MANSTEIN Y LA TERCERA BATALLA DE JÁRKOV – Eberhard Schwarz

El pasado mes de octubre los compañeros de Ediciones Salamina publicaron como novedad «Manstein y la Tercera Batalla de Járkov. La estabilización del Frente del Este después de Stalingrado» del investigador alemán Eberhard Schwarz. Un volumen que apareció originalmente en 1985 con el título de «Die Stabilisierung der Ostfront nach Stalingrad: Mansteins Gegenschlag zwischen Donez und Dnjeper im Frühjahr 1943» y que trata un desconocido y corto periodo de tiempo durante la primavera de 1943. La obra es todavía actualmente un estudio de referencia para los interesados en la Segunda Guerra Mundial, entre ellos Robert M. Citino y Roman Töppel.

Entrando en materia, el libro se divide en dos grandes partes. La primera de ellas dedicada a la retirada alemana tras el descalabro de Stalingrado y la ofensiva soviética, y la segunda centrada en el contraataque alemán que consiguió rechazar al Ejército Rojo y estabilizar el frente sur del grupo de ejércitos. Teniendo esto en cuenta Eberhard inicia su investigación con un relato sobre la situación tan delicada que se creó después de que los soviéticos se lanzaran contra los flancos germanos y quedaran cercado dentro de la ciudad del Volga al 6º Ejército alemán. Estos flancos, protegidos por los ejércitos aliados del Reich, no aguantaron la presión y fueron deshechos por el acero ruso. A partir de aquí los alemanes abandonan su idea de abrirse paso hacia sus formaciones asediadas y las dejan a su suerte (que terminará con la capitulación de Paulus en los primeros días de febrero).

El mes de enero, que es cuando se inicia la ofensiva soviética, los alemanes no tienen más remedio que retirarse rápidamente para no quedar copados. La situación según avanzan los días cada vez es peor. El autor en este primer capítulo detalla cómo se vivieron aquellos momentos en los diferentes grupos de ejércitos alemanes (A, B y del Don). En medio de esta caótica situación se encuentra Erich von Manstein, uno de los comandantes más capacitados que tuvo Adolf Hitler. A finales del primer mes de 1943, Manstein ya traza las primeras líneas de un plan futuro para estabilizar el frente ante las fuerzas soviéticas. El capítulo finaliza con el nombramiento de Manstein como comandante en jefe del Grupo de Ejércitos del Don, más tarde renombrado Grupo de Ejércitos Sur.

Antes que enfrentarse a los soviéticos, y es algo en lo que el investigador incide reiteradamente, Manstein tuvo que enfrentarse a su superior, Adolf Hitler. El mariscal alemán planteaba una retirada del Grupo de Ejércitos Don hasta el río Mius para ocupar un terreno propicio del donde poder lanzar una contraofensiva exitosa. Al plantear eso, Hitler, quien era reacio siempre a abandonar terreno conquistado, inició unas largas discusiones para retrasar la puesta en marcha de este movimiento. Finalmente, y ante la desastrosa realidad se autoriza el repliegue a nuevas posiciones. Mientras que en el segundo capítulo se desarrolla la lucha en el Grupo de Ejércitos Don, en el tercero pasamos al Grupo de Ejército B. En la sucesión de apartados de este capítulo se estudia de forma pormenorizada la lucha que llevaron a cabo las unidades alemanas de esta formación por su mera supervivencia. En este proceso se pierden las plazas de Kursk, Belgorod y Járkov; esta última dentro de un acto de desobediencia por parte del Cuerpo de las SS.

Con esto se llega al cuarto capítulo que inicia la segunda parte del libro: el contraataque del Grupo de Ejércitos Sur. En el cuarto capítulo se detallan todas las acciones que se llevaron a cabo para desgastar y frenar la ofensiva rusa. Manstein es el protagonista de estas jornadas, puesto que será quien tome las decisiones de cómo llevar a cabo el contraataque que debería efectuarse a mediados de febrero. Mientras el avance del Ejército Rojo aún no se había detenido del todo, Adolf Hitler toma la decisión de viajar a la retaguardia inmediata de sus ejércitos para valorar de primera mano la situación. Son apenas dos días en los que se consiguió que el dictador alemán se empapara de la realidad y no de la adulación que había alrededor de su círculo más íntimo. Hitler volvió de la retaguardia cuando las vanguardias soviéticas estaban a 60 km del Cuartel General. A partir del 19 de febrero con la partida del jefe del estado, Manstein firma la orden para la contraofensiva.

Durante estos días de mediados de febrero, los cuerpos alemanes consiguen recobrar la iniciativa frente al enemigo. Las vanguardias soviéticas son destruidas, entre ellas el Grupo Móvil Popov. Divisiones de las SS y ejércitos panzer reconquistan Pavlogrado, y los frentes del río Samara y Donets. Con estos hechos se llega al quinto y último capítulo que tiene como suceso fundamental el avance para retomar la ciudad de Járkov. Es uno de los capítulos más extenso que comienza la narración durante el día 5 de marzo y finaliza hacia el día 14 con la reconquista de la ciudad. Las formaciones soviéticas resistieron allí y allá donde pudieron, pero sus líneas de suministro estaban sobreextendidas y no lograron defender el frente de manera efectiva. Con la toma de Járkov no se consiguió modificar la situación estratégica, fue un movimiento político, algo reconocido por los propios mandos alemanes y Hitler. La conquista de esta urbe supuso el cierre definitivo de las operaciones.

En la parte final Eberhard Schwarz realiza las conclusiones del último capítulo y unas consideraciones finales. Estás versan sobre como la contraofensiva alemana fue la última victoria del III Reich en el frente del Este. La victoria no obstante no supuso más que un parón temporal y a nivel global la victoria soviética era evidente. Las unidades de la Wehrmacht fueron expulsadas del territorio de Kubán, a parte de la pérdida de Stalingrado. Alrededor del frente del Don tampoco se recuperó todo el territorio, puesto que Kursk quedaría como un enorme saliente metido dentro del dispositivo alemán (y que ese mismo verano sería el centro de todas las miradas). Manstein logró en Járkov su gran victoria, pero sabía muy bien que la victoria final ya no era posible y solo la paz pactada podría salvar a Alemania del desastre.

A nivel técnico la obra está muy bien editada. La lectura es amena a pesar de la gran cantidad de datos. Esta buena lectura es debida primero a su buena estructura y segundo a la traducción de Isidoro Villena directamente desde el alemán. El relato acaba en la página 262, siendo posteriormente hasta la 357 abundantes anexos de todo tipo. Estos complementan muy bien la narración y aportan información interesante. El libro contiene asimismo una gran cantidad de mapas con los que seguir el ritmo de las operaciones y todas las localizaciones geográficas. Las imágenes también son nutritivas para el volumen y están impresas en papel fotográfico. Finalmente, las notas se encuentran a pie de página y aportan su grano al conjunto de este espléndido estudio.

Como epílogo de esta reseña, mencionar la colección gratuita que han sacado los amigos de Ediciones Salamina en el formato de ‘Boletín Salamina’ que se entrega con las compras online en su tienda. Para la ocasión, junto a este libro han publicado un boletín con una genial entrevista que realizaron los estadounidenses en 1979 al general Hermann Balck (el cual estuvo en la contraofensiva con la 11ª División Panzer). Una forma bastante original de acercarse a multitud de batallas y personajes históricos excéntricos.

Eberhard Schwarz. Manstein y la Tercera Batalla de Járkov. La estabilización del Frente del Este después de Stalingrado, Málaga, Ed. Salamina, 2020. 370 pp.

     

8 comentarios en “MANSTEIN Y LA TERCERA BATALLA DE JÁRKOV – Eberhard Schwarz

  1. Urogallo dice:

    Apetecible tema y apetecible título.

    1. Cuando salió anunciado por la editorial me llamó mucho la atención. Leí por primera vez sobre estas operaciones en el libro de Robert M. Citino «La Wehrmacht se retira, 1943», pero claramente lo trataba de forma muy global.

      Ahora he suplido mi interés. Aunque como siempre, me gustaría saber algo más del lado soviético, se echa en falta.

  2. Nórdico dice:

    Gran libro si señor. Completamente de acuerdo con todo lo que se dice en la reseña, ya hacía falta un gran ensayo que cubiera este hueco, justo tras Stalingrado. Una edición muy cuidada con mapas a color y otros mapas de apoyo descargables. Y la entrevista al general Balck que acompaña al libro unas risas, no tiene desperdicio, un figura.

    1. Ante todo darte las gracias por tus palabras. Reseño los libros que leo con mucho cariño, intentando siempre mostrar como son realmente pero sin destriparlos.

      La verdad es que Ediciones Salamina ha hecho un grandísimo trabajo editando este volumen. Que recordemos que han traducido directamente del alemán gracias a Isidoro Villena. Junto al complemento de la entrevista a Balck es una obra sumamente apetitosa.
      Por último, estoy de acuerdo con lo que dices. Esta obra cierra un hueco que había abierto en la historiografía.

  3. Forestry dice:

    Muchas gracias por la cita HistoriaMilita!

    Libro acabado de leer y muy buena cita con la que estoy completamente de acuerdo. Faltaba un libro que contase más allá de la caída de Stalingrado y el libro que lo hace más que de sobra. Está muy bien editado, y los mapas a color imprescindibles para entender la obra están muy bien. Tal vez la única cosa a decir es que he encontrado el libro muy técnico, para lectores no acostumbrados a la temática puede costar algo de seguir, tal vez alguna cita directa a los mapas (mapa 1,2,3) facilitaría la lectura pese a que se sigue en función de las fechas, pero no por el libro que creo que está muy bien escrito. A mí me ha gustado mucho.
    Salud!

    Forestry

    1. El editor de Ediciones Salamina, Javier Ribelles, ya me avisó de que el volumen era un poco Hard Rock. No obstante, creo que se lee bien aunque sea muy técnico. Sin embargo, es verdad que yo no me atrevería con él si no tuviera lecturas previas más generales. Es tan específico que alguien no acostumbrado le puede desorientar un poco. Los mapas son geniales y estoy de acuerdo que una pequeña mención hubiera facilitado un poco su lectura.

      ¡Saludos!

  4. forestry dice:

    Aprovecho para felicitar al editor de Ediciones Salamina y todo su equipo por la magnífica serie de libros como Kiev 41, Operación Tifón, Moscú 41, Supervivientes de Stalingrado, Tigres en barro….que mantienen un gran nivel. Muy buen trabajo.

    Una duda, falta por traducir el de “Retreat from Moscow” de David Stahel con lo que se acabaría lo q va de trilogía del periodo, alguna idea si lo piensan publicar? La verdad es que me encanta el autor.

    Un saludo!

  5. Ronald dice:

    Hola amigos.Les cuento quë acabo de encargar a España este libro(Soy de Chile),en
    algunas semanas mas lo tendrë.Luego de esta reseña,estoy ansioso por leerlo,pero despues del quë me estä esperando en mi biblioteca,”Kursk 1943″ de Roman Töppel.Jajaja.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.