CÉSARES – José Manuel Roldán

Memorias de Godoy. Enrique RúspoliA medida que leía este libro, recordaba la famosa serie de la BBC “Yo, Claudio”, que tan buenos momento me hizo pasar. Si el lector no permaneció indiferente mientras en la pantalla un inspiradísimo Derek Jacobi nos hacía sufrir en las carnes del pobre Tiberio Claudio Druso Nerón Germánico las vicisitudes de una parte de la dinastía Julio-Claudia, está de suerte. Porque la lectura de “Césares” le proporcionará una experiencia tan agradable como la que proporcionó a los aficionados a la novela histórica aquella famosa serie de televisión.

“Césares” es un ensayo que, partiendo de una breve introducción sobre la agonizante república romana del siglo I a.C., nos acerca de manera amena pero rigurosa a las figuras de Cayo Julio César, Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón. Abarca, pues, desde los estertores de la República hasta el fin de la primera dinastía de la Roma Imperial. El autor, José Manuel Roldán, es catedrático de Historia Antigua, investigador, escritor y miembro de los comités científicos de varias revistas especializadas.

Este libro no es una novela; deben abstenerse de su lectura, pues, todos aquellos que busquen regodearse en las manipulaciones de Livia, los excesos sexuales de Nerón, las relaciones de Tiberio con Sejano, los problemas mentales de Calígula o la debilidad por las mujeres y la buena mesa de su tío Claudio. Porque siendo una obra pensada para un público no especialista, y no para sesudos estudiosos del imperio, la obra no contiene concesiones al espectáculo. Los aspectos citados no se rehúyen; al contrario, se comentan, se debaten e incluso se cuestiona su mayor o menor verosimilitud por la vía de contrastar hechos, fuentes clásicas y autores, pero tampoco son objeto de una atención amplificada.

Si existe un elemento de interés que impregna esta obra ése es, o al menos así me lo ha parecido a mí, el estudio sobre la legitimación del poder en la Roma imperial; las distintas maneras con que, de César a Nerón, se trató de justificar la concentración de potestades que reunieron en sus personas los seis gobernantes. Además de conocer las vicisitudes de la vida, familia y circunstancias históricas que a cada uno de ellos le asignó el destino, se hace hincapié en la fuente que buscaron para defender su poder absoluto. Esta necesidad de fundamentar el sistema fue especialmente intensa con Augusto, quien quiso huir como de la peste del reconocimiento explícito de la principal característica de la monarquía como fuente legitimadora: la sucesión hereditaria. Pero se descuidó por los sucesivos emperadores, y la transmisión hereditaria del poder era inaceptable para un pueblo que había repudiado con vehemencia la monarquía. Esta labor de indagación en la fuente de legitimidad, de exponer el sustento filosófico, religioso o legal del gobierno del “imperator” es para mí uno de los aspectos destacables del libro, sin desdeñar la fascinación que ejercen las trayectorias vitales de cada uno de estos personajes, unidos en mayor o menor medida por el lazo más extraordinario que hay para un romano: la familia. Una complicada familia, en estos casos.

Al finalizar cada capítulo, el autor nos hace un pequeño balance de aquellos aspectos que resultaron sobresalientes, desconocidos o especialmente dignos de atención –en positivo o negativo- durante el período de gobierno de cada uno de los césares: la significación de César, la administración imperial con Augusto, el cercenamiento de las funciones del Senado con Tiberio, la desastrosa política provincial de Calígula, la legislación de Claudio o la reforma monetaria de Nerón.

Todo ello aderezado con bibliografía al final de cada capítulo, mapas, índice onomástico, una relación de fuentes documentales, unas hermosas láminas y algo indispensable: un cuadro genealógico.

Tal vez el afán de reunir a personajes sobre los que tanto hay que contar deje una cierta sensación de que se resume en demasía, pero reconozco que es un buena acercamiento inicial que supera los aspectos más conocidos y novelescos de la primera dinastía de la Roma Imperial, absteniéndose de arriesgadas teorías que sólo tienen cabida en el mundo de la ficción literaria; Es un ensayo accesible, pero en absoluto frívolo. Lo que no es, desde luego, es aburrido. Todo lo contrario. Por otra parte, su autor, Roldán, ante algunas lagunas históricos o frente a algunos hechos en los que se busca un por qué, nos hace partícipes de sus teorías justificando siempre sus propuestas, algo que es muy de agradecer en este tipo de obra.

Personalmente me ha parecido que era más severo en sus juicios sobre César que con los demás retratados; y en el caso de Claudio, me pareció que el capítulo a él destinado se centró con más detenimiento en las circunstancias familiares que en el emperador mismo. Como curiosidad, me resultó llamativo el juicio que a lo largo de la obra le merece Séneca. Lo digo desde la frivolidad que supone hablar de lo que no se conoce (me refiero a mi pobre conocimiento de la vida del filósofo).

En resumen: un libro ligero, de agradable lectura, recomendable para quien quiera bucear un poco en los albores del Imperio y en el conocimiento de los Julio-Claudios.

Césares
JOSÉ MANUEL ROLDÁN
Ed. La Esfera de los Libros
474 páginas

[tags]Césares, Cayo Julio César, Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio, Nerón, José Manuel Roldán[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “Césares” en La Casa del Libro.

     

27 comentarios en “CÉSARES – José Manuel Roldán

  1. farsalia dice:

    Buena reseña para un libro que tengo en tareas pendientes. Coincido, a priori, en los aspectos que comentas (y cito textualmente) acerca de “la significación de César, la administración imperial con Augusto, el cercenamiento de las funciones del Senado con Tiberio, la desastrosa política provincial de Calígula, la legislación de Claudio o la reforma monetaria de Nerón”.

    Si cabe, para el período de Tiberio hay que destacar, más aún que las luchas entre Senado y ‘princeps’, el final de la auténtica ‘res publica’, la ‘libera res publica’: la práctica disolución, más en la práctica que ‘de facto’, de los comicios como uno de los ejes centrales de la vida política romana. Si ya con Augusto el ‘cives’ había perdido muchas de sus, por llamarlo así, “potestades”, con Tiberio el proceso llega a su cénit: ya no hay ciudadanos eligiendo a los magistrados o votando leyes.

    En definitiva, tus comentarios, Valeria, incitan más a la lectura de un libro que no marcará un hito en la historiografía romanista, pero que para el lector común será una deliciosa lectura y una obra imprescindible en su biblioteca.

  2. Germánico dice:

    Me gustó hasta llegar a la parte de Claudio y Nerón. No sé por qué, pero a partir de ahí el libro se me hizo muy tedioso. El balance, en general, positivo, y con un mérito en su síntesis que a veces no tienen las obras más específicas: al enumerar y describir brevemente la inmensa obra política de Augusto y Tiberio, se percibe mucho mejor lo terrible de su esfuerzo, y somos capaces también de ver que lo que fue de una manera, pudo haber sido, en cualquier momento y de manera fácil, totalmente diferente (dicho de otra manera: Augusto y Tiberio podrían haber fracasado perfectamente…). Es esta una “ley” histórica que se olvida con excesiva frecuencia.

  3. Aretes dice:

    Buena reseña, Valeria.
    ¿Se puede tener como libro de consulta fiable para ese periodo de tiempo?

  4. Valeria dice:

    Buenos dias.
    Aretes, no tengo duda de que el libro es fiable. Y por su estructura (capítulos, índices) es una obra donde probablementees es fácil encontrar ciertos datos . Pero yo no lo consideraría como un libro de consulta, salvo que te interesase consultar la intrincada red familiar que constituía esta “dinastía”. En cuanto acontecimientos históricos cronológicamente señalados, no es un libro al uso, pues hay temas sobre los que se detiene con profundidad, y otros que deja un poco de lado para centrarse en los aspectos que el señor Roldán pretende destacar. Además, son muchos césares para un espacio limitado.
    Sólo lo utilizaría para consultar bibliografía, apartado que creo que sí es muy completo.

  5. cavilius dice:

    Buena reseña, Vale. Últimamente estoy viendo algunos libros de romanos con muy buen aspecto (los libros, no los romanos), y este es uno de ellos. Además, es uno de los pocos periodos de la historia de Roma que me interesa. Hum, no sé, igual se lo regalo a alguien para que me lo preste.

  6. vorimir dice:

    Pues regalateló a ti mismo.

    Yo pq tengo que controlar mis gastos libreros y ya llevo unos pocos, pero éste es uno al que le tengo echado el ojo.
    Aunque a corto plazo no m ehaga con él quizás más palante…

    Buena reseña Valeria.

  7. Ascanio dice:

    Oyoyoyoyoy….Qué reseña más interesante y qué libro más interesanteeeee…y que hambre libresca me ha entrado por tu culpa, mardita roedora…

  8. Ascanio dice:

    Fíjate si me ha entrado hambre que me he comido la tilde del último “qué” del comentario anterior.

  9. Incitatus dice:

    Valeria gran reseña de un buen libro, coincido plenamente contigo. Un libro recomendable para pasar un rato con un ensayo y sobre todos para aquellos que quieran acercarse al mundo de la historia de Roma

  10. Uther dice:

    Porca miseria… acabo de comprar Salamina, he encargado para la sermana que viene Las Legiones Malditas y otro de Oratoria Forense y ahora leo la magnifica reseña de Valeria… si es que hay días que es mejor ni encender el ordenador.

  11. Incitatus dice:

    ya te digo…

  12. Toronaga dice:

    Me gustó…….merece la pena leerlo

  13. Ariodante dice:

    Valeria, muy buena reseña: la verdad es que se hace atrayente su lectura. Yo soy de las que disfrutaron con la serie de TV Yo Claudio, y con los dos tomitos de Robert Graves que dan origen a la serie. Pero claro, aquello es novela y Graves a veces se toma algunas licencias…
    Anotaré el libro para próximos desembolsos, que aun tardarán, porque la pila que tengo por leer es tan enorme, que me he obligado a pasar el verano sin comprar nada y ya veremos en el otoño cómo está mi cuerpo serrano, es decir, mi bolsillo.

  14. Valeria dice:

    Efectivamente, Ario, sin tomarse licencia alguna, el autor no elude esos elementos tan folletinescos que nos atraían de la serie Yo Claudio: amoríos, matrimonios, envenenamientos, herencias, destierros… Incluso, como he dicho, aventura sus propias conclusiones sobre las teorías más fantasiosas en base a las fuentes que ha trabajado. Todo en su justa medida, y sin hacer en absoluto aburrida el resto de asuntos a tratar.

    Uther, de Salamina no te puedo decir nada, que aún está en la pila de “pendientes”, pero Las Legiones Malditas, me ha gustado mucho. Espero que tú tambien disfrutes con ella.

    Toronaga, bienvenido, creo que es la priemera vez que coincidimos por aquí.

    Gracias a todos. Y felices lecturas.

    (Cavi, yo hace poco vi unos romanos de muy buen ver -bueno, eran lucenses vestidos de romanos-)

  15. Claudius dice:

    Ave amigos! Cómo aficionado a todo lo relativo con la Roma antigua, devo decir que efectivamente el libro es muy bueno. No es el típico libro de historia que suele ser pesado y aburrido ya que Roldan sabe explicar de una forma muy amena los acontecimientos. Sobre el trato a los diferentes emperadores, creo que es bastante imparcial y no pienso que tenga un favorito.

  16. Manu ar dice:

    La verdad, desde el desconocimiento de la materia, lo compre con la intencion de acercarme poquito a poco a la historia de Roma, y me esta encantando, ameno, claro, no se hace en absoluto pesado, y con un formato que facilita su lectura. Me lo estoy terminando de leer, y como digo, muy acertada la critica y muy acertada mi eleccion jajaja. Saludos.

  17. Radhotep dice:

    Gracias a este foro he conocido la publicación. Los comentarios me han invitado a su lectura. estoy en los inicios. Creo que me voy a enganchar y a devorarlo en pocos días. Os daré mis impresiones. Se nota la mano de un experto, aunque con ciertas ambiciones de ser un neo ¿Suetonio o Tácito?

  18. Radhotep dice:

    Lástima que le dedique menos tiempo del que merece. Acabando Tiberio. Me está gustando mucho, sobre todo por los contrastes que hace con citas de fuentes documentales. En paralelo consulto alguna biografía o novela. Tiberio, precisamente tiene una espléndida de Allan Massie. Rápida de leer.
    Para mi esta de Césares, imprescindible para conocer mejor la dinastía Julio-Claudia. Desmitifica algunos tópicos y ratifica otros. Muy recomendable. Gracias Valeria por tu aportación, y lo hago extensivo al resto de foreros. Una recomendación, para no gastar tanto, yo tiro de biblioteca, aunque éste es de los que merece tenerlo en tu estantería de cabecera

  19. Radhotep dice:

    Después de finalizar la lectura te queda una buena resaca. Excesivos vericuetos en el mantenidmiento y en el acceso al poder. Sobre todo, trás Nerón. De acuerdo con Valeria sobre el papel que refleja Roldán en el caso de Séneca, un personaje poco conocido aunque muy mencionado. Resumen de la obra: 10, como buenísima introdcucción a la familia julio-claudia. Ojalá, de la Flavia, tuviésemos una visión tan completa. Te deja un buenísimo sabor de boca. Definitivamente, merece tenerla cerca para releer algún capítulo.

  20. Messala dice:

    Hay otros libros sobre este periodo: “Los Césares” de Allan Massie y “Los doce Césares” de Regis Martin. ¿Aporta algo diferente este de Roldán a los otros dos que ya tengo leidos?

    Un saludo.

  21. Radhotep dice:

    El de Regis no lo he leido, pero el de Allan Massie es una novela. El libro de Roldán no es novela, es una historia sobre fuentes escritas. Fácil de leer e intenso, como si fuese una novela

  22. Valeria dice:

    Messala, yo no he leído ninguno de los dos que citas, así que no puedo contestar. Saludos.

  23. Claudius dice:

    Ave amigos! Somos un grupo de barceloneses aficionados a la Roma antigua y que estamos buscando gente para realizar actividades de todo tipo (debates. conferencias, películas, libros, excursiones arqueológicas, visitas a fiestas de recreación histórica, etc). Interesados enviar e-mail a jlloberol@yahoo.es (Josep Maria)

  24. Messala dice:

    Gracias de todas formas, Valeria.

    Por cierto, el de Allan Massie no es una novela, Radhotep.

    Un saludo.

  25. Messala dice:

    Gracias de todas formas, Valeria.

    Por cierto, el de Allan Massie no es una novela, Radhotep. Aunque yo me lo encontré en la sección de novela histórica de cierta librería…

    Un saludo.

  26. Mucio Scaevola dice:

    Salve a todos!,
    No sé si alguien me leerá, pues este hilo tiene ya su tiempo.
    Lo cierto es que estoy en estos momentos con el libro “Césares” de Roldán y no encuentro en el mismo el cuadro genealógico que la reseña afirma que contiene la obra en cuestión. Agradecería, en su caso, que me indicarais en qué página está.

    Por cierto, encuentro que este libro tiene la ventaja, sobre otros del estilo (v.g. las biografías de Canfora o de Adrian G. sobre Julio César) de que no es traducción, pues considero que es muy difícil traducir correctamente. En especial, el libro del italiano Canfora me parece “regularmente traducido”. La gente se piensa que por saber pedir un helado de fresa en una heladería durante su visita estival de 5 días a Roma (“gelato di fragola”, con acento tónico en la primera a de fragola, por ser palabra esdrújula, pero sin tilde),y ya se cree en condiciones de hacer traducciones de especialista.
    Saludos y gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.