay indicios de sospecha más que suficientes,dado el tamaño de las mentiras que suelta en su libro.

    Ejemplo entre centenares,¿Cómo es posible soltar las mentiras -yo diría paridas- que dice sobre el “Pacto Molotov-Ribentrop”, después de los grandes estudios de Geoffrey roberts,Michell jabara Carley,Clement Lebowiz,etc sobre la materia!.

    Releáse la entrada que más arriba, puso Stalenin.no tiene desperdicio.

    Posdata:Para reseña “delirante-paranoica” del libro de Sneyder,la que hecho Mario Noia en “libertad digital”.

    1. Javi_LR dice:

      Granados, con seguridad no eres consciente, pero… ¿no aciertas a ver que escribiendo como escribes, tanto por estilo como por contenido, haces que tu discurso sea muy poco equilibrado? Insisto una vez más: en Hislibris se suele opinar, no sentar cátedra. ¿Qué sentido tiene un espacio de diálogo si lo que menos se pretende es eso? Discurso el tuyo que, por cierto, hace buena y actual la reseña de Rodrigo.

  53. Rodrigo dice:

    Ejem, ejem.

    ”… que en la URSS de stalín, no había “libertad de expresión” es una mentira absoluta,lo que no había en la Urss es libertad para el sabotaje, para asesinar a dirigentes, para conspirar con potencias extranjeras,para matar a gente de hambre con la especulación, etc…. para eso no había libertad , algo que es de sentido común, salvo en la mente farisaicamente podrida de la burguesía ocidental.”

    ”tengo buena información para pensar que el “Bloodlands” de Sneyder está financiado por la ultraderecha polaca y su looby norteamericano y que sneyder miente y manipula deliberadamente y que él lo sabe.
    En suma , es legítimo hablar de este libro como una obra subrepticiamente neonazi.”

    ”Cómo se sabe ó debería ser sabido, estas fuentes son basicamente nazis ó filonazis – incluidas las fotografías falsas del Holodomor-.”

    Ante semejante acumulación de bufonadas y desvaríos, granados, es imposible tomar en serio tu pseudoargumentación, cuya línea -y estilo- no difiere demasiado de la de los abogados de Hitler que suelen infestar la red. (Es curioso, Javi, pero nada sorprendente: son de la msma ralea.)

    Por mi parte, tampoco perderé más tiempo en esto. No vale la pena.

  54. granados dice:

    Estimados amigos:

    Yo no intento sentar cátedra de ninguna especie,¡Dios me libre!, simplemente apunto una serie de hechosy explicaciones alternativas que son absolutamente plausibles y qué están respaldadas por historiadores profesionales muy solventes y honestos,y que no necesitan hacer “profesión de fe” anticomunista ó anti-stalin para trabajar.

    Se pueden citar 20 nombres ó mas de estos historiadores desde los de la escuela de Arch getty, hasta el último citado Richard J.Evans- autor del “Tercer Reich en guerra”,ed.peninsula, que creo que no resultara sospechoso a nadie.

    Insisto: el problema de Sneyder como el de otros muchos “sovietólogos” es el de las fuentes primarias que utilizan y la carencia total de escrutinio crítico , hay autores españoles como Angel viñas que son absolutamente conscientes del problema, tras estudiar en 4 volúmenes la intervención soviética en la guerra civil española.

    Que las fuentes que han utilizado Robert conquest y los defensores del Holodomor, son de origen nazi, filonazi( prensa Hearst ó vaticanista), ó fascista-ucraniano, es algo dificilmente refutable que se puede comprobar leyendo en Internet, el libro de Douglas Tootle:”Fraud, famine and fascism”, progress book, toronto, 1987 ó el mas reciente de Annie lacroix Riz:”El vaticano,el Reich y Occidente, de la I guerra mundial hasta la guerra fría,1914-1955″( en francés), armand colin, 2010.Su aparato críticodocumental es exhaustivo.

    saludos.

  55. Valeria dice:

    Sólo son historiadores solventes los que lee granados. Por supuesto.
    Los demás son: carentes de total escrutinio crítico, mentirosos o sospechosos de mentir, sólo saben utilizar fuentes filonazis, o han sido financiados por la derecha ultrapolaca o lobbies norteamericanos, o nazis ucranianos, o sus libros son pura basura historiográfica, o poetas fabuladores… granados dixit.

  56. Publio dice:

    Rodrigo, Farsalia, Javi, Valeria… No vale la pena, es imposible debatir seriamente con Granados. No hace más que recomendarnos lecturas a diestro y siniestro pero sus lecturas no habrán sido tantas cuando ni siquiera sabe las normas de acentuación más elementales.

  57. Farsalia dice:

    Por supuesto que no vale la pena… Vale la pena con quienes aceptamos el debate sin púlpito, las buenas formas, el anhelo de seguir aprendiendo o la curiosidad en estado puro, que es casi lo más importante.

  58. granados dice:

    Estimada Valeria y amigos:

    Los hechos hablan:

    1.Fuentes de financiación de las colecciones “documentales” sobre el Holodomor,inspiración de Timothy Sneyder y cia:

    .”Russian research center” (1947) de la universidad de Harvard.Recibe financiación de FBI yCIA.

    -HURI( Harvard ukranian Research), fundada en 1973 , ligada al departamento de estado.Dirigida por el medievalista O.Pritsak y James Mace(“comisión Mace sobre la hmbruna ucraniana”).Financiada con 382.000 dolares por el congreso de EEUU en la decada de los 80.

    -Robert conquest: antiguo agente secreto del IRD británico, consejero de Ronald Reagan, catedrático de Stanford,Recibe 80.000 dolares de la comisión nacional ucraniana en 1986 para su libro y serie de televisión,”Cosecha de la desesperación”.

    Tanto la comisión nacional ucraniana como el comité americano del congreso ucraniano(Ucca), están llenos de terroristas neonazis y fascistas ucranianos(banderistas), muchos de ellos implicados en crimenes de la II guerra mundial.

    Ejemplos:Lev Dobrienski(embajador en Bahamas),Yoroslava Stetiko,Austin J.arp, revisionista y negacionista del holocausto, etc, etc

    2.Origen de algunas de las Fuentes:

    -Artículos periodisticos hitlerianos (publicados en EEUU y Europa por la prensa filonazi Hearst en los años 30),testimonios “a posteriori” de ucranianos (originarios de la Galizia oriental) emigrados ó que nunca han estado en ucrania, que dan lugar al libelo “Blacks deeds of the kremlim”(1954).Este libro es citado 145 veces en los libros de Conquest.

    .Fotografías y testimonios adicionales, proceden del libro de un nazi fanático,A.Laubenheimer:”Und du siehst die sowjets richtig”,Berlin, 1935.

    Bibliografía consultada:

    .Sigmund Diamond:”Compromised campus:the collaboration or universities with the inteligence community, 1945-1955″,Oxford up.,New york,1988,caps. 3y 4.
    .Douglas Tootle:”Fraud,famine and fascism.the mith genocidial ucranian.From hitler to Harvard,Progress Books,Toronto, 1987.
    .Geoffrey Roberts:”The Stalin´s wars,1939-1953″, univ.Yale, 2006

    saludos.

  59. GRAMSCIEZ dice:

    Reenvio;

    ¡¡¡Cómo son estos liberales, tanto ex-fascistas reconvertidos hasta “socialdémecratas”,y se irritan de forma desmesurada, cuando se les hace ver que el verdadero “cordón umbilical” de los Fascismos, y más el extremo de todos ellosIy , el NAZISMO, viene directamente de la sociedad capitalista, incluida en su forma LBERAL-PARLAMENTARIA–con los mal llamados MEDIOS DE COMUNICACIÓN “libres”, pero eso sí, en manos de grandes empresas y multinacionales,……..privadas……..¡Y viva LA LIBERTAD de EXPRESIÓN!–y que estos,los FASCISMOS, “mimetizaron”, de forma hábil y combativa, con el MOVIMIENTO COMUNISTA, no fue más que una jugada maestra de lucha contra el MOVIMIENTO OBRERO, arrebándole su “hábito” para confundir–sino véase “LA FUNCIÓN SOCIAL del LENGUAJE FASCISTA” del sociólogo alemán LUTZ WRINKLER—pero no hay que olvidar nunca citar a WALTER BENJAMIN : “NO HABLEÍS DE FASCISMO sino estaís dispuestos a hablar de CAPITALISMO, su matriz” o a BERTOLD BRECHT cuando definió al FASCISMO-NAZISMO de “Poder Capitalista”desprovisto de freno y maneras, algo sin control alguno, cuando sea menester para su supervivencia……..¿Por qúe no se traducen para los lectores hispanos ,los libros de ADAM TOOZE .”WAGES of DESTRUCTION” y los últimos de ARNO MAYER :” The Furies”
    .¡¡¡ ¡Qué grande este profesor “comunista” luxemburgués, afincado en Nueva-York, y ya nonagenario (1922)!!!!
    Esperemos los esclarecedores apuntes de ..
    MARK TAUGER,”The 1932 harvest and the famine of 1933″….
    Sobre UKRAINE y las falacias del “Holodomor” ¡qué tan mal ” H-O-uel-O-e d–Oe m-O-erde”, y debería llamarse” La forma en que los PUÑOS (KULAKS,en ruso) fueron desarmados”:
    http://www.as.wvu.edu/history/Faculty/Tauger/Tauger,%20%27The%201932%20Harvest%20and%20the%20Famine%20of%201933,%20SR%2091.pdf

    Addenda:¡La mayor vergüenza no es enfrentarse a las “verdaderas históricas” sino ejercer el cinismo y escudarse en la hipocresía y moralina para mantener las MENTIRAS………….interesadas!
    SALUT!!!!!!!!!
    ..

  60. granados dice:

    ¡Quise decir que no existe la censura pero que la crítica de las mentiras anticomunistas molesta!, afortunadamente queda gente en España como el honestísimo y documentado Angel Viñas; su último libro “la República en guerra”contundente y didáctico a más no poder.

    Suscribo plenamente lo que dice Gramsciez sobre el binomio Capitalismo-fascismo,los 3 autores que citas Lutz wrinkler,Adam tooze y Arno Mayer, son excelentes y casi totalmente desconocidos pero las editoriales ,llenas de furibundos anticomunistas, no están dispuestas a publicarlos, lo mismo sucede con otros autores “políticamente incorrectos” como Geoffrey Roberts,Annie lacroix riz y otros tantos que no se traducen.

    En cambio se publican “ipso facto” autores filonazis ó autores tan flojos metodologicamente como Beevor ó Sebag montefiore.

    Pero en las editoriales de “izquierdas” la cosa no está mucho mejor, la recién nacida “Pasado y presente” de Gonzalo Pónton, publica a gente tan endeble como el trotskista Tariq Alí,aparte de otros buenos libros como el de J.Fontana.
    salud.

  61. granados dice:

    Estimado Gramsciez y amigos: en relación con lo que dices del “Holodomor” y de Mark Tauger, debo decirte que recibí hace unas semanas un correo del profesor Grover Furr.

    En él me dice que el prof. Mark tauger está muy cabreado con las mentiras de Sneyder en “Blooodlands” y que está preparando una crítica de las mismas.

    El propio Furr me dijo que él está haciendo lo mismo.

    salud.

    1. Javi_LR dice:

      Adjetivaciones, mentiras ajenas y verdades propias, mayúsculas y otras hierbas. Ya lo conocemos de sobra, me temo. Es curioso como se pretende saber tanto y no se conoce ni tan siquiera la manera de hablar con los demás. Y lo de la censura, ah la censura. Eso es un clásico. Siempre termina saliendo. Pues no, censura, no. Pero cerrarle la puerta a futuros comentarios, ya lo creo que sí. A gritar a otra parte, hombre.

  62. José Fco. Martínez dice:

    El museo de Stalin, reconvertido en una galería sobre sus crímenes
    09 ABR 2012 | EFE

    Georgia reconvertirá el museo situado en Gori, la ciudad natal del dictador soviético, en un museo sobre los crímenes del estalinismo.Georgia reconvertirá el museo de Iósif Stalin situado en Gori, la ciudad natal del dictador soviético, en un museo sobre los crímenes del estalinismo, informó hoy a Efe su directora, Liya Okropiridze.

    “Habrá varias exposiciones sobre las diferentes etapas de la época estalinista”, dijo Okropiridze, quien explicó que la decisión de reconvertir el museo fue adoptada por el Parlamento a iniciativa del Ministerio de Cultura.

    Indicó que las nuevas exposiciones del centro, que serán inauguradas una vez que se reúnan los materiales necesarios, ahondarán, entre otros temas, en la sovietización de Georgia y otras repúblicas que fueron anexionadas a la Unión Soviética, como Lituania, Letonia y Estonia.

    “También habrá una sección dedicada a la hambruna en Ucrania y otra sobre el sistema de campos de concentración de la Unión Soviética”, precisó.

    El museo de Stalin de Gori fue inaugurado en 1937 en la misma casa de madera que el 21 de diciembre de 1879 vio nacer al dictador soviético.
    En 1958, ya después de la muerte de Stalin -acaecida el 5 de marzo de 1953-, fue inaugurado el edificio de dos plantas que es hoy la sede principal del museo, que el año pasado fue visitado por más de 15.000 turistas.

  63. José Fco. Martínez dice:

    A este elemento no lo quieren ni los suyos.

    Y nosotros por aquí si nos descuidamos, le ponemos un monumento y le damos
    una paga a los descendientes.

    Seamos coherentes, fue un dictador que masacró a su pueblo y punto.

    Saludos a todos.

  64. granados dice:

    ¡Estimado José francisco!, es penoso que pongas un texto de la agencia efe sobre el “nuevo museo de los horrores estalinistas”…¿Qué te esperabas del gobierno georgiano ,ferozmente anticomunista y proyanqui ?…pues lo mismo que del ucraniano que le pone estatuas a pogromistas como Petliura y Bandera ó los gobiernos balticos que honran a las Waffen SS ó el polaco que financia a un “tonto util” como Sneyder para escribir un mamotreto anticomunista y rusófobo.

    ¿Pero esta exhibiciones del “neofascismo” neoliberal de los paises del Este, tienen algo que ver con la verdad histórica?… absolutamente nada.No confundamos la propaganda ó la noveleria historizante con la investigación y las certezas históricas.

    Salud.

  65. granados dice:

    Por cierto hablando de Georgia y Stalin, a finales de los años 20 ,apoyado e inaugurado por Stalin, se abrió en Tiflis el Instituto ELIEVA,instituto médico especializado en el tratamiento antibacteriano mediante los “fagos” ó bacteriófagos que son una alternativa a los antibióticos.

    El instituto se cerró en 1991, pero en 2003, fue comprado por una compañia norteamericana.Un gran numero de laboratorios están investigando de nuevo los “fagos” ante el problema de las cepas resistentes bacterianas.

    Los fagos no tienen efectos secundarios y durante la II GM,la sanidad militar soviética utilizó con gran exito los “fagos” en el tratamiento del colera,la disentería y la fiebre tifoidea.
    Además los fagos son mucho más baratos de fabricar que los antibióticos y por lo tanto más accesibles a muchas personas pobres.

    Otra prueba más de lo “gran dictador” qué era Stalin.

    Nuestros políticos occidentales “superdemócratas” prefieren bombardear paises, equipar escuadrones de la muerte, destruirlos con bloqueos y guerras económicas y devolver a la “edad de piedra ” a estos paises( yugoslavia,Irak, libia, siria para no remontarnos a los ultimos 100 años).
    salud.

    1. Javi_LR dice:

      Que Franco inaugurara pantanos no le hacía menos dictador.

  66. Farsalia dice:

    O que el sistema médico cubano sea muy valorado y eficiente no hace menos dictador a Castro…

  67. granados dice:

    ¡Vaya sofística que se gastan nuestros amigos “fundamentalistas demócraticos ” pequeñoburgueses!, está claro que ellos no se mueren de asco en la calle por falta de ciudados y atención básica, cosa que ocurre hoy a centenares de millones de personas en el mundo y en el “bello” occidente vamos en camino de lo mismo.

    Está claro que la hojarasca “democrática” se convierte en tapadera de todo tipo de atrocidades….. Y si una de las “atrocidades” de Stalin al que ha seguido después Don fidel Castro, fue crear un sistema de sanidad publica universal y gratuito y hacer experiencias piloto como los bacteriófagos.

    Vacuna para el “fundamentalismo demócratico”,leer en primer lugar a Gustavo Bueno;”El mito de la Democracia” ó sus discípulos en el blog IZQUIERDA HISPÁNICA, y luego a Luciano Canfora:”la Democracia.historia de una ideología”, critica , 2003 y la “Retórica demócratica” y luego a Domenico losurdo:”Contrahistoria del liberalismo”,el viejo topo, barcelona, 2008 y “la cultura de la no-violencia”,Peninsula, 2011.

    Sobre stalin como no-dictador personal, vid.Wheatcroft:”Stalin´s Team” y Grover Furr;”Stalin y la lucha por la Reforma democrática”, en Cultural logic,2005.

    Nota:Wheatcroft es un importante sovietólogo que al igual que Mark Tauger, niega taxativamente el genocidio ucraniano de Sneyder y sus secuaces fascistas ó parafascistas.

    salud.

  68. Farsalia dice:

    Me encanta, Javi (es un decir): cómo se van descubriendo poco a poco, saliendo de ese caparazón que se ponen cuando llegan a lugares nuevos y aún no se les conoce, para, poco a poco, ir sacando lo que realmente querían decir desde el principio. Y es curioso el método (nada nuevo): circular, cíclico, repitiendo lo mismo, variando alguna cosilla para que no se les note tanto el plumero, pero a cada pocos mensajes, repiten lo mismo, la misma retórica vacía, la misma alharaca de nombres que repiten insistentemente,… Ah, qué recuerdos del pasado, de foros en los que lo de menos es compartir reflexiones, sino vomitar consignas,… ahora a costa de la democracia, fundamentalismos dicen, porque claro, de lo que se trata es de escurrir el bulto… y yo qué pensaba que ya no se estilaba ese estilo (perdonad este tonto juego de palabras), pero no, volvemos a lo mismo… en fin, es una lástima que una eseña tan interesante como la de Rodrigo, y unos buenos comentarios anteriores, queden empañados de este modo…

    En fin…

    1. Javi_LR dice:

      Yo lo que no entiendo aún es si alguien nos ha presentado para que me describa así.

  69. Farsalia dice:

    Parece mentira que no sepas que en el comunismo todos somos camaradas…

  70. granados dice:

    ¡ Ah, retórica vacia!, va a ser que no, más bien la retórica perifrástica,la retórica democrática con su viscosidad, está en vuestro lado.

    los autores que cito,son de conocimiento público en el campo de la ciencia política ó la filosofía y lo mismo se puede decir de los sovietólogos – de la llamada Escuela Revisionista-; todos con prestigio y con numerosas publicaciones en las revistas especializadas,todos ellos además no son ni marxistas ni comunistas, a lo sumo lo que en EEUU se llama”liberals”.

    salud.

  71. granados dice:

    No dudo de que la reseña de RODRIGO, sea buena y correcta,evidentemente el no tiene la culpa que el libro de Sneyder sea tramposo,deshonesto y mentiroso.

    Rigor académico igual a 0.Propaganda con notas a pie de página.

    Para engañar al lector poco familiarizado con la metodología de la investigación, se utiliza un procedimiento-paradigma tan ruin, irracional y canallesco como la “Reductio “ad hitlerum”.(al respecto vid.Domenico losurdo:”Stalin.Historia y crítica de una leyenda negra”,Barcelona, el viejo topo, 2011, cap. 8).

    salud.

  72. Farsalia dice:

    ¿Será capaz de hacer un comentario sin citar uno de esos autores con los que tanto insiste? ¿Y sin descalificar a nadie? Está difícil, amigos, pero ¡hagan sus apuestas! XD

    1. Javi_LR dice:

      Farsalia, creo que deberíamos de seguir el sabio ejemplo de Rodrigo.

  73. Farsalia dice:

    Sí, algo comenté hace unos días…, a ver si llegan otros comentarios más idóneos…

  74. granados dice:

    Estimado Farsalia y amigos:os podría citar a otros muchos autores rusos,anglonorteamericanos y franceses que conozco, pero suelo citar a los que son más accesibles ó están en español.

    Incluida la Tesis doctoral de Arch getty,sobre el partido comunista en los años 30 y que la tengo en pdf.A pesar que es de 1979 y luego se convirtió en libro, es muy interesante en cuánto a metodología y crítica de fuentes de los pioneros de Sneyder como Robert conquest y cia.

    Salud.

  75. Farsalia dice:

    ¿Y se podrá citar a autores que no entren en la nómina de los “negacionistas”, que no tengan un claro activismo comunista o que, qué casualidad, se remiten unos a otros, a la misma polémica negacionista, en un bucle sin fin? Curioso, ¿verdad, amigos? Porque no hay más que hacer una búsqueda inicial sobre tantos y tantos autores citados para llegar a la conclusión de que algo huele a podrido en Dinamarca. Y ya se sabe, la sombra del negacionismo es alargada y llega a autores (casualmente siempre los mismos) que defienden, como alguno que otro mencionado, que las purgas de 1937-1938 no fueron ordenadas por Stalin, por poner un ejemplo. Observarán que todo es un círculo vicioso. Me entienden, ¿verdad? Pero no hay nada como repetir las mismas consignas en cualquier foro, página de internet o reseña del libro de Snyder (que se escribe así, por cierto). ¿Recuerdan aquel gag de Leo Bassi sobre la mierda escampada con un ventilador? Pues lo mismo, ¿con qué propósito? A saber, pero una vez descubiertos, créanme que la película ya no tiene el más mínimo interés…

  76. granados dice:

    ¡ Estimado Farsalia!, sigues erre con erre, con la “supuesta omipotencia” , de stalin, la cosa es mucha más compleja que eso, y no tengo tiempo para explicarte lo que fue la”Yezoschina”,de 1937-1938 que es el nombre apropiado y no “el gran terror” ó “purgas” que es una estupidez de Conquest y sus enrevesados nódulos.

    En cuanto llamar a todos estos autores “negacionistas” es absurdo y un puro argumento sofístico ,¡ pero si te quieres cargar a una parte muy importante de la escuela sovietológica moderna que es “revisionista” por definición, ¡pues muy bien!.
    A los historiadores no hay que juzgarlos por si son de derechas ó marxistas, sino por si son rigurosos en el tratamiento de las fuentes primarias siguiendo la tradición historiografica establecida ya en los siglos XV-XVII por lorenzo Valla, Baronio y los padres bolandistas y otros autores.

    salud.

  77. granados dice:

    Farsalia hablas de “negacionistas”, pues bien aquí el único “negacionista” es un amigo de Snyder, el profesor Norman Davies cuyos elogios a la “gran obra” de Snyder aparecen en la tapa del libro.

    ¿Y quién es Norman Davies?:

    “Este historiador formado en Oxford, que ha obtenido el doctorado en Cracovia,debe su notoriedad a una neta minimización de la destrucción de los judios de Polonia, tesis que le ha valido fuertes conflictos con historiadores norteamericanos como Lucy Davidowicz,Abraham Brumberg y Theodore Rabb y la cancelación de un contrato con la universidad de Stanford”.(Wikipedia con abundante aparato de notas).

  78. Valeria dice:

    Zzzzzzzzzzzzzzzz

  79. Farsalia dice:

    Curioso, amigos, curioso, ¿se han dado cuenta?: se tilda de filonazis, anticomunistas, pagados por la CIA y demás etiquetas, y de todo ello se destila un componente ideológico en la descalificación, y es curioso que para rebatir a la inmensa mayoría de investigadores (no tres o cuatro, la inmensísima mayoría) se utilice precisamente a unos cuantos que, válgame Dios, no hay un componente ideológico detrás, ¡no, por todos los dioses,q ue va! ¡Y los equivocados, los ideologizados, los mentirosos son los demás! Y venismos luego con el cuentito de que a los historiadores no se les debe juzgar por si son de derechas o izquierdas, cuando precisamente se ha entrado en este hilo (y otros) haciendo eso, metiendo ruido acerca de la invalidez de autores especialistas por cuestiones ideológicas. Y es curioso también que cuando se indaga un poco en esos nombres citados (y no hace falta remitirse a la Wikipedia), qué casualidad que todos, no uno, ni dos, ni tres, todos, tienen en común una cosa: el negacionismo de los crímenes del régimen de Stalin.

    Curioso, ¿verdad? Y sí, Valeria, cansino…

  80. granados dice:

    Estimado Farsalia: me das pena por lo sofista que eres.

    Sigues equiparando investigación, crítica de fuentes, revisión continua de las ideas ó verdades recibidas con “Negacionismo “,tu sabes que la historia es revisionista por naturaleza dado que surgen nuevas fuentes, nuevas aproximaciones en función de esas fuentes hasta entonces inéditas, etc,etc

    Si tu no te quieres enterar que desde 2005 , hay bastantes fuentes nuevas sobre el “Gran terror” ó Yezohschina de 1937-8, es tu problema y puedes seguir con tu cantinela de “negacionista” a todo el que no comulga con la “santa iglesia apostólica anticomunista”.

    Y naturalmente que es imprescindible señalar el sesgo ideólogico de los historiadores así como si son independientes ó reciben financiación , ya que es algo conocido gracias a filosofos de la ciencia como Kuhn y Lakatos, que estos 2 factores condicionan la investigación.

    ¿Qué pasa?, es incorrecto ó ilegítimo decir que Robert conquest recibía financiación de la extrema derecha ucraniana, del Departamento de estado norteamericano ó de la universidad de Harvard cuyo departamento de Ciencias políticas y sociales estaba ligado al Fbi y la cia?.

    ¿Es ilegitimo decir que Arch getty ó Grover furr, son simples profesores universitarios que han obtenido su plaza por oposición y no reciben financiación ni del gobierno ni de instituciones partidistas?.

    ¿A qué jugamos?.

  81. Granados dice:

    Autor: granaados

    Siento disentir de Don Daniel gascón en cuanto a su admiración hacia Timothy snyder.

    Snyder no es el autor de una admirable “Tierras de sangre” sino de un panfleto antisoviético digno de los mejores tiempos del III Reich ó de la Guerra fría.

    Lo peor es que es probable que Snyder sepa que miente y manipula deliberadamente.

    Leánse al respecto los artículos siguientes, uno de ellos de un historiador experto en la “shoah”:

    .Dovid Kotz:”Why red is not brown in the baltic?.Unhappily ,Timothy Snyder’s historical reassement of the nazi soviet pact coincides with baltic ultranacionalist agenda”(The guardian,10-September-2010).

    .Grover Furr:”I protest the appearence of professor Timothy Snyder”( 18-04-2012, grover furr home page).

    El profesor Grover furr califica a Snyder como”the most blatant falsifier of history now active in mainstream academia. Saludos.

  82. ex-milanero dice:

    Que aún existan “personajes” como el camarada granados, es más hilarante que triste; parece que de todo tiene que haber, tanto apologistas del padrecito Josif como de Adolfito, Mao o Pol Pot.

    Lo realmente dañino es que las facultades españolas estén infestadas de congéneres suyos -de granados, quiero decir-, supuestos “profesores de Historia” (como los que tuve que sufrir, en mi caso) pero en realidad esbirros cuya único interés era -es- tratar de vender por todos los medios una mercancía política tan desfasada como aberrante y criminal. Y aún peor es que especímenes similares pululen por institutos de secundaria.

    El debate político entre adultos, por estéril que sea, no tiene por qué resultar perjudicial; pero, a mi entender, deberían tomarse medidas para que estos lunáticos no puedan envenenar mentes jóvenes, dúctiles y carentes aún del mínimo sentido crítico que se necesita para ser conscientes de que todo lo que te están intentando “colar” son desvaríos sectarios.

    Saludos

  83. Ruben Garcia dice:

    No es posible de un solo trazo suscribir un comentario tan estrictamente en blanco y negro, como los que he leído.
    Leyendo el libro son mas las preguntas que respuestas que quedan.
    Aun cuando el ser humano ha demostrado históricamente pocos limites de cordura y acepción ética y moral , no es mas cierto que han existido no una sino muchísimas personas que se niegan a los actos violentos. Quizá en un acto de ingenuidad podría dejar muchas dudas de estas acciones sistemáticas. Muy seguramente me tildaran pero pienso que existen muchos intereses de todo lado buscando unos menospreciar sindicar y otros enaltecer o victimizar.

  84. rafael dice:

    ¡amigos de hislibris!, en relación con el “affaire Katyn” y la versión canónica que ofrece el profesor snyder en su libro, os comunico que hay novedades importantes a raiz de unas excavaciones de 2011-12 en Volodymyr-Volysnky(ucrania), por parte de un equipo polaco-ucarniano.

    los resultados son impactantes. Se trata de una necrópolis de los “einsatzgruppen” con el tipico metodo de ejecución Jeckeln ó “sardine packing”, fechada en 1941,pero lo tremendo es que han aparecido las placas de identificación de 2 oficiales polacos josef kuligowski y ludwik malowiejsky, supuestamente asesinados en abril-mayo de 1940 por la Nkvd en Katyn;

    Su placa conmemorativa del gobierno polaco figura en el cementerio de Mednoe pero ahora sabemos con esta prueba que estos 2 oficiales polacos no fueron asesinados por los soviets en 1940, sino por los nazis en 1941, además de arrojar serias dudas sobre todo el tema de Katyn y su autoría rusa;¿cuantos de los oficiales polacos que figuran en las placas del cementerio de Mednoe están realmente enterrados allí ó fueron realmente fusilados por los soviets”.

    En el artículo de Grover furr :”The official version of the katyn massacre disproven”,socialism and democracy,27,2,agosto 2013,hay una discusión muy interesante al respecto.

    salud,rafa.madrid

  85. jew dice:

    Si queréis reíros un rato aquí tenéis al ilustrísimo Grover Furr:
    http://washingtonexaminer.com/your-tax-dollars-at-work-prof-says-stalin-did-not-kill-millions-of-people-thats-the-big-lie/article/2513339#.UKKK5YX2FNh

    Este es el gran historiador al que se refiere el nostálgico de las chekas.
    Me parto.

  86. granados dice:

    ¡Estimado jew!, ¡ que me quieres decir con esto!, me sacas un artículo de la derecha norteamericana más rancia , pero esto no es ningún argumento racional contra la obra publicada de Grover furr, eso es lo que tienes que refutar , no opiniones ó descalificaciones “ad hominem”; te recomiendo la lectura de su último libro sobre el el asesinato de Kirov .Un modo provechoso de saber cómo utilizar las fuentes de manera exhaustiva asi como hacer la crítica de las tesis contrarias.

  87. granados dice:

    ¡Estimados amigos !, para los interesados os comunico que ya está disponible en Amazon, la crítica completa del libro de Snyder por parte de Grover furr : Blood Lies: The Evidence that Every Accusation against Joseph Stalin and the Soviet Union in Timothy Snyder’s Bloodlands Is False ,New york,Red Star Publishers; 1ST edition 2014.

    Esperemos que en España alguna editorial apueste por su traducción.

    BLOOD LIES: The Evidence that Every Accusation against Joseph Stalin and the Soviet Union in Timothy Snyder’s “Bloodlands Is False.” PLUS: What Really Happened in: the Famine of 1932-33; the “Polish Operation”; the “Great Terror”; the Molotov-Ribbentrop Pact; the “Soviet invasion of Poland”; the “Katyn Massacre”; the Warsaw Uprising; and “Stalin’s Anti-Semitism” (ISBN: 978-0-692-20099-5) by Grover Furr

  88. David L dice:

    Por fin acabé el libro de Timothy Snyder, hacia ya mucho tiempo que andaba detrás de él y al final pude leerlo.

    Creo que en este trabajo que si uno toma los datos por separado, o mejor dicho, los periodos de las matanzas dependiendo del régimen asesino, puede ser que no haya grandes descubrimientos, pero si te centras en los asesinados y visualizas de una manera global las masacres situándote solamente en el territorio y sus habitantes propiamente dichos es ahí donde creo que radica el punto fuerte de este libro. No sé si me he explicado correctamente, pero para mí, a pesar por supuesto de la importancia de los regímenes nazi y soviético, Hitler y Stalin quedan en un “segundo plano” frente a esos habitantes maltratados por ambos, en ocasiones al mismo tiempo y sin posibilidad real de escapar a una sentencia de muerte caprichosa. Los números cuentan, son cifras que nunca se pueden redondear, hay que hacer un esfuerzo por conseguir cifras lo más exactas posibles.

    Por supuesto me gustaría destacar también que el orden cronológico no es algo que el autor haya realizado de una manera coherente con el enfoque global de este trabajo, es fundamental para Timothy Snyder demostrar como estas estadísticas tienen en cierta manera un nexo temporal donde la lógica y su utilización como arma política no variaron en exceso a lo largo de los años, aunque los motivos de las matanzas fuesen multicausales dependiendo del momento. El terrible genocidio al que se vio envuelta esta población, tan difícilmente catalogable a una tierra propiamente dicha con unas fronteras claramente establecidas no tuvo parangón en la historia de Europa. Resulta espantoso pensar que muchos de esos pobladores de las Tierras de Sangre sufrieron en apenas unos años la violencia de ambos regímenes, es más, resulta también grotesco que se diera en ocasiones el deseo de las víctimas de ser “liberados” por las hordas rojas o negras en función del momento y, además, comprobar cómo la salvación de la vida estaba sujeta a la colaboración con uno u otro dictador sin importar cualquier tipo de afinidad. Bielorrusia fue un ejemplo muy a las claras de una población que fluctuó en la colaboración en función de quién dominara el territorio, terrible la barbarie en aquellas tierras.

    Los Judíos y sus millones de asesinados tienen un lugar “privilegiado” en estas escalofriantes cifras, unos ciudadanos que acabaron por ser primero judíos y después añadida su nacionalidad como si fuese algo secundario, o peor todavía, es difícil saber con exactitud quién podría reclamar sus muertes en función de su etnia o nacionalidad. Fue tan complicado establecer fronteras dignas de mención en la zona en aquellos años que todos aquellos asesinados pasarían difícilmente a englobar unas estadísticas no siempre correctas, Snyder se cuestiona si ¿pueden realmente los muertos pertenecer a alguien?

    En un par de días se celebra el 74 aniversario de la liberación de Auschwitz, resulta interesante el dato que nos ofrece Snyder sobre el Holocausto judío. Auschtwitz fue el referente de un campo que englobaría la concentración con el asesinato en masa, pero a pesar de su gran importancia Timothy Snyder quiere destacar que cuando en este lugar se empezó a matar ya se había asesinado a millones de seres al este de la línea Ribbentrop-Molotov, la mayoría de los judíos asesinados en el Holocausto jamás vio un campo de concentración, Snyder habla de hasta un noventa por ciento de asesinados que ya lo habían sido cuando las cámaras de gas de Birkenau empezaron su mortífero trabajo…..¡Tremendo!

    En mi humilde opinión un gran trabajo.

    Saludos.

  89. Rodrigo dice:

    Grande, sin duda. Es justamente el enfoque global asumido por Snyder uno de los factores en que reside la importancia del libro.

    Desde su publicación se ha vuelto un referente obligado en la bibliografía sobre la materia.

Responder a Russek Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.