LA CAÑONERA 23: DOS GUARDIAMARINAS EN ÁFRICA – Luis Delgado Bañón

LA CAÑONERA 23. DOS GUARDIAMARINAS EN ÁFRICA - Luis Delgado BañónEs esta la segunda edición revisada de la -a su vez- segunda novela de la serie que conforma la Saga Marinera Española, donde los protagonistas son las familias de los Leñanza y los Cisneros, ligadas en principio por lazos de amistad y por familiares después. Si en la primera novela, La galera Santa Bárbara, conocimos la historia y aventuras del primer Francisco Leñanza, apodado Gigante por sus compañeros dada su fornida y robusta complexión, en esta segunda entrega es su primogénito, que ostenta tanto su mismo nombre como su apodo, por ser su físico una repetición del paterno, el que nos cuenta, desde su madurez, la historia de cómo llegó a acceder a la posición actual en la Marina Real, procediendo como procedía de un origen humilde y de tierra adentro.

El autor se ha propuesto el ambicioso proyecto de narrar la historia de la Armada española desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta la Guerra Civil de 1936, intentando mantener, dentro del marco de la novela de aventuras, el máximo rigor histórico y marinero posible.

Luis Delgado Bañón, (Murcia, 1946), es capitán de navío y escritor. A los dieciséis años ingresó en el Cuerpo General de la Armada y desde entonces ha estado vinculado al mar, siendo capitán de navío durante más de trece años. En agosto de 1963 y tras la necesaria oposición, ingresó en la Escuela Naval como Aspirante de Marina. Posteriormente pasó por los empleos de guardiamarina, alférez de fragata, alférez de navío, teniente de navío, capitán de corbeta, capitán de fragata y, por fin, en 1996, capitán de navío, que equivale en el Ejército al empleo de coronel. Es delegado del Instituto de Historia y Cultura Naval en el Mediterráneo, y actual director del Museo Naval de Cartagena.

Corre el año 1781. España y Francia están en guerra con Gran Bretaña, que a su vez lo está con las colonias de América. Menorca, sometida a una gran presión naval, está a punto de volver bajo el dominio español; Gibraltar, en manos británicas desde 1704, sufre el bloqueo de la flota española por mar y el acoso por tierra. Los esfuerzos de Leñanza padre para conseguirle al hijo un puesto –hasta el momento, reservado a la nobleza- de Guardiamarina, son complicados y dolorosos, pero consiguen su objetivo, y Francisco Leñanza comienza su andadura en la Academia Naval de Cartagena.

En la Academia, el aprendiz de guardiamarina Leñanza conoce al que va a ser su mejor amigo y compañero de aventuras, así como el que en parte va a decidir su futuro: Santiago Cisneros, un jovencito de aspecto aún infantil, dos años menor que Francisco, de cara pecosa y espíritu bullanguero y entrometido, con la altanería que da el ser el heredero del Duque de Montefrío y haber recibido educación y maneras nobiliarias desde su más tierna infancia. Gigante, ya apodado así entre sus compañeros, se convierte en el protector de Pecas, que es el apodo recibido por Santiago.

Hasta la mitad del libro vivimos su aprendizaje marino y su creciente relación amistosa que culmina en unas vacaciones en el castillo que la familia Cisneros posee en Cehegín (Murcia). Y aquí aparece el tercer protagonista,  femenino en este caso: la hermana de  Santiago, la dulce y bella María Cristina, de la que Francisco, con sus diecisiete juveniles y fogosos años, cae prendado al instante.

En la segunda parte del libro comienza la verdadera acción: hacia la mitad del curso, el general Antonio Barceló interviene para requerir la colaboración del cuerpo de guardiamarinas. Por necesidades de la guerra ha de cubrir las plazas en las cañoneras ideadas por él mismo y que están siendo utilizadas para hostigamiento de la flota británica, al modo de guerrilla marina, con magnífico resultado y por consiguiente, aumentando la cantidad de lanchas y las necesidades de personal. Nuestros jóvenes héroes  se presentan voluntarios inmediatamente, claro.

Y a partir de este momento la aventura es continua: son trasladados a Cádiz, entrenados intensivamente en el gobierno y manejo de las cañoneras, y comienzan las acciones de sangre y fuego, acometidas por los jóvenes con ardor patriótico y la inconsciencia de la inexperiencia y la corta edad. Se produce un naufragio, los supervivientes aparecen en las costas africanas, son hechos prisioneros por el moro, pasan apuros y agobios pero consiguen salir adelante, con la ayuda de otro personaje que será en adelante incorporado a los habituales, como fiel ayudante de Francisco: el negro Setum.

El ritmo va in crescendo en la parte final y seguimos, casi sin aliento, las aventuras de los protagonistas, que de jóvenes inexpertos y juguetones, dan en breve lapso de tiempo el salto hacia la edad adulta, encarando las dificultades como verdaderos hombres, a pesar de su aún corta edad. En los capítulos finales, vivimos con Gigante fuertes situaciones emocionales contrapuestas, que nos hacen sentir emoción y gran interés.

Respiramos ardor guerrero hispánico en esta lectura. Se traslucen, inevitablemente, los años de profesión marinera del autor: no sólo admiramos la documentación, sino el amor al trabajo y la dedicación, así como ese profundo conocimiento que da la experiencia vivida durante muchos años y que es el alma de una buena novela.

El autor combina muy bien la parte propiamente histórica con la novelesca. En ningún momento la novela deja de serlo, aunque tiene, sobre todo en la primera parte, algún tramo algo lento en cuanto a las explicaciones más técnicas que los guardiamarinas reciben en su aprendizaje, y también, en las necesarias digresiones sobre la historia naval y la situación política del momento. La edición incluye algún mapa, lo que es de alabar, y un par de imágenes de las cañoneras, además de notas a pie de página aclaratorias de términos marineros o palabras arcaicas.

LA CAÑONERA 23: DOS GUARDIAMARINAS EN ÁFRICA
Luis Delgado Bañón.
Ed. Noray, 2010

Ariodante 2011

[tags]Cañonera, 23, guardiamarinas, África, Luis Delgado[/tags]

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el LA CAÑONERA 23 en La Casa del Libro.

     

19 comentarios en “LA CAÑONERA 23: DOS GUARDIAMARINAS EN ÁFRICA – Luis Delgado Bañón

  1. CalpurniaT dice:

    Hola Ariodante!! Muy buena reseña!! Me has ayudado a decidirme por este autor. Cuando fui al Museu Marítim a ver si encontraba libros sobre historias de piratas en el Caribe (en concreto CArtagena de Indias), estaban los libros de este escritor, y ya en su día me parecieron interesantes pero no era lo que buscaba en el momento así que los dejé. Tampoco he leído nada relacionado con este tema, así que tu reseña me va de fábula!!!

    Volveré al Museu a por ellas, a la lista van!!!
    Gracias Ariodante. Saludillo

  2. CalpurniaT dice:

    Nunca me cansaré de decirlo, muy bonita la imagen de cabecera, Nuruialwen!!
    (se me olvidó ponerlo antes)
    saludillo

  3. Koenig dice:

    Buenos días.

    Un tanto perplejo me deja la primera frase de esta, por otro lado estupenda, reseña. Veamos. ¿Como se puede sacar una edición “revisada” de una novelaya publicada?
    Ciertamente en tiempos leí esta novela, tan entretenidad en su primera parte como en la segunda (en este punto discrepo contigo mi estimadísima reseñadora), y me gustó. Ahora en cambio hay un aspecto que me reconcome. ¿Cuales serán las revisiones hechas a la obra?

    En fin, un saludo a todos.

  4. Akawi dice:

    También yo leí La Cañonera 23, por cierto fue un regalo de una marinera fabulosa, y me gustó mucho sobre todo la primera parte.

    Creo de debía haber comenzado la saga por la primera novela aunque se pueden leer independientemente.

    Estupenda reseña, como siempre, Ariodante.

    Un abrazo.

  5. Valeria dice:

    Yo me he leído gran parte de esta saga de un modo totalmente desordenado, según me iba encontrando las novelas. Me suelen gustar más los últimos números que los primeros, porque el rodaje se nota y en las primeras obras se me hace demasiado dulce el tema amoroso de los protagonistas. Pero guardo muy buen recuerdo de La cañonera 23 y de las aventuras de “los guardiamarinas de Barceló”.
    Por cierto, que leí la edición sin revisar y ahora tengo también la revisada…. en cuanto le toque el repaso, intentaré sosegar al galo y contarle las revisiones. Pero ya adelanto que pronto, lo que se dice pronto, no será.

  6. ARIODANTE dice:

    Veamos, galo, cuando digo “edición revisada” quiero decir que esta novela fue publicada por Áglaya en 2004, creo (no tengo delante el libro, pero creo que fue ese año) y ahora (el año pasado) la edita Noray. La edición de Áglaya tenía erratas, unas cuantas, y quizá alguna cosa más que no tenga esta edición, pero todo cuestiones de forma. Como yo he leído directamente la edición de Noray, no puedo decir en qué ha consistido la revisión, pero creo entender que ha sido puramente de carácter técnico.
    Cada año irá saliendo, a la par que las dos entregas de nuevos tomos, un tomo de nueva edición de los ya editados por Áglaya. ¿Ha quedado cristalino? Obviamente, todos los revisará el autor por los posibles fallos o mejoras de lenguaje que puedan hacerse. Pero la historia queda, obviamente, igual.

  7. Koenig dice:

    Uffffff.

    ¿Y ahora que hago? ¿Espero a las ediciones revisadas o sigo comprando las que van saliendo? ¡Que compromiiiiso, que compromiiiiiso!

  8. ARIODANTE dice:

    Aprovecho la ocasión para anunciaros que el tomo número 20, de próxima aparición (noviembre, más o menos), y que se llama La fragata Ligera, será presentado por todo lo alto en el Museo Naval de Madrid, el día 12 de diciembre.
    Cuando se acerque la fecha os volveré a avisar, pero id haciendo un hueco. Después veremos las siguientes presentaciones dónde se hacen y cuándo. Garantizo otra en Valencia, y obviamente, Cartagena y Murcia.
    Yo tambié estoy haciendo una lectura un poco “saltarina” de la Saga. Comencé por el Queche Hiena, que es el núm. 12 y el primero con Noray. Luego seguí con la Andorinha y de pronto me pasé al 1º, la Santa Bárbara, y la Cañonera 23 y este verano le he pegado un achuchón y me he leído cinco de los antiguos, porque lo que quiero es ponerme al día y así no dar más saltos.

  9. ARIODANTE dice:

    Que no, chato, que si ya las tienes de Áglaya no hace falta que compres las nuevas, salvo que quieras coleccionar todos los número de la saga y quieras que los lomos sean del mismo diseño.

  10. Koenig dice:

    Otra. ¿Porqueeeeeeeeeeeeeeee?

  11. ARIODANTE dice:

    ¿Por qué qué? Luis tiene un contrato con Noray que explicita que va a reeditarlas con ellos. Es lógico que una saga esté toda en la misma editorial, ¿no crees?

  12. Koenig dice:

    Es que no había caído yo en el cambio de formato, y luego, cuando los tengo todos ordenaditos, habrá dos de un color, tres de otro, uno en tapa blanda, cuatro en rústica… vamos, que parecerá mi dentadura. Arg.h

  13. ARIODANTE dice:

    Pues hijo mío, afloja la mosca y cómpratelos todos del mismo sitio (conste que no llevo comisión, ojo)

  14. Koenig dice:

    Bromas aparte, si han modificado el título, ahora que me fijo: “dos guardamarinas en África”. Aparte, que yo recuerde, el de África era un episodio menor.

  15. Koenig dice:

    Modifico, más que menor, que es donde encuentran a Setum, corto.

  16. Valeria dice:

    Menor, no sé, pero valíó un condado.

Responder a Akawi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.