LOS PILARES DE LA TIERRA – Ken Follet

Los pilares de la tierraA pesar de la reticencia y el miedo –casi pánico- que ello me provoca, al fin he decidido abordar mi primera reseña animada por varios hislibreños que pululan por estos lares. Soy consciente del tamaño de la piscina a la que me lanzo y asumo con orgullo lo que emprendo.

La novela que nos ocupa –la cual admito haber leído dos veces y que ha estado inexplicablemente ausente en esta magnífica web de Historia-, es bien conocida por todos a pesar de haber suscitado siempre opiniones encontradas tanto en el blog como en el foro, por lo que me atrevo a aventurar que su reseña puede hacer correr ríos de sangre.

Ken Follet, autor de novelas de suspense y thrillers -muy al estilo de otros escritores como Robin Cook o Frederick Forsythe-, nos sorprendió en los años 90 con la publicación de un libro que nada tiene que ver con los anteriores, que lo convirtió en un escritor de fama universal y en un millonario vendedor de best-sellers.

El argumento gira en torno a dos personajes principales y sus correspondientes acompañantes en la historia: Tom, maestro constructor cuyo sueño es construir una catedral y Philip, monje sin ningún tipo de ambición – excepto la de hacer el bien a su alrededor-, que consigue convertirse en el epicentro de toda la trama. La obra comienza con un ahorcamiento presenciado por una joven embarazada que, rota por la ira, grita una maldición que se convertirá en la desencadenante y/o causante de la historia en la que se basa la novela. Poco a poco, la obra se construye a medida que se erige la catedral.

La prosa del libro es ágil (a pesar de sus 1400 páginas), sin complicaciones ni florituras, y donde sobresalen los diálogos y las descripciones a partes iguales. El lector corre el peligro de perderse ante los inesperados giros y relaciones entre los más que abundantes personajes que pueblan la trama, pero una vez construido un esquemita mental, se sigue adelante fácilmente con la lectura. Sin embargo, la novela se caracteriza por su evidente maniqueísmo: los malos son muy malos, y los buenos son muy buenos, sin términos medios, ni -que yo recuerde-, conversiones de bueno a malo o viceversa. Parece que todos ellos responden a una personalidad prefijada, de una profundidad psicológica casi inexistente y sin evolución interna. Héroes o antihéroes; antagonistas o protagonistas.

Defectos: aunque la obra parezca bien documentada –sobre conocidos personajes de la época o en cuanto a vocabulario técnico de arquitectura-, tengo la impresión de que deja un poco que desear en cuanto a la recreación de la vida diaria de la época de laque se trata. Sé que más de uno, especialmente un conocido hislibreño de aficiones medievales y con muy mala leche, entrará al redil y discutirá y rebatirá muchos aspectos históricos de la obra. En cuanto a mi opinión personal, me remito a unas palabras de Arauxo con las que me sentí identificada (y que luego comprendí que las atribuía a libros de categoría normal): “Es un libro divertido y entretenido”.

A pesar de todo recomiendo su lectura. Engancha considerablemente, es digno de leer, de juzgar y de valorar (al fin y al cabo ha llevado la Inglaterra del siglo XII a millones de lectores, con mayor o menor rigor histórico, pero…) y de reseñar. Lo he leído dos veces y las dos lo he disfrutado.

Espero que seáis magnánimos conmigo en cuanto a vuestras críticas. Prometo intentar resolver dudas y esquivar vuestras estocadas y, si se me queda algo en el tintero, deseo que me lo recordéis para intentar responder en la medida de mis posibilidadesy quedar así a la altura de las expectativas. Me disculpo por anticipado por la posible brevedad de la reseña, aunque estoy segura de que pronto engordará amedida que los hislibreños y curiosos comenten.

Eso sí, nunca construir una catedral fue algo tan ameno…

Technorati Tags: , , ,

Compra el libro

146 Respuestas a “LOS PILARES DE LA TIERRA – Ken Follet”

  1. Anthos Dice:

    Bienvenida, Sirithanna, a este tu blog; pasa y ponte cómoda. He leído con agrado tu acertada reseña y me ha hecho sonreir la última frase «Eso sí, nunca construir una catedral fue algo tan ameno…». Me he imaginado por un momento a aquellos canteros medievales, buenos conocedores de la estereotomía de la piedra, encantados de su «amena» tarea de levantar catedrales, tarareando una cancioncilla juglaresca a ritmo de golpe de bujarda, disfrutando de su actividad -ahora pongo un botarel por ahí, luego volteo un perpiaño por acá, más tarde asiento un salmer por acullá-, y así, gozosos, completando una jornada laboral de plenitud satisfactoria. Me han entrado ganas de experimentar yo mismo y, aprovechando estos días de Navidad, hacerme una catedral, aunque sea reducidita y modesta, en un rincón de mi jardín. Gracias por sugerirme la idea.

  2. Urogallo Dice:

    Bienvenida Sirithanna.

    Aparte de coincidir plenamente en la euforia constructora de Anthos tengo que decir por mi parte que en esta ocasión, la calidad de la reseña supera a la del libro. Libro que tuve que abandonar tras el incendio de la vieja abadía por encontrarlo indigesto en grado extremo, y aburrido en la misma medida.

    De todas formas, te aseguro que si no fuese por que ya lo he hecho, tu reseña me hubiese animado a intentar leerlo.

  3. Jerufa Dice:

    Felicidades de todo corazón, Sirithana, por tu estreno. ¡Magnífico!
    Alejadas definitivamente las dudas sobre si mandar o no la reseña, observo con entusiasmo que tus desvelos, dudas y esquivas intenciones de abandonar el ruedo antes de entrar, se han esfumado como por arte de magia y entras como el General Custer y su séptimo de caballería, desafiante, a defender lo que es tuyo. Pensaste que la reseña era flojita, ¡venga ya, hombre!.
    Que sepas que como persona cercana a tí que soy, me encuentro sumamente orgulloso de esta iniciativa tuya y te animo a que te baquetees sin miedo entre esta divertida jauría con el loable fin de que, victoriosa como siempre, nos obsequies con más detalles como este.
    Tu seguro servidor y, desde ahora, admirador.

  4. marbenes Dice:

    Hola Sirithanna. Enhorauena por tu lanzamiento, la elección no podía ser mejor, una novela controvertida, alabada y desaprobada casi por igual. En mi caso me encantó y, si algún día tengo tiempo para repetir lbros, volveré a leerla. En cuanto a la reseña, olvida el pánico, pues es una delicia leerla: concreta pero detallada, amena, instructiva y constructiva. ¡Consigues que den ganas de leerla otra vez! Gracias

  5. pepe Dice:

    Enhorabuena por la reseña, Sirithanna. LLevas razón en que es una novela que merecía una reseña. No la he leído pero la tengo en casa (sin desenvolver) desde hace tiempo, haciendo banquillo, a la espera de su oportunidad. Por cierto, hablas de un “conocido hisbrileño con aficiones medievales y muy mala leche”. Como quiera que la única persona que encaja con esa descripción es Anthos, me alegra que haya encajado tu comentario con tanta elegancia apresurándose a darte la bienvenida el primero …

  6. Incitatus Dice:

    Hola Sirithanna, enhorabuena por tu estreno, a ver si me decido yo un día a hacer alguna. Tengo que estar de acuerdo con Urogallo. Es mejor la reseña que el libro. Si bien el principio prometía, incluso antes del incendio se convierte en un relato demasiado maniqueo y exagerado. Los malos son malísimos y los buenos unos santos redimidos. La terminé con cierto desagrado y he de reconocer que incluso esa segunda mitad me aburrió profundamente.
    Aunque yo también soy nuevo, te doy la enhorabuena y la bienvenida.

  7. Ascanio Dice:

    Ah, ¿había un incendio? En fin, es evidente que este libro no me ha dejado mucha huella, ciertamente.

    Queridísima Sirithanna, al fin, hija, al fin. Has dado más vueltas al asunto de la reseña que una croqueta en la boca de un niño. Y habrás visto que no es para tanto, ¿no? (Bueno, todavía no ha a parecido Arauxo…). Una reseña clarita, trabajada y que deja bien claro lo mucho que te gustó.

    Leí “Los pilares…” cuando salió al mercado, es decir, hace…¿15 ó 20 años? En aquella época -en la que yo no era tan selectiva como ahora- recuerdo vagamente que me pareció entretenido…hasta la mitad más o menos. A partir de entonces empezó a tomar cariz de culebrón y a estirarse como un chicle hasta que al final lo acabé a trancas y barrancas.

    Lo que no deja de sorprenderme de este “fenómeno de masas” es precisamente eso, cómo un libro que yo considero psí psá ha llegado a ser un clásico en las listas de los más vendidos, de los más recomendados y el típico que siempre aparece cuando al famosito de turno le preguntan por su libro favorito o de cabecera. Además me da la impresión de que cuanto más tiempo pasa desde su publicación más se desvirtúa su calidad (se desvirtúa en el sentido de que se engrandece o se exagera).

    Un besote, guapa.

  8. arwen Dice:

    ¡ Ole tus narices! enhorabuena por la reseña, te felicito como reseñadora y como madre.
    Me costo la propia vida meterle mano al libro; creo que, como un mogollon de gente, lo empecé y lo dejé a medias. Hace un año decidí leerlo y, bueno, como bien dices, entretenido. Empieza muy bién, medio engancha, se enlentece a la mitad y de pronto todo se empieza a resolver.
    A mi me decepcionó, en parte, porque esperaba demasiado; eran tantos los comentarios de la gente que era un pedazo de libro que luego….Me supuso un reto leerlo de una vez, pero no creo que lo vuelva a hacer de nuevo.
    Prenda, mi enhorabuena. Cuando algún dia me decida te preguntaré.

  9. arwen Dice:

    Ascanio, a ti te ha pasado lo mismo que a mi. Mucho para ná. Demasiado bombo.
    Existe la version española ” LA CATEDRAL DEL MAR”, es mas cortita.

  10. Anthos Dice:

    Amigo Pepe:

    No sabes cómo me dejas de confundido al asociarme con «un conocido hislbreño», a mí que la fama me produce mareos vertiginosos, que trato de pasar desapercibido y casi de incógnito, que no digiero bien la celebridad y que, de repente, me siento señalado por mor de una popularidad nunca por mí constatada. ¿De verdad crees que nuestra neófita reseñadora Sirithanna podía pensar en mí al hacer su ambigua mención? De haber sido así, para completar mi inequívoca descripción hubiera añadido, además de lo de la mala leche, que soy bajito y feo, con lo cual se hubieran disipado todas las dudas sobre el sujeto de su referencia. Sí es cierto que el medievo me apasiona, seguramente porque en razón de mi edad me queda más próxima esa época que a todos vosotros, pero hay otros medievalistas por ahí agazapados que ya se dejarán ver. En cuanto a lo de la mala leche, puedo asegurarte, Pepe, que a pesar de los precios a los que se está poniendo este jugo vacuno, en casa la adquirimos y tomamos de la mejor calidad.

    Saludos navideños, con toda cordialidad y sin rencor.

  11. cavilius Dice:

    Feliz estreno, Sirithanna. Yo tengo el libro en la estantería haciendo de pilar (qué propio) para que no caigan los que tiene al lado. Aunque confieso que me hace “tilín”, y de hecho alguna vez he intentado leerlo pero me echo atrás cuando veo que al cogerlo se precipitan al vacío los demás libros.

    La verdad, yo he oído más cosas malas que buenas de este libro, y no sé hasta qué punto esa mala fama está justificada (de hecho, tú finalmente lo recomiendas). ¿No será una especie de “cabeza de turco” de la novelística histórica? Quiero decir: ¿es un libro malo si lo comparamos con otros, o sencillamente es malo en sí mismo? ¿Existe la maldad libresca en sí misma? (cielos, olvida esta última pregunta).

    Saludos.

  12. Derfel Dice:

    Yo lo leí a los diecisiete años -en ese largo y cálido verano tras la selectividad- y me gustó mucho.

    Ahora creo que no me gustaría tanto, pero sí que es cierto que, como apunta Cavilius, creo que al Sr. Follet le ha tocado pagar el pato, en cierta medida. Y es que no se puede vender demasiado…

    Además, lo cierto es que, pese a todo, el autor puede presumir de haber escrito novelas de espías más que recomendables: “La isla de las Tormentas” o “La clave está en Rebeca” no están nada mal.

  13. Ascanio Dice:

    Qué tiempos, cuando me picó el gusanillo de las novelas de espías…
    Esas que dice Derfel las tengo, y “El hombre de San Petersburgo” y “El valle de los leones”, y algunas más de F. Forsyth: “Chacal”, “Odessa” o “La alternativa del diablo”.
    Oh, lejana adolescencia…snif…

  14. Ascanio Dice:

    Querido Anthos, creo que nuestro Pepe ha desviado el tiro de Sirithanna a propósito, esperando que aparezca el auténtico destinatario del cumplido…

  15. Clío Dice:

    ¡Felicidades por tu primera reseña, guapetona! y efectivamente ya era hora de que los Pilares tuvieran su riconcito aquí, cuando la leí no me hice tantas preguntas como Cavilius, es larga, sí, tiene mucha fama y eso pesa a la hora de catalogarla pero no es de las peores ni de las mejores que he leido, engancha (al menos a mí) el tema, aunque no esté como dices demasiado documentado, pero fué novedoso en su momento, luego salieron otras…
    Anthos, creo que existen unas construcciones o maquetas que tienes que hacer de las cuales existen incluso iglesias medievales, creo, en piedra y todo, así no tienes que salir al jardín con el frío…

  16. pepe Dice:

    Pues si no es Anthos, no tengo idea de quien pueda ser el conocido hislibreño de aficiones medievales y con muy mala leche. Cavilius cumple el primer requisito y el último (con creces), pero tiene otras aficiones. Arauxo no puede ser porque, a pesar de ser un conocido aficionado a lo medieval, es todo benevolencia y mansedumbre…

    Volviendo al asunto de la reseña, ya hay una continuación titulada Un mundo sin fin, que saldrá pronto a la venta. Por cierto, a ver si Pérez-Reverte o quien sea se decide a escribir una novela sobre Don Justo, que lleva construyendo su catedral en Mejorada del Campo desde hace más de 40 años …

  17. Sirithanna Dice:

    ¡Gracias, gracias, gracias! Confieso que todo esto supone un pequeño aumento de autoestima que me hace feliz :). Además, ¡ya estoy en la listitita de la derecha! Bueno, volviendo al tema y después de este momento de euforia incontrolable, comienzo:

    Gracias Anthos por tu comentario, me alegra que te haya entrado el gusanillo de construir una catedral en tu jardín. Manda fotos cuando la termines. Eso sí, debo decir que aunque sé que eres de aficiones medievales, he de confesar que no creo que tengas mala leche. Me refería a un ex-pitufo que se ha convertido en humano y que no creo que tarde mucho en aparecer (miedo me da).

    También a Urogallo y a marbenes y a pepe… Qué ilusión :). Derfel, gracias , y sí le ha tocado pagar el pato, pero es a lo que se arriesga.

    A cavilius, debo decirte que si bien creo que las críticas históricas a este libro son justificadas (por lo menos la mayoría), es de muy fácil lectura. No creo que sea malo en sí mismo, pero si lo comparamos con libros que han tenido un eco similar al de este, sí que creo que su fama “buena” es infundada. Vaya, que los hay infinitamente mejores. Como véis, nado entre dos aguas, porque aunque me gustó leerlo, lo hice hace tiempo. Y ahora que ya tengo un pelín más de culturilla literaria (jamás equiparable a la de todos los que rondáis por aquí), pues sí que lo veo con otros ojos.
    Y en cuanto a lo de la maldad libresca… sí, creo que existe. No me refiero a libros de historia, pero sí libros en general. Hay escritores que no se merecen llamarse así. Recomiendo que os leáis un libro infantil para que sepáis de que hablo: “Los tres lobitos y el cerdo” de Carles Cano. Anda que vaya tela…

    Y a la familia, qué deciros. Nada más levantarme y ver el mensaje de jerufa en el móvil, pues como que he estado ‘atacá’ hasta que no he venido a la biblioteca a conectarme. Os agradezco los ánimos a la mamma (mis narices te agradecen tu comentario), a la tíita Ascanio (que sí, que sufriste en tus propias cannes lo de “¿la mando?… ¿no la mando?…”) y al tiíto jerufa, que casi ha provocado que saliera una lagrimilla.

    Saludetes.

  18. Sirithanna Dice:

    Cierto es todo lo que dices, pepe, cierto es… Pero eso de que Arauxo es benevolente y calmadito… no sé yo, oye.
    Mucho interés no tengo en leerme esa segunda parte. ¿Debo sentirme obligada a hacer la reseña de la segunda parte? Hummmm…

    Y gracias, clío.

  19. Sirithanna Dice:

    Incitatus, gracias. Y te comento que precisamente a mí me ocurrió todo lo contrario. El principio me aburrió sobremanera, ya que era todo el tiempo presentando a los personajes y no había casi movimiento. Luego, la acción empieza a desarrollarse hacia la mitad del libro hasta llegar a ese desenlace tan acelerado y rápido. Deja todos los lazos atados al final, pero se te queda un saborcillo de boca en el que dices: “me pega que fuera un final más desastroso”.

    Lo siento, es que me encantan los finales tristes, decepcionantes y dolorosos.

  20. Arauxo Dice:

    Qué lástima, Sirithanna, que se publica la reseña en un día (y puede que en el comienzo de una etapa) en el que apenas tengo tiempo ni para leer los comentarios de las últimas horas. Pero sí me da tiempo a felicitarte por un más que digno estreno con una reseña valiente, con un estilo muy personal y muy completa. Y provocadora, desde luego (verás cuando aparezca por aquí el hislibreño ese de los lácteos chungos y se afile los comillos; y menos mal que Anthos te ha perdonado, que si no…)

    Tú misma has comentado muchos defectos del libro, que yo suscribo. Y en efecto, cuando lo leí -hace más de veinte años- me pareció un libro entretenido. Eso… es todo lo bueno que se me ocurre anotar en el haber.

    Porque en el debe, la lista no tiene fin. No voy a insistir en el maniqueísmo argumental (probablemente el más acusado de sus defectos) porque tú lo has hecho sobradamente. Pero es que además, la novela es plana. Los personajes se parecen más al cuento de la Cenicienta y de Blancanieves que a personas reales. Su profundidad psicológica se aproxima a los 273 grados bajo cero, con una pobreza y simplicidad dignas de pasar a los anales de la peor literatura infantil. De hecho, el mundo que recrea se parece más al de La bella durmiente que a la Plena Edad Media. Porque lo que hace este autor de nombre tan malsonante en castellano es reunir en un solo tomaco todos los tópicos medievales llevados a la idealización más absoluta. Y no falta ni uno: ni el perverso señor feudal, ni el pobre campesino oprimido, ni el abad maravilloso, ni el guerrero sádico y cruel, ni el obispo ambicioso sin escrúpulos, ni el dignatario justo y ejemplar (gloriosa, la aparición final de Tomás Becket…), ni el noble envidioso, ni el sufrido obrero leal… Y tampoco falta ni un sólo ingrediente de las novelas más simples y más vendidas (esas que llaman best-sellers): morbo, sangre, sexo, violencia, maldad insondable, bondad melíflua, romances, amoríos. injusticias, golpes de efecto, venganzas… Todo un culebrón. Para colmo, es larga como ella sola (recuerdo, incluso, que había que esperar hasta la página doscientos y pico para que aquello empezase a animarse…) Y… ¿Qué podría yo comentar sobre la calidad literaria para que no pareciera que Follet es mi peor enemigo? ¿Qué decir sobre ese depurado estilo de vendedor de coches, con esas descripciones tan estupendamente absurdas, tan minuciosamente insoportables y tan necesarias para cubrir los huecos que dejan los diálogos y la acción trepidante? Lo único que se me ocurre es que, probablemente… Christian Jacq escriba peor (pero sólo probablemente). Respecto a Scarrow… no estaría yo tan seguro. De hecho, yo creo que se podría escribir una tesis comparando la saga de las águilas esas con los pilares estos. Y el punto de partida sería el mismo: cómo escribir la película que me gustaría que rodasen sobre mis libros.

    A mí esta novela me evoca aquellos felices momentos que pasábamos construyendo un Exin-castillo y, al terminarlo, le poníamos el fantasmita y la bandera… Algo así, pero con una catedral, en vez de un castillo. Claro que… es mucho más divertido comprarte una de esas maquetas que Clío comenta y pasarte las horas imaginando historietas mucho más realistas y más sugerentes.

    Lo dicho: un libro muy entretenido y muy divertido que gustará mucho a los adolescentes y a los lacrimógenos aficionados al culebrón. Y, al menos, su adquisición contribuye a una causa justa: enriquecer a Follet, que el hombre tiene muchos gastos.

    Pero todo esto no es obstáculo, querida Sirithanna, para volver a darte la enhorabuena por haber entrado en el selecto Club De Los Mejores Reseñadores Que En El Mundo Han Sido por la mismísima Puerta del Príncipe.

    Un beso para ti y un abrazo para todo el que quiera, hombre, que son gratis.

  21. Sirithanna Dice:

    Qué honor y qué alegría que hayas hecho un huequito para escribirme. De nuevo agradezco (mis comentarios parece ser que sólo agradecen) tus sabias aportaciones. Pero aunque el libro tiene fallos (garrafales, para qué negarlo), hace que te interese saber más sobre el tema. Porque eso es lo que me ocurrió a mí. Aunque yo era consciente de que, como ya he dicho, el libro era todo extremismos (todos buenos… todos malos…), hizo que me interesara saber más sobre la Historia, sobre esa época. Pero te digo interesar, porque ni de lejos me acerco a “saber” algo de la Edad Media, ojalá…

    Otro beso y saludetes.

  22. Carlos Dice:

    Yo lo leí hace unos años, y me pareció maravilloso. Vi por ahí que decían que tu reseña, concreta y concisa está muy bien. A mi me parece que ciertamente le hace justicia al libro. Leí otros de Follet, pero este los supera a todos. Lindo libro, muy buena reseña. Saludos.

  23. Incitatus Dice:

    De nada.
    A mi la locura final, ya no me meto en si está o no bien escrita, me pareció demasiado exagerada, también es verdad que no me gustan las cosas demasiado exageradas…, en fin que me parece que rompía con la cierta armonía del principio (que tampoco me entusiasmo). Obviamente para gustos colores… De nuevo enhorabuena por tu estreno!!!

    Saludos

  24. Cuchufletas Dice:

    El problema en mi opinión de este libro es que está sobrevalorado. No está mal, se lee bien, es entretenido, de acuerdo. Ahora, que sea el mejor libro de todos los tiempos, como afirman algunos, o su alta posición en las listas de ventas, eso sí es más discutible (aunque claro, para gustos colores, como han dicho por ahí). En el fondo, a mí nunca me llegó a transmitir ninguna emoción. No hay un momento en el que realmente llegue a tocar las cuerdas de tu alma. Por lo demás, enhorabuena por la reseña.

  25. Vindex Dice:

    Pues ya iba siendo hora de que esta novela tuviera su reseña.
    Observo que son bastantes los foristas que no hablan bien de esta novela.No lamento discrepar de ellos, a mí me pareció magnífica (y eso que la leí de mayorcito) y seguro que encontraré ocasión para volverla a leer, como has hecho tú.
    Enhorabuena por tu estreno

  26. Valeria Dice:

    Pues en mi caso de la lectura de este libro sólo recuerdo que no dejó huella. Vaya, que no recuerdo apenas nada. Tan sólo unos hechos que acaecen al inicio de la novela, que me parecieron totalmente increíbles (una mujer que se cuela en una celda, al más puro estilo de la película Lady Halcón). En fin, mitigó una estancia aburridísima en Madrid, años ha, pero no me impresionó.
    Felicidades por el estreno.

  27. Atilio Dice:

    Lo primero, sumarme a la felicitaciones por un estreno tan logrado.
    Lo segundo, tachar de pelota a mi compañero Jerufa.
    Lo tercero, deplorar de la escandalosa simonía que en estas páginas se da.
    Lo cuarto, expresar mi opinión sobre la obra. Pero como Arauxo ya lo ha dicho todo en la sábana que nos ha colgao…

    Yo tampoco discrepar de Vindex. Lo cierto es que suscribo todo lo tocante a los personajes y a su escasa personalidad, que no se llega siquiera definir con leves trazos y que tampoco evoluciona. Corresponden, todos ellos, a estereotipos baratos que en una novela de peso sin duda no deberían tener lugar.

    En mi opinión, la diferencia entre dos novelas tan incomparables como son ésta que nos ocupa y alguna de Graves, El Conde Belisario, por ejemplo, estriba en que, a su término, el lector, además de tener la impresión de haber ganado en conocimientos históricos, también siente que, de alguna manera, su “alma” (por darle un nombre), su experiencia del vivir, se ha enriquecido con unos sucesos que realmente reflejan algo de la grandeza del ser humano pero también algo de su mezquindad y de la iniquidad quea veces lo suelen caracterizar. Son esa lecturas las que, verdaderamente, pasado el tiempo, cuando ya los conocimientos históricos se han olvidado, hacen recordar al lector el título que tanto le enseñó y en que está reflejada la vida misma.

  28. Atilio Dice:

    Por lo que parece, ahora he aprendido un nuevo idioma. Yo tampoco discrepar de tú. :)

  29. Ascanio Dice:

    Anthos, al hilo de lo que ha dicho Clío, mira que cosas más monas puedes hacer sin salir de tu mesa camilla:

    http://www.aedesars.com.ar/cgi-bin/i/images/1105g.gif

    (Yo la tengo, me la regalaron precisamente los Ascanoides hislibreños).

  30. Ascanio Dice:

    Vaya, me he dado cuenta que en la página no viene lo que es. Es la Iglesia de la Vera Cruz, en Segovia.

  31. Sirithanna Dice:

    ¿La Iglesia te la han regalado?

    No empecéis a hacer que el hilo vaya por otros derroteros, por favoooooor, que es mi primera reseña. Un poquito de respeto, un poquito de por favoooor.

  32. Ascanio Dice:

    ¿Pero este hilo no iba de Iglesias y Catedrales?

  33. Sirithanna Dice:

    ¿Ayuda en algo si confieso que me he quejado por quejarme y que ni siquiera había abierto el link?

  34. Derfel Dice:

    Bueno, como mucho podría considerarse una eximente incompleta…

  35. tizalaya Dice:

    Mi más sincera y cariñosa enhorabuena Sirithannita bonita. Al final, ese “casi pánico” te lo saltaste a piola (no como otras, que el miedo escénico le puede jamía).
    Del libro, poco puedo decir… Hace muuuuchos años que lo leí (taitantos o más), y aunque en su momento me gustó, compruebo que es tan poco lo que recuerdo, que eso me hace pensar que no me hizo disfrutar, no sé si me explico. A duras penas recuerdo detalles, y cuando un libro te hace disfrutar, ya pueden pasar los años que pasen, que siempre formará parte de tu memoria . También tengo que reconocer que no es lo mismo leer un libro con 18 o 20 años, que hacerlo con más de 40. Hoy, no sería un libro que me atrajera, aunque entonces si lo hiciera.
    De nuevo mis felicitaciones preciosa, y ánimo con la siguiente, que una vez perdido el miedo… la segunda debe ser pan comido ;-)

  36. Derfel Dice:

    La segunda puede ser sobre la segunda parte del libro, que nos va caer encima un día de éstos….

  37. lola2 Dice:

    Felicidades por la reseña, el libro reseñado lo empecé a leer en su apogeo editorial y lo tuve que dejar para mí fue un duro golpe puesto que todo el mundo decía que era buenísimo:)

  38. Anthos Dice:

    Gracias por la sugerencia, Ascanio. Una singularísima iglesia ésta de la Vera Cruz de Segovia, desde luego, del más atractivo románico de finales del siglo XII. Pero es que me había hecho ya a la idea de una catedral gótica, con sus pináculos, sus agujas y sus arbotantes, y cambiar ahora de estilo…
    Lo pensaré.

  39. carcaba Dice:

    Desde que descubrí esta página por casualidad me lo paso en grande leyendo vuestras opiniones.

    Arwen comenta que existe la versión española “LA CATEDRAL DEL MAR”, es un comentario que lo he oído muchas veces y en mi opinión no tienen nada que ver una novela con otra (salvo que se construye una catedral).

    Los Pilares de la Tierra a mí me resultó en general entretenida aunque pienso que le sobran páginas pero por lo menos me despertó la curiosidad sobre ese tipo de obras. En el caso de La Catedral del Mar me defraudó, quizá fuera porque la cogí con muchas ganas dada la fama que le precedía, pero me resultó muy simple, el protagonista de la historia de bueno pasaba a casi tonto, desaparecen personajes como por arte de magia y en el aspecto histórico creo que el autor pasa muy de puntillas sobre el tema.

    Por otra parte como dice Pepe en estos próximos días sale a la venta la continuación “Un Mundo sin Fin” y os aseguro que va a ser el libro más regalado estas Navidades ya que reparto libros de Circulo de Lectores y el número de reservas a superado las previsiones mas optimistas.

  40. marbenes Dice:

    Por cierto, Carcaba -con mil perdones a Sirithanna, pero hace mucho tiempo que quiero preguntar esto-, ¿os regalan libros a los que trabajáis para Círculo? En ocasiones me he planteado trabajar para ellos en mis ratos libres (pero qué digo de ratos libres, si no tengo) pensando que me iba a forrar a tener libros.

  41. jerufa Dice:

    Oye, Atilio,lisssssto, más que lisssto. ¡Cómo que pelota!, ¡llamarme a mí, pelota! Habráse visto tamaño atrevimiento…
    Yo creo que lo mejor será presentarte a Sirithanna -que es más o menos de tu edad, creo-, verás como cambias de opinión. De casta le viene al galgo, je, je, je…

  42. jerufa Dice:

    Por cierto, volviendo a la reseña.
    Adquirí hace algún tiempo, no mucho, Los pilares de la tierra precisamente por las buenas críticas hacia ella, con el firme propósito de meterle mano en cuanto me fuera posible (de momento, imposible) y después de publicar la reseña, resulta que a gran parte del personal le resultó un tocho insufrible.
    ¡Menos mal que ha entrado Arauxo y me ha resuelto esta gran duda!

    Arauxo escribió:

    Pero es que además, la novela es plana. Los personajes se parecen más al cuento de la Cenicienta y de Blancanieves que a personas reales. Su profundidad psicológica se aproxima a los 273 grados bajo cero, con una pobreza y simplicidad dignas de pasar a los anales de la peor literatura infantil. De hecho, el mundo que recrea se parece más al de La bella durmiente que a la Plena Edad Media.Porque lo que hace este autor de nombre tan malsonante en castellano es reunir en un solo tomaco todos los tópicos medievales llevados a la idealización más absoluta. Y no falta ni uno: ni el perverso señor feudal, ni el pobre campesino oprimido, ni el abad maravilloso, ni el guerrero sádico y cruel, ni el obispo ambicioso sin escrúpulos, ni el dignatario justo y ejemplar (gloriosa, la aparición final de Tomás Becket…), ni el noble envidioso, ni el sufrido obrero leal… Y tampoco falta ni un sólo ingrediente de las novelas más simples y más vendidas (esas que llaman best-sellers): morbo, sangre, sexo, violencia, maldad insondable, bondad melíflua, romances, amoríos. injusticias, golpes de efecto, venganzas… Todo un culebrón.

    ¡Y es que yo soy un tío de lo más plano!
    Asin que…me la voy a empapar en-te-ri-ta, más que nada para saber si he salido de mi planez con su lectura o sigo patinando cuál princesita primorosa en bellos y cristalinos lagos de ensueño.
    Adiodió.

  43. Turriano Dice:

    Enhorabuena Sirithanna, bonita reseña. No me entero yo de mucho , pero parece que por hislibris hay algún clan familiar, o más de uno si contamos a corcontas …Sobre el libro, lo tengo desde hace años y en bolsillo y se me atraganta antes de empezarlo , sólo con verlo …creo que moriré sin leerlo !

  44. carcaba Dice:

    Sirithanna, perdón por no felicitarte en mi anterior post. Me parece admirable cuando alguien se atreve a abrir una reseña en este foro donde hay tanto nivel.

    Marbenes, Circulo nos regala muy pocas veces libros pero lo que sí es cierto que los que queremos comprar nos lo pone a mitad de precio.

  45. Cornelia Dice:

    Enhorabuena a Sirithanna por su estreno y por su estupenda reseña.

    Me leí este libro hace mucho tiempo, casi diría que más de diez años, y me encantó. Creo que fue el primer libro que leí sobre la Edad Media, antes de que fuese el boom medieval, y estando enamorada de esa época “oscura”, me animó a buscar más libros sobre el tema. Ahora no sé si aguantaría una segunda lectura, así que ni lo intentaré.

    Y he de decir que no pude con “La catedral del mar”: me aburrió soberanamente.

  46. Aretes Dice:

    Cornelia, debemos tener una sintonía que da algo de miedo…
    Palabra por palabra y de principio a fín.

    Felicidades, Sirithana.

  47. Cornelia Dice:

    Jajajajaja…

    Espero que la sintonía no acabe por darte miedo de verdad: soy completamente inofensiva… O eso dicen… ;D

  48. Arauxo Dice:

    Sólo quiero hacer una apreciación que no se escapa demasiado por la tangente, Cornelia, y que tal vez sea de interés general, porque aclara un error muy generalizado. Los historiadores nunca han llamado ni considerado oscuro al siglo XII. Tradicionalmente, la historiografía había denominado edad oscura al periodo micénico de la cultura griega, en torno a los siglos XII y XI antes de Cristo. Se llamaba -y se sigue llamando- así por las escasas fuentes del periodo, lo que dejaba a la Historia y a su conocimiento auténticamente “a oscuras”. Por analogía, el término se exportó a la historiografía del mundo medieval, pero no de todo el medievo. Empezó a hablarse de edad oscura para referirse a los primeros siglos de la Edad Media occidental, principalmente entre el V y el VII y, como mucho, el VIII. Es decir: el término ni siquiera podía aplicarse al periodo que se conoce como Alta Edad Media (que abarca hasta el siglo X), sino exclusivamente a su primera mitad. Y sólo hacía referencia a la Europa occidental, porque en Oriente florecía por entonces -y de qué manera- la cultura bizantina. Así que se adoptó el término para hacer referencia a una doble realidad del medievo europeo: la ausencia de información y el apagón cultural respecto a la Antigüedad. Hoy, esa denominación está absolutamente postergada, porque el balance historiográfico ha generado algunos consensos básicos que han dado al traste con tal terminología. En primer lugar, no hay tanta escasez de fuentes como parece. Muchos periodos de la Antigüedad son mucho más oscuros que el comienzo de la Edad Media. Y en segundo -pero no menos importante- lugar, la oscuridad cultural no fue tan… oscura. Los primeros siglos medievales adoptaron ciertamente una cultura menos racional que la que solemos identificar con el mundo clásico; una cultura, si se quiere, más supersticiosa, más emocional, más fragmentada… pero rica en otro tipo de expresiones. De hecho, es la época de San Isidoro de Sevilla, de Beda el Venerable, de Gregorio de Tours, de Gregorio Magno, de Benito de Nursia… incluso la de San Agustín, que vivió a caballo ente los siglos IV y V.

    En realidad y para ser francos, la mayoría de la gente (y no incluyo a los hislibreños, por supuesto, que son gente ilustrada, leída y cultuvada…) sigue llamando “edad oscura” a gran parte de la Edad Media no precisamente por la cultura del momento, sino… por la suya. Porque, desgraciadamente, el medievo sigue siendo ese periodo de la Historia que la gente identifica con dragones y mazmorras, imaginando mundos mucho más próximos a la fantasía que a la realidad. Es una oscuridad… de conocimientos. A ver si poco a poco, conseguimos entre todos que se haga la luz.

    Un saludo.

  49. Derfel Dice:

    Cuenta conmigo: yo me pongo a ello ya mismo…

  50. Arauxo Dice:

    No esperaba menos de ti, así que ponte ya a trabajar, porque, como dice Aretes, ya estás tardando.

  51. Epaminondas Dice:

    Felicidades Sirithanna por tu primera, notable, y equilibrada reseña; sin duda será el preludio de una larga serie de futuros y fructíferos proyectos. No deja de sorprenderme el tamaño y profundidad de esta entrañable familia sevillana que día a día nos acompaña por estos espacios virtuales. Tenéis Sirithana, Kratos, y todos los retoños de esta ilustre progenie la suerte de pertenecer a una familia que os arropa y acompaña en el camino venturoso pero también difícil de la cultura y la búsqueda de la verdad, pero tenéis aun algo más importante: la luz propia, aquella que nace dentro de cada uno, y que a su vez ilumina a los demás, una luz que no proviene del mero reflejo de otras. Ciertamente es un placer leeros a todos.

    Con respecto a la obra que nos ocupa decir que la leí hace tantos años que sería incapaz de ir más allá del nebuloso recuerdo que de ella tengo. Sin ninguna duda no fue para mí como Graves, Waltari, o Eco, cabría situarla en un escalón inferior, aquel que forman aquellos libros que dejaron en su día un buen sabor, aunque tan tenue que ni siquiera recuerdas a que esencia correspondía. En aquellos tiempos de su publicación –hace veinte años o así diría- no tan masivamente plagados de novela histórica como los actuales, fue algo que nos atrajo a todos aquellos jóvenes que buscábamos este tipo de novelas en un panorama donde aun eran relativamente raras, y si bien no la recuerdo como una obra magistral –ni mucho menos- si recuerdo que me hizo pasar un buen rato.

    Saludos y felices fiestas compañeros.

  52. Arauxo Dice:

    …Entreñable familia sevillana. Je je. Ya verás, ya, la que te va a caer encima…

  53. Epaminondas Dice:

    U onubense, o turdetana, o bética, o tartesia….no sé…

    Que acongojado me tenéis, pardiez.

  54. Derfel Dice:

    Sí, ahí hay algo muy raro…

  55. Arauxo Dice:

    Sin ofender ¿eh? Turdetana o tartésica estaría bien, sí… Pero bética será tu prima…

  56. Epaminondas Dice:

    Amigo Arauxo,

    Con respecto a los comentarios que haces sobre la edad oscura; tiempos convulsos entre la caída de Rómulo Augústulo y quizá la victoria de Carlos Martel en Poitiers (¿? Por poner dos fechas), no puedo sino coincidir con lo que comentas. Sin embargo es también el tiempo de las grandes leyendas no romanas en Europa, Parsival, Sigfrido, Arturo, incluso Roldán, etc…y por tanto también tiene algo de primigenio, misterioso, e incluso añorado.

    No en vano “Dungeons &Dragons” se basó en J.R.R. Tolkien quien a su vez pretendía crear una nueva mitología primigenia para Inglaterra (entendida como tierra de los anglos y los sajones).

    Saludos.

  57. Epaminondas Dice:

    Joer, que no hablaba de fúrgol!

  58. Anthos Dice:

    Suscribo todo cuanto acaba de exponer Arauxo tan acertadamente. La negación de la cultura medieval y de otros muchos de sus grandes valores es imputable al Renacimiento y subsiguiente Neoclasicismo. La propia etimología de las denominaciones con que se conocen estos periodos es reveladora. El Renacimiento es obvio en su significación: un renacer de algo que estaba muerto, que no era otra cosa que la cultura en su más amplia acepción del mundo clásico greco-romano. En cuanto al Medievo (medio evo) o Edad Media, no se trata de un evo o periodo temporal incompleto o a medias; aquí el término medio no equivale a una mitad sino a intermedio. Se quería dar a entender que la Edad Media había sido un intermedio, un compás de espera, un lapso baldío de tiempo entre dos épocas de esplendor cultural: el clasicismo y su renacimiento. Ni que decir tiene que tal denominación no se la autoimpusieron los hombres medievales sino quienes vinieron tras ellos y no los comprendieron. Y esta es la cuestión: no la falta de valores culturales sino el desprecio hacia ellos mostrado por renacentistas, barrocos y neoclásicos, hasta que el Romanticismo rehabilitó el medievo que hoy goza de predicamento y admiración entre nosotros. Prueba de ello, por mera vía de ejemplo lacerante y doloroso, son las actuaciones de personajes tan ilustres e ilustrados como Ventura Rodríguez o Juan de Villanueva -por entrar sólo en el terreno de la Arquitectura- quienes sin empacho ni miramiento derribaron respectivamente la iglesia románica de Santo Domingo de Silos (su claustro se salvó por falta de presupuesto) y la cabecera gótica de la Catedral de El Burgo de Osma para ejecutar sus propias obras. Las mayores pérdidas del patrimonio artístico de herencia medieval se han producido por actuaciones posteriores iconoclastas y desdeñosas de su valor, no por ruina natural.

  59. Ascanio Dice:

    Turriano dijo:

    No me entero yo de mucho , pero parece que por hislibris hay algún clan familiar

    No me entero ni yo, Turriano.

    Derfel dijo:

    La segunda puede ser sobre la segunda parte del libro, que nos va caer encima un día de éstos….

    Pues como nos caiga encima nos espachurra, porque es un tocho de cuidado.

    Jerufa dijo:

    ¡Y es que yo soy un tío de lo más plano!
    Asin que…me la voy a empapar en-te-ri-ta, más que nada para saber si he salido de mi planez con su lectura o sigo patinando cuál princesita primorosa en bellos y cristalinos lagos de ensueño.

    Ji, ji, ji…Jerufa cual princesita…ji, ji, ji…

    ¿Os habéis dado cuenta que casi todos los que leímos el libro hace muchos años no recordamos casi nada de él? ¿Y que pensamos que, como mucho, fue entretenido y ya está? Si antes me preguntaba qué es lo que hace que este libro sea tan recomendado y admirado, ahora no salgo de mi asombro.

  60. cavilius Dice:

    Sólo un apunte, ilustre Arauxo: la “Edad Oscura” griega, o los “Siglos Oscuros”, u otros nombres parecidos que se han utilizado, hace referencia no al periodo micénico, cuyos inicios se remontan a la mitad del segundo milenio a.C. y del cual sí se tiene, de un siglo para acá, un conocimiento aceptable aunque parcial (con los descubrimientos de las fortalezas de Micenas, de Pilos, las tablillas de escritura en lineal B… ), sino más bien al periodo postmicénico, en el que las invasiones de los “griegos del norte” (hacia 1200-1100 a.C.) acabaron con aquella esplendorosa y palaciega cultura. Y buena culpa de esa “oscuridad” la tuvo el abandono de la escritura; porque el rótulo “edad oscura” se usa para abarcar los siglos que van desde esas invasiones hasta la nueva aparición de testimonios escritos, allá por el siglo VIII a.C. (siglo en el que habitualmente se sitúa a Homero, por cierto). Es decir: unos 400 años de oscuridad. No está mal, no.

    Saludos.

    PS: O sea, ¿que en la Edad Media no había dragones que echaban fuego por la boca? Sí hombre…

  61. Epaminondas Dice:

    Yo conocí a uno…pero su aliento olía a chinchón

  62. Sirithanna Dice:

    Siento contestar tan tarde, pero no tengo Internete en casa. Aunque debo reconocer que me gusta entrar en la página pasadas unas horas y ver que el hilo va engrosando cada vez más. Mil gracias a todos los que me habéis felicitado, al mismo tiempo que yo humildemente os agradezco que escribáis en esta mi reseña :).

    Tizalaya, que bonitos tus comentarios. Al igual que los de Epaminondas, que me han hecho sonreír durante toda su lectura. Y somos onubenses (la mayoría), con familia de Sevilla también. Y hablando de fúrgol… béticos (o yo, por lo menos). Toma esta, Arauxo. ¿Seguirás siendo agradable y complaciente conmigo?
    Jerufa, gracias por los halagos, pero no los merezco. A ver si luego se me conoce y la gente se asusta… Si es que se nota que la familia está por aquí…
    Ascanio, habla todo lo que quieras, que lo único que quería era dar un poco el co*azo.

    Otra cosa es que me ha encantado que Anthos y Arauxo nos hayan hecho semejante aclaración, la cual no conocía. Era de contar los segundos para que Arauxo colocara alguna sabanilla.

    Y por último, animo a todos los que no lo han hecho a escribir alguna reseña, que aunque da miedo, luego la satisfacción es infinitamente mayor.

    Saludetes.

    FDO. El general Custer.

  63. Derfel, el blanco Dice:

    Es cierto lo que dice Ascania de Espania: yo del libro sólo recuerdo -vergüenza me dará decirlo- una escena subida de tono del principio (me imagino que por la libido propia de la edad en que la leí) y el asesinato de Tomas Becket al final.

    Del resto (1500 páginas), res de res…

  64. Sirithanna Dice:

    Derfel, que has dicho el final!!!!

    Y sí, Ascanio, totalmente de acuerdo contigo en todo. Deberíamos poner una encuesta en el foro, a ver qué sale.

    Y me pregunto yo, si te hago enfadar… ¿tendré el placer de que salga Ascaniekes?

  65. Derfel, el blanco Dice:

    Glup…Lo siento.

    De todas formas, este libro yo creo que se lo ha leído todo el mundo.

  66. Epaminondas Dice:

    Pues es como “rien de rien” pero en la lengua de los valencianos a quienes algún sujeto que por aquí concurre, de catadura más que dudosa, tiene la pachorra de llamarnos “levantinos”.

    Y luego se queja de le llame bético….

  67. Derfel, el blanco Dice:

    Yo tenía un profesor que decía que los levantinos erais fenicios…

  68. cavilius Dice:

    Hombre, pues si ese es el final, entonces ya estaba desvelado en cualquier libro de Historia.

  69. Epaminondas Dice:

    Pues si algún día te lo encuentras le comentas que “levantino” y “fenicio” será su p*** m****.

    Y pido perdón a los presentes por la grosería.

  70. Cornelia Dice:

    En respuesta a la extensa explicación de Arauxo y la posterior de Anthos (que me han parecido muy ilustrativas), tengo que decir que precisamente entrecomillé “oscura” para resaltar que no estaba en absoluto de acuerdo con este término. A mi entender, fue una época fructífera en muchos aspectos, no la época de barbarie e ignorancia que se nos ha intentado vender durante mucho tiempo.

    Aún así, agradezco las aclaraciones pertinentes, y no me siento ofendida en absoluto, por si lo parece…

  71. Ascanio Dice:

    Cavilius dijo:

    Hombre, pues si ese es el final, entonces ya estaba desvelado en cualquier libro de Historia.

    ¿En los de Grecia también?

    Tranquila, Sirithanna, que Askaniekes sólo sale con Cavilius, Derfel, Germánico y Aretes.

  72. Uther Dice:

    Felicidades Sirithanna por tu primera reseña. El hombre vive con recuerdos que se van sedimentando en su memoria hasta que llega un momento en el que no sabe, si son verdaderos recuerdos vividos o son meras ilusiones creadas por el subconsciente. Pues bien, rebuscando en mi memoria, admito que las sensaciones que el libro reseñado me produjo fueron muy buenas, recuerdo que por la mañana acudía a la Facultad y por la tarde, después de comer, leía. Y su lectura me enganchó, y me divertió, y me hizo pasar buenas horas. O también es probable que quizá sólo sean ilusiones mías, y precisamente por eso no he vuelto a tocarlo, porque, qué bonitas son las ilusiones.

  73. arwen Dice:

    Arauxo ¿ pero tu no estabas muy liado? por cierto, como bien has dicho por ahi arriba, eso de familia sevillana…. no se, no se.
    Sirithanna, tu novela la ha leido todo el mundo y por ahora va ganando el que no nos haya dejado muchas huellas. Deberiamos hacer una competicion a ver que libro ha conseguido más ventas y éxitos; o el Codigo da Vinci o Los Pilares de la Tierra.

  74. Arauxo Dice:

    Yo creo que La Biblia va ganando desde hace bastante tiempo…

  75. Derfel Dice:

    No, si mi profe era pucelano…

  76. Arauxo Dice:

    Retomando el hilo del medievo debo suscribir yo también todo lo dicho por el Maestro de maestros de Hislibris, nuestro querido Anthos. Porque, en efecto, el término Edad Media es, en su origen, fruto del desprecio de los humanistas y de los intelectuales del Renacimiento hacia un periodo que consideraron en su conjunto como época de barbarie, retroceso y… “oscuridad”. Sin embargo, la interpretación historiográfica de esos aproximadamente diez siglos (hechas las pertinentes excepciones cronológicas locales, como la de Italia, en la que irrumpen muy tempranamente los nuevos aires culturales) ha cambiado profundamente en los últimos tiempos. De hecho, hoy se habla de varios renacimientos para referirse a eclosiones culturales acaecidas durante ese largo periodo de 1000 años que no es, pese a las ideas preconcebidas que podamos tener, tan homogéneo como imaginamos. Y así, la historiografía contempla hoy, como mínimo, dos renacimientos medievales, aunque la expresión pueda parecer contradictoria: el carolingio (en torno al año 800) y el de los siglos XII y XIII. Ambas son etapas en las que florecieron las artes, las letras y las ciencias, provocando y generando cambios importantes en la economía, en la política y en las mentalidad de las gentes.

    – Durante el primero (el carolingio), y alrededor de la Escuela Palatina de Aquisgrán, brotaron nuevos tipos de escritura, nuevas expresiones musicales y un nuevo interés por la ciencia (es la época en la que cobra forma la estructura académica del conocimiento, organizado en torno al trivium -retórica, gramática y dialéctica- y el quadrivium -geometría, aritmética, astronomía y música-); se crearon las primeras escuelas episcopales; nació una nueva manera de entender el arte y la Historia; y nació también un creciente interés por los autores clásicos, por la filosofía, por la literatura. Es la época de Scoto Eurígena, de Alcuino de York, de Benito de Aniano…
    – Durante los siglos XII y XIII tienen lugar tantos cambios, de tanta trascendencia y tanto calado social, que en realidad constituyen un línea divisoria entre dos mundos tan diferentes como la Alta y la Baja Edad Media. En esa época (un poco antes, pero con la eclosión en los siglos XII y XIII) nacen las Universidades; se desarrollan las ciudades, el comercio, la contabilidad, los instrumentos financieros; se produce toda una revolución agraria, con la introducción de nuevas técnicas de cultivo; surgen nuevas formas de expresión artística –el gótico; el ars antiqua…- nacen las lenguas vernáculas y sus primeras manifestaciones literarias; la ciencia y sobre todo la técnica adquieren un notable desarrollo; se redescubre a Aristóteles y surge la escolástica; nacen las órdenes mendicantes –franciscanos, dominicos, carmelitas…- que insuflan nuevos aires en la Iglesia; es la época de la Escuela de traductores de Toledo, de Tomás de Aquino, de Alberto Magno, de Dante…

    Pero incluso más allá de estos “renacimientos”, la Edad Media ofrece otras épocas de esplendor y de belleza, una belleza que, aunque enclaustrada entre las paredes de unos tiempos duros y a veces crueles, lograba aflorar de tanto en cuando. Cabría citar el auge del reino astur, la cultura lombarda, el monacato irlandés, el “renacimiento” otoniano del año 1000; y el canto gregoriano, el nacimientos de la polifonía, la belleza del románico y de “los prerrománicos”, los progresos de la medicina, de la filosofía, de la literatura, de la economía…

    Y todo ello en Occidente. Si a ello añadimos el esplendor cultural y científico del Islam y de Bizancio, nuestra visión de la Edad Media debería empezar a cambiar. Y digo debería porque, lamentablemente, la mayor parte de la gente sigue identificando el medievo con el derecho de pernada, el origen de la inquisición o la barbarie de los tiempos “oscuros”, que son, indudablemente, imágenes medievales auténticas, pero… también paupérrimas.

    Y Feliz Navidad a todos, por cierto.

    PS para Cavilius: acepto tu enmienda (espero que parcial, no a la totalidad) respecto a la Edad Oscura de Grecia. Doctores tiene la Iglesia para hablar de dogmas y doctores tiene Hislibris para hablar de Grecia. Mil perdones por la inexactitud (lo cual no obsta para que seas un pejiguera melindroso, quisquilloso y metomentodo…)

    PS para Arwen: es verdad, no tengo tiempo, pero la Edad Media…

  77. cavilius Dice:

    … Y chinche y puntilloso, ya lo sé… Pero es que para una baza que puedo meter…

  78. Casio Dice:

    (Le dijo la sartén al cazo, ¿eh? Porque Arauxo también tiene tela).

  79. Epaminondas Dice:

    Querido Derfel, no tomes mi comentario algo salido de tono como síntoma de enfado pero es que esta manía de calificar a tal o cual pueblo de fenicio, judío, vago, sucio, etc… además de una simpleza es simplemente ofensivo en muchos casos.

    Valencia ha sido una tierra generalmente próspera abierta al mar y al comercio desde la más remota antigüedad, por aquí han pasado todos los pueblos que han sido en la historia de España, eso no quiere decir que seamos “fenicios”, ni “moros”, ni nada más de lo que en realidad somos: Valencianos.

    Estimados Arauxo y Anthos, leo con gran interés vuestros anteriores comentarios, rebatís con indudable autoridad y gran tino algunos de los mitos que existen sobre el periodo de nuestra historia conocido como Edad media, exponiendo las pruebas que demuestran el error al que tradicionalmente nos lleva el desprestigio que el Renacimiento hizo caer sobre su época precedente. Cualquiera que pueda visitar “La Maravilla” dentro del monte Saint Michel en Normandía caerá fácilmente en la cuenta de que hay allí poco de oscuro y si mucho de sublime; solo es un pequeño ejemplo.

    Si creo, sin embargo, que hay un indudable momento de oscuridad en aquellos años primeros en que el decadente imperio de occidente es sustituido por una serie de estados germánicos de menor entidad; se funden con el tiempo las élites romanas autóctonas con la aristocracia militar y terrateniente germana, pero hay un tiempo indeterminado de mezcla que acabará en la edad media propiamente dicha, donde conviven tradiciones culturales muy diferentes, la clásica o indígena encauzada en ese momento dentro del cristianismo, con próceres tan notables como Isidoro de Sevilla o Beda el venerable -tal como Arauxo citaba- y la bárbara germánica que viene de una tradición oral y no cristiana. Esta última filtrada a través del cristianismo será la que dé lugar a las ricas e interesantísimas leyendas primordiales de la edad oscura. ¿Quién puede decir que nuestra cultura deriva únicamente de la antigüedad greco-latina, siendo los pueblos germanos solamente un factor de atraso?. Quien lo diga está forzosamente equivocado.

    Felices fiestas amigos.

  80. Urogallo Dice:

    De hecho ( me he leido buena parte del libro, pero de malo que era prefiero olvidarlo, así que entro a polemizar) siempre se ha definido lo germánico como el filtro, el crisol, de lo romano en nosotros. Fué Cortázar el que dijo que eramos esencialmente una nación forjada por germánicos, a través de cuyo prisma e ideologia interpretamos lo romano.

  81. Epaminondas Dice:

    Uro, me parece en general una frase acertadísima.

  82. Urogallo Dice:

    Pués si te cuento como acaba:

    “Entre ese legado de cultura romana y derecho germánico, podemos encontrar un puñado de palabras de raiz árabe, que son todo lo que hay en nuestra cultura de esa procedencia”.

    Si no recuerdo mal, Cortázar establecía que el 80% de lo que somos es Roma, interpretado a través de un 18% de Germania…Y en el 2% restante, entre muchos anglicisimos y galicismos, quedaría algo de vocabulario arabe.

  83. Epaminondas Dice:

    Difícil es hilar tan fino en lo invisble, joven padawan. Pero si el sr. Cortazar lo dice…

  84. Urogallo Dice:

    Cortáza no lo intenta, lo hace…no hay confusión mental en él.

  85. Epaminondas Dice:

    Pues yo jamás pude mover ni una peseta con la mente…por eso me echaron de la academia.

  86. Urogallo Dice:

    A mí no me hizo falta aprobar cuando Lord Vader mató a los profesores…

  87. Epaminondas Dice:

    Eso es lo que tenéis los malos: trajes más elegantes, superpoderes, tías buenas, lo mejor de la banda sonora,….hay que j*oderse con ser extra y encima defensor del bien, no te comes un rosco. ¡Con lo que luce el traje de sturmtrooper!.

  88. Urogallo Dice:

    Anda que el de Stormtropper, Snowtropper and Tie Fighter pilot…

  89. kratos Dice:

    Muy buenas a todos. Escribo para feliciar a mi prima que,¡¡por fin le han publicado su reseña!!Enhorabuena y felicidades, ya somos dos.

    Saludos.

  90. tizalaya Dice:

    ¿Dos… cómo contará este niño? Uuuummm… como se nota que las matemáticas no son su fuerte. ;-)

  91. Aquiles Dice:

    Abundando en alguna de las apreciaciones de Arauxo, quiero recordar que el término “Gótico” nace con un carácter peyorativo y despectivo en la época renacentista, algo que afortunada y lógicamente no se ha mantenido en el tiempo. Otro aspecto que me parece muy interesante señalar para romper con ese “cliché” que define a la Edad Media como una época de oscuridad y miedo, es el conjunto de manifestaciones que conforman una cultura popular muy rica y amplia, incluso en lo que afecta a la religión – a este respecto me permito recomendar la lectura de “La religiosidad popular en la Alta Edad Media”, un libro que explica de un modo ameno y clarificador cómo la idea ampliamente aceptada de que el miedo era el factor único en la relación de la gente con sus creencias está lejos de responder a la realidad histórica -.

  92. Anthos Dice:

    Muy cierto, Aquiles. El término «Gótico», por su referencia a los godos, guarda sinonimia con «bárbaro» en la acepción renacentista. Fueron estos obtusos incomprensivos de la Edad Media quienes motejaron de bárbaro, o lo que les parecía lo mismo, de gótico todo el acervo medieval. Cuando posteriormente se ha ido revolviendo en ese gran baúl de sastre en el que se daba cabida a diez siglos de historia cultural para ordenar el tótum revolútum que en él había, se han extraído matizadamente todos sus componentes y han aparecido sucesivamente -ciñéndome sólo a nuestro país y a la faceta artística- el espléndido arte «visigodo», el soberbio «asturiano», el arte «de repoblación» (impropiamente llamado «mozárabe»), el avanzado «primer románico» de la Marca Hispánica (hasta aquí, componentes todos del «prerrománico»), y por fin el sublime estilo «románico» y el «gótico». He hecho esta sucinta relación cronológica para poner de manifiesto una curiosa situación: que lo que hoy entendemos por gótico es la manifestación artística del periodo que media entre el siglo XIII y el Renacimiento, esto es, la época más alejada de aquella en la que se dejó notar la presencia de los godos, la que menos relación tiene con ellos. El término «románico» no apareció hasta el siglo XIX (en España se utilizó por primera vez a comienzos del XX) y debe su etimología a la incorporación en este estilo de elementos romanos (el arco de medio punto, la bóveda y la cúpula, la planta basilical, sus exedras,…). Dada la relevancia del arte románico, todo lo anterior se englobó, aunque diferenciadamente, en el concepto genérico de «prerrománico», quedando como parte residual sin apelativo propio todo el periodo posrrománico que ha mantenido la denominación de «gótico» que los renacentistas dieron al conjunto medieval.

  93. Sirithanna Dice:

    Gracias, kratos. Y creo que te referirás a dos de los primos. Eso sí, nos quedaremos ahí, porque somos los únicos primos que estamos aquí metidos (sí, aquí se termina el clan Corleone, por ahora…).

    Hablando de Stormtropper… hay un blog sobre Japón al que soy asidua lectora y que pone vídeos de un amigo que se pasea por Tokyo vestido de Stormtropper. Es genial la cara de los paseantes. Ains… amo Tokyo.

    Estoy cada vez más embelesada leyéndoos. ¿No se os ha ocurrido a los hislibreños crear un libro de Hislibris con todos los debates, comentarios y discusiones que aportan tanto a la Historia y a la página? Aunque sólo sea por tenerlo de recuerdo.

  94. Arauxo Dice:

    Pues, siguiendo yo la estela de Aquiles, que siempre deja a su paso buenos regueros de recomendaciones, me voy a permitir la mía. Para los que quieran aproximarse a la Edad Media desde una perspectiva diferente, centrada más en los logros culturales que en la evolución política, ha un libro precioso -muy agotado, pero accesible todavía en las librerías de viejo- de Genicot que se llama El espíritu de la Edad Media. Es una obra e los años 60, si no recuerdo mal; pertenece, todo hay que decirlo, a una escuela historiográfica ya superada. Pero es una delicia de libro, de esos que se leen con fruición; proporciona además un panorama general del periodo, desde las invasiones bárbaras hasta el Renacimiento, haciendo hincapié en los logros culturales del período, en la filosofía, el arte, la literatura y en algo difícilmente catalogable como es… el espíritu de toda una época. Un libro que Arauxo recomienda sin ambages a todos los que quieran acercarse por primera vez a esos tiempos.

    Un saludo y muchas felicidades para los reseñadores, comentaristas, lectores, curiosos y personas humanas del mundo mundial en general y en concreto que deambulan, pasean, visitan, frecuentan y se asoman a éste, el mejor sitio de la red, por supuesto.

  95. Epaminondas Dice:

    Espero pues paciente la continuación de este interesantísimo debate.

    Por cierto, ¿os contáis ya alguno en el club de los ricos?

  96. richar Dice:

    Pues yo por desgracia no, Epa. Otra vez será…

    Sirithanna, compañera, enhorabuena por tu estreno. Aunque llego tarde (como casi siempre últimamente), no por eso dejo de inclinar mi chepa hasta el suelo y rendirte una sonora ¡enhorabuena! Muy buena reseña sobre un libro que sí o sí tenía que estar en Hislibris.

    En mi caso, leí la novela hace 15 años, cuando empecé a cogerle el rollo a esto de leer, y ciertamente me encantó. Seguramente porque en ese momento lo que necesitaba eran novelas fáciles de leer y de argumentos poco complejos, cosa que si no recuerdo mal y por lo que decís, este libro cumple con creces.

    Tampoco guardo ningún recuerdo concreto del libro, pero eso para mi no tiene porque ser especialmente malo, ya que apenas guardo recuerdo de ningún libro pasados unos pocos meses. Simplemente me quedo con las sensaciones que me produce su memoria, y en el caso de Los pilares de la tierra, las sensaciones son agradables, así que sin duda, ahora diría que fue un libro que me gustó.

    Y es más… no sé si decirlo pero… estoooo…. en fin…. esteeee… venga va…. bueno, leñes, que sí, que he comprado la segunda parte. Ya lo he dicho. ¿Soy el único? Pues bueno, un tochaco del quince, que leeré cuando sea, y que seguramente me ayude a repasar mis recuerdos sobre la primera parte.

    Pues eso, que enhorabuena a Sirithanna de nuevo y que no seáis tan duros con esta novela que tanto bien (creo) ha hecho al género de la novela histórica, enganchando a muchos de los que hoy por hoy poblamos este blog.

    Por cierto, tanta queja, tanta queja, pero aquí todo el mundo se lo ha leído… curioso…

    Saludos,
    Richar.

  97. Epaminondas Dice:

    Ahí le has dao Richar!

    Feliz Navidad a todos! y sed buenos….

  98. Vorimir Dice:

    A mi en lineas generales no me disgustó, pero era un libro muy simple, con unos malos muuuy malos y llenos de los peores defectos que un hombre pueda tener y unos buenos tan buenos y sufrientes que dan grima.
    Además de que más de media novela es relleno:
    Los malos hacen tal para dificultar la construcción, el bueno del padre Richard hace esto otro…
    Además, los personajes (sobre todo las mujeres) parecen sacados de nuestro tiempo, no son demasiado “medievales”.

    Entretenida y poco más,esa historia se podia haber contado en la tercera parte de páginas…

  99. Germánico Dice:

    Pues… a partir de oi, perdón, hoy, tenéis la segunda parte traducida al español. Hale, hale, a leerla,…

  100. Sirithanna Dice:

    Aunque los “no me gustó” van ganando, hay que darse cuenta de que la novela gustó a prácticamente todos los que se la leyeron de jóvenes. Y les abrió las puertas a la novela histórica incluso.

    Algo hay que reconocer, digo yo…

  101. Epaminondas Dice:

    Y dices bien. Por lo que parece tienes toda la razón.

    saludos.

  102. marbenes Dice:

    Yo también estoy de acuerdo, gustó a más que a menos y tiene fama a nivel mundial. Me cuento, además, entre las personas que sí disfrutaron con ella hace muchos años, y guardo un buen recuerdo; lo que ya no tengo tan claro es si leerme la supuesta segunda parte, Un mundo sin fin, creo que se llama, que están promocionando a bombo y platillo. ¿Alguien la ha empezado ya?

  103. Epaminondas Dice:

    Más bien parece “Una pasta sin fin”. Yo esta vez me apeo.

  104. Germánico Dice:

    Pues yo voy a leerla. La primera me resultó entretenida.

  105. Incitatus Dice:

    yo la segunda parte no la he comprado todavía, y aunque no me gustó la primera como ya he dicho más arriba, seguro que por freaky acabo comprándola… de todas formas quien la lea que diga algo rápido!!!

    saludos

  106. richar Dice:

    Rápido, rápido… son otras mil y pico páginas… yo aún tardaré algo en leerlo, pero ya contaré cuando lo haga.

    Un saludo,
    Richar.

  107. Urogallo Dice:

    Dicen que sale Tony Blair…

  108. Germánico Dice:

    Nooooooooooooo… Sabes que no es así… Anda, explícalo tú, que tienes más gracia.

  109. Aretes Dice:

    Bueno, la segunda no sé pero la primera parte la acabo de comprar. En su día la leí y me entretuvo, aunque nunca he tenido la tentación de repetir. Como lo tomé prestado, pues ahí quedó la cosa.
    Pues cual no es mi sorpresa que me la encuentro en la lista de los Reyes y subrayada, pregunto, recomiendo otro… y que no, que ese, que solo ese… así que allá que voy.
    Lo dicho, si un libro entretiene y sirve para que alguien lea, pues bienvenido sea.

  110. Vorimir Dice:

    Yo me pregunto si la segunda parte se titula “Un mundo sin fin” por el tocho que es o lo pesada que se hace. :P

    ¿Alguien que la haya leido quiere comentar algo?

  111. marbenes Dice:

    Sí, por favor, que alguien comente, que no sé qué hacer y tengo

  112. marbenes Dice:

    … (se me ha ido el dedo) que pedir los reyes ya.

  113. Incitatus Dice:

    Si os sirve de algo, mi novia la dejo en la página 50, y eso que se traga tochos importantes, por lo menos a mi no me da buena espina.
    Por otro lado en Inglaterra parece que no ha tenido un éxito apabullante teniendo en cuenta de quien y de que se trata.
    espero crítica para meterme en ello

    P.D. Lo del título desde luego va por lo de UN LIBRO SIN FÍN… ;-)

  114. marbenes Dice:

    Estoy ojeando las críticas de algunos usuarios de una página amiga de Hislibris, y los que la están leyendo ya (reservada en Círculo de Llectores y recibida en Nochebuena, llevan una media de 400 páginas) dan muy buenas impresiones. Claro que a todos les gustó mucho Los Pilares…

  115. marbenes Dice:

    Los RRMM me han traído Un mundo sin fin, pero de momento no os podré contar nada porque estiy con dos que todavía no he terminado; sin embargo, he hojeado unas cuantas páginas y tiene buena pinta, parece que engancha.

  116. Sirithanna Dice:

    Queridos amigos, los Reyes Magos me han traído “Un mundo sin fin”… por duplicado. No sé si ha sido indirecta o qué, pero prometo comentar algo sobre el libro. Dudo que haga reseña (pero no lo descarto).

    Muchos saludos y espero que hayáis tenido una buena entrada de año.

  117. jerufa Dice:

    Hola hislibreños.
    Aparezco por aqui después de sufrir un cortísimo mes de agosto. ¡Que fastidio, otra vez al curro!
    Os reproduzco un texto que escribí allá por el mes de…ya ni me acuerdo.

    Por cierto, volviendo a la reseña.
    Adquirí hace algún tiempo, no mucho, Los pilares de la tierra precisamente por las buenas críticas hacia ella, con el firme propósito de meterle mano en cuanto me fuera posible (de momento, imposible) y después de publicar la reseña, resulta que a gran parte del personal le resultó un tocho insufrible.
    ¡Menos mal que ha entrado Arauxo y me ha resuelto esta gran duda!

    Arauxo escribió:

    Pero es que además, la novela es plana. Los personajes se parecen más al cuento de la Cenicienta y de Blancanieves que a personas reales. Su profundidad psicológica se aproxima a los 273 grados bajo cero, con una pobreza y simplicidad dignas de pasar a los anales de la peor literatura infantil. De hecho, el mundo que recrea se parece más al de La bella durmiente que a la Plena Edad Media.Porque lo que hace este autor de nombre tan malsonante en castellano es reunir en un solo tomaco todos los tópicos medievales llevados a la idealización más absoluta. Y no falta ni uno: ni el perverso señor feudal, ni el pobre campesino oprimido, ni el abad maravilloso, ni el guerrero sádico y cruel, ni el obispo ambicioso sin escrúpulos, ni el dignatario justo y ejemplar (gloriosa, la aparición final de Tomás Becket…), ni el noble envidioso, ni el sufrido obrero leal… Y tampoco falta ni un sólo ingrediente de las novelas más simples y más vendidas (esas que llaman best-sellers): morbo, sangre, sexo, violencia, maldad insondable, bondad melíflua, romances, amoríos. injusticias, golpes de efecto, venganzas… Todo un culebrón.

    ¡Y es que yo soy un tío de lo más plano!
    Asin que…me la voy a empapar en-te-ri-ta, más que nada para saber si he salido de mi planez con su lectura o sigo patinando cuál princesita primorosa en bellos y cristalinos lagos de ensueño.
    Adiodió.

    He decidido empezar su lectura, para rebatir argumentos. ¡Tatachannnn!

  118. Javi_LR Dice:

    Creo que te va a ser difícil rebatirlos, Jerufa, pero yo te deseo mucha suerte.

  119. JJsala Dice:

    Dos cosas.

    “Los Pilares de la Tierra” y su hermana pequeña “La Catedral del Mar”, tienen, en mi opinión, un rasgo en común. Ambas disfrutan de un primer tercio que “agarra” al lector y después se diluye lentamente como si al autor se le hubiera acabado el combustible.
    El que los personajes sean planos creo que es común a la mayoría de novelas históricas, donde lo que acontece es más importante que los protagonistas del acontecer y, al fin y al cabo, es lo que nos atrae de este género, ¿o no?
    Cuando los personajes están muy elaborados y el autor entra en análisis sicológicos y demás, la narración pierde fuelle y estamos deseando que empiece la acción.
    Para personajes profundos y poliédricos tenemos a clásicos como Stendhal, Dostoiewski o Balzac que lo hacen maravillosamente, pero no escribían exactamente novela histórica.

  120. Tamylee Dice:

    Fantástica reseña, sólo decir que es mi libro preferido y ya tengo en mi poder “un mundo sin fin”, sólo me falta ponerme a ello…

  121. malaquias Dice:

    Esto no es una novela histórica, es una mala novela de aventuras. Una buena novela los personajes crecen con ellas, es un juego con el lector, un esfuerzo que hace que se haga tuya en el momento que la lees. No se trata de hacer un folletin y pasar páginas una tras otra. Fallos garafales Maiz y patatas, gótico.
    A mi me gustan las hamburguesas del MCDonalds pero que le den cinco estrellas michelin como que no.

  122. jerufa Dice:

    Pues en esta novela, Malaquías, precisamente hay de todo, desde la hamburguesa hasta el 5 Jotas.
    Yo, que me estoy haciendo mayor literariamente hablando desde que conozco Hislibris, creo que me uniré a la pandilla encabezada por Maese Arauxo que propugna como valor superior de esta obra la de ser “entretenida y divertida”. No más, Santo Tomás…

  123. Julio Dice:

    Yo era un ferviente retractor de este libro. Lo empecé a leer hace como 3 años y lo dejé en el segundo capítulo más o menos. Incluso por ahi en el foro deben andar mis enojos y rabietas contra todos los defensores de “Los Pilares”. Ahora, 3 años después, por alguna razón que no solo desconozco sino que no llegó a comprender, decidí leerlo y terminarlo.

    Casualmente, donde exactamente me había quedado, es donde realmente la novela crece y vaya que lo hace exponencialmente. Es donde Follet nos introduce al genial Prior Phillip. Será la nostalgia de sentirme de nuevo en “El Nombre de la Rosa”, el cariño natural a este personaje o simplemente la introducción de más personajes y mucho más elaborados me han hecho simplemente no dejar de leerla.

    La terminé en tiempo record (de los míos post-boda) y vaya que me sorprendió y me sorprendí a mi mismo. Más que nunca recordar esa frase “es de sabios reconocer tus errores”, pero más que nada con la edad uno aprende a ser más tolerante y tomar las cosas con más calma.

    Saludos,

  124. Richar Dice:

    Y lo que es más sorprendente, Julio, es que retomaras un libro que habías dejado al principio… curioso.

    Saludos,
    Richar.

  125. Germánico Dice:

    Yo lo hice recientemente con “Amos de la guerra”, y nada de nada… Aunque eso sí, me lo acabé.

  126. Julio Dice:

    Sí normalmente soy de los que si los dejo no los vuelvo a tocar. Recuerdo que lo dejé al principio básicamente por los diálogos poco elaborados, se me hacía un novelete rosa en la edad media, pero como que Phillip cambió toda la estructura y la trama inicial, y bueno lo demás vino solito como vendaval.

  127. Publio Dice:

    Muy pero que muy buena reseña Sirithanna, si esta ha sido tu primera reseña las demás deben ser extraordinarias.
    Leí esta novela hace muchos años y aunque me resultó entretenida no me dejó un buen sabor de boca. El argumento engancha sí, pero eso es quizá lo único positivo. Negativo; el soporte histórico es pésimo, con algunos errores garrafales, Tanto en lo tocante a la Inglaterra medieval como cuando centra la acción en España (camino de Santiago y ciudad de Toledo). El desconocimiento que el autor tiene sobre España y sobre la historia medieval española es desolador. Incluso sobre la climatología peninsular desconoce lo más elemental.
    También se aprecia que Follett ignora completamente el simbolismo, el sentimiento religioso y la liturgia de la iglesia católica.

  128. freire Dice:

    He leido tu reseña y puede que tengas razon, yo me he leido tres veces el libro, la primera vez hace once años… y la verdad puede que no sea un relato real pero a partir de ese momento me volvi una aficionada a la epoca medieval. Asi que para mi fue un verdadero placer descubri este libro.

  129. Anónimo Dice:

    Veo que a la mayoría le ha parecido una de las mejores novelas de Ken Follet y por la que se hizo famoso, una obra mediocre, unos dicen que sus personajes son planos; otros que la historia no tiene ninguna relevancia, otros, que los datos son inexactos…

    Felicito a tan excelentes críticos. Espero que escriban tan bien como critican.

  130. Valeria Dice:

    Y dale. Qué argumento tan manido, demagógico y falto de fundamento. ¿Sólo pueden hablar de fútbol los que juegan en la liga? Que no, que no. Que los lectores, aunque no escribamos, tenemos derecho a opinar. Educadamente y con fundamento. Y a disprepar. Y a valorar. Y a hacerlo sin que se nos exija un carnet de la SGAE o una carta de recomendación de una editorial. Y a defender nuestra opinión, sea compartida o no.

    ¿Te gustó el libro, Anónimo? Pues cuenta por qué, no descalifiques a nadie porque no coincida con tu opinión. Además, igual te sorprendes, pero por este hilo ha opinado gente que sí que escribe. Y muy bien, por cierto.

  131. Bernardita Dice:

    Hace un tiempo leí éste libro, el que me pareció muy entretenido, ameno, ágil, y liviano,
    aprendes bastante sobre la vida en la Edad Media, sus costumbres, y la forma de construir, aunque pienso que no es para repetírselo, lo recomiendo, te mantiene siempre expectante.

  132. Claudia Dice:

    He de confesar que el escritor Kent Follett me hizo enojar varias veces, dejando de leer el libro hasta por una semana, pero no puedo ocultar que en su conjunto me encanto.
    Si bien estoy más interesada en la historia y sus personajes, los detalles que maneja el libro sobre arquitectura, me enseñaron algunas cosas (porque no puedo retener muchas cosas de arquitectura en mi mente) las que me permitieron disfrutar de la Basílica de Saint-Denis y de la catedral de Canterbury, que sin este libro me habrían pasado desapercibidas cuando las tuve ante mis ojos.
    En conclusión, la recomiendo ampliamente!!

  133. Vorimir Dice:

    Sin mucho que ver, he de decir que tengo el juego de mesa basado en el libro y he de decir que es bastante entretenido -pese a que es complejo. Y que la serie de TV me pareció mejor que el libro, cosa que no suele pasar.

  134. Bernardita Dice:

    Esa reseña corta y precisa, no refleja lo que es el libro.Si bien el libro es ameno cuál teleserie, entretenido y ágil donde también aprendemos algo de construcción de Catedrales, al terminarlo me dejó una sensación de superficialidad.Realmente no podría volver a leerlo.

  135. josepablo Dice:

    NOVELA MALA Y ABURRIDA: LOS PILARES DE LA TIERRA según mi opinión es una obra mala, con aspiraciones de gran novela; el autor se contentó con disponer en una línea de tiempo una colección de perjuicios y calamidades a los protagonistas, sin ton ni son; salir de uno para meterse en otro, y eso debe hacerse con mucho arte para que no parezca una composición aritficial. Eso es lo que a mi me parece, de una artificialidad y un absurdo extremo. Y sin llegar a nada, porque a tanta calamidad no se le ve finalidad argumental alguna, en cuanto a la coherencia interna de la trama.

  136. xavier Dice:

    Hola a todos , por lo que a mi respecta permitid me discrepar antagonicamente con algunas reseñas o comentarios sobre el libro. Desde mi punto de vista creo que es uno de los grandes libros de narrativa histórica simplemente por la genialidad del autor al entrelazar las tramas y hechos históricos bien documentados ( lo dice un profesor de universidad de Historia , especializado en la edad media) , y además por atrapar al lector desde las primeras lineas. Creo que es un error calificar un libro de denso o cargado en exceso sobre algunos temas , por el simple hecho de no tener conocimiento de estos.

  137. Vorimir Dice:

    Hombre Xavier, yo veo muy triste que la ciudad y la dichosa catedral sean inventadas… y el final del libro es pésimo, no está ni hilado y te quedas con la sesanción de que no viene a cuento (lo de la trama por el asesinato de Thomas Becket). Si el propio Follet confirmó que al no saber bien como acabar el libro pensó… pues esto mismo.
    No sé, sin parecerme un bodrio considero que a cientos de novelas mucho mejor escritas… y mucho mejor ambientadas.
    Para gustos…

  138. josepablo Dice:

    Xavier, hace poco leí el libro “Rusos” de Edward Rutherford, y, sin ser brillante, me aptrapó más que el de Follet; por lo menos las tramas no eran absurdas, ni enlazadas a la fuerza…Follet va pegando situaciones, de la forma más artificial, sin ton ni son, …a mi me dio la impresión de que su objetivo era colocar una putada tras otra hasta llenar 1000 paginas….eso no es una novela; creo que una novela debe justificar el tiempo dedicado a leerla, al plantear una situación y llegar a algo, no simplemente ir poniendo una putada tran otra, así podría haberse tirado otras dos mil páginas, y seguir son llegar a nada.
    Y el que quiera llenar dos mil páginas lo puede hacer mucho mejor, por ejemplo como las Mil y Una Noches, en que se llenaron pero enlazadas con gran ingenio.
    El inmenso Corderon negro Halcón Gris de Rebecca West, también es muy largo, y le sobran páginas, pero por lo menos cuenta algo con principio y fin….
    Para gustos los colores….pero bueno.

  139. Arturus Dice:

    Acabo de comprar la edición del 25 aniversario, muy bonita. Ya comentaré.

  140. Francisco Dice:

    No hablaré de la reseña, lo haré del libro.
    2 cosas me produjo su lectura que, paradójicamente, no son incompatibles entre sí:
    1.- Lo devoré en pocos días
    2.- Mientras lo leía no podía dejar de sentir que jamás había caído tan bajo
    Dios mio, ¿qué hacía yo leyendo semejante basura literaria?
    Eso sí, entendí el por qué y el cómo de los hiper-best-sellers. Me pareció estar leyendo un cuento largo y folletinesco escrito por alguien más bien corto de luces, pero que costaba dejar de leer. No hay absolutamente nada inteligente en el libro, nada que te haga pensar, ni el más mínimo aporte intelectual, solo entretenimiento barato pero efectivo.
    Sin duda el tipo de escritura (que no literatura) capaz de enganchar a millones de personas (incluido yo) con necesidad de distraerse y evadirse.
    ¿Estaba ante el resultado de un plan orquestado por el autor para forrarse o ante la consecuencia de no dar más de sí dicho autor intelectualmente?
    Y entonces me hice la gran pregunta: ¿PARA ESCRIBIR ESE TIPO DE BEST SELLER ES CONDICIÓN SINE QUANON SER UN TANTO IMBÉCIL?

  141. Jose Pablo Dice:

    Francisco enhorabuena por tu análisis, has descrito lo que yo sentí mejor que yo

  142. Caballero Dice:

    Sobre el libro ya está todo dicho pero el análisis de Francisco es digno de encuadrarse entre lo mejor que se ha dicho sobre Ken Follet. Ahora bien, admiro su constancia porque reconozco que como muchos otros lectores hislibreños… yo me quedé en el incendio y dije: – No más. Hasta aquí se burla usted de mí, señor Follet. – De lo demás que ha escrito no volteo ni a mirarlo. No creo en las redenciones.

  143. alexander Dice:

    Caballero además creo que ese libro no tiene erotismo. Eso lo mejor es el marqués de Sade.

  144. Andrea Dice:

    Estimados, creo que están siendo un poco injustos; el libro entrega lo que ofrece desde un principio ni más ni menos; es por esto que muchos dejaron de leerlo a la mitad (lo que a mi gusto es como juzgar un libro por su portada… no podemos criticar una obra a medio terminar). Sin embargo, el “best seller” entrega pequeños aportes … la historia real de Thomas y su asesinato … nombres reales a personajes históricos etc… por sobre todo entrega una visión más exacta y poco exhaustiva de cómo se vive la religión desde el poder y la ambición (cosa conocida) no le quitemos mérito a este autor. Ahora si quieren aumentar su nivel intelectual hay que buscar otro tipo de lectura más propicia a entregar tales resultados, pues este tipo de libros entrega lo justo y necesario a quien busca leerlo. Puedo decir que no es el mejor libro que he leído pero fue agradable acariciar sus páginas en los pocos días que me acompañó. No me extraña que sea sobrevalorado considerando que algunas novelas de basura erótica han revolucionado el mundo con su lenguaje básico y carente profundidad contextual; por lo que la gente compra lo que se vende sin exigir más sobre su contenido…
    Reitero, hay que tomar el lado positivo de las cosas de lo contrario iremos dejando libros a medio terminar y juzgar en base a algo que no ha sido completado es inconsecuente (en mi opinión). Eso… quizás para otros esta opinión carece de fundamentos teóricos, pero el libro me entregó no más de lo que supe desde el principio … “diversión, simplicidad”

  145. Johnny Dice:

    Hoy he acabado Los Pilares de la Tierra y estoy enfadado!

    El libro me ha gustado mucho: excelente ambientación y recreación de la Edad Media, magnífica exposición del cambio del arte románico al gótico y genial caracterización de los personajes (destacando Tom, Jack y Aliena).

    Es curioso que, al contrario de, aparentemente, todo el mundo, el comienzo del libro (considerándolo hasta el nacimiento de Jonathan), es lo que más me ha gustado. Y es que le final…me ha dejado frío. El libro es demasiado largo, pero el hecho de que el mismo autor me haya hecho pensar esto, es lo que realmente me ha llevado a determinar esta conclusión. Parece que no sabía cómo acabarlo y lo ha hecho de golpe, dándole un final abrupto…dejándose tal vez cosas en el tintero…alguien me dice qué pasó con Martha? Me he llevado medio libro con la preocupación de saber si saldría a la luz que Jonathan es hijo de Tom, y cuando lo hace, Martha, que es el único pariente que le queda vivo, desaparece de la trama. ¿Cómo me privas, Follett, del momentazo en el que Martha y Jonathan se encontrarían y se abrazarían porque no estaban solos, sino que se tenían el uno al otro?

    Muero por vuestra opinión!

    Gracias

  146. Arturus Dice:

    Bueno, pues yo compré la edición del 25 aniversario como ya dije, y no pude pasar de la página 50 o así… Quizá no me enganchaba o se me cruzó otra cosa, no sé, pero el caso es que ahí está juntando polvo. Puede que le dé otra oportunidad más adelante.

Deja una Respuesta