LAS AVENTURAS DE DAVID BALFOUR (SECUESTRADO Y CATRIONA) – R.L. Stevenson

Secuestrado, la primera de las dos novelas que completan esta obra de Stevenson, consiste en una novela de aventuras clásica, considerada una novela juvenil o de maduración, donde el protagonista David Balfour, inicialmente un joven ingenuo irá evolucionando hacia la edad adulta mientras atraviesa diversas penalidades. Pues, como bien muestra el título, nos encontramos ante un secuestro, inspirado en el caso real de James Annesley, que le llevará a trasladarse a las salvajes Highlands escocesas en la época inmediatamente posterior a Culloden; un momento en que los ánimos siguen caldeados produciéndose el crimen de Appin (lo que muestra la naturaleza de guerra civil que tuvo ese conflicto).

Durante esas acciones se encontrará con un pintoresco personaje, Alan Breck Stewart, otro sujeto real de vida aventurera, que junto con David formarán un curioso dúo unido por la necesidad y luego la amistad, con dos personalidades y realidades muy distintas: el joven y el adulto, el whig y el jacobita, el lowlander y el highlander, el honesto y el bribón, el tranquilo y el impulsivo, y como en otras obras estas contraposiciones y tensiones dan sal al relato. Reflejando así uno de los temas de la obra: la amistad, amistad extraña debido a las circunstancias pero que hace que sobrepasa el abismo generado por la política.

A través de ese viaje, en donde hay en cierta forma hay una búsqueda de Justicia diferente para cada uno, vemos la relación entre ambos, que recuerda a La Isla del Tesoro pero sin llegar Alan, al nivel de Silver, siendo más leal, menos carismático, menos villano (aunque hace sus chanchullos y es un recaudador de tributos) y un bribón no tan interesante como el conocido patapalo. Todo ello en medio de un paisaje atractivo en una de las zonas más agrestes de Escocia y de un paisaje humano también curioso: Duncan Dhu, peleas con gaitas, jefes montaraces, clanes sin nombre…

Respecto a Catriona, la segunda novela, el autor en su prólogo muestra la preocupación por la valoración de las segundas partes, pero como es tradicional es inferior a la novela original. Así continuando justo tras la primera volvemos a esa Escocia post Culloden, con los habitantes tratando de adaptarse al nuevo escenario y algunos buscando méritos entre los vencedores. En ese ambiente el protagonista vuelve a su búsqueda de la Justicia, esta vez frente a las necesidades políticas, lo que puede defraudar un poco al lector al verle chocar con esos obstáculos y finalmente acomodarse a la realidad para integrarse en la sociedad, siendo una especie de final del proceso de madurez con la aceptación de las injusticias, pero rompiendo el carácter del héroe clásico. Quizás los dos transcurridos en el mundo real entre ambas y la visión en primera fila, por Stevenson, de como las potencias imponían sus intereses y razones de estado en Samoa pudieron influir en ello.

La novela va integrando así, quizás de manera algo brusca, un segundo elemento: el amor. Transformándose en novela romántica (con algo de novela bizantina), como especie de compensación a los personajes, aunque actuando David y Catriona de manera torpe por su inexperiencia (interesantes las advertencias que le da la anciana). Hay que señalar que Catriona podría ser un personaje que daría juego en términos más actuales por su valentía y comportamiento audaz y libre inicial pero se va transformando en algo más victoriano como doncella en apuros. En cuanto a Alan Breck su aparición es menor en esta parte, y se echa de menos la pareja que forman en la primera parte, destacando precisamente los capítulos que comparten como los más aventureros y con tensión, sea en un bosque o en la playa.

Podemos concluir esta reseña hablando de las versiones cinematográficas. Así, sin alcanzar el gran número de La Isla del Tesoro, se han realizado unas nueve versiones; desde el cine mudo de 1917 hasta 2005, pasando como es obvio por la versión Disney de 1960 y por miniseries de televisión; con la mayoría centradas en Secuestrado y solo algunas toman elementos de Catriona. Quizás para recordar la de 1938, la de 1960 y la de 1971, esta última más bien por sus paisajes, su excelente banda sonora y por poner a un cockney como Michael Caine como highlander.

Robert L. Stevenson,  Las aventuras de David Balfour (Secuestrado y Catriona), Editorial Valdemar, 2003, 784 pp.

     

5 comentarios en “LAS AVENTURAS DE DAVID BALFOUR (SECUESTRADO Y CATRIONA) – R.L. Stevenson

  1. Urogallo dice:

    A mi me gustó la de Armand Assante.

  2. Balbo dice:

    Esta es la misma edición que yo tengo. Para mi vergüenza todavía no la he leido. A ver si the pila va bajando y le hago un hueco.

  3. Hagakure dice:

    Pues también es la edición que tengo yo, y tampoco la he leído aún. En la próxima fase aventurera me la leo.

  4. Arturus dice:

    Leí “Secuestrado” hace mucho en una edición ilustrada de Anaya que aún conservo y me gustó mucho. Posteriormente supe de la existencia de “Catriona” y compré la edición de Valdemar. Como bien dices, es inferior a la primera y, de hecho, la dejé a medias. Lo mejor de la historia para mí es la relación entre David y Alan y, en concreto, su viaje a pie por las Highlands. “Catriona” me pareció una buena novela pero bastante más insulsa; aun así, espero retomarla algún día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.