DE BANQUETES Y BATALLAS – Javier Murcia Ortuño

DE BANQUETES Y BATALLAS. Javier Murcia Ortuño…Para que no desaparezca por obra del tiempo la memoria de lo que han llevado a cabo los hombres, ni queden sin glorificar los hechos grandes y admirables que han realizado…
Herodoto, Historia, proemio.  

Las anécdotas suelen usarse como elementos decorativos de discursos y parrafadas a fin de aderezar y distender la posible seriedad de los temas tratados o incluso disipar el tedio que pueda generarse de los mismos. Los textos llamados “anecdotarios”, recopilaciones de anécdotas, suelen ser por tanto amenos y entretenidos, quizá algo dispersos por la naturaleza del elemento en el que se apoyan, pero sin duda de lectura placentera y campechana. Por otro lado, hay temas que a simple vista se prestan más a la anécdota que otros, y quizá el de la antigua Grecia sea uno de los más proclives al género anecdótico. Esto no es así por casualidad, y por ello tampoco debe de ser casual que De banquetes y batallas aborde la historia de los helenos sirviéndose, como principal apoyo, de las anécdotas.

Herodoto ya inauguró la utilización de anécdotas en su relato de los hechos de los griegos, de tal modo que, leyendo su obra, el paso de los helenos sobre la faz de la tierra podría llegar a parecer algo así como una mera sucesión de lances curiosos y pintorescos. Por suerte, es bastante más que eso, como puede comprobarse si se hace lectura de otro gran historiador griego, Tucídides, quien apenas recurre a la anécdota o el chascarrillo para relatar la gran guerra que enfrentó a griegos contra griegos. Es por ello que la lectura de Herodoto es muchísimo más amena, agradable y llevadera que la de Tucídides, y que a éste se le considera un autor más farragoso, pero también riguroso y fidedigno.

El libro De banquetes y batallas se apoya, como indica su subtítulo, en la manera herodotea de contar la historia. De hecho, más que apoyarse lo utiliza como elemento principal en su recorrido por la historia griega. Comparte entonces el mismo riesgo que la obra del de Halicarnaso, o sea, que se le tilde de mera recopilación de anécdotas y curiosidades. Pero, también como el del historiador griego, este libro es mucho más, porque la historia de los griegos es mucho más, como lo es la historia de cualquier otro pueblo. Apenas empieza uno a leer la introducción de este pequeño pero voluminoso libro, ya percibe que lo que se tiene entre manos no es un mero anecdotario. Y apenas se adentra uno en los primeros capítulos, se da cuenta de que el libro es un recorrido riguroso por los hechos de los griegos utilizando como apuntalamiento continuo las fuentes clásicas. Porque si Herodoto recopiló sus historias y anécdotas recorriendo el mundo y preguntando a la gente, veinticuatro siglos después lo que se ha de recorrer son los textos que se han conservado de aquella época (uno de ellos, y no el menos importante desde luego, la Historia del propio Herodoto). Y cabe decir que el autor, Javier Murcia, hace ese recorrido con una soltura apabullante, evidenciando un dominio sobre los textos clásicos que hace pensar en años de estudio e investigación sobre los mismos.

La amenidad de la lectura es directamente proporcional al rigor del contenido, combinación ésta difícil de conseguir pero que en este caso cuaja con naturalidad pasmosa. Desde los tiempos homéricos hasta la dominación romana, el libro recupera las noticias más celebradas y recurrentes de la historia griega y también aquellas que son menos conocidas, siendo así un libro apto tanto para la lectura lineal de principio a fin, como para la esporádica de capítulos sueltos, o incluso para la consulta y la búsqueda de referencias.

Sin embargo, cabe puntualizar una cosa: se ha dicho en esta reseña que las anécdotas son el elemento de apoyo que Javier Murcia utiliza para hacer un recorrido por la historia griega. En realidad es más bien lo contrario, tal y como indica el propio autor en su prólogo: “La pretensión de explicar el contexto de las historias y anécdotas me ha llevado a recorrer, aunque sea de forma resumida, la historia de Grecia”. La disposición cronológica de las anécdotas, su contextualización en el momento histórico y en la realidad social en que se ubican, es lo que ha hecho que este llamémosle “proyecto de anecdotario” devenga una auténtica historia de Grecia. Este solo hecho da una idea de que no estamos ante un libro superficial ni elemental sino ante un trabajo muy cuidado y trabajado.

Se trata por tanto de una obra que cumple con creces el requisito de ser una presentación seria a la par que amena del universo griego, y también el de servir como herramienta de referencia para los que pretendan algo más que una mera introducción. Merece pues sin duda ser recomendada a todo aquel que busque un acercamiento al mundo griego; porque los que ya han sobrepasado esa primera aproximación seguramente ya hace tiempo que la tienen en su estantería.

[tags]De Banquetes y Batallas, Grecia, Javier Murcia Ortuño[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “De Banquetes y Batallas” en La Casa del Libro.

     

33 comentarios en “DE BANQUETES Y BATALLAS – Javier Murcia Ortuño

  1. Ascanio dice:

    Qué libro más interesante, Cavi.
    He accedido al enlace de la Evoheteca y veo que son casi 600 páginas, de lo cual deduzco que la letra debe ser muy, muy pequeñita teniendo en cuenta la edición y su precio. ¿Es así? ¿Se queda uno bizco leyendo?
    Y ya puestos a deducir, veo por tu reseña que es un libro de fácil digestión, es decir, nada farragoso y una manera amena y atractiva de entrar en la Historia de Grecia. Bueno, ¿entrar o profundizar?
    Y para acabar, ¿me podrías decir cómo está estructurado el libro? Hablas de capítulos, y de clásicos. ¿En cada capítulo comenta un texto clásico? ¿O más bien comenta una anécdota, por poner ejemplo, la vestimenta, y la desarrolla a través de los textos?

  2. raton Ayala dice:

    Excelente reseña, Cavilius. La imagen que es portada del libro está tomada de la que seguramente será una de las cerámicas griegas más famosas. Se trata de Aquiles y Ayax juagando… ¿a qué? He visto que en algunos sitios se dice que a los dados y, en otros, que a las damas. ¿Qué dice la Homero? ¿Qué dices tú? ¿Qué dice Javi en su calidad de a) Jefe del cotarro, b) Ciudadano de a pie, c) hincha del Panathinaikós?

  3. pepe dice:

    La escena de Ayax y Aquiles jugando se repite en varios vasos aunque, efectivamente, quizá el más famoso sea el ánfora del Vaticano. De la naturaleza del juego, no puedo opinar. De la reseña, sí: estupenda.

  4. Valeria dice:

    Otro más en espera de la paga de navidad. Como el padre de Mafalda, más se acerca el fin de mes, y más mística me pongo.

  5. Aretes dice:

    Estupendo libro y merecida reseña.

    Realmente se trata de la historia de Grecia, de todo lo que querrías saber y nadie te contó, narrado con una soltura que hace desear asistir a las clases de este hombre y quedarse tan absorta que ni tomar apuntes.

    Estoy totalmente de acuerdo con Cavilius. Hace que parezca fácil lo que supone un trabajo y un conocimiento de infinidad de fuentes, fuentes que se citan en una amplia bibliografía. También se agradece el glosario y los mapas orientativos.

    Por ponerle un pero: creo que una obra tan completa se merecía un envoltorio más importante.

  6. Rodrigo dice:

    Tremenda recomendación, Cavilius. Justamente el tipo de libro en que estoy interesado; se entiende, relativo a la historia de Grecia. Anotado está.

    Como siempre, tus reseñas: placer garantizado.

    Saludos.

  7. jerufa dice:

    Pues Cavi, a mí el mundo griego como que me asusta un poco. Será por lo apabullante de su historia. Me ocurre algo parecido con todo lo que huela a Faraones, que lo tomo como algo en lo que me perdería sin remisión. Y la verdad, tu recomendación la voy a tomar muy en serio, entre otras cosas, porque has comentado algo que me puede venir muy bien ahora que el tiempo del que dispongo para las lecturas es mas bien escasito y es la posibilidad que comentas de que puede leerse a “cachitos”. Me gustaría conocer el mundo griego y quizás, esta sea una buena oportunidad. ¿Me equivoco, genio de la lámpara?

  8. Akawi dice:

    Viniendo de quien viene esta reseña, no tengo excusa para dejar pasar la recomendación del griego, por lo tanto la pediré a la Evoheteca lo antes posible; y otra cosa a agradecer es su precio que no es de los más caros.

    Espero que Ascanio no tenga razón y se pueda leer sin coger la lupa.

  9. cavilius dice:

    Gracias por los comentarios. Vamos por orden:

    Ascanio, el tamaño de la letra es como el de cualquier otro libro de Alianza Editorial de bolsillo, o sea: normal tirando a pequeña. Pero se lee bien. ¿Entrar o profundizar? Lo primera seguro (una entrada a lo grande, nada de entrar despacito y sin tocar demasiadas teclas sino al contrario), y lo segundo hasta cierto punto también; al final del libro está el típico índice de nombres que en este caso convierte el libro en un utilísimo intrumento de consulta, y eso ya sería profundizar, ¿no? ¿Cómo está estructurado el libro? Pues se podría decir que hace un recorrido temático-cronológico muy recurrente en libros de este tipo: empieza hablando de Homero, sigue con Esparta y sus particularidades, luego habla de Atenas y sus antiguos sistemas de gobierno predemocráticos (reyes y aristócratas), el siguiente se centra en las tiranías, luego en las guerras médicas, la Atenas de Pericles, la guerra del Peloponeso, la hegemonía tebana, el ascenso de Macedonia, los diádocos… Digamos que se agarra a la barandilla de la historia de Grecia para ir recorriendo todos los pisos del universo griego. Y en el proceso, comenta incansablemente anécdotas y cita textos clásicos.

    Ratón pepe, digo Ayala, efectivamente la portada es esa ánfora que mencionas, pintada por Exekias hacia el 540/530 a.C. En alguna parte he leído que jugaban a las tabas y no a los dados, pero a mí me gusta más pensar que son dados. Esto es lo que dice Michael Siebler al respecto:

    La composición es armónica y serena y los dibujos reflejan una extraordinaria capacidad. Con sus caligráficas apostillas, a la vez que proclama su autoría como alfarero y pintor, Exekias elimina cualquier confusión en cuanto a la interpretación de la imagen. Aquiles y Áyax aparecen sentados uno enfrente del otro en dos taburetes. Entre ellos hay una mesita con un tablero. Inclinado hacia delante y totalmente absorto en el juego, Aquiles dice “cuatro” y Áyax “tres”, según se lee en los textos próximos a sus bocas. Aquiles, que lleva en su cabeza un vistoso casco, gana y Áyax, deslizado hacia delante y en estado aparente de excitación, pierde. Aunque la composición del cuadro responde a principios simétricos, las pequeñas diferencias, como el hecho de llevar casco o no, o la inclinación de cada jugador, hacen que esta no sea rígida. Lo mismo cabe decir de las lanzas, que se entrecruzan en el centro de la imagen aunque en planos distintos. Los dos escudos apoyados en la pared tienen la misma forma, pero incluyen motivos plásticos diferentes: la cabeza de un sileno sobre una pantera en el de la izquierda, una Gorgona sobre una serpiente en el de la derecha. Sobre sus corazas los dos héroes llevan ropas suntuosamente adornadas, con ornamentos primorosamente realizados. Exekias grabó grecas, cintas trenzadas, espirales y estrellas, además de otras cosas. Las cintas del pelo y los rizos sobre la frente de Áyax recuerdan, y no fortuitamente, a los “kouroi” arcaicos de mármol, cuyos cuidadísimos peinados indicaban al espectador que la persona representada disponía de todo el tiempo del mundo para cuidar tranquilamente su imagen aristocrática, propagando simultáneamente el ideal de la belleza exterior y de los valores interiores. Obviamente los héroes Aquiles y Áyax lo personificaban.

    Michael Siebler, Arte griego. Taschen.

    Aretes, es verdad, Javier Murcia escribe con una familiaridad que da gusto leerle. Y pienso como tú: un libro así merecía una edición más, digamos, pomposa.

    Anota, anota, Rodrigo. Es un libro increíblemente bueno, y también increíblemente barato para lo increíblemente bueno que es.

    Jerufa, es un libro perfecto tanto para picotearlo como para comerlo en plato de lujo. Y, según la película Aladín, el genio de la lámpara es azul. ¿A quién conoces tú que sea de ese color?

    Akawi: a por el libro, que ya te digo que no hacen falta ni muchas dioptrias ni muchos euros.

    Saludos.

  10. jerufa dice:

    Más animado me dejas después del comentario que le has escrito a mimmmana. Más.
    Asin que a los Reyes van.

  11. CORCONTAS dice:

    Si, realmente me parece que debe estar bien, pero esta navidad hay libros con otra temática que me gustan mas.
    No creo que lo compre pronto… En fin que te estoy contando mi vida.

    Muy buena reseña, Cavi.

  12. chema dice:

    Enhorabuena por la reseña Cavilius. Hace poco estuve de vacaciones en Grecia y como aperitivo leí “Los Griegos” de Isaac Asimov, tambien en Alianza. A raiz de la visita y de esa lectura se ha despertado en mi el gusanillo por todo lo referente a esa cultura.

    Por lo que he leido en la reseña, el autor trata de acercar la historia de Grecia a los que como yo no estamos muy versados en ella. ¿su estilo es parecido al de Asimov? Por supuesto que me lo apunto en mi lista.

  13. cavilius dice:

    Gracias, CORCONTAS y chema. CORCONTAS, tu vida me parece de lo más interesante. Chema, no he leído ningún libro de historia de Asimov, así que no puedo responderte. Sólo te repetiré lo que ya he dicho en la reseña: que la lectura es amenísima.

    Saludos.

  14. manu dice:

    tendre que pillarme este libro, muy buena reseña

    perdon de antemano por utilizar este foro para fines diferentes de los habituales, pero he escrito al email de contacto y no he obtenido respuesta

    me gustaria poner aqui una reseña de: La pavorosa revolucion. Frank William walbank

    podeir ver algo en mi blog:

    http://historias-de-roma.blogspot.com/

    gracias

  15. jerufa dice:

    ¡Caviiiiii, me lo han traído los Reyes!

    Y los dos volúmenes de la narrativa completa de H.P. Lovecraft en la edición gótica de Valdemar!!!!!!

  16. jerufa dice:

    ¡Y el volumen V de los Reyes malditos!!!

  17. jerufa dice:

    Y En busca del Rey de Gore Vidal!!!!!

  18. cavilius dice:

    ¿Los Reyes magos te han traído un libro que se titula Los Reyes malditos y otro En busca del Rey? Qué mala sombra…

  19. Ascanio dice:

    Cuando vi los dos volúmenes de Lovecraft casi se me caen dos lagrimones de envidia.
    Pero lo que no ha dicho Jerufa es que se ha comprado “Africanus” a escondidas de Tizalaya para que no le riña por el dispendio.

  20. José Vicente dice:

    Y además de ser una poderosa herramienta para los profesores de Cultura Clásica, de Latín cuando se intenta dar una visión amplia del mundo latino, trasunto y heredero del griego, es un orgullo el ver en la portada el nombre de alguien conocido. Tuve el honor de ser alumno de Javier durante los cursos 92-93 y 93-94, y dejo testimonio aquí que si el libro es bueno, mucho más fue asistir a sus clases. Ahora los lectores pueden disfrutar del libro, pero, muchos privilegiados ya sabíamos todo lo que cuenta, o una buena parte, contado por Javi. Magnus honor discere tibe, gracias Javier.

  21. diegus maximus dice:

    Javier Murciaaa es mi profee de griegooooooo!!!!! weee!!! es un makinaa!! comprad su libro qe adems yo lo he leido y esta muy muy bieen!! Es un gran autor, y su obra es imprescindiblee!! ademas da muy bien su asignatura ;)

  22. solon dice:

    Al empezar el libro el autor define la sociedad griega como una muy distinta de la actual. Desde luego, por su descripción posterior parecerían más marcianos que humanos. Otros autores tratan la sociedad griega de manera que el lector ve el espartano que lleva dentro, o el ateniense o el macedonio.

    No he podido pasar de la página 70.

  23. cavilius dice:

    Hola solon, lástima que el libro no te haya gustado lo bastante como para seguir leyendo. Pero no queda más remedio que darle la razón al autor en lo de que la sociedad griega era radicalmente distinta de la actual; y por tanto el espartano, el ateniense o el macedonio que cada uno llevamos dentro seguro que difícilmente tendrá algo que ver con los espartanos, atenienses y macedonios que vivieron hace una par y pico de milenios.

    A ver qué tal Negrete o Bengtson.

    Saludos.

  24. solon dice:

    Cavilius, me está gustando más Negrete. Y cito sus dos citas al empezar el libro: “Todos somos griegos”, y “Hombre soy; nada humano me es ajeno”.

  25. cavilius dice:

    Cierto, “todos somos griegos”. Es cuestión exclusivamente de cada uno de nosotros decidir en qué sentido lo somos.

    Saludos.

  26. solon dice:

    Cavilius, en cualquier caso muchas gracias por el tiempo que me has dedicado. Tres de los cuatro libros que me has recomendado son estupendos.

  27. cavilius dice:

    De nada, solon. Que los disfrutes.

    Saludos.

  28. Germánico dice:

    Hablemos, pues, del cuarto, Solón…

  29. solon dice:

    Germánico, hablemos pues. ¿Te has leido el libro?. En caso afirmativo, ¿cúal es tu opinión?.

  30. Germánico dice:

    Pura ironía, Solón. Parece una “pillada” del cole, je, je…

  31. Germánico dice:

    Por mi parte, quiero decir. Releído mi comentario, creo que podría dar lugar a equívocos.

  32. Lopekan dice:

    Han abierto una nueva biblioteca (con nuevos fondos) donde vivo, y he sacado un rato para pasarme y verla. Sólo las instalaciones (y al bibliotecario, por si le conozco), me he dicho, porque no tengo el hueco para más lectura. Bueno: pues no he tenido más remedio que salir con dos libritos bajo el brazo. Uno de ellos éste.
    Sólo he empezado y ya me está entusiasmando. ¡Qué gran verdad es ésa de que el saber no se propaga si no se envuelve con un aliño de entretenimiento! Reto a cualquiera (excepto a Solon ;) ) a que pruebe este libro: entretenimiento (y conocimiento) garantizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.