CUENTOS VAGABUNDOS – Gisbert Haefs

CUENTOS VAGABUNDOS - Gisbert Haefs«Jochanaan gruñó.
–¿Cuál es la verdad, señor? ¿Cuál es la verdad de Jehoschua?
–No se calificó ni de Mesías ni de nada sublime. No era más que un rebino que quería renovar la doctrina judía. Y sólo la doctrina judía. Está en sus textos, escondido.
–¿El qué?
–La historia de la madre no judía a cuyo hijo no quiere curar… primero estaba las personas, luego los perros. Para él, todos los no judíos eran perros. Y vosotros hacéis una secta para no judíos… Él no quería hacer prosélitos, Jochanaan; no quería que las perlas de su doctrina fueran echadas a los cerdos… que somos nosotros, los romanos; el jabalí es el emblema de la legión de Cesarea. Ya también somos nosotros los que golpeamos en la mejilla derecha… con el dorso de la mano, símbolo del desprecio de los señores respecto a los criados. ¿O acaso tú, salvo que seas zurdo, puedes golpear a alguien en la mejilla derecha con la palma de la mano?» (El testigo, p. 29)

Gisbert Haefs (n. 1950) es un autor de novela histórica que siempre publica libros interesantes. No voy a repasar su obra, ampliamente conocida –véase para ello los primeros párrafos de la reseña de César. Las cenizas de la República (Edhasa, 2008)–, pero sí a destacar que no sólo escribe novela histórica. Para el público alemán, por ejemplo, Haefs es el traductor a esta lengua de Borges, Kipling, Bioy Casares y Conan Doyle, entre otros autores. Y es también el autor de novelas policíacas con un humor muy particular, como la serie de Baltasar Matzbach (inéditas en castellano) o títulos como La carcajada del general (Edhasa, 1999). Y es también un aplicado escritor de cuentos. Cuentos vagabundos (Evohé, 2009) es una recopilación de varios de estos cuentos, ya publicados anteriormente en Alemania, y que suponen para el lector español un (re)descubrimiento de Gisbert Haefs.

Como en sus novelas –escritas, como él mismo sintetiza, con «sangre, sudor y semen»–, Haefs desarrolla en sus cuentos un estilo personal que seduce y atrapa. Nos encontramos con cuentos de diversa índole: históricos, góticos, policíacos, sátiras, ciencia-ficción, terror, postapocalípticos,…, y en todos ellos consigue crear una atmósfera personal que trasciende la palabra escrita. Tras leer estos cuentos, el lector se quedará con personajes como Baltasar Matzbach y los miembros del triunvirato –un homenaje a lo mejor de la novela de intriga y con un aire a lo Agatha Christie en Asesinato en el Orient Express–; con cuentos de ciencia-ficción que evocan a novelas de John Varley o Robert A. Heinlein (Placer viajero); con relatos sobrecogedores como En la frontera, y, cómo no, con lo mejorcito de Haefs, los relatos históricos. Destacan, especialmente, tres cuentos de narrativa histórica: dos de ellos tienen como trasfondo la figura de Jesús de Nazaret: El testigo, de donde proceden la cita anterior o Los dones de los tres reyes, en los que Haefs da una vuelta de tuerca y nos ofrece una imagen diferente del personaje o de su época; y un tercero, Retorno al hogar, que sitúa al protagonista en las postrimerías de la Primera Guerra Mundial, un soldado alemán que fue prisionero en un pueblo ruso.

Me considero un seguidor fanático de Haefs y he disfrutado, más bien devorado, sus Cuentos vagabundos con placer y ansia. Ansia por leer algo más de Haefs, que suele aportar una visión diferente de diversos personajes históricos (Alejandro, Aníbal, César,…), jugando con lo que las fuentes nos han dejado y con lo que la imaginación elucubra. Y placer ante el hecho de encontrar a un narrador que toca diversas teclas, que se arriesga con aquello que está a las antípodas de lo que hasta ahora ha publicado (un ejemplo podría ser El vampiro y la intranet). Me costaría elegir qué cuento me ha gustado más: está el Haefs de los relatos históricos de temática antigua, siendo El testigo una pieza que se lee con enorme interés; está el Haefs irónico que nos deleita en El amor, la muerte y Münstereifel con una prosa deliciosamente socarrona; y está el Haefs que juega con el sarcasmo en El anatomista azul.

Tiene, pues, el lector ante sí una recopilación de cuentos entre los que buscar lo mejor del autor. Posiblemente, al llegar al final del libro, tenga la sensación de que esa elección sea superflua y se encuentre ante un escritor que es mucho más que un magnífico autor de novela histórica.

[tags]Cuentos vagabundos, Gisbert Haefs[/tags]

ampliar


Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el CUENTOS VAGABUNDOS en La Evoheteca con los gastos de envío gratis.

     

12 comentarios en “CUENTOS VAGABUNDOS – Gisbert Haefs

  1. Valeria dice:

    Con este libro de Haefs estoy haciendo algo que no es habitual en mi caso, y es leerlo simultáneamente con otras lecturas. Es una gozada, porque como son cuentos cortos y de muy diversos estilos, cada noche leo uno y me espera una sorpresa diferente. Me suele gustar lo que escribe este autor, y con esta obra estoy descubriendo otras “caras” literarias, algunas facetas de Haefs que yo desconocía.

    Evohé ha acertado de pleno recopilando estos cuentos.

    Y felicidades por la imagen de cabecera, Nuru.

  2. ARIODANTE dice:

    Buena reseña, Farsal. Yo también lo disfruté; este Haefs nos da cada sorpresa…

  3. juanrio dice:

    Sólo he leído los tres primeros, pero me gustaron mucho. El que citas, El testigo, me pareció muy bueno, pero los otros dos, en estilos muy diferentes, no desmerecen en absoluto. Tendré que darle un adelanto en la pila….

  4. ARIODANTE dice:

    ¿No teneis problemas para entrar en la papri?

  5. Valeria dice:

    Yo no advierto nada extraordinario, Ario

  6. Valeria dice:

    Rectifico: me temo que estamos sufriendo un ataque combinado de virus aqueos, troyanos, de los pueblos del mar y supongo que hasta el de la gripe. ¡A cubierto!

    1. Javi_LR dice:

      Se supone que ahora está todo bien. Ayer a la tarde sí que lo sufrimos, pero creo que ahora estamos bien arropaditos. Valeria, ¿qué problemas te da hoy?

  7. ARIODANTE dice:

    Si, parece que hoy nos hemos levantado protegidos. Buon giorno a tutti!

  8. Vorimir dice:

    Anoche me leí “El testigo”. Buenísimo.

  9. Libros dice:

    Muchas gracias por la recomendación, saludos!

  10. Valeria dice:

    Javi, esta mañana, al poco de entrar en la página, empezaron a saltar las alarmas de mi antivirus con avisos de troyanos, pero ahora está todo tranquilo.

  11. Richar dice:

    Saludos,

    a mi también me ha gustado y sorprendido esta faceta de Haefs que desconocía. Los históricos me han gustado mucho, pero mi favorito ha sido el del vampiro por su planteamiento tan original.

    Y como dice Valeria, es casi para leer alternando con otros libros, cada noche un cuento antes de dormir. Una gozada.

    Un saludo,
    Richar,.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.