EL QUINTO INFIERNO – Jorge Ferraro

EL QUINTO INFIERNO. Jorge FerraroNovelón biográfico sobre la vida de Lucio Cornelio Sila, dividido en 3 libros, que a su vez están distribuidos en 748 páginas con poco margen a los lados, arriba y abajo, apenas interlineado y letra tan diminuta (tamaño 9 del tipo Times New Roman, si no me equivoco) que ni con las gafas de lectura parecía aumentar, ¡casi nada! Sin embargo, no le quitaría ni una coma ni, por supuesto, una palabra. Cuando lo cogí por primera vez, lo abrí y vi esa letra inhumana me pregunté con cierta desazón cuánto me costaría leerlo, ahora que lo suelto (sorprendentemente sólo dos semanas después y eso con todo el lío de las fiestas navideñas por medio), con cierta tristeza porque haya terminado, me doy cuenta que se me ha hecho corto.

Al principio me chocaron mucho los “argentinismos”, y así por ejemplo, que Sila se corriese al pasar una carreta cargada con palas, o que “[…] Desenredándose la cadena del cuello, se corrió hasta quedar parado delante del rey. La corte estaba pasmada, igual que los romanos […]”, me dejó igual de pasmada que a la corte y a los romanos, si se me permite la apreciación. Pero luego reparé en que para hacer una historia más cercana y comprensible el texto debe estar adecuado a la actualidad y el entorno del lector, por lo que al ser el escritor argentino, y por supuesto no estar traducido, los giros y expresiones del texto eran absolutamente normales. Otro punto muy argentino que he notado es la gran importancia que da a la amistad entre los varones de la historia, algo que cualquiera que tenga un amigo platense conocerá sin duda. De todos modos, tras llevar unas cuantas páginas leídas, me había enganchado tanto que cualquier cosa que no fuese la misma historia era lo de menos.

No es fácil encontrar demasiada información sobre el autor cordobés (de Córdoba, Argentina) de 47 años, Jorge Ferraro; así que aprovechando que, de momento al menos, es una persona cercana y accesible, he rebuscado entre sus colaboraciones y comentarios en diferentes webs y mensajes electrónicos para entresacar cuanto necesito saber de cara a elaborar mi reseña. Ésta es su primera novela publicada, aunque escribe por afición desde que recuerda y colabora desde hace tiempo como redactor para una revista de viajes. Militar retirado y persona polifacética en grado sumo, estudió Ingeniería de Sistemas y ahora se dedica profesionalmente, además de a escribir, a los negocios y la dirección de empresas. Casado, con 3 hijos y sufriente de insomnio, fue esta afección precisamente, unida a su devoción por las biografías noveladas de Irving Stone, la que le inclinó a escribir una novela. En cuanto a por qué sobre Sila, cuenta que porque le fascinó el personaje creado por Indro Montanelli en su “Historia de Roma”. Actualmente se encuentra volcado en la creación de su nueva novela, de la que únicamente ha desvelado que estará protagonizada por un personaje francés del siglo XIX. Se deja ver como hombre audaz, cabezota, activo, entregado, pertinaz, orgulloso y noble, y personalmente, en lo poco que le conozco, coincido.

A lo largo de las muchas páginas de esta novela, vamos descubriendo, desde su niñez hasta el mismo momento de sus funerales, la vida del gran y controvertido dictador romano, Sila. Contada en tercera persona por un narrador impersonal, se reserva de ese modo la capacidad de explicar realidades pasadas y futuras que tienen que ver con la situación política, social y militar del momento concreto en que se ubica la historia. Y, por otra parte, este proceder le confiere asimismo la posibilidad de mantenerse imparcial, sin emitir juicios de valor respecto al personaje o su actuación, haciendo creer al lector poco avisado (lejos queda esto de su verdadera intención) que deja por completo en sus manos dicha tarea.

Así, aunque es evidente la admiración que Ferraro le profesa, nosotros los lectores nos veremos ante el ingrato quehacer de decidir si le amamos, le odiamos, o ambas cosas, pero no nos dejará indiferentes. Desgraciadamente no son muchos los escritos que se conservan sobre este personaje, y los que nos han llegado están sesgados políticamente; sin embargo, por lo que yo misma he podido documentarme, y teniendo en cuenta mi manifiesta incultura que siempre he confesado, creo poder afirmar que se ajusta bastante, al menos en lo que a hechos conocidos se refiere, a cuanto nos ha legado la historia. Claro está que como novela que es los hechos más oscuros relativos a su infancia, juventud y retiro, así como a su personalidad y vida privada, son invención del autor.

Ferraro demuestra también un amplio conocimiento sobre el tema, pese a declararse no romanófilo, pues junto al protagonista indiscutible vemos surgir las diferentes y bien perfiladas personalidades y vidas de los personajes históricos que le acompañaron, le enfrentaron o simplemente coincidieron con él, mezclados con otros personajes inventados pero muy creíbles. Todo esto bien pergeñado dentro del contexto histórico y las costumbres de la época, incluso con detalles gastronómicos o textiles y otros, no por menos importantes, menos curiosos. Como digo, nos muestra de manera verosímil y concienzuda las escenas de batallas, sitios, campaña, o la urbe, tal como si estuviéramos allí mismo, observando desde un puesto preferente, pues lo narra todo prácticamente a través de diálogos, de forma viva y dinámica.

Debo advertir que, poco después de comenzado el libro y hasta más o menos la mitad de éste, sin considerarme mojigata en absoluto, las constantes referencias a la actividad sexual de Sila o su lenguaje procaz y hasta soez me chocaron un poco. No obstante, después de leer varios artículos sobre este fascinante hombre, comprendí que era en cierta medida necesario para que el lector pueda entender su desarrollo y proceso vital.

El estilo es de lo más coloquial, rápido, directo, y entretenido. Plagado de diálogos y epístolas, carece de grandes textos descriptivos sin restar un ápice de información porque el propio Sila y los otros personajes nos explican en sus turnos de diálogo o en sus cartas todo lo necesario, y aún más, para situarnos. Digo “aún más” porque yo no soy entendida en la materia y, como dije, ni una palabra me ha parecido sobrante; no obstante, creo que, para los entendidos y asiduos eruditos de estos lares, quizá algunos datos estén de más e incluso pudiera parecerles motivo de crítica el exceso de detalles, que aparentemente deberían ser de sobra conocidos por los amantes de la historia (vamos, excepto por mí y cuatro gatos más).

Como digo, en ocasiones Sila, con sus comentarios sobre mitología griega, historia romana o cultura general de la época, puede resultar cargante y hasta pedante para algunos, pero a mí me enseñó cosas que no sabía y me recordó otras que había olvidado.

En definitiva, y para no hacerle la competencia en dilatación al libro que reseño, se trata de un libro más que recomendable y muy fácil de leer pese a su extensión, que enseña y entretiene, y que me ha dejado con ganas de más.

Dicho ya todo esto, y simplemente por despejar las dudas, como reza el chiste sobre abrir la boca cuando no se debe, tengo que reconocer que en algún momento debo haberme perdido algo porque no he conseguido colegir a cuento de qué viene el título: “El quinto infierno”. Pero, gracias a un amable comentario del autor, puedo exponéroslo. Esto es lo que me explica Jorge Ferraro:

»… cuando, ya sobre el final, Sila conversa con Valeria, medio moribundo:

“[…] …Murmurando, Valeria leyó el grabado de la hoja:
– “La muerte llama por igual a los pobres y a los ricos.”
– Seguramente se trata del último mensaje de la Melancrera… ¿Dónde crees que terminaré cuando todo esto acabe, Valeria?
– No lo sé- contestó la joven, que soltó una lágrima.
– Según parece… en el Quinto Lugar -especificó el Carapálida, sonriendo tristemente. […]”

Al quinto infierno iban a parar, en la otra vida, las almas de los héroes cuyas acciones habían sido opacadas por su crueldad. «

Aún no está editado en España pero podéis adquirirlo a través de Internet, o directamente en la página de la editorial Longsellers, por aproximadamente unos 17€.

ampliar

     

146 comentarios en “EL QUINTO INFIERNO – Jorge Ferraro

  1. farsalia dice:

    Todavía no me ha llegado, así que ya veremos qué tal es… pero mucho tiene que convencerme… y él lo sabe. ;)

  2. ignacio el argentino dice:

    Excelente reseña Marbenes. El libro todavía no lo he leído, porque aún espero que lo mande el muy c… En cuanto a Jorge que agregar. Un tipazo, el que se ha prestado de forma desinteresada a “apadrinarme” en el mundo de la escritura.
    Saludos

  3. Ariodante dice:

    Vaya, finalmente alguien ha conseguido reseñar el famoso Quinto Infierno…es una buena reseña, Marbe, y parece que realmente te lo has pasado bien y has disfrutado leyéndolo. Quiere decirse que ya está a la venta en España, ¿no?

    A mi, ya lo dije desde el principio, no es un personaje que me interese especialmente, y si dices que la letra del libro es muy pequeña, peor me lo pones, ya no compro libros de letra pequeña, porque me dejo los ojos en el intento. Pero bueno, de todas formas, sigue pareciéndome una buena reseña.
    Supongo que Ferraro estará contento…

  4. CORCONTAS dice:

    Ferraro está muy contento, hablo con él varias veces, y hasta cada día, pero el relato hislibreño me ha impedido acabar de leer el libro.
    Pero como él ya sabe, en cuanto pueda leerlo le haré la reseña en mi blog.

    Fabulosa reseña, por ceirto, marbenes.

  5. Nes dice:

    Gracias por la reseña Marbenes,

    La verdad es que tengo muchas ganas de leerlo y con tu reseña no has hecho otra cosa que aumentarlas.
    Ya no es por que sea de Jorge Ferraro, conocido de sobras en Hislibris si no por el personaje que me interesa y mucho y si comentas que es ameno y encima largo, mejor que mejor, tarde o temprano caerá.

    S2

  6. farsalia dice:

    Es que Sila atrae y mucho. Hasta ahora, hablando sólo de novelas, se perpetúa la misma imagen del personaje. La Macu, en los tres primeros volúmenes de su saga, presenta, en cambio, un personaje complejo, atormentado; sin duda alguna, su Sila es el personaje más atractivo de toda la saga y con diferencia.

    A ver qué construye Ferraro.

  7. CORCONTAS dice:

    Lo poco que yo leí estaba muy bien. Todo muy estudiado.

  8. Nes dice:

    Precisamente mi interés por Sila viene de la Macu, me parece un personaje soberbio dentro de la saga, salga como salga, siempre nos quedará la Macu…

  9. farsalia dice:

    Pues si tienes más interés sobre Sila, no exclusivamente novelesco, tengo cajas y cajas de material…

  10. richar dice:

    Yo de Sila sólo tengo el vago recuerdo de “El primer hombre de Roma”, y tengo la sensación de que me cayó bastante mal el tío, aunque imagino que era más fácil ser afín a Mario que Sila… pero vamos, que lo controlo bastante poco.

    Saludos,
    Richar.

  11. Nes dice:

    Mario, en el “Primer Hombre de Roma” está bastante idealizado muy al estilo Macu, supongo que con la razón que le dan los méritos militares de este personaje. A mi personalmente, si de caer bien se trata, Sila me cayó bien desde el principio, supongo que su faceta sórdida le convierte en el personaje más “humano” de la saga…
    Por lo que se lee en la reseña, Ferraro explora y profundiza en este Sila más humano y eso a priori me parece muy interesante.

  12. Uther dice:

    Felicidades por la reseña Marbenes. El personaje de Sila es muy atractivo,y la Macu dio en el clavo con él, era un canalla simpatico. Y el libro a lo que se ve también es muy interesante. Saludos.

  13. Cincinato dice:

    richar, ‘El primer hombre de Roma’ y siguientes son unos (maravillosos) panfletos pro-cesarianos. Eso puede apreciarlo hasta el presidente de la ONCE. O sea que cualquiera que sea enemigo del ‘Divino’ (y por ende del resto de su familia, sanguínea o política) aparece retratado como personaje cuasi-demoníacos. Que not e sorprenda.

    Sila es mucho más (pero mucho ás) que ese pervertido y vicioso sin remedio que pinta nuestra querida Colleen en sus (¿dije ya maravillosas?) novelas.

    Me alegro de que por fin nuestro lector argentino haya visto publicada su reseña… aunque sea para encabritar (al menos un poco, reconócelo) de farsalia :P

  14. Akawi dice:

    Estoy precisamente con “El primer hombre de Roma” y me está enganchando.
    Con los que tengo en mi montón de pendientes de leer sobre el Imperio Romano y sus personajes, Augusto, César, Yo, Claudio y tal y tal…creo que ya voy servida.
    Aún así, gracias Marbenes por tu alentadora reseña.

  15. Lo tengo en la estantería a la espera de ser leído.
    Será el próximo.
    Gracias Marbenes por la reseña.

  16. Marbenes dice:

    ¡Hola a todos!, perdón por el retraso, apenas tengo tiempo para entrar en Internet. Os contesto en un solo comentario para ahorrar tiempo y espacio; espero que no os moleste.

    Farsalia, no seas desconfiado y espera a leerlo. Como dije en la reseña seguramente habrá trozos que te parezca que sobran, pero si tenemos en cuenta que hay mucha gente que no tiene tanta cultura sobre la historia antigua eso que para unos está de más, para otros como yo viene de perlas.

    ¡Qué guay, Ignacio, enhorabuena y al toro que no es más que una vaca con cuernos! Verás cuando te llegue… qué susto te da el tamaño como te gusta. Gracias.

    Gracias también a ti, Ario. A mí sin embargo el personaje me llamaba la atención y ahora me fascina y busco incesantemente información sobre él, ¿verdad, Salia? Ariol, Ario, no hemos leído el final de la reseña, ¿eh?: “Aún no está editado en España pero podéis adquirirlo a través de Internet, o directamente en la página de la editorial Longsellers, por aproximadamente unos 17€“. No sé si Jorge estará contento porque aún no hemos comentado.
    Gracias Corqui, y anímate que merece la pena.

    Gracias a ti, Nes, te digo lo mismo que a Corqui, y por Internet hay muchas páginas que lo comercializan a buen precio y lo envían a España; lo malo son los gastos de envío, más caros casi que el propio libro.

    Nes, Richar, Uther, Cincinato, Farsalia, el personaje de Sila que ha creado Ferraro es ecléctico y tiene un carácter tan definido como controvertido. Aparece como un tarambana en cuanto a alocado pero no en cuanto a poco juicioso, no parece tener ambiciones políticas hasta que algo le despierta, prepotente en cuanto a ser todo lo contrario a sencillo pero sin que esa característica le reste dignidad o respeto, pedante por deseoso de compartir lo que sabe pues considera un tesoro la cultura, patricio orgulloso rozando la soberbia y que sin embargo trata y se encuentra a gusto entre la plebe, cruel pero no siempre ni sin motivo (aunque sólo sea justificable para él, le es suficiente), frío y calculador y no obstante emotivo con amigos y seres queridos, con un genio fuerte casi perfectamente controlado excepto en concretos accesos de ira, tan astuto como fuerte, inteligente político, genial estratega y mejor soldado, que odia a Mario tanto como le admira, incapaz de dejar sin vengar una ofensa pero paciente para llevarla a cabo…. En suma, complicado y fascinante pero, sobre todo, natural y creíble. Al final no sabes, como también he dicho ya, si odiarle, amarle o ambas cosas.

    Akawi, en cuanto termine los que tengo entre manos me pongo con El primer hombre… y resto saga Macu, que le tengo unas ganas locas. Veremos qué impresión me causan el Sila y el Mario de ella, que yo soy muy veleta y lo mismo modifico mi opinión actual ;-)

    Un saludo y gracias a todos.

  17. Marbenes dice:

    Huy, perdona Capitán, que no te había visto, gracias!

  18. Marbenes dice:

    Jorge, ¿eres tú?, ¿estás ahí? Si eres tú me alegra tenerte por aquí, y me gustaría que participaras, porfa; cuenta si he acertado con mis impresiones o no, si en algo no estás de acuerdo -esto en realidad es de cara a la galería, si no estás de acuerdo mejor no me lo digas- ;-), o si algo no he sabido ver, si me he dejado algo importante en el tintero (como su renuncia a todo por amor)…

    ¡Al fin y al cabo mejor que tú para explicar lo que realmente querías contar no hay nadie!

  19. Jorge Ferraro dice:

    Marbenes:

    Tanto me gustó tu reseña que la hice conocer en otros sitios de Internet. Así y todo, el mensaje del 17 de enero en Hislibris no es mío (ni sé quién puede haber sido); pero la referencia al enlace sí.

    Me encantó que llamaras “novelón biográfico” a mi biografía novelada. Y la verdad es que tu definición de la obra cae mucho mejor.

    Si me permites plagiarte y prometes no demandarme: yo también “ no le quitaría ni una coma ni, por supuesto, una palabra” a tus comentarios. Es que me parecieron agudos, inteligentísimos, felices y constructivos. Tus impresiones me sonaron más que acertadas. Eso me halaga.

    Para mí es un honor que hayas leído El Quinto Infierno, y que lo hayas reseñado, pues te considero una crítica más que calificada.

    Un saludo muy grande.

    Jorge.

  20. ignacio el argentino dice:

    Bienvenido Jorge, y espero el envío de tú libro, que tantas buenas críticas ha recibido en nuestro país.
    Un saludo

  21. Marbenes dice:

    Hola Jorge, qué alegría que comentes en esta reseña! Eso que comentas a lo mejor es algún enlace automático que tiene ese foro cuando alguien pone en él un enlace a otra página, quién sabe! Lo importante es que has aparecido y me alegro.

    Y también me alegra que te haya gustado el artículo, claro que es cierto que gracias al cielo la novela me ha gustado mucho; si no me hubiera gustado me habría encontrado ante un dilema porque las opciones habrían sido herir a un amigo criticando su obra, no serme fiel a mí misma faltando a mi sinceridad, o escaquearme de reseñarla; así que gracias por haber creado una buena novela y quitarme un gran peso de encima.

  22. jerufa dice:

    Hola.
    Es curioso eso que comentas sobre la afición del autor a la figura de Sila adquirida a través de la lectura de Historia de Roma de Indro Montanelli. Porque es verdad que pica mucho la curiosidad del lector el que un pequeño artículo de este personaje acabe así:

    Con sus ojos celestes y fríos bajo la cabellera dorada, con aquel rostro pálido que semejaba “una baya de morena salpicada de harina”, como decía Plutarco, siguió ocultando sus sufrimientos bajo una sonrisa alegre y palabras jocosas. Antes de expirar, dictó su propio epitafio:

    “Ningún amigo me ha hecho favores, ningún enemigo me ha inferido ofensa, que yo no haya devuelto con creces.”

    Era verdad.

    Por cierto, buena, entusiástica y amorosa reseña la tuya, marbenes.

  23. Incitatus dice:

    Por lo que parece habrá que pedir el libro y además leerlo.

  24. Marbenes dice:

    Gracias Jerufa!, lo cierto es que la alegría fue doble al comprobar que me gustaba, además de por lo obvio, por los motivos que ya he explicado; y gracias también por el dato porque no he leído “Historia de Roma” de Indro Montanelli.

    Inci ojo que muy probablemente tú seas parte integrante de los “entendidos y asiduos eruditos de estos lares” a los que me refería en la reseña y seguro que ciertos pasajes podrían resultarte pedantes o excesivos pues, como dije, si bien aportan conocimiento a “incultos” como yo, a un entendido le puede parecer que esa información no es absolutamente necesaria para situarse en el contexto. Siempre os queda la posibilidad, a los eruditos, de hacer lectura rápida en aquello que ya os sabéis o “información sobrante” en aras de favorecer a los que sabemos menos que, de no estar esa información, aprenderíamos menos ;-)

  25. Incitatus dice:

    JEJEJE, el especialista es el amigo Farsalia yo soy un mero aficionado a la historia romana con una biblioteca bastante decente en casa… A parte cuando se trata de novela yo espero sobre todo que me entretenga (algo que parece que esta biografía novelada hace), si además aporta algún conocimiento nuevo, pues fetén.

  26. Incitatus dice:

    creo que me han moderado la respuesta y eso que era corta

  27. Marbenes dice:

    ¿Habrás puesto la palabra maldita: “snaif”?

  28. Incitatus dice:

    creo que no, solo decía que el especialista en Mr Farsalia JEJE, que yo soy un mero aficionado

  29. jerufa dice:

    ¿Lo de erudito no lo dirás por mí, no?
    Yo soy del club de los “incultos” también.

  30. Incitatus dice:

    No me dejan reirme y poner la onomatopeya… quería decir que yo de erudito poco, especialista en el tema es el amigo Farsalia (aunque gracias por creerlo), yo solo soy un aficionado.
    Por otro lado al tratarse de una novela (biografía novelada) lo que necesito es que sea entretenida, y si además aprendes algo, pues mejor.

  31. Marbenes dice:

    No, Jerufa, no se me ocurriría meterte entre esa gente. A mí, como a tí, me gusta “Drácula” ;-)

  32. jerufa dice:

    Me hago avestruz.
    Condió.

  33. Ariodante dice:

    Vaya, Marbe, quizás pasé muy deprisa por el final de la reseña, ya veo que no está editado en España. Me había quedado en la cabeza con la explicación del por qué del título, que es una curiosidad que desconocía, y quizás por eso no me fijé en el siguiente párrafo. Pero como ves, Ferraro sí está muy contento. ¿Cómo no habría de estarlo, con tu reseña? En fin, como yo no soy especialista en el tema, no puedo aportar nada más. Un saludo.

  34. Juan Aita dice:

    Marbenes, me pareció excelente tu análisis del V Infierno, de Jorge Ferraro. Tengo el orgullo de decir que soy amigo del círculo más íntimo del autor, lo cual no influyó para nada en mi lectura del libro. Lo leí como a cualquier otra novela que caiga en mis manos y me atrape en sus primeras páginas. Ahora, cuando vi el tamaño del libro, la tipografía y la superficie escrita de cada página, no pude menos que encabronarme con mi amigo Jorge, porque me hizo trasnochar mucho hasta que terminé el libro, pero al final, cuando lo cerré luego de leer la última página (¿era la 748?), me sentí satisfecho y feliz, por la obra de mi amigo y por haberla leído. Un saludo afectuoso de otro cordobés.

  35. Marbenes dice:

    ¿Avestruz, Jerufa?, ¡no debes avergonzarte de tus gustos, hombrededió!;-)

    Hola Juan, bienvenido y gracias. Un don lo tuyo de saber dejar aparte el sentimiento de amistad, yo sin embargo soy muy emocional y tengo cierta tendencia a perder la objetividad si me dejo llevar, de ahí mi miedo a no ser justa y equitativa en mis valoraciones. Por eso la cogí con cariño, esperanza y cierta ansiedad como ya he comentado, después de encabronarme eso sí yo también por el tamaño y esos otros detallitos, en un primer momento ;-)

    También como tú perdí horas de sueño que gané en entretenimiento y conocimiento acompañando a ese fascinante Sila a lo largo de su vida, sus éxitos y sus fracasos.

    Un saludo

  36. Marbenes dice:

    Ario tú puedes saltarte lo que quieras, ¡faltaría más! A mí también me pareció curiosa la explicación sobre el quinto infierno, que desconocía. Y, por otra parte, especialista no sé, pero dudo, Ario, que tú no sepas aunque sea un poquito de algo… ;-)

  37. jerufa dice:

    Pues a mí, de chiquitito, más de una vez me mandaron mis padres al quinto infierno. Ahora lo entiendo.
    Yo, con todos los respetos hacia el autor y la autora de la reseña, voy a pasar de leerlo. Y eso que el personaje merece otro trato, lo sé, peeeero la letra chica me asusta o me aburre, ya no sé…¿me estaré haciendo mayor?

  38. jerufa dice:

    ¡Ah!, lo de avestruz no era por verguenza, sino por esquivar los dardos que más de uno o una se estará guardando por ahí. No sé, como que barrunto algo…

  39. Nestor Magnus dice:

    Sila es un personaje historico muy interesante, del que sabriamos mas si no se hubieran perdido sus Memorias, las cuales termino de escribir pocos dias antes de su muerte.

  40. Marbenes dice:

    Es lo que tiene cumplir años, que se hace uno mayor…

    ¿Dardos?, pero Jerufa si se los guardan no tienes que esquivarlos y, además, no sé quién podría ser tan malvado o malvada ni qué motivos podría tener ése más de uno o una para guardarse o lanzarte dardos…

  41. Nes dice:

    Nada, escribo solo para saludar a mi homónimo Magnus,que me hacía ilu : ) es que no somos muchos.

  42. Richar dice:

    ¿Sila escribió sus memorias? No sabía. Aunque imagino que muchos otros lo harían también y nunca nos llegaron por infinidad de motivos.

    No sé, siempre me ha dado mucha pena eso de que los libros antiguos no hayan sobrevivido a los años por dejadez, piras varias, fanatismo religioso, etc, etc…

    Cuántos se habrán perdido, a saber, pero bueno, sólo era una relfexión al hilo de las memorias de Sila. ¿Qué diría del joven César? Alguno pagaría bastante por saberlo, ¿no?

    Un saludo,
    Richar.

  43. Marbenes dice:

    “Tras abandonar el poder, Lucio Cornelio Sila se retira a su villa de Misenum, en la Campania, y escribe sus memorias, compuestas por al menos 22 libros (Plut., Sull., 37, 8; Sila murió dos dias después de escribir el vigésimo-segundo libro de sus memorias).”
    Farsalia en :
    http://sullanus.blogspot.com/2006/02/lucio-cornelio-sila-historia-inventada.html

    A mí también me da muchísima pena pensar en esa pérdida de libros que no han llegado a nuestros días, sí; ¡lo que ayudarían!

  44. Nes dice:

    Bueno, a veces, esos libros “desaparecidos” permiten que la Historia posea un halo de misterio, que la hace más interesante si cabe… es bonito e interesante usar la imaginación para rellenar esos huecos que nos han dejado, o no?

  45. Marbenes dice:

    La verdad, Nes, es que prefiero dejar la imaginación para otras cosas. Si existiera una máquina del tiempo y se me diera la oportunidad de montarme en ella creo que no volvería a bajarme; iría de una época a otra, y de un lugar a otro dentro de una misma época, hasta saberlo todo, hasta haberlo visto todo y a todos. ¿Ves?, para eso por ejemplo me sirve la imaginación.

    ¡Ah, Akawi, ya empiezo con El primer hombre de Roma, qué ilu!, y por cierto que vaya tocho también, ¿eh?

  46. Jose Ferreyra dice:

    He terminado el Qvinto Infierno, me he sonreido muchas veces durante su lectura, pues es el lenguaje es un retrato perfecto de su escritor.
    Muchas veces en algunas expresiones, cuando utiliza ciertas palabras, cerrraba mis ojos y escuchaba su voz.(tengo la suerte de conocerlo)
    El libro lo he devorado, en un primer momento me dio trabajo acostumbrarme a todas las paginas, en algunos momentos me he deslumbrado con las descripciones. En todo momento la descripcion de la guerra, la logistica es impecable, haciendome sentir en el campo de batalla.
    He leido el libro con mucho entusiasmo, al principio con un poquito de obligacion, pero me ha atrapado completamente hasta el final.
    Coincido con el lenguaje soez y las referencias sexuales de Sila en los primeros capitulos, mas que sexual lo califico de grosero, pero esta referencia se esfuma y queda difusa con el contenido del libro
    Muchas gracias Jorge por regalarnos semejante historia.

  47. Jorge Ferraro dice:

    Hola José.

    Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo desde el Hemisferio Sur.

  48. ignacio el argentino dice:

    Sigo esperando el libro, ya que en mi ciudad esta agotado.

  49. Jorge Ferraro dice:

    Ya va, ya va, vampiro enano. Se que se agotó y antes de que repongan llegará el tuyo.

    Te mando un abrazo grande.

  50. chuchi dice:

    He de decir que entre el libro y los comentarios me doy que satisfecha. Creo que es una muy buena novela porque te permite incorporarte a ella y a pesar de la extensión se hace muy agil. Y dentro de la narración historica se ha respetado no solo la realidad (novelandola) sino que el Sr. Ferraro ha podido ubicarse en ese tiempo y poder analizar los procesos con la visión de la época y de esa forma no cometer arbitrariedades de juzgar los hechos y procesos desde su conocimiento y analisis moderno. Por eso repito y aclaro es una muy buena historia novelada y nos ha dado mas que los tres (3) renglones donde se lo nombra a Sila en los libros de historia. Muchas gracias

  51. Jorge Ferraro dice:

    Gracias por el comentario, Chuchi.

  52. julio dice:

    Me sumo con agrado a los comentarios elogiosos que se han efectuado sobre la obra de mi amigo Jorge, a quien conozco desde hace más de treinta años.

    En realidad, su libro -el primero, pero espero que no el único-, ha sido una enorme y grata sorpresa que ha descubierto una nueva e interesante faceta de una personalidad tan valiosa como variada y que nunca terminamos de conocer.

    En su obra pone de manifiesto un meduloso y profundo estudio sobre un lapso de la historia de Roma -que en la época era casi todo occidente-, e inserta en ella, la vida de Sila. A quienes no sabemos nada del tema creo que nos resulta de mucha utilidad. ¡¡¡ Ahora sé quien era el famoso Yugurta !!! y que hizo Mario. Gracias Jorge.

    Pero lo que me ha llamado la atención y me ha provocado enorme placer -único motivo por el que sigo leyendo cualquier libro, aún el de mi amigo-, es con suma maestría desarrolla un “novelón” (Marbe dixit) que atrapó mi interés y me entusiasmó hasta el final. La trama amorosa, familiar, política y militar de la vida de Sila son desarrolladas simultáneamente y creando intriga, misterio y ansiedad en el lector, lo que constituye un mérito inestimable.
    Ello pese a que, como el autor lo sabe, este genero -la novela-, resulta extraño a mis hábitos literarios, más proclives a la literatura fantástica y en forma de cuentos. Por ello la Vida de Sila era ajena a mis preferencias y sin embargo la disfruté en toda su extensión.

    Por supuesto que soy un lector profano que nada puede agregar o modificar al preciso e integro análisis efectuado por Marbenes, por ello me llamo a silencio. Simplemente me gustó. ¿Acaso este tipo de literatura no es un arte?. ¿Y que podemos esperar del verdadero arte que no sea puro placer?.

    Habiendo conocido por el propio Jorge de la existencia de este foro, no pude resistir a la tentación de ingresar mi reconocimiento al querido amigo.

    Espero que sepan disculpar la parcialidad puesta de manifiesto en mi comentario, como imaginaran es inevitable.

    Saludos a todos desde Córdoba de la Nueva Andalucía.

  53. Jorge Ferraro dice:

    ¡Qué hermoso comentario el tuyo, Julio! ¡Me has dejado helado! Más alla de lo que supone gozar de tu distinguida amistad, estas palabras no hacen más que brindarme aliento para seguir adelante con mi obra.

    Un gran saludo emocionado.

  54. Marbenes dice:

    ¡Gracias Julio, lindo comentario el tuyo!

    Sin embargo, te aviso que, al ser laudatorio y referirte a esta novela y esta reseña en concreto, serás acusado por algunos de “publicitar” el libro, el autor, la reseñadora o quizá a los tres. De haber sido “denigrante” tu comentario, o “laudatorio” en cualquier otra reseña, no tendrías de qué preocuparte; de hecho “alabar” libros, reseñas de libros (“denigrantes” o “laudatorias”), o comentarios en las reseñas de libros, es algo habitual en Hislibris, pero tratándose de ésta es lo que hay. ¿Por qué si no sólo hay comentarios “laudatorios”?, para algunos está claro: porque todos los que opinamos favorablemente (con conocimiento de causa, esto es, habiéndolo leído) somos partidistas incondicionales, y aquellos “que tienen malas opiniones han optado por la solución más inteligente: callarse” (según quienes no lo han leído).

    En cualquier caso te ruego disculpes mi salida de tono, últimamente estoy que no aguanto una mosca en la punta de la nariz, y te agradezco el comentario en lo que respecta a mi reseña.

    Jorge, pues claro que adelante, no lo habrás dudado un momento, ¿no?, publicidad aparte, potencial, talento y arte hay, y mucho, en tí.

    Saludos

  55. jerufa dice:

    No estoy en absoluto de acuerdo en lo que dices, Marbenes, ni creo que debas generalizar en todos, opiniones que te puedas haber hecho respecto de algunos participantes en particular.
    En general, aprecio todas las participaciones y aportaciones de Hislibris, porque son muy valoradas y consideradas. Sin ir más lejos, yo mismo, cuando me tropiezo con un libro que me entusiasma, lo reflejo en la reseña. Pero no encuentro animadversión en el entorno. A los mejor es que hablamos de formas. Como es lógico y sabiendo entre quien andamos, siempre hay algún comentario “fino” (tú me entiendes) que te echa en cara poco menos que estás en connivencia con el autor. Se trata, marbenes, de saber tomarse “cancha” o “correa” en estos casos, sobre todo, cuando la conciencia y la honradez en el esfuerzo, están fuera de toda duda, al menos para uno.
    En mi caso hacia tí, no me cabe duda. No tengo porque dudar que lo que haces lo haces con toda la ilusión del mundo y pésimo por parte de todos sería dar de lado a una tan reputada y excelente participante como tú.
    Pero pienso que tratar de imponer barreras a quienes no las ven y buscar enfrentamientos inútiles basados en la búsqueda de excusas a tu comportamiento no son buenos elementos de partida.

    Opino, como diría uno que yo me sé.

    PD: te lo digo con todo el cariño del mundo, Marbenes. Espero que no destapes la caja de los truenos conmigo ni que esto se convierta en una discusión inacabable al margen de lo que realmente nos ocupa que es el hecho de comentar tu trabajo con esta novela. :-)

  56. Marbenes dice:

    Muchas gracias Jerufa, no esperaba menos de ti, sinceramente. Como de costumbre, haces gala de educación y cortesía intentando imponer calma.

    No obstante, y sin ánimo ninguno de discutir también contigo, ni era mi intención generalizar ni creo haberlo hecho pues en todo momento digo “algunos” (serás acusado por algunos, para algunos está claro).

    Y, por otra parte, saber “tomarse cancha” o “tener correa” puede ser fácil cuando se discute sobre opiniones, pero cuando lo que se está poniendo en duda no es ya mi opinión sino mi sinceridad y mi integridad u honestidad a la hora de emitirla (y la de Santiago Morata por cierto también, pero yo naturalmente hablo por mí), pese a tener la conciencia muy tranquila me resulta francamente muy difícil.

    De todos modos no dejas de tener razón en que a estas alturas no debería entrar tan fácilmente al trapo rojo como hacen los Miura, pero ¡qué quieres!, una tiene su carácter y su mala leche también, a qué negarlo.

  57. Germánico dice:

    Yo no pongo nada en duda, la verdad, ni de lo bueno ni de lo malo que aquí se manifiesta, pero sí digo que no tengo el más mínimo interés en leer este libro. A lo mejor me estoy perdiendo algo sensacional pero no sé… no me llama…

    Un saludo.

  58. Jorge Ferraro dice:

    Gracias de nuevo, Marbenes.
    Sin duda que a cualquier obra, más allá de su calidad, es necesario darle un “empujoncito” con algo de publicidad. Sin ir más lejos, estaba mirando el anuncio de Hellenikon en esta misma página.

    Un saludo muy cordial.

  59. Jorge Ferraro dice:

    Espero, Jerufa, que lo de la “letra chica” no se convierta en una barrera.

    Un saludo muy cordial y agradecido por tu participación.

  60. Jorge Ferraro dice:

    Agradezco su comentario, Germánico.

    Un saludo muy cordial.

  61. jerufa dice:

    La letra chica es un coñazo. Sobre todo para los que ya estamos en una edad en la que la vista cansada nos juega malas pasadas. Fíjate si es así, que tengo la saga de Mc Cullough en bolsillo pendiente de leer, a excepción de El primer hombre de Roma que disfruté, pero que no me anima a seguir, por estos motivos.
    Me tendrás que disculpar, pero no creo que me encuentres entre tus lectores de momento.
    Y, desde luego, no pongo en duda el nivel de tu trabajo. Eso que conste.
    Un saludo.

  62. jerufa dice:

    En cuanto a Hellenikon yo no sé el tiempo que nos llevas leyendo Jorge, pero puedo decirte que muchos hemos estado esperando con verdadera ansia la aparición en la PAPRI de esta obra.
    Para la mayoría de nosotros, Hellenikon es especial.
    Por su autor, por su contenido y por lo que representa para la comunidad hislibreña.
    Me disculparás ahora, pero aquí sí me mueve la parcialidad.
    Hasta pronto.

  63. Ascanio dice:

    Además del aspecto sentimental hacia Hellenikon que compartimos muchos, hay un matiz que hace diferente el asunto, Jerufa, y es este: el administrador tiene todo el derecho de hacer y deshacer lo que le venga en gana en su propia página. Como si quiere publicitar “Blancanieves y los siete enanitos”.
    Esa es la diferencia.

  64. jerufa dice:

    Lo dudo, porque “Blancanieves y los siete enanitos” no tiene contenido histórico. En cambio, Axterix, pues sí.

  65. Jorge Ferraro dice:

    Hellenikon estará, seguramente, entre mis próximas lecturas.

    Como siempre, atento y agradecido de sus comentarios, Jerufa. En el tamaño de letra que sea.

    Un saludo más que cordial.

  66. Jorge Ferraro dice:

    Gracias por interesarse en mi opinión, Ascanio.

    Un saludo muy cordial.

  67. julio dice:

    Estimada Marbenes, de nada me tienes que pedir disculpas pues entiendo que cada uno tiene derecho a expresarse libremente.

    Por el contrario, soy yo quien debe pedir perdón por la intromisión, no sólo a ti, sino a todo el foro. Jamás imaginé que con mi comentario pudiera generar controversia alguna.

    Sin duda alguna soy “sapo de otro pozo” y carezco de toda autoridad académica o idoneidad alguna en la materia como para que mi opinión pueda considerarse válida.
    Simplemente soy un lector -ni siquiera me considero un buen lector- y, además, amigo del autor de la obra. Así que, por favor, tomenlo como de quien viene. En serio, no se trata de falsa modestia.

    Lejos está de mi ánimo generar polémicas entre los distinguidos miembros de este foro, a quienes saludo con mi más alta consideración.

  68. Javi_LR dice:

    Iba a soltar una larga, larguísima parrafada, algo que iba a hacer que los ladrillos de Arauxo pareciesen mondadientes. Tampoco es cuestión de eso, así que me quedaré en ladrillo a secas.

    En fin, creo que todo este asunto se ha salido de madre. Intentaré dar mi opinión al respecto, algo que intente aclarar algo el asunto.

    No tengo nada que decir acerca de esta reseña, acerca de la opinión vertida en ella por Marbenes, pues nada ha hecho que no se haya escrito antes. A título personal he de confesar que no me gustó nada la idea de tener que subir la reseña. Qué queréis, uno es humano y recuerda cada día que lo que a uno le ayuda a levantarse todos los días y a luchar por lo que le rodea, por lo que quiere y por los que quiere son los sueños a realizar, pero siempre bajo la atenta mirada de la honra, la cual puede sufrir secuestros, y de sus principios, los cuales nadie te puede arrebatar. Por eso no pude dejar de pensar que estaba subiendo a la página principal una reseña de un tipo que me llamó mentiroso sin prueba alguna y de manera falsa, que atentó contra mi dignidad sin pedir disculpas y que despreció la página que le había acogido y que ha utilizado. No obstante, por esos mismos principios, opté por subir la reseña pues ¿quién soy yo para, a causa de algo personal, omitir mi deber? No hubiera valido ni un centavo si hubiese obrado así. Además, la reseña era de Marbenes, ¿iba, acaso, a ponerle una mordaza, a rechazar una opinión personal suya, una opinión de alguien que ha trabajado en esta página? Ella se habría indignado, y con razón. Por lo cual, nadie me puede acusar de ser subjetivo en demasía, ni de primar mis emociones por delante de lo que debo de hacer.

    Todo, entonces, bien. Quien quiso, opinó en este hilo con total libertad.

    Entonces llegó Santi Morata al foro con un comentario que nada, repito, NADA tenía que ver con la reseña de Marbenes.

    Mensajes parecidos los habíamos tenido a decenas con anterioridad. Siempre nos habían parecido mal, llámese el libro El quinto infierno, La traición del rey o El alma en llagas. No quiero recordar las personas que allí opinaron, censurando de alguna manera ese proceder. Lógico. No es igual presentarse y ponerse a la disposición del respetable que escribir un texto tipo y colarlo en todo foro que se mueva, palabra por palabra. No es cuestión aquí de poner todos los link de mensajes que se repiten en otros foros, de diálogos repetitivos y huecos que, al menos a un servidor, tan sólo le producen lástima y vergüenza ajena; es algo que se constata de manera sencilla. Yo he visto a gente actuar de similar manera, personas que se han visto forzadas a actuar así por situaciones angustiosas, hombres y mujeres que merecen mi admiración pues arrastrar la dignidad, si la valoras como se merece, es algo muy duro. Allí, en el comentario de Santi Morata, se desató una controversia estúpida y sin sentido, pues opiniones casi idénticas se habían dado en otros hilos, y algunos de los que la habían dado previamente ahora defendían no sé qué de que el libro había que leerlo antes. Siento ser tan obvio, pero eso fue una estupidez supina, aparte de una acusación falsa. Seamos sinceros, si nadie conociese a Ferraro ni fuese su amigo, ¿qué hubiese opinado ante el mensaje de Santi Morata viendo que era igual al vertido en otros foros y el mismo día, que por allí se hablaba de “anda, que casualidad”, “me alegro de que me hagas esa pregunta”, etc., y que días antes el uno haga la reseña del otro y viceversa? Nadie habría opinado del libro, sino del comentario. Algo que entra dentro de la opinión personal, con mayor o menor razón, con más o menos carga de subjetividad, pero algo normal. Alguno, estas cosas se las tomaron como un ataque frontal, sin permitir que hubiese discrepancia y acusando, precisamente, de esto mismo a los demás. No lo comprendo. No lo comprendo. También se mezcló con la reseña de Marbenes, cuando nada, repito, NADA tenía que ver. No asimilo, pues, el comentario anterior de la reseñadora, una reacción a una no acción.

    En cuanto a la publicidad de Hellenikon, bueno, más que el administrador tenga la potestad de hacer lo que quiera, que la tiene pero que no la suele ejerce por principios, es algo bien clarito: un banner publicitario. Al hecho de querer comparar ambas cosas, sabiendo quién es el editor, una persona que se deja su tiempo, esfuerzo y dinero en que cada día esto pueda ser una ventana para la opinión y un sitio de referencia para los amantes de la Historia y que no disfraza publicidad por opinión, le pondrá nombre cada cual. No es cuestión, tampoco, de defenderme en algo tan obvio. Ni lo haré en el futuro, pues creo que las acciones de cada uno son más expresivas que los millones de palabras que se puedan decir acerca de ellas.

    Deseo que esto se pare, que esto no sea un gallinero de egos perdidos y de posiciones irreflexivas e irracionales confrontadas. Cada uno tenemos nuestro parecer y no todos nos pueden ser simpáticos, cada uno elegimos a nuestros amigos por afinidades y coincidencias, acaso por admiración. Es normal. Lo que no lo es tanto es que siempre haya choques y ganas de que los haya.

    Por mi parte lo dejo aquí, a no ser que sea requerido para mostrar cada uno de los hilos en los que me baso para decir que el mensaje de Santi Morata me parece lamentable. Para mí, es una opinión sobradamente demostrada.

    En cuanto a los demás comentarios de las personas que se han leído el libro, las respeto igual que respeto otras opiniones volcadas en hilos de otros libros. Faltaría más.

  69. Jorge Ferraro dice:

    Estimado Julio:

    Tu comentario enriquece con gran altura el debate.

    Un gran abrazo.

  70. Jorge Ferraro dice:

    Leí atentamente su escrito, señor Javi_LR.

    Gracias por dedicar tiempo y otorgar espacio al tema.

    Un saludo cordial.

  71. Richar dice:

    No puedo más que suscribir todo lo dicho por Javi, añadiendo sólo una reflexión mas (que igual está en el comentario, pero como es un ladrillo se me puede haber pasado…).

    Suficientes problemas y preocupaciones tenemos todos ya en el mundo real, como para crearnos otros en este rincón, donde sólo se busca compartir la afición por la literatura histórica. Me parece un sinsentido completo.

    Un saludo,
    Richar.

  72. jerufa dice:

    Eso digo yo. Y ahora…a hablar de Sila.

  73. Marbenes dice:

    Sólo una cosita, Javi, respecto a tu comentario por la parte que me toca:
    No asimilo, pues, el comentario anterior de la reseñadora, una reacción a una no acción.

    Mi impresión personal sobre ambos comentarios es que son totalmente laudatorios. Algo menos el de Marbenes en la página principal… Sinceramente, suelo hacer poco caso de las opiniones que ensalzan (o denigran, pero no es el caso) en exceso el objeto analizado, y en la mayoría de los casos la experiencia me ha enseñado que con razón. No voy a entrar en los motivos por los que se ensalza o se denigra una obra cuando se habla de ella. Probablemente estas dos actitudes se acercan mas a la publicidad que a la crítica o el comentario,…
    Con respecto a los autores que publicites o dejes de publicitar, no me meto. Cada uno tiene derecho a publicitar a quien quiera, ya sea por dinero, amistad o altruismo.

    Ése fue el comentario más directo, dejando aparte que hubo otros más velados en los que se me acusaba de parcialidad por afinidad, considero que ha sido, se mire como se mire, una reacción a una acción.

  74. Marbenes dice:

    ¡Vaya, qué mal se me da el html! En mi anterior comentario, el párrafo que empieza con “Mi impresión personal” y termina con “ya sea por dinero, amistad o altruismo.” pertenece a Koenig en el foro: https://www.hislibris.com/foro-new/viewtopic.php?t=2892&postdays=0&postorder=asc&start=45

  75. Javi_LR dice:

    Una reacción, pues, tardía y fuera de sitio. Pero está bien, Marbenes; si te has quedado a gusto, por mí, perfecto.

    Que siga,
    por la loba capitolina,
    los comentarios sobre Sila.

  76. Marbenes dice:

    Julio, un placer. Todos somos lectores aquí y no hace falta ser una autoridad académica para que una opinión sea considerada válida. Yo desde luego agradezco la tuya.

    Y no te preocupes en absoluto pues no has generado controversia alguna con tu comentario, como habrás podido comprobar ya estaba generada, y he sido yo quien me he apoyado en él para expresar una reacción tardía y fuera de sitio que me ha permitido quedarme algo más a gusto (no del todo pero casi).

    Bienvenido, disculpa que haya aprovechado tu comentario para desahogarme, y gracias por haber participado.

  77. ignacio el argentino dice:

    Voy por la mitad del libro y, no soy amante de la historia romana, pero no puedo negar que el mismo me ha atrapado. Las descripciones de Jorge son muy minuciosas, casi para fanáticos de la época. Uno se siente que anda por las calles de Roma junto a Sila de bacanales. Más allá de todas las disputas y subidas de tono, y más allá que Ferraro no caiga muy simpático a algunos y a otros sí, consideró que su libro es muy bueno.
    Se que algunos me saltaran co los colmillos al cuello, pero debo confensar que por momentos algunos momentos su exhaustiva descripción me hacen acordar al “Lazo de púrpura” de Nuñez Alonso.
    Eso digo yo, igualmente repito, no soy un entendido en el mundo romano.
    SALUDOS

  78. Akawi dice:

    Ignacio el argentino dice:
    “Se que algunos me saltaran co los colmillos al cuello, pero debo confensar ..”

    Sigo sin entender esa manía de decir que las personas que no les gustó el libro van a arremeter contra los que sí lo disfrutaron. No sé exactamente a qué se deberá, pero si sé que es la primera vez que esto ocurre en un hilo de una reseña en Hislibris.
    Quizás la excesiva insistencia, quizás la edulcorante reseña, quizás los repetitivos agradecimientos…. quizás, quizás, quizás.

    Lo que queda claro es que cada cual tiene sus gustos y sus opiniones a favor o en contra y jamás se ha dado por sentado, que los comentarios de otros foreros irían a parar al cuello de nadie, ni a tanta verborrea inútil, suponiendo suposiciones supuestas, de lo que piensan o irán a decir los demás.
    No sé si me explico.
    Abrazos a todos.

  79. ignacio el argentino dice:

    No digo por los críticos de Jorge, sólo por los admiradores de Nuñez Alonso, Akawi. A eso me refiero, me has entendido mal.
    Basta de malentendidos.
    Un saludo

  80. Jorge Ferraro dice:

    Encantado de que te haya atrapado, Ignacio.

    Un saludo.

  81. Akawi dice:

    ¡¡Ya!! Pues así no lo entendí, quizás sea un malentendido, pero es que son demasiados para una misma reseña.

  82. Marbenes dice:

    Igna, con Alejandro Núñez Alonso no sé porque aún no he leído nada suyo, quizá me parece atrevido por tu parte teniendo en cuenta que es un autor consagrado y Jorge novel, pero habrá que verlo para discutírtelo.

    Pero lo que comentas sobre el dinamismo, la minuciosidad y la sensación de estar paseando por las callejuelas de Roma también me ocurrió a mí. ¿También te duelen los dedos y la muñeca de sujetarlo?

  83. Marbenes dice:

    Akawi, te veo despistada y con una especie de furia inusual en ti. Aquí no ha habido más malentendido que el tuyo, mujer. Lo demás son comentarios y opiniones sobre el libro, el autor y hasta sobre la reseña y la reseñadora, o ataques y contraataques, pero de lo más bien entendidos.

    Según yo lo veo está muy claro lo que Ignacio quería decir con su comentario y que tú has malinterpretado, quiero pensar que de buena fe porque parece que en lo tocante a esta reseña (ahora edulcorante y el día 19/02 alentadora) y este libro hay quien está dispuesto a buscarle los tres pies al gato. Hay cientos de comentarios como el de Igna en otros hilos, de otros miembros, indicando que alguien puede “saltar” porque se compare un autor poco conocido o de mala fama con otro de renombre y probada fama, y no me voy a molestar en buscarlos para ponerlos porque creo que es obvio para todos que así es.

    Por lo demás nadie ha dicho, ni aquí ni en el foro, que yo sepa, que “las personas que no les gustó el libro van a arremeter contra los que sí lo disfrutaron”, en todo caso han dicho que “las personas a las que no les ha gustado el libro han optado por la solución más inteligente: callarse”, que si te fijas atentamente no es lo mismo.

    Así que un poquito de calma por favor y no estemos buscando a los compañeros porque al final, como se suele decir, los encontramos. Ya que sobre el libro no porque ni lo has leído ni lo vas a leer según has afirmado, ¿sobre Sila no tienes nada que comentar?

  84. Jorge Ferraro dice:

    Si duelen los dedos y la muñeca por sujetarlo… ¡pues también por escribirlo!

    Un beso para vos, Marbenes.

  85. Javi_LR dice:

    A cuento de qué te metes ahí, Marbenes. Es algo entre Ignacio y Akawi, algo que ya ha contestado Ignacio y ha quedado claro. ¿Por qué diantres siempre te tienes que meter? Se acabó, ¿vale, Marbenes? Es la última vez que lo digo.

  86. Marbenes dice:

    Me alegra Javi que sea la última vez que lo digas, de hecho no deberías haberlo dicho ni ésta, o haberlo hecho también en las otras muchas ocasiones en que alguno/a se mete entre otros dos que estén hablando o discutiendo. Me he metido porque es mi reseña y porque me ha dado la gana, lo mismo que se metió Jerufa cuando yo hablaba con Julio y ahí no dijiste nada, lo mismo que se metió Ascanio cuando Jerufa hablaba con Jorge y tampoco te leí en esa ocasión, ni en otras muchas. ¿Vale, Javi?

  87. Javi_LR dice:

    No, no vale, Marbenes. Comparas cosas que no tienen nada que ver, pues yo hablé contigo en privado ayer, después de todos esos comentarios a los que aludes, cosa que haces con frecuencia y que es una manía detestable; siempre traes a tu antojo antiguas cosas y las manipulas a tu conveniencia.

    Marbenes, a Akawi ya la respondió Ignacio, en un tono comedido y correcto. Como siempre, tienes que aparecer tú a poner la puntilla a todo y a volver a citar cosas anteriores que no vienen a cuento. En mi ladrillo ya expliqué los malentendidos que han surgido en esta reseña y a los que hace alusión Akawi. Por supuestísimo, tú no los ves, tan sólo vuelves a traer a colación una cita sacada de contexto de hace mucho tiempo que a ti te conviene para tu discurso demagogo y parcial. No lo voy a consentir, estoy hasta la coronilla de tanta tonteria, de tener que estar tras estas cosas absurdas y sin sentido, más propias de un patio de colegio que de una página de libros de Historia.

    Repito, Ignacio contestó a Akawi. Todos hemos visto lo que ha querido decir y con que intención lo dijo, ya que él lo ha explicado; todo correcto. Un malentendido que entre Akawi e Ignacio solucionan y santas pascuas. Pero no, tiene que llegar la de siempre y poner su comentario. Malentendido, Marbenes, malentendido, y sí que los ha habido. Se han confundido churras con merinas, esta reseña con el comentario en el foro, defensas estupidas por tu parte a la integridad de Santi Morata cuando tan sólo se había atacado, en un principio, el modo y las formas de ese mensaje, cosa que tú misma has criticado en otros lugares y que ahí defendiste a capa y espada.

    Este es un foro libre y abierto, puedes decir tantas tonterias como se te ocurran, pero yo personalmete ya he agotado mi paciencia contigo, pues últimamente sólo entras en esta página a aprovecharte de su relevancia y a prender mechas.

    Para mí, ya no eres bienvenida en este sitio. Te lo pedí por privado, te dije que me ayudaras a tranquilizar esto y esta es tu respuesta. Ya no hay solución y las cosas se irán enrareciendo aún más. Estoy harto de todo esto y te rogaría que no volvieras a aparecer por aquí, a esta casa que pretende ser de todo aquel que se comporta con un mínimo de sentido.

    Un saludo.

  88. juanrio dice:

    Para todo aquel que aún no se ha enterado de lo que ocurre le invito a visitar los siguientes enlaces. Les será sumamente ilustrativo de la catadura moral de los que defienden su inocencia, imparcialidad, etc.

    http://foro.artehistoria.net/foro/viewtopic.php?f=18&p=54484

    http://foro.elaleph.com/viewtopic.php?p=621796

    http://www.forodeliteratura.com/showthread.php?t=2266&page=8

    http://www.forometropolis.com/foro/showthread.php?t=8425

    http://209.85.229.132/search?q=cache:y6Qf9Ts-Hl4J:www.abretelibro.com/foro/viewtopic.php%3Ff%3D3%26t%3D24426%26start%3D330+Ferraro+%22La+sombra+del+fara%C3%B3n%22&hl=es&ct=clnk&cd=6

    http://www.novelahistorica.com/critica/show.php?id=18-la-sombra-del-faraon versus —> http://www.novelahistorica.com/critica/show.php?id=21-el-quinto-infierno

    http://foro.la2revelacion.com/viewtopic.php?t=3307&sid=211ce2df4a9afc661a6fc14719a3ecee
    http://puntodeencuentromarbenes.blogspot.com/2009/01/la-sombra-del-faraon-de-santiago-morata.html

    http://puntodeencuentromarbenes.blogspot.com/2009/01/el-quinto-infierno-de-jorge-ferraro.html
    http://www.militar.org.ua/foro/la-sombra-del-faraon-de-santiago-morata-t18247.html
    http://www.forojovenes.com/literatura/la-sombra-del-faraon-de-santiago-morata-8339.htmlhttp://www.culturaclasica.com/fora/viewtopic.php?t=1848
    http://www.culturaclasica.com/fora/viewtopic.php?t=1969

    Marbenes, si te parece mal esto aquí puedes ver lo que tu pensabas de esto
    https://www.hislibris.com/foro-new/viewtopic.php?t=2577&postdays=0&postorder=asc&start=30

  89. Marbenes dice:

    Sin problemas, Javi, la que he agotado mi paciencia he sido yo, contigo y con todos los demás participantes partidistas como tú, por eso, y porque dispongo de muy poco tiempo, apenas entro; y si entro en esta reseña es por deferencia a quienes escriben en ella, como cualquier otro reseñador hace con sus reseñas.

    Las tonterías son muy subjetivas, naturalmente a mí no me lo parecen mis razonamientos pero sí que tú pretendas defender lo indefendible y hacerme comulgar con ruedas de molino. En montones de ocasiones unos y otros se meten entre dos que están discutiendo aunque ya se hayan contestado entre sí, por no hablar de las innumerables veces que se meten puntillas, y tú te mantienes al margen; en esta ocasión no, tú sabrás por qué, pero yo estoy harta de tonterías de este tipo y ni siquiera deseo explicación o excusa alguna, precisamente porque no tengo ganas de chorradas de patio de colegio que es lo que hay aquí en cuanto alguien disiente de algunos (por cierto siempre los mismos).

    He corregido a Akawi correctamente porque lo que afirmaba no era correcto; ni ha habido malentendidos ni nadie ha dicho lo que ella aseguraba, tal como he aclarado, y que ha de resultar patente para ella y para cualquiera que no sea absolutamente parcial en esto, como por ejemplo tú.

    Efectivamente ayer me callé porque me pediste ayuda por privado, pero no estaba de acuerdo con, permíteme utilizar tus mismas palabras, tu discurso demagogo y parcial. No puedes comparar que Santi, que es un miembro participativo del foro desde hace bastante tiempo, pusiera una reseña en éste (como han hecho muchos otros, yo misma por ejemplo antes de lanzarme a mandarlas para la papri), con lo que hacen otras personas que sólo entran para promocionar algo y no vuelven nunca más.

    Así, que sirva este comentario como despedida para todos, pues, de este foro tan “libre” y “abierto” en el que ya no soy bienvenida, entre otras cosas, por llevarte la contraria.

    Saludos

  90. Jorge Ferraro dice:

    Olvidó esta, señor juanrio

    http://www.clarin.com/diario/96/10/06/O-00201d.htm

    Un saludo.

  91. juanrio dice:

    Se la comento en el momento en el que me expliq

  92. juanrio dice:

    Se la comento en el momento en el que me explique las otras, Sr. Ferraro.

  93. Jorge Ferraro dice:

    Será para mañana, señor juanrio; dado que aquí en prisión sólo disponemos de un par de horas diarias para conectarnos a Internet. En tanto y en cuanto haya buen comportamiento, por cierto.

    Un saludo.

  94. Akawi dice:

    Marbenes dice:
    “Akawi, te veo despistada y con una especie de furia inusual en ti. Aquí no ha habido más malentendido que el tuyo, mujer. Lo demás son comentarios y opiniones sobre el libro, el autor y hasta sobre la reseña y la reseñadora, o ataques y contraataques, pero de lo más bien entendidos”.

    ¿Furia, yo?…………………………….Error, para nada todo lo contrario.
    ¿Malentendido?………………….Error, se palma un mar de fondo.
    ¿Ataque y contraataques?…… No es lo mismos que comentarios y opiniones.

    Marbenes dice:
    “Así que un poquito de calma por favor y no estemos buscando a los compañeros porque al final, como se suele decir, los encontramos. Ya que sobre el libro no porque ni lo has leído ni lo vas a leer según has afirmado, ¿sobre Sila no tienes nada que comentar?”

    ¿Calma?………………………….. Error, no soy yo la que la lía.
    ¿Buscando yo?………………….. Error, busco el respeto a los demás.

    Lo que dije:
    “Lo que queda claro es que cada cual tiene sus gustos y sus opiniones a favor o en contra… ”

    ¿Encontramos?………………….. Error, no me gustan las discusiones necias.

    Dije alentadora, por no decir excesivamente, que si te lees lo verá tú misma.

    ¿Sobre Sila?. Sí tengo que comentar, pero cuando termine de leer “El primer hombre de Roma” en su hilo correspondiente lo haré.

    Perdona que te diga Marbenes, pero si alguien arremete, rápida como una liebre, esa eres tú, no yo. Mi diálogo con Ignacio, se aclaró con el más absoluto respeto, mi comentario era educado y tranquilo e insisto en el respeto a las opiniones de los demás.

    Y no, no tengo el más mínimo interés de leer este libro.
    Tampoco hace falta que me contestes, pues sé por donde irán los tiros.

    Gracias Marbenes por tus opiniones y tan amigas como siempre.
    No me gusta que se enfaden conmigo.
    Un abrazo.

  95. Doctor Sergio dice:

    Les sigo habitualmente y nunca he participado porque aquí no puedo aportar nada, solo aprender. Me permito dejarles este único comentario para expresarles mi opinión al respecto de esta polémica que trae cola en foro y reseña.

    Pues bien, decirles que las infecciones requieren tratamientos drásticos y radicales; algunas bacterias, a pesar de ser seres vivos, destruyen los organismos donde se alojan y solo los antibióticos pueden acabar con ellas. Recuerdo la serie animada del cuerpo humanos donde los antibióticos eran unas supernaves que aniquilaban todos los elementos nocivos para el buen funcionamiento del organismo.

    No se puede consentir para el buen funcionamiento de una web que una o varias personas infecten de malicia un lugar en el que muchos han sudado para que salga adelante e invertido tiempo, trabajo, dinero o ilusión.

    Solo me queda dejarles este video: una gran verdad y una gran canción

    http://www.youtube.com/watch?v=b41JPZNnyRY

    Disculpen mi intromisión.

  96. ignacio el argentino dice:

    Después de varios días de lectura, terminé de leer “El quinto infierno”. Para empezar, y sin rodeos, diré que la novela es excelente. Estos días, a pesar de que soy un griego declarado como lo sabe la mayoría de ustedes, me deje pasear de la mano del autor por las calles de Roma. Intenté vislumbrar, aunque en vano, la esencia de un Sila magistralmente ilustrado por el autor, que hasta último momento no supe si odiar o amar. Y en este última afirmación creo que esta el merito de la obra, más allá de sus amplias y minuciosas descripciones. La complejidad del personaje es profunda y oscura. Ferraro no cae, como sucede a muchos autores, en la dicotomía de odiar o amar a su personaje, sólo le da vida, y Sila es Sila por si sólo.
    Nada más.

  97. Jorge Ferraro dice:

    Muchas gracias por tu comentario, Ignacio.

    Un saludo cordial.

  98. santi morata dice:

    Hola a todos
    asisto con no poca sorpresa al aluvion de mensajes criticos.
    sencillamente, no pudeo creerme todo esto.
    leo muchos. muchisimos libros. cuando uno me gusta lo alabo, porque cuando no me gusta, sencillamente me callo. esa es la razon por la que hago tan pocas reseñas.
    que luego y a raiz de la reseña, haya creado una amistad con el autor, eso es de mi incumbencia y a nadie deberia plantear ninguna pregunta ni denotar absolutamente nada.
    lamentablemente estoy muy acostumbrado a este juego sin fin de tonterias. si mi libro, como el de jorge o perico de los palotes, gusta, se vendera, y si no gusta, pues no se vendera. no hay mucha mas tela que cortar, ni hay que magnificar o demonizar una reseña que se hace con toda la buena fe del mundo.
    remito a los que lean, a que se lean los libros y juzguen por si mismos en vez de dar cancha a toda esta retahila de polemicas esteriles, que no sirven para nada
    un fuerte abrazo a todos.
    Santi

  99. juanrio dice:

    Santi, que vengas ahora, después de lo que ha llovido, a dartelas de inocente resulta, como poco, patético. Cualquiera que haya leído los comentarios que os habéis intercambiado tu y el autor a lo largo de las distintas páginas web se ha podido dar cuenta de a que os dedicábais. Hablas de que “ni hay que magnificar o demonizar una reseña que se hace con toda la buena fe del mundo”, pero eso no es lo que parece. De hecho uno tiende a citar a Shakespeare y pensar que algo huele a podrido en tu reseña.

    Pero puedes seguir así, es tu postura y yo personalmente no la respeto. Uno puede alabar, reseñar, recomendar todos los libros que quiera, pero con honradez. Nadie la puso en duda excepto tu mismo. Cualquier recomendación que venga de ti debera ser puesta en cuarentena, ya que tu mismo te descalificaste.

  100. santi dice:

    Lamento tu postura. Pero me ratifico. el libro de Jorge es bueno. y comprobarlo es fácil. sólo hay que leerlo. El que queráis buscar cosas ulteriores es rebuscado y totalmente ajeno a la literatura. En cualquier caso, es un mundo plural y puedes pensar lo que quieras, que yo sí lo respetaré
    saludos cordiales
    santi

  101. Ascanio dice:

    Pues si el libro es tan bueno, santi, ¿para qué tantos tejemanejes y chanchullos? Una buena novela habla por sí misma, y no tiene que recurrir a maniobras espurias totalmente ajenas a la literatura.
    Por otra parte, es evidente que tu entrada en el hilo es para reactivar la polémica después de más de un mes sin haceros caso. Bastante leña he echado al fuego después de este comentario, así que tranquilo, puedes decirme lo que quieras porque no pienso contestarte ni seguirte el juego.
    Hala, te toca, desahógate.

  102. Jorge Ferraro dice:

    Estiamdo Juanrio:

    Veo que ha olvidado el mensaje que le envió a usted el Dr. Sergio.

    “las infecciones requieren tratamientos drásticos y radicales; algunas bacterias, a pesar de ser seres vivos, destruyen los organismos donde se alojan y solo los antibióticos pueden acabar con ellas…

    …No se puede consentir para el buen funcionamiento de una web que una o varias personas infecten de malicia un lugar en el que muchos han sudado para que salga adelante e invertido tiempo, trabajo, dinero o ilusión.”

    No lo olvide, por favor.

    Un saludo cordial.

  103. Jorge Ferraro dice:

    Veo que que lo carcome la envidia, señor Ascanio.

    Un saludo cordial.

  104. juanrio dice:

    Sr. Ferraro, quedó usted en contestarme a mis enlaces y a día de hoy no abrió la boca salvo para hacer lo de siempre.

    El buen doctor Sergio, en las palabras que usted copia, se refería a usted mismo, pero veo que no cogió la ironía. Ya veo que no hay manera de que entienda que una cosa escribir y otra leer. Es posible que haya sido capaz de escribir una novela, que sigo sin juzgar pues no leí, pero de lo que estoy seguro es de que a leer no aprendió. Es una lástima, dos escritores escribiendo tonterías y un montón de posibles lectores comprobando que lo suyo no es la literatura si no otra cosa, creo que se le llama astroturfing. Por si desconoce el termino le remito a otros hilos en que hemos hablado de lo mismo, aunque lo más seguro es que usted no lo haya entendido. Si quiere le vuelvo a poner los mismo enlaces que ya le puse, pero ¿A que perder el tiempo?

  105. Jorge Ferraro dice:

    Creo que el Dr. Sergio se refiere a usted, señor Juanrio.

    Opino.

    Un saludo muy cordial.

  106. juanrio dice:

    El sin par Labordeta ya indicó el destino, ahora sólo es de pedir que usted mismo encuentre la senda.

  107. Derfel dice:

    Ciertamente, Ascanio es un señor muy envidioso: su novela “El quinto tacto rectal de la vaca frisona sagrada” fue un auténtico fracaso.

    Yo lo leí y no me gustó nada…

  108. ignacio el argentino dice:

    A mi sí me gusto y mucho. No desvirtuemos las cosas.

  109. Koenig dice:

    Buenos días.

    Me temo que no me voy a ganar amigos con esto que voy a decir: esta reseña ha tomado un derrotero absolutamente vergonzoso, para esta página y para quienes participan en ella.

    Desgraciadamente, se ve que hay quienes prefieren que se hable de ellos, aunque sea mal, y lo provocarán a golpe de polémca o de revivar viejas historias fuera de tiempo, posicionándose, falsamente, como paladines de vaya usted a saber que altos sentimientos.

    También desgraciadamente, sospecho que habrá quienes se sientan dolidos por mi comentario. Vayan por delante mis disculpas, pero me da cierto coraje que sus buenas intenciones estén siendo instrumentalizadas por quienes tan sólo quieren una nueva entrada en el hilo del libro.

    Todo esto me lleva a concluír que ir de buenas es un error, que el “fair play” de que se hizo gala cuando se publicó esta reseña -conste que no fue mérito mío, yo no soy tan amable- está siendo completamente despreciado. En vez de agradecer, se aprovecha para remover y en vez de dialogar, para publicitar.

    Personalmente creo que todos los mensajes, desde el del Sr. Santiago Morata, publicado el 12 de abril, hasta hoy, sobran y deberían eliminarse. Se refieren a una polémica que quedó, o debió quedar cerrada hace ya tiempo, y reavivarla no responde mas que a intenciones totalmente extraliterarias.

    Opino, yo si, y vayan por delante mis disculpas a todos.

    Saludos.

  110. Ascanio dice:

    Totalmente de acuerdo, excepto en una cosa: por favor, no borréis el comentario de Derfel; para uno que se ha leído mi libro…

  111. Akawi dice:

    El Sr.Ferraro entró en este blog al igual que lo hizo en otros similares, solamente para darse publicidad; sus mensajes insulsos, sin ningún contenido, sin profundidad en los temas expuestos, con un simple “je, je, je…”, volvía insistentemente a obsequiarnos con el avatar de su libro. Comentó graciosamente que esta página no le gustaba, era demasiado trivial para él. Lo que no entiendo es qué hace aún entrando en Hislibris.

    El Sr. Ferraro se preguntará que ha hecho mal para que en todos los foros que se ha inscrito para publicitar su libro, haya salido mal parado.

    Querido Jorge Ferraro así no se hacen las cosas; sólo hay un camino y es hacerlo bien.
    Con su libro (y perdonemé) a mí me ha ocurido como con la novela “El niño del pijama…” que le tomé manía de verlo tanto por todas partes; por eso le digo que así no se hacen las cosas, ha perdido la oportunida de tener un buen número de amigos y de vender su libro a mucha gente, si hubiese sido más modesto, menos engreido y más tolerante.

    Unicamente le deseo que pueda aprender de estos errores y tenga éxto en sus próximas novelas.

    Y por favor, dejémoslo estar.

    Saludos

  112. Jorge Ferraro dice:

    Gracias por su mensaje y su interés, Akawi.

    Un saludo muy cordial.

  113. Akawi dice:

    ¡¡Esto es rápidez y no la de “El correcamino” Mec, mec!!

  114. Jorge Ferraro dice:

    Sí, sí, jjajjaa

    La verdad es que ha sido ocurrente, Akawi.

    Un saludo grande.

  115. Roberto dice:

    ¿alguien tiene este en pdf o word?
    Gracias

  116. ignacio el argentino dice:

    No se consigue aún por pdf. Jorge se encarga de controlar que no haya piratas como buen cordobés.
    Saludo

    P.D: Compralo Roberto que no te vas a arrepentir.

  117. Cayo Mario dice:

    Lo primero Marbenes enhorabuena por la reseña. Coincido contigo en gran parte de tus apreciaciones.
    En cuanto al libro debo decir que ha sido para mi una gran sorpresa. Me considero un aficionado lector a novelas históricas, siendo la historia de Roma uno de mis temas preferidos. Pues bien, para mi esta novela lo tiene todo. Y mira que es difícil. Fidelidad histórica, trama, reseñas a la cililización e historia , emoción, etc…
    Extraña y apena al mismo tiempo que Jorge Ferraro no haya tenido tiempo u ocasión hasta la fecha de escribir más. Desde aquí le pido, con toda humildad, que escriba más libros.

  118. ignacio el argentino dice:

    No te preocupes Cayito, el cordobés pérfido esta tramando algo tras bambalina.
    Saludos

  119. Jorge Ferraro dice:

    Estimado Cayo Mario:

    ¡Vaya nombre!

    Le agradezco su amable comentario. Leerlo ha sido un placer.

    Como comenta mi amigo Ignacio, está a punto de salir mi nueva novela, que espero que la disfrute también y que se encuentre a la altura de sus espectativas.

    Lo saluda cordialmente.

    Jorge Ferraro.

  120. Paula dice:

    Leí El Quinto Infierno,por curiosidad,no porque sepa algo de La Antigua Roma,y realmente me gustó mucho.En un principio,creí que jamás lo terminaría,pero a medida que avancé me fui “enganchando” con las vivencias de Sila y tratando de situarme en ese.contexto y se fue haciendo más apasionante con cada página que leía.Por mi visión particular de las cosas ,me quedo con el Sila cotidiano,con el hombre común(aunque poco tenga de ello)la relación con sus amigos,sus mujeres y amantes y como corolario con el emocionante discurso ante el Senado…

  121. ignacio el argentino dice:

    Si me la envías firmada pero sin agravios, no como la otra, puede que te la reseñe si una señorita ya no me ha ganado de manao, pérfido cordobés.
    Saludos

  122. fernando dice:

    hola a todos,me resulto exelente el “el quinto infierno”,por su narrativa,por el minucioso estudio previo,por haberme transportado a las calles de Roma,en definitiva,estoy esperando un nuevo libro de Jorge ferraro,a quien me encantaria conocer personalmente,quiza podamos ir con Ignacio a Cordoba

  123. Jorge Ferraro dice:

    Trato hecho… aunque con eso de no agraviar… me estás pidiendo demasiado…

    Un abrazo fuerte para vos, arquero suertudo.

    Jorge Ferraro

  124. Brujita dice:

    El libro llegó a mis manos “del autor al lector”… largo, con letra pequeña, y sobre un tema que nunca me interesó.
    Realmente me costó “comenzar” a leerlo, pero una vez sumergida en ese mundo, y atrapada por el personaje (que como muy bien dicen “no te deja indiferente” ) recorrí con él la historia y los lugares; las guerras, las pasiones y las telarañas del poder.
    Rescato y aplaudo especialmente la parte humana de Lucio, los diálogos, el amor incondicional hacia sus amigos, la relación con su familia y sus mujeres….

    Excelente la reseña de Marbenes! Felicitaciones.

    Saludos

  125. Jorge Ferraro dice:

    Para mí será un placer recibirlos por aquí, Fernando. Aunque le recomiendo que reflexione acerca de sus compañías…

    Muchas gracias por su comentario.

    Un saludo.

    Jorge Ferraro

  126. ignacio el argentino dice:

    Anda acopiando unos tintos para mi y unos fernet para Fernando.
    Saludos

  127. Jorge Ferraro dice:

    Anotado.

  128. Arcades dice:

    Con este enorme volumen, el escritor Jorge Ferraro ha logrado crear una de las obras más completas, ricas y agradables de la literatura histórica.

    Es un libro de gran calidad estética. En sus páginas se articula una sólida relación entre la realidad histórica, la cultura y el medio. Esa cualidad, sólo se encuentra en un reducido grupo de escritos.

    Dentro de la narración se mueven personajes que coadyuvan a enriquecer el relato con sus acciones. Hay entrelazadas historias de amor, sexo, política, luchas e intrigas que en ningún momento escapan al relato central: Sila.

  129. ignacio el argentino dice:

    Bienvenida Arcades, y guarda que Ferraro es peor que Sila con las “féminas”.

  130. Jorge Ferraro dice:

    Arcades:

    Muchas gracias por su amable comentario.

    Un saludo especial.

    Jorge Ferraro

  131. Jorge Ferraro dice:

    Ignacio:

    ¡Peor que Sila! ¡Pues estamos mal entonces!

    Un abrazo para vos.

  132. ignacio el argentino dice:

    Felicitaciones Jorge!!! Seguís conquistando mercados. Me ha dicho nuestro amigo en común Walter que se pueden conseguir las andanzas de Sila en México. Te faltan que te publiquen en Israel para consagrarte del todo!!!

  133. Jorge Ferraro dice:

    Gracias, Ignacio. Se había agotado por aquellas pampas y la gente de Lectorum, del DF, lo repuso. Incluso recibí algunas críticas de lectores mexicanos.

    Y en cuanto a Israel… si triunfó Andrea del Boca… creo que tenemos posibilidades.

    Un abrazo.

  134. estimado ferraro lei tu obra y quiero decir que es magnifica lucio cornelio sila un grande ojo no tan grande como el “plebeyo” mario, el fue el que profesionalizo al mejor ejercito que el mundo halla conocido “SUS MULAS” y les dio un simbolo unico en al mundo que cuando solo se susurraba su nombre de las “AGUILAS ROMANAS” todos temian, aguilas que heran de plata en epocas de su sobrino el magnifico julio cesar y de oro en epocas de su sobrino nieto AUGUSTO, algo de MARIO o de AUGUSTO por favor gracias

  135. Jorge Ferraro dice:

    Gracias por tu comentario, Gustavus.

    Un saludo.

  136. Jorge Ferraro dice:

    Quiero comentarles que “El Quinto infierno, la vida de Lucio Cornelio Sila” se encuentra en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

    http://lccn.loc.gov/2010447179

    Un saludo cordial.

  137. pepeiq dice:

    Y murió Sila… Algo que esperaba de alguien nacido en el 138 A.C., pero que está haciendo mis noches de lectura algo más aburridas. Me explico, estoy a mitad Favoritos de la Fortuna de la gran Colleen y Sila ya no me acompaña. Una pena.

    Tal es el amor-odio que he cogido a este personaje que voy a hacer un inciso en la saga de Colleen para leerme el libro reseñado en esta entrada. De hecho ya he pedido en amazon.com un par de ejemplares (uno para regalárselo a un amigo, también admirador de Sila). Espero disfrutar de Sila con este libro igual que con los de Colleen.

    Quería hacer un comentario para el Administrador. Leo, entre otros muchos motivos, porque me siento liberado del lamentable panorama nacional, de la telebasura y de la tontería nacional (España). Y siceramente, me han parecido lamentables algunos comentarios de este hilo. Al principio me ilusioné porque creí que iba a leer decenas de comentarios sobre Sila o sobre el libro que nos ocupa; craso error.

    Igual me pasó (aunque en menor medida) con el libro El Primer Hombre de Roma, en el que había un personaje empeñado en criticar a Colleen de forma visceral. Una cosa es opinar, y otra cosa criticar de ese modo.

    El comentario que le quiero hacer al Administrador es que no tenga reparos en suprimir comentarios inapropiados. No se trata de censura, se trata de moderación. Un buen blog debe ser moderado por el Administrador; de lo contrario un lector se puede encontrar pseudoSpam que le impide disfrutar del contenido real del post.

    Es solo mi opinión.

    Un abrazo

  138. Javi_LR dice:

    Bueno, Pepeiq, no sé. Un buen blog de verdad debe de ser, pienso, moderado por los miembros (y ya en un caso perfecto: los miembros deben de ser moderados). Hislibris es como un árbol: los frutos maduros se recogen y se disfrutan y los pochos se terminan yendo (de vez en cuando ha habido también extraordinarios frutos que han desaparecido sin dejar rastro, esa es la verdad).

    De todas formas, estoy deseando de conocer tu impresión acerca del libro.

    Ah, y la de Farsalia, diantres. ¿Gato, no te lo leiste tú? Nunca supe qué te pareció el libro.

  139. Jorge Ferraro dice:

    Gracias por su comentario, Pepeiq. Espero que lo disfrute.

    Un saludo muy cordial.

  140. pepeiq dice:

    Javi_LR, tu opinión sobre como debe ser un blog es absolutamente respetable. Evidentemente todo tiene ventajas e inconvenientes.

    Espero que llegue pronto el libro. En cuanto lo lea os haré saber mi opinión de novato.

  141. pepeiq dice:

    Buenos días Jorge,
    Tal y como le comenté en este blog, quería comprar un par de ejemplares de su novela “El Quinto Infierno”; uno para regalárselo a un amigo y otro para mi. Hice el pedido en Amazon.com y lamentablemente solo me llegó 1 ejemplar. Ahora ya no está disponible. Y el ejemplar que me llegó se lo di a mi amigo!
    Ando algo desesperado porque no consigo encontrar su libro en ninguna tienda. ¿Alguna sugerencia para conseguirlo a precio razonable (30€ máx.)? Está agotado en todas las tiendas online que consulto. Y tampoco lo encuentro en librerías españolas.
    ¿Sabe si su editorial tiene intención de lanzar otra edición?
    Otra opción que se me ocurre para conseguir el libro es que me envíe usted o su editora un ejemplar (previo pago por transferencia)… Si es posible dedicado… Entiendo que no tendrá usted tiempo para atender a sus lectores de este modo! No se preocupe, me conformo con que me sugiera una tienda.
    Muchas gracias
    Un cordial saludo

  142. Jorge Ferraro dice:

    Estimado Pepeiq:

    Agradezco la atención que ha puesto usted en mi obra. Significa para mi un gran honor.

    Si tuviera la ambilidad de enviarme un mail a jorgeferraro@ymail.com, con gusto le haré saber la manera de hacerse de El Quinto Infierno, La vida de Lucio Cornelio Sila, dedicado.

    Será un enorme placer.

    Cordialmente.

    Jorge Ferraro.

  143. LCS dice:

    Hola a todos. En primer lugar, disculpen mi lenguaje, pues soy relativamente veterano leyendo hislibris pero novato a la hora de escribir, y lo cierto es que la mayoría de ustedes se expresa estupendamente, mil veces mejor que yo.

    Me llama mucho la atención la figura de Lucio Cornelio Sila, especialmente estoy interesado en lo que supuso este hombre para la historia del Derecho Romano, tema jurídico sobre el que debo elaborar una especie de tesis próximamente. Me encanta la historia, sobre todo la de Roma, sin embargo, leo menos de lo que querría por falta de tiempo y por pura vaguería; si bien, en estos próximos meses tengo la intención de leer mucho acerca de Roma, la República, Sila, etc.

    Ahora mismo estoy leyendo la Historia de Roma de Montanelli, a modo de introducción, de principio a fin, para hacerme una idea de lo que fue Roma, y me está gustando; a la vez, voy leyendo “El primer hombre de Roma” de Colleen McCullough, apenas llevo 150 páginas pero lo cierto es que estoy disfrutando la novela. He adquirido también un tomo de José Manuel Roldán Hervás, referido a la República Romana y la biografía de Sila de Karl Christ. Dispongo, además, de la obra de Mommsen, así como del libro “Roma: Instituciones e ideologías políticas durante la República y el Imperio”, de Fco. Javier Andrés Santos.

    A lo que voy. He leído multitud de opiniones sobre la obra de Jorge Ferraro a la que hace referencia la reseña, y es obvio que es un libro muy recomendable, más aún en mi situación, pero viene a mi mente una cuestión: ¿El libro trata de forma correcta y extensa sus reformas legislativas y de todo aquello relacionado con el Derecho Romano? Supongo que el autor, si alguna vez lee esto, responderá que sí, pero me gustaría conocer la opinión del resto de usuarios de hislibris, pues confío muchísimo en sus conocimientos. Si la respuesta es afirmativa, me lanzaría a por el libro, aunque no sea sencillo hacerse con él en España (en la Casa del Libro no lo tienen, por ejemplo).

    Espero que alguien lea esto, pese a que no haya habido comentarios desde el año 2011.

    Saludos cordiales.

  144. Jorge Ferraro dice:

    Naturalmente y tal como adelantaste, LCS, mi respuesta es sí.

    De cualquier manera, deberás aguardar comentarios más “imparciales” para poder adoptar una resolución. Ojalá sea pronta y positiva.

    Saludos cordiales.

  145. Valeria dice:

    Hola, LCS.

    Si lo que tiene que elaborar es algo parecido a una tesis, y además se trata de un trabajo de naturaleza jurídica, pienso que recurrir a la literatura (en este caso a la novela histórica), como fuente de información no es una buena idea. Personalmente opino que, por mucho que en ocasiones disfrutemos leyendo una novela, si uno quiere aprender historia debe abordar otro tipo de libros, ensayos más o menos divulgativos, pero de contenido científico. Y dejar la literatura para, simplemente, disfrutar, siendo conscientes de que las novelas, por muy bien documentadas que puedan estar, por mucho que despierten nuestra curiosidad y nuestras ganas de saber más, no dejan de tener un importante elemento de ficción, esto es, de imaginación, de invención.

    Seguro que sobre derecho romano cualquier biblioteca pone a su disposición material suficiente para conseguir su objetivo, especialmente si tiene la posibilidad de acudir a las bibliotecas de las facultades de derecho. Espero que encuentre lo que necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.