RUBICON. AUGE Y CAIDA DE LA REPUBLICA ROMANA – Tom Holland

“La libertad excesiva conduce pronto a la esclavitud”
(Marco Tulio Cicerón)

RubicónMe ha llamado poderosamente la atención la ausencia, entre las obras reseñadas en Hislibris, de algún comentario a esta reciente publicación. Me ha extrañado, sobre todo, porque Rubicón es una excelente monografía de agradabilísima lectura, escrita con pluma ágil y discurso ameno, afortunadamente bien traducida, muy instructiva, y con enfoques originales.

Holland es doctor en Historia Antigua por la universidad de Oxford. Pero en los círculos editoriales es mucho más conocido por su curriculum como novelista (Banquete de sangre, El señor de los muertos, El Sueño de Tutankamón…) que por su trayectoria científica o divulgativa. Es lógico, porque el hambre agudiza el ingenio. Y en este caso, a tenor del resultado, además de lógico es deseable, porque en Rubicón, Holland logra unir a sus profundos conocimientos su pericia como narrador, obteniendo como síntesis una obra deliciosa, amenísima, vibrante y enormemente satisfactoria para el intelecto.

Aunque Rubicón abarca cronológicamente gran parte de la Historia de la República de Roma, centra su atención en el periodo conocido por la Historiografía como Crisis de la República (entre la época de los Graco y la proclamación del Principado de Augusto) y, especialmente, en los últimos 40 años del régimen republicano, un periodo bastante conocido por el gran público y de profusa y casi inagotable bibliografía. Sin embargo, la obra de Holland resulta novedosa y refrescante por el tratamiento empleado. Sobre la narración cronológica de los hechos (el verdadero leit motiv de Rubicón, cuyo desarrollo alcanza tal intensidad dramática que a veces parece una novela) introduce frecuentes cuñas aclaratorias respecto a las instituciones republicanas, la vida cotidiana, la evolución económica, las costumbres populares, la organización social, la religión… Y todo ello imbricado tan íntimamente con el hilo conductor de la obra que apenas se advierte su presencia.

Pero, además, Holland no se priva de introducir, algo más que esporádicamente, sus opiniones personales e incluso sus más que particulares interpretaciones de la Historia. En ello radica, a nuestro juicio, gran parte del atractivo de la obra y, paradójicamente, su mayor defecto. Porque es de agradecer, por un lado, la valentía que Holland demuestra al formular sin tapujos sugerentes hipótesis y refrescantes interpretaciones, utilizando para ello equivalencias con el mundo actual o con etapas históricas relativamente recientes de gran utilidad didáctica. Pero, por otro lado, el uso de tales comparaciones para explicar la historia remota entraña un altísimo riesgo de anacronismo y de simplificación cuyo ejercicio es temerario y cuyo desarrollo constituye el peor enemigo de la Ciencia Histórica.

Pero pese a sus defectos, confieso que hacía tiempo que no leía una obra científico-divulgativa que supiese conjugar con tanto acierto un más que aceptable rigor expositivo y una prosa suelta, casi volátil. La mayor parte de las monografías que alcanzan la luz editorial adolecen de uno de los dos defectos clásicos de la historiografía: o son sesudas y voluminosas obras, con tanta información y tan denso estilo, que atragantan fácilmente a los avestruces, o son tan futiles, etéreas e insípidas que apenas alcanzan para un bocado de aperitivo. Afortunadamente, Rubicón escapa a los dos estereotipos y constituye una obra absolutamente recomendable para los enamorados de la buena historia y de la buena prosa.

Una pista para el comprador de libros: Rubicón suele encontrarse en las estanterías de novela histórica y no en las secciones de Historia. La duda que me consume es saber si los libreros actuales leen algo más que El Código Da Vinci…

[tags]Rubicón, República Romana, Tom Holland[/tags]

Compra el libro

 

     

316 comentarios en “RUBICON. AUGE Y CAIDA DE LA REPUBLICA ROMANA – Tom Holland

  1. Baren dice:

    Según el resumen de la Casa del libro, parece que no trata sobre las guerras médicas, sino únicamente sobre los años de las guerras del Peloponeso.

    En otras webs, inglesas, amplian el período a las guerras médicas.

    ¿Lo abarca todo? Pregunto.

  2. Arauxo dice:

    Estimado Héctor, estimada Aretes y estimados todos:

    Marco Porcio Catón era un filósofo estoico que no temía a nada ni a nadie y que hizo de la virtud política y de la integridad moral su máxima de vida. Fue un hombre firme y valiente que defendió hasta sus últimas consecuencias sus principios y sus valores, lo que visto desde la perspectiva de sus enemigos –y, claro que sí, desde la del relativismo característico de la posmodernidad- , puede caracterizarlo como un loco terco, fanático y reaccionario. Pero un somero repaso a la cronología de los hechos debería ser suficiente para superar los prejuicios hacia el personaje:

    – Siendo adolescente y bajo la dictadura de Sila, emitía opiniones en público sumamente compremetidas, desafiando al dictador sin acobardarse un ápice (Plutarco. Vidas paralelas, VI, Catón, III).

    – Siendo Senador, jamás dejó de asistir a ninguna reunión del Senado (Plutarco. Vidas paralelas, VI, Catón, XVIII-XIX). Tuvo además, en su vida y en sus costumbres, el compartamiento austero propio de un estoico (Plutarco. Vidas paralelas, VI, Catón, VI).

    – Cuando ocupó la cuestura (65 a.C.) se dedicó a perseguir implacablemente a los antecesores corruptos en el cargo que habían malversado fondos públicos, así como a los informadores y colaboradores de Sila que se habían lucrado con las proscripciones del dictador, sin arredrarse ante Pompeyo -el hombre más poderoso del momento- que debía a Sila su carrera política ((Plutarco. Vidas paralelas, VI, Catón, XVI-XVII).

    – Combatió con todas sus fuerzas contra Catilina y su sedición (63 a.C.), colaborando con Cicerón, cónsul electo y legítimo, para abortar la conjura (Plutarco. Vidas paralelas, VI, Catón, XXII).

    – Se opuso frontalmente al pacto inconstitucional conocido como Primer Triunvirato, por el que Craso, César y Pompeyo se repartían ilegalmente el poder y compartían sus áreas de influencia. Se enfrentaba así a los tres hombres más poderosos del momento.

    – Se opuso a la petición ilegal formulada por Pompeyo de posponer las elecciones del año 61 a.C hasta su regreso triunfal (Plutarco. Vidas paralelas, VI, Catón, XXX). Se enfrentaba así, una vez más, al hombre más poderoso del momento. Y lo mismo hizo al año siguiente con César (Plutarco. Vidas paralelas, VI, Catón, XXXI).

    – Durante el consulado de César ofreció una tenaz resistencia a los proyectos de ley cesarianos, a quien sacó de sus casillas en varias ocasiones, hasta el punto de que ordenó, de modo absolutamente arbitrario e ilegal, la detención de Catón cuando éste pronunciaba en los rostra un discurso combativo contra la propuesta de ley agraria de César (Plutarco. Vidas paralelas, VI, Catón, XXXIII).

    – Su mandato como gobernador de Chipre –donde tuvo que marchar, entre otras cosas, por su oposición a los triunviros- fue absolutamente ejemplar, dato de especial valor si se tiene en cuenta la riqueza de la provincia y la costumbre habitual de expoliarla en beneficio propio por parte de sus antecesores. Catón rechazó la concesión de honores especiales concedidos por el Senado por su ejemplar gobierno de Chipre. Lo hizo porque eran inconstitucionales (Plutarco. Vidas paralelas, VI, Catón, XXXIV-XXXIX).

    – Plantó cara a Clodio y a sus bandas de agitadores violentos, jugándose la vida en el empeño.

    – En el 49 a.C. se enfrentó de nuevo, como nadie su hubiera atrevido a hacerlo, al hombre más poderoso del momento, César, sin claudicar a sus pretensiones, consiguiendo del senado la formulación de un ultimátum y en los prolegómenos de una guerra civil de futuro incierto.

    – Tras la derrota de Farsalia (48 a.C.), Catón no se rinde ni se da por vencido y huye a África a continuar la resistencia frente a César, a quien consideraba causante de la guerra civil.

    – Tras la derrota de Tapsus (46 a.C.), Catón se niega a aceptar el perdón de César y a vivir bajo su dictadura, y, para no entregarle Útica, se suicida (45 a.C).

    Cambio.

  3. Arauxo dice:

    Sigo.

    Catón despertó las iras de sus adversarios (especialmente de César) por su firmeza, su determinación y su incorruptibilidad. Le ocurrió, en el fondo, lo que le suele ocurrir a muchos personajes de férreo carácter y profundos valores éticos, a los que su inquebrantable honestidad granjea la envidia, el rencor, la enemistad y el desprecio de muchos de sus contemporáneos, especialmente, de los más resueltos a realizar enjuagues políticos y de los más inclinados hacia comportamientos demagógicos, populistas y megalomaníacos de dudosa justificación ética y escasa cobertura legal, como era el caso de César. De hecho, Catón nunca cesó de combatir a quien consideraba el mayor peligro al que se enfrentaba Roma y su República: el irrefrenable ascenso de Julio César, su insaciable ambición y su creciente poder militar.

    Y como suele también ocurrir… perdió. Y los vencedores, como siempre, escribieron la Historia. César, de hecho desplegó toda una campaña anticatoniana de proporciones desconocidas hasta entonces en la contienda política, enseñando al mundo el valor de la propaganda. Salustio, Plutarco y otros bebieron, de hecho, de ella al escribir sus historias.

    Catón fue el último –el penúltimo, si contamos a Cicerón- republicano. Defendió con su vida la legalidad de la República Romana, un régimen abocado, por supuesto, a la ruina y de carácter oligárquico, que poco tenía que ver con la democracia ateniense, pero menos aún con las tiranías orientales ni con el Imperio de naturaleza militar y poder absoluto que le sucedió. La República era un régimen –claro que sí, Héctor- oligárquico, pero con unas “reglas del juego” establecidas y una legitimidad basada en la legalidad de los procedimientos que todos los romanos –conspiradores al margen- aceptaban y aceptaron. Y es que los propios romanos nos enseñaron que “dura lex, sed lex. Y, al menos, era un régimen civilizado con ciertas posibilidades de cambio, de libertad y de justicia y basado en el imperio de la ley, con todos los matices –subrayo esto, ¿vale, Héctor?- que se quieran introducir. Y si alguien no lo cree así, sólo tiene que bucear un poco en el conocimiento de lo que vino después, el Imperio, donde la libertad, la justicia y la ley se postergaron ante la voluntad absoluta –y a veces desquiciada- de un individuo.

    ¿Es Catón ejemplo de algo en el 2007? Juzgue el lector curioso. Pero a lo mejor “así nos va…” precisamente porque hoy faltan catones que denuncien a los corruptos, avergüencen a los oportunistas con su integridad y recuerden cada día con su comportamiento la importancia de las propias convicciones y de la virtud política.

    Un saludo.

    Cambio y corto.

    PS: He apoyado buena parte de los hechos con las fuentes donde aparecen. Puedo, Héctor, apoyarlos todos y cada uno y al detalle que quieras. Esos… y muchos más. Sólo tienes que pedírmelo y así lo haré –Dios y el tiempo mediante-. Lo digo para que no me incluyas entre los “pseudo-intelectuales que escriben con la misma calidad de Borges, que adornan sus escritos con muchos fuegos artificiales y poca sustancia, entre los que, por otra parte, estoy absolutamente seguro de que no has querido incluirme… ¿verdad?

  4. Aretes dice:

    Gracias, Arauxo. Estaba segura de que Catón se merecía una defensa como esta.

  5. Casio dice:

    Ya que han salido a la luz sus defectos, hay que conocer sus virtudes también.
    ¡Ah, el complicado término medio! Si ya lo decía Aristóteles…

  6. Aquiles dice:

    Querusco, Cavilius, Urogallo, Ignacio el argentino, Baren, etc…. hermanos todos. ¿Puedo daros un poco de envidia? Siiiiiiiiii (se oyen voces de fondo). He utilizado mis contactos en el Grupo Planeta para que me hagan donación del libro “El fuego persa” y me han contestado que puedo darlo por hecho. ¿Mola, eh?

    Saludos.

  7. ignacio el argentino dice:

    felicitaciones Aquiles, loúnico al ser el primero que va a tener el libro y gratarola, tu tienes que haces la reseña.
    Un abrazo

  8. hector dice:

    arauxo.. arauxo..

    quien seria capaz de compararte con Borges??????? seria un sacrilegio de mi parte si asi lo hiciera…por suerte Borges es cortito de vista y desde el cielo no puede leer estas lineas…

    otra tema, es q veo has realizado un resumen del trabajo de Plutarco…pero hombre, no era necestario, la mayoria de aqui ya conoce el contenido de ese libro

    solo voy a rebatir los puntos mas importantes porque estoy en el trabajo y porque veo que sobre la mayoria de los puntos que escribi anteriormente no hay referencias

    combatio al impresentable de catilina? claro q si, pero OMITES que apoyo la ejecucion de los secuaces de este , omitiendo realizar el juicio con derecho a defensa que le correspondia a todo ciudadano romano

    el pacto entre Magno, Cesar y Craso no fue ilegal, solo fue un acuerdo politico entre 3 ciudadanos , no violo ninguna lei del momento. Se presentan a elecciones , manejan y digitan candidatos , claro q si, acaso no era lo normal en esa epoca.. . Si bien se repartieron el poder a su gusto , lo hicieron CLARAMENTE dentro de las reglas de juego de la republica

    se opone a la peticion de Pompeyo de posponer las elecciones, claro que si, pero tambien lo habilita como mencione el 22 marzo ilegalmente . Cual es la conducta de Caton? cuando Pompeyo no le sirve, le niega peticiones, cuando lo necesita, se las habilita? ja.. todo un estoico no?

    no fue ilegal la detencion de caton, dado que el consul (Cesar) tenia la facultad para detener ciudadanos romanos , como la tuvo Ciceron con la banda de Catilina, pero siempre y cuando los someta luego a juicio, en todo caso podemos discutir el motivo de la detencion pero no el acto en si mismo

    quien dice que Cesar esta entre los vencedores que escribieron la historia. Lamento informarte que la historia romana q nos llego a nuestros dias es la q Augusto y su equipo de propaganda politica (Mecenas, T.Livio,Virgilio, etc) armaron..

    exageras cuando hablas de una campaña de proporciones desconocidas…solo escribio su anticaton y mando a escribir otro, ni siquiera tenia en mente ejecutar a caton porque jamas procedio asi cesar con ciudadanos romanos y ademas en el caso de caton tampoco queria convertirlo en martir, pero esto ni se acerca a lo q tuvo que aguantar Cesar de parte de los boni ( caton a la cabeza) , mientras estaba en la Galia, hasta el estoico Caton lo quizo entregar a los germanos…que dice Plutarco acerca de esto o lo has omitido deliveradamente

    la historia de esa epoca no acaba con Plutarco…hay cientos de cartas que nos llegaron de esa epoca o analisis magistrales de un Mommsen un Canfora un Oppermann un Tschiedel o cualquier escritor de la escuela alemana de los 1900

  9. hector dice:

    quiero aclarar algo mas, cuando hable sobre Augusto y su equipo de propaganda politica, es porque creo q Augusto solo utilizo lo que le convenia de Cesar y lo restante lo descarto o suprimio, como ser algunas partes de los Comentarios ( su actuacion militar en Munda)
    muy lejos estuvo Augusto de seguir la politica cesarista
    y no se puede inducir que este nos haya legado una historia pro-cesarista sino yo diria una historia augusta

  10. cavilius dice:

    Caramba, Aquiles, no hay como tener contactos.

    Por cierto, no me importaría nada si quisieras ser mi contacto de tus contactos en el Grupo Planeta. No podría pagarte nada, sería algo hecho por devoción a la cultura.

    ¿No interesa?

    Saludos

  11. Baren dice:

    Aquiles, mira que sabemos donde vives, pecador de la pradera…

  12. Arauxo dice:

    Nada, nada. Lasciate ogni speranza (abandonad toda esperanza), que diría Dante. Yo sé que como soy el autor de esta reseña de Holland, Aquiles me lo va a ceder gratuitamente, tanto por respeto hacia mí como por sincera devoción y profundo amor fraternal.

    Gracias, Aquiles. Eres una buen amigo. Contacta conmigo en el foro y te mando mi dirección.

    Un saludo misericordioso, envidiosos.

  13. hector dice:

    Por alli arriba quedo un comentario mio sobre Augusto descolgado, es porque quedo uno anterior “pendiente de moderacion” o se perdio en el cyber espacio, en cuando tenga un poquito de tiempo lo volvere a escribir completo pero quiero reescribir los items mas llamativos, y pido perdon por adelantado en caso que aparezca ese mensaje y quede duplicada parte del mensaje

    se me ocurre Arauxo que hiciste un resumen de Plutarco, pero muchas cosas de las que mencionas esta fuera de discusion, porque nadie esta en desacuerdo con ellas, pero otras , por ejemplo la mas llamativa, la ilegalidad del triunvirato? Como has llegado a esa conclusion? Acaso no fue un acuerdo politico de 3 “politicos” dentro de la ley? que ley violaron? Se presentaron a elecciones, ganaron, seleccionaron candidatos y se divieron el poder de acuerdo a su estrategia, etc, etc, cual fue la ilegalidad??

    otra cosa llamativa, tiene razon cuando Caton niega el adelante de las elecciones del 61 a Pompeyo, pero como es este Caton…., cuando Pompeyo no era util a su causa, lo que pedia este era ilegal, cuando lo necesito para hacerle frente a Cesar, todo lo q pedia era legal a pesar de violar las leyes de esa epoca ( para los casos puntuales que escribi el 22 de marzo)

    otra, sobre la detencion de Caton… jamas puede considerarse ilegal porque los consules tenian ese privilegio legal, (en este caso Cesar), poder detener a los ciudadanos, en caso que tuvieran ciudadania romana, debian someterse a jucio con derecha a defensa, cosa que Caton y Ciceron no hicieron y violaron abiertamente la ley al ejecutar a los seguidores del impresentable Catilina. En todo caso podemos discutir la motivacion de la detencion , no el acto en si mismo

    no era Caton el que queria entregar a Cesar a los germanos? que dice Plutarco acerca de esto? entregar a un ciudadano romano a los principales enemigos de Roma… vamos.. huele a violar muchas leyes de ese momento, por no llamarlo traicion , no?

    sobre su actuacion en la dictadura de Sila, solo hago este comentario .. Cesar tuvo que escapar de Roma, Caton siguio vivito y coleando en la ciudad

    sobre su actuacion en Chipre, recordemos que el senado lo quizo premiar, claro que si, pero aclaremos que en su mayoria este cuerpo respondia a los Boni, cosa que omite decir Plutarco. Cuando Caton dejo su cargo en Chipre, la poblacion festejaba y no por tristeza , decian que los constantes problemas estomacales que sufria este gran hombre eran castigos de los dioses…..(tschiedel)

    la historia de esa epoca no solo se reduce a leer el trabajo de Plutarco, dado que si bien es una buena biografia , no hace casi ningun tipo de analisis politico

    fijate que bueno el comentario de Casio “Ya que han salido a la luz sus defectos, hay que conocer sus virtudes también”.

    Ahora me pregunto , si este personaje historico fue tan inmaculado, como puede tener dos caras tan diferentes?

    otra cosa, es que y no es la primera vez q lo leo , si no entiendo mal, asumes que Augusto fue una especie de continuacion de la politica de Cesar y eso esta lejos de ser exacto. De ahi mi comentario que estaba descolgado, Mecenas Livio Virgilio etc , todo el aparato de Augusto fue el que “dibujo” una historia oficial como ser la modificacion de los Comentarii en la parte de su actuacion en Munda (Canfora,Mommsen), lejos estuvo Augusto de seguir el legado politico de Cesar

    saludos, Hector

  14. hector dice:

    otra cosa , te felicito ahora por la reseña dado que por lo q veo ya a llegado al 4to lugar entre las mas comentadas

  15. Aretes dice:

    Es que lo merece, y el libro también.

  16. Messala dice:

    Muy interesantes vuestros comentarios sobre Catón, aunque la impresión que yo tengo del personaje es la de un político ultraconservador y radical. No creo que favoreciese a unos o a otros según le diera el aire, sino que se oponía frontalmente (y con mucha valentía para como se las gastaban entonces) a cualquier iniciativa que atentara contra los principios del gobierno oligárquico. De la misma forma se opuso a Pompeyo cuando regresó de Oriente que a César durante el consulado de este último. De todas formas, Catón era la cabeza visible de un grupo de políticos que defendían los principios de la república oligárquica en una época en que otro grupo de individuos estaban dinamitando el sistema.

    Un saludo.

  17. Arauxo dice:

    Pues… nada que objetar, Messala.

    Un saludo… tácito.

  18. cavilius dice:

    Tengo una pregunta culta, inteligente y erudita: ¿por qué en la serie televisiva Roma Catón tiene un acento raro? ¿Era rumano o algo así?

    ¿Andaluz, acaso?

    Perdonen Vds. la ignorancia.

  19. Santo Tomás dice:

    Buena pregunta, Cavilius, sí, señor… Yo también me la hago, entre otras cosas porque Catón nacío en Roma y se crió también en Roma… Así que te perdono tu ignorancia, a cambio de que tu perdones la mía también.

    Será una de esas aportaciones tan estupendas de la serie a la Historia de la República. Porque… ¿de verdad aguantó alguien más de dos capítulos?

    Un saludo.

    PS: Por cierto, Cavi, el acento de Catón en la serie no era rumano ni andaluz, sino del mismísimo corazón de San Sadurní de Noia con reminiscencias de las afueras de Esplugas de Francolí y un toque de L´hospitalet de Llobrregat.

  20. Germánico dice:

    Catón tenía como principio hablar el latín de sus antepasados, una jerigonza abandonada que en aquella época no entendía nadie (al igual que un romano vulgar y corriente no entendía la lengua de los senadores…). Para representar esa actitud, los guionistas optaron por darle ese acento tan extraño que, más o menos, respetó el doblaje español.

    ¿Aguantar más de dos capítulos de “Roma”? Pues… si no existiera “Yo, Claudio” sería, para mí, la mejor serie de romanos que jamás se hubiera hecho.

    Saludos.

  21. Arauxo dice:

    Y no seré yo, Germánico, el que ose contradecirte. No vaya a ser que alguien me acuse de lanzar exabruptos, de emitir críticas no razonadas o exacerbadas, que está muy de moda.

    Saludos.

  22. Germánico dice:

    ¡Osa, osa! ¡No te prives-prives!

  23. Urogallo dice:

    Roma es lo más ( Y en realidad lo que se intentaba era representar el lenguaje “rudo” de Catón, por oposición al lenguaje recargado de César, el latín antiguo ya solo lo hablarían los sacerdotes…y pocos).

  24. hector dice:

    messala

    yo diria q Cesar mas q intentar “bombardear” la republica la quizo mejorar y hacerla mas justa

    te pongo solo 3 ejemplos de leyes q quizo implementar y que hoy en dia le vendrian muy bien a muchos paises pobres y RICOS tambien

    1) reforma agraria..
    hoy en dia cualquier pais del 3r mundo, Brasil y los grandes territorios amazonicos donde los dueños de la tierra tienen bandas armadas, la patagonia de Argentina en manos de 4 o 5 empresarios como Benetton donde poseen estancias medidas en millores de hectareas o la misma Venezuela y su cuenca del Orinoco

    2) tierra y trabajo para los hombres q se terminaban el servicio en las legiones.. fijate q hoy en dia en EEUU , la mas grande potencia militar, creo q fue la semana pasada , salio a luz el estado lamentable en servicios de salud y asistencia social que tiene para sus veteranos, si vistes las imagenes, hasta se caia el rebote de los techos en los hospitales

    3)reparto de trigo gratuito a cargo del estado
    bueno ni hablar hoy en dia la importancia de una medida asi en paises africanos asiaticos o sudamericanos para combatir la desnutricion y la muerte por falta de alimentos

    y otras tantos proyectos de leyes que Augusto “olvido” convenientemente

    fijate q vision tuvo Cesar 2000 años atras….por eso yo he tomado claramente partido asi su politica y he desechado a los otros “defensores de la libertad y del imperio de la ley”

    me pregunto que hubiera sido de Francia sin la rev francesa si algunos no hubieran intentado bombardear el sistema de gobierno vigente

    hector

  25. Aquiles dice:

    Admirados Arauxo, Germánico, Urogallo, Cavilius….¡loados sean los dioses! Por un momento me he sentido un perfecto “alelao” porque me gustó la serie Roma. Menos mal que habéis recuperado mi autoestima…. Pero Santo Tomas ¿por qué no te gustó la serie? Esa es la Roma que me parece creible, y no la de Ben-Hur, esa es la muerte de César que me parece más plausible y no la del “Julio César” de Marlon Brando. Te aseguro que se me escapa la razón de tu disgusto; yo, de hecho, estoy esperando con expectación la segunda parte de la serie. Necesito una aclaración, por favor.

    Por cierto, que no se me olvide: en cuanto tenga mi ejemplar de “El fuego persa” lo pondré a la disposición de todos vosotros (tú el primero, Arauxo) porque estoy seguro de que lo leeréis mucho antes que yo. A lo que no puedo acceder es a elaborar la reseña porque no me siento a vuestra altura; son los problemas de no saber escribir…

    Saludos.

  26. cavilius dice:

    Gracias, Aquiles. Pero si el ejemplar estará a nuestra disposición siguiendo el orden en que nos has nombrado, cuando me llegue a mí habrán sacado ya la tercera parte (y más sabiendo la velocidad de caracol a la que leen esos tres) ;-)

    Saludos de recién despertado

  27. Ascanio dice:

    ¡Anda, Aquiles! Pues es verdad, no has escrito ninguna reseña. Pues no me había dado cuenta hasta que lo has dicho, porque había dado por descontado que tendrías publicada más de una.
    ¿Y a qué esperas para lanzarte? Supongo que richar tendrá ya alguna tuya esperando en la “cola”, porque si no, no me lo explico.

  28. Messala dice:

    Hablando de series sobre Roma, ¿alguien se acuerda de una serie de cinco o seis episodios titulada “Los últimos días de Pompeya”? Es de hace unos cuantos años. Yo la vi, pero era muy pequeño para acordarme bien de ella. Sólo recuerdo a la gente del circo gritando “Lidon, Lidon”…

    Un saludo romano.

  29. Germánico dice:

    Uf, Messala, cómo me suena… pero borroso, borroso, borroso como un día de resaca. ¿Recuerdas algo más?

    Saludos.

  30. Messala dice:

    Buff, que va… Hace lo menos veinte años y no ha vuelto a aparecer por ningún sitio que yo sepa. Cotillearé por internete para ver si descubro algo. Pero es que no es la única serie de esa época: ahora me ha venido a la memoria otra “Massadá”. De esta si que no recuerdo casi nada. Tan solo la cara del romano cuando descubre que todos están muertos.

    Si veo alguna foto, las cuelgo en el foro (si soy capaz, claro)

    Un saludo.

  31. cavilius dice:

    En esta de Massadá creo que el romano era Peter O’Toole y el judío rebelde Peter Strauss. la de Pompeya también me suena mucho lo de Lidon, pero nada más.

    Saludos

  32. Germánico dice:

    “Massadá” creo que puedes volver a olvidarla sin problemas. Recientemente he vuelto a ver el primer episodio. Pese a su buen reparto (Peter O’Toole, Peter Strauss,…) es un pestiño. Y mira que en su época me gustó… La echaron por TVE una Semana Santa de hace… no quiero acordarme cuántos años. Cuatro episodios de hora y media. Y ya te digo: no pasé del primero.

    Saludos.

  33. Aquiles dice:

    Si no recuerdo mal, la serie estaba basada en una película titulada “Los antagonistas” y al principio de cada episodio aparecían los reclutas del ejército israelí actual haciendo un juramento a la bandera precisamente en Massada. En su tiempo no estuvo mal, era entretenida; no hace mucho tiempo, en el Canal de Historia proyectaron un documental muy interesante e ilustrativo sobre ese famoso sitio.
    Ascanio: Richar no tiene pendiente ninguna reseña mia. Por ahora no me siento capacitado para igualar las vuestras. Cavilius: el orden de nombres que puse no es un orden de preferencias – salvo tú, excelso Arauxo -, por lo cual puedes ser perfectamente el segundo en disfrutar de la lectura de “El fuego persa”, siempre y cuando me lo entreguen pronto, porque todavía no tengo el libro en mi poder.

    Saludos.

  34. cavilius dice:

    Se agradece, Aquiles, pero no te preocupes; mi comentario iba en broma. Creo que ese será un libro de los que me gustará tener en propiedad, así que seguramente me decida a comprarlo en cuanto salga.

    Saludos

  35. Aquiles dice:

    Ya me lo imaginaba, ya.

  36. Arauxo dice:

    Gracias, Aquiles, no esperaba menos de ti. Eres un gran amigo, pero… déjate de excusas y a escribir, tío, a escribir.

    Saludos.

  37. Urogallo dice:

    Yo me acuerdo de Anno Domini.

  38. Arauxo dice:

    Y yo, Urogallo, y yo…

  39. Germánico dice:

    No la he visto, lamentablemente.

  40. Messala dice:

    Hoy he visto en la feria del libro de ocasión el libro en el que se basó la serie. Tan sólo eran 3 euros, pero ¿merece la pena?

  41. Arauxo dice:

    Es que yo, Messala, tengo ciertas dudas con respecto a ese libro, que no he leído. No tenía constancia de su existencia hasta que Urogallo lo mencionó en el foro meses atrás. Hasta entonces, yo había creído que la novela en la que se inspiraba la serie era El reino de los réprobos de A. Burguess, una estupenda novela que, además, se ajusta al argumento de la serie de televisión como un traje hecho a medida. Pero Uro me ha sembrado la duda, que, desde entonces, lejos de disiparse, sólo se ha fortalecido. Así que agradecería personalmente cualquier aclaración que cualquier hislibreño quisiese y pudiese facilitarnos.

    Un saludo.

  42. cavilius dice:

    ¿Y no será que ese libro en el que se basó la serie es en realidad el libro que se basó en la serie, Messala? Por polemizar, digo.

  43. Arauxo dice:

    No sería de extrañar… (lo del libro, Cavi, no lo del ejercicio de polemizar, al que ya sé que no eres, desde luego, tan aficionado como yo…)

  44. Aquiles dice:

    Como siempre, Arauxo dice verdad; la serie está basada en el libro que responde al título que ha mencionado.

  45. Poveda dice:

    Si no me equivoco Burgess escribió “El Reino de los Réprobos”, luego el guión de la serie basada en la novela, que se llamó “Anno Domini”; y luego reescribió ese guión que salió a la venta bajo el mismo título que la serie.

    Saludos.

  46. Arauxo dice:

    Aaaaah, pues entonces queda deshecho el entuerto, gracias a Poveda. Estábamos hablando de lo mismo… sin ser lo mismo.

    Más saludos.

  47. Messala dice:

    Vale. He vuelto a la feria y he leido lo que pone en las pastas. La serie está escrita por Anthony Burgess y Vincenzo Labella y este libro está escrito por Kirk Mitchell y basado en la serie. Es lo que tiene ir con prisas.

    Un saludo.

  48. Arauxo dice:

    Por cierto… ¿Alguien tiene en su casa o sabe de la existencia de la serie en DVD? Lo digo porque, si es así y lo declara, Arauxo le rendirá pleitesía y homenaje el resto de sus días…

  49. Ascanio dice:

    Aprovechad esta oportunidad, compañeros…Germánico, yo de ti buscaría la dichosa serie.

  50. cavilius dice:

    ¿Alguien ha probado a emularla? A ver si me acuerdo esta tarde. Con tal de tener la pleitesía esa, lo que sea, oye…

  51. Arauxo dice:

    Si lo consigues, Cavi, prometo no meterme nunca más con los griegos, leerme Puertas de Fuego, comprarme los 300 esos, hablar bien de los filósofos y mentir como un bellaco propagando a los cuatro vientos que escribes bien.

  52. Germánico dice:

    En su momento, la mula carecía de semejante tesoro.

  53. Poveda dice:

    La serie sí que esta en la mula, los 12 episodios en VHS-Rip. Basta con buscarla por su nombre o por Stuart Cooper, el director.

    Saludetes.

  54. Arauxo dice:

    ¿Y algún caritativo hislibreño podría facilitar la labor de obtenerla a este pobre ignorante tecnológico que jamás ha entrado en ese programa ni sabe cómo funciona?

  55. cavilius dice:

    Hombre, si a la lista de promesas añades la de hacer una reseña de algún librillo del Scarrow ése, que no sé quién es ni me importa, pues igual me lo pienso…

  56. Arauxo dice:

    Definitivamente, la crueldad humana no conoce límites…

  57. Baren dice:

    Mejor que escriba la reseña y publique, digamos, un resúmen de la misma, si es capaz… Incluso diría: a ver si es capaz!

  58. Poveda dice:

    Yo ofrecería orientación a cambio de una reseña de la última obra maestra de Julia Navarro. Creo que va de cátaros…

  59. cavilius dice:

    ¿De catarros?

  60. Poveda dice:

    Cántaros, fabricación y distribución en el ducado de vasconia.

  61. Germánico dice:

    ¿Y… una semanita de silencio? ¿Qué os parece?

  62. Jose dice:

    ¿Bien traducido? jaja. Mal tradu”cido. Contiene numerosos errores. Ejemplos: Javalina, en lugar de jabalina. Detentar en lugar de ostentar…
    En fin , hay varias cagadas a lo largo del libro.
    En cuanto a la narración de los hechos es bastante confuso porque va y viene en el tiempo, en lugar de seguir un orden cronológico coherente.
    Además, es un pelín aburrido el rollo “ricos, “pobres”, “gran capital”, “explotación económica”. Tufa a marxismo trasnochado.
    Seguiré leyéndolo pero no espero gran cosa…

  63. Poveda dice:

    Analizar la historia de la República desde la óptica del enfrentamiento de clases e incluso los modos de producción no es patrimonio de la historiografía marxista, y como ejemplo no hay más que leer a Mommsen; e incluso, saliendome un poco del análisis estricto de la historia, la saga romana de Colleen McCullough. Lo de que la historiografía marxista está trasnochada daría en si para otra discusión, hay tantas Historias de Roma como ideologías y momentos historicos desde los que se ha escrito.

    Es más, siento curiosidad y me gustaría, si te es posible, que citaras algún historiador que pudiera explicar la evolución de la republica sin hablar de los enfrentamientos y vayvenes entre los oligarcas latifundistas, los caballeros comerciantes, las grandes masas de artesanos-campesinos y los esclavos (es decir, ni los decemviros, ni las guerras serviles, ni las reformas marianas, ni como aquel que dice “ná de ná”. Semejante ejercicio de malabares sería digno de admiración.

    Saludos.

  64. Urogallo dice:

    Más bien diríamos que todos los actuales explican la evolución de la república sin citarlos…Pero eso habla más bien negativamente de nuestros historiadores.

  65. hector dice:

    poveda

    es un gusto que estes de nuevo por aca despues de tanto tiempo

    sobre el trabajo de Roma. es un ejercicio que de cualquier punto de vista desde donde se lo encare , el resultado no podria considerarse serio

    toda la historia romana , desde los primeros reyes inclusive, se caracterizo por las rispideces entre las clases sociales, intentos de reformas agrarias , el mismo senado contra todos, etc

    seria algo asi como contar la historia de Francia y omitir la rev francesa

    quiza por eso , despues de 100 años , todavia Mommsen esta tan vigente

  66. Urogallo dice:

    ¿Rispideces?.

    En todo caso, ya no solo entre clases sociales, si no también entre Roma y los aliados, los socios, las colonias…Un detalle de Holland que no me ha gustado demasiado es que quizás pasa este tema muy por encima.

  67. hector dice:

    exacto Uro,
    por eso el otro dia te preguntaba sobre el libro de Bertolini, ultimamente hay tantas “historias de Roma” marketineras…..pero por ahora siempre se vuelve a Mommsen

  68. Urogallo dice:

    Yo, la verdad, ni con marketing ni si él: No encuentro historías de Roma. Todo el mundo sigue citando a Kovaliov ( totalmente superado, por Jupiter) y a Mommsen…Cosa que no estaría mal, si Mommsen no fuese una reliquia del XIX.

    Triste panorama el de Roma.

  69. Poveda dice:

    Estaba hurgando en la sección de recomendaciones de la web de Fernando Sánchez Dragó y me ha sorprendido encontrar un comentario sobre Rubicón. He aquí:

    “Es una historia de la caída, no del Imperio Romano, sino de la República Romana, que es cuando verdaderamente cae Roma. El Imperio es una coletilla. Lo sorprendente de este libro, que está escrito por un inglés cuyo nombre ni siquiera recuerdo, se me escapa siempre. Aquí tenemos un ejemplo de que lo que importa es el libro, no el nombre del autor, en contra de esta personalización a la que me yo me he referido antes. Este libro es magnífico en todos los sentidos, tiene una información increíble, es agudo, es ingenioso, es divertido, pero al mismo tiempo es que es una descripción del mundo contemporáneo tal cual, trasladada a los tiempos romanos.”

  70. Germánico dice:

    Joé… le encanta el libro pero le da lo mismo el autor… Y el Imperio es una coletilla… de cuatrocientos y pico años… Pues eso: pelillos a la mar…

    “Lo sorprendente de este libro, que está escrito por un inglés cuyo nombre ni siquiera recuerdo, se me escapa siempre.”

    Jo, yo quiero flipar así, exactamente igual…

    Aunque esto tampoco está mal:

    http://www.youtube.com/watch?v=xVMSrqtsAow&mode=related&search=

    Como decía anoche el Richal, “chou mas gou on”… Y tal…

  71. Germánico dice:

    Por cierto, y como siempre, mejorando lo presente…

  72. hec dice:

    vaya q personaje ese Arrabal….
    de que la juega ese hombre? no lo conocia

  73. Germánico dice:

    Lo mejor, Héctor, es que el programa lo presentaba… Sánchez Dragó, el que dice que no quiere personalizar…

  74. hec dice:

    “Beati Hispani quibus bibere vivere est.” JC

    “afortunados los españoles para los que beber es vivir”

  75. Germánico dice:

    Je, je, sí. Arrabal es un escritor español afincado en Francia, creo, donde tiene bastante éxito, o al menos lo tenía por la época de ese vídeo. Por cierto, se excusó diciendo que le habían hecho daño unas pastillas… Yo también quiero…

  76. Poveda dice:

    Cuidado: Arrabal ha salido por la tele un puñado de veces haciendo el gilipollas pero por eso no hay que desdeñarlo.

    Pirado está pero tiene unas aptitudes literarias fuera de toda duda, tanto en teatro como en narrativa (de hecho ha ganado un porrón de premios, incluído el Nadal y el Nabokov). He tenido el placer de leer “La torre herida por el rayo” y me parece una obra muy notable.

    Que en este país nos gusta mucho el cotorreo y cuando le preguntas a alguien por Umbral te contestan que si es ese que salió en el programa de la Milá y decía “yo quiero hablar de mi libro” …

    Saludetes.

  77. Germánico dice:

    Sí, claro. Tienes toda la razón.

    Saludos.

  78. Arauxo dice:

    Efectivamente, Poveda, y plagiando a Germánico, tienes toda la razón. Pero, eso sí, el comentario de Rubicón no tiene desperdicio. Ni los libros de Sánchez Dragó, por cierto. La prueba del laberinto (que fue Premio Planeta) es… es… es que no tengo palabras, la verdad. Posiblemente me leería 5 libros de Coelho, 15 de Scarrow, 23 novelas de Corral y 68 de Julia Navarro antes que volver a leer el del eximio Dragó.

  79. Poveda dice:

    Jajaja hombre Arauxo, yo me pensaría mucho empezar un libro con una nota en la contraportada remotamente semejante a esta: “Ésta es una extraordinaria novela que según su propio autor podría titularse, si alguien no le hubiese ya robado el título, La más hermosa historia jamás contada”

    A decir verdad lo único que he leído (traté de leer) del Dragó fue “El camino del corazón” y creo que aguanté 100 páginas; podía haberlo subtitulado al estilo dieciochesco: “el camino del porreta trasnochado trasunto del autor y sus disquisiciones filosóficas de 1º de la ESO”. Tengo esperando su momento el gigantesco tocho de “Gárgoris y Hábidis” del que tengo buenas referencias, pero me da más pereza que bajar la basura a la calle en batín.

  80. cavilius dice:

    (Pues a mí sí me gustó La prueba del laberinto, y el tipo en cuestión, Sánchez-Dragó, me cae simpático y todo. También me gustaría echar el ojo a Gárgoris y Habidis, la obra que le consagró, allá por los años 70, y que creo que han reeditado hace poco -si no me equivoco-. Pero igual el sujeto nos ahorra la lectura y nos lo “mete” en la caja tonta, que por ahí todo entra mejor: http://www.sanchezdrago.com/Web/Proyectos/proyecto7.htm

    Por lo bajini digo todo esto, que conste.)

  81. Arauxo dice:

    Yo no he dicho que el personaje me caiga o no simpático, Cavilius. Pero lo que sí abre un abismo entre tú y yo (y entre Sanchez Dragó y yo, aunque eso, más que un abismo es la Fosa de las Marianas) es la obrita de marras. Algún día tendrás que explicarme que viste en esa… ¿novela? Pero tengo que armarme de paciencia y buena voluntad para soportar estoicamente una conversación de esa índole. Y no precisamente por el interlocutor…

  82. cavilius dice:

    Dicen que dices que digo que ya no te quiero…

    Yo no he dicho que tú hayas dicho que el personaje te caiga o no simpático, Arauxo, sólo digo que dije que a mí me cae simpático, pero es una simple impresión basada en humo televisivo, porque a Sánchez Dragó no le conozco de nada (bueno, una vez le vi por las Ramblas; me pareció bajito). ¿La prueba del laberinto? Pues no sé, me gustó cómo se planteaba la búsqueda de no recuerdo qué, el papel que tenía la rosa en todo el asunto… en fin, lo pasé bien leyéndolo (años ha, ciertamente). Pero vamos, que si hay que cerrar abismos, yo tiro la primera piedrecita para volver a equilibrar el terreno.
    O igual Uro me echaría una mano, que es especialista en puentes y acueductos.

    Saludos.

  83. Epaminondas dice:

    Acabo de terminar el libro del que trata (o trataba) esta reseña y debo sumarme a lo elogios, magnífico y equilibrado.

    Epaminondas.

    Con el corasón partío entre César y Catón.

  84. DERFEL PUDO dice:

    Creo que este libro lo regalan este mes con una revista de esas de historia

  85. DERFEL PUDO dice:

    En concreto, Historia y Vida

  86. cavilius dice:

    Un regalo propio de los romanos: tienes gratis el libro siempre que pagues el doble por la revista. Bueno, sólo vale 3 euros, pero…

  87. Urogallo dice:

    Me estaís liando…¿Qué regalan con Historia y Vida?.

  88. Germánico dice:

    “Un regalo propio de los romanos: tienes gratis el libro siempre que pagues el doble por la revista. Bueno, sólo vale 3 euros, pero…”

    Una reflexión propia de griegos…

  89. cavilius dice:

    Bueno, no comprarlo sería una reflexión propia de griegos, pero comprarlo sería una genuflexión propia de romanos…

    PS: Ah, qué tiempos aquellos, griegos contra romanos, qué época dorada de Hislibris… Nos hacemos mayores. Snif.

  90. Germánico dice:

    Ensoñaciones propias de un heleno…

  91. Aquiles dice:

    Te equivocas, Cavilius; la revista se vende junto con el libro por 2,95€, un precio que, de hecho, está 5 céntimos por debajo del precio de la revista. Urogallo, se trata de “Rubicón” en formato bolsillo.

  92. cavilius dice:

    Oh, pues el quiosquero me dijo que la revista con el libro eran 5’95 euros. Malditos quiosqueros romanos…

  93. valente dice:

    Creo que el que se equivoca es Aquiles,…. o el kioskero de Aquiles.
    Parece bastante claro que en el cartón que engloba el conjunto, revista y libro, pone ” Por 2,95 € +… el libro. Total: 5,95 €” .
    Lo que pasa es que el 2,95 es muy grande y llama mucho la atención.
    De hecho, al comprarlo, yo pensaba que valía 2,95 €. El kioskero me saco del error al leerme la letra pequeña.

  94. Aquiles dice:

    Pues va a ser eso. Entonces teníais vosotros razón.

  95. Arauxo dice:

    En cualquier caso, es un precio estupendo para un libro estupendo, tacaños, rácanos, mezquinos…

  96. sanpifer dice:

    Es justamente como dice valente, revista + libro por 5,95, que es en cualquier caso MUY buen precio, por activa y por pasiva :))
    Nota: Yo tengo un truco de picaro para estos casos. Como suelo comprar varias revistas de historia al mismo tiempo, con las prisas, la kiosquera de la fnac, solo me marco el precio grande :)))

  97. cavilius dice:

    Hala, ya está, ya lo he comprado. Y he pagado al quiosquero lo que me ha pedido. ¿Por qué me habrá cobrado sólo 2,95€?

    Ahora me remuerde la conciencia.

  98. sanpifer dice:

    Eso es porque tienes la conciencia de un griego :))))))

  99. Hector dice:

    tienen conciecia los griegos????

  100. Hector dice:

    *conciencia* , perdon

  101. solange dice:

    bueno la verdad esque de todo las respuestas que hay no sirben por que son demasiadas enrreedadas y no ayudan en las tareas escriban dando gracias por lo informado como clienta web espero soluciones para segir confiando mis tares esperando soluciones me despido xauuuuuuuuuuuuuu

  102. Arauxo dice:

    Hombre, Solange, es que todo el mundo no tiene tu claridad expositiva…

  103. Poveda dice:

    Jajaja la verdad es que algunos le echan tanto morro que produce una mezcla entre hilaridad y desazón.

  104. lola2 dice:

    Y el Imperio es una coletilla… Sin comentarios, vamos. El Rubicón, uno de los mejores libros junto con “Fuego Persa” (los dos de Tom Holland) y “César” de A. Goldsworthy que he leído este año.No leía el hilo de esta reseña desde hace tiempo pero el comentario de este señor no tiene desperdicio.

  105. calíope dice:

    hola,
    aún siendo una inexperta en el tema, debo reconocer que tengo una gran pasión por la cultura e historia clásica.
    quisiera poder llegar a exponer tantos conocimientos como vosotros algún día.
    cuando aprendo algo nuevo sobre esta gran pasión mía, deseo seguir llenándome más y un inevitable orgasmo se apodera de mí

    saludos

  106. Derfel dice:

    Fuííiiii…..!!!!!!

    Que alguien llame a Germánico, ¡RÁPIDO!

  107. Urogallo dice:

    Inevitable es el adjetivo justo.

  108. calíope dice:

    hola a todos,
    urogallo, ¿lo dices por mí?

    un saludo, calíope

  109. Germánico dice:

    Yo es que ahora estoy más en el tema Thermomix…

  110. Ascanio dice:

    ¿Tienes una Thermomix? Oh, qué envidia.

  111. Germánico dice:

    No, pero estoy ahorrando…

  112. Clío dice:

    Al principio de tenerla haces muchas cosas, luego pasas a cuatro puntuales: gazpacho y salmorejo, pisto, cremas de verdura y mermelada de pimientos y a veces la masa para pizzas, es por temporadas, yo ahora ando con ganas de esa cosa que hace patatas fritas con una cucharada de aceite, solo que es carilla..

  113. Sara J. dice:

    Muy interesante la reseña, me ha picado para leer el libro.

    El problema de la divulgación (histórica, científica o del tipo que sea) es que es muy difícil conciliar el conocimiento riguroso y el lenguaje sencillo para transmitirlo al público general. Si, además de que el público lo entienda, pretendemos que se entretenga, que le guste y que le mueva dentro algo más aparte del estricto conocimiento, todavía es más difícil. Es fácil caer en la literaturización de determinados pasajes, en la anécdota y en lo superfluo. Pero aún así, siempre y cuando no se cometan faltas a los acontecimientos, me parece que merece la pena si sirve para acercar estas cuestiones a todo tipo de lectores.

  114. David dice:

    Librazo: Roma de HBO, descripcion de las costumbres y la forma de vida de entender el mundo..contado como una buena pelicula, historia politica y social de la buena.

  115. Vorimir dice:

    Quizás te refieras a “Roma” de Simon Baker, de la que la BBC hizo una serie de TV -no confundir con la de HBO-.
    No he escuchado buenas críticas del libro, la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.