300 – Frank Miller

300Si ellos me matan, toda Esparta irá a la guerra. Ruega para que ellos sean tan estúpidos. Ruega para que nosotros seamos tan afortunados”.

Partiendo de la base de que una imagen no vale más que mil palabras (porque si es así, quememos todos los libros, cerremos este portal y vayámonos al cine a ver Ben-Hur, Blade Runner o Los diez mandamientos), es justo reconocer que en general las imágenes no necesitan ser comparadas con las palabras para poder ser valoradas. En realidad no es que “no necesiten” sino que no han de ser comparadas con la literatura (ni lo inverso tampoco, claro), porque son dos modos de representar la realidad diferentes y, si se quiere, complementarios. El caso del cómic 300 es claro ejemplo de ello: a quien se le ocurra buscar a Herodoto o a Diodoro en la obra de Frank Miller le puede parecer que esos insignes historiadores fueron bastante sosos y austeros explicando los hechos, pobrecitos, y que la auténtica batalla de las Termópilas tuvo lugar tal y como nos la presenta Miller. Y quien pretenda buscar en las narraciones de los clásicos la descripción de un Jerjes calvo, barbilampiño y acribillado a piercings o de unos Inmortales vestidos al más puro estilo ninja, probablemente pensará que el pobre Frank no ha leído una sola página de Historia griega. Así que guardemos a Herodoto en la vitrina y gocemos del cómic 300 habiendo soltado todo lastre que el rigor histórico pueda crearnos.

Se trata de un tebeo; no, se trata de un cómic; tampoco, se trata de una novela gráfica. He ahí una definición más “culta” (y el clavo al que me agarro para osar hacer esta reseña en un portal dedicado a libros de Historia, y reconozco que el clavo quema un poco) acuñada para hacer referencia a este tipo de narraciones ilustradas y dirigidas mayoritariamente a un público adulto. Y vale la pena reconocer que Frank Miller es un auténtico maestro del género, que revolucionó en cuanto comenzó a trabajar como dibujante de Daredevil, allá por los años 80. Este superhéroe, más conocido antiguamente en España como Dan Defensor, era una especie de secundario sin demasiado tirón para el público, que estaba más pendiente de las aventuras de Spiderman, Cuatro Fantásticos o La Masa. Cuando la compañía Marvel Comics encargó el dibujo de Daredevil a Frank Miller, la cotización del cómic empezó a subir como la espuma. Cuando años más tarde Miller se fue a la competencia (DC Comics) para hacerse cargo de Batman, personaje que siempre había estado a la sombra de su “compañero” Superman, sucedió tres cuartos de lo mismo, hasta el punto de llevar el personaje al cine manteniendo la estética y el estilo que Miller le había imprimido. Sus posteriores trabajos no hicieron sino acrecentar su fama (véase, por ejemplo, la serie gráfica Sin City), y sus coqueteos con la gran pantalla han continuado hasta el momento actual, con el reciente estreno de la película 300.

Podría decirse que el “estilo Miller” consiste en encuadres inverosímiles, dibujos a veces esquemáticos pero tremendamente descriptivos, concepción de la página como un todo (y no únicamente cada viñeta), escasez de diálogos, escenarios oscuros, más importancia a las sombras que a las luces, personajes igualmente oscuros… Pero en este caso no se hace buena la frase con que se iniciaba esta reseña, ya que es infinitamente mejor echar un vistazo a cualquier trabajo de Frank Miller que intentar describirlo. Miller suele crear atmósferas tenebrosas, sus héroes suelen ser paradigmas de nobleza pero con un lado oculto igualmente paradigmático. El mundo en el que Miller construye el Nueva York de su Daredevil, o la Gotham de su Batman, o su Ciudad del Pecado, es el mismo en el que sitúa el desfiladero de las Termópilas: un mundo en cierto modo irreal, tenebroso, sucio y duro, muy duro.

En cuanto al argumento de 300, lo único que interesa saber es que un puñado de espartanos se enfrentan a una ingente masa humana de persas a sabiendas de que morirán en el intento. La épica está servida, pero es una épica que los hechos (tal y como los conocemos por la Historia) ya tienen por sí mismos. Y si bien Miller no tiene problema en “inventar” de la nada situaciones o hechos gloriosos o heroicos, en este caso estos rasgos ya le vienen dados. El resultado es un cómic que no sólo hay que leer (esto se haría en 10 minutos) sino que hay que contemplar. Cada página merece un poco de nuestra atención: primero una visión del conjunto, luego de cada viñeta, luego de los diálogos o del narrador. Esta figura, la del narrador, es habitual en los cómics de Frank Miller. Pero no se trata de un narrador en sentido estricto sino más bien de mensajes que el autor deja caer para que el público sepa cómo los protagonistas viven cada situación, al margen de los diálogos que puedan mantener. Cuando a lo largo de unas cuantas páginas se repite varias veces la palabra “Marchamos”, es evidente que lo que se pretende destacar es lo único que en esos momentos tiene importancia para los protagonistas. O cuando en una viñeta se nos muestra el rostro de un Leónidas pensativo, esos pensamientos, ocultos para todos, son los que nos revela el narrador. Tanto en el dibujo como en las palabras, Miller ha mantenido siempre la misma línea de austeridad. 300 no es una excepción, e incluso ese estilo encaja mejor que nunca en su historia, en la forma de vida espartana, en su laconismo y sequedad. La proverbial parquedad en palabras de los espartanos se hace patente aquí, y el cómic se convierte así en un buen argumento de cuánto se puede llegar a decir con pocas palabras.

Para los amantes de los datos, es interesante decir que 300 fue publicado en 1998 en forma de 5 cómics y que cada página de las ediciones actuales eran dos en su origen, que Miller diseñó como un todo. En 1999 recibió los premios Eisner (algo así como los Óscars de los cómics) a la Mejor Serie Limitada, al Mejor Guionista/Dibujante y al Mejor Color. Ese mismo año recibió el premio a la Mejor Obra Extranjera en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona.

En conclusión, se trata de una pequeña obra maestra que debería hacer disfrutar hasta a los no aficionados al mundo del cómic, e incluso a los no aficionados a la Historia. En cuanto a los aficionados a ambas cosas, pues nada… a seguir luchando a la sombra.

[tags]300, Esparta, Frank Miller[/tags]

     

113 comentarios en “300 – Frank Miller

  1. Urogallo dice:

    La estetica es bastante feista, con eso resumo toda su cuestionable plasmación de un acontecimiento tan glorioso.

    Pero su fuerza…Su fuerza es emocional, visceral, telúrica…Este tebeo es pura pasión, como la película a la que ha dado pié.

  2. cavilius dice:

    Así son los cómics de Frank Miller, al menos los que yo he conocido: toda su trayectoria en Daredevil y algunos números sueltos en Batman (reconozco que desde entonces no le había seguido mucho): estética grotesca, personajes malcarados, escenas oscuras aparentemente a medio dibujar. Pero como tú dices, su fuerza, ah, su fuerza…

  3. Daniekes dice:

    No soy aficionado al comic (o aceptamos “Mortadelo y Filemón”), pero reconozco que 300 me parece una obra de arte. La fuerza visual que desprende no necesita de elaborados diálogos para trasmitirnos emociones intensas. Te sientes trasportado a un mundo de violencia y honor, de heroísmo y valor. Miller consigue que abandones tu cómoda perspectiva de espectador para ser uno más de los 300.

  4. Ascanio dice:

    Querido Cavilius, nunca pensé que un cómic diera tanto de sí como para dar lugar a una reseña como la tuya. La verdad es que he quedado sorprendida por la extensión y por la calidad (como siempre).
    Reconozco que no soy amante de los cómics (me pasa como a Daniekes, no salgo de El Jabato y El Capitán Trueno), pero cuando entré la primera vez en Hislibris (parece que hace ya una eternidad), y os oí hablar de él, corrí como una loca para comprarlo.
    No conocía de nada a Frank Miller ni a “su obra” (y sigo sin conocer nada más de él, algo que creo que seguirá así durante mucho tiempo), y os aseguro que me “bebí” el cómic. Sin embargo, de ahí a denominarlo novela gráfica…bueno, yo no me atrevería a tanto.

  5. cavilius dice:

    Es que lo de “novela gráfica” no hay que tomárselo en sentido literal. Es una etiqueta (graphic novel) que se inventaron los americanos para dignificar un poco el cómic que va dirigido a un público más adulto y diferenciarlo del típico tebeo para niños.

    Ahora no sé cómo está el tema, pero en mis años mozos, cuando mis hermanos y yo coleccionábamos Spiderman, La Masa, Los Cuatro Fantásticos, Daredevil, y alguna cosilla suelta de la Patrulla X, Conan… (¿alguien se acuerda de los Cómics Forum o del consultorio del profesor Átomos?), lo de “Novela gráfica para adultos” era muy normal.

  6. Ascanio dice:

    Ahora lo de “para adultos” significa otra cosa.

  7. Arauxo dice:

    Mucho más divertida…

  8. cavilius dice:

    Eso sí lo dominas, veo…

  9. Valeria dice:

    Esto sí que tiene mérito, hacer una reseña de 300. Y parece casi uná sábana de Arauxo. Magister , a tus órdenes. A ver si después de esto algunos se convencen y reeditan un oscuro -o no tan oscuro- objeto de mis deseos, Alix y el último espartiata. No dudo que con este entusiasmo ya están puestas algunas piedrecitas.
    Marchamos.

  10. Arauxo dice:

    Bueno, Cavilius, ya sabes que no soy un forofo de los cómics en general ni de éste en particular (ya me parece estar oyendo el coro de bocas abiertas cantando el triste lamento, “oooooooh”, y la sentencia de que Arauxo es marciano…), pero, como siempre, tu reseña es insuperable. En este caso, sea, probablemente, mejor que el objeto reseñado (perdón, perdón por la blasfemia…)

    Lo que sí es cierto y seguramente nadie discutirá -ni, por su puesto yo tampoco- es que, según parece por lo que veo a mi alrededor e independientemente de los gustos personales, la obra merecía una destacada reseña en estas páginas… y nadie mejor que tú para ofrecerla.

    Un saludo.
    Y marchamos, pues.

  11. Arauxo dice:

    El “por su puesto” de arriba tiene, claro está, demasiados espacios…

  12. Urogallo dice:

    Mejor no se querido marciano, pero si que tiene más texto que el objeto de la reseña.

  13. cavilius dice:

    Es que yo, cuando me pongo a encadenar palabras sin sentido soy una fiera.

    Vale, ya habías hablado de ese Alix alguna vez, ¿verdad?, porque me suena. ¿De qué iba el asunto?

  14. Germánico dice:

    Original iniciativa, Cavilius, enhorabuena. Este es el único cómic que tengo en casa (bueno, vale… además de uno de Conan el Bárbaro), aunque me hubiese encantado conservar los de El Jabato y El Hombre Enmascarado…

  15. Casio dice:

    ¿Es el primer cómic reseñado en Hislibris, verdad? Siempre innovando, vergüenza debería darte.

    Germánico ¿no tienes alguno de Asterix? Lamentable.

  16. Germánico dice:

    Ah, sí, sí. Perdón: tengo unos cuantos, alguno en gallego, y también de Tintín. Y la colección de “Érase una vez… el Hombre”. Vaya, menudo bloqueo mental acabo de superar… Gracias por la ayuda.

    Saludos.

  17. cavilius dice:

    Yo también pensaba que era el primero, pero si miráis en la clasificación de reseñas por temática, a la derecha de la página, veréis que es el tercero.

    En cuanto a lo de la iniciativa, podemos decir que fue una cosa compartida y coincidente entre el gran monarca hislibreño y este humilde chambelán.

    Saludos

  18. Valeria dice:

    Cavilius, Alix es un comic antiguo, escrito por Jacques Martin, que si no me equivoco empezó a publicarse en 1950, more or less. Las historias del joven Alix se desarrollan por distintos lugares en los tiempos de la roma republicana, y ese título en concreto anduve como loca buscándolo para regalo sorpresa de mi maridito… que tiene algunos ejemplares de estos cómics que conserva de su juventud y los atesora como oro en paño; pero en las subastas de internet cada vez que aparecía tenía un precio inasumible. Ahora se están publicando unas cosas que bajo el nombre “Los viajes de Alix” esconden obras de divulgación (sobre Pompeya, Egipto etc) pero que no son cómics .
    He encontrado un enlace en francés, para que te hagas una idea.
    http://fraphael.free.fr/alix.htm
    Y ahora mismo me voy a ver cuáles son los otros dos cómics reseñados.

  19. Julio dice:

    Los Comics no es lo mío pero después de ver la película me doy cuenta de que Frank Miller es caso aparte. Ultimamente me ha dado mucha curiosidad esto de los Comics, por ahi anda una versión ilustrada de “En busca del tiempo perdido”, le echaré un ojo.

    Como los demás me gustó mucho tu reseña Caviluis. En lo personal me gusta que en Hislibris variemos temas y el alcance de las discusiones, saludos

    Julio

  20. Ditirambo dice:

    Saludos a todos, que gusto que estén por acá los de PDF

    Yo antes pensaba que los comics eran solo para niños y jovenes, salvo por el comic erotico de Milo Manara.

    Pero luego de 300 cambié de opinión, creo que esuna forma de expresión y de arte, legitimada y deseable el que se expanda a otros eventos históricos.

    ¿Que tal un comic sobre Maratón’, o sobre la vida de Homero, o Alcibiades, o sobre Licurgo

    ¡¡creo que me gusta la idea¡¡.

  21. Urogallo dice:

    La verdad, eso de Alix son espántosos…Opinión personal. Muy superior sería “MURENA”, que ha empezado a publicar ahora la segunda parte de la saga, y otros, no por fantasiosos, menos correctos.

  22. Tuerka dice:

    Muy buena reseña Cavillius, por lo demás siento disentir con la mayoría pero la película la ví el otro día y sigo sín conseguir ver la genialidad de Frank Miller por ninguna parte y aún menos considerar a 300 como “una obra de arte”.

    Lo peor de la película entre otras muchas cosas y a parte del guíon en general son los discursos del Leonidas no tienen desperdicio enardeciendo a los Espartanos para que luchen por Dios y la libertad, son al mas puro estilo George W. Bush.

    Y el ejercito Persa? son como un ejercito de mutantes, algo increible. Aquí ya al Frank Miller se le fue la “pinza”, no me extraña que los pobres Iranies se suban por las paredes despues de haber visto la película.

  23. El cómic es estupendo. Yo lo recomiendo en clase a mis alumnos y les hago completar una guía didáctica para paliar las deficiencias históricas (que no pictóricas). La película no me ha gustado demasiado; mucho mejor el cómic, más contenido en comparación con el filme. No obstante en la siguiente dirección he hecho una breve guía didáctica de la cinta: http://www.culturaclasica.com/colaboraciones/lillo/GUIA_DIDACTICA_INTERACTIVA_300.pdf

  24. cavilius dice:

    Caramba, qué buena manera de aprovechar el tirón de la película, que seguro que la mayoría de adolescentes ya han visto o lo están deseando, y derivarlos hacia el aprendizaje de la Historia, de la verdadera, no la del cine o la del cómic.

    Saludos, Fernando

  25. nando dice:

    Eisner, en cierta manera, pasó el testigo a Frank Miller antes de morir.

    Salvo excepciones como Robert Crumb, recluído en Francia, y alguno más por ahí, Miller es ya un clásico procedente de un ámbito tan alejado de esa “seriedad” de la Novela Gráfica a la que más arriba se aludía.
    Lo bueno de miller es la evolución que ha tenido a lo largo de su vida,
    evolución que ha ido acompañando de revisiones de géneros en los que se movía como pez en el agua.

    BATMAN

    Su famoso Batman del “Return of the Dark Knight” no es solo una excelente revisión de un género definido por reglas muy estrictas sino la reinvención de todo un personaje, Batman, que marcó no solo la posterior evolución del mismo sino de todos los héroes en general.

    Con él, Batman no presenta el perfil psicológico políticamente correcto de los héroes de la Marvel al uso. El perfil maniqueo de los superhéroes, y de sus historias, se ve desbordado por la presencia, crepuscular e imponente, de un nuevo superhéroe que logra convertirse en el personaje-tipo de las grandes historias de Miller: el Antihéroe.
    Ahí está la primera vuelta de tuerca dentro del género y el punto de no retorno de todos los superhéroes posteriores.

    Miller creó un Batman bestial y violento , torturado psicológicamente tanto por la violenta muerte de sus padres como por la propia violencia que él ejerce, y que le conduce a replantearse su proyectada imagen como Superhéroe “bueno”. ¿ Existe mucha diferencia entre los criminales que persigue y él mismo?. Según el nuevo patrón creado por Miller, rotundamente no.

    Esta especie de crisis de conciencia y de personalidad, en donde el antiguo héroe se empieza a ver así mismo más como un delincuente que como un defensor del “Bien”, se vé acompañada por un creciente desdoblamiento de la personalidad del personaje, que si se mira con cierta ironía, debía de ser la evolución psicológica lógica en un tipo que se pone unos leotardos de murciélago y persigue a los malos todas las noches.
    Batman ya deja de ser el habitual superhéroe bueno y pasa a ser un personaje que duda constantemente, que se recrea en la violencia, y que, por momentos, pierde el juicio. Ya no se diferencia en nada de los supervillanos que persigue sino que acaba convirtiéndose en uno de ellos.

    Esta es la grandísima aportación de Miller a un género predecible y un personaje que languidecía y que había perdido todo el interés por parte de los lectores.

    Si Bob Kane fue el creador de Batman, Miller fue su gran “resucitador”.

    Lo que vino después fue una copia de este brillantísimo modelo en donde todos los superhéroes de nuevo cuño sé ahogaban en un permanente baño de introspección que entorpeciía la lectura de sus historias llegando a hacerlas completamente incomprensibles para mí.

  26. nando dice:

    Brillante, brillantísima, tu reseña Cavilius.
    El comic me lo compré nada más verlo en Madrid-Comics hace ya unos cuantos años.

    Después de haber quedado gratamente sorprendido por “Sin City”, otra revisión de un gran género como el negro, me lancé a por ese comic apaisado y, sin duda alguna, tan visualmente impactante.

    Coincido contigo en que 300 es continuación de ese modo de narrar tan austero y de claro-oscuros (tanto en los personajes, como en la historia, o en las atmósferas) de Sin City; pero lo que más me sorprendió es que alguien con una progresión profesional tan marcadamente americana en cuanto a temas, géneros y argumentos ( Superhéroes Marvel-DC, Comic Book independiente Dark Horse… ) se lanzase a narrar un hecho histórico
    de la Antigüedad.

    Sus personajes siguen ahí, son los mismos que ya aparecen en Batman, Sin City o Ronin ( otra reinvención acojonante de temática Samuraí dentro de, pásmate, el género de la Ciencia Ficción). Y, aunque no sea historicamente muy fiable, lo importante es ese inmenso tono épico que hay en toda la narración. Es pura Épica.

    Entre una, ya imposible, recreación de esta batalla por parte de Jaques
    Martin y esta de Miller, yo me quedaría con la de este último.
    Es puro nervio y fuerza.

    saludos

  27. cavilius dice:

    Es posible que parte del éxito de 300 (la parte que no tiene que ver con quién sea el autor o con su calidad como cómic) sea precisamente la limitada visión histórica de los americanos. Me explico: habiendo de todo, como en todas partes, me da la impresión de que en los USA existe un claro y general desinterés por otra historia, otra cultura u otro modus vivendi que no sea el propio. ¿Por qué entonces van a fijarse en este cómic, que trata sobre una batalla que ocurrió 2000 años antes de que los Estados Unidos existieran? Pues por simple asociación de ideas: el enfrentamiento greco-persa de las Termópilas no es más que un antecedente del actual enfrentamiento Occidente-Oriente, o, mejor dicho, USA-Irak. Los griegos luchan por la libertad, son héroes, tienen nobles sentimientos, en cambio los persas son esclavos sometidos a un rey tiránico, son malvados y traicioneros, su causa no es justa y, aunque salen victoriosos en Termópilas, quien realmente ha ganado la batalla de la fama para la posteridad ha sido el bando griego. No creo que Frank Miller escogiera y dibujara esta historia pensando (al menos conscientemente) en esto, pero estoy seguro que gran parte del público americano ha hecho esa asociación de ideas. Después de todo, ¿no es la prueba evidente de que la civilización occidental ha estado amenazada por la oriental desde siempre?

    La otra parte del éxito del cómic, y seguramente (espero) que no la menor, se debe al autor. Como ya se ha dicho por aquí, Frank Miller revolucionó la manera de contar historias, tanto en el dibujo como en el enfoque. La Marvel Comics Group encontró en él un filón, y no es que le fuera mal con los otros dibujantes que tenía en los años 80, pero eran todos de técnica parecida y los guiones no eran originales (hablo en general, evidentemente cada uno de ellos tenía su estilo personal y cada personaje su propia trayectoria). Los John Romita, padre e hijo eran habituales en Spiderman; los hermanos John y Sal Buscema lo eran en La Masa o Conan; John Byrne en Los Cuatro Fantásticos. Bill Sienkiewicz, Al Milgrom, Keith Pollard, Jim Starlin, Gene Colan, son nombres que todavía me suenan de aquella época. John Byrne también hizo una pequeña revolución pero fue más formal que de contenido, desde luego nada comparado con la innovación a todos los niveles que trajo Frank Miller en el personaje de Daredevil, “El hombre sin miedo”. Sin duda el personaje estrella de la Marvel era Spiderman (protagonista de varias colecciones quincenales o mensuales que se publicaban al mismo tiempo), pero Daredevil se convirtió en la “perla”. Frank Miller al guión y dibujo, y casi siempre también al entintado (aunque muchas veces éste corría a cargo de Klaus Janson) elevó el cómic de Daredevil al nivel de obra de arte. Dentro de lo increíble de un cómic de superhéroes, Miller hizo que Daredevil tuviera una credibilidad que no tenía ningún otro héroe Marvel. No tuvo necesidad de inventar en cada número un supervillano diferente (como sucedía con los demás cómics de superhéroes) sino que con unos cuantos supo crear un universo oscuro, creíble y estremecedor. El malvado Kingpin, que pasó sin pena ni gloria por los cómics de Spiderman, aquí se convirtió en un auténtico villano; Bullseye, que no tenía superpoderes, fue el asesino más malvado de todos los que se hayan paseado por los cómics de superhéroes. El cómic donde se enfrentó a Elektra Natchios, la asesina contratada para matar a Daredevil, experta en la lucha ninja y maestra en el uso de las espadas sai, ese cómic en que la mató lanzándole al cuello una afilada carta de baraja y luego clavándole su propia sai, ese cómic fue terrible, apocalíptico, estremecedor… y sólo fue un cómic.

    Qué recuerdos tan marvelosos, y qué viejo se hace uno…

    Saludos

  28. Urogallo dice:

    Los discursos de Leonidas son para mí lo mejor de la película, a fuerza de verlo todo desde el prisma de nuestra actualidad, de este espántoso y continuo “aggiornamiento”, olvidamos que hubo otros hombres y otras épocas, y que también entonces se combatió en nombre de la propia ley y de la propia fé…¿Nos miramos demasiado el ombligo?.

  29. richar dice:

    Gracias cavilius por otra de tus exquisitas reseñas.

    Conocía tu afición desmedida por Grecia, incluso tu afición por el comic de 300, ¿pero “frikismo” general con los comics? Lo que descubre uno…

    Me sumo a los que opinan que leer 300 me hizo ver otra faceta en los comics -o novelas gráficas-, que sólo asociaba a Mortadelos y Zipi Zapes.

    En cualquier caso, una gozada de comic, sí señor.

    Y efectivamente, es el tercer comic reseñado en Hislibris. Yo recomendaría los tres.

    Un saludo,
    Richar.

  30. mavipas dice:

    La lícula me parece bastante interesante. Lo pero, por supuesto, la voz de Jerjes. Enhorabuena a Fernando por su excelente guía didáctica. Sou una opositora con proyectos de convertirme en profesora de Historia y me ha parecido bastane interesante el enfoque.

    Enhorabuena también por el blogg.

  31. rafael dice:

    Ya lo comenté con respecto al estreno de “Alatriste”, el libro es libro, el cine es cine y el cómic es cómic. Alguien arriba ha dicho que “300” de Miller no es una obra maestra, pues yo opino que sí, como “Príncipe Valiente” de Foster, “Flash Gordon” de Raymond, “Corto Maltés” de Hugo Pratt, varias obras de Moebius o “La Casta de los Metabarones” de Jodorowsky-Giménez.
    ¿O es que el arte sólo está en los museos?
    “Ben-Hur” de Wyler es una obra de arte y “El Padrino” de Coppola otra.
    En la Literatura las hay a miles.
    Y tengo una vecina que es una obra de arte cuando sale a pasear el perro.
    Con respecto a la película de “300”, sólo puedo decir que es UNA AUTENTICA MARAVILLA, la película que un profundo aficionado al peplum siempre deseó ver, desde aquellos primeros sesenta donde muy pequeño iba a los cines de verano (me llevaban mis hermanos mayores, of course) a ver Hércules, Maciste, Ursus y demás… Y donde descubrió la historia de las Termópilas en un clásico del cine de romanos titulado “El león de Esparta”, con Richard Egan en el papel de Leónidas.
    Ya he visto varias veces “300”, y me reafirmo en mi opinión, cuanto más la veo, mejor es, y por supuesto, más me gusta. No necesito si voy al cine que me den una lección de Historia, para eso tengo muchos libros y este blog.
    Ves la película y deseas tener un taparrabos y una capa escarlata, raída y más roja al final, una lanza, una falcata y un escudo de bronce. ¿Qué más da como era Jerjes, o si había seres monstruosos en su ejército? La pasión y el sufrimiento de los guerreros espartanos es Sublime.
    Y si la Historia, Herodoto, o quién sea, estuvieran en desacuerdo con esta película, pues peor para ellos, porque el espíritu y el alma de estos soldados, su fe en las Leyes de su Pueblo y la salvaguarda de sus tierras, sus mujeres, sus hijos y todos sus conciudadanos son VALORES claramente mostrados en la película, incluso la dolorosa entrega de la reina por salvar su mundo. Y este SACRIFICIO SUPREMO hasta el aniquilamiento de todo el glorioso batallón está representado en el film con toda la crudeza, no exenta de una belleza inusitada, que toda batalla cuerpo a cuerpo tiene.
    ¿Qué protestan los iraníes? Que se jo…
    También protestaron los judíos con “La Pasión de Cristo”, los mexicanos con “Apocalyto”, o el Vaticano con “La última tentación de Cristo”?
    SEÑORES, el caso es protestar y molestarse por todo.
    Si algún día se rodara una película (de gran presupuesto) con las conquistas de Cortez y Pizarro nos íbamos a reir un montón, disfrutando con aquello de las naves ardiendo a la espalda de Cortez (¡Que valientes los españoles!).
    En fin, a mí la película me ha encantado, y entiendo que a muchísima gente no le guste, sólo he dejado aquí estas letras para que leais mi opinión y la veais una segunda vez, sin los prejuicios, esta vez, que teneís por el amor y fervor a “Puertas de Fuego”, que sí considerareis una obra de arte ¿O NO?
    Un saludo a todos, espartíatas

  32. Per&kles dice:

    Pasando de puntillas -como siempre- por Hislibris, que no me gusta que despertar de su letargo a los eruditos bibliófagos que por estos lares moran, debo aplaudir a cavilius por mostrar la riqueza de otros medios artísticos a tan ávidos lectores.

    Desde mi cuasi anonimato me reconozco voraz devorador del 9º arte y ver en este magnífico blog los nombres de Romita, Eisner, Byrne, Buscema y Miller entre otros me llena de alegría.

    Escuchad a cavilius, escuchadle, que sabe lo que dice. Y a todos los que habéis descubierto la fuerza de 300 os animo a recuperar ese par de post comiqueros que dormitan en Hislibris y descubrir también esas magníficas obras que la Richar Troup reomiendan.

    O bucead por la historia de la mafia en una documentadísima “La Cosa Nostra” o disfrutad del doble sentido de comics para adultos que Hugo Pratt y Manara nos brindan en Verano Indio, recorred las américas de manos de Izazu buscando la Pipa de Marcos, comprobad cómo la historia es fuente de inspiración para artistas que utilizan su pluma no sólo para la escritura.

    Venid al ignominioso lado oscuro…

    Por cierto que nuestro querido huésped Richar bebió mucho de las páginas de 300 para poder mear tanta historia como lleva meando estos años.

  33. Ascanio dice:

    Enhorabuena a Fernando Lillo por su guía didáctica de la película. Ojalá todos los profesores supieran sacar partido a las aficiones de los chavales de hoy en día, para “reconducirlos” hacia la afición a la Historia. Sólo por eso valdría la pena hacer más películas como esta.
    Quizás podrían hacer lo mismo con los videojuegos o las series de televisión, por proponer algunas ideas.

  34. Aquiles dice:

    Cavilius, Nando, Per&kles….¡a mis brazos, compañeros! ¡Qué satisfacción comprobar que gente de auténtico nivel sabe apreciar todas las bondades – que son muchas – del mundo del cómic. Hay mucho trabajo por hacer para conseguir “evangelizar” a todos los que nos consideran “freaks” (¿verdad, Richar?). Abundando en lo anteriormente expuesto por estos grandes hombres antes mencionados, la labor que gentes como Miller, Alan Moore (Watchmen, Swampthing con su episodio “Lección de anatomía” o la impresionante saga “American Gothic”… si aún no la habéis leído ¿a qué esperáis?), John Byrne o Barry W. Smith hicieron con el comic-book americano fue prácticamente resucitarlo de la inanidad en la que había entrado a finales de los años 70 y elevarlo a unas cotas que, al menos en mi opinión, no ha vuelto a tener; hablo tanto a nivel de guiones (ese Chris Claremont llevando a los X-Men a su etapa más brillante junto con John Byrne es impagable) como de ilustración. En vuestros apuntes no me sobra ninguno de los nombres citados… si acaso me faltan algunos como Neal Adams (Guerra Kree-Skrull), Paul Gulacy (Shang-Chi), Jim Steranko (la saga de Scorpio en la colección del Coronel Furia) o el anteriormente citado Barry Smith y su primer Conan… rindo un particular y emocionado homenaje a Jim Starlin y su legendaria “Muerte del Capitán Marvel”. Centrándonos en Miller, suscribo lo dicho por mis antecesores y quiero incidir sobre algo que mencionó Nando, a saber, su miniserie “Ronin”, quizás la menos celebrada por el público pero no así por la crítica; en cuanto a lo que logró con Daredevil, es posiblemente lo más cercano a un milagro que se puede conseguir… sacó a un personaje del fango de la indiferencia para impulsarlo hasta ser el auténtico número uno, y sin necesidad de superpoderes; simplemente, se limitó a dirigirlo paulatinamente hasta un abismo personal del cual solamente había dos formas de salir: cayendo en él o poniendose el mundo por montera. ¡Y vaya si lo hizo el bueno de Matt Murdock!
    No, no se me olvida que este es un foro de novela histórica y que estamos tratando sobre “300”, pero es que la emoción me puede… El cómic en cuestión es Miller en estado puro, me parece claro; desconozco su intencionalidad ideológica, si es que la tiene, pero lo cierto es que me da igual. De lo que se trata es de disfrutar de una obra gráfica de excepción, con sus decorados imposibles y sus personajes exagerados hasta el límite, pero llenos de una fuerza que se traslada al lector. Solamente en una cosa me permito discrepar de alguno de vosotros; reconozco que a mí no me dan ganas de ser espartano, al igual que no me apetecería haber estado dentro de Numancia cuando los romanos le dieron un repaso… cada cosa a su tiempo y un tiempo para cada cosa, oye.

    Saludos.

  35. richar dice:

    Hombre Per&kles, dichosos los ojos de leerte por estos lares después de tanto tiempo de “voyeurismo bloguero”. Sabía yo que con un cebo como éste no podrías dejar de soltar tu opinión comiquera.

    Ciertamente tu 300 tuvo mucho que ver en mi incipiente afición por la Historia, dí que sí, así que como contrapartida, y para agradecértelo -o no sé si putearte más-, voy a recomendar a todos (especialmente los aficionados al comic) que visiten tu desactualizado blog, para ver si así de una puñetera vez te decides a retomarlo y seguir con esa obra de arte que tenías, coño.

    http://www.mundocomic.blogspot.com

    Un saludote y gracias por tus palabras.
    Richar.

    PD. Aquiles, tampoco conocía tu faceta comiquera. Parece que lo teníais todos callados, oye.

  36. cavilius dice:

    Ah, Aquiles, ¿se vale hablar de Shang Chi? ¿Se vale? ¡Y tanto que se vale! Y si el autor de la reseña no está de acuerdo porque nos salimos del tema, pues que le den…

    Quién iba a pensar que un personaje que nacía como tapa-agujeros para satisfacer el creciente gusto por las artes marciales de los adolescentes de los años 70 y 80 (gracias en gran medida a las películas de Bruce Lee; sí, el mismo al que han ridiculizado post mortem con el el anuncio ése de “be like water, my friend“, qué tendrá que ver esa frase con un coche, hombre) iba a subir tan alto como lo hizo Shang Chi, cuyo único mérito (o demérito, mejor dicho) era ser el hijo de Fu Manchú. Y subió, vaya si subió. Con los primeros guiones de Steve Englehart y los dibujos de Jim Starlin, el cómic se defendía pero no destacaba; pero con la llegada del guionista Doug Moench y, sobre todo, del dibujante Paul Gulacy, el resultado dejó de ser un simple cómic de artes marciales y se convirtió en arte en viñetas. Tanto Moench como Gulacy rendían continuos homenajes a Bruce Lee (el argumento de algunos cómics eran prácticamente extrapolaciones de la película Operación Dragón, y muchas de las poses de Shang Chi eran calcos de las de Bruce Lee, por no hablar del parecido físico). Hay que reconocer que el cómic perdía bastante cuando lo acometía otro dibujante, no porque no lo hiciera bien sino porque un cómic de artes marciales no es un cómic de superhéroes. Recuerdo algún número dibujado por Sal Buscema, dibujante consagrado y especializado en personajes musculosos como La Masa, que carecía por completo de chispa ni ambientación. En cambio, con Gulacy al dibujo, el cómic ganaba en todo. Ciertamente los entintados condicionan mucho el resultado final, y creo que con Paul Gulacy esto se acentuaba más; los que mejor entintaron sus cómics fueron, a mi gusto, Dan Adkins y Pablo Marcos (éste último especialista en “cargar las tintas”, a quienes les suene su nombre sabrán a qué me refiero). Recomiendo enormemente el cómic titulado “Gato”una auténtica maravilla, una obra de arte del dibujo en viñeta, creación del trío Moench-Gulacy-Adkins.

    Y con el tiempo el dibujo de Paul Gulacy fue substituido por el de Mike Zeck, para mi gusto otro genio que supo encajar perfectamente en la idea del personaje y del cómic en su conjunto. Con Moench, siempre Moench, al guión, Mike Zeck al dibujo y Gene Day al entintado, el hijo de Fu Manchú volvió a poner el listón muy alto. Quizá su estilo era más clásico que el de Gulacy, los encuadres menos originales, los guiños al lector menos frecuentes, pero el personaje de Shang Chi adquirió una dimensión humana y filosófica (sí, filosófica, qué pasa) que con Gulacy estaba oculta. He de reconocer que ese aspecto “filosófico” influyó bastante en mi tierna adolescencia: filosofía de no-violencia, de pasividad, de estoicismo oriental…

    En fin, que ya llevamos unos cuantos genios del cómic citados por aquí, en una justa reivindicación de este género. Más, más, mencionad más, por favor.

    Saludos

    PS: por cierto, que sepáis que el Capitán América ha muerto asesinado por un francotirador, al negarse a inscribirse en el registro de personas con superpoderes tal y como obliga la ley antiterrorista promulgada en USA a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001. El superhéroe americano por excelencia, creado para combatir contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial, ha sido asesinado por sus propios creadores. Hágase justicia.

  37. Aquiles dice:

    ¿De verdad crees que esa muerte es definitiva? Me huele a poner “en la nevera” a un personaje que ya lleva mucho tiempo en danza y que necesita un descanso prolongado, pero jamás definitivo… ¡y menos el Capitán América, santo y seña de la Marvel! Y si hablamos de genios y genialidades, mencionar la serie “Predicador”, la mejor que he leido en los últimos tiempos, sin olvidar a la última época de la “Doom Patrol” que por fin está viendo la luz en castellano o a personajes como John Constantine “Hellblazer”y el impresionante “The Sandman”. En cuanto a lo dicho sobre Shang-Chi, nada debo añadir, salvo que yo me sigo quedando con la etapa de Moench y Gulacy por encima de todas.

  38. Arauxo dice:

    No es por nada, Aquiles (y Cavilius, y Nando, y Per&Kles, y Rafael, y Urogallo, y no-sé-si-me-dejo-alguno), pero después de leer las 15.628 últimas intervenciones, se despeja cualquier duda que pudiese existir respecto a vuestro friquismo: está meridianamente claro que no sois, en absoluto, friquis. Sois… una secta, joé.

    Saludos de Arauxo, el marciano.

    (Y que conste que al marciano le gusta mucho Astérix. Y Tintín. Y Spiderman. Y Batman -aunque permanecía absolutamente ignorante sobre sus bondades artísticas-. Y El Capitán Trueno. Y Rompetechos. Y, sobre todo, el antiguo TBO. Y más, más. Pero como estoy seguro de que, si sigo, me váis a descalificar por mencionar tebeos “infantiles”, mejor me callo. Ea).

    PS: Subscribo las felicitaciones, Fernando Lillo. Eso sí es saber utilizar los recursos artístico-literarios para enseñar auténtica Historica.

  39. cavilius dice:

    Hmm, sospecho que tú eres el francotirador que se ha cargado al Capitán América. ¿No podías enfrentarte a él con superpoderes, como todo el mundo? ¿Tenías que abatirlo a traición? Que Los Vengadores y la Patrulla-X caigan sobre ti…

  40. Urogallo dice:

    A mí PREDICADOR, me ha parecido una serie un tanto sobre-valorada…Sí, era original en sus primeros números, pero como tantas otras, después ya no tenía ni idea de a donde dirigir la trama.

  41. Aquiles dice:

    Arauxo: ¿sabías que Ediciones B está reeditando en formato de tomos con tapa dura los ejemplares del antiguo TBO? Es tu momento de volver a la infancia…. por cierto, soy fan fatal de Mortadelo, de 13 Rue del Percebe y de Anacleto, entre otros.

  42. Arauxo dice:

    Gracias, Aquiles, por la información. Y descubro, encantado, que entre dos seres humanos siempre existe algún área de intersección. Aunque uno sea Aquiles y otro Arauxo…

    Un saludo guasón.

  43. Aretes dice:

    Ahora los comics son área de intersección, ¡curioso!

    Pero vamos a ver ¿quién no empezó su interés por la lectura con comics? O me vais a decir que con cinco o seis años ya reseñabais libros (bueno, a lo mejor Arauxo si)
    TBO era lectura prioritaria sobre todo en verano, por no hablar de los Flash Gordon interminables que mi padre guardaba encuadernados (siempre pensé que la Guerra de las Galaxias se originó allí), los Axteris, Tintín,…

  44. Arauxo dice:

    ¿Axteris? ¿Y ese quién es?

  45. Aretes dice:

    ni una, no pasas ni una. ¿Cómo demonios vamos a batir records así?

  46. nando dice:

    Eramos, somos y seremos Legión.

    El Comic es el mayor arte del siglo XX ( o de finales del XIX).
    El gran Eisner lo definió magistralmente como el “Arte Secuencial” y un portentoso estudio sobre el mismo lo hizo Scott Mccloud hace unos años utilizando el mismo medio, el comic, para explicarlo… sencillamente insuperable.

    Yo soy más de comic europeo e independiente americano, pero todavía conservo como oro en paño algunos números de la colección “Pocket de Ases” de la editorial Bruguera: Spiderman, Batman, Conan, La Masa ( cuando se llamaba así)… qué tiempos!!!

    A mí, el superhéroe, o más bien superjusticiero, que más me ha impactado
    es el irrepetible JUEZ DREDD y su fascistoide sentido de la justicia. Como solía decir “Yo soy la Ley”.

    Arauxo: del TBO hay que rendir homenaje al exquisito Coll… que le pobre acabo suicidándose.

    Per&kles: recupera tu blogg ya!!! nos has dejado huérfanos.

    saludos

  47. cavilius dice:

    Ah, los Pocket de Ases, cuánto tiempo sin oír esas palabras…

    Lo mío es para matarme lentamente: entre mis dos hermanos y yo teníamos todo los números que se publicaron en Cómics Fórum de La Masa, Daredevil, Los Cuatro Fantásticos y Spiderman. Hasta que un buen día… lo vendimos todo, y por cuatro duros además. Además, tenía muuuchos cómics de Shang Chi, que también desaparecieron. Por suerte, de éstos he conseguido recuperarlos casi todos gracias a la emulación. No es lo mismo, pero algo es algo.

    Saludos

    ¿Os acordáis de las Secret Wars, aquella serie que iba a ser un bombazo y acabó pareciéndose a un café descafeinado sin azúcar?

  48. Aretes dice:

    Me da algo de vergüenza pero ¿alguna chica se acuerda de Esther?
    Reconozco que disfrutaba con las idas y venidas del personaje.

  49. cavilius dice:

    Claro, Esther, de Purita Campos, qué cosa más ñoñ… perdón. Es que claro, los chicos estábamos acostumbrados a los tíos cachas de los cómics de superhéroes, las aventuras al límite, el Universo siempre amenazado por supervillanos, la gente que se paseaba por la ciudad con los calzoncillos encima de los pantalones y una máscara o una capa…; comparado con todo eso, las aventuras de Esther nos parecían, no sé, demasiado… irreales (¿?).

    Ahora están volviendo a salir, por cierto: Esther, 20 años después. Yo se lo he comprado a mi mujer para regalárselo el día del libro.

    Jo, Aretes, que ya te he dicho que hoy tengo el día ocupado…

    (Creo que este comentario, tomado todo él en su conjunto mismamente, no me ha salido demasiado afortunado, me temo…)

  50. Aquiles dice:

    Haciendo un nuevo alarde de “democracia orgánica” declaro solemnemente que la opinión del excelso Urogallo acerca del cómic PREDICADOR está errada y necesita perentoriamente una relectura por su parte. Nando, a mí siempre me ha divertido esa visión hirientemente irónica sobre el mundo superheróico de la serie Marshall Law; y hablando de Pocket de Ases… ¿qué me dices de los míticos Volúmenes 1, 2 y 3 de la editorial Vértice? Algunos son inencontrables y deben tener unos precios desorbitados. Se me olvidaba un gran genio para añadir a la lista, Cavilius: el gran Steve Ditko, con su primer Spiderman y ese fantástico Doctor Extraño que nos trasladaba de una dimensión a otra como si fuera un autobusero. Qué tiempos.

  51. Aquiles dice:

    Cavilius: tengo todos los Shang-Chi originales y alguna secuela que publicó mucho después Forum. Efectivamente, Secret Wars fue un pestiño colosal, como tantas otras sagas que ha ido pariendo Marvel, todo sea dicho.

  52. cavilius dice:

    Otro mítico que merece ser recordado: Jack Kirby.

    ¿Tienes todo Shang Chi? ¿Qué quieres a cambio? Puedo ofrecerte, no sé, algo valioso pero asequible… ¿una reseña de Arauxo sobre algún Scarrawajo?

  53. Aquiles dice:

    Ni por una fotografía suya sin careta.

  54. Ascanio dice:

    Aretes, yo sí me acuerdo de Esther y su mundo. Pero reconozco que esos los compraban mis mmmanas (sobre todo Eowin, que muy de vez en cuando aparece por aquí), porque yo era más aficionada a El Jabato y El Capitán Trueno.
    Pero es que tampoco me han hecho nunca demasiada gracia las muñecas. Poco femenina que es una…
    Recuerdo que mis Reyes Magos favoritos fueron unos en que me regalaron un pupitre lleno de libros de cuentos y un Mercedes dorado horterísimo dirigido con un cable y un armatoste de volante que se chupaba las pilas a pares. Ay…qué tiempos…
    Y ahora se abre una nueva tangente para hablar de los Reyes Magos. Porque está claro que de los 300 aquí no habla ni el tato.
    Cavi, lo del Scarrawajo merece estar en la lista de perlas de Hislibris, jomío.
    Por cierto, lo del Shang-chi ese no será primo de ese espanto que se llama Si-Chang (o algo así) y que va enseñando sus partes pudendas por la tele, ¿no?

  55. Ascanio dice:

    Estoooo, le he cambiado el nombre a mi mmmana. Es Arwen, no Eowin. He cambiado una elfa por una rohirrim.

  56. Valeria dice:

    Y nadie se acuerda de Steve Pops? Y de Iznogud?
    Yo en mi vida he leído nada de Esther. Pero daría algo por un ejemplar del Supermortadelo especial Cuarta Dimensión .

  57. Aquiles dice:

    ¡Vade retro, Satán! ¿Cómo osas comparar al magnífico Shang-Chi con semejante porquería de estética vulgarmente Manga? Te perdono porque eres tú, pero que no se vuelva a repetir…..¡¡¡Jamás!!! Oye, Valeria, y por un Supermortadelo con todas las portadas de la revista Mortadelo ¿qué darías? Es por curiosidad.

  58. Ascanio dice:

    Valeria: ¡Quiero ser califa en lugar del califa!

  59. rafael dice:

    El Teniente Blueberry, El Cid de Hdez. Palacios, la Colección Trinca, y algo después, las ediciones de Josep Toutain (¡Eso era un Editor!) 1984, Creepy y Comix Internacional, sin olvidar la perla que la misma Norma Editorial mató llamada CIMOC.
    Y todo el Mundo de Bruguera, cosas como Rigoberto Picaporte solterón de mucho porte, la familia Trapisonda un grupito que es la monda, Carpanta, Gordito relleno, el reporter tribulete, las hermanas Gilda o Doña Urraca (arte puro)… y tantos y tantos… Y ese Pumby, ¿donde me lo dejais?
    Yo tengo algo más de tres mil tebeos, y desde luego no le llaman el 9º Arte por nada.
    Un saludo

  60. Arauxo dice:

    A mí me gustan mucho los pitufos. Eso sí que es arte.

  61. Urogallo dice:

    Ah, Palacios, inconmensurable su CAMERONE, dentro de la saga de Mc Coy, por no hablar de sus Carlos V, Felipe II y Hernán Cortés.

    El Cid ya me convenció menos…Su Bolívar, por otra parte, es totalmente partidista y deja a los españoles a la altura de la leyenda negra ( empezando por que todos aparecen caracterizados como africanos).

    PREDICADOR perdió todo el fuelle después de la caida del Grial…Nunca mejor dicho.

  62. LUCIO GALLEGOS BECERRA dice:

    CREO QUE ESTA OBRA LLEVADA A LA PANTALLA ES DE UNA VASTA RIQUEZA VISUAL, REMENBRANDO LO QUE VERSAN LOS COMENTARIOS DE CAVILIUS. MAS ALLA DE LO RIGUROSO DE LA HISTORIA (A LO CUAL SOY MUY AFICIONADO ) Y QUE EN VERDAD SERIA MENTIRA DECIR QUE SOY AFICIONADO AL COMIC, CREO QUE DEJA UN MENSAJE DE VALOR Y ESFUERZO, ALGO REALMENTE PARA LA POSTERIDAD

  63. ramsés dice:

    aunque siento que me introduzco en un parloteo cotidiano de ibéricos ,no puedo de dejar mi punto de vista,del perú.yo soy también amante de la historia y de esta parte en particular,incluso llegué a ver el 300 de 1962,y la película -la nueva-en verdad,llena mis expectativas,tanto visualmente como de entretenimiento.incluso más; atrevería a emitir una idea:que podrían adaptarse los comics,tipo TONY,a los que le noto un parecido a los de miller,cuando tocan sobre todo héroes de la antiguedad.

  64. ignacio el argentino dice:

    Si Ramses, Nippur de lagash sería un éxito.

  65. Ulises dice:

    Ah, Ignacio, que tiempos aquellos, Nippur de Lagash es realmente un personaje inolvidable.

    (¿Dónde están los muchachos de entonces?
    Barra antigua de ayer ¿dónde está?)

    Saludos.

  66. ignacio el argentino dice:

    Ya lo creo Ulises, nuestros amigos de otros paises no lo conocen, sino creo que moririan por sus historietas. Aquí tienes la página oficial o algo así desde donde se pueden bajar distintos capítulos, muchos de ellos clásicos. http://www.nippurweb.com.ar
    saludos.

    P.D. Pienso no equivocarme, ¿ulises eres argentino? ¿no?

  67. Ulises dice:

    No, mi amigo, soy chileno. Para los efectos geográficos, vecino, para todo lo demás, hermano.
    Saludos.

  68. Ulises dice:

    Ignacio, gracias, excelente el enlace que me recomendaste, es una verdadera enciclopedia, pero me aumentó la nostalgia.
    Saludos.

  69. ignacio el argentino dice:

    De nada hermano, en hislibris hay varios chilenos, ditirambo/ daniel es uno de ellos al cual le he tomado bastante simpatía.
    saludos.

    P.D. El capítulo que Nippur se encuentra con Gilgamesh el inmortal bajo las murallas de Eridu, no tiene desperdicio. de lo mejor.

  70. alejandra dice:

    Oye Cavilius, bonito tu comentario, pero un consejo: se dice IMPRESO, ok?
    Saludos Ale

  71. cavilius dice:

    Cielos, pues a hacer puñetas todo el comentario; si precisamente era bonito por lo de “imprimido” ;-)

    Acepto la enmienda sin problemas, pero, de todas maneras, humildemente discrepo: tanto “impreso” como “imprimido” son formas correctas y válidas del participio del verbo “imprimir“, siendo en general la irregular “impreso” más usada que la regular “imprimido“. Pero, en cualquier caso, “impreso” se utiliza como sustantivo o adjetivo, e “imprimido” como forma verbal (que es el uso que yo le di en la reseña).
    Sin ser exactamente el mismo caso, sucede algo parecido con “freído” y “frito“.

    Creo.

    Saludos

  72. ramses dice:

    tanta chachara del tal cavilius,para decir me equivoque

  73. cavilius dice:

    Pues tanta cháchara no ha servido para que me entiendas, ramses, porque precisamente no estoy diciendo que me equivocara. Aunque quizá te refieras a que te equivocas tú, ya que eso es lo que sugiere tu frase, en la que no hay ni un acento.

    Saludos

  74. Aquiles dice:

    Haya paz, colegas : si nos sometiésemos a la terapia de repasar todas las intervenciones habidas y por haber en la historia de Hislibris, seguramente muchos de nosotros tendríamos que hacer examen de conciencia acerca de nuestra ortografía “manifiestamente mejorable”. Mejorémosla y ya está. Por cierto, entré en la página de Nippur de Lagash y tenéis razón: parece una serie guapísima y con todos lo ingredientes necesarios para atrapar a un lector de cómics. Buen dibujo, argumentos bien construidos, variedad en los personajes con cambios sustanciales de actitud hacia el protagonista en algunos de ellos, “femmes fatales”, tíos cachas, tíos maquiavélicos….. y un entorno geográfico y temporal muy atractivo. Suerte la vuestra por poder leerlos todos.

  75. ignacio el argentino dice:

    Aquiles por internet tal vez te puedes hacer con algún anuario.
    saludos

  76. Aquiles dice:

    Gracias por la información. Lo miraré.

  77. Arauxo dice:

    Querido Aquiles:

    ¿Cómo que haya paz, colegas y que repasemos nuestra ortografía para mejorar? No, lo siento pero ya está bien. Pongamos las cosas en su sitio. Cavilius jamás afea el estilo de nadie ni recrimina la cacografía o la caótica sintaxis de muchos hislibreños que merecerían un rapapolvo. Y resulta que recibe una corrección de Alejandra (contra la que no tengo nada, porque parece nacida del cariño y amparada en la crítica constructiva) que será fraterna, pero equivocada o, al menos, discutible. Y Cavilius acepta humildemente la enmienda, pero al mismo tiempo discrepa con absoluta correción y cortesía y explica (nos explica) de un modo muy didáctico, como suele ser habitual en él, las opciones semánticas y gramaticales que existen. Algo muy apropiado para Hislibris, muy frecuente en estas páginas y, por supuesto, muy instructivo, que espero siga ocurriendo cada vez que se tercie.

    Y la explicación de Cavilius parece sobrarle a un tal Ramsés, para el que estas páginas son un parloteo cotidiano de ibéricos (lo siento, por ti, Ignacio, pero por lo visto tú no existes a sus ojos) y para quien la cháchara de Cavilius es, a todas luces y piense lo que piense, absolutamente insuficiente. Porque, efectivamente, no se ha enterado de nada e interpreta la respuesta de Cavilius con el significado exactamente contrario al que se deduce de su lectura.

    Pero es que además, Ramsés, este contertulio que reprocha a Cavilius su pedagógica explicación sobre una cuestión precisamente lingüística, escribe sin aplicar ni una puñetera norma gramatical. Porque no sólo no escribe tildes; tampoco usa ni una sóla mayúscula. Si hay algo que se parezca a una cháchara es precisamente el comentario de Ramsés (que yo, con permiso, escribo con tilde y mayúscula inicial) del 20 de abril, aunque más que cháchara es galimatías ininteligible. Tanta faramalla yuxtapuesta para decir que le gustó el cómic…

    Creo (como diría humildemente Cavilius).

    Un saludo.

  78. Aquiles dice:

    De acuerdo, Arauxo; simplemente, quería quitar hierro al asunto y que nos centrásemos en el comentario de los libros. En cuanto a la expresión “parloteo de ibéricos”, quiero pensar que no tenía una intencionalidad peyorativa, entre otras cosas porque este blog está afortunadamente enriquecido por gente de habla hispana de ambos lados del Atlántico y cualquiera que haya entrado unas cuantas veces lo sabe. Por descontado, tanto los conocimientos como la expresión de Cavilius están sobradamente contrastados a estas alturas, por lo que huelga cualquier comentario al respecto.

  79. Arauxo dice:

    Pero si yo ya sabía de tus intenciones, Aquiles…

    Un saludo afectuoso.

  80. Ascanio dice:

    Vaya Arauxo, te has adelantado, porque ya iba a salir Ascanio como una leona desmelenada en defensa de Cavilius. Porque pocas cosas hay que sienten tan mal como un enterado que se cree en posesión de la verdad absoluta y que ve la paja en el ojo ajeno -aunque yo siga sin encontrar la de Cavi-, sin ver la viga en el propio.
    Un saludo de una leona ibérica (aunque sería bastante más propio decir un lince ibérico).
    PS: cielos, lo de la paja de Cavi me parece que va a traer cola…
    Ya veo al Germonio frotándose las manos…

  81. cavilius dice:

    (Vaya, últimamente estoy en boca de todos. Qué ilusión; parezco una caries…)

  82. Aquiles dice:

    “La paja de Cavi”, ” va a traer cola”, el otro que dice “estoy en boca de todos”….. ¡jo, qué caña!

  83. Ascanio dice:

    Anda leches, otro hilo invadido por spams porno que además están suplantando a Aquiles…

  84. Aquiles dice:

    Ya ves tú….¡qué vergüenza! Deberían echarlos a todos.

  85. nando dice:

    Ví el otro día la película.
    Está bien, las secuencias de los combates impresionan y es una buena adaptación del comic.
    ¿Realmente luchaban así los espartanos? ¿Pegaban esas host…?

    Pero por qué demonios no harán adaptaciones de comics utilizando el mismo soporte de los tebeos, esto es el dibujo.
    Una buena película de animación como Akira, Heavy Metal, El Señor de los Anillos o Tygra.

    ¿Os acordaís de las impresionantes ilustraciones de Frank Frazetta?
    Cómo Gustavo Doré hizo con Don Quijote, salvando las distancias, en sus universales grabados, Frazetta dibujó y definió la imagen que quedará para siempre sobre Conan el Bárbaro.

    saludos

  86. Aquiles dice:

    ¡Frazetta! ¡Un dios entre mortales! Sus ilustraciones de carácter heróico cargadas de sensualidad (la sensualidad no se refiere a Conan, quede claro) a buen seguro excitaron la imaginación de muchos de nosotros.

  87. Urogallo dice:

    Que duda cabe…

  88. ignacio el argentino dice:

    Arauxo no hay peor ciego que aquél que no quiere ver, por lo tanto dejemos de lado al charlatán que ofende a mis amigos ibéricos, y ahora yendo al tema central, decir “La paja de Cavi”, significa en Argentina lo que significaría decir en España “La puñeta de Cavi” Jejejej saludos.

    P.D.Cavilius eres tan famoso y grande, que ahora se habla hasta de tus puñetas. jejejejeje

  89. cavilius dice:

    Hombre, mis puñetas, ya lo creo: mi mujer a cada momento me manda a que haga unas cuantas…

    Casi mejor no le diré lo que eso significa en Argentina.

  90. Mareado dice:

    ¡Ay! ¡Puñetas! Apenas mi segunda intervención en esta página y ya tengo que andar llevando la contraria. Y es que el tebeo de Miller no me gusta nada. Pero nada, nada, nada, nada (a partir del segundo nada se puede leer con retintín un tanto ñoño, lo confieso). Y no es porque sea yo un fanático del rigor histórico o algo así, pero es que hay cosas… Que los hoplitas vayan en pelota picada a la batalla es sólo una licencia artística, claro, pero me empieza a poner nervioso. Los hoplitas del 480 AC debían de ser lo más parecido a enfrentarte a un tanque, un asunto terrorífico, una oportunidad perdida. Pero eso no es grave. Es más grave cómo desperdicia, narrativamente hablando, oportunidades tan buenas como “espartano, vuelve con tu escudo o sobre él”. Eso no se puede contar en la esquinita de una página, por Dios. Y menos aún debería hacerlo Miller, el creador de “Año Uno” o “Born Again”, historias absolutamente épicas. Empieza a molestarme ya seriamente cómo retuerce la historia para darle un significado que no tuvo, porque roba la gloria a sus verdaderos merecedores (pobres soldados de Salamina) pero, sobre todo, porque demuestra que no ha sido capaz de mostrar la gloria donde realmente estuvo:

    “Ve a decirles a los espartanos,
    extranjero que pasas por aquí,
    que, obedientes a sus leyes, aquí yacemos””

    Y por último, y con lo que ya no puedo, es ese “niños, niños” con que Leónidas se dirige repetidamente a sus soldados. Nada menos que la guardia del rey, guerreros orgullosos, perfectamente conocedores de la guerra, de la muerte y la mutilación, conscientes del sacrificio al que se enfrentan. Aquí convertidos en niños crueles e inconscientes.

    ¡Puñetas!

    Nota: en una cosa sí estoy de acuerdo, “Príncipe Valiente” es una obra maestra absoluta. Y no sabe uno lo absolutamente magistral que es hasta que no se lee la edición de Manuel Caldas: 27×33 cm. glorioso blanco y negro a partir de copias restauradas. Buscadla, que todavía solo va por el número dos.

  91. Brizia dice:

    mil perdones x la parrafada; “pequeña” recensión crítica (eso no quiere de cir q. no quiera el DVD…):

    De por qué 300 es un lenguaje de Guerra

    Es un lenguaje de guerra porque es una de las herramientas (como lo son, a otro nivel, ciertos medios de comunicación) que prepara psicológicamente a la opinión pública para decisiones graves que se toman en el tiempo presente.
    El efecto producido es una lobotomía cerebral (en mayor o menor medida) del espectador, arrollado por una virtuosa y eficaz descarga de espectacularidad técnica y coreografía. Sirve para erosionar las autodefensas críticas que en diferente grado dispone todo ser humano. Refuerza los prejuicios e ideas preconcebidas. Machaca sin descanso desde el primer minuto al último.
    Para los intelectuales y periodistas liberales el uso de la imagen es neutral en la fantástica sociedad abierta de mercado y su instrumentalización política es sólo exclusiva de las sociedades totalitarias; por lo tanto, según ellos, podríamos decir que 300, no deja de ser una película de acción y “entertainment”.

    ¿Pero es realmente neutral la película? ¿Es un ingenuo film de “divertimento”, o realmente la película esconde un mitin político soterrado, fascistoide, un “Mein Kampf” con efectos especiales para todos los públicos?
    A nuestro juicio una película de estas características no es inocente, pues vehicula incesantemente el actual discurso imperialista (enmarcado en la Agenda NeoCon) que justifica la Guerra Preventiva y la destrucción de las normas más elementales del Derecho.
    Ahora bien ¿acaso se podría afirmar que es peor que un mitin político? Sin duda, es un modo de introducir ideología más peligrosa, pues transmite una serie de ideas en un formato mucho más atractivo y sugerente que el de un mitin político. El lenguaje del comic, de los videojuegos y de la publicidad logra mantener la atención las dos horas de duración. El mecanismo es más sutil. El público, infinitamente más numeroso que el del mitin, sale del espectáculo, no consciente de la agresión [propaganda inoculada] sufrida.
    Porque pensamos también que toda alusión a la Historia no deja de tener su significado político actual y conlleva unas consecuencias políticas concretas. La película refuerza sociológicamente el imaginario colectivo que distorsiona la percepción social sobre las relaciones de Occidente con Oriente (el mundo persa en este caso), dándole un tono más político que el que tiene el comic (aunque lo tiene y bien fuerte), que es más marcial.

    Discursos y mensajes de la película
    El discurso político e ideológico de la película se escalona en distintos grados de explicitación. Unos son bien nítidos. Otros, más subliminales. En todos ellos siempre hay una manipulación del pasado para usarla en el presente con fines de propaganda. Ante todo y en primer lugar, el héroe, Leonidas, es un soldado (pero actúa políticamente), idealista, iluminado y puro; tiene la razón desde el principio, aunque la mayoría no lo vea así. Va a la Guerra pues es la decisión justa e inevitable, y que no se puede postergar. Es una guerra ideológica, de esencias (ellos vs. nosotros, el Bien vs. el Mal); más que por bienes tangibles/materiales.
    Violenta la constitución espartana por el bien supremo: el Liberty (libertad = lo que dice el líder), con una minoría, que crea un hecho consumado (a espaldas de la decisión del Consejo) con la 1ª sangre (Termópilas), que obligara al resto a seguirles
    En segundo lugar, el asesinato de los embajadores: No hay dialogo posible entre Dios y el Diablo. Hay que combatirle allá donde se encuentre. Es un entramado en el que queda meridianamente claro que USA está simbolizada por Esparta, líder del Occidente libre, que lidera al resto de griegos (= la OTAN) a Platea (= Afganistán?). Atenas = ¿Vieja Europa? También que el enemigo es Asia = son 1 millón (o más) de infrahombres, undermenschen.
    Por lo que se refiere a la estética, la representación de la muerte es bastante aséptica (tono sepia); tajos limpios, heridas que en general no sangran (las causadas por las flechas por ejemplo) muertes rápidas, sin los gritos de los heridos ni el hedor de los muertos. ¿Es acaso como un deporte?
    • mueren como chinches, exterminados como una plaga. No se pueden tener sentimientos de piedad con un insecto
    • casi nunca se les ve la cara pues van cubiertas o tapadas con una máscara que cubre unos rasgos deformes, apenas humanos.
    • son esclavos (vs. hombres libres), y así son usados con total desprecio por su déspota amo

    Más concretamente, los 300 soldados aniquilados por la libertad de Esparta, ¿es un sacrificio necesario? ¿Necesario como lo fue the Alamo para la anexión de Texas?
    ¿Como pudieran ser los más de 3500 muchachos muertos en Irak, hasta la victoria final (= Irán?)

    Aparece en el comic, NO aparece en la película
    La película “lima” algunos de los aspectos más crudos del comic (suicidio, desprecio por la Democracia), haciéndola más políticamente correcta:
    1º Suicidio de Ephialtes al ser rechazado para el combate hoplítico (aunque no consigue quitarse la vida, y es “recuperado” por Jerjes).

    2º A mitad de la batalla, se comenta a Leonidas que escitas y medas se han revuelto contra los persas, y que ha habido que devolverles al redil. En la película, no se dice y es lástima, pues contribuye a poner una “cara”, un “nombre” a los otros.

    3º Justo antes del último combate, Leonidas expone a sus tropas la situación (ante la retirada de los aliados) y sus tropas le responden que esté tranquilo, que darán su vida por el, etc. (al unísono), a lo que el replica: “… la Democracia es para los atenienses”, ya que no era una pregunta lo que había hecho…

    Aparece en la película, NO aparece en el comic
    Sirve para transmitir más refuerzos en 2 sentidos:
    1º El traidor—> el diplomático (= a los políticos y sus chanchullos). Es esquivo y corrupto (no tiene ideales); la diplomacia no busca defender la libertad, no sirve para nada, se desvía de la esencia del bien. Porque la película habla fundamentalmente de esencias que escapan al diálogo y a la negociación. Las explicaciones de estas esencias son circulares, ¿por qué los espartanos defienden el bien? Porque los espartanos son el bien. Y en definitiva lo son porque lo defienden
    Desvalorización de toda política ajena a las intenciones del líder, el cual es el único intérprete de la “libertad” ciudadana.
    2º La mujer de Leonidas = encarnación de los valores maritales y “ciudadanos” (por ejemplo, asesinando al Diplomático traidor).
    Momentos antes de ser atacada de forma personal (sucio truco del traidor diplomático) en la Gerusía (cuando defiende la política de hechos consumados de su marido), pronuncia estas palabras sobre el significado de la invasión: “escombros y caos”
    ¿No evocan de forma subliminal e inquietante el 11/S y las Twin Towers?
    3º Justo antes de llegar a las Termópilas, el encuentro con el pueblo desolado, sus habitantes asaeteados en una especie de árbol humano y un inocente crío (que acaba muriendo) como único superviviente del dantesco espectáculo.
    Permite deshumanizar al contrario; ahora ya, ni las más pías almas se opondrán a su exterminio sin piedad

    En clave Americana
    Hay códigos más difícilmente interpretables, pues están hechos principalmente para esta audiencia, que además tiene unos condicionantes diferentes a los de un público europeo:
    -Grito de guerra: “Juar!!” = “Hooha!!” de los marines
    -Música heavy de fondo, como los pilotos en operaciones de combate

    ¿Y qué son para terminar, la razón y la libertad que tanto se menta? Eso a la película no le interesa responder, ni tampoco a la Junta del petróleo de Washington.

  92. jerufa dice:

    Está muy bien.
    Analizaré tus códigos de interpretación cuando visione el DVD que, próximamente me tocará en el hilo de la PAPRI.
    Es más, BRIZIA, yo en tu lugar, cortaría y pegaría la sábana esta allí mismo, a lo mejor te dan tres números.

    Bienvenido/a a hislibris, porque el dueño veo que ha hecho mutis.
    Adió, adió.

  93. Ascanio dice:

    Recientemente he vuelto a visualizar Blancanieves y los 7 enanitos, y esto es lo que he deducido tras un análisis concienzudo:


    Es un lenguaje anti-comunista porque lobotomiza al espectador desde que es pequeñito y acude con la abuela al cine de verano el día de su cumpleaños, inculcando en su mente -que sólo piensa en gominolas y piñatas-, un sinfín de ideas que afectarán a su país en el tiempo futuro. En esta película, la pobre criatura es arrollada por una virtuosa descarga de dibujitos y colorines que sólo tiene la misión de grabar en su mente simple e infantil una serie de conceptos mediante un continuo machaque desde el primer minuto al último.

    ¿Pero es realmente neutral la película y, por ende, el cuento? ¿Es un ingenuo film de divertimento o esconde un mitin facistoide para todos los públicos?
    A nuestro juicio no es inocente, pues alimenta el actual discurso monárquico (no olvidemos que la protagonista es una princesa), con el que justifica la destrucción de las normas más elementales de una sociedad igualitaria y marxista.

    Ahora bien, y a pesar de que los intelectuales de derechas y liberales afirman que la película es simplemente “entertainment”, es sin duda más peligrosa que un mitin político, porque el pobre niño absorbe la propaganda fascista de que la princesa es bella y de cutis blanco, mientras que la madrastra –que no cabe duda que encarna la ideología comunista- es fea y tiene una verruga en la nariz, predisponiendo al infante desde su más tierna juventud. El mecanismo es mucho más sutil, porque el niño y la abuela salen del cine sin ser conscientes de que, entre palomita y palomita, se han tragado un pastel de ideas monárquicas e imperialistas.

    No debemos olvidar que cualquier alusión a la Historia tiene consecuencias políticas concretas, así podremos reconocer en los 7 enanitos al Grupo de los Siete (G-7), que son los que se encargan de manejar los hilos del poder de Occidente, que a su vez tiene bajo su yugo a Oriente, representado por el cazador que intenta matar con su escopeta (alusión a los terroristas islámicos) a la pobre Blancanieves.
    El héroe, el príncipe que rescata a la princesa con un beso, representa a la ideología imperialista. Es guapo, joven y está cachas (no hay que pensar mucho para reconocer en sus musculitos desarrollados el poder armamentístico de Estados Unidos), y además, con un beso (alegoría a la guerra de Irak), hace que la pobre princesa arroje de su tráquea a la roja manzana (el color rojo ya sabemos lo que simboliza) y que la mantiene en la inconsciencia y aparentemente muerta.

    Es una guerra ideológica: la belleza de los príncipes frente al veneno de la roja manzana y la verruga con pelos de la madrastra (Bien vs. Mal).

    Debemos destacar también el arrepentimiento del cazador mandado por la bruja. En esta metáfora descubrimos al bloque soviético, que tras caer rendido ante los encantos del capitalismo encarnado por Blancanieves, vuelve al buen camino y se redime ante los ojos de la humanidad, representada en la película por todos los animalitos del bosque (lechuzas, ratones, pajaritos y gusanitos) y que tan bien nos dibuja Disney en todas sus obras.

    En relación a la estética del film, la representación de la muerte es bastante aséptica. Cuando la princesa se atraganta con la manzana no tose, ni se le vuelve la lengua azul, ni se le salen los ojos de las órbitas. La princesa yace en su urna de cristal, no hay peste a cadáver y no se la comen los gusanos (normal, porque en realidad no está muerta, la pobre), y además está tan bonita y con unos colores tan preciosos como cuando estaba consciente. Y para colmo, los enanitos velan su cadáver, así que con la Iglesia hemos topado, porque aquí al niño se le bombardea con ideas católicas, ya que sus gorritos simbolizan la mitra papal.

    En clave americana:
    – La canción de los enanitos “ay-bo, ay-bo, a casa a descansar…” es sospechosamente parecido al de ¡“Hooha”! del toque de retreta de los marines.
    – La música Disney de fondo se parece a “Alabaré, alabaré…” del colegio religioso del pobre niño.

    ¿Y que son, para terminar, el amor y la amistad que tanto se menta? Eso a la película no le interesa responder, como sí lo hacen la Asociación del Orgullo Gay y las películas de Almodóvar.

  94. cavilius dice:

    Pues no sé si os he entendido, Brizia y Ascanio. ¿Podéis repetirlo, pero como si fuera para tontos?

  95. Arauxo dice:

    Y digo, yo, Brizia…

    Indepedientemente del análisis… ¿Te ha gustado la película o no? Me refiero a la película en sí, aparte los mensajes y discursos encriptados que contenga o que cada cual quiera descubrir…

    Lo digo, porque a continuación y salvando las distancias, se me ocurre preguntarte… ¿Te gustó Espartaco de Kubrick?

  96. Jerufa dice:

    Eso es, ascanio…300 o Blancanieves o la Cenicienta o el Rey León. Mientras exista Hollywood habrá que joderse y pasar por donde “ellos” quieran. Le guste a BRIZIA o no.
    Adió, adió.

  97. Jerufa dice:

    Perdón, Arauxo…cada loco con su tema.

  98. cavilius dice:

    Aquiles, tú que controlas el tema:

    Acabo de ver, no recuerdo en qué editorial, un tocho que se titula Enciclopedia del Universo Marvel o algo así, que acaba de salir. Una especie de catálogo de todos los especímenes marvelianos ordenados de la A a la Z. Vale 45 soponcios, todo hay que decirlo. ¿Le has echado el ojo? ¿Qué opinión te merece?

    Saludos.

  99. Aquiles dice:

    Lo edita Alhambra-Pearson. No es la primera vez que se edita una obra de este estilo en la que se hace un repaso a todos los personajes del mundo marveliano; lo que diferencia a esta de las anteriores es que ha tenido la posibilidad de actualizar algunas referencias y personajes. Está bien si no tienes ninguna de esas recopilaciones anteriores que te he mencionado y te interesa mucho el tema. Y si te lo regalan, está mucho mejor, porque es un pastón. Es curioso, pero lo que no ha hecho ninguna editorial es editar una enciclopedia semejante con los personajes de la DC, con lo interesantes que son.

  100. cavilius dice:

    Gracias Aquiles. Me lo apunto como posible regalo para que me hagan. Y reconozco que soy un ignorante total de la DC: aparte de Supermán y Batman, no me sé ni un personaje.

    Saludos.

  101. Aquiles dice:

    Pues no sabes lo que te pierdes, amigo: Green Arrow, Animal Man, Sandman, Swamp Thing, la Doom Patrol, Deadman, Sandman, Hellblazer,…. Mucho y bueno.

  102. cavilius dice:

    Pues ni idea, oye. El Sandman ese debe de ser todo un fenómeno; como lo nombras dos veces…

    Saludos.

  103. Aquiles dice:

    No, Cavilius, lo que pasa es que hay dos personajes con el mismo nombre.

  104. cavilius dice:

    Vaya, gracias, Aquiles. Yo el único Sandman que conocía es el Hombre de Arena, el que se enfrentó a Spiderman. Que sale en la tercera entrega de la película, por cierto.

    ¡Cuántos mundos que desconocemos!

  105. Aretes dice:

    ¿Hay tres películas de Spiderman ya?
    Pues si que hay mundos desconocidos…

  106. Ascanio dice:

    …y mujeres en la inopia…

    (Y lo dice alguien que no ha visto ninguna de las modernas versiones cinematográficas de Spiderman).

    Oye, Aretes, ¿tú a esas horas no deberías estar ya en la camita?

  107. Aretes dice:

    No, era la hora de “mamá, espera que te mando un mensaje y te digo lo que voy a hacer. ¿Que mañana trabajas? Muchi, si estamos de vacaciones, anda…”

  108. Aquiles dice:

    Cavilius, imponte una tarea; te me lees Batman Dark Knight, Arkham Asylum, Ronin, Watchmen (esta es innegociable), Swamp Thing (haciendo especial referencia a la Saga American Gothic), la nueva Doom Patrol, algo de John Constantine “Hellbrazer” y algo de Sandman (sobre todo no te pierdas la Saga del Corintio). En esta serie – no recuerdo el título del cómic – presencié la escena más escabrosa y cruel que recuerdo. En realidad no se ve dicha escena, sino que es narrada con posterioridad, pero os aseguro que estremece sólo pensarlo. Luego ya hablaremos de Animal Man, la Legion de Superhéroes, los Nuevos Titanes o Green Arrow.
    ¡Hala, ya tienes trabajo!

  109. luciano scarso dice:

    La verdad esta buenisima la historieta.Frank Miller es un fenomeno xq nadie se imagino q una guerra tan importante podria ser trasladada a una historieta para niños.

  110. Vorimir dice:

    300 tiene poco de historieta para niños. Cruda, dura y violenta, no por ser un comic va dirigido al público infantil (y menos siendo de Frank Miller).

  111. Akawi dice:

    Of course, Vorimir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.