EL GENIO AUSTROHÚNGARO. HISTORIA SOCIAL E INTELECTUAL (1848-1938) – William M. Johnston

EL GENIO AUSTROHÚNGARO. HISTORIA SOCIAL E INTELECTUAL (1848-1938) - William M. Johnston¿Qué imagen tenemos del Imperio Austrohúngaro? ¿La exquisita decadencia? ¿Los intríngulis de la familia imperial, con un caduco y estirado Francisco José, una histérica Sissi, un atormentado Rodolfo en Mayerling y un Francisco Fernando cuyo asesinato a nadie le importó un ardite pero causó una guerra? ¿Los valses de Strauss? ¿La Viena finisecular? ¿El mejunje plurinacional? ¿Las referencias de las películas de Berlanga? Quizá sea esta una imagen distorsionada, esperpentizada e incluso minimizada. Pues, tras los visillos de palacio y la prensa en los cafés, en el Imperio de los Habsburgo hubo, pareja a la complejidad institucional y al desarrollo político de un gigante con pies de barro, una riqueza cultural e intelectual impresionante. Y podemos hacernos una amplia idea de esta riqueza en El genio austrohúngaro. Historia social e intelectual (1848-1938), de William M. Johnston (KRK Ediciones).

Un libro como éste,que llega a las 1.150 páginas en un formato muy manejable, quizá requiera de una pormenorizada disección a fondo. Si el lector de esta reseña queda decepcionado con mis impresiones, siempre puede acudir areseñas más completas que la mía.

Primera precisión: este no es un libro estrictamente de narración histórica. Desde luego se habla de los Habsburgo, de la corte, del Ausgleich o compromiso que dio paso a la monarquía dual en 1867, del imperio de los burócratas, del ejército, etc. Pero, para una contextualización del período, se recomienda, por ejemplo, la lectura de El imperio de los Habsburgo (1273-1918), de Jean Bérenger (Crítica, 1993). Del mismo modo, se recomienda tener a mano un mapa del Imperio de los Habsburgo; el libro cuenta con uno, aunque algo esquemático.

Segunda precisión: el título. El original en inglés es The Austrian Mind, circunscribiendo el escenario, aparentemente, al núcleo austriaco. No caiga el lector en un error conceptual: Johnston ha escrito un libro sobre pensadores, escritores, artistas y músicos que escribieron en alemán (también en checo y en húngaro), pero la «acción» no se circunscribe al territorio de habla germánica del Imperio, sino que recoge lo que sucedió, a nivel intelectual, en las principales capitales, en Viena, Praga y Budapest, e incluso en Lemberg, Czernowitz o Brno.

Tercera precisión: el libro fue publicado en 1972, revisado y reeditado en 1983, y editado ahora por primera vez en castellano. Una primera edición en castellano que cuenta con un largo prólogo del autor especialmente para esta edición, en el que Johnston repasa, casi cuarenta años después de haberlo escrito, el origen del libro, los rasgos esenciales del sistema que ha empleado para escribirlo, la cuestión judía (muchos de los autores seleccionados son judíos) y los avances (o estancamientos) que la investigación han significad para la historia intelectual del período analizado y, en consecuencia, nuevas vías a desarrollar.

Cuarta precisión: sí, estamos ante un libro que, como ya se menciona en el subtítulo, es una «historia intelectual» del período 1848-1938, desde las revoluciones de mediados del siglo XIX a la anexión de Austria al Reich nazi. Para Johnston, el principio de su libro estaba claro, pero también tenía en mente que el final del mismo no podía ser 1918, cuando desapareció el Imperio Austrohúngaro, pues la cultura y la historia intelectual que emergió bajo los Habsburgo continuó en las dos décadas posteriores a su caída. La llegada de los nazis a Austria marca una ruptura, el exilio de muchos autores, el punto y final de una sociedad y de su cultura. Y es una «historia intelectual» que recoge a un centenar largo de filósofos, científicos, escritores, músicos, pintores, sociólogos, economistas, teóricos de la ley, pensadores austromarxistas, estetas, etc. ¿Nombres? Entre los conocidos, Sigmund Freud, Ludwig Wittgenstein, Egon Schiele, Arnold Schönberg, Martin Buber, Arthur Schnitzler, Joseph Shumpeter, Otto Bauer, Karl Renner, Gustav Klimt, Hans Makart, Otto Weininger, Ernst Mach, Karl Krauss, Robert Zimmerman, Hermann Broch, Georg Lukács, Karl Mannheim, etc.

¿Por qué una «historia intelectual», a la par que social? Johnston lo tiene claro cuando afirma que su libro

«surgió a partir de una reflexión en torno a la cultura de expresión alemana correspondiente al período 1815-1848. Más en concreto, lo que me movió a escribir este libro fue mi interés por las diferencias entre la manera de pensar de la Alemania anterior a 1848 y del Imperio Austriaco posterior a 1848. Ambas culturas fueron pródigas en polígrafos cuyo alcance y profundidad de análisis, no sólo en uno o dos ámbitos de conocimiento, sino en muchos, continúa deslumbrándonos e impresionándonos.[…] Sin embargo, todavía a la altura de 1970 los historiadores del pensamiento decimonónico continuaban obviando este despliegue de excelencia intelectual, tanto austriaca como húngara. De hecho, nunca antes se había escrito un libro sobre los pensadores creativos del Imperio de los Habsburgo posterior a 1848. Estaba pues pendiente de redactar la historia intelectual de la Austria del siglo XIX y primeras décadas del XX». (pp. 25-26)

También lo tiene claro cuando se pregunta:

«¿Por qué […] emigraron a Viena tantos políticos en potencia? ¿Cómo se influyeron unos a otros, una vez allí? ¿Hasta qué punto los provincianos recién llegados a Viena desarrollaban carreras profesionales distintas a las de colegas que optaron por permanecer en Praga, Budapest, Cracovia, Lemberg o Trieste? ¿Por qué algunos se quedaron sólo un breve período en Viena, para pronto retornar a su región de origen o bien continuar su periplo hasta Graz u otra ciudad universitaria a veces, e incluso a Alemania en ocasiones? Así pues, y aunque pueda sobar paradójico desde la perspectiva actual, mi libro no surgió como un tratado sobre la Viena de fin de siglo, ni tampoco lanzó una interpretación novedosa de ese florecer cultural y su gestación. Por el contrario, el objetivo del estudio consistía en presentar al público una historia intelectual del pensamiento de expresión alemana en todo el ámbito geográfico de la monarquía habsburguesa. Y, más en concreto, pretendía ofrecer detalles sobre la pléyade de destacados polígrafos surgidos en casi todos los ámbitos en que llegaron a destacar los intelectuales austriacos». (p. 33)

A grandes rasgos, dos terceras partes del libro se centran en los personajes austríacos y en Viena, ciudad cosmopolita, mientras que el tercio restante se divide a partes bastante iguales entre Praga y Budapest. Porque este es un libro de ciudades, una peculiar «guía de viaje» intelectual, en la que, además de hablarse de la cultura Bidermeier, los cafés, los folletines, la (reprimida) sexualidad y la (exacerbada) estética, pasamos de la economía y la sociología a las artes visuales, de la música y el psicoanálisis a la filosofía del derecho y la crítica literaria. Y todo ello de un modo ameno, deliciosamente encadenado y poderosamente atractivo (si hojeáis el índice en la librería os costará, de verdad, no llevaros el libro a casa). Y aunque es cierto quemuchos de los personajes que aparecen no son muy conocidos (otro de los alicientes del libro, devolverlos al lugar al que merecidamente pertenecen), el lector no podrá evitar sentirse fascinado por ellos.

¿Recomiendo esta lectura? Encarecidamente, a pesar del elevado precio del libro; un precio que, sin embargo, está más que justificado y, cuando lo leáis, estaréis de acuerdo conmigo. Un libro que mantiene su vigencia, que es una preciosa rara avis, que tiene mucho que contar y que destila una impresionante erudición no reñida con un exquisito estilo literario. Un libro que tiene fragmentos simplemente deliciosos: personalmente, destaco la primera parte, «La burocracia de los Habsburgo, entre la inercia y la reforma» (pp. 73-294), y la segunda, «El esteticismo vienés (pp. 295-403), que devoré con fruición». Un libro quenos ilumina sobre la «historia intelectual» del Imperio Austrohúngaro (con permiso de Berlanga), sobre Viena, más que una capital, y sobre un período que puede, y de hecho debe, verse con la luz que merece.

Technorati Tags: ,

ampliar


Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el EL GENIO AUSTROHÚNGARO. HISTORIA SOCIAL E INTELECTUAL (1848-1938) en La Casa del Libro.

37 Respuestas a “EL GENIO AUSTROHÚNGARO. HISTORIA SOCIAL E INTELECTUAL (1848-1938) – William M. Johnston”

  1. yossarian Dice:

    Ya había tenido ocasión de leer esta reseña en tu blog y el libro tiene, desde luego, muy buena pinta. Desde que leí “El mundo de ayer” de Zwaig, se despertó mi curiosidad por el imperio austrohúngaro. Pero lo cierto es que, aparte de las andanzas del buen soldado Zveijk, no he leido nada más sobre esta época. Me lo apunto a mi lista.

    Un saludo

  2. tomasin Dice:

    Gracias por la reseña, pero permítase que discrepe en cuanto a esos intelectuales que mencionado ha. En primer lugar Sigmund Freud fue un cocainomano que en sus delirios creyo inventar el psicoanalisis y el subconsciente y otras lindeces, hoy en día todas , toditas refutadas y tachadas de majaderías. En segundo lugar ese filosofo Martin Buber que menciona fue un judío que coqueteo con Friedrich Hielscher, éste último fundador de la Ahnenerbe que fue el embrión intelectual nazi. En tercer lugar no deberiamos confundir a filósofos y pintores con intelectuales, porque eso es como dar una medalla de las bellas artes y de la intelectualidad a un torero. Es mi humilde opinión, porque después de ver donde y como enterraron a Mozart decir que el imperio Austrohungaro posterior fue un foco que irradiaba cultura, arte y sabiduría al mundo…es mucho decir…aunque una eminencia nos quiera vestir de seda la pobredumbre cultural del 95% de la población de dicho imperio. Un saludo cortes y amable.

  3. Clodoveo11 Dice:

    Vaya argumentos de la gaita. Por esa regla de tres, aquí también somos una mierda pinchada en un palo: a Colón, descubridor de un continente para España, lo cargaron de cadenas y está enterrado véte a saber dónde. Gran parte de los literatos y pensadores españoles de la primera mitad del XX acabaron exiliados. El 95% de la población se pirra por el Gran Hermano y chorradas por el estilo. Ortega y Gasset coqueteaba con el franquismo. Valle Inclán era un juerguista de cojones. En resumen, somos un país de asco por eso mismo.

    Aceptemos que así sea y miremos por ahí: a Sócrates lo acicutan por corruptor de menores. Mc Carthy se cepilla a la tira de intelectuales por paranoias (o no) comunistoides. A Tomás Moro le aflojan en Inglaterra el nudo de la corbata. La filosofía aristotélica hace tiempo que ha sido refutada. Al 95% de argentinos les pirra la albiceleste y se ponen como tontos el día que hay partido. ¿Seguimos si le parece?

    Y, ¿quiénes son, a su juicio, intelectuales? Digo descartando a pensadores vagonetas, pintamonas, juntaletras y demás culturetas. Pues igual ni con linterna, oiga.

    Lo único en lo que coincido es en lo de los toreros, que tienen musho arte con un pobre animal torturado y aguijoneado hasta la saciedad.

    Saludos.

  4. farsalia Dice:

    Lo único que puedo hacer es recomendarle el libro a todo aquel que sienta interesado, que lo disfruten tanto como lo hice yo. ;-)

  5. arwen Dice:

    Todo hay que tomarselo con tranquilidad, para gustos colores.
    Me ha gustado mucho tu reseña, y es más, tengo apuntado éste libro en mi agenda para comprarmelo en cuanto pueda.

  6. tomasin Dice:

    Ante todo, gracias por la magnifica reseña de Farsalia. Buena pregunta Clodoveo 11, ¿ quienes son los intelectuales ? Pues se lo diré aún a riesgo de equivocarme, los intelectuales son los que se hacen preguntas, los que dudan de todo, los que investigan ya sea en ciencia o en humanismo, los que comprueban los datos 1000 veces, los que leen sobre un tema a diferentes autores ortodoxos y heterodoxos, las personas que tienen empatía e inteligencia emocional, las personas que realizan trabajos científicos y de investigación cientifica sin ánimo de lucro, solo porque disfrutan haciendo lo que hacen….¿ existen esos individuos ? claro que existen… el problema es que los imperios odian a estas personas…desde los Pitagóricos que fueron expulsados de Átenas…hasta los cafres Talibanes que matan a los maestros de escuela… un saludo ….

  7. Chuikov Dice:

    Por cierto Farsalia, qué pequeño es, me ha dejado patidifuso. Aún así me he hecho con él.

  8. farsalia Dice:

    El tamaño es ideal, muy manejable a pesar de sus 1.000 y pico páginas.

  9. Clodoveo11 Dice:

    Osea que los intelectuales, para usted, son los científicos que aplican el método científico. Pues mire, esos intelectuales son los más apreciados por “los imperios” para mantener sus hegemonías: fíjese en la NASA, el MIT, el Smithsonian Institute, Harvard, el CERN de Ginebra, etc. En todos esos centros científicos se reverencia el análisis crítico, se analizan los datos desde todos los ángulos, se rechaza todo lo no contrastado empíricamente, etc. Y todo ello porque da resultados, dividendos tecnológicos para sus “imperios” y por ello avanzan y hegemonizan mundialmente. Así que el “hacerse preguntas” o supercomprobar datos no tiene nada que ver con románticas disidencias frente a imperialismos y tal y tal, sino con ser prácticos, avanzar y progresar, cosa que siempre interesará a los que pretenden la hegemonía (y que por eso la detentan, gracias a su superioridad tecnológica e intelectual); y los científicos sin ánimo de lucro ya los puede ir buscando en la Cochinchina, porque pocos ha habido y en cuanto les han puesto sueldo por delante se han dedicado finalmente a hacer bombas H, sistemas operativos (Bill Gates hace tiempo que dejó el garaje) o Saturnos V sea para el imperio o para el bolsillo.

    Así que siga buscando a esos intelectuales que supuestamente iban a salvar al mundo e las depredaciones imperiales. Y por cierto, Pitágoras era un fanático con una secta al estilo del reverendo Jones, como lo demuestra su delirante fobia a las habas; así que vaya ejemplo de autocuestionamiento escéptico.

  10. tomasin Dice:

    Clodoveo 11 está usted bien informado y parece aparentemente un intelectual pero es un manipulador de primer orden, o como los llamaban en al antigua grecia, un sofista, con la apreciación del término en la segunda fase de la cultura griega, es decir, un retórico de un par de cojones. porque? porque mezcla churras con merinas, me explico, en tu discurso que tan bien emperifollas utilizas la tecnica de mezclar verdades con atrocidades, que importa que Valle Inclan fuera un juerguista de cojones para que pueda ser un intelectual de primer orden? a los Argentinos les han robado la cartera el FMI, y que mejor forma para distraer su atención que hacerlos campeones del mundo con la mano de dios. Ha mezclado usted a Bill Gates con El CERN que por cierto fueron los que inventaron internet, y eso para personas poco informadas les valdría son todo, pero el CERN paleto Clodoveo ayer puso en marcha el LHC Y ya estan dando vueltas los protones hasta que cogan velocidad para adquirir la 300.ooo km por segundo, entonces veremos el pasado…pero esos más de 7000 cientificos de todos los paises del mundo están por encima de religiones , paises, imperios e intelectuales de pacotilla como usted, y muy a mi pesar por encima de mi, pero sabe lo que cobran…un sueldo… y la mayoría están allí por placer intelectual…son los auténticos intelectuales….despues vendrán filosofos de pacotilla a sacar conclusiones. Hace 100 años el fundador de la universidad de Stanford Wiliam Shokley, ´Robert Graham inventor de las lentes plasticas, Graham Bell inventor del telegrafo, escritores como Aldous Huxley y H.G. Wells, en fin toda la intelectualidad de EEUU de principiios del siglo XX inventaron una ciencia, sabe como se llamaba EUGENESIA, DE HECHO en estado como Virginia y Kalifornia fueron puestas en sus constituciones, con el beneplacito de harvard y todas las más prestiogisosas universidades de EEuu, el que se atrevía a discrepar lo trataban de loco, informese bien Clodoveo 11 lo que es la eugenesia, sobre todo su génesis, pues bien 30 años más tarde un iluminado pseudocientifico y su corte de astrologos e historiadores pusieron la eugenesia como prioridad, el resultado ya lo sabemos… despues de 1945 nadie era eugenista, de hecho en las biografias de todos estos “genios” y doctos rectores de universidades, incluso en la fundacion Rokefeller y la Carnigiege no aparecen estos señores como financiadores de estudios eugenistas, el poder del clan Rokefeller es tal que de la enciclopedia Británica y los libros de Historia de EEUU desapareció la conexion Eugenistas y sus patrocinadores y pseudocientificos que la crearon, PERO HUBO INTELECTUALES QUE NO DENUNCIARON EN 1900, HUBO INTELECTUALES QUE LO DENUNCIARON EN EL NAZISMO… Pues bien retórico sofista Clodoveo 11 hoy en día hay un debate político en las alturas intelectuales parecido al de la eugenesia de 1900, se llama SINGULARIDAD, singularidad tecnologica y trashumanismo…informese Clodo , hay intelectuales que están diciendo…¿ que pasa aquí ? los hay, informese lo que son esos terminos…y despues me encantaria seguir charlando al modo antiguo griego….por cierto si que es verdad que era algo radical Pitágoras con la dieta, ¿ sabe porque ? porque creía en la reencarnacion de las almas budista, o la metampsicosis griega, y por consiguiente pensaba que si se comía un pollo se podía estar comiendo a su abuela, por lo tanto coherentemente con sus ideas era vegetariano radical, ni peces comía… posdata, yo no creo en el alma creo en el cerebro, pero tampoco estoy cerrado a que alguien me enseñe mi alma… un saludito

  11. tomasin Dice:

    Cuando los historiadores, escritores de novelas históricas utilicen el método científico, entonces la historia pasará a ser mayor de edad, porque hasta hoy solo hay lameculos mediocres intelectualmente, el caso de la EUGENESIA y su génesis es irrefutable. Clodoveo11 hay intelectuales en el campo cientifico, pero por desgracia todavía estamos gobernados por analfabetos científicos que se permiten el lujo de dar ordenes y tomar decisiones, ejemplo la Gripe A y la analfabeta Trini dando discursos en la tele entrevistada por periodistas analfabetos preguntandole, que conclusiones podemos sacar si un analfabeto le pregunta a otro analfabeto, pues retórica sofista de primer orden…

  12. Javi_LR Dice:

    Espero que este sea tu último mensaje, Tomasin, en esos términos. Aquí se viene a opinar, a debatir y a aprender con los demás, no a intentar tener razón de cualquier manera, y cuando fallan las razones, con ataques personales ofensivos y adjetivos peyorativos. Veo que estás por encima de todos esos analfabetos, así que no te costará mucho trabajo saber diferenciar la libertad de expresión con el respeto a unas normas mínimas de convivencia.

  13. tomasin Dice:

    Por supuesto Javi, y el primer analfabeto científico soy yo, pero es que no soporto los discursos sofistas, que mezclan churras con merinas. Solamente que cuando me interesa un tema, el que sea, intento llegar a la verdad, no a mi verdad, sino a la verdad de los hechos, y éstos no coinciden con los libros ortodoxos y con las enciclopedias. Yo solo puse que Freud y Martin Buber entre otros de los mencionados no eran intelectuales…y el tal Clodoveo 11 me descalificó mi discurso con un sofisma, osease, mezclar verdades irrefutables y obvias con mentiras aberrantes para sacar su conclusión sobre mi discurso y decir que no existen intelectuales puros, buenos y desinteresados en el mundo capaces de sacrificar su vida contra las injusticias como las Nazis, por ejemplo Niels Borh y Heisenberg, los dos eran unos genios, pero uno era un intelectual y el otro un hijodeputa, hoy en día camufladas bajo la globalizacion…hay muchos debates de primer nivel intelectual sobre la mesa, por ejemplo en la Singularidad tecnologica, están los trashumanistas liderados por Ray Kurweil y por otra parte está Bill Joy y Roger Penrause entre otros que opinan de manera muy diferente, el caso de Bill Joy es significativo pues siendo multimillonario ha dicho publicamente que no va a ser complice de estos trashumanistas que se parecen mucho a los Eugenistas del 1900, ¿ Why the future doesn’t need us ? , ¿ porque el futuro no nos necesita ?, eso son ejemplos, con datos, yo JAVI humildemente solo doy datos que no son opiniones, y descalificarme diciendo que el mundo fue, es y será siempre igual, osease, que los ricos y poderosos harán lo que les salga de sus pelotas y ovarios y pisotearan a la humanidad, pues sinceramente yo pienso que otro mundo es posible, donde el arte, la literatura y la ciencia sean valores más importantes que un trozo de oro o un diamante o una catedral llena de pinturas aberrantes intelectualemente sobre la creación del universo …. Así que yo no estoy por encima de todos, todo lo contrario, yo estoy entusiasmado con el LHC y con los datos que los auténticos intelectuales saquen, así yo seré uno más que con la ansiedad de un niño por un regalo escucharé a los verdaderos intelectuales … los hay también en el ámbito humanista, como el honorable Vazquez Figueroa y su excelente libro COLTAN, pero decir que no existen intelectuales en este mundo despreocupados por el dinero me parece una aberración…eso es lo único que me irritó JAVI, y debes comprender que mientras tenga cerebro y sangre que lo riegue denunciaré a todos los pseudo… ¿ quienes son los intelectuales verdaderos ? los que además de criticar injusticias dan soluciones a tales, esos son los genios en ciencia, humanidades, politica y toda clase de artes, hoy en día gracias a INTERNET es posible reconocer esos genios…

  14. Koenig Dice:

    Vistas tus intenciones, Tomasin, se me ocurren tres errores.

    - En primer lugar la utilización de un lenguaje agresivo. Si quieres cambiar el mundo, empieza por dar ejemplo.
    - En segundo lugar considerarte el centro de la objetividad. Circunstancia que compartes con la gran mayoría de los fanáticos. Piensa que ellos también dicen saber a ciencia cierta qué es verdad y que es pseudo…
    - Y en tercer lugar confundir intelectualidad com moral. Intrinsecamente una idea debe analizarse per se, no por la moralidad de quien la emite. Si no, el cielo sería verde sólo porque Hitler dijo un día que era azul.

    Opino.

    Saludos.

  15. farsalia Dice:

    Qué gran invento el párrafo no demasiado largo…

  16. arwen Dice:

    Pues a mi me gustaba la reseña. Lástima que siempre haya alguien que ” chafe ” la fiesta.
    Adiós a todos, ésto no me va.

  17. Clodoveo11 Dice:

    “parece aparentemente un intelectual”

    Dios me libre, sólo soy un humilde comentarista…

    “mezcla churras con merinas”

    Pero no llego al nivel de presentar al imperio austrohúngaro como un nido de cocainómanos y protonazis; mis pretensiones son más modestas, sí.

    “que tan bien emperifollas”

    Ay, si me quedase sólo con el sufijo…

    “…que importa que Valle Inclan fuera un juerguista de cojones…”

    Lo mismo que el que Freud le diera a la nariz o que Hielscher fuera nazi. Sigo la lógica de SUS argumentos.

    “…que mejor forma para distraer su atención que hacerlos campeones del mundo…”

    Sí, el campeonato del 86 fué una conspiración maquiavélica del FMI para que los argentinos olvidasen sus problemas económicos. De hecho, el presidente del Banco Mundial influyó telepáticamente al árbitro del partido para que no viese la mano del Pelusa e hiciese campeón a Argentina. Supongo que la reciente mano de Henry también formará parte de otra conspiración para que Francia olvide sus problemas financieros, mucho menores que los españoles, por cierto, que ganan sin manitas. Frente a sus paranoias es casi un cumplido su acusación de sofista.

    “El CERN que por cierto fueron los que inventaron internet”

    Huy, eso sí que no lo sabía… pensaba que era un rollo diseñado para comunicarse las universidades americanas entre ellas informáticamente. Desconocía que hicieran falta costosísimos y complejísimos aceleradores de partículas para chatear con la vecina del quinto, la verdad…

    “pero el CERN paleto Clodoveo ayer puso en marcha el LHC”

    ¿El CERN es un paleto? ¿Clodoveo es un paleto? ¿Yo puse ayer en marcha el LHC? (como si no tuviera otro pito que hacer, oiga) Aclárese, hombre de Dios… los signos de puntuación, esas cosas diseñadas por los maquiavélicos ortoráficos imperialistas, igual le ayudan a aclararse.

    “… entonces veremos el pasado…”

    Me extraña. Lo que veremos es cómo están constituídos los niveles ínferiores de la materia y de ahí y asumiendo que el modelo estándar es correcto, sabremos algo más sobre cómo se formó el primitivísimo universo. Es decir, tendremos más herramientas para conocer el pasado, pero no lo veremos en cinemascope.

    (sigue)

  18. Clodoveo11 Dice:

    “…esos más de 7000 cientificos de todos los paises del mundo están por encima de religiones”

    Claro, porque la ciencia atiende a las evidencias y no a las creencias irracionales. ¿Y a dónde va a parar con todo eso?

    “…PERO HUBO INTELECTUALES QUE NO DENUNCIARON EN 1900, HUBO INTELECTUALES QUE LO DENUNCIARON EN EL NAZISMO…”

    Vale, hubo ideas eugenésicas a primeros de siglo muy reprobables e insuficientemente denunciadas o criticadas. ¿Me quiere decir qué narices tiene que ver eso con el imperio austro-húngaro y que éste tuviese una intelectualidad brillante? ¿O me va a decir que es todo una conspiración urdida por Rockefeller con no se sabe qué oscuras intenciones? ¿Desecha a toda la intelectualidad austrohúngara porque no rechazaron la eugenesia o el nazismo? De veras que no sé a dónde quiere llegar a parar (salvo el moverse en la pura conspiranoia).

    “…si se comía un pollo se podía estar comiendo a su abuela,…”

    ¡No me dirá que es todo un ejemplo de coherencia científica!

    “utilicen el método científico, entonces la historia pasará a ser mayor de edad,”

    Los historiadores hace tiempo que han criticado las implicaciones negativas de la eugenesia, aunque los científicos todavía debaten hasta dónde se pueden aplicar prácticas eugenésicas, y me refiero a la manipulación del genoma. En la historia se aplican las herramientas científicas para su estudio, por si no lo sabe. Otra cosa es que a menudo sus conclusiones, a falta de evidencias escritas o arqueológicas, sean subjetivas. Y una cosa son historiadores y otra escritores e novelas científicas, que tienen toda la licencia que deseen para ser subjetivos.

    (seguré)

  19. Clodoveo11 Dice:

    (perdón, seguiré)

  20. Trocero Dice:

    Yo tenía a los austriacos por gente gris y anodina y mira tu por donde despiertan pasiones encontradas. Pues nada, habrá que profundizar. Por cierto que me encantan las reseñas de farsalia, muy útiles siempre.

  21. Anraman Dice:

    No me interesa meterme en la discusión, pero cuando veo una información manifiestamente errónea, creo que debo rectificarla, aunque no tenga que ver con el Imperio Austrohúngaro (por cierto, farsalia, buena reseña y tomo nota).

    El CERN no inventó Internet. Inicialmente, fue un desarrollo de la agencia DARPA (el brazo investigador del Departamento de Defensa de EEUU) en colaboración con unas cuantas universidades. El asunto empezó a moverse durante la década de los 60, y entró en funcionamiento ( llamándose entonces Arpanet) en 1969.

    Lo que se inventó en el CERN, ya a finales de los 80, fue lo que se conoce como “la web”, esto es, el protocolo para la transmisión de hipertexto, pero para entonces ya existía el correo electrónico, el chat, la transferencia de ficheros… y por supuesto, todo lo que “no se ve”: la infraestructura que hace posible todas esas aplicaciones más las que se puedan ocurrir en el futuro: los protocolos TCP, IP, etc.

    Decir que el CERN inventó Internet me parece muy injusto para todos los que, sin tener que ver con el CERN, se tiraron décadas de su vida dedicados a ello. Y que lo siguen haciendo a través del IETF (Internet Engineering Task Force).

    Eso además de que Alexander Graham Bell inventó el teléfono, no el telégrafo.

  22. Clodoveo11 Dice:

    “analfabetos científicos que se permiten el lujo de dar ordenes”

    Strictu sensu, los que dan las órdenes son los políticos más que os científicos, que investigan y emiten sus conclusiones. Los políticos sí suelen ser analfabetos científicos, pero no los propios científicos.

    “que conclusiones podemos sacar si un analfabeto le pregunta a otro analfabeto”

    Pues ninguna útil, pero mejor apague la tele y sea feliz, hombre, que son 4 días. Y por cierto, ¿qué tendrá que ver la gripe A con la intelectualidad austrohúngara, digo yo?

    “mezclar verdades irrefutables y obvias con mentiras aberrantes…”

    Ya me dirá cuáles. Hasta ahora no ha hecho sino vagabundear por el reino de las gansadas conspiranoicas sin aportar refutación válida alguna a la reseña.

    “decir que no existen intelectuales puros, buenos y desinteresados en el mundo capaces de sacrificar su vida contra las injusticias”

    Diga ejemplos. Además, ¿porqué no va a cobrar un intelectual por su trabajo, opiniones, etc? ¿Se cree que son espíritus incorpóreos que viven del éter? ¿El que les interese el dinero, el poder o la gloria deslegitima sus proezas? No tiene ni repajorera idea de qué es la intelectualidad. Y su discurso es un monumento a la incoherencia absoluta.

    “Singularidad tecnologica”

    No quiero ni imaginarme qué ideas tendrá usted a este respecto y cómo las aplicará, pero me gustaría decirle que dicho concepto es una teorización, una posibilidad evolutiva del mundo cibernético y una serie de reflexiones más o menos filosóficas que no pasan de ahí y que nada tienen que ver con perversas maquinaciones conspiranoides como las que se monta en la perola con sus eugenesias.

    “el mundo fue, es y será siempre igual, ”

    Lo decía Gardel, lo dice la historia y lo digo yo.

    “otro mundo es posible, donde el arte, la literatura y la ciencia sean valores más importantes que un trozo de oro o un diamante o una catedral llena de pinturas aberrantes intelectualemente sobre la creación del universo …. ”

    ¿Pero no decía que los artistas y literatos no eran intelectuales? Dígame quién va a pergeñar ese otro mundo posible. ¿Los marxistas con sus 100 millones de muertos? ¿Los fabianos, los dadaístas, los nihilistas, los utópicos? Diga cuál es ese otro mundo posible, cómo lo va a organizar, cómo va a refrenar la codicia humana, qué leyes establecería… y, sobre todo, dígame quién porras es usted o se cree usted para determinar qué mundo es el justo y cuál no.

    “…el honorable Vazquez Figueroa y su excelente libro COLTAN,”

    Ah, sí, el que inventó esas desaladoras que no parecen interesar a nadie… y libros denuncia hay la tira y para muchas cosas, lo cual no hace de VF un Cid salvador de la humanidad.

    “mientras tenga cerebro y sangre que lo riegue denunciaré a todos los pseudo… ”

    Y a Dios pongo por testigo que no pasaré más hambre. No me sea patético, ande.

    “hoy en día gracias a INTERNET es posible reconocer esos genios…”

    Sí, gracias a Internet conocemos la existencia de mentes privilegiadas como la suya. Si no es por eso no sabría de su existencia e inconsecuencias ni su señor padre.

    Hale, cuando tenga algo más coherente que ofrecer más allá de topicazos y lugares comunes avise.

  23. alexandros Dice:

    Un libro clave para entender los últimos años del Imperio Autrohúngaro es Requiem por un Imperio difunto de Francois Fejto, allí están las claves de las tensiones nacionalistas que sacudían el Imperio. La Rusia prerrevolucionaria tenía un gran brillo cultural en San Petersburgo, pero el resto del país se hundía en el atraso y en el oscurantismo, el hecho que Viena fuera esplendorosa no quiere decir que no hubiera problemas graves en la Austria-Hungría.

  24. farsalia Dice:

    Bueno, tampoco es éste un libro sobre el Imperio Austrohúngaro per se, sino una historia intelectual (que es mucho más que su cultura) del período y del ámbito del Imperio.

  25. tomasin Dice:

    Hola, Anraman, tal vez internet lo inventaron las universidades americanas para comunicarse, de acuerdo, pero el telefono ya existia y podia trasmitir datos orales, me explico, quien revolucionó la web e internet fue el CERN porque consiguió que gran cantidad de datos pudieran circular, pero, tampoco importa mucho, y si he cometido un error lo reconozco y punto. Y lo de BEll igual, mi memoria no es fotográfica, pero lo importante es la idea que quería expresar al respecto de algunos genios, como Niesl Born y Heisemberg…

    Que que tiene que ver la Eugenesia?, o la gripe A con el imperio austrohungaro? la primera es un ejemplo paradigmatico e irrefutable de lo que es la historia, y como las biografías son parte de ella, a ver si encuentra en la enciclopedia británica o en la más importante y fiable de EEUU alguna mención sobre la Eugenesia en las biografías de Rokefeller, la fundacion CArnigie, el fundador de Stanford etc etc…están borradas de la historia, de la historia oficial. La gripe A es un ejemplo contemporaneo de como manipular a toda la sociedad en sus morros…la pongo porque es muy grave la manipulación informativa a la que hemos estado sometidos y como afecta a todos,,, si si … a todos…pues todos deberiamos habernos revelado contra la desinformación… si usted Clodoveo quiere vacunarse con una vacuna que tiene un coadyugante de factor 10….allá usted… yo como soy humano le recomendaría que se informara de lo que es un coadyugante de factor 10 y su posibles efectos secundarios, entre los cuales está el atacar el sietema nervioso y por lo tanto dejar a uno jilipolllas, pero no se fie de mi Clodoveo que no soy médico, ni sabio ni microbiologo…
    Clodoveo el arte como la literatura pueden llegar a la intelectualidad, pero si un señor le dice a un gran pintor lo que tiene que pintar, ese pintor muy genio que sea nunca será un intelectual, ejemplo, Miguel Angel y su capilla sixtina. en la literatura tres cuartos de lo mismo, y en la historia y sus grandes enciclopedias….dime quien te paga y te diré lo que falta de la historia.

    Koenig respecto al primer lugar, gracias por tu apreciación sobre mi lenguaje y mi tono, gracias de verdad porque llebas toda la razón, luego cuando me leo me doy cuenta de que una coma puede cambiar todo el significado, de hecho he cometido errores tan graves que ha cambiado todo el significado, gracias. En cuanto al segundo lugar se resuelve diciendo, yo no doy opiniones, doy datos y hechos irrefutables que me sirven para descalificar una teoría, así funciona la ciencia. Por lo tanto la diferencia entre un fanático y yo es que el primero no acepta la ciencia, su metodo y yo cuando me corrigen y me hacen ver mi error, eso si , con un ejmplo, entonces no solo reconozco mi error sino que doy gracias al que me ha corregido. En cuanto a confundir intelectualidad con moral, he puesto un ejemplo, por cierto hay una pelicula excelente que para mi desgracia solo está en ingles, es la discursion intelectual que tuvieron Niels Borh y Hiesemberg en un hotel de Copenage durante tres días encerrados, los dos fueran genios
    sin duda, pero uno Borh dijo que su genio no lo iba a poner en manos de unos psicopatas astrologos y mediums, que es lo que era la corte de Hitler, creían que la tierra era hueca y otras lindeces, ¿ lo sabía Hisemberg? era consciente? esa es la cuestion, un intelectual no solo debe ser inteligente y genial sino que debe ser consciente cuales serán los efectos de su trabajo, en el campo que fuere, por lo tanto para mí Borh fue un intelectual total, Heisemberg al dejarse manipular y poner su genio al servicio de unos sicopatas dejó de ser intelectual para ser una máquina muy inteligente pero que no era libre para encenderse y apagarse, no se si llebo razón, LA RAZON, pero yo veo que intelectualidad y moral no se pueden separar por las consecuencias de los efectos de las obras intelectuales, que por cierto no solo en la fisica cuantica o de particulas los efectos pueden ser terrorificos, en la literatura hay ejemplos de obras que fueron más destructivas que 100 bombas atómicas, ” los protocolos de los sabios de Sion” , esta obra literaria consiguió que toda Europa odiara a los judios a muerte.

    “…PERO HUBO INTELECTUALES QUE NO DENUNCIARON EN 1900, HUBO INTELECTUALES QUE LO DENUNCIARON EN EL NAZISMO…” perdón por el error, quería decir que hubo intelectuales QUE denunciaron en 1900 , la prisas no traen nada bueno.

    Clodoveo quien dirige la enciclopedia Británica y en EEUU la enciclopedia de Historia cuyo nombre no se, no confunda arqueología con biografía, la arquología si utiliza metodos cientificos pero los historiadores que hacen libros oficiales y biografias son unos perritos, ejemplo, Rokefeller, fundacion CArnigie y un largo etc, en sus biografias no aparecen la mancha indeleble de la Eugenesia de 1900, eso es muy grave, y no confunda genética y biotecnología con Eugenesia, en 1900 no sabían lo que era un gen, que yo sepa hace tan solo unos añitos, 10 o 15 que han descifrado el genoma, y los señores de la EUgenesia lo que hacian era Pseudociencia, comprende la diferencia…no intente confundir…. Es más yo cometo errores de fechas o personas porque no tengo memoria fotográfica, pero el fondo es lo que importa, usted se dedica a descalificarme sin dar ejemplos ni soluciones…. ya se que la realidad es que vivimos de forma trival, como tribus pero más sofisticadas…¿ es posible evolucionar ? esa es la cuestión Clodoveo, y lo primero es distinguir a los intelectuales de los pseudointelectuales si queremos evolucionar, sino, solo repetiremos la historia con otras caras en el poder. Y yo humildemente creo saber distinguir lo que es un intelectual de lo que es un pseudo, ya no por su genialidad sino por las consecuencias de su obra…. Y para mi el siniestro Fredrich Hielscher que por cierto no fue juzgado en Nurember y murio de viejo tan pancho y su amiguete judío Martin Buber o el engaña viajas de Viena Sigmund Freud sean considerados como intelectuales de primer orden y como faros de sabiduria universal me parece que es una injusticia, y muy gorda, le pese a quien le pese, solamente eso dije, y tirarse como lobos a diseccionar mis faltas ortograficas o mis errores en fechas y nombres puntuales accesorios es pobre argumentación, no obstante, AGRADEZCO la discursión que hemos tenido a la viaja usanza Griega, me imagino a los sofistas, a Platon y demas discutiendo en un dia soleado en la calle en la hermosa Grecia , ojala pudieramos recuperar lo bueno de la antiguedad y desterrar los tribalismos a los libros de historia.

  26. tomasin Dice:

    <por cierto Farsalia a ti solo puedo darte las gracias por la excelente reseña, gracias de verdad,

  27. farsalia Dice:

    Ufff… Para entenderte hay que tenerlos bien puestos, porque ya no es sólo una cuestión de faltas de ortografía o erratas tipográficas, sino que la sintaxis y la gramática te la pasas directamente por el forro. Y luego pretendemos que nos entiendan, ¿no? Para que a uno le entiendan hacen falta dos cosas: que sepa hablar (en este caso, escribir) y que, aún sabiendo hablar (o escribir), sepa expresarse. Y hablar, sabes hablar, pero lo que es expresarse…

  28. farsalia Dice:

    Gracias por darme las gracias, hombre.

  29. Agustín Coletes Dice:

    Como coordinador de la traducción, y al margen de las opiniones de cada lector, me alegro muchísimo de que esta obra obra de Johnson esté suscitando este interesante intercambio de ideas entre sus laectores españoles. Un saludo, en nombre del equipo de tradcutores y el mío propio.

  30. farsalia Dice:

    Permíteme, Agustín, felicitaros a todo el equipo por la excelente traducción que habéis hecho del libro de Johnston, un aliciente más en la lectura: se agradece cuando un libro está bien traducido y además con buen estilo.

  31. tomasin Dice:

    Gracias Farsalia, tengo que pulir mi lenguage, o mejor mi expresion escrita para que todo el mundo la entienda… es verdad…gracias…

  32. matachoros Dice:

    El título de marras, es excelenteeeeeeeeeeeeeee, es cierto, yo lo adquirí en la Ciudad de México a un precio my alto, pero en verdad vale la pena, es sencillamente n texto excelente, aunque el formato no fue mucho de mi agrado, no entiendo como publican un texto de marras de mil páginas con un formato de libro de bolsillo….

    P.D. La traducción es de primera, cierto…..

  33. Jose Luis Dice:

    Me pregunto si cierta erudición tiene que ir acompañada de un hilar fino que no sabía que existía y de unas maldades que claman al cielo. Es como si cuanto más conocimiento tuvierais, pensarais que por ello teneis mas razón, y más estrictos sois con las discrepancias.
    Juzgais el pasado con elementos del presente. Ni Aristóteles se ha librado.
    Tan reciente está la Segunda Guerra Mundial que poneis la palabra y el sentido de “intelectual” a su merced.
    No creo que haya que saber menos para ser tan libre de estos lazos tan odiosos. O tendré que tener envidia de quien vea Gran Hermano.
    Estoy acabando el libro y sólo tengo crispación cuando leo la vuestra. Soy afortunado.
    Por último, en cuanto a la reseña, efectivamente: el título me engañó un poco. Pensé encontrar más bohemia y menos historia. Aun así, es una auténtica delicia.

  34. Norma Dice:

    Muchas gracias por la reseña, parece un libro fascinante, el próximo en mi lista considerando que acabo de mudarme a Viena. Saludos.

  35. David L Dice:

    Se me había pasado esta excelente reseña de un libro que he ojeado en más de una ocasión. Es verdad que tiene un precio elevado, pero por lo que parece es de aquellos trabajos que merecen la pena. Siempre me ha llamado la atención la continuidad en el tiempo de un imperio tan multicultural como fue el austro-húngaro, cómo pudo aguantar hasta 1918 una población tan numerosa regida por una federación-no sé si podría denominarse así a la unión austro-húngara-de dos estados y con un tan grande número de nacionalidades bajo su dirección . Creo, si no estoy equivocado, que existía una dualidad parlamentaria-Viena y Budapest- siempre bajo la autoridad del emperador. La riqueza cultural sería enorme, pero lo que ya no sé es si este hecho sirvió más como motivo de enfrentamiento entre pueblos que como manifestación de un patrimonio cultural común. Historia apasionante la que desprende este último imperio europeo propiamente dicho.

    Un saludo.

  36. Jose Luis Dice:

    Así fue, tal como dices. Una época preciosa. Ahora han publicado Monasterio Negro, relacionado con la captividad de algunos húngaros durante la primera guerra mundial, como El Genio Austrohúngaro relata en algunos capítulos. Lamentablemente, a día de hoy, se me va de presupuesto. Lo tengo en mis oraciones. Disfrútalo, es una joya.

  37. Farsalia Dice:

    Recomendabilísimo el libro de Johnston, David. Vale la pena el desembolso económico…

Deja una Respuesta