EL MERCENARIO DE GRANADA – Juan Eslava Galán

El mercenario de GranadaDicen las fuentes consultadas, a raíz de ciertas inquietudes suscitadas por esta lectura, que la aplicación de los usos de la pólvora a la artillería es una invención de los árabes, y que los primeros disparos de artillería que se escucharon en España los disparó Mohamed IV contra las fortalezas de Alicante y Orihuela. Viene esto muy a cuento de esta historia, aunque no lo parezca.

Esta novela nos sitúa en el siglo XV, en las postrimerías de lo que se ha llamado la Reconquista. Su protagonista, un herrero búlgaro llamado Orbán, miembro de una prestigiosa dinastía de dominadores del fuego, se convierte en mercenario y espía por imposición del Gran Sultán turco, Bayaceto, a quien los musulmanes del reino de Granada se dirigen con peticiones de refuerzos. Como respuesta a esta solicitud de ayuda, Orbán es enviado a Málaga con el objetivo de poner su capacidad como artillero y fundidor al servicio de Boabdil. Aunque los refuerzos del sultán consisten, pues, en el envío de un solo hombre, “oír es obedecer”. Sólo más tarde descubrirá el lector, al igual que el Zegrí de Málaga, el valor del enviado, un maestro en lo que se llamaba entonces el Arte Regia: el conocimiento y dominio de  los secretos del bronce, del hierro, de la forja, de la pólvora.

Bajo los ojos del artillero se relata en la novela el asedio que durante varios meses sufrió la ciudad de Málaga en 1487, y posteriormente el asedio y la rendición de Granada, todo ello desde la perspectiva de un testigo aséptico, cuya única bandera es la mujer de la que se enamora y la familia que le espera (y que amenaza Bayaceto para garantizar que cumpla con la misión encomendada).

La novela es entretenida y se lee con rapidez. Se agradece mucho que en las primeras páginas del libro se haya incluido una lámina para ilustrar a los no versados en historia militar sobre el abecé de la artillería primitiva: falconete, ribadoquín, espingarda, bombarda y pasavolante.

Me han gustado especialmente algunos de los personajes secundarios, quizás más, incluso, que los protagonistas. A mi juicio la historia de amor es previsible, pero está bien tramada. Y el hecho de centrar la historia de los últimos días de la reconquista en la importancia de una incipiente artillería, un enfoque original. Por cierto, que el autor se doctoró con una tesis titulada “Poliorcética y fortificación bajomedieval en el reino de Jaén”. Como punto menos positivo, añadiría que me he quedado con ganas de que a través de la novela se profundizase un poco más en la trama política subyacente.

Como dato curioso, una frase que me llamó la atención por lo “actual” de la expresión utilizada, en un libro plagado de vocablos en desuso, propios del siglo XV:

“ A ver si se va ese coñazo, porque hoy no estoy para ruidos”.

Por último: el autor de El mercenario de Granada, Juan Eslava Galán, es autor de otra novela histórica que goza de gran predicamento en estas páginas: En Busca del Unicornio.

[tags]Mercenario Granada, Juan Eslava Galán, novela histórica[/tags]

 

Compra el libro

     

64 comentarios en “EL MERCENARIO DE GRANADA – Juan Eslava Galán

  1. Urogallo dice:

    La verdad que suena estupendamente, y se podían haber ahorrado esa portada: Entre el título y la portada yo creía que iba sobre un mercenario granadino en las mesnadas cristianas. Este planteamiento es mucho más interesante.

  2. Vorimir dice:

    Urogallo tiene razón, otro más para la lista, pues no tenía ni idea que narrase el asedio de Málaga por parte d elas tropas de los Reyes Católicos.
    De Eslava Galán no he leido mucho, pero lo poco que ha sido no me ha disgustado.. asi que habrá que darle una oportunidad al libro.

  3. cavilius dice:

    Pues por lo que cuentas del libro, Vale, y siendo el autor quien es, parece una buena inversión. Lástima que mi médico me prohíba leer nada que no sea griego, pero pensándolo bien, qué sabrán los médicos de libros…

    Saludos.

  4. Laurence dice:

    Me gusta Valeria, me gusta. En primer lugar, gracias por la reseña. Porque gracias a ella acabo de decidir que este libro estará en la lista de adquisiciones de cara a las Navidades. Hasta ahora sólo me llamaba la atención su autor, y, básicamente por aquella otra obra – “En busca del unicornio” – que me fascinó, pero no terminaba de convencerme la sipnosis que había leido. Lo he tenido en las manos dos veces tentada de comprarlo pero no me decidía. Así que ahora ¡ya está decidido!.

    Saludos.

  5. clio dice:

    Pues yo leí el libro este verano y me gustó, aprendí mucho de artilleria, viene bien los cañones descritos en la primera página para aquellos como yo que poco o nada sabian del tema, la prosa es buena y se lee rápido, quizás se me hizo un poco corto, pero lo bueno si es breve ya sabeis… Buena reseña Valeria

  6. erwin dice:

    Gracias Valeria, una reseña más que interesante.
    No me había fijado en esta novela pero la pongo en la lista de fijos para estas fiestas.

    Interesantísimo el tema de los orígenes de la artillería y también el del famoso tren de artillería de los Reyes Católicos, pionero en muchos aspectos y que llegó a contar con más de 300 piezas.
    He leído que para el asedio de Málaga, dadas las dificultades de tranporte de la piezas más pesadas por la sierra, se llevaron las más ligeras a lomos de mulas, he aquí el origen de la artillería de montaña.

    Saludos

  7. Valeria dice:

    Hola y gracias a todos. Pues sí, creo que uno de los aspectos más interesantes de la novela es el novedoso punto de vista (para mí al menos, y en tanto argumento literario) del nacimiento de la artillería. Palabras como arte tormentaria o poliorcética , además de por su sonoridad, empiezan a captar tu interés poco a poco. Una época de cambios. Cuando terminé de leer el libro lamenté que no se exprimiera más esta interesante conjunción de elementos históricos y personajes fascinantes, desde Bayaceto a Fernando el Católico, desde las redes comerciales en el mediterráneo al nacimiento de la infantería moderna. Pero bien están los libros que abren el apetito de nuevos libros.

  8. Ascanio dice:

    Muy interesante el libro, Valeria, y muy atractiva tu reseña.
    Y ahora una preguntita, además aparecer esos “términos en desuso” ¿el libro está escrito en un estilo, podíamos llamarlo, “antiguo”? Me explico, en su novela “En busca del unicornio”, Eslava Galán utiliza un lenguaje propio del siglo XV (durante el reinado de Enrique IV de Castilla, también llamado El impotente).

  9. solharis dice:

    Tiene buena pinta pero no le había hecho caso al libro y tu reseña me ha hecho cambiar de opinión. Sólo he leído a Galán en libros de Historia pero se nota que tiene mañana para escribir.

  10. Arauxo dice:

    A ver si mañana puedo…

  11. Germánico dice:

    El tema no está entre mis filias, y el autor menos, pero por lo menos tu reseña se lee con agrado. Enhorabuena.

  12. Ascanio dice:

    Pues a mí en mi última reseña no me dijiste nada. Gramonio, más que Gramonio.

  13. Valeria dice:

    Ascanio, el libro no está escrito en castellano antiguo , pero sí que se utilizan muchos vocablos que hoy se han perdido, como barragana, alfaqueque, espolonadas o mantelete. Nada que ver, por ejemplo, con la novela de Forcada, de Carnicer.

    Y como ejemplo, transcribo un trocito que , en cuanto lo leí , me recordó al foro de hilibris:

    “Yo tuve una beréber- intervino Ibn Qutiya, soñador. Bueno, en realidad la tuvo un tío mío. Tenía un trasero levantado hermoso como la luna de abril.
    – ¿Tu tío tenía ese trasero?- lo interrumpió al Farush, el ceramista.
    – No, coño, la beréber, que pareces tonto -replicó Ibn Qutiya”

  14. pepe dice:

    Al contrario que a Germánico, a mí sí que me gusta cómo escribe Eslava Galán -incluso cuando lo hace con el seudónimo de Nicholas Wilcox- aunque no he leido mucho de él: únicamente En busca del unicornio y Los falsos peregrinos. El asunto del seudónimo tiene mucha gracia pero supongo que es bien conocido. Coincido con Germánico en que el tema en particular no me atrae demasiado: en este caso, no puedo evitar simpatizar con los granadinos y no me gusta que pierdan. Asimismo, tampoco me emociona especialmente saber cuándo se aspiró por primera vez el olor a pólvora o cuándo se oyeron los primeros cañonazos en la península. Sin embargo, eso no tiene nada que ver con la hermosa reseña de Valeria, que además ha sabido dar al hilo un renovado interés con la inclusión del párrafo anterior. Enhorabuena.

    Saludos.

  15. pepe dice:

    Antes olvidé mencionar que el término “artillería” es de etimología incierta. Mientras unos lo relacionan con el nombre del fraile Juan de Tillery (y de ahí, ” el arte de Tillery”), otros lo refieren a la palabra latina ars, artis que, al parecer, en algún momento expresó el conjunto de máquinas e ingenios que se utilizan en la guerra. Artillería y artillero derivarian entonces de arte del mismo modo que utilería (conjunto de útiles o herramientas) y utilero lo hace de útil. Por cierto, utillero no aparece en el diccionario.

    Saludos.

  16. Arauxo dice:

    Querida Valeria:

    Es un placer leer una de tus reseñas dedicada a un libro de Juan Eslava. Buen escritor y buena reseñadora forman un estupendo tándem en el que ninguna de las partes desmerece a la que la acompaña.

    No he leído éste último de Eslava (aunque sí muchos otros anteriores), pero sí me ha llamado la atención en las librerías, por la temática y por el autor. A punto estuve de comprarlo, pero me convencieron de lo contrario, porque había alguien muy próximo a mí empeñado en evitar la compra y con quien discutí muy a fondo y muy acaloradamente hasta que me derrotó con muy sólidos argumentos. Era… mi bolsillo, un polemista nato que disfruta llevándome siempre la contraria y que procura, por todos los medios, recortarme mi libertad, cercenarme mis modestas ilusiones y privarme de los breves momentos de felicidad que, de cuando en cuando, la vida te brinda.

    Pero tu reseña aporta ahora un nuevo y poderoso argumento que podría inclinar la balanza a mi favor en los próximos días, habida cuenta que estamos a principios de mes, momento en que mi contrincante suele encontrarse de mejor humor y más propenso, por tanto, a realizar dispendios y a ceder ante los chantajes emocionales a los que intento someterlo, aunque, justo es reconocerlo, con escaso e infrecuente éxito.

    Por supuesto, mi opinión coincide en mucha mayor medida con la de nuestro lírico Pepe que con la de nuestro aguerrido Germánico. Porque Juan Eslava Galán es uno de los autores españoles que más ha dignificado a la novela histórica (y no sólo histórica) en castellano. Su prosa es exquisita; su conocimiento de la Historia (especialmente, la del medievo), mucho más que envidiable; su elegante sentido del humor haca gala de una deliciosa ironía a veces desternillante. Eslava tiene una especial capacidad para despertar en el lector un sentimiento de afecto y simpatía hacia sus personajes, a los que dota de una gran humanidad con una sencillez y un desparpajo propios de los grandes maestros de la pluma. Todas esas virtudes -y muchas otras que quedan en el tintero- convierten la mayoría de sus novelas en divertidísimas aventuras (con frecuentes guiños a Cervantes, a quien rinde tributo de tanto en cuando) que no sólo entretienen, sino que sumergen al lector, magistralmente, en un confuso crisol de sentimientos y caracteres donde se mezclan la risa y la ternura, la inocencia y la picaresca, el idealismo y el pragmatismo, el optimismo y la nostalgia. De todo ello hay en las obras que cita Pepe (especialmente en la muy renombrada obra maestra En busca del Unicornio) y en otras novelas históricas como la andalusí Guadalquivir, El comedido hidalgo (su particular homenaje al manco de Lepanto), o su divertidísima Historia y prisiones de Vicentito González ambientada en la España de posguerra; y, como ejemplo más allá de los límites de la narrativa histórica, la mordaz y enternecedora Statio Orbis.

    En fin, Valeria, que… me gusta y mucho el autor, por lo que celebro especialmente tu reseña, de la que, como comprenderás, tomo muy -pero que muy- buena nota.

    No quisiera, con todo, cerrar el comentario sin introducir un ídem sobre un aspecto que habéis comentado Pepe y tú y que puede dar lugar a confusión. Es cierto que fue durante la conquista de Granada cuando se utilizó la artillería en la Península, como arma ofensiva, por primera vez. Pero no la pólvora en sí, Pepe. Todo apunta a que el olor a pólvora se percibió por primera vez en Occidente en el sitio de Niebla, allá por 1262. No se utilizó, desde luego, en los cañones ni en los mosquetes o trabucos; pero sí parece haberse empleado, aun sin demasiada fortuna, en la defensa de la plaza frente a los ejércitos cristianos de Alfonso X el Sabio. El asedio duró más de nueve meses y el reino de Niebla se rindió por hambre. Pero las crónicas cuentan que los musulmanes arrojaban de todo desde las murallas a los cristianos, incluidos artilugios de trueno con fuego que los medievalistas identifican con algún tipo de arma basada en la pólvora.

    En fin, Pepe, siento haberte sumido de nuevo en estos sulfúricos aromas que sé que tanto te desagradan, pero tú también sabes que, si me lo callo… exploto cual diabólica mezcla de china invención en contacto con la lumbre. Mil perdones y… pongo pies en polvorosa.

  17. Arauxo dice:

    Moderata moderatatia, semper moderata…

  18. Germánico dice:

    “Pues a mí en mi última reseña no me dijiste nada. Gramonio, más que Gramonio.”

    Eso sí que es estar al loro… Mujer, se me pasó, I’m sorry…

  19. Valeria dice:

    Pepe, te advierto no soy de esos amantes de la historia que saben de qué color llevaban los pañuelos los tercios de Flandes, cuántos Stukas se perdieron durante la IIGM o el modelo de casco que utilizaban los cuerpos auxiliares de las legiones de Adriano. Pero a pesar de ello, de mi ignorancia supina en temas de poliorcética (y en otros muchos, muchísimos), una novela que gira sobre el nacimiento de la artillería,la fundición de cañones y la utilización de las primeras armas de fuego consiguió captar mi atención , picar mi curiosidad y proporcionarme una agradable lectura. Eso… tiene mérito. Y gracias, maese Pepe y maese Arauxo, por vuestras palabras, que sin duda no se merecen pero se agradecen mucho, mucho.

  20. Frontovik dice:

    La artillería la ven los europeos en acción en el silo XIV, en manos de los benimerines, si no recuerdo mal. Eslava Galán me gusta, “En Busca del Unicornio” fue toda una sorpresa para mí en su día..

  21. Urogallo dice:

    El primer testimonio es durante el asedio de Niebla, en Huelva, los tercios no usaban pañuelos, se perdieron alrededor de 5.600 stukas de 5.700 fabricados, y las legiones auxiliares de Adriano usaban diversos modelos de cascos.

  22. Arauxo dice:

    A veces me pregunto para qué puñetas participo en Hislibris…

  23. cavilius dice:

    Arauxo, que lo has dejado en bandeja…

  24. Arauxo dice:

    Ya, ya. Es que soy así de generoso.

  25. Aretes dice:

    ¿Es otro concurso? ¿hasta qué día se puede contestar?

  26. Valeria dice:

    Pero Uro, ¿y las fuentes? ¿no citas las fuentes?

  27. Urogallo dice:

    En lo del asedio de Niebla, la fuente son los cronicones cristianos “E los moros nos tiraban unas pellas como de hierro, con unos truenos…”. Lo de los tercios, también de la literatura de la época, y lo de los Stuka es sencillo: Tenemos el número de entregas de fábrica, y sabemos que era un avión que ya no volaba al final del conflicto.

  28. Ascanio dice:

    Ah, yo pensaba que la fuente de lo de Niebla era el Arauxo…

  29. Arauxo dice:

    Sí, Arauxo era la fuente secundaria, aunque ha sido ignorado. Pero no me lo tomo como algo personal, porque los romanos son así: depredadores. Está en su naturaleza.

  30. Urogallo dice:

    Igual que el dominio del Universo…

  31. Arauxo dice:

    Del Uriverso querrás decir, un híbrido entre Urogallo y Pepe…

  32. Valeria dice:

    Mismamente veo a Pepe como Mr. Spock y a Uro como el capitán Kirk dominando el Uriverso ese de Arauxo.

  33. colorin dice:

    he aprendido mucho. Sigan así. Muchas gracias

  34. Valeria dice:

    Gracias a tí, Colorin, por pasearte por estos pagos.

  35. Epaminondas dice:

    paganos aquí?

  36. Kaiser dice:

    Hola soy nuevo por aqui por recomendacion de mi amiga colorin.
    El libro es una obra magnifica de lectura rapida y entretenida, las nociones de artilleria se agradecen y se lo recomiendo a todo el mundo. Aunque el romance principal sea lineal es un buen fondo para lo importante, el asedio y el fin del reino musulman en la península.

  37. richar dice:

    mmmm… apunto el libro entre los futuribles, pinta bien. Gracias Valeria por la reseña.

    Un saludo,
    Richar.

  38. Urogallo dice:

    Parece que el autor le ha cogido gusto al tema, en su página-web anuncia su nueva obra sobre el islam español.

    http://www.juaneslavagalan.com/ficha.php?id=1

  39. Belibaste dice:

    Valeria enhorabuena!!!.
    Hace una semana que lo he terminado y totalmente de acuerdo en todo lo que comentas.Entretenida y original manera de enfocar la conquista del Reino de Granada.Previsible la historia de amor entre Orbán e Isabel. Pero me ha entretenido, y queria votarlo con un 3 pero veo que no esta en el ranking. ¿ O si que esta, Valeria ?.

    Adéu Amics!!! ( Adios Amigos!!! ).

  40. Valeria dice:

    Pues parece que no está. Si quieres que aparezca, le podemos escribir a Messala, el mandamás.
    Y gracias, Belibaste.

  41. ipi dice:

    Lo he tenido en mis manos en la feria del libro de Torrevieja, muy cerca de Orihuela… y de mi idolatrado Eslava, pero como dice Arautxo, al consultar a mi bolsillo y depues de lo que llevaba gastado, puso este pies en polvorosa.

    Lo añoro Valeria… puedes hacerme un préstamo con cargo a tu dote ?.

  42. Valeria dice:

    Yo te hago el préstamo con cargo a tu bolsillo -tu pagas los gastos de envío de la ida y de la vuelta-.

  43. Germánico dice:

    A material girl…

  44. Valeria dice:

    A clever girl

  45. Germánico dice:

    Hummmmmm… vale, vale.

  46. ipi dice:

    Valeeeee… no seamos materialistas o tendré que sacar el falconete y la espingarda y no serán necesarios los demás instrumentos artilleros.

    Voy a adquirirlo en una edición de bolsillo por 7.95

  47. Urogallo dice:

    Me ha parecido FAN-TAS-TI-CA, y digo esto con el tono de una anticuada bombarda.

    Un personaje interesantísimo, un periodo fascinante, y una trama adictiva.

    Genial.

  48. Cataisa dice:

    Chicos, chicas sois muy divertidos y me lo he pasado muy bien con todos.
    Este título será la próxima apuesta para el mes de febrero en una reunión de un modesto club de lectores de casi amigos y es la primera vez que nos vamos a atrever con un libro histórico, porque nuestro fin es evadirnos y tememos leer algo que nos aburra o nos deprima.
    Así que creo que quien ha hecho esta propuesta no se ha equivovado mucho. Y llevo dias intentando leer algo que me de el empujón definitivo.
    Por cierto, Arauxo, me ha enamorado tu forma de escribir. Valeria, gracias por iniciar este camino.

  49. Arauxo dice:

    Gracias, Cataisa. Lo copié todo de un afamado autor y veterano contertulio de Hislibris llamado Corcontas.

  50. Urogallo dice:

    La verdad es que es una novela apasionante. Sinceramente, con el poso del tiempo todavía la valor más. Acción, historía, pasión…Un oficio antiguo introducido con arte en la trama, y sin resultar forzado…

    Tiene de todo.

  51. Jesús dice:

    He leido algunos libros de este escritor y creo, sin temor a equivocarme, que es uno de los mejores que tenemos en el panorama actual. Estoy terminando ahora Califas Gerreros, Esclavas y Eunucos y he visto que éste del que se habla va una línea parecida. Lo leeré sin lugar a dudas. Este veranos he comprado cinco libros de este escritor y ciertamente no defrauda. Pormenoriza la cuestión histórica de una marera que se entiende y agrada leer. Mis felicitaciones para él y para todos sus lectores.

  52. lantaquet dice:

    Si, yo ando ahora con una relectura y es mejor de lo que lo recordaba.

    Pd. Que coraje me da haberme perdido la epoca de Corcontas, Arauxo, Pepe y compañia (aunque creo que con Pepe me encontré en el concurso pasado de LR).
    Pero por lo menos me queda el Urogallo.
    Jejejeje

  53. Urogallo dice:

    Como dijo Cortés tras la noche Triste: “Entonces nos queda lo principal”

  54. lantaquet dice:

    Y otro agente doble que hay por ahí…

  55. Darío dice:

    Hola

    Hace 5 minutos he terminado de leerme El mercenario de Granada, y siento decir que me ha dejado frío.

    Dejando de lado los patinazos históricos, como confundir el nombre de Zoraya (Isabel de Solís) con Aixa, y las expresiones anacrónicas, como la que utiliza en un momento del libro (“Mariconazos”), me ha parecido una narrativa pobre y poco entretenida. Para no ser un libro muy largo he tardado bastante tiempo en leérmelo, ya que para nada me ha enganchado. Y me lo he terminado porque me lo regaló mi pareja y no quería hacerle el feo.

    El tema de la pólvora como eje central de la trama me ha parecido interesante, eso sí. Pero los personajes me han parecido planos y con comportamientos incoherentes. El personaje peor perfilado de todo el libro es Isabel, y el mejor el deán Maqueda.

    La trama no está del todo mal ideada, pero está muy mal desarrollada

  56. iñigo dice:

    La verdad, esque , después de leer “En busca del unicorno” me han quedado pocas ganas de leer a este escritor.

  57. iñigo dice:

    La verdad, es que , después de leer “En busca del unicorno” me han quedado pocas ganas de leer a este escritor.

  58. iñigo dice:

    Me repito. Perdón por el mensaje duplicado.

  59. Urogallo dice:

    Es un libro glorioso. Por un lado, hay que puntualizar que el lenguaje y ciertas licencias ayudan a transmitir al lector una impresión de actualidad. Actualidad, por cierto, que supera al lenguaje y cuidadosa reconstrucción de “En busca del Unicornio”

  60. Valeria dice:

    Acabo de comprobar que esta reseña es una de que se descoyuntó por razones que ya ni recuerdo. Me pone mala leer las palabras pegadas, da sensación como de “basurita” que diría Mafalda. Javi, si se puede corregir el desaguisado y necesitas una voluntaria, indícame cómo.

    1. Javi_LR dice:

      Gracias por el aviso, Valeria, y por el ofrecimiento. Voy a ello.

  61. Ariodante dice:

    Pues queridos, yo acabo de leerla y me ha gustado mucho. Me gusta que el personaje principal, Orban, no sea ni moro ni cristiano, y me gusta mucho que, en una novela donde se narra la guerra, donde el escenario es violento y terrible, el protagonista es, a pesar de su trabajo de herrero, inmensamente tierno. Es una novela que exuda ternura por todos los poros. Ciertamente, sorprende, dentro de su vocabulario y estilo, muy cercano al de la época, (o al menos lo más cercano posible) pero en el que hay expresiones muy contemporáneas, no sólo la que citas, Valeria. Pero leyendo a Eslava he aprendido que eso lo suele hacer en muchas de sus obras históricas un poco como nota llamativa, como recordándonos que lo ha escrito él, y que él vive ahora, en el siglo XXI. En fin, por lo demás, de acuerdo contigo, Valeria. He tardado un poco en leerla, pero más vale tarde ….eso.

  62. Sança dice:

    Y va a ser lo último que me lea de novela histórica, hastiada estoy :(

    De este libro me está gustando lo que estoy aprendiendo sobre Falconetes, Ribadoquínes, Espingardas, Bombardas y Pasavolantes.

    ¿Pero era necesario o es necesario que en las novelas históricas te metan amoríos hasta decir basta?.
    Quiero una historia de guerra con todas sus consecuencias y si aparece una mujer que sea por méritos própios , por favor.

    Tanto forniçio me resulta cansino. ¿Es que si no hay sexo la novela no puede ser interesante?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.