LA GUERRA OCULTA. EL CONFLICTO SOVIÉTICO-JAPONÉS (1935-1945) – Antonio García Palacios

PortadaKhalkhin_zps4798121eTodas las historias de la SGM mencionan, sin mayores explicaciones, la batalla de Khalkin Ghol como un aplastante éxito soviético sobre Japón. Una victoria completa que demostró la efectividad de las nuevas tácticas acorazadas. Pero poco más, aparte de la presencia de Zhukov al mando, se desliza en las obras generalistas. La batalla de Khalkin Ghol: “La primera operación acorazada a gran escala”, “El primer éxito completo de las nuevas doctrinas sobre las fuerzas mecanizadas”, “La primera demostración del genio táctico de Zhukov” son lugares comunes. Y no tenemos más datos. Solo volveremos a encontrar  expresiones del tipo “Escarmentados por su fracaso en Khalkin Ghol”, “Confiados por su victoria en Khalkin Ghol”, en relación a la operación Barbarroja y su planificación, como explicación de los motivos de los japoneses para no atacar a los soviéticos o de la facilidad con que la armada nipona logró convencer a los líderes políticos de atacar el Sur de Asia. 

Años después, las operaciones militares de la S.G.M concluyen con la ofensiva soviética contra Japón. Un movimiento que asienta la influencia comunista en Asia, permitiendo la creación de dos regímenes que aún sobreviven: China Popular y Corea del Norte. A pesar de sus grandes implicaciones, siempre se despacha como un paseo militar, un derrumbamiento del ejército japonés sin especiales complicaciones. Sin embargo, a pesar de carecer de armamento moderno, de suministros adecuados y de enfrentarse a la fuerza terrestre más poderosa y mejor equipada que existía por entonces sobre el globo, los japoneses no renunciaron a luchar con tesón y entrega.

Por eso este libro resulta fundamental para los aficionados a la segunda guerra mundial: Porque viene a cerrar la brecha de esas dos grandes campañas, que no solo son interesantes por sí mismas, también porque explican mucho del conflicto mundial.

En Khalkin Ghol, por ejemplo, ya aparecen muchas cuestiones que luego tendrán una importancia enorme en la S.G.M

  • La superioridad tecnológica e industrial soviética, manifestada en su capacidad para producir materiales bélicos de primera calidad en gran cantidad. Pero también capacidad  de emplearlos con enorme competencia táctica. Por oposición, ya se constata el atraso de la industria japonesa y su incapacidad para producir equipos que estén a la altura de su contrincante, lo mismo en diseño, operatividad o número.
  • La capacidad de los planificadores soviéticos para diseñar planes militares de gran competencia y brillantez. Esta pericia operacional está apoyada por una capacidad logística sobresaliente, que se complementa con la frugalidad y capacidad de sufrimiento de sus tropas. Frente a eso, los japoneses trazan planes poco realistas y mal adaptados a las circunstancias. Posteriormente son incapaces de coordinar debidamente sus movimientos.
  • La disposición de ambos ejércitos para aceptar grandes bajas en sangrientas operaciones de asalto.
  • La deficiencia, por no decir inoperancia, de los servicios de inteligencia y análisis japoneses.

De la campaña de 1945 en Asia extraemos la imagen de un ejército soviético capaz de redesplegarse rápidamente en un frente en el otro extremo de Eurasia, con todo su potentísimo acompañamiento de su pesado y avanzado equipo. Un ejército operativo, bien dirigido, inmejorablemente equipado y con gran experiencia bélica. La campaña de Asia habría podido ser el inicio de operaciones agresivas en otros puntos, de no haber contado EEUU con el poder atómico. El mismo poder que hace inútil para los aliados esta ofensiva que tan cara han comprado y que tanto rendimiento proporcionará a los Soviéticos.

 

     

15 comentarios en “LA GUERRA OCULTA. EL CONFLICTO SOVIÉTICO-JAPONÉS (1935-1945) – Antonio García Palacios

  1. Rodrigo dice:

    Pues sí que tiene relevancia, Uro. Según lo que apuntas, un libro que viene a subsanar una notoria deficiencia de la bibliografía en castellano, y sobre un flanco que no por inactivo (durante la SGM) deja de ser importante. Tiene muy buena pinta.

    Estupenda recomendación.

  2. APV dice:

    Lamentablemente por lo que anunció la editorial según parece ya está agotado.

  3. Urogallo dice:

    Es que es un tema muy llamativo. Siempre mencionado, nunca tratado.

  4. Historiador87 dice:

    Según me comunicaron en la editorial, creo que está agotado a nivel de distribución vía online, pero puede adquirirse en las librerías que aparecen como puntos de venta en hrmediciones.com

  5. Antígono el Tuerto dice:

    Interesante reseña sobre un tema desconocido (al menos para mí). Siempre creí que el enfrentamiento URSS-Japón fue casi inexistente, y que todo el peso de la lucha lo llevaron China y EEUU.

  6. APV dice:

    Tampoco se ha publicado mucho sobre el conflicto en China en castellano.

  7. Quinto Fabio dice:

    Teniendo en cuenta que las fuerzas comunistas de Mao ya eran lo suficiente fuertes por encontes, me parece desafortunado decir que la campaña soviética en Manchuria está tras la creación de la República Popular China. Imagino que el libro no aclarará tampoco la cuestión de los prisioneros de guerra nipones, de los cuales más de 70000 murieron en el cautiverio.
    Stalin actuó de manera ventajista y no atacó a Japón cuando puedo hacerlo, dejando mientras que se desangraran japones y angloamericanos.Declaró la guerra a última hora y exigió demandas territoriales que no se correspondían para nada con los logros bélicos de la URSS. Por cuanto los japoneses nunca produjeron en serie para su ejèrcito un tanque que pudiera combatir en términos de igualdad con los occidentales (ni siquiera antes de Pearl Harbor), sus combates terrestres contra los rusos siempre estuvieron destinados al fracaso.

  8. Urogallo dice:

    Poco conflicto en China hubo. Entre 1935 y 1945, la aportación de China fue sobre todo diluir en su inmenso territorio a las fuerzas de ocupación imperiales.

  9. APV dice:

    En realidad hubo bastantes combates con ejércitos enormes durante la guerra sino-japonesa, batallas que no todas las ganaron los japoneses.

  10. Urogallo dice:

    Comenta de pasada lo de los prisioneros, pero pocos libros sobre Stalingrado tratan la cuestión de la permanencia de estos en los campos de trabajo, más tiempo que el resto. Me gustan los libros que mencionan esos temas.

  11. Urogallo dice:

    ¿Ejemplos de victorias chinas? Porque los japoneses avanzaron su dominio inexorablemente.

  12. APV dice:

    No todo fueron victorias japonesas; Shanggao, tres de las cuatro batallas de Changsha, Changde,… en varios lugares los ataques japoneses fueron rechazados e incluso los chinos contraatacaron con éxito.

  13. Urogallo dice:

    Tengo que leer algo sobre esas batallas

  14. José Sebastián dice:

    Felicidades Urogallo. Muy buena reseña de uno de tantos flancos de la II Guerra Mundial escasa o nulamente cubierto en la lengua de Cervantes. Apuntado queda.

  15. wladimir dice:

    es totalmente cierto que el ejercito rojo en lejano oriente sovietico ( Frente del Lejano Oriente y el Frente de Transbaikalia) contaban en diciembre con 32 divisiones suficientes para operaciones puramente defensivas

    y el Distrito militar Siberiano contaba con el 24 Ejercito al mando del Teniente Genera Stephan Kalinin que contaba en junio de 1941 unas 5 divisiones de rifle y 2 cuerpos de rifle (infanteria) ubicadas en Novosibirsk (cuartel general) ,Omsk,Barabinsk Krasnoyarsk ,Barnaul y Achinsk tambien equipado para acciones defensivas

    tambien note que los pocos tanques medios T-34 (mod 1941) los Klimenty-Voroshilov (KV) y los cañones Antiaereos/terrestres ZP 85 de 85mm en su mayoria estaban ubicados en los frentes de Rusia europea, y Ucrania el resto de equipo eran tanques ligeros T-26,BT,T-70, aviones polikarpov I-15.,-16,Bombarderos SB-2,TB-3,etc asi como otras armas anticuadas repartidas en los frentes de Lejano Oriente,Siberia y Asia Central.

    este equipo era casi equivalente al equipo japones existente entonces por lo tanto si Japon hubiese amasado unas 30 0 40 (de un maximo de 50) tal vez hubiera podido hace en conjunto con Alemania al mismo tiempo que Barbaroja haber lanzado su propia ofensiva,es evidente que japon nunca hubiera podido hacer esto solo, sino en conjunto

    otro factor a contar es que en la Republica ppular Mongola y siberia eistia cierto descontento con la administracion Stalinista entre 1928-29 y 1932 hubieron levantamientos e insurrecciones contra el gobierno central mongol y la adminsitracion sovietica en mongolia,organizados por el campesinado y la aun existente nobleza mongola y guiados por el clero budista mongol local en contra de las expropiaciones de bienes,ganados,templos etc

    ademas que en 1934-35 un escritor yugoslavo que estuvo en Krasnoyyarsk y Yeniseisk que nuerosos miembros loales del Konsomolsk o el partido comunista no vacilaban en declararse fascistas o socilalista y que la ´poblacion muy descontenta ponia toras sus esperanzas en Alemania e incluso en Japon,poco importaba quien a condicion de que los liberase de Stalin y de los comunistas,asi pensaban los miembros de las clases populars sin partido y la casi totalidad de la clase rural,en cuanto a la clase obrera contaban con la intervencion extranjera en Siberia bajo la tesis de “les entregases las armas para hacer la guerra sabremos utilizarlas para transformar en nuestro provecho e instaurar un regimen nuevo” y entre las tropas regulares hubiesen estado dispuestas a desertar (tal y como ocurrio en algunos contados casos de rusos en nomonhan) previamente liquidando al Politruk de la unidad,para unirse a los invasores

    ante estos ffactores estoy seguro que una operacion del tipo Kantokuen bien llevada y coordinada por el Ejercito Imperial y la Armada japonesas en Siberia al mismo tiempo que Alemania y sus aliados del Eje invadian Rusia europa hibiese sido todo un exito parza ellos y un total desastre para Stalin y el Ejercito Rojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.