BAJO BANDERA ENEMIGA – S. Thomas Russell

BAJO BANDERA ENEMIGA, S. Thomas Russell «Mi madre nos leía muchísimo, cuando niños, mis padres eran grandes lectores, por lo que no es difícil de explicar mi amor a los libros. Sólo captábamos dos canales de TV, por lo que leer era un entretenimiento necesario», nos dice S. Thomas Russell, (Toronto, 1952) el autor de la novela que comentaremos. Sus libros favoritos fueron Tom Sawyer («Lo leí tantas veces que aún puedo recordar las primeras líneas»), Huckleberry Finn, y Capitanes intrépidos. Al acabar la universidad Russell se trasladó a Vancouver, y dos años más tarde a la Isla de Vancouver, donde vive con su esposa Karen y su hijo Brendan, a dos minutos andando de la playa. Navegante empedernido, la historia es una de sus pasiones, y también el coleccionismo de barcos y viejos libros de navegación. Curiosamente, existió otro Thomas Russell (1816-1888), británico, del que no me consta que sea pariente, un ingeniero que entre otras cosas dirigió el tendido de un cable submarino entre Calais y Dover. Y digo curiosamente porque la relación franco-británica subsiste en ambos, inevitablemente.

Novela de aventuras marinas en la línea de la gran tradición británica comenzada por el capitán Marryat y largamente continuada por los archiconocidos Forester y O’Brian, y otros muchos. Situada en plena agitación revolucionaria francesa, en 1794, el protagonista es un oficial naval de la Armada británica, el joven y competente teniente Charles S. Hayden, hijo de padre inglés y madre francesa, hecho que lastra su carrera como marino, dadas las eternas animadversiones entre franceses y británicos, y a la situación de guerra entre ambos países. Asignan a Hayden a una anticuada fragata, la Themis, bajo el mando de capitán Josiah Hart, conocido como Faint Hart dentro de la Armada británica. Hay un juego de palabras aquí, ya que Hart significa Ciervo (Bambi), pero suena como heart (corazón) y faint significa «débil, pusilánime» y a la vez significa «desvanecimiento», lo cual podría aludir a la tendencia del capitán a sufrir mareos, jaquecas y dolencias que le impiden levantarse de la cama y también le impiden afrontar al enemigo. Los pocos momentos en que el capitán se encuentra en condiciones de dirigir su barco, demuestra un carácter despótico y cruel, quizás para ocultar su verdadera debilidad, la cobardía. El resto del tiempo delega en su primer teniente, nuestro protagonista, que ha de tomar decisiones sabiendo que se ganará la animadversión de su superior. Así, nuestro teniente y capitán de facto, se lanzará al abordaje del enemigo, provocando la ira y el pánico en su superior Hart, que sólo de ver un barco francés ya se encuentra enfermo en su camarote y quiere dar media vuelta. Al mismo tiempo, la tripulación se halla dividida y jaleada por voceros alborotadores, que no soportan los métodos de Hart, con los que Hayden deberá bregar, y evitar conflictos cuando lo que necesitan es estar unidos ante el enemigo.

Russell, que como canadiense habrá vivido de cerca la doble nacionalidad, nos introduce un personaje bilingüe que, si bien se considera a sí mismo británico, siente un constante revivir de sus recuerdos infantiles en Francia, sobre todo a la hora de acercarse a las costas de esta nación, por esos momentos enfebrecida con las pasiones revolucionarias en su momento más álgido. Y al colocarlo de facto en el papel de capitán, ya que el capitán titular está casi constantemente fuera de juego, lo vivimos con la constante responsabilidad de mantenerse en equilibrio frente a la tripulación y a la vez frente a su pusilánime pero feroz capitán, que, en los breves momentos en los que recupera el mando, le humilla y le ofende por actos que debía haber realizado él y no ha sido capaz de hacer, escudándose en la enfermedad, por una parte, y en los crueles y despóticos castigos, muchas veces sobre inocentes.

A diferencia de Jack Aubrey, el protagonista de la serie de O’Brian, o de Hornblower, de la de Forester, que, como capitanes y por tanto máxima autoridad en sus barcos, se encuentran absolutamente solos frente al resto de la tripulación, este personaje transita entre dos aguas, paralelamente a su bilingüismo, lo que le hace ser muy rico en matices. Tiene mucho más trato con los otros oficiales, compartiendo riesgos y amistad. La duplicidad se da en casi todas las situaciones, en las que es una cosa y parece otra y viceversa. En la novela no faltan las inevitables tormentas, los abordajes, las batallas y los motines, e incluso el consejo de guerra final, todo ello muy correctamente presentado, muy bien documentado y bien hilvanado, consiguiendo mantener la atención y el disfrute del lector, que, de poder, se lo leería de un tirón. Si algo se le puede echar en falta es cierta dosis de humor, presente en las novelas de O’Brian, y en las de Forester. Suponemos que lo irá supliendo en obras posteriores; ya prepara una segunda parte, con lo que auguramos saga, para bien o para mal. Los personajes secundarios están bastante bien trazados, y suponemos que se repetirán, al menos algunos, los más cercanos a nuestro teniente.

En las conversaciones mantenidas por los personajes centrales, se trata mucho el tema que en aquella época debía ser candente: el de la Revolución Francesa, el republicanismo, los derechos humanos, etc. y se habla de autores como Payne, Burke, y otros. Y durante toda la obra, como un leit motiv, planea la idea bipolar del respeto a la autoridad pero también la rebelión contra la tiranía; el mantenimiento del orden y la disciplina pero a la vez, la defensa de los derechos humanos. El seguimiento o no de las órdenes injustas, la fidelidad o no a ideas no compartidas, en fin, que entre ataque y ataque, tormenta y abordaje, los protagonistas evalúan otras opciones, y nos atrapan con su conversación.

Toda la última parte, el desarrollo del consejo de guerra tras el motín, y los tejemanejes de los almirantes y capitanes para tratar el delicadísimo tema de que Hart sea un cobarde, pero no puedan destruir su carrera porque tiene apoyo en las altas esferas, y al mismo tiempo restituir el honor del teniente, en abierta batalla con Hart… nos mantiene expectantes hasta el final, que no contaré aquí.

Javea, junio 2009

[tags]Bajo bandera enemiga, S. Thomas Russell[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “Bajo bandera enemiga” en La Casa del Libro.

     

36 comentarios en “BAJO BANDERA ENEMIGA – S. Thomas Russell

  1. Balbo dice:

    Ario, tiene muy buena pinta. Ya me empiezo a relamerme, ñam,ñam. Gracias por la reseña, y felicidades. :-)

  2. Valeria dice:

    ¡Qué emoción cuando he visto los barcos!
    He terminado este libro hace muy poco, y me ha parecido fantástico. Tiene las dosis justas de todo. Como dice muy bien Ariodante, el hecho de ser un primer teniente y no un capitán enriquece las relaciones personales de los protagonistas, y permite un gran desarrollo de los secundarios (aunque, como reconoce el autor, en aras de ese desarrollo haya dejado de darle voz a miembros imprescindibles de la dotación de un buque de guerra, como el contador). Las condiciones personales del protagonista, el contexto histórico y la peculiaridad del capitán permiten además envolver el conflicto sobre la legitimidad del poder de una manera menos superficial de lo que al principio pudiera parecer. Y todo ello, con un ritmo trepidante, que te absorbe totalmente, y con todos los ingredientes que buscamos los amantes de la literatura naval. Yo estoy deseando leer el próximo. La obra creo recordar que pretende ser una trilogía.

    Y ahora, una preguntita, Ariodante. ¿Has contactado con el autor?¿Qué te ha parecido?

  3. ARIODANTE dice:

    Me alegro, me alegro…Pues sí, Valeria: he contactado con Russell y es simpatiquísimo, es de mi edad y ésta es su décima novela. Me ha contestado todas las preguntas que le he hecho ( para una entrevista en Ciberanika, que es una página con la que colaboro con reseñas y entrevistas), me ha mandado fotos de deliciosos paisajes invernales de Vancouver, que es donde vive, y bueno, ha sido muy amable. Si te interesa la entrevista, o te esperas a que la publique Anika o si quieres, te la mando.

  4. Derfel dice:

    Me has convencido: esta tarde me lo pillo y lo empiezo.

  5. Koenig dice:

    Buenos días.

    Interesantisima reseña, Ariodante. Por fin, me contestas a aquella pregunta que hice sobre si el libro merecía la pena o no.

    En fin, parece que habrá que hacerse con él, aunque sea porque, dentro del tema naval, parece, ciertamente, tocar temas originales.

    Saludos desde el lado de acá.

  6. jerufa dice:

    Bonita reseña, Ario.
    Llevo varias leídas ya en Hislibris sobre asuntos navales y aún no le he hincado el diente a ninguna.
    Y es que aquí hay mucho y bueno.
    Felicidades de nuevo.

  7. Andreas Helmlinger dice:

    Estimados todos, con mucho agrado leo vuestras reseñas con bastante frecuencia, me he hecho de muchos libros ya de los reseñados. Veo además que muchos de Ustedes parecen ser amigos o haber forjado una amistad por este Blog…interesante sería saber algo mas de Ustedes, de que parte del mundo son, que edad tienen, si han escrito algun cuento o novela…etc.
    Es que soy muy copuchento…jajaja

  8. Excelente reseña Ariodante, gracias por el aviso.
    Desde luego es muy difícil escribir una novela interesante de esta temática sin entrar en los tópicos habituales y en hilos argumentales prácticamente paralelos.
    No sé si éste será el caso, pero por lo que he leído de la reseña parece que el autor busca, relativamente, darle un toque original (no obstante, y permite esta puntualización, vuelve a ser un oficial en un buque de guerra. ¿Qué pasa con la marinería?).
    Mi enhorabuena Ario.

  9. ARIODANTE dice:

    Gracias, Daniels, viniendo de ti, aún me siento más halagada. Respecto a lo que dices de la marinería, bueno, ahora vivimos tiempos democráticos, pero en el s.XVIII como comprenderás, si ponen como protagonista a un marinero y son realistas, perderíamos mucho en la riqueza del personaje. Me explico: la marinería de ésa época no era precisamente ilustrada y más bien bastante borde. Saldría, efectivamente, un relato muy distinto… Sería muy difícil sacarle punta a un personaje semejante. Y no sé el interés que podría tener. Hornblower empezó como guardiamarina, pero claro, seuía siendo un oficial. Y el personaje de Alvaro Mutis, que es Maqroll el gaviero, empezó como tal, pero en el momento de las narraciones es ya capitán.
    Y ahora que lo pienso, El Capitan Blood, de Sabatini, es un marinero…claro que en circunstancias muy especiales. ¿no crees?

  10. Derfel dice:

    Comprado y comenzado: pinta la tiene buena…

  11. ARIODANTE dice:

    Jooolín !!! (digo esto porque parece que a Derfel le resulta algo provocador) ¿A quién tendré que reclamar comisión?

  12. Derfel dice:

    Jolín, por ahí se dice que tus reseñas, de un tiempo a esta parte, se centran en determinadas editoriales, en detrimento de otras. También se dice que han visto a personas cercanas a la editorial Salamandra salir de tu casa a altas horas de la noche.

    No dejan de ser meros testimonios sin contrastar, pero cuando el río suena…

  13. ARIODANTE dice:

    Eeeh, que la que dice jolín soy yo. Tu estás eximido… ¡por supuesto que prefiero unas editoriales a otras!. Pero es que hay editoriales que se empeñan en publicar a mis autores favoritos…¿Y qué voy a hacerle? Pues encantada de la vida. Salamandra es una de ellas, claro, Valdemar, Acantilado,… en fin, no sé…A altas horas de la noche lo único que sale (o que entra) por mi casa son las cucharachas o las hormigas, según se trate de Godella o de Javea. Porque yo, queridos míos, empiezo a dar cabezadas hacia las once. Últimamente también parece que mi casa es visitada por los “amigos de lo ajeno”… y éstos no están interesados en editorial alguna, sino en otras cosas más suculentas para ellos.

  14. Derfel dice:

    Jolín, pues vaya susto…

  15. ARIODANTE dice:

    ¿Susto? Afortunadamente yo no estaba presente…las cucarachas si, porque he visto que había varios cadáveres, así que no sé si se asustaron ellas o ellos…el caso es que estaban ya muertas y bien muertas cuando llegué. ¡Pero qué bichos más descomunales! Ya verás, ya, voy a hacer un articulito que se van a quedar patidifusos los visitantes nocturnos. (lógicamente no lo leerán, pero por si acaso…)

  16. Valeria dice:

    Por cambiar de tema, que os veo lanzados con el asunto del bicherío: ¿algún amante de la literatura naval me puede dar referencias sobre la saga de Kent, de Bolitho?¿Aporta algo diferente? Es que es una serie muy larga, y da un poco de pereza hincarle el diente.

    Ario: siento mucho lo de los visitantes inesperados, cualquiera que sea el número de patas que tengan. Sobre la entrevista de Russell, esperaré a que salga. Ya me avisarás.

  17. ARIODANTE dice:

    De Kent no tengo ni idea, Valeria. A ver si alguien puede dar alguna información…En cuanto a los visitantes, bueno, la sangre no llegó al río. Eso sí, se llevaron mi colección de pendientes, y les tenía mucho cariño, porque cada uno me recuerda el lugar donde lo conseguí. Ahora comenzaré de nuevo la colección. Claro que hubiera sentido más si se hubieran llevado mis libros, mis vídeos o mis discos. Y afortunadamente los visitantes indeseados no suelen ser tan ilustrados.

  18. Koenig dice:

    Buenas tardes.

    Auténtica hutada la de los amigos de lo ajeno. Sienta fatal. Un saludo Ario.

    Con respecto a la saga de Bolitho he leído ocho de ellos (creo recordar). Son libros sencillos, tanto en la escritura como en la trama. En el primero es un mero guardiamarina, en los siguientes no llega a capitán, aunque poco a poco lo consigue. Si tuviera que destacar algo es que es mas humano que Aubrey, y los escenarios son menos solitarios. Vamos, que no es un capitán solitario a su bola, sino que participa en acciones mas complejas. Á todo esto se puede añadir que tiene un hermano traidor, lo que le complica la carrera, además del politiqueo, claro.

    En general los que he leído me han entretenido. Por resumir, yo los situaría a medio camino entre Woodman y O´Brian.

    Saludos.

  19. Clío dice:

    Ario cuanto siento lo de tus pendientes y que asco las cucarachas de todo tipo…, la reseña en tu estilo, impecable, pero esto empieza a preocuparme, después de “La isla del tesoro” no he vuelto a leer nada de barcos y observo tantos adeptos a las diversas sagas que me dais envidia….

  20. ARIODANTE dice:

    Gracias, Clío. A todo el mundo le ha pasado alguna vez…En fin, creo que deberías leer algo de mar, desde luego. ¿Por cual empezar? Pues ahi ya tienes faena para elegir.

  21. Akawi dice:

    Me pasa lo mismo que a Clío, después de Trafalgar del amigo cartagenero, no he leído nada de barcos, además de que no entiendo la mitad de la terminología marinera y me da un poco de miedo “embarcarme” en un libro que sea un peñazo.

    A ver si dejando pasar un poco de tiempo, me animo.

    Buena reseña Ariodante.

  22. Respondiendo a Valeria sobre la saga Kent, a mí personalmente me decepcionó mucho, ya que al margen de ser más de lo mismo, el personaje, como siempre o incluso más, es un auténtico fuera de serie, y Poseidón a su lado es un un cangrejo de río.
    El cuarto fue el último que leí, y lo tuve que dejar a medias porque un episodio fue tan absurdo, en cuanto a la fortuna de los ingleses frente a un inútil adversario, que opté por tomar otra novela y dejar de sufrir.
    No digo que sea una mala novela, pero me estresan los super-personajes.

  23. Valeria dice:

    Oído cocina. Gracias, capitán.

  24. JJSala dice:

    Que buena reseña, Ariodante.

    No conozco a este autor y únicamenbte he leído un par de novelas sobre el capitán Aubrey y una sobre Hornblower, pero este teniente Hayden tiene buena pinta, así que habrá que hacer algo al respecto y procurarse esta novela.

    Salud

  25. CHURRUCA dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo con respecto a la serie Bolitho, me decepciono bastante, puesto que soy muy aficionado al tema. Además decir que ya he leido la novela de Russell y que he disfrutado muchisimo con ella y que ansio el leer la siguiente que si no voy errado, el autor pronostico para este año, ¿Sabes algo de esto ARIO?. Un saludo.

  26. Derfel dice:

    Anda, se me había olvidado meter el comentario: la novela me gustó regulín. Otro día me explayaré.

  27. Derfel dice:

    Veamos. Puntos positivos:
    -el estilo es ameno.
    -el autor domina el tema.
    -el protagonista tiene cierto interés.

    Puntos negativos:
    -el malo decepciona. Su cobardía resulta increible por excesiva y acaba pareciendo un estereotipo.
    -las escenas de acción están acumuladas en la parte central de la novela y terminan agotando. Se echa en falta las partes de “calma chicha” a las que tan aficionado es Obrien, clara referencia del autor.
    -los secundarios son bastante flojos, en general.

  28. ARIODANTE dice:

    Pues, Churruca, sólo sé que hay una segunda novela. Si es para este año, será para la zona angloparlante, deduzco. Tal vez después se dignen enviarlo a estas tierras. El propio autor me confirmó que estaba últimando la segunda entrega. Pero no me dijo más y ahora le he perdido la pista.
    Derfel, ocurre que los forofos de O’Brien (entre los que me cuento) tendemos a encontrarle pegas a cualquier otro. A mi no me parece decepcionante la cobardia del malo. Creo que es un personaje muy realista y actúa en consecuencia de su carácter. Lo del desequilibrio de la acción, es posible que estés en lo cierto. Pero todos los libros de una saga tampoco han de contener todos los elementos definitorios del tema.
    Russell me aseguró que no ha leído a O’Brien. No sé si creerle o no. Leyó a Forester. Pero bueno, veremos cómo se las arregla en la segunda entrega. Igual ya se puede concentrar en os secundarios un poco más.

  29. Valeria dice:

    Yo me considero una forofa de O´Brien y la verdad es que, anticipando que la pasión no me ciega tanto como para no ver algunos pestiños que nos endilga a veces, tiendo a valorar las diferencias positivas con el británico en otras lecturas más que a echarle de menos o buscar pegas.

    Porque, Derfel Cadarn, si el malo de esta novela reseñada es un estereotipo…. la suerte de Aubrey ya la quisiera yo para la lotería. Pero le queremos igual, fondón, suertudo y comiendo puding de sebo hasta reventar.

  30. Derfel dice:

    Discrepo de ambas, bellas señoras:

    Lleva doña Valeria Maza razón en cuanto a que las comparaciones son odiosas. Sin embargo, el esfuerzo que hizo el Sr. Obrien en perfilar la figura humana del capitán Aubrey, creo que se merece un respeto. Jack es un personaje absolutamente real, con virtudes y defectos, con todas las contradicciones que suelen tener las personas de carne y hueso. Con múltiples matices: valiente, torpe, inteligente como capitán, simple en la vida civil, y un largo etcétera. Esa humanidad es la que hace que algunos le hayamos tomado cariño.

    Sin embargo, no creo que quepa decir lo mismo del capitán Hart: siempre cobarde, siempre vengativo con aquellos que ponen en evidencia su cobardía. Amen de que ese tipo de malvado de está más visto que el TBO (si eso no es un estereotipo, que baje Dios y lo vea), en la realidad una persona, por pérfida que sea, siempre guarda algún tipo de valor positivo. Vamos, que hasta el Führer era cariñoso con su secretaria y con su perra.

    Digo yo, vamosl.

  31. Pintaius dice:

    No he leído el libro de Russell, pero estoy totalmente de acuerdo con la descripción de Jack Aubrey “El afortunado” que hace Derfel. A mí sin embargo, que también he leído todas las novelas de la serie, gustándome mucho el personaje de Aubrey, siempre me he sentido más fascinado por la compleja personalidad de Maturin.
    Por cierto, un pequeño apunte: siempre le estáis cambiando el apellido a nuestro admirado Patrick O´Brian ;-))

  32. ARIODANTE dice:

    Veamos, Derfel ¿quien ha dicho que yo no prefiera a Aubrey? Pues claro que lo prefiero, pero también es cierto que me he leído la mitad de la serie (y además le he cogido cariño) y aqui sólo este libro, que es el primero. De todas formas, me parece que Hart es un personaje creíble. La cobardía existe, y los cobardes son así, y si encima han de figurar en sociedad, pues peor. Puede que sea un estereotipo, pero yo no lo creo.

  33. Derfel dice:

    Pues yo sí, y se acabó la discusión…

  34. Amílcar dice:

    Primeramente decir que he disfrutado mucho con esta novela y queria saber si ya sabes cuando saldra en castellano la segunda parte, pues en ingles ya ha salido con el titulo “A Battle Won”, ya que segun he leido tienes contactos con la editorial.
    Muchas gracias.

  35. KillicK dice:

    Estiamdos, He leido…todo, pero todo…La Saga de O Brien, Forester y Pope…Soy Fanatico de Ramage…Por fin, cosas nuevas de Nautica…

    Soy de Argentina, alguna forma de comprarlo via Web??? COn envio?

    Saludos.

  36. Javier Monteagudo dice:

    Ariodante como puede contactar con el autor. Gracias de antemano y un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.