JAQUE A LA REINA – José Calvo Poyato

“Con hombres íntegros pueden quizá ganarse batallas, pero no gobernar reinos”

(El capitán Alatriste, Arturo Pérez-Reverte)

La última mitad del siglo XVII en España y en todo el imperio es bastante desastrosa. Desde la muerte, e incluso algo antes, de Felipe IV hay una especie de decaimiento, de sucia neblina, que provoca en la gente una sensación de que las glorias del pasado ya no volverán y de que los siglos de acero y victorias son ya leyendas imposibles de recuperar. El gigante con pies de barro ya todo él es lodo y solo falta un toque final para que caiga y se rompa en mil pedazos. Y dicho golpe se materializa en un nuevo rey enfermo, Carlos II, y las luchas de poder que hay en torno a él y que amenazan con desgarrar el débil lienzo de aquel imperio en donde no se ponía el sol. Un imperio en el que se empiezan a apagar todas aquellas luces. Como he dicho es una época mala, de mala economía, peores cosechas, horribles epidemias derivadas de ellas e incluso de temibles revueltas populares en distintos lugares del reino. Ya lo dicen los mismos pasquines que siembran las esquinas de Madrid: “¿Hay menos tributos? ¿Hay menos donativos? ¿Ha bajado el precio de los bastimentos? ¿Hay acaso mejor disposición de que el pueblo se alivie, el reino se despeñe y la fortuna mejore?”.  Y es en este ambiente retorcido y malsano donde se sitúa la novela que hoy les traigo, Jaque a la reina, escrito por José Calvo Poyato, en la que un veterano capitán de tercios tiene que lidiar con las intrigas que corroen la corte de arriba abajo.

Pero para entender en qué mundo se mueve ese capitán, de nombre Gonzalo de Santa Cruz, hay que poner una especie de marco histórico que nos enfoque correctamente por donde corre la acción. A la muerte del Rey Planeta su segunda esposa Mariana de Austria se convierte en regente del imperio hasta que Carlos II cumpla los catorce años, aunque el rey fallecido deja también escrito que dicha regencia ha de ser supervisada por los presidentes de Castilla y Aragón, el Inquisidor General, y un grupo de grandes de España. Pero si mientras vivía, Mariana era bastante discreta y vivía en un segundo y oscuro plano, ahora, libre de su rijoso marido, se destapa como una intrigante de primer orden y en cuanto puede encumbra a su confesor preferido Juan Everardo Nithard en su “valido” u uomo di fiducia. En cambio, lo que podía ser algo normal en un mundo en el que ya antes habían existido validos provoca una cisma en la cumbre creándose una serie de bandos que están o bien en contra o a favor del nombramiento del jesuita. El principal problema radica en que Nithard es un hombre sin experiencia política, algo estirado y sin una ambición clara, mientras que por otro lado, enfrente, se sitúa el hijo bastardo de Felipe IV, Juan José de Austria, hijo de María Calderón (La Calderona) quien es más directo y que ha probado su valía, con mayor o menor suerte, en el mundo de la milicia en Portugal y Cataluña, como virrey de Nápoles y Sicilia o como gobernante de los Países Bajos. El reino por tanto se divide entre los que apoyan a Nithard y la reina regente o a Juan José de Austria. La lucha es a muerte.

Mariana de Austria, teniendo miedo del éxito popular del que goza el bastardo y sintiendo el terror de que le arrebate la corona a su hijo, intenta alejarlo de la corte varias veces pero aun así su larga sombra se proyecta en todos los rincones de Madrid. Y es en este ambiente viciado donde entra nuestro capitán de tercios el cual tiene la misión de contactar con los grandes de España para recabar eventuales apoyos con los que Juan José podría contar en un tiempo futuro. Gonzalo de Santacruz se mueve por ese Madrid amedrentado envuelto en luchas palaciegas e intentos de asesinato a Nithard, y nos muestra cómo era la corte en ese tiempo y la terrible partida de ajedrez político que se desarrollaba en las calles de la capital del reino y en el interior mismo del Alcázar regio. Además junto a esta trama política el autor nos cuela una trama amorosa en la cual nuestro protagonista hallará un amor perdido, Elena de Zúñiga, que le hará ver con nuevos ojos las pantagruélicas ambiciones de Juan José de Austria y toda la podredumbre que existe en sus pretensiones.

Esta sería la trama en que se desarrolla la novela, pero por desgracia, tras leer dicha novela histórica, he de decir que ésta tiene más sombras que luces. En un principio podríamos decir que es de esas novelas que uno empieza a leer y que desde el principio no sabe hacia dónde le conduce, dando bandazos y saltos de un lugar a otro sin posar definitivamente los pies en un hilo conductor. A veces uno no sabe si lo que tiene ante él es una novela histórica propiamente dicha, una especie de novela-ensayo histórico sobre la segunda mitad del siglo XVII o una novela romántico-histórica sobre los desvelos amorosos del recio e inocente capitán de tercios. Lo único bueno de ella es que te sitúa en un tiempo histórico no muy trabajado por la novela de ficción histórica actual pero se queda ahí. No va más allá. Tras leerla (tenía ganas de terminarla porque no me gusta dejar una lectura a medias) me quedé en nada, es decir que en comparación con otras novelas del mismo autor, esta es hueca de principio a fin, sin sustancia, porque sí. A mi modo de ver es la peor de José Calvo Poyato por encima de cualquier otra, y es una pena porque esa época de transición entre los Austrias y los Borbones es un tiempo de lo más interesante. Aun así si alguien está interesado le animo a leer esta novela histórica (con paciencia) pero solamente por el marco histórico que nos presenta, no por los personajes ni por la acción que se pierden en los vericuetos y las esquinas de un Madrid atemorizado por las disputas de una reina recelosa y un bastardo cargado de ambiciones sin fin.

José Calvo Poyato, Jaque a la reina. DeBolsillo, 2004, 352 pp.

     

6 comentarios en “JAQUE A LA REINA – José Calvo Poyato

  1. Vorimir dice:

    Vamos, una novela para los que les guste la época o sean muy fans del autor o poco más. A veces es cierto que las novelas históricas pecan de lo que comentas, muy bien ambientadas pero poca chicha después.

  2. Balbo dice:

    A mi me encanta la época, pero es una novela un tanto hueca. Vas leyendo vas leyendo y cuando llevas un montón de hojas leidas tienes la impresión de que no vas a ninguna parte. No se define del todo. Al final quieres saber el final pero no entusiasma. Un tanto fría con respecto a otras novelas del autor.

  3. Iñigo dice:

    Me está pasando lo mismo con “Estudio en negro” de José Carlos Somoza… estoy deseando terminarla… Me está dejando muy frío.

  4. Balbo dice:

    A mi el que me encantó de José Carlos Somoza fue “La caverna de las ideas”. Me fascinó cuando lo leí.

  5. Farsalia dice:

    Me temo que el Somoza “bueno”, el que sorprendía en cada novela y tocaba géneros distintos haciéndolos suyos, ya queda lejos: el Somoza Silencio de Blanca (1996), Dafne desvanecida (2000), La caverna de las ideas (2000), Clara y la penumbra (2001), La dama número trece (2003), Zig zag (2006), La llave del abismo (2007) y El cebo (2010). Su obra posterior no ha estado a la altura (desde mi punto de vista, claro): abandoné El origen del mal (2018), de hecho.

  6. Iñigo dice:

    Estoy terminando “Estudio en negro” por inercia… Como no es muy larga la novela, no la he abandonado. Pero vamos, que a mí no me ha gustado, a falta de treinta páginas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.