EL CIRUJANO DE AL-ANDALUS – Antonio Cavanillas de Blas

EL CIRUJANO DE AL-ANDALUS - Antonio Cabanillas de BlasEl primer gran cirujano español de la historia fue andaluz. Un español de Al-Andalus nacido en Medina Zahara, el barrio aristocrático de Córdoba. Su impronunciable nombre, Abul Qasim Khalaf ibn Al-Abbas al-Zahravi, se resume en Abulcasis o Abulcasís, que de ambas formas se le conoce en los ambientes médicos cultivados. Y digo tal porque la figura de este gigante del escalpelo ha pasado desapercibida para los que no son de esos círculos. Cosas de la historia que cada cual cuenta e interpreta a su manera.

De esta manera, el prólogo de El cirujano de Al-Andalus ya nos sitúa ante lo que vamos a encontrar en sus páginas: la biografía, novelada eso sí, de Abulcasís, el primer cirujano del mundo que operó un bocio tóxico.

Es esta una novela de vivencias personales –las del médico cordobés- y descriptiva de una época –el paso del siglo X al XI- en la que floreció el califato de Córdoba a través de la mano dirigente de personajes clave de nuestra historia como Abderramán III, su hijo Alhakén II o el belicoso Almanzor.

A pesar de ser mayoritariamente descriptiva, la novela se digiere con mucha facilidad, gracias a la intersección continua de cuatro temas, que a mi juicio, se combinan perfectamente para trenzar una historia amena y enriquecedora. Como decía, cuatro temas clave componen los pilares de la novela: la sociedad (especialmente la cordobesa), los viajes, el sexo, y por supuesto la medicina.

El autor, médico de profesión, y autor de otras novelas ya reseñadas en Hislibris como El león de ojos árabes o El prisionero de Argel, o la también interesante El médico de Flandes, entrelaza los diferentes temas de manera ágil y dinámica, permitiendo una lectura que no llega a saturar en ningún caso.

Seguramente el aspecto más relevante de los cuatro sea la medicina, profesión del protagonista, latente en cada página y en las decisiones que Abulcasís va siguiendo a lo largo de las páginas. De forma sencilla, que hasta a los no iniciados en la ciencia médica disfrutamos, podremos vibrar con las evoluciones quirúrgicas que Abulcasís va aplicando a lo largo de su carrera, realizando innumerables operaciones que sorprenden por lo increíble de llevarse a cabo hace ya diez siglos.

Mención aparte para su esponja soporífera, una suerte de anestesia inhalable, que supuso un gran avance para que los pacientes durmieran mientras eran operados. Gracias a ella, Abulcasís despertará la más sincera admiración de colegas y aprendices allá donde practica su arte.

Igualmente importante en la novela es el tema sexual, que aparece de manera continua quizás para dotar al protagonista de un lado más humano, quizás porque fuera un tema habitual en la sociedad cordobesa de esa época. Así, podremos leer multitud de escenas (sin subirse de tono, eso sí) protagonizadas por nuestro médico o por los califas y demás personajes secundarios que pueblan la novela.

El tercer tema, abordado con gran maestría, es el de la descripción de la sociedad andalusí de la época y su entorno. Se nota una profunda investigación por parte del autor y un muy buen hacer en el elemento descriptivo, peligroso si se sobrepasa la delgada línea que separa la amenidad del sopor.

Por último, pero no por ello menos importante, es el tema de los viajes, que sirven como engranaje de todo el libro, trasladando a Abulcasís desde su Córdoba natal a una gran cantidad de peregrinajes que nos servirán para descubrir las ciudades y culturas que convivían con la resplandeciente Córdoba califal. Así, acompañaremos a nuestro particular cirujano y sus esposas (unas veces unas, otras veces las demás) por los reinos hispanos de Castilla y Navarra, a la ciudad de Fez, a su peregrinación a La Meca, o en un último viaje para conocer al joven que habría de seguir sus pasos, Ibn Sina (Avicena), pasando por Alejandría, Jerusalén o Bagdad. Todo, en su justa medida para quedarnos con unas pinceladas de dichas regiones, sin llegar a aburrirnos y desear marchar hacia la siguiente parada.

En resumen, una novela realmente interesante, por lo didáctico y por lo ameno, que recomendaría a todos los que tengan mediano interés en la época, en la medicina, en los viajes o en el sexo ;-)

El cirujano de Al-Andalus
Antonio Cavanillas de Blas
La esfera de los libros 2009
381 páginas

ampliar

[tags]El cirujano de Al-Andalus, Antonio Cabanillas de Blas, Abulcasis[/tags]

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando El cirujano de Al-Andalus en La Casa del Libro.

     

14 comentarios en “EL CIRUJANO DE AL-ANDALUS – Antonio Cavanillas de Blas

  1. Josep, el que no tiene en mente epíteto alguno, dice:

    Hombre, pues que “una de médicos” esté escrita por un médico ya es algo que atrae (y de paso barro para casa).
    Nota chinche: creo recordar que hay descripciones de esponjas anestésicas más antiguas. posiblemente sea la mezcla de componentes lo que hiciese de la suya una novedad.
    La leeré con mucho gusto.

  2. Akawi dice:

    Aparte de lo novedoso del tema, como en este caso es la medicina, la época que relata y los viajes que dices que describe, me atraen sobre manera.
    Lo compraré a lo largo de este mes. Espero que me agrade tanto como a tí. De lo contrario siempre te podré echar la culpa por hacer reseñas tan buenas y apetecibles.
    Gracias Richar.

  3. richar dice:

    Efectivamente, akawi, siempre me podrás echar la culpa a mi, aunque apostaría a que no te defrauda, está muy, muy bien, la novela.

    Josep, puede que tengas razón, porque ciertamente no cuenta que su esponja sea la primera, sino la más efectiva hasta el momento. Si no recuerdo mal, la consigue a través de una evolución en la mezcla, basándose en algún texto romano o griego antiguo (ya no lo recuerdo, pero sí que lo narra en el libro).

    De este mismo autor, y también de médicos, es “El médico de Flandes”, muy bueno también, sobre el médico de Carlos V o Felipe II, que tampoco lo recuerdo exactamente por haberlo leído hace ya mucho tiempo.

    Un saludo,
    Richar.

  4. Pilar Alonso dice:

    Richar, estupenda reseña. El libro tiene muy buena pinta y el tema me interesa, especialmente la parte de medicina. Tomo nota de él.

  5. Arauxo dice:

    Muy interesante la figura de este pionero español de la cirujía, Richar, que por lo que tengo entendido se nutrió de los conocimientos bizantinos en la materia. Lo digo porque a veces tendemos a pensar que en la Edad Media coexistieron dos civilizaciones: por un lado, los cultos, refinados y avanzados musulmanes de al Andalus -que sí eran bastante cultos, refinados y adelantados- y de todo el Sur del Mediterráneo -que no lo eran tanto-; y, por otro, los bárbaros, atrasados y violentos reinos germánicos de Occidente -que ni eran tan bárbaros ni tan atrasados, aunque sí tan violentos como el resto de los pueblos de la época-. Pero además de esas dos, existía en Oriente un gran Imperio, heredero político y cultural del antiguo Imperio Romano y que ejerció una influencia mucho mayor de lo que a veces tendemos a pensar en la evolución cultural del mundo medieval.

    En realidad y para facilitar la navegación a quienes se sientan algo náufragos surcando los procelosos mares del Medievo, les recomendaría, por si le es de utilidad, que se orienten pensando en la Edad Media como si fuese un triángulo equilátero, cuyos ángulos ocupan las tres civilizaciones: Bizancio-Islam-Reinos occidentales. No puede entenderse la época si falta alguna de los tres, porque desde el siglo VII hasta el XV, la interacción (política, militar, económica, comercial, monetaria, cultural, religiosa, artística, literaria, científica y otras muchas) entre todas ellas es intensísima y permanente.

    Y una última cosa, Richar: me ha gustado mucho eso de que Igualmente importante en la novela es el tema sexual… quizás porque fuera un tema habitual en la sociedad cordobesa de esa época. ¿Y cuándo no es pascua, Richar? ¿En qué sociedad no lo ha sido (tolerada o clandestinamente)? :p

    Saluditos agosteños.

  6. richar dice:

    menduo picaruelo estás hecho… sí, no digo que no haya sido siempre importante el tema, pero en la novela tiene un peso bastante notable, y por lo que yo deduje, se debe a que en aquella sociedad cordobesa debía ser algo más común, abierto y profundo que en otros momentos. Ya sabía yo que te iba a enganchar por ahí, granuja… :-)

    Un saludo,
    Richar.

  7. Ascanio dice:

    O sea, que estamos ante una nueva edición de “Las mil y una noches” pero en versión cirujano…

  8. Arauxo dice:

    Sí, ya quisiera Cavanillas…

  9. Josep, el otro cirujano de "xarq" Al-Andalus, dice:

    Lo he “catado” antes de leerlo de tapa a tapa. La descripción de la apendicectomía es perfectamente creíble para el tiempo de evolución y los medios técnicos disponibles, a diferencia de otras operaciones que he leído en otras partes. Ídem con la traqueotomía de emergencia. Cuando la haya leído, juzgaré el resto (continuidad, lenguaje, etc).

  10. Josep, valentinus, dice:

    ¡Jefeeee!
    ¡No sale mi comentario!

  11. Javi_LR dice:

    Ya’stá. Eso te pasa por cambiar simpre de agnomen.

  12. Josep dice:

    Vaaaale. Seré bueeeeeno

Responder a Ascanio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.