BATALLAS DECISIVAS DEL MUNDO OCCIDENTAL – J. F. C. Fuller

17847256270La derrota de los franceses en la India y el asentamiento del poder británico en el subcontinente supuso, de inmediato, el acceso de los ingleses a los tesoros de la corte de los grandes mogoles. Se trataba de un botín principesco, cantidades inmensas de oro acuñado: ¡besantes bizantinos y ducados venecianos! El precio con el que se habían comprado, en efectivo, los lujos de Oriente durante siglos. Ahora ese metal regresaba a Europa, a Inglaterra, para financiar el desarrollo tecnológico que permitiría la revolución industrial (claramente Fuller no está de acuerdo con que la revolución agrícola fuese la que permitió la acumulación de capital previa). Esto convirtió a Inglaterra en un país poderoso, el taller del mundo, el centro del comercio y la nación que dispondría del crédito necesario para financiar la caída de Napoleón. Si Bonaparte quería hacer grande a Francia, necesitaba desarrollar su industria. Y para eso precisaba de los mercados europeos que Inglaterra monopolizaba. Inglaterra, sin su comercio, volvería a la condición de una isla miserable. Por eso su guerra contra Napoleón sería absoluta y sin piedad. El corso jamás perdió de vista que su principal enemigo era el oro inglés. Y aunque las reservas auríferas francesas llegaron a ser las más importantes debido al bloqueo continental, Inglaterra pudo manejar su crédito de forma tal que nunca faltaron soberanos de oro con los que animar a las potencias europeas a combatir a Napoleón. Baste el dato de que, tras la campaña de Jena, Napoleón captura tanto paño inglés sin distribuir en los depósitos que los comerciantes británicos tenían en Alemania, que puede regalar un uniforme nuevo a todos sus oficiales y un capote a todos los soldados de la Grande Armée. Cuando los mercaderes de la City logran presionar lo suficiente a los rusos para restablecer el comercio, seiscientos buques mercantes desembarcan de inmediato sus géneros en puertos rusos. La formación de la sexta coalición va a ser convenientemente engrasada por un subsidio de 2.500.000 libras. No en vano, con la rebelión de las provincias españolas de América, Inglaterra ya estaba inundando aquellos territorios de mercancías. 

Como vemos, Fuller no pierde de vista la realidad última del conflicto. Su análisis busca una continuidad en los acontecimientos. Este es sólo un pequeño ejemplo de cómo aunque se trate de un libro dedicado al análisis de ciertas batallas puntuales, introduce el estudio de las mismas con exposiciones sobre el desarrollo general de los conflictos y la política, junto al soporte económico e ideológico de las campañas.

Su obra es una maravilla de percepción, de claridad expositiva y de brillantez literaria, por no decir de amenidad. Y eso sin olvidar un conocimiento pleno del tema tratado, ni justificar sus decimonónicas pinceladas de homofobia, machismo, etnocentrismo y antisemitismo.

Porque Fuller fue un producto de su tiempo, como lo es su obra. Y si bien puede ser exagerado considerarle el Clausewitz del siglo XX, desde luego sí que merece el título de apostol de la guerra acorazada. No en vano, Guderian hizo pagar de su bolsillo la traducción de sus obras, que estudió exhaustivamente y difundió entre sus oficiales.

Fuller, tras abandonar el ejército por la estrechez de miras de sus superiores, que se negaban a proporcionarle los recursos que necesitaba para sus experimentos con la guerra mecanizada, tuvo tiempo para todo lo que podía hacer un hombre instruido en la Inglaterra de los 30: Escribir mucho,  ser corresponsal de guerra, admirador de Hitler, amigo de Oswald Mosley y de Aleister Crowley, y por tanto filofascista y ocultista. Solo le faltó ser espía soviético, pero quién sabe lo que nos depararán los archivos secretos del MI6.

Durante la SGM fue vigilado por considerarse que había caído en “actitudes antipatrióticas”, lo que obviamente privó a su país del apoyo de una de las mentes militares más expertas con que contaba. Su capacidad de análisis, la claridad con la que contempla el escenario bélico y sus líneas de acción destacan claramente en su obra.

En cualquier caso, son estos libros un auténtico clásico de la historia militar, la obra de referencia que toda persona interesada en el tema puede utilizar para acercarse a una visión general del hecho militar a lo largo de la historia, desde la antigüedad hasta el siglo XX. Naturalmente, Fuller no profundiza en ninguna batalla en concreto. Todas se plantean en sus líneas principales, lo que convierte su obra en interesante a dos niveles:

  • Permite a los que se inician en el tema conseguir de un modo rápido una visión esencial del conflicto.
  • Por acumulación otorga a los aficionados una visión evolutiva del arte de la guerra.

Fuller tampoco ahorra pequeños detalles, anécdotas que descargan la acción, aumentando la amenidad de la lectura (la afilada lengua de  Federico el Grande, la depravada vida de Luis Fernando de Prusia, la sensualidad bizantina…) en lo que no pasa de ser una obra con un estilo decididamente depurado y agradable.

Su labor no es destruir mitos. Es clarificarlos. ¿Podemos llamar a las Cruzadas una muestra de barbarismo? Los turcos ya habían masacrado a los armenios y despoblado Asia Menor. Las ciudades rendidas sufrían el exterminio de la población. ¿Hicieron algo novedoso los cristianos? Ni siquiera eran nuevos en aquellas tierras, ya que los bizantinos contrataban habitualmente mercenarios occidentales. ¿Mazinkert fue el origen de la caída del Imperio Bizantino? Es una forma de verlo. Otra es que la batalla no decidió nada, excepto el pago de un tributo por parte del Emperador. Pero el mismo causante de la derrota con su huída, se había hecho con el poder en la capital, rompiendo ese tratado y mostrándose incapaz de mantener la defensa frente a los turcos, que aprovecharon el caos para devastar los campos de Asia Menor iniciando un proceso que sí terminó llevando a la pérdida de esas provincias… mucho, mucho después.

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando BATALLAS DECISIVAS DEL MUNDO OCCIDENTAL de J. F. C. Fuller en La Casa del Libro.

     

8 comentarios en “BATALLAS DECISIVAS DEL MUNDO OCCIDENTAL – J. F. C. Fuller

  1. APV dice:

    Fuller es un clásico, y sus introducciones geopolíticas en cada momento pueden ser muy interesantes.

    Aunque no podemos dejar de lado su visión occidental, ya lo indica el propio título, y su listado como todos es discutible ni están todas las que son ni son todas las que están.

  2. cavilius dice:

    Pues tengo yo este libro desde hace muchísimo tiempo y no sabía muy bien qué hacer con él.

    ¿Leerlo tal vez? Pues igual sí.

  3. Almirante urogallo dice:

    O convertirlo en un pequeño altar.

  4. Soldadito Pepe dice:

    Uro, un amigo, Leandro, que está en Zendalibros.com me pide forma de contactar contigo. ¿Hay forma? ¿Qué le digo?

  5. Urogallo dice:

    Que me mande un privado al foro, sin problemas.

  6. Urogallo dice:

    Disculpa la tardanza, el verano cruel…

  7. urogallo dice:

    Pero me he puesto en contacto directamente con él, respondiéndo a tu petición formulada en el 75 aniversario de la operación Barbarroja. Apreciarás la pequeña excentricidad de que tengo un correo donde el remitente es “Urogallo”. Y desde tal correo acabo de escribirle.

    Ahora reconozco que no he leído “El Prisionero de Zenda”. Pero si Royal Flash, donde se parodía.

  8. José Luis dice:

    Busco libros de historiadores alemanes, ingleses, frenceses e italianos de finales del siglo XIX y principios del XX sobre Alejandro Magno (cualquier temática sobre él) pero en CASTELLANO. Tengo algo, Johan Gustav Droysen, Paul Faure, y no encuentro más, os pido ayuda de donde podría encontrar mas (vuestra editorial, webs, librerías antiguas, universidades, en fin os agradezco ayuda. Gracias!!

    josellara1950@gmail.com

Responder a Almirante urogallo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.