EL CONDE DE MONTECRISTO – Alejandro Dumas

El conde de MontecristoSupone un tremendo riesgo reseñar la conocidísima y magistral novela de Alejandro Dumas al menos por dos razones, la primera porque durante la historia habrá sido reseñada cientos de veces por los más ilustres eruditos, la segunda porque se encuentra justo en la difusa frontera de lo que puede considerarse una novela histórica. Tomaré imprudentemente el riesgo de reseñarla por otras dos razones, primero porque mi amor y mi deuda con esta obra es inmenso -fue ella quien me introdujo en la imprescindible literatura del siglo diecinueve- segundo, porque es una reseña para nosotros, los ciudadanos hislibreños.

Parece esta novela concebida para alimentar la paciencia de aquellos que tienen la desgracia de padecer mal de prisión, no son pocas las películas carcelarias donde se menciona o se recomienda a nuestro buen conde: aguanta, estudia, planifica tu venganza. Gran número de películas, telefilmes, cómics, animaciones… existen derivadas de este libro, y permanece aun, siempre, inalcanzable la obra, este folletín por entregas que se adjuntaba al final de un periódico y que era devorado cual moderna serie televisiva por públicos de todas las clases sociales, está destinado a vivir, inmortal, entre las obras más grandes de la literatura universal.

Nada diré sobre el argumento pues o bien es conocido de la mayoría, o bien debe ser desentrañado por cada cual, si quisiera por el contrario comentar alguna de sus características. Puramente novencentista, su narrador: todopoderoso guía omnisciente, la descripción de sus personajes es intensa desde su introducción; estos representan los diferentes arquetipos de los vicios y las virtudes que va encontrando Edmond Dantés en su atribulado y vengativo periplo: la envidia, la ambición, el deseo de posesión, la mezquindad, la traición, la mentira, la venganza, pero también la inocencia, la sabiduría, la bondad, la pureza, la entrega, el idealismo, la fidelidad…Todos ellos contrapuestos y característica fundamental de alguno de los personajes. Edmond vuelve de una muerte en vida como vengador de aquellos que representan todos los vicios, su venganza alcanza a todos, ¿pero acaba perdiéndose por ello?, mejor es que leáis el libro.

La acción comienza en Francia justo antes de los cien días y transcurre durante la restauración borbónica, queda el libro de fondo impregnado por el bonapartismo de Dumas. Son memorables los escenarios por los que transcurre la obra, Marsella y París en Francia; Roma, Janina en el Imperio Otomano y La isla de Montecristo, estos últimos con un regusto exótico absolutamente novecentista. Se supone que Dumas escribió una continuación: “La mano del muerto”, pero su autoría aun es dudosa para muchos especialistas, yo la he leído y pienso que la autoría es improbable. En fin, para mí, una obra imprescindible que os recomiendo con toda el alma.

Existen decenas de ediciones, por poner una:

EL CONDE DE MONTECRISTO (2 VOLS.)
DEBOLSILLO
1456 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
ISBN: 9788497594714
Colección: CLASICOS DEBOLSILLO
Nº Edición:1ª
Año de edición:2003
Plaza edición: BARCELONA

Technorati Tags: ,

Compra el libro

88 Respuestas a “EL CONDE DE MONTECRISTO – Alejandro Dumas”

  1. Derfel, el blanco Dice:

    Excelente reseña, Epaminondas, y excelente elección: El Conde de Montecristo está sin duda entre mis favoritas (entra de calle en el top-ten).

    Yo creo que es la mejor historia de venganza de la literatura universal.

  2. akawi Dice:

    Me ha gustado mucho tu reseña, no sé como te has atrevido porque como bien dices habrá miles de opiniones sobre el tema.
    Me has recordado que tenía el libro y mi hijo se lo llevó, lo tendré que reponer.
    Estupenda Epaminondas, Gracias.

    Abrazos

  3. Arauxo Dice:

    Cuando, por mor de la casualidad o de la causalidad, Hislibris se decanta por la narrativa, ofreciendo reseñas en las que la prosa es la protagonista indiscutible, uno no puede sino celebrarlo, felicitando por ello a los autores de las mismas y al Rector Magnífico de estas páginas que tan sabiamente intercala, entre sesudas -y, a veces, no tan sesudas- interpretaciones históricas, algunas perlas literarias como las últimas que vienen publicándose en este rincón cibernético.

    Enhorabuena, Epaminondas, por la elección, y enhorabuena, Richar, por abrir de tanto en cuando las ventanas de Hislibris, porque no sólo de guerras y ejércitos vive el hombre.

    Y es que Dumas merecía tener, al menos, una reseña en estas páginas. Porque, independientemente de la calidad literaria de sus obras o del mayor o menor carácter historicista de la novela elegida, es uno de los grandes autores -de los autores con historia, si se quiere- de folletines decimonónicos, entendiendo el término no necesariamente en su acepción negativa, sino como subgénero que trataba de llegar al gran público mediante lo que cabría considerar como una de las primeras estrategias de mercadotecnia del negocio editorial. Y, para convencer a los que aún albergan reservas respecto a la novela por entregas, baste quizás con recordar que tanto Zola como Balzac -por citar un par de ejemplos ilustres que no admiten discusión- usaron de esta técnica comercial para difundir sus escritos. Aunque, desde luego, nadie encarna mejor el espíritu del folletín que Dumas y sus novelas de aventuras de corte histórico, como esta que ahora nos recuerdas, Epaminondas, y que tantas secuelas ha inspirado en el mundo de la literatura y del cine.

    Aparte de la obra literaria, y como diría Machado, mi infancia -más bien mi adolescencia- son recuerdos… televisivos (alumbrados en una serie que no habrán olvidado mis coetáneos) de un hombre atormentado, pudriéndose en una fría y húmeda mazmorra, que soñaba con la venganza y que acababa escapándose de aquel infierno…

    Un saludo, Epaminondas. Y sigamos regodeándonos, cómo no, en las miles de historias que la Historia nos ha legado.

  4. Epaminondas Dice:

    Muchas gracias amigos por vuestros comentarios y felicitaciones.

    Es evidente que la literatura tiene una gran deuda con Dumas aunque bien es cierto que es uno de esos autores que pudo vivir más que holgadamente de su éxito, gozando además de amplisima fama. O sea, la “gran deuda” se la cobró en vida; buena fortuna la suya.

    Nada de esto fue casual, tenía buen ojo para las presas. La cada vez mayor burguesía demandaba pasatiempos febrilmente, su literatura: popular y al alcance de quien pudiera comprar la gaceta, llenaba esos ratos muertos como los seriales televisivos y películas llenan los nuestros hoy en día. Pero así como seriales los hay como “Gallito Ramires” ó como “Roma”, y películas son tanto “Los bolingas en remojo” como “El tercer hombre”, es Dumas uno de los mejores de su tiempo, en concreto “El Conde” es uno de los mejores argumentos que se han parido en este traído negocio de las letras.

    saludos y gracias de nuevo

  5. cavilius Dice:

    (Buena reseña, Epaminondas. Como yo no he leído de Dumas más que Los tres mosqueteros, como no sé nada de la novela decimonónica, como confundo a Dumas padre con Dumas hijo y no sé qué libros escribió cada uno, y como el Richard Chamberlain siembre me ha caído estupendamente mal, pues casi que no diré nada más, ¿no?

    Saludos.)

  6. Vindex Dice:

    Casualmente, la leí hace poco y coincido con lo que nos cuentas en tu magnífica reseña.
    Es más, no sólo ha sido llevada al cine, sino que hace muchos años en España, cuando se hacían novelas se llevó a la pequeña pantalla y creo recordar (así difusamente) que la adaptación a ese formato no estuvo mal del todo, considerando los medios de la época.
    Incluso, hasta como método de aprendizaje de inglés la he visto, en una versión reducida adaptada por niveles.
    Todo esto demuestra las posibilidades del relato que admite los más múltiples formatos.
    Saludos

  7. Valeria Dice:

    Gracias, Epaminondas, por acordarte de Dumas. Hace dos o tres años que recuperé para mi biblioteca dos obras que me habían impresionado muchísimo en mis tiempos de joven lectora: una de ellas, “El Conde de Montecristo”. Imprescindible. Mi infancia también incluye recuerdos en blanco y negro de adaptaciones de esta novela de la pequeña pantalla. En Navidades siempre me viene a la cabeza un recuerdo de mi niñez: mi padre montando la instalación eléctrica del nacimiento, mientras yo veía en la tele “Los tres mosqueteros”.
    Felicidades, Epa.

  8. Derfel, el blanco Dice:

    Valeria: ¿Los tres mosqueteros o los tres mosqueperros? Y dos: ¿Cuál es la otra obra que has rescatado de tu reciente infancia?

    Epaminondas: totalmente de acuerdo contigo en cuanto a lo del argumento, sin duda de los mejores que se han escrito jamás, para mí supera al de los mosqueteros ( al parecer se basa en un hecho real, ¿verdad?)

    Cavilius: si no la has leído, hazlo, pues estoy seguro de que te sorprenderá.

  9. Casio Dice:

    Con D’Artacan, Dogos y compañía…

  10. Clío Dice:

    Si que recuerdo aquella famosa serie en la que Pepe Martín encarnaba al Conde de Montecristo, creo que fué uno de sus más queridos papeles y por ahí he leido que a pesar de la censura de la época (año 69 o 70)se divirtió muchisimo maquinando “venganzas”, creo que es de los libros que más versiones cinematográficas ha tenido, buena y acertada reseña Epaminondas.

  11. cavilius Dice:

    Uf, no sé, Derfel el diana (perdón, el blanco). ¿Salen griegos?

  12. Arauxo Dice:

    A esa, a esa serie me refería yo precisamente en mi comentario anterior. Estaba seguro de que algunos habría por aquí que también la recordasen…

    Cavilius: tú a lo tuyo, jomío, que esto es muy posterior a la Única Época y Cultura de la Historia Que Importa a Los Cavilius.

  13. Derfel, el blanco Dice:

    Necios…

  14. Fernando Lillo Dice:

    Recuerdo un verano hace ya bastantes años que me fundí los tres tomos de El Conde de Montecristo con avidez. Desde luego, a pesar de tener adaptaciones cinematográficas y televisivas de cierta calidad, me quedo con la novela.

  15. nando Dice:

    Yo la tengo por ahí, y todavía no me atrevo: por temor a sus imponentes
    medidas y porque no sé si me gustaría.

    Por cierto, los puros “Montecristos” de La Habana deben su nombre a la novela. Todavía existe la increible tradición de que cuando los “torcedores”
    fabrican los cigarros con las hojas de tabaco sentados en sus mesas, en uno de los fondos de la sala, y como si fuese una clase, hay otro “operario” que subido en una tarima y con un atril les lee novelas.
    Este es el “lector” cuyo trabajo es ese: leer literatura en voz alta (¡y como leen!) mientras los otros retuercen el tabaco y fuman.
    A veces, por elección popular, eligen las novelas que más les han gustado, para proceder a una segunda relectura.

    Esto lo contaba Guillermo Cabrera Infante del que ,increiblemente, algunas de sus novelas fuero leídas.

    Gran reseña.

    saludos.

  16. cavilius Dice:

    Hombre, yo ya asumí hace tiempo mi necedad, y por suerte el resto del clan cavilius tiene unas miras bastante más elevadas que las mías…

  17. Ireth Dice:

    Esta obra es la historia de venganza por excelencia. Siempre que se trata la cuestión de si esta novela es histórica o no, me acuerdo de la anécdota, (no sé si cierta), en la que alguien le echaba en cara a Dumas el hecho de que violara la historia, a lo que él replicaba: “En efecto, la violo, pero le hago unos hijos hermosos.”

  18. Atilio Dice:

    De acuerdo con todo lo que se ha dicho hasta el momento. Sin duda, El Conde de Montecristo es una obra magistral de la literatura universal y de Dumas, la mejor. No se precisa contar cómo es; se debe conocer mediante la experiencia directa.

  19. Valeria Dice:

    A Derfel El Curioso: Dije , y digo bien, “Los tres mosqueteros”, emitida en la única cadena que debía de haber entonces, y por supuesto en blanco y negro. Hasta juraría que D’Artagnan era un jovencísimo Sancho Gracia, aunque esto ya es suposición. Los mosqueperros son de la época de Casio, como puedes comprobar.
    La segunda obra que me compré: “Los Miserables”.

  20. jerufa Dice:

    Epaminondas: ¡olé, olé y olé!
    Cuando esta tarde he abierto la página y he visto tu reseña, me has transportado a mi más tierna adolescencia.
    Recuerdo desde pequeño la serie que en su dia difundió TVE, – si, TVE- en blanco y negro y desde aquél momento ya me impactó. Disfruté como un “cochino en un charco” episodio a episodio y hasta hoy.
    No he leído la novela, no tengo la novelay este verano perdí una extraordinaria oportunidad de hacerme con un ejemplar gigantesco a un precio casi de saldo (15 €).
    Después de leer esta entrañable reseña tuya, puedo asegurarte que no dejaré pasar una segunda ocasión para hacerme con ella.
    Supongo que, al igual que ocurre con tantas novelas que se han llevado a la televisión y al cine, la obra escrita superará con creces a las versiones de todo tipo que se hayan hecho con posterioridad.
    Mis felicitaciones más sinceras de nuevo por esta elección y ojalá perseveres en esta buena costumbre; lanzarse a reseñar obras maestras de todos los tiempos porque siempre habrá alguien, escondido en lo más recóndito del globo, que te lo agradezca.
    Y de miedo nada, ¡al ruedo, maestro!, que tú lo vales.

  21. Derfel, el blanco Dice:

    Gracias, Valeria: soy curioso, que no cotilla (¿o acaso es lo mismo?)

    Cavilius: en la página 376 sale uno que nació en Atenas. ¿Con eso ya te vale?

  22. cavilius Dice:

    Humm… ¿Qué año?

  23. akawi Dice:

    Yo también recuerdo con agrado aquella serie, luego hubo otra protagonizada por el actor francés Gerard Depardie, pero para mi gusto éste no da el perfil de Conde de Montecristo.

    Por supuesto Epaminondas, sigue atreviendo te, que te lo agradecemos.

  24. Epaminondas Dice:

    Gracias compañeros por palabras tan cordiales como me habéis dedicado, sin duda no las merezco, y ya que he empezado seguiré a vuestra zaga -la de los maestros de Hislibris- comentando hermosos libros y a veces incluso rescatándolos del injusto y oscuro olvido.

    Jo*er!, lo malo de reseñar una obra como El Conde, donde todo el mundo está de acuerdo, es que no hay polémica. Prometo que mi próxima reseña tendrá un poquito de picante.

    saludos

  25. Aretes Dice:

    Primera reseña, eso es todo un reto. Felicidades, Epaminondas.
    No será polémica, pero suscita recuerdos a casi todos los que la leimos en su día. Para mi es de esos libros que asocio con una vida anterior. ¡Qué recuerdos!
    Y de la serie esa en blanco y negro, ni noticias (yo es que veía poca tele)

  26. Epaminondas Dice:

    oye, yo tampoco. ¿que serie era esa?, ¿acaso fue durante la oprobiosa?. recordad que algunos aquí somos tiernos jovencitos…

  27. pepe Dice:

    Amigo Epaminondas, suscribo las numerosas felicitaciones, loas, encomios, parabienes y alabanzas diversas que han recibido tanto la novela como tu reseña. Para introducir algo de la polémica que pides en un comentario anterior, me gustaría llamar la atención sobre el hecho bastante admitido de que Dumas se ayudaba de otros escritores, de negros, siendo el más famoso de éstos Auguste-Jules Maquet, que está considerado como el principal autor de Los tres mosqueteros y coautor de El conde de Montecristo. Todas las obras de Dumas, sin embargo, tienen un sello inconfundible a pesar de los diferentes coautores. Me ha gustado mucho el comentario de Nando. Para agradecérselo y para que vea el cariño que le tengo (por cierto, ¿vienes a la cena?), incluyo aquí un párrafo de uno de sus autorres favoritos:

    Echó un vistazo a los otros ficheros. Según sus datos, Dumas había tenido en diversos momentos de su producción literaria cincuenta y dos colaboradores. Con buena parte de ellos sus relaciones habían terminado de modo tormentoso. Pero a Corso sólo le interesaba un nombre:
    Maquet, Auguste Jules. 1813-1886. Colabora con Alejandro Dumas en diversas obras teatrales y en 19 novelas, entre ellas las más conocidas (El conde de Montecristo, …

    Saludos.

  28. Epaminondas Dice:

    Gracias Pepe. Si Corso anda de por medio el diablo no debe andar lejos. Y si, lo de Dumas era como uno de esos talleres de los pintores de antaño, donde muchas veces era difícil distinguir la obra del alumno de la del maestro. Lo que importa supongo es el resultado y este en Dumas (y negros; el mismo era “cuarterón”) ha pasado a la historia.

    ¿Como Asimov?, ¿César Vidal?; me niego a creerlo en mi idolatrado Galdós (y me batiré con quien lo afirme ;)

    Saludos.

  29. Ascanio Dice:

    Felicidades por la reseña, Epa. Hace poquito hablaba con el ínclito Arauxo de las ganas que le tenía yo a esta novela, pero su calibre y tonelaje siempre me habían echado para atrás. Otro libraco más para la saca. Aunque ahora que lo pienso, cómpratelo tú Jerufa, que ya te lo mangaré.

    Por cierto, Valeria, Los mosqueperros también eran de nuestra adolescencia, así que no te pongas años.

    Pepe, ¿cómo era esa famosa frase? Sí, hombre, sí, la que celebra reseñas como la que nos ocupa…

    Richar, gracias por la parte que te toca.

  30. pepe Dice:

    Ahora que Ascanio menciona que no ha leido El conde de Montecristo vuelvo a plantearme la pregunta recurrente de si es de ese tipo de literatura que debe leerse a una edad determinada como sucede, verbigracia, con La sombra del viento. Es una novela que tiene muchas trampas, que deja entrever las costuras, que toca donde tiene que tocar para producir el efecto que tiene que producir, en fin, lo que se quiera. A pesar de todo, me gustó bastante, y creo que en parte fue porque conseguí atenuar los diversos controles de crítica que se van adquiriendo con la madurez lectora y leí como si tuviera quince años. Insisto, me gustó, pero pienso que si de verdad la hubiera pillado con esos quice años me hubiera parecido algo en verdad maravilloso porque allí está todo: el primer amor, la amistad, el misterio, el amor filial, el verdadero amor. Todo. El otro día cuando recomendaba a Clío la lectura de Drácula para su hijo olvidé que La sombra del viento también puede ser un estupendo comienzo para un adolescente.

    Saludos.

  31. Vindex Dice:

    Al hilo de lo que dice nuestro amigo Pepe tomo dos anécdotas del libro “Viaje por las mentiras de la Historia Universal”, de Santiago Tarín, que dedica un capítulo a los mosqueteros:
    1. Un artículo que publicó un rival suyo titulado “Casa Alexandre Dumas y Cía.Fábrica de novelas”, en el que se detallaba la afición del autor por usar de “negros”. Dumas ganó el pleito por injurias, pero lo cierto es que está reconocido este hecho.
    2.Hay un artículo que le dedica un diccionario literario que dice esta lindeza sobre él : “Plagió cuanto le plugo y contó con numerosos colaboradores”.
    Lo que ya no dice es que si el grito de guerra de sus “negros” era el “todos para uno”.
    Saludos

  32. pepe Dice:

    Muy bueno, Vindex, eso de que Plagió cuanto le plugo (qué bien suena a veces la lengua castellana); aún sigo riéndome con el grito de guerra de los negros.

  33. Epaminondas Dice:

    Muy bueno si, jeje.

  34. arwen Dice:

    ¿ somos todos de la misma quinta? eso parece. Lo que esta claro es que todos hemos recibido esa reseña con mucha alegria, a todos nos ha transportado en el tiempo y nos ha hecho recordar nuestra infancia. Yo soy de esas personas que año tras año y navidad tras navidad se vuelve a ver los tres mosqueteros, el Conde de MOntecristo, el hombre de la mascara de hierro, etc….
    Gracias por tu reseña, me ha encantado ver que comentais otros libros que no son sólo de guerras, batallas y demases.
    Como dice Arauxo, está bien intercalar entre uno y otro algo diferente, aunque sea para comentar algo de nuestra historia, de la historia de cada uno. Con esta reseña se ha comprobado que muchisimos estamos de acuerdo. Gracias, de verdad, he sentido lo mismo que mi hermano jerufa

  35. pepe Dice:

    Arwen: es verdad que esta reseña ha despertado en casi todos nosotros sentimientos parecidos, aunque yo no recuerdo la seríe de televisión a la que antes aludía Clío. Será que no todos somos de la misma quinta, porque el único Leonardo Dantés que yo he visto por televisión es éste:

    http://www.youtube.com/watch?v=5kn7xrxqZZs&feature=related

  36. Epaminondas Dice:

    No somos de la misma quinta aunque es posible que nos situemos en un margen de unos quince años. ¿1960-1975?. Yo soy de 1970 y no recuerdo al Dantés de RTVE.

    Salud y ….!

  37. Ascanio Dice:

    ¿Y qué? No me dejes así, hombre…

  38. Epaminondas Dice:

    ups….sorry!

  39. Ascanio Dice:

    ¿Pero y qué? ¡¡¡¡¿Y quéeeeeee???!!!!

  40. Clío Dice:

    Está claro que quienes recordamos el Montecristo de Pepe Martín , erámos niños por esa época y por tanto somos de la misma quinta, y otros ni siquiera estabais encargados, tienes razón Epaminondas cuando dices lo del margen de 15 años más o menos…

  41. Epaminondas Dice:

    ahhh….

    dos opciones y decantarse por la que más guste:

    A) Y república

    B) Y força al canut

  42. pepe Dice:

    El Montecristo de Pepe Martín se emitió en 1969, espero que eso despeje las dudas. Ascanio, la continuación de la frase de buenos deseos de la despedida de Epaminondas es en catalán y alude al objeto de la canción cuyo enlace está más arriba.

  43. Arauxo Dice:

    Pues si se emitió en 1969, caben dos opciones:

    a) Se volvió a emitir más tarde.
    b) Yo recuerdo otra serie.

    Porque no sé si vosotros seréis tan viejos, pero, el menda, en el 69, no tenía ni conciencia de sí mismo…

    Carcamales, que sois unos carcamales…

  44. Clío Dice:

    ¡Qué joven eres Arauxo! pues la verdad es que yo la veía y era niña, pero no sé si en el 69 o se volvió a emitir otra vez más tarde, lo que si sé es que cierta conciencia de mi misma sí tenía….

  45. Jerufa Dice:

    Se repondría no una vez, sino quince…
    ¿O es que ya no os acordais de que solo había TVE y uhachefe, ja, ja, ja…

  46. Clío Dice:

    He aquí una foto y sipnósis de la serie: http://www.teacuerdas.com/nostalgia-series-montecristo.htm

  47. Epaminondas Dice:

    “Salut i força al canut”

    Es una expresión tradicional en lengua valenciana o catalana que signica:

    Que tengas salud y la billetera llena.

    El “canut” era un canuto de caña o madera situado dentro y en un extremo de las antiguas fajas que portaban los hombres por encima de los pantalones y camisa. Servía para llevar dentro las monedas a modo de monedero.

    saludos

  48. Arauxo Dice:

    Una expresión muy catalana, sí, señor…

  49. Epaminondas Dice:

    Uhmmm….¿es que alguien prefiere tener la cartera vacia a llena?….

  50. Atilio Dice:

    Hablando de carteras vacías: hay una edición de Edimat del libro reseñado que sale rondando los 10 euros, como todos los de esta editorial.

  51. Julio Dice:

    Yo soy de los que opina que no es novela histórica pero se agradece la excelente reseña de Epaminondas y amplía los horizontes de Hislibris (todo es válido siempre y cuando sean libros de este tamaño).

    Me parece que Los Tres Mosqueteros (y su continuación) tiene más tinte de novela histórica y para mi gusto personal el mejor logro de Dumas…a batirse compañeros!!! D’Artagnan y Porthos son dos de los mejores personajes que me he encontrado en un libro.

    Saludos

    Julio

  52. Arauxo Dice:

    Pues no sé yo si va a haber duelo…

  53. Joana Dice:

    por favor diganme donde puedo conseguir la novela escrita para poder leer si saben agregenme y cuentenme joana-estefania@hotmail.com
    los quierosss chausssssssss

  54. Epaminondas Dice:

    Pues mayormente en librerias – si se quiere comprar el libro de marras – o en su defecto en bibliotecas, si se tiene el oportuno carnet.

    Vamos, que ya te digo…

  55. Jerufa Dice:

    Esta chavala se cree que esto es el messenger.

  56. Paco T Dice:

    Epa, muy oportunos tus consejos a Joana, pero seguro que ella se refería al original de Dumas, hombre, que no te enteras. Me encanta lo de “los quierosss chausssssss”. Estoy pensando en añadirlo a mi firma.

  57. Arauxo Dice:

    Es que la gente es muy cariñosa…

  58. Epaminondas Dice:

    Ah!, era eso…pues supongo que lo puede comprar en la Biblioteque National, eso si, no es barato.

  59. Risas Dice:

    El conde de Montecristo es en mi opinión, y “robándole” una cita a Dámaso Alonso con respecto al “Amor constante más allá de la muerte” de Quevedo, probablemente el mejor libro de Dumas, seguramente el mejor de la literatura del siglo XIX (y casi del XX). Sin desmerecer el resto de sus obras, sobre todo la archiconocida Los tres mosqueteros, como muy bien decís arriba es una historia de venganza, de amor y de injusticia, de arrepentimiento y de perdón. Quizás no tenga el toque romántico de los mosqueteros, pero sin duda está mejor desarrollada (que no quiere decir que la otra lo esté mal). Debería estar en toda estantería de libros que se precie, y si alguien duda de si le va a gustar, que no se deje impresionar por el tamaño, que no es importante. Lo importante es la calidad del libro….

  60. Derfel, el blanco Dice:

    Coincido con Risas en que es superior el Conde de Montecristo a los Tres Mosqueperros…Hago de ello cuestión personal.

  61. Epaminondas Dice:

    ¿Quien que jamás leyó el poema que arriba mencionas puede decir que alguna vez gustó poesía?

  62. richar Dice:

    Saludos,

    pues otro que marco en favoritos y me apunto para las navidades.

    Últimamente he decidido que voy a leer casi exclusivamente los libros que tanto se recomiendan en esta página, que por cierto he descubierto recientemente y que me está encantando (y arruinando, todo sea dicho).

    Les quedo enormemente agradecido (especialmente a Epaminondas, gran estreno vive diox) y espero la siguiente recomendación con ganas.

    Un saludo,
    Richar.

    PD. no es que me asuste demasiado pero… ¿de cuántas páginas hablamos?

  63. richar Dice:

    ¡¡¡Coñes!!!

    Lo acabo de ver arriba… ¡¡¡¡1.400!!!!

    Dios mío, me he quedado traspuesto…

    Saludos again,
    Richar.

  64. Epaminondas Dice:

    Hola Richar!

    Gracias.

    Son 1.400 páginas, en efecto, pero se lee del tirón. No te arrepentirás.

    un abrazo

    Ep

  65. Derfel Dice:

    Yo recuerdo con especial emoción la escena de la reaparación del mercante desaparecido (¿se llamaba el Faraón?)

  66. Epaminondas Dice:

    Si, si no recuerdo mal. Sic transit gloria mundi. Pobre Edmond.

  67. Laya Dice:

    Pues yo para polemizar, y partiendo de la otra obra que cita Valeria, “Los miserables”, creo que “El conde de Montecristo” está muy bien pero que de ninguna manera puede considerarse la mejor obra universal del s. XIX. Sólo fijándose en escritores franceses más o menos de la época, están Víctor Hugo, Stendhal, Zola… Cualquiera de ellos como mínimo a la altura de Dumas (y en mi modesta opinión, por encima).
    Por otra parte, yo leí la obra en mi primera juventud y me encantó, pero las sucesivas versiones televisivas y cinematográficas me han atragantado un poco la historia.
    ¡Ah, Arauxo! La serie de Pepe Martín se repuso sin duda después del 69 porque yo también la recuerdo y ya sabes que soy una criatura…

  68. Laya Dice:

    Por cierto, la reseña muy buena, Epa, felicidades!

  69. Epaminondas Dice:

    Gracias Laya.

    Opino exactamente como tú sobre el libro, es una obra excepcional -en mi caso mi introducción en la literatura novecentista- sin embargo, creo que inferior a “Los miserables” de Hugo. Esta última si es en mi humilde opinión una de las grandes obras del XIX y de la historia de las letras.

    saludos

  70. Derfel Dice:

    Bueno, no vayamos ahora a comparar a autores folletinescos con escritores realistas o románticos: Dumas está muy pero que muy bien, pero no es Tolstoi, eso está claro…

  71. Arauxo Dice:

    Si, las comparaciones son odiosas y, en ocasiones como ésta, innecesarias. Lo que pasa es que Laya es muy puntillosa…

  72. Laya Dice:

    A ver pitufo, aquí el más puntilloso-quisquilloso-cascarrabias eres tú y no tengo la menor intención de arrebatarte el título.
    Yo sólo contestaba a un comentario de alguien que se quejaba de la falta de polémica, y a una afirmación de otros alguienes que no recuerdo y que unos 40 mensajes más arriba decían que “El conde de Montecristo” es la mejor novela escrita en el siglo XIX…
    Habráse visto el mono azul éste!

  73. Arauxo Dice:

    ¿El Conde era un mono azul?

  74. Laya Dice:

    No, era un vampiro que se pirraba por la sangre azul de los pitufos sevillanos.

  75. Arauxo Dice:

    Pues yo creo, Laya, que te estás equivocando de Conde, de sangre y de reseña…

  76. Laya Dice:

    Que no pitufo, que no, que en cuanto salta tu carácter hasta a los Montecristos les crecen los colmillos…

    Y esta noche ponte una ristra de ajos sobre la cama, no dirás que no aviso

  77. Laya Dice:

    Has visto, Epa, cómo estamos engordando tu reseña? :)

  78. Ascanio Dice:

    Sí, tú dale ideas, Laya, que luego la que aguanta la peste soy yo…

  79. richar Dice:

    Saludos,

    acabo de terminar con el aquí reseñado mamotreto y he de decir que me ha encantado.

    Lo tenía desde hace tiempo (desde que se publicó esta reseña) por casa pero no me decidía, porque 1.500 páginas no se leen así como así, pero a raíz de algunos comentarios en el foro me decidí a hincarle el diente y ¡zas! me lo he merendado en un plis plas. Aunque son muuuuchas páginas, el hecho de que prácticamente sean todo diálogos ayuda a leerlo rápido.

    Lo que más me ha sorprendido es la trama, como alguien decía por ahí, de las mejores que he leído, en el sentido de cómo van apareciendo personajes, cómo se van desarrollando acontecimientos, abriéndose tangentes argumentales, para luego confluir todo magistralmente en un cierre brillante.

    Me quedo sin duda con el episodio carcelario, espectacular.

    Y sin duda lo recomiendo a todo el que no lo haya leído (véase por ejemplo cavilius, al que diré que sí que aparecen griegos; pocos, pero griegos).

    Saludos,
    Richar.

  80. cavilius Dice:

    ¿Y quién te dice que no lo he leído?

    Bueno, pues no lo he leído, je je. Y mira que lo he tenido a mano años y años, cuando vivía en casa de mis padres. Vale, haré un esfuerzo y trataré de intentar probar de a ver si puedo esforzarme por leerlo.

  81. jerufa Dice:

    Yo también me animaré. Lo prometo.

  82. Vacceo Dice:

    Posiblemente mi novela favorita y no sólo de las “históricas”.
    Magistral como pocas en la recreación.
    Magistral como pocas en la trama.
    Magistral como pocas en el desarrollo de los personajes.
    Creo que debería ser de lectura obligatoria para que te dejasen pasar a bachillerato.
    Si durante mas de cien años ha sido una de las novelas favoritas juveniles (y ya sabemos lo que les suele gustar leer a los jóvenes) y además nadie ha podido ponerle un pero en calidad literaria es porque es buena, muy buena.
    A mi me la pasó mi padre cuando tenía 14 ó 15.

  83. EL GAITERO Dice:

    DE VERDAD INCLUIMOS AL MONTECRISTO COMO NOVELA HISTORICA?? PERO SI ES MAS CIENCIA FICCION QUE NA!! MUY ENTRETENIDA E INTERESANTE, PERO SE SABE QUE ESTE SEÑOR TENIA MAS NEGROS ESCRIVIENDO PA EL QUE LAS AMERICAS EN ALGODON.. HISTORICA?? PUES PA MI CANCION DE FUEGO Y HIELO ES TAN HISTORICA COMO ESTA, Y MUCHISIMO MEJOR

  84. Lohengrin Dice:

    Pues también te gustarán más las haburgesas que el solomillo. Desde luego hay gente para todo…

  85. Comousté Dice:

    Estimados corresponsales:
    Un escritor en serio y en la época actual no puede escribir más de dos libros medianos al cabo del año. Si escribe más, estamos ante una rara avis o un contratista de “negros”. No me corre por la cabeza que Isaac Asimov, emigró de Rusia a EEUU, fue premio nobel, con una importante producción de novelas de ciencia ficción y ensayos de diversa índole e historia norteamericana y cosas curiosas. El brasileño Paulo Coelho, que no es santo de mi capilla, escribe fácil 5 o 6 libros por año de los temas más variados. Isabel Allende algo similar. Y podemos seguir, la contratación de negros, no la inventó Alejandro Dumas, pero sí hubo otros que la siguieron utilizando a troche y moche.
    Ha sido un placer…

  86. Lohengrin Dice:

    ¿Y?

    En los talleres de escultura y pintura, el maestro planteaba el tema, los oficiales y aprendices hacrían el trabajo y luego el maestro remataba la faena y la convertía en obra de arte…
    Dumas seguía más o menos el mismo método… Pero eso es indiferente, aunque el la portada pusiese Ana Rosa Quinatana en vez de Alejandro Dumas El conde de Montecresto seguiría siendo una de las mejores novelas de la historia.

  87. Nicole Dice:

    ¿En què època escribió Dumas El Conde De Montecristo?

  88. loan Dice:

    A mí me parece un excelente libro, la historia es muy buena y por algo es un clásico de la literatura, y bien las adaptaciones han sido buenas en algunas de las películas que han hecho de este libro, han sido buenas y son muy fáciles de conseguir.

Deja una Respuesta