I Y II CONCURSO DE RELATO HISTÓRICO HISLIBRIS – VV. AA.

I Y II CONCURSO DE RELATO HISTÓRICO HISLIBRIS - VV. AA.Verba Volant, Scripta Manent

Ahora mismo estoy frente a una hoja en blanco. A punto de comenzar una reseña de un libro para Hislibris… pero se me hace algo difícil comenzarla. Me encuentro ante, creo yo, la reseña más difícil que me ha tocado hacer. Ser objetivo es harto difícil, ya que el libro que tengo ante mí me conduce irremediablemente en un tobogán que me desliza sin remedio a la subjetividad pura. Son muchos los recuerdos y las sensaciones que hacen que una reseña de este libro se convierta en una autentica carta de amistad primero a un libro, y segundo a unos auténticos amigos. En verdad, como ya he dicho es harto complicado.

Seguro que os preguntaréis carísimos lectores y compañeros de fatigas qué libro hace que mi mano tiemble y que mi mente este paralizada por una gran responsabilidad. A qué ese pavor por un trámite de escritura que muchas veces se convierte en rutina. Les desvelaré el secreto: la inmortalidad. Convertir a un elemento simple, como es un libro, con sus hojas y tapas, como tienen el 100% de los libros normalmente, en una pieza perenne del elenco cultural, es una empresa titánica que pocos cerebros humanos puedan hacer sin perder un poco la realidad que su entorno fabrica. Pero bueno, sin ser un Balzac, ni Tolstoi, ni Cervantes, intentaré poner mi humilde ladrillito para que este libro I y II concurso de Relato Histórico Hislibris, sea recordado con cierta fama, con un halo de gloria… con fuerza y honor.

La forma del libro y su sustancia, el contenido y el continente del libro son tan distintos como lo son la tierra del mar, o el Parnaso del Orco. La forma primera del libro es lo más sencillo que puede observar el lector. Es esencialmente una recopilación de relatos breves sobre distintas partes del tiempo que a la humanidad le ha tocado vivir. Narración tras narración el lector primigenio avanza paso a paso a través de la Historia, desde la remota Grecia hasta los grandes cataclismos bélicos del finiquitado siglo XX. Reyes y emperadores, soldados y estadistas, valientes y cobardes pasan por estas páginas abriéndonos ventanas para que veamos las épocas en las que viven. Pero en este punto comienza la gran fractura entre los dos ámbitos que antes mencioné: la forma y la sustancia. La forma como indique más arriba es meramente recopilación de hojas entre tapas con un gran número de relatos. Y la sustancia es el alimento esencial de este libro, la ambrosía de la magia narrativa. He aquí que entro en la peligrosa subjetividad de la que ya hable antes, pues no son simples cuentos o relatos breves lo que aparece aquí, sino que son las primeras piedras fundacionales de un libro que es en sí el primer puntal de un gran proyecto, que yo llamo «El proyecto Hislibris».

Este proyecto nació hace unos cinco años, y desde sus primeros y dubitativos pasos, ese niño, ese hijo de Clío, ha ido creciendo pasito a pasito, aglutinando a su alrededor a cientos de personas amantes de la historia y de las historias de la historia. Su gran tesoro no ha sido solamente, como la atracción de un gran agujero negro, acercar a los más expertos en Historia del momento con sus opiniones, libros y comentarios, sino, y esto es lo más importante, a mi modo de ver, unir a verdaderos compañeros en un gran sueño que vio su primera luz un 23 de Abril de 2010. Fecha fundacional por excelencia. Ese día todos los hislibreños nos vestimos de gala para dar el Primer Premio de Literatura Histórica y presentar este libro que tengo delante en estos momentos. El sueño se había cumplido, Hislibris y sus blogs de Historia se habían hecho mayores de edad, y un futuro incierto y glorioso se abría ante nuestro ojos. Debido a estos antecedentes imaginarán ustedes, lectores de esta humilde reseña, la gran responsabilidad que se depositó en mis manos al señalarme para enseñar este grandioso libro que todos los hislibreños hicieron con gran corazón y sinceridad.

Antes de seguir, y comentarles el contenido del libro, no puedo continuar sin emitir un Mea Culpa. Sí, soy responsable y lo admito. ¿En qué soy ignominioso se preguntará la persona que tiene esta página delante? Le responderé con sumo gusto. Siempre he sido reticente a leer libros, narraciones, cuentos… de personas que no tengan un número bastante grande de publicaciones o que tengan cierto tipo de reconocimiento en el mundo editorial. Sí amigos, es una actitud horrorosa. Siempre he sentido el miedo de notar en las primeras páginas, en los primeros escarceos narrativos síntomas y elementos que me demuestren que el libro que tengo delante es un pequeño experimento de un rato de pasión literaria. Es un miedo tonto, lo admito. Pero también admitiré que con este libro he recibido no solo la cura sino el antídoto ante tan feo estigma. Les diré por qué: los diecinueve textos (seis pertenecientes a la primera convocatoria y trece a la segunda) son de una calidad impresionante, de verdaderos maestros en la materia. Abrí el libro con cierto temor, pero relato a relato ese temor se ha disipado pues me he encontrado con auténticos escritores de gran talla. Incluso ha habido relatos que me han dado pena que se acabaran dándome ganas de que de ese relato pequeño pero genial saliera un gran libro que me llevara horas y horas de disfrute personal.

Como les he indicado la calidad en la narración es asombrosa. Historias difíciles de olvidar y que deseas que sigan y sigan ad finitum. Ante mis ojos han desfilado grandes historias desde, como por ejemplo, la Grecia antigua, la Alemania nazi, batallas navales a vida o muerte en grandes y extensos mares, las grandes maravillas de la Bizancio de Belisario, los supremos combates de corsarios españoles en el Mediterráneo del siglo XVII, las guerras de religión francesa, o los temibles horrores de la Guerra Civil Española, entre otras muchas historias que alargarían esta pequeña reseña en demasía. Como se podrá observar la variedad literaria es impresionante, recorriendo sin dejar tiempo al lector a descansar de un episodio a otro de la Historia. Relatos bellos y magníficos, sin que ninguno aventaje a otro, todos a la par, hasta crear uno de los grandes libros que, según pienso yo, dará que hablar durante muchos y muchos años en el mundo editorial no solo español sino internacional. Estos escritores que aparecen en este libro, con más o menos travesía literaria entre sus dedos de escritor, si siguen por el mismo camino, y es una apuesta segura, darán que hablar al mundo, y con gran orgullo, cuando en un futuro no muy lejano les pregunten que cuándo empezaron en este mundo loco y mágico de la escritura, mirarán a la cara al entrevistador, levantarán los ojos, húmedos y tiernos de la emoción, y sin ningún rubor dirán: «En Hislibris empecé».

No quisiera terminar esta humilde reseña sin destacar el increíble trabajo de la editorial Evohé en la composición del libro I y II Concurso de Relato Histórico Hislibris. La maquetación de la portada es impresionante con esa mezcolanza de imágenes de distintos emblemas de la historia que parecen incitarnos a leer el libro. Y no podemos olvidar la estructura material del libro en sí, ya que su extensión de hojas no se hace pesada sino ligera y eficaz para llevar a cualquier parte. Clásico ejemplo de cuidado y mimo literario a la que la editorial Evohé nos tiene acostumbrado.

Bueno… me despido de todos ustedes. Espero que esta pequeña reseña les haya mostrado aunque sea sólo un poquito las grandes excelencias de este libro de relatos que Hislibris ha creado con gran cariño para todo el mundo. Cada vez que lo ojeo, o les hecho una lectura a cualquiera de ellos de forma aleatoria siento un gran orgullo de pertenecer a este gran mundo de Hislibris. Veo, a la vez que mis ojos recorren las líneas de los párrafos, las caras de grandes amigos que han creado tal maravilla de relatos y eso hace que este libro se convierta en uno de los grandes tesoros que campan entre los grandes volúmenes que ocupan mis estanterías. Un gran tesoro que quiero compartir con todos ustedes. Un tesoro llamado Hislibris.

Felicidades, Celedonio.

[tags]Concurso, relato, histórico, Hislibris[/tags]

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando I Y II CONCURSO DE RELATO HISTÓRICO HISLIBRIS en nuestra Evoheteca, con los gastos de envío gratis.

     

35 comentarios en “I Y II CONCURSO DE RELATO HISTÓRICO HISLIBRIS – VV. AA.

  1. Urogallo dice:

    “Proyecto Hislibris”. No será menos famoso con el tiempo que el “Proyecto Philadelphia”.

    La maquetación de la portada, que señala Balbo, no es el menos importante de los aspectos de este libro. Los libros, también son objetos. Las ediciones cuidadas también tienen su valor, y este libro, no lo olvidemos, tiene su aspecto estético, su propia belleza.

    Fratres, no puedo olvidar el día que por fin mi estantería estuvo decorada con un libro que llevaba, orgullosamente, escritas estas palabras en el lomo:

    H I S L I B R I S

    Un libro hislibreño para los hislibreños.

  2. Balbo dice:

    Bien cierto Urogallo de Hislibris :-). Ademas este libro es muy manejagle para llevar en empresas de corso en la galeras de su Real Majestad, ¿a qué si?.

    Un abrazo magister :-)

  3. Vorimir dice:

    Que gran reseña Balbo. Y que gran día para publicarla.
    ¡ARRIBA LA SELECCIÓN! ¡ARRIBA HISLBIRIS!

  4. farsalia dice:

    Menos mal que no has puesto España en vez de la selección, jejeje.

    Secundo lo ya comentado, felicito (again) a los autores de los relatos ganadores y seleccionados, y felicito al autor de la reseña que, aunque le habrá costado llenar la hoja en blanco con comentarios más que jugosos y pertinentes, también habrá disfrutado con el libro.

    Ya sólo nos queda inaugurar la colección verano-otoño de camisetas hislibreñas…

  5. Urogallo dice:

    Es perfecto para viajes en avión noble Balbo, como he demostrado en la práctica.

    Cabe perfectamente en la bolsita que hay delante del asiento, y la longitud de las narraciones permite una lectura cómoda entre turbulencia y turbulencia.

    En el futuro demostraré si la lectura es igualmente adecuada para los viajes en barco, pero no me cabe duda alguna.

  6. Clío dice:

    Me gusta como has conseguido plasmar el espíritu hislibrense en esta reseña, Balbo, efectivamente es un “Tesoro” del cual nos tenemos que sentir orgullosos, sobre todo aquellos que han conseguido que su relato sea publicado en este primer libro.
    Ahora toca adquirirlo, leerlo y tenerlo en un lugar destacadito de nuestras bibliotecas, porque en el fondo forma parte de todos nosotros.

  7. Balbo dice:

    Ademas es un gran libro, de grandes autores, para hislibreños, y también a mi modo de ver, de manera proselitista, para acercar al resto del mundo mundial al mundo enriquecedor de Hislibris. :-)

    Como diria Gollum y Smeagol: ¡NUESTRO TESORO!

    Un abrazo

  8. ARIODANTE dice:

    Our prrrrreciousssss!!! Balbo, una reseña muy emotiva.

  9. Pamplinas dice:

    Buena reseña Balbo, me han dado ganas de volver a leer los relatos.

    Sin duda un libro ideal para compartir y regalar; con tan variada temática no se puede fallar.

    Aprovecho para pedir, una vez más, que las camisetas hislibreñas tengan tamaños XXL (o más). Por cierto, Celedonio con el uniforme de rayadillo quedaría total…

  10. txema dice:

    Enhorabuena Balbo.

    Me has emocionado.

    Creo que exageras un poco con lo de la resonancia internacional, pero… ¡qué narices!

    Queda genial y hasta te lo crees y todo jajajaja.

    Y ahora a comprar libros para la familia. No si al final haber publicado me va a salir caro…

    Javi… ¿Hay descuento para los autores?

    1. Javi_LR dice:

      Peeeero… si sois los únicos compradores. Quita, quita.

  11. Josep dice:

    ¿Los únicos? Yo también lo compré.

    1. Javi_LR dice:

      Bueno: autores y ejecutores.

  12. Pamplinas dice:

    Javi tienes el enlace de tu nick con la antigua dirección de la Evoteca.

  13. aleks dice:

    Me dejaste sin respiración, Balbo. Como diría un amigo: es bellísima tu reseña. Y qué alegría me produce saber que el libro ha sido una realidad. Felicitaciones a Hislibris.

  14. Curistoria dice:

    Sin duda un hito en la historia de Hislibris. Pero sólo uno de tantos que están por venir.

    Gracias Balbo.

  15. cavilius dice:

    Pues anda que no tengo yo pocos ejemplares de este libro en casa… Y todos igualitos, oye.

    Por pedante y pelotero que suene esto, tengo que decirlo: lo que ha hecho Javilereida por los que pululamos por aquí y nos atrevimos un buen día a participar en aquel concurso de relatos que además nació aquí mismo, es impagable. Que uno haya escrito una historia, con la ilusión que se invierte y el esfuerzo que conlleva, y que ahora esas palabras que uno escogió e hilvanó tejiendo con ellas un relato las vea impresas en un LIBRO, pues será que tengo muy empedestelado el concepto “libro” pero a mí me parece que es impagable. Es una manera de alcanzar la inmortalidad, como quien dice, y eso no tiene precio.

    Tan impagable es, que por eso no he abonado ni uno de esos ejemplares que hay en mi casa, claro…

  16. Josep dice:

    Aún falta un detalle: ¿dónde se pueden comprar las camisetas?
    En otro orden de cosas: ¿habrá una especial del mundial, con los Tercios cargando en Flandes?

  17. Akawi dice:

    Yo también compré en Abril el preciado libro y me lo llevé firmado por los autores de los relatos que hicieron acto de presencia en la celebración del V aniversario de Hislibris.
    Es un orgullo poseer este ejemplar aunque mis escritos para los dos concursos no hayan entrado; ¡está claro! sólo figuran los mejores relatos.

    Mis felicitaciones a Balbo por tan emotiva reseña y a los editores de Evohé.

  18. Koenig dice:

    Si que es emotiva la reseña si, no sabe uno si está hablando de la generación del 98 o de la del 27. Que cosas.

    Un saludo.

  19. Pamplinas dice:

    Sin duda habla de la generación del 10

  20. Koenig dice:

    Un montón de gente maravillosa con un adosado mediocre.

    Considero.

  21. Javi_LR dice:

    Pues me gustaría recuperar este hilo. Me da pena que se haya quedado con 22 comentarios, siendo como es (o como debería ser) tan importante para los hislibreños y conteniendo un buen puñado de magníficos relatos históricos.

  22. juanrio dice:

    Cierto…un libro que es la sangre de Hislibris, en el que un puñado de amigos han dejado una parte de si mismos….merece no sólo más comentarios, también merece más lecturas….

  23. Vorimir dice:

    Lo recibí hace poco junto a otros libros de Evohé. Como todos y cada uno de ellos, una compra magnífica. Espero poder leerlo, y no simplemente ojearlo, dentro de no mucho.

  24. Koenig dice:

    ¡Leed! ¡Leed malditos! O este libro os perseguirá año tras año

  25. cavilius dice:

    Propongo levantar algún tipo de polémica, incluso algún bulo, porque no lo neguemos: eso es lo que hace que los hilos reciban cienes y cienes de visitas.

    Koenig: ¿qué hay de cierto en esos rumores que te involucran en el comercio de fotocopias de varios de esos relatos en el mercado negro? ¿Vas a negar acaso que tu contacto en la costa es farsalia?

  26. Urogallo de Almeria dice:

    Debemos difundir con más fuerza la fe en nuestro evangelio.

  27. Koenig dice:

    Lo niego y lo reniego, es mas, reconvengo.

    Para escandaloso lo del ganador del segundo concurso. Se dice que antes de enviar su relato se reunió en un tugurio de Barcelona con otro de los concursantes, el que debería haber ganado, y lo hizo beber para robarle su relato. ¿Tu sabes algo de eso?

  28. cavilius dice:

    ¡Lo kniego, Koenig, vaya si lo kniego!

    No era un tugurio propiamente dicho…

  29. Curistoria dice:

    Yo también estoy de acuerdo en que este libro merece más atención. Por muchas razones: porque es nuestro, porque conocemos (de un modo u otro) a muchos de los autores de los relatos, porque tiene un poco de aquí y un poco de allá…

    Hay historias muy bien contadas, hay ideas geniales, hay episodios históricos no muy conocidos y hasta hay griegos.

  30. Urogallo de Granada dice:

    La idea de participación está presente, pero tanto como eso la de presencia. “Yo estuve allí” sería el lema indicado para cualquier hislibreño que se comprase el libro.

  31. Pamplinas dice:

    Además de los factores afectivos, sin duda atrayentes, debemos publicitar la calidad y variedad de los relatos. Creo que esta recopilación no decepcionará a ningún amante de los relatos históricos. Yo he regalado este libro varias veces y la gente ha quedado contenta.

  32. Akawi dice:

    ¡¡Yo estuve allí!!

    Precisamente cuando se presento el libro tuve la suerte de que me lo firmaran los autores, que uno por uno fueron cayendo ante mi insistencia (poca) y me obsequiaron con frases agradables.
    De los relatos se ha comentado poca cosa por aqui y debemos de hacer saber que desde turcos, griegos y hasta personajes de la II Guerra Mundial han desfilado por sus páginas.

    Muy buena adquisición.

  33. urogallo dice:

    un libro para un blog,un libro para nosotros.aunque ya no es el unico que se anuncia con hislibris en la portada.

Responder a Javi_LR Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.