¡PUTA GUERRA! 1914-1919 – Tardi y Verney

¡PUTA GUERRA! 1914-1919 - Tardi y VerneyA pesar de tratarse del primer conflicto bélico que tuvo un carácter verdaderamente global, de presentar aspectos novedosos a la hora de hacer la guerra como el hecho de convertir a la población en un objetivo en sí mismo y a pesar de que tuvo consecuencias a corto-medio plazo tan funestas como la propia Segunda Guerra Mundial, la llamada «Gran Guerra» – nombre con el que se conoce a la Primera Guerra Mundial – es asombrosamente poco conocida, relegada a un segundo plano quizás por la magnitud de su sucesora. Cuenta Ernst Junger en Tempestades de acero – primer volumen de sus memorias – que a los jóvenes alemanes la guerra les parecía «un lance viril, un alegre concurso de tiro celebrado sobre floridas praderas en que la sangre era rocío», y con ese mismo espíritu confiado arranca el testimonio del protagonista de esta historia, un muchacho francés al que la propaganda política obliga a creer que todo acabaría en un plazo muy breve de tiempo con una rotunda victoria sobre el enemigo.

Tanto en el caso de Junger como en el del protagonista de Puta guerra, el velo cae de los ojos en cuanto los primeros muertos se dejan ver en toda su magnitud y todos se dan cuenta de que en semejante concurso de tiro son ellos las dianas; desde ese primer momento, el horror de la guerra real se va desgranando sin prisa pero sin pausa desde todos los puntos de vista posibles, algo que Tardi y Verney, los autores, se preocupan muy mucho por destacar empleando para ello un lenguaje descarnado y unas ilustraciones que no escatiman un ápice de crudeza, además de que en toda la obra ponen en boca del protagonista testimonios plagados de un sarcasmo cruel cuyo objetivo no son solamente los desastres de la guerra sino también las mentiras que la encubren y aquellos que las sustentan – no conviene olvidar que la Gran Guerra fue un conflicto en el que todavía se hicieron distinciones de clase muy claras -, llegándose incluso al episodio de ejecución sumaria por cobardía de un soldado francés que, desesperado y harto por ver morir a sus compañeros de un modo tan estupido como inútil – episodio que recuerda a lo narrado en el filme Senderos de gloria-, se rebela y niega a arriesgar gratuitamente su vida para satisfacer la vanidad de sus superiores. Pasando por encima de cualquier consideración de carácter moral, la guerra continúa, así como sus consecuencias que no son otras que miles de muertos, heridos y mutilados, como se puede apreciar en la autentica galería de monstruos que se desgrana en las páginas 83-85. Incluso se hace referencia a lo acontecido el último día de la contienda, cuando después de haber sido determinada la hora del cese de hostilidades, algunos mandos importantes se resistieron a mantener a sus hombres quietos a la espera del final y provocaron ataques sin sentido que produjeron miles de muertos. Algunos de esos altos mandos fueron juzgados en la posguerra por tribunales compuestos por sus propios compañeros y, como consecuencia, fueron absueltos en casi su totalidad. Las consecuencias de la paz, simplemente terribles: hambre, miseria y degradamiento excesivo de los derrotados, lo que, al fin y a la postre, sería el gran germen de las ansias del revanchismo alemán.

¿Por qué es tan importante conocer esta obra? Básicamente por dos motivos: en primer lugar, porque es un testimonio directo y sincero de uno de los episodios mas trascendentales de los últimos cien años, y en segundo lugar porque es necesario que todos seamos conscientes de que jugar a la guerra es como agarrar a un tigre por la cola: las consecuencias son imprevisibles pero sí muy posiblemente negativas hasta un punto en el que ya no es posible controlarlas. De ello se deduce que esta edición integral de ¡Puta Guerra! se antoja casi imprescindible si se pretende tener una visión global de esta trascendente etapa de nuestra historia que marcó el final de un modo de vida para dar paso a otra etapa –el llamado Periodo entreguerras– en la que la crisis política y económica tuvieron como consecuencias de un lado culturalmente la denominada Belle Epoque mientras que al mismo tiempo políticamente surgieron los primeros movimientos de corte fascista cuya relevancia se reveló desoladoramente extraordinaria.

TÍTULO: ¡PUTAGUERRA! 1914-1919
AUTORES: TARDI / VERNEY
TRADUCCIÓN: ENRIQUE SÁNCHEZ ABULI
EDITORIAL: NORMA EDITORIALBarcelona, 2010
PAGINAS: 144
P.V.P.: 19.95 €

Technorati Tags: , ,


Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el ¡PUTA GUERRA! 1914-1919 en La Casa del Libro.

26 Respuestas a “¡PUTA GUERRA! 1914-1919 – Tardi y Verney”

  1. Urogallo Dice:

    Bueno, hubo guerras antes, y quizás guerras tanto o más sanguinarias, y con el mismo desprecio por los civiles. Pero como bien retrata Aquiles, lo que muere con la PGM es el sueño cultivado ( Con mejor o peor fortuna) de que la guerra podía tener reglas, que podía librarse entre caballeros, y ser un episodio enriquecedor en la experiencia personal.

    Todo el siglo XIX, como heredero de la era de la razón, había tratado de construir la idea de que la guerra era un acto heroico en el que el valor y la nobleza triunfaban al final. ( Que se lo digan al Almirante Cervera).

    Pero entonces llegaron las trincheras.

    Bart Simpsom ya nos advertía que todas las guerras eran malas, con la excepción de la guerra de la Independencia, la Segunda Guerra Mundial y La Guerra de las Galaxias…Pero bastaría solo la PGM para condenar la idea misma de conflicto bélico, sobre todo si uno era un soldado francés o británico, y le tocaba lidiar con la genialidad de sus líderes.

    La muerte de “La gran ilusión”. La pena es que los soldados despertaron a los pocos días, y sus oficiales y líderes no despertaron nunca…

  2. Ascanio Dice:

    ¡Dieciocho los ojos que te ven, Aquiles!

    La visión idealista y romántica de la guerra siempre ha existido (pero ¿habrá algo menos romántico que la guerra, Dios santo?), no hay más que pensar en las Cruzadas, la Reconquista o la Guerra de Secesión americana (esos ideales sudistas…). Pero, como dice Uro, llegaron las trincheras y la cruda realidad, aunque, ya antes de la IGM, me cuesta mucho pensar que el soldado al que le metían una espada por el ojo pensara: “qué romántico este dolorcillo, oye”…
    Hace poco estuve re-viendo la estupendísima serie de Arriba y abajo, donde queda bien patente la manera en que iban los soldados a la guerra, y la forma en la que volvían de ella.
    Así que opino que el título no podía estar mejor elegido. Como decía Ashley Wilkes en Lo que el viento se llevó: “las mayores desgracias las traen las guerras”.
    Algunos deberían grabarse eso a fuego donde más les duele.

    Pues aprovechando que el Guadiana pasa por Orejilla del Sordete, me gustaría hacerte unas de preguntilias:
    1.- ¿Estamos ante un cómic o es una novela ilustrada?
    2.- ¿Has leído Maus? ¿Guarda alguna semejanza? (Evidentemente, éste trata sobre la IGM y Maus sobre la IIGM, pero ¿existe alguna similitud en el planteamiento?).
    3.- ¿Cuál es el título original? (Siempre he procurado mejorar mi vocabulario extranjero…).

  3. APV Dice:

    Europa había olvidado lo que habían supuesto una guerra a ese nivel desde las guerras napoleónicas y se había endulzado la imagen de las guerras pese a que los breves conflictos intermedios que ya habían demostrado lo que era.
    Pero la llegada de la 1ª GM los jovenes se alistaban para participar en la “última guerra”.

    Ascanio, excelente Arriba y Abajo: el deber en toda “casa de bien” de que alisten los a los criados.

    Muy buenso los trabajos de Tardi, ya había leido alguno como la guerra de trincheras o el grito del pueblo.

  4. JF Dice:

    Enhorabuena por la reseña.
    Has reseñado una obra de un autor que es uno de mis favoritos. ¡Gracias!
    También creo que es importante indicar que es un Cómic como todos pueden apreciar. El Noveno Arte en Estado Puro a pesar de que a muchísimos les repele las viñetas, y no lo digo por que sea aficionado al cómic y al dibujo, sino por qué es lo que ocurre en la Sociedad en la que vivimos, la mayoría prefiere una novela a un cómic, que se le va hacer, los roles de la Sociedad. Hacia tiempo que en Hislibris no se reseñaba un cómic… Bueno, Gran Guerra se le llamó, por ser una guerra europea en un primer momento, después sería la I Guerra Mundial al salir fuera de sus fronteras e intervenir países no europeos.
    De lo que comentas, si has seguido la obra de Tardi me recuerda al “Soldado Varlot” un joven de 20 años cumplidos, y que lleva ya unos ‘añitos en el frente’ dónde: asqueado, deprimido, horrorizado, y… una canción subversiva que habla de -las verdades del barquero- lo lleva al paredón, y cuando va ha ser ejecutado…¡oh!, destino, destino, una bomba lo salva matando a los demás, pero al mismo tiempo haciendo que continue en ese infierno que es la guerra.., ¡qué puto destino!. Con “La guerra de las trincheras”, me da la misma sensación , pero mas asfixiante, opresiva, deprimente, mortifera… Lo novedoso de la obra es el color, se agradecen unas viñetas en color, pues Tardi nos tenía acostumbrado a los blancos, negros y grises, por lo menos de las obras que he mencionado sobre la Gran Guerra. Por otro lado, la obra nos cuenta la historia de la I GM, año a año, de forma magistral y sintetizada, el último capítulo el de 1919, nos recapitula y nos ilustra un poquito ese año. El dossier de la obra es impresionante para lo breve que es, nos ilustra mucho, Verney, en su mejor hacer. En definitiva una Gran Obra, pero en un Cómic . Los que nos encanta el cómic y por otro lado tenemos en nuestras preferencias sobre historia la I GM debemos de estar de enhorabuena.

    Lo que dijo el historiador H.A.L. Fisher, es bien representativo y muy clarificador de lo absurdo y necio de los hombres:
    “La tragedia de la Gran Guerra fue que se peleó entre los pueblos más civilizados de Europa por una cuestión que unos cuantos hombres sensatos pudieran haber resuelto con facilidad”.

    En fin que opinar es gratis, con fundamento o sin fundamento, con sensatez o sin ella, pero los hechos son inamovibles y solamente unos.

    Saludos.

  5. Aleks Dice:

    Gracias por tu buena reseña, Aquiles, lo que dieces es cierto, la primera guerra mundial ha sido relegada por la segunda guerra, sin embargo, se debe tener en cuenta que esta guerra fue también impresionante, además las condiciones de los ejércitos eran mucho más precarias, lo que hacía que todo fuera horrible, imagínate vivir en las trincheras con la nieve acumulándose sobre tu cuerpo inmóvil, y los compañeros muriendo a lado y lado de enfermedades que se propagaban con facilidad por el hacinamiento, eso es terrible, de hecho, todas las guerras son terribles, incluso los conflictos internos como el de mis país (Colombia) es una cosa desastroza, es una guerra constante, prolongada, una guerra que nos afecta a todos directa o indirectamente. Pero hoy en día hay muchos presidentes y dirigentes de países que no concen la guerra y quieren provar a qué sabe, de ahí que busquen pelea con países que no están interesados en hacer la guerra con nadie porque ya la han vivido (Es nuestro caso con tres de nuestros vecinos, pero sobre todo, el de la parte oriental). Si entendieran que en una guerra perdemos todos y no gana nadie, que la guerra es horrible, que esa angustia que se siente al sabarse en guerra es la peor sensación que se puede sentir, que causa lágrimas y dolor, de verdad a nadie le interesaría hacer la guerra.

  6. javier Dice:

    Qué buena elección Aquiles, y qué ganas tengo de pillarlo. La verdad es que todos los que habéis citado de Tardi son muy recomendables, y ya puestos me atrevo a recomendar “Paroles de Poilus” (de momento sólo en francés, désolé) una recopilación de historias dibujadas por distintos autores, Tardi entre ellos, a partir de cartas mandadas desde el frente por soldados franceses. Si os gusta el tema y os gusta el cómic, os interesará. Lo único que no comparto es eso de que al joven Jünger se le cayó la venda al ver los primeros muertos. Más bien yo diría que le dio un subidón, de hecho debió ser el único entre los que decidieron escribir un libro tras vivir aquello que no hizo un alegato antibelicista, precisamente.

    Por cierto Ascanio, creo recordar que el título original es Putain de Guerre, el traductor que aparece en la ficha que añade Aquiles es también guionista de cómics y por lo que se ve bastante fiel al original.

  7. Urogallo Dice:

    Bueno, es que la visión negativa del conflicto viene sobre todo de los aliados,con los ingleses y “la generación perdida”. A los alemanes les pareció hasta interesante y volvieron del frente sintiéndose todos unos machotes y con ganas de volver a liarla.

    Por cierto, que creo que fué Paul Jhonsson el que dijo que al hablar de la gran calidad literaria de los autores británicos muertos en Flandes hay que recordar siempre que los epitafios tienden a ser demasiado compasivos con los finados.

  8. Antonio Dice:

    Buenas tardes:
    ¡Así se hace Aquiles!

    Estoy haciendo el coleccionable de La Aventura de la historia para “introducirme” en la Gran Guerra.

    A mí me ha dado pinta de cómic, que no lo es, y me ha recordado un librillo juvenil llamado Esa Espantosa Primera Guerra Mundial, cuyo autor no recuerdo. Todavía estoy seleccionando libros sobre esta guerra. Gracias por su ayuda.

    Atte.

  9. JF Dice:

    Buenas.
    El título original se divide en dos partes: “Putain de guerre! 1914-1915-1916″ y “Putain de guerre! 1917-1918-1919″.
    Antonio si me permites en el mercado hay buenas publicaciones (aunque no muchas si lo comparamos con la archiconocida II GM), pero como introducción un servidor te recomienda sin dudarlo la obra de Norman Stone: “Breve historia de la Primera Guerra Mundial”, es un magnifico trampolín de iniciació en la historia de la I GM.
    “Esa espantosa Primera Guerra Mundial”, efectivamente, era un libro juvenil, pero de una serie de libritos de RBA, su autor (autores): Terry Deary, Martin Brown y Josefina Cabell Guerrero.
    Sánchez Abulí, no es que solo sea guionista tambien es traductor, una de sus principales creaciones: “Torpedo”, los que conozcan un poquito el Noveno Arte sabrán de quien hablo.

    Saludos.

  10. David L Dice:

    Muy buena reseña Aquiles. La PGM es un tema que sigue atrayéndome cada día más. Precisamente esta semana he hecho un pedido a una librería francesa de unos cuantos libros sobre el tema:

    Verdun 1916-Brown, Malcolm

    La Grande Guerre des Français ; 1914-1918-Duroselle, Jean-Baptiste

    La Bataille De La Marne- Pierre Miquel

    La cantidad de literatura sobre la Gran Guerra en francés es inagotable. Como comenta JF, el libro reseñado se divide en dos partes, aquí os dejo un enlace con un poco más de información sobre ellos:

    http://www.chapitre.com/CHAPITRE/fr/BOOK/tardi-jacques-verney-jean-pierre/putain-de-guerre-t-1-1914-1915-1916,11591042.aspx

    http://www.chapitre.com/CHAPITRE/fr/BOOK/tardi-jacques-verney-jean-pierre/putain-de-guerre-t-2-1917-1918-1919,22615985.aspx

    Un saludo.

  11. Aquiles Dice:

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Intentando responder alguna cuestion, te comento, Ascanio, que, en mi opinion, esta obra es fundamentalmente un comic con aspectos propios de la novela grafica y que no aprecio relacion alguna con Maus. Bueno, Javier, volvere a leer a Junger, pero el recuerdo que guardo no es el de un subidon ante la guerra, aunque ciertamente no sea un alegato antibelicista; creo que son unas memorias en las que el relato de la contienda no invita precisamente al lector a embarcarse en un asunto semejante. El libro “Esa espantosa Primera Guerra Mundial” al que haceis referencia Antonio y JF es efectivamente un librito juvenil de caracter divulgativo que pertenece a una coleccion que fue descatalogada hace ya unos años por la editorial Molino, lo que realmente es una pena porque en esos libros se abordaba la historia de un modo muy atractivo.

  12. Javler Dice:

    Gran reseña, Aquiles, enhorabuena, y me alegro mucho de ver las demás opiniones. Da gusto encontrar sensibilidad por estas cosas, y no la típica concepción de la guera como una especie de videojuego.

    Cuando uno da clases de historia es muy tentador centrar el tema en las batallitas, porque es lo que les gusta más a los alumnos. Pero la guerra no es eso, así que es un deber moral del profesor explicar las consecuencias de la guerra, por desgarradoras y desagradables que sean.

    Yendo a la PGM, hay un punto que me parece conmovedor y que casi nunca se trata (hay un documental excelente sobre ello), y es la llamada Tregua de Navidad. Soldados alemanes, franceses y británicos haciendo una pausa y saliendo de las trincheras, confraternizando, cantando, jugando a fútbol. Cuando se enteraron los superiores lo cortaron de cuajo. Terrible ejemplo: los soldados deben odiar al enemigo, ésa es la primera condición, porque fuera de ahí nada tiene sentido.

    Uno de mis mayores deseos es que la gente empiece a rechazar la propaganda y empiece a preguntarse, ¿por qué exactamente tengo que odiar a esta gente?

  13. Urogallo Dice:

    ¿Odiaban de verdad?. El otro día comentabamos esta cuestión en torno a esta guerra y a la Guerra Civil americana. ¿Odiaban de verdad o querían demostrase a sí mismos lo valientes y lo buenos soldados que eran?.

    El enemigo era una sombra, una incognita…No merecía ni siquiera ser odiado.

  14. Javler Dice:

    Pues no es fácil saber lo que había en sus cabezas, pero si tenemos que juzgar por sus manifestaciones externas, testimonios, cartas, etc., se parece mucho al odio.

    Desde luego es un odio hacia algo que no conoces, hacia una representación mental de “el otro”. Pero para matar con eso es suficiente.

  15. Josep Dice:

    Curiosamente, en este rincón de la periferia que es Valencia aún no ha llegado el libro. Lo tengo encargado y esperando que suene el teléfono con el aviso de que lo tienen.
    ¡La Gran Guerra! A mí si me apasiona, y coincido en que es la “hermana pequeña” eclipsada por la crueldad de la 2GM.

  16. Urogallo Dice:

    ¿Hermana o madre?.

  17. JF Dice:

    MADRE con toda seguridad, pues cuando la I Guerra Mundial treminó el 11 noviembre de 1918, realmente no se restauró la paz mundial. El establecimiento de la Sociedad de Naciones para la paz y la seguridad mundial dónde se incorporó a un tratado de paz y seguridad; sin embargo, la Sociedad no conservó la paz genuina…, y el 1 de septiembre de 1939 estalló la II Guerra Mundial, para enderezar los entuertos y resolver problemas que se arrastraban desde la Gran Guera. La Segunda Guerra Mundial (salvando las distancias) es un capítulo (si queremos el 2, nunca mejor dicho) procedente de una Historia, la de la I Guerra MUndial.

    Un saludo

  18. Javler Dice:

    Considerar la IIGM como la segunda parte de una gran guerra que tuvo a la IGM como su primera parte, es muy tentador cuando se sabe lo que pasó. Sin embargo, tal determinismo no está del todo justificado, pues no todas las causas de la IIGM están en la IGM y su torpe resolución.

    Hay que considerar, principalmente, el efecto de la crisis económica. En 1928 el partido nazi no era nada, en 1930 tenía más de 100 escaños y en 1932, en lo más profundo de la crisis, ya era al partido más votado con diferencia.

    Igualmente, tampoco era seguro que Alemania reconstituiría su fuerza militar. Si Francia e Inglaterra, sobre todo Inglaterra, hubieran sido más enérgicos en vez de hacer el tonto con Hitler, pensando que podría ser un aliado contra Stalin, habrían mantenido a Alemania a raya.

    En fin, que contrariamente a lo que podría parecer, a veces saber más puede contaminarnos con ciertos prejuicios teleológicos y perjudicar nuestro análisis.

  19. JF Dice:

    Efectivamente, por ello digo (guardando las distancias) en mi comentario, más arriba… pero utilizando la expresión MADRE, bien que se puede decir que la I GM fue la mamá.

    Saludos

  20. juanrio Dice:

    Al menos marcó la linea de lo que sería la II. La brutalidad, el uso de la guerra total y el desprecio de los civiles….

    Por otro lado, no se si os habéis parado a imaginar lo que podría haber pasado si Inglaterra, Francia y Alemania se hubieran aliado contra el comunismo…..

  21. JF Dice:

    Por imaginar… Simplemente nos encontrariamos en un mundo distinto al que conocemos, y posiblemente peor, pues casi seguro que hubiese dado pie a otra guerra -dicha mezcla-… (las mezclas explosivas son fulminantes), además no se podria dejar en el tintero a los USA el Imperio emergente en el mundo.

    Saludos.

  22. Javler Dice:

    ¡Si estaban aliados contra el comunismo! Primero la Unión Soviética firmó la paz con Alemania (Brest-Litovsk), luego una sangrienta guerra en la que participaron ejércitos británicos, franceses y estadounidenses. Ganaron los “rojos”.

    En los años 30 Stalin se cansó de advertir a Francia e Inglaterra del peligro nazi, y quiso aliarse con ellos. Obviamente Francia e Inglaterra hicieron oídos sordos, porque estaban más cerca de Hitler que de Stalin. Eso es una alianza. El problema es que entre Alemania y la URSS había otros países, como Checoslovaquia y Polonia.

    El precio de una invasión militar en toda regla de la Unión Soviética era dejar a Hitler conquistar una buena parte de Europa Oriental, es decir, darle demasiado poder a Alemania. Cedieron en Austria y Checoslovaquia, pero no en Polonia, para relativa sorpresa de Hitler. Hasta bien entrado 1940 hubo intentos serios por llegar a un acuerdo de paz en esos términos.

    En otras palabras, una alianza para destruir la Unión Soviética habría supuesto la creación de un monstruo nazi, de consecuencias imprevisibles.

  23. Josep Dice:

    Lo de “hermana pequeña” era una licencia literaria. Estoy de acuerdo en lo de “madre”. A tal respecto, las palabras con las que Woodrow Wilson reclamaba una “paz sin victoria” resultaron proféticas: “una victoria significaría la paz a la fuerza para el derrotado. La aceptaría humillándose y le dejaría un resentimiento y una amargura sobre los cuales no podría apoyarse confiadamente la paz. Sólo puede ser duradera una paz entre iguales”.

  24. Urogallo Dice:

    ¡ Que grande Wodrow !.

    Y cuanto habría que hablar sobre sus multiples trapacerias…

    Pero me quedo con una frase de un diario de un soldado alemán, fechada la fecha de la rendición francesa en 1940.

    “Hoy termina la batalla de Francia. Ha durado 26 años”.

  25. JF Dice:

    A Alemania siempre o casi siempre se la culpa, bien, Alemania había aceptado el plan de Wilson, pero el punto (de los catorce) sobre la libertad de mares “volatizó” y se le añadió un punto nuevo: compensación importante por parte de Alemania, lo cual significó que el principio de igualdad entre las partes y de la “Paz sin victoria” se perdiera en su totalidad, Alemania se sentiría traicionada, ¿pero quiénes fueron los promotores?, bueno la presión venia de los hijos de la Gran Bretaña y ahora ‘sus amigos los franceses’. O sea, Wilson sí (alguien tenía el papelón y sería la imagén de la hipócresia), pero si ‘la guerra continuó’ y finalizó no ya en 1940, sino en 1945, mucha culpa la tuvo Gran Bretaña.

    Saludos.

  26. Josep Dice:

    Y yo sigo esperando porque “los comics tardan un poco más” (sic).

Deja una Respuesta