HISTORIA Y CULTURA. LA REVOLUCIÓN DE LA ARQUEOLOGÍA – Ian Morris

La revolución de la ArqueologíaEdhasa 2007.

Enfrentarse a un libro puede ser como asaltar un castillo. Las tapas son llanas y sólidas, como murallas, el lomo recuerda una torre circular. El misterio se agazapa tras ellos, por mucho que tengamos una idea de lo que nos espera, no siempre sabemos con seguridad el esfuerzo que nos va a costar llegar hasta el corazón de la torre del homenaje. Esa información, ese disfrute anhelados ¿Cuántas páginas, a modo de soldados, lo defienden? ¿De qué calidad es su defensa? Podemos observar las banderas que ondean en las murallas, como son el índice o las ilustraciones, o valernos de espías, como este blog, pero la incertidumbre persistirá hasta que no acabemos por utilizar la mas antigua de las técnicas, vencer nuestros temores (efectuar el gasto en muchas ocasiones) y lanzarnos al asalto.

Abrir la tapa es como escalar las murallas y lanzarse al salto, leer cada página es ganar una posición, aunque también perder, la emoción de haber llegado hasta allí. Pronto el avance se hace regular. Hemos vencido los temores, ya tenemos a la vista el objetivo, nos relajamos, disfrutamos… Pronto llegará ese puntito de nostalgia que es el final.
Es sencillo.
Salvo cuando el castillo, por alguna razón, aguanta el asalto. Algunos porque son tan blandos que de repente ya no merece la pena. Pero otros resisten a causa de la densidad del texto, de la importancia de las ideas, o simplemente, porque no nos esperábamos lo que nos hemos encontrado en el interior.
Y eso es lo que me pasó en el primer asalto. Quería datos, me endiñaron dos buenas cucharadas. Y tuve que detenerme. Solo fue una tregua.
Pero hablemos un poco del libro, y de su autor.
Ian Morris es uno de los arqueólogos en activo mas destacados. Ha dirigido excavaciones en Gran Bretaña, Italia y, claro, Grecia, y ha publicado una gran cantidad de material: Burial and Ancient Society (enterramiento y sociedad antigua) 1987, Death Ritual and Social Structure in Classical Antiquity (rituales mortuorios y estructura social en la antigüedad clásica) 1992, y Classical Greece. Ancient Histories and Modern Archeologies (Grecia clásica. Historias Antiguas y Arqueologías Modernas) 1994. Por citar sólo las que se mencionan en la contraportada del libro. Actualmente imparte Historia Antigua y Arqueología en la Universidad de Stanford.
La tesis que nos presenta es que la Arqueología “es historia cultural o no es nada”. A partir de ahí lanza su capítulo primero en el que describirá lo que es historia cultural y como la arqueología en general y la de la edad del hierro griega (su especialidad), en especial, se incardinan dentro de esta categoría. Este es seguramente el capítulo mas difícil de entender de toda la obra, una verdadera profilaxis que echará atrás a gran parte de los lectores.
Que por cierto ¿Quiénes han de ser estos lectores? El autor confía en llegar a varios públicos: “la junta editorial creadora de la serie Social Archaeology” (por un lado), y, “deseo que los arqueólogos clásicos y los historiadores de la antigüedad también lean este libro” (por otro). Así pues los que no entramos en estas categorías, dispongámonos a sudar.
La verdad es que una de las grandes preguntas que se me ocurren es ¿A quién se le ha ocurrido editar un libro tan sumamente técnico y especializado en una colección de divulgación? Y no es que no se agradezca, una vez superada la prueba. Pero sorprender, sorprende.
Tras definir los términos del debate en su capítulo 1º. Ian Morris pasa a aspectos tal vez mas concretos y entendibles. Nos presenta un pequeño estudio de la historia de la arqueología de la edad de hierro griega, dentro del marco de la arqueología griega general, y explica con especial interés el concepto y la evolución del helenismo. Muy interesante. Es el momento en el que uno empieza a alegrarse de haber seguido adelante.
Pasa después a explicar su interés por la edad de hierro griega y el concepto de igualdad, término medio, el “to meson” (que no tiene nada que ver con papear en un asador típico). Y termina, hablando, de forma mas detallada de arqueología: separación de los espacios. Ciudadanos y no ciudadanos. Conflicto élites – gente media, enterramientos, relación con la religión y otros muchos aspectos que dejaré que cada lector descubra por si mismo, con elevadas dosis de paciencia.
Finalmente cayó el castillo.
Definitivamente y a pesar de las dificultades (creo que es una de las pocas ocasiones en que he releído, varias veces, no ya párrafos, sino páginas enteras), recomiendo el libro a todos los amantes de la arqueología griega. Los especialistas lo entenderán, supongo sin dificultades. Y los demás, si yo he podido, digo yo que podrán también. Pocas cosas hay mas satisfactorias que el triunfo obtenido con esfuerzo.
Opino, claro.

[tags]historia, cultura, revolución, arqueología, ian morris[/tags]

Compra el libro

     

41 comentarios en “HISTORIA Y CULTURA. LA REVOLUCIÓN DE LA ARQUEOLOGÍA – Ian Morris

  1. cavilius dice:

    ¿Cómo me haces esto, Koenig? Voy saturadísimo de lecturas, libros a medias, cosas pendientes, y vas y me pones en los morros este libro. Lo tengo visto hace tiempo, pero ni siquiera lo había ojeado porque pensaba que trataría sobre arqueología en general, no sobre la griega en particular.

    ¿Y dices que es muy técnico y que no va mal releer páginas dada su dificultad? Uffff, encima eso… ¿Y dices también que al final el castillo cae? Bueno, pues eso: si tú has podido, habrá que montar una torre de asedio y tirar unas cuantas flechas, a ver si hay suerte. Y si mientras lo leo noto que el libro me puede, pensaré “Koenig sí que pudo, Koenig sí que pudo”, y así me animaré a seguir adelante.

    Se me ocurren algunas preguntas para el nuevo señor del castillo: ¿la dificultad del libro es a nivel conceptual, o es que da tal número de datos que es fácil perderse? ¿Y de ilustraciones cómo anda? ¿Y habla de la historia de la arqueología griega en ese período (la edad de Hierro), o más bien es un libro escrito “a pie de excavación”?

    Saludos.

  2. Rodrigo dice:

    Más allá de los meritos y dificultades del libro que nos presentas, Koenig, ¡qué imaginativa y bonita tu reseña! Todo un gozo leerla. Y además informativa: ya se entera uno de lo que le depara el libro en caso de toparse con él. Se agradece.

    Saludos transoceánicos.

  3. Incitatus dice:

    Coincido no sé si me gustará el libro (supongo que sí aunque sea de los decadentes griegos, ;-) al amigo Cavilius) pero ese principio de reseña me va a lanzar esta tarde a la librería a comprarlo.

    saludos

  4. Jerufa dice:

    Si, la verdad es que “mola” aceptar ese reto.
    El rollo es que es de griegos.

  5. cavilius dice:

    ¿Decadentes griegos? ¿Rollo?

    Retractáos ya mismo u os va a caer un apotympanismos encima que os vais a enterar.

  6. Incitatus dice:

    Jo que miedo da eso

  7. Rodrigo dice:

    Justamente: los griegos se creen muy temibles.

    No hacen ni cosquillas.

    ;-)

  8. Incitatus dice:

    Eso pregúntaselo a los persas de Maratón, Termópilas y otras… vale que los romanos somos bastante más cafres, pero se debe a que somos más prácticos… ;-)

  9. Ariodante dice:

    Uh, Koenig, el libro probablemente no lo lea, porque me interesa el tema griego, pero mi fase arqueológica la tuve hace mucho tiempo y se me pasó. Pero…me ha gustado muchísimo esa introducción que haces sobre el asalto al castillo/libro. Ha estado muy muy bonita, muy poética. ¿Que no te dedicarías a la poesía en tus ratos libres? Porque, en serio, me ha llegado al alma esa preciosa introducción.

  10. Rodrigo dice:

    (Maldición)

    El capítulo primero del libro de Morris parece particularmente interesante. En realidad no es frecuente toparse con planteamientos teóricos demasiado densos en obras de divulgación. Koenig: ¿es realmente difícil de comprender, o es que no esperabas encontrarte con algo como eso en un trabajo de este tipo -de divulgación-? ¿Qué extensión del libro ocupa el primer capítulo?

  11. Rodrigo dice:

    (‘Touché’, Incitatus.)

  12. akawi dice:

    Bella, elegante, a la par que sencilla. ¡Sí Señor!

    Koenig una reseña estupenda.

    Veo que últimamente hay mucha competitividad en cuestión de reseñas y cada vez lo ponéis más difícil. Estáis poniendo el listón muy alto, cosa que creo muy razonable y beneficiosa, para mí es la mejor forma de aprender.

    No me atrevo todavía con este libro, pero tomo buena nota porque creo que será muy interesante. Yo siempre hago caso a los grandes maestros de Hislibris.

    Gracias y un abrazo.

  13. Koenig dice:

    Buenas noches.

    En primer lugar agradecer vuestros amables comentarios.

    En segundo lugar voy a ir respondiendo cuestiones:

    Amigo Cavilius: ¿Conceptual o datos? Te pongo un pequeño ejemplo: “Kloeber y Kluckhohn (1952) rastrearon esta idea de cultura hasta la escuela de historiadores de Gotinga del siglo XVIII, cuyo enfoque fue marginado en el siglo XIX por el modelo rankeano de documentación de políticahistórica”. El texto da por sabidos quienes son estos dos señores, en que consiste la escuela de Gotinga y como es el modelo rankeano.
    Supongo que alguien que sepa de arqueología lo entenderá mejor que yo.
    Pero esto es propio, sobre todo, de la primera parte: “La arqueología como historia cultural”.

    Con respecto a las ilustraciones, no hay fotos. Pero cuando analiza alguna construcción o excavación, acompaña con un plano. Cosa muy de agradecer.

    Con respecto a si es un libro escrito “a pie de excavación”, creo que se a que te refieres y no. El autor ha excavado. Pero en realidad lo que hace es analizar los resultados de muchas excavaciones, centrándose en aspectos concretos de la edad del hierro, y mas específicamente del ática.

    Ariodante. Realmente el libro no es, puramente dicho, de arqueología. En realidad lo que el autor hace, es dedicar, como dice en la introducción, tanto espacio a las palabras como a los objetos. Lo que hace es deducir todo lo posible, desde las excavaciones arqueologicas, a la cultura griega de la edad del bronce.

    Rodrigo. El libro “NO” es de divulgación, al menos no para el gran público. Sino que yo lo clasificaría mas bien en el apartado de publicación para científicos (esto suena a vil excusa porque me ha costado entenderlo :-) )

    En fin y para terminar, y esperando no dejarme a nadie. Si alguno se decide a leerlo, espero que me comente su opinión.

    Saludos.

    Koenig.

  14. cavilius dice:

    Sí hombre, el modelo rankeano, está clarísimo…
    Pues gracias por la información, Koenig. No sé si me has animado más a comprarlo y a leerlo enseguida, a comprarlo y a leerlo cuando me jubile, o a no comprarlo y a leerlo cuando me lo regalen. Meditaré sobre ello.

    En cualquier caso, no deja de ser curioso eso que dices: que Edhasa publique un libro “para especialistas” como si fuera divulgativo.

    Saludos.

  15. Rodrigo dice:

    Gracias por la respuesta, Koenig.

    Saludos.

  16. pepe dice:

    Estoy de acuerdo con la tesis de que la arqueología es historia cultural o no es nada. Sin embargo lo que sucede en Grecia, que tiene un excepcional patrimonio arqueológico, es que la mayor parte del material excavado no se puede exponer en un museo, y ni siquiera puede ser publicado. Está destinado a permancer en malas condiciones en abarrotados almacenes de imposible acceso para estudiosos, no digamos ya para el público en general. Por eso, en los últimos tiempos se han dejado oir voces que piden una moratoria en las excavaciones, excepto en aquellas de urgencia, que permita una adecuada “digestión” del material ya existente, para que los objetos arqueológicos se conviertan en nuevos conocimientos y, en definitiva, en cultura.

    En otro orden de cosas, debo decir que he disfrutado mucho con la emocionante reseña: es muy original y está muy bien escrita. Describe con mucho acierto las sensaciones que un lector experimenta al enfrentarse a una obra tan especializada y demuestra que el talento del reseñador está mejor aprovechado
    cuando se ocupa de cualquier manifestación de la cultura.

  17. Vorimir dice:

    El la carrera, la arquelogía nunca acababa d egustarme.
    Mas bien sólo me gustaba su faceta de “historia del arte”, pero nunca me interesó demasiado como disciplina técnica.
    Trabajé como voluntario en una excavación fenicia en Málaga para al menos tener alguna idea del trabajo de campo de primera mano y fue una experiencia curiosa, pero el tema sigue sin interesarme mucho.

    Me ha interesado más la curiosa y divertida reseña que has hecho Koenig.

  18. Germánico dice:

    Yo trabajé en 4º en la excavación de las supuestas “Pirámides de Güímar”, y lo único que encontramos fue los restos de un camello que había enterrado allí un vecino… Ah, también saqué un par de muelas y restos de sudarios en la excavación del primer cementerio de Santa Cruz de Tenerife. La verdad es que, pese a estas dos gratísimas experiencias, no acabé yo de cogerle el gustillo a eso…

  19. potnia dice:

    Gracias por esta reseña. La verdad es que el libro pinta muy, pero que muy bien.

    Me acaba de picar el gusanillo con retomar estas cuestiones. (por cierto, me ha llegado al alma porque mi tesina iba a ser sobre poliorcética)

  20. JEFFRY dice:

    EH LEIDO VARIOS LIBROS DE IAN MORRIS Y ME PARECE INTERESANTE EL PLANTEAMIENTO ARQUEOLÓGICO QUE VIENE DANDO ACTUALMENTE.
    ESPERANDO QUE LOS ÉXITOS Y LA PUBLICACIONES CONTINUEN.

  21. pepe dice:

    Hoy aparece en El País una pequeña entrevista con Peter Fuchs y un reportaje sobre las excavaciones en el yacimiento peruano de Sechín Bajo. Parece que la fecha aproximada de las primeras ocupaciones humanas en el continente americano sigue siendo objeto de debate y (uno no termina nunca de aprender cosas) que C. W. Ceram era nazi.

    http://www.elpais.com/articulo/cultura/enigma/circulo/ritual/Sechin/elpepucul/20081029elpepicul_3/Tes

  22. Ascanio dice:

    Hala, acabas de tirarme por tierra un mito.

  23. Blasa Jimenez dice:

    En esta ocasión es en El Mundo donde aparece un reportaje sobre las escavaciones que un equipo de arqueólogos españoles está llevando a cabo en Egipto, dirigidos por la arqueóloga sevillana Myriam Seco.
    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/02/01/ciencia/1233488853.html

  24. Ascanio dice:

    Ahora mismo acabo de oír en Intereconomía este asunto, Blasa (anda que…).
    El artículo de El Mundo tiene varios errores:
    – El templo de Tutmosis III está descrito desde principios del S. XX, y sólo se va a restaurar lo que queda (que es prácticamente nada). No se han descubierto 4.000 bloques, como se dice, sino que están desenterrados desde hace muchos años.
    – La misión es hispano-egipcia, y la dirección es egipcia, no española. Myriam Seco se ha adherido al proyecto. Es decir, la noticia sería que una egiptóloga española colabora en el proyecto de recuperación de estos bloques.
    – Lo único que se va a hacer es limpiar estos bloques, arreglar el recinto y hacerlo visitable.
    – Hay muchos más egiptólogos españoles sobre el terreno de los que se citan en dicho artículo.

  25. Ascanio dice:

    Ahora sólo queda averiguar quién es la responsable de los méritos érroneamente adjudicados a Myriam Seco. O ella misma, o la autora del artículo.
    ¿Quién seráaaaa, seráaaaaa? Las momias te lo diráaaaan…

  26. pepe dice:

    Parece mentira, decir esas cosas de una mujer que trabaja a 50º, se pega unos madrugones de aupa, siempre se vio atraida por reconstruir cosas, desvelar la historia de los restos le apasiona, y todo ello es por un impulso interior…

  27. Ascanio dice:

    ¿Blasa? ¿Eres tú?

  28. pepe dice:

    La Blasa ha tenido que salir un momento a un recado y me ha dejado a mi aquí, al cuidado de las gallinas. ¿Quieres que le diga algo cuando vuelva?

  29. Germánico dice:

    ¿Has llamado gallina a Ascanio? Pobrecita…

  30. pepe dice:

    A la señorita Ascanio le acabo de manifestar mi más sincera admiración en otro hilo, caballerete…

  31. Germánico dice:

    Ah… “Caballerete”… Joé, Pepe, eres un antiguo…

  32. Ascanio dice:

    Germánico, te ha llamado gallina a ti, jomío.

  33. Ascanio dice:

    Ayer me acerqué a ver la exposición “El rescate de la Antigüedad clásica en Andalucía”, en el Hospital de Los Venerables de Sevilla.
    A pesar de las hordas de troles ingleses borrachos, cafres y vándalos que vinieron a ver el partido de fútbol -previo coma etílico-, hay que decir que la tarde que hacía ayer en Sevilla era para disfrutarla a tope. Un día estupendo, soleado, cálido y lleno de luz. Y como colofón, esta exposición, gracias a la fundación Abengoa.
    El que tenga la oportunidad, que no se la pierda. Hay piezas excepcionales, como la Venus de Itálica o el Efebo de bronce de Antequera, cuadros maravillosos (Goya, Zurbarán, Rubens) y un friso espectacular (con un increíble estado de conservación) que recrea la batalla naval de Actium. Una joya.

  34. Mu-Chu-Lin dice:

    Dado que el Hospital de los Venerables está, si no me equivoco, casi en frente de la hostería del laurel, parece adecuado saludar el barullo producido por los hinchas ingleses con los famosos versos
    ¡Cuán gritan esos malditos!

  35. Ascanio dice:

    Pues no, no te equivocas. Y no veas el tufillo a pescadito que salía anoche de la Hostería cuando nos fuimos de allí…

  36. Mu-Chu-Lin dice:

    Qué bonita es Sevilla…

  37. Arauxo dice:

    Sólo una precisión a la marciana: Fundación FOCUS-Abengoa. Y un añadido: además de las piezas que cita, hay un puñado de retratos romanos (en mármol, claro) naturalistas de lo mejorcito que he visto. Y, por supuesto, la Diosa Fortuna de Itálica, que es una de las mejores piezas de la escultura romana universal. Y no lo digo, yo, sino Blanco Freijeiro.

    Merece la pena, sí, señor.

    Un saludo.

  38. pepita dice:

    A la señorita Ascanio le acabo de manifestar mi más sincera admiración en otro hilo, caballerete…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.