ALMA DE NARDO – Ignacio Gómez-Acebo

Alma de nardoNo recuerdo el último libro que dejé sin acabar, porque hace años de eso. Pero me ha sido imposible seguir perdiendo el tiempo con un libro que no tiene continuidad, historia, sentido, interés, ni nada que merezca la pena seguir pasando páginas. He llegado hasta la 275 y tiene 400.

Si han publicado este libro, yo también puedo publicar algún día. Es una recopilación de notas históricas que el autor supongo que habrá ido tomando mientras se documentaba, puestas una detrás de otra, sin intentar unirlas con una historia. Aparecen personajes que no pintan nada, que aparecen y desaparecen como el Guadiana. Vamos, un desastre de libro.

Y por último, el estilo. Madre mía qué estilo. Tan pronto habla con lenguaje de la época, como habla como si un profesor de universidad estuviera dando una clase. No hay un estilo que englobe todo el flujo narrativo. Y así, esta derrota de papel pasa de parecer una novela, a ser un amago de ensayo para acabar siendo un grupo de notas inconexas y heterogéneas desde todos los puntos de vista.

Como siempre, esta es mi opinión, que es mía.

¿Amas la vida? No desperdicies el tiempo porque es la sustancia de que está hecha (Benjamin Franklin)

     

19 comentarios en “ALMA DE NARDO – Ignacio Gómez-Acebo

  1. Julio dice:

    Bueno Curistoria que lo despedazaste al pobre hombre, pero supongo que lo tiene bien merecido, también es culpa de la editorial ¿quién lo publica? saludos y gracias por la advertencia.

    Julio

  2. Curistoria dice:

    La editorial es Punto de Lectura.

    Saludos.

  3. Germánico dice:

    Pobre chico, cómo lo has puesto. Oye, ¿este es el abogado, o familia de él? Anda que como te demande… jú.

    En fin, tienes suerte de haberte tropezado este libro después de muchos años. Yo, no sé por qué, últimamente me encuentro cantidad de este estilo.

    Saludos.

  4. javier dice:

    Efectivamente Germánico, este es el abogado fundador del despacho que lleva su nombre y otro con nombre de café. También de la Universidad San Pablo (“El CEU”, en Madrid un clásico ) y además actual presidente de Nokia España. Y aristócrata. Vamos, que si se decide a escribir un libro no tiene problemas en encontrar quién se lo publique. Por lo que cuenta Curistoria, el título debe hacer referencia a él mismo.

    Qué bien, uno menos que leer.

    Saludos

  5. Ascanio dice:

    Vamos, que en vez de “Alma de nardo” se podría haber titulado “Alma de cardo”, ¿no? Lo digo porque no hay quien le meta mano…

  6. Urogallo dice:

    Si algo es malo, es malo…Gracias por avisar, nunca se sabe cuando se puede caer en la tentación.

  7. Curistoria dice:

    Insisto en un punto: Es mi opinión :)

    Saludos.

  8. Urogallo dice:

    De opiniones trataba este blog, tenía entendido :D

  9. Curistoria dice:

    Efectivamente, de opiniones va esto. Y la mía es muy clara, pero igual a alguien le gusta el libro ;)

    Saludos.

  10. Julio dice:

    pues despues de lo que comentas no creo que alguien de por aquí se anime a leerlo…

  11. richar dice:

    Saludos curistoria,

    la verdad es que hacía mucho tiempo que nadie se desmarcaba con una crítia tan negativa, pero como bien decís, esto va de opiniones, y la tuya es la que es. Más claro imposible.

    Ahora bien, una duda sí me queda… ¿de qué trata el libro?

    Saludo,
    Richar.

  12. Curistoria dice:

    El libro trata… trata… ufff Sobre la España de la Reconquista. Pero vamos, que tampoco lo trata muy allá :)

    Saludos.

  13. Arauxo dice:

    Hombre, Curistoria… ¿me da la impresión de que no te gusta el libro? O ¿son imaginaciones mías?. “Alma de nardo”… no, si… la cursilada del título manda aquello que dijimos… En fin, que me están entrando ganas de comprarme el libro, “pa que te via mentí”…

  14. cavilius dice:

    Hablando de Reconquista y de combatir al enemigo venido de allende el Mediterráneo: recuerdo estos sutiles y delicados versos, insertados en mi memoria no sé bien cómo ni por qué, en los que se comenta algo acerca del destino que aguardaba a los prisioneros de guerra en aquellos tiempos. Nótese, en cuanto al contenido, la inspiración naval, la mención de la elegante galera, y el tenue pero firme ejercicio de la jerarquía militar; en cuanto a la forma, destaca la rima consonante y el estilo libre de la composición:


    -¿Qué queréis, conde, cagamos
    con los moros cagarramos?
    -Cagaleras los mandáis.
    -¿Cagaleras los mandamos?
    Señor, mead bien lo cagáis.
    -Yo sé lo cago, y lo cago, lo cago bien.
    -Sorprendido meáis.
    -Yo meo como me plazca.

    ¿Alguien conoce el origen de este implante poético que se halla en mi cerebro?

  15. richar dice:

    jajaja… yo lo conocía con alguna variante, como en lugar de “Sorprendido meáis” poniendo un “Conde, asustado meáis”… por lo demás, desconozco al autor…

    Un saludo,
    Richar.

  16. Alex dice:

    es del genialisimo Francisco de Quevedo, yo tb lo estoy buscando. Si lo encuentras (el poema del cual es tu estracto) hazmelo saber, por favor

  17. Anxo dice:

    Mi versión, desde muy niño, es ésta: ¿Que quereis, Conde, cagamos/con los moros cagarramos?/Cagaleras los lleveis/Cagaleras…¿por tanto poco?/ no sabeis, Conde, q’haceis/ Sé lo cago y cago bien/ Cagais bien o cagais mal/ hareis lo que mande El Rey/ que confundido meais.

  18. Fer dice:

    – ¿Que querais majetad cagamos
    con los moros cagarramos,
    cagarrados los tenemos?
    – ¡Cagalesras los metais!
    – ¿Gagaleras? temo caga mal
    – ¡Se lo cago y cago bien!
    – Majestad, turbado meais.

  19. J L Ramírez dice:

    Mi versión aprendida en la juventud de los años 40;

    -¿Qué queréis, Conde, cagamos
    con los presos qu’agarrramos?
    – C’a galeras los llevéi.
    – ¿C’agaleras los llevemos?
    Mirad, Conde, lo c’agais.
    -Yo lo c’ago, lo ha go bien.
    -Entonces, asombrado me (h)ais.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.