DEVORADORES DE CADÁVERES – Michael Crichton

«He aquí que veo a mi padre, he aquí que veo a mi madre, a mis hermanas y mis hermanos. He aquí que veo el linaje de mi pueblo hasta sus principios. Y he aquí que me llaman, me piden que ocupe mi lugar entre ellos, en los atrios de Valhalla, el lugar donde viven los valientes para siempre.» (El Guerrero Número 13)

Como muchas otras personas que en estos momentos están viendo esta humilde reseña, yo también conocí la existencia de este libro por el cine. No puedo mostrarme gallardo ni sacar pecho frente a nadie diciendo que esta obra era conocida por mi antes del film El guerrero número 13 (1999). Pero ¿Cuál fue el motivo por el que vi esta película? De forma casual, de verdad. No me acuerdo muy bien, disculpen a este escritor amateur,  pero la que era entonces mi novia, y ahora mi mujer, acudimos a ver otra película y se habían acabado las entradas. Decepcionados, nos metimos en otra sala por no perder el día. Y verdaderamente que fue un acierto pues fueron una hora y cuarenta y dos minutos de lo más entretenidos. Acción, aventuras trepidantes, historia, mitología… «¡ojala existiera este libro!» me acuerdo que pensé… y como si el destino fuera juguetón tiempo después cayó en mis manos un ajado libro de bolsillo en la biblioteca titulado Devoradores de Cadáveres (1976), escrito por un tal Michael Crichton. Mi sorpresa fue mayúscula. Desde entonces al igual que los guerreros perversos del libro no he dejado de devorar esta historia de valentía y superación. Les dejo aquí mis impresiones de este fantástico libro.

Curiosamente el artífice de este libro es el reconocido, aunque fallecido recientemente, Michael Crichton autor de otras obras de corte menos histórico como son Parque Jurasico, El Mundo Perdido, o Esfera entre otras muchos de tipo Thriller científico. Por tanto ¿cómo es posible que este escritor en un principio tan alejado del mundo de la Historia haya creado un libro tan excelente sobre el mundo vikingo y sus costumbres? Pues redescubriendo los manuscritos de uno de los viajeros más importantes del mundo en la Edad Media, el cronista árabe Ahmad ibn Fadlān ibn al-Abbās ibn Rašīd ibn Hammād, conocido universalmente como Ibn Fadlan.

Este cronista vivió en el siglo X y era embajador y aventurero en la corte del califa abasi Al-Muqtadir. Una de sus misiones como secretario y embajador fue acudir a estrechar lazos de unión con el reino de la Bulgaria del Volga. En medio de este viaje Ibn Fadlan y su séquito se encuentran en uno de los meandros del río Volga con una partida de vikingos Rus. Tras una serie de discusiones y hechos extraordinarios como la contemplación de un entierro vikingo (hecho vedado para cualquier extranjero), es «invitado» a acompañar a los temibles vikingos en una gran aventura nórdica. Con el tiempo y después de haber obtenido conocimientos sobre la cultura y tradiciones de aquel pueblo, Ibn Fadlan volvió a su patria, la Ciudad de la Paz, y escribió un memorial en el que no solo narra estas aventuras sino también una disculpa hacia su señor por no haber cumplido con su misión original, haber trabado conversaciones con el señor de Bulgaria y de esta manera islamizar a aquellas gentes mediante la construcción de mezquitas por todo el territorio. Todo ello quedó registrado en la excelente historia de Las crónicas Ibn-Fadlan

Esta fantástica narración medieval fue el origen de la novela Devoradores de Cadáveres (en España titulada El Guerrero Número 13). Michael Crichton, haciendo suyo el estilo de escritura de Ibn Fadlan escribe la historia de este embajador a la manera de los cronicones medievales. Sitúa al personaje principal como un embajador que se aleja de sus tierras con la excusa de estrechar lazos con el dirigente de Bulgaria. Todo para enmascarar una historia de celos y exilio de la corte bagdadí. Nos narra y nos enseña las tierras entre el actual Irak, Turquía, y la parte cercana a Ucrania. Ritos, pueblos, costumbres viejas, magia antigua, supersticiones… Todo es precioso a los ojos de nuestro narrador. Pero ocurre la desgracia. En el Volga se encuentran con unos vikingos Rus que le obligan a emprender una increíble aventura para vencer a unos seres siniestros, mitad hombres, mitad osos que se han apoderado del reino de  Hrothgar, los Wendols. Este es el punto de inicio de la gesta vikinga, muy parecida a Beowulf en muchos aspectos, que nos ofrece Michael Crichton. Ibn Fadlan junto a la partida de los 12 grandes guerreros, que han sido elegidos previamente por el Ángel de la Muerte, principian a luchar contra el reino de terror que asola las tierras danesas. Es el destino de estas personas, liberar a todas las gentes de Hrothgar del terror de estos seres pseudoneardenthales. Su principal jefe Bulywyf encarna la fortaleza de este pueblo, la determinación y el valor para lograr grandes gestas y arrojarse a la lucha con una valentía sin límites. Ibn Fadlan es esencialmente nuestros ojos en este mundo nórdico.

Como podemos ver la historia difiere un poco de las crónicas reales. Mientras que el autor de Parque Jurasico se saca de la chistera una novela de aventuras, el libro de Ibn Fadlan es esencialmente un libro de viajes en el que aparte de hablarnos de las leyendas y mitos escandinavos también nos habla de otros viajes y otros conocimientos esenciales para saber sobre la cultura vikinga orientada hacia el Volga. Pero esta novelización no es censurable en ningún modo. Más bien es enriquecedora pues Michael Crichton nos la escribe de una manera que parece extraída punto por punto de las crónicas medievales. Gracias a esta novela, un lector que no conozca nada del mundo vikingo puede conocer los grandes rasgos de esta cultura. Nos habla de cómo vivían, como vestían, cuales eran sus comportamientos ante la vida, la filosofía de vida que tenían en común con sus semejantes, y el desprecio que tenían a la muerte, pues como uno de ellos le dice a nuestro protagonista «tu hilo ya ha sido hilado en la rueca del destino». Aquí les quiero destacar uno de los elementos fuertes de esta novela: la escena del enterramiento vikingo. Ibn Fadlan ve con sus propios ojos uno de los rasgos más prohibitivos que existían en aquella época, contemplar como un rey era despedido por sus súbditos. El observar esta escena para cualquier persona no vikinga suponía la muerte in situ. Michael Crichton nos la describe de una manera exquisita y detallista. Los rasgos esenciales de este enterramiento son descritos paso a paso durante los días que dura el sepelio. Increíble escena que vale la pena leer (y ver en pantalla).

Descubrimos una cultura fascinante que no es tan bestial como nos han pintado en muchos casos. Un pueblo organizado en clanes y castas, con aldeas y pueblos bien construidos y con una idea de la propiedad bastante peculiar. Gracias a este libro, también podemos ver uno de los aspectos de la cultura vikinga: su amor por los viajes, los descubrimientos y la aventura. Mucha gente desconoce que estos valientes guerreros viajaron por muchas partes del mundo. No solo asolaron las costas occidentales de Europa, llegando incluso a España, África o las remotas costas de América del Norte, sino que estos intrépidos nautas se adentraron en el misterioso Oriente a través de los grandes ríos centroeuropeos, llegando a la mismísima Bagdad y la actual Rusia. Siendo solamente comerciantes, o fuertes guerreros saqueadores, los vikingos viajaron por todo el mundo conocido y supieron dejar su cultura en cada punto que visitaron. Este elemento esencial lo recoge este libro, Devoradores de Cadáveres, para el deleite de cualquier lector.

Michael Crichton, en esta novela nos trae todo un universo de aventuras nórdicas tomadas de las crónicas de Ibn Fadlan. Las hace ficticias pero mediante las hazañas de estos héroes las convierte en algo cercano. La novelizacion se convierte aquí en un elemento didáctico. No son simples aventurillas con espada matando a seres monstruosos, sino que a través de las épicas hazañas de unos valientes guerreros nos enseña de una manera sencilla el modo de vivir de los aguerridos habitantes del Norte de Europa. Con este libro pasaran un rato entretenido, manteniéndolos atrapados entre sus páginas, divirtiéndose y culturizándose a partes iguales. Desearan ser los acompañantes de los 13 guerreros y luchar contra los Wendols y su perversa Madre. Un libro que nunca olvidaran… pero eso sí, les prevengo: tengan mucha vista y oído por que cuando se acerque la niebla todo su mundo cambiará, e incluso pueden llegar a ver al Dragón de Fuego colina abajo. Cuando eso pase, les recomiendo tener una buena espada a mano y unos compañeros valientes, fuertes y sin miedo alguno. Buena lectura.

[tags]vikingos, viajes, Michael Crichton, aventura[/tags]

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando DEVORADORES DE CADÁVERES en La Casa del Libro.

     

26 comentarios en “DEVORADORES DE CADÁVERES – Michael Crichton

  1. iñigo dice:

    La película me pareció super entretenida y muy bien realizada. Como película de aventuras está muy bien… Del libro la verdad, ni idea… como está en bolsillo, pues igual cae para lectura de verano.

  2. Urogallo dice:

    Yo la película también fui a verla sin mucha información previa ( Un fracaso épico, un desastre comercial sin precedentes que a fecha de hoy aún acumula pérdidas por decenas de millones de dólares…) y salí fascinado. Aún hoy, tanto tiempo después, diría que es una de mis favoritas absolutas, por esa capacidad de mezclar realidad histórica y ficción ( Que no aparecen en la novela)

    En cuanto a la novela, no puedo compartir el juicio de Balbo. Me pareció superficial, aburrida y simplona. Comparto el juicio del propio autor, que la vio en su momento como poco más que un ejercicio de estilo…Totalmente prescindible.

    ¡ No así la gloriosa película !

    Y he aquí que me llaman. Me piden que ocupe mi lugar entre ellos. En los atrios de Valhalla, el lugar donde viven los valientes… ¡ Para siempre !

  3. Vorimir dice:

    Pués a mí la novela también me gustó, quizás no tanto como la película ya es que algo “simple”, me me entretuvo bastante y la leí en un día o dos. Lectura fácil, amena y con aventuras. Con la película me pasa como Urogallo, es una de mis películas de “espadas y aventuras” favorita y en el ciné la disfruté muchísimo, y todos mis amigos también. Por desgracia fue un fracaso en taquilla y ya lo presagiaba las agrias disputas entre productores y el sr Crichton con el director John McTiernan (Depredador, La Jungla de Cristal), el cual había rodado escenas bastante violentas y sangrientas y los anteriormente citados no las querían en la película. McTiernan abandonó el proyecto casi acabado y los productores se encargaron de regrabar algunas escenas y de meter tijera en otras (el Sr Crichton fue el director de estas escenas nuevas por cierto) y todo ese material adicional y esas escenas extendidas de combate se perdieron, y con ellas un final más largo y detallado con el enfrentamiento con el inútil hijo del rey, eliminado de la película para que no fuese demasiado larga; así los fans nos quedamos sin una edición extendida en DVD y tenemos que conformarnos con una simple y sosa. El propio Antonio Banderas se refirió a ella como a una de sus peores películas -de eso nada paisano, es un peliculón- u juro que si puedo algún día le pongo el DVD delante pa que me lo firme de malagueño a malagueño XD, y muchos de mis amigos piensan lo mismo.
    Por cierto que Crichton mezcló la historia de Ibn Fadlan con el poema épico Beowulf: Beowulf es Bulywyf, ayudan al rey Hrothgar a luchar contra unos monstruos que atacaban su palacio por las noches (Beowulf se enfrenta a Grendel, el monstruo), luego a la madre de estos monstruos (al igual que Beowulf a la de Grendel) y finalmente el héroe muere luchando contra el “Dragón de Fuego”. “Historiza/noveliza” la leyenda de Beowulf.

    Si os gusta el tema escandinavo vikingo, recomiendo sin dudar novela y película, que se complementan muy bien, ya que la novela tiene alguna escenas que no aparecen en la película y añaden bastante color (aun recuerdo la de la sopa de cebolla para saber si las heridas en el vientre eran mortales XD, o como he dicho el final “extendido”, sin contar que los vikingos son vikingos y no va cada uno con una armadura distinta en plan “el caso de gkladiador, la armadura renacentista, el kilt escocés, el peto de coraza medieval europeo… que qued amuy bonito en la peli pero históricidad 0 patatero XD).
    Gran reseña Balbo. ¡Que Odín te guie!
    Nos vemos en el Valhalla, donde los valientes viven para siempre.

  4. Pamplinas dice:

    Y los que somos de naturaleza miedica y sólo somos valientes en ocasiones ¿Dónde moraremos para siempre?

  5. asiriaazul dice:

    Pues en mi caso sí habia leído anteriormente la novela (ya hace unos cuantos años) y esta me pareció mejor que su versión cinematográfica. Muy amena y original historia de vikingos, que sin ser una obra maestra sí engancha.

  6. Santi dice:

    Y qué me decis de la escena donde, mientras A.Banderas cena con los vikingos, aprende a hablar su lengua en 15 minutos, oiga, esto es un curso intensivo y no lo de Opening.

  7. iñigo dice:

    Obviamente, entiendo que el personaje de Banderas no aprende el idioma de los vikingos en solo una noche, se utiliza en cine la trampa de resumir en una escena lo que posiblemente se aprenda a lo largo del viaje y la convivencia con los aventureros… o eso creo.

  8. Vorimir dice:

    Santi: Lo aprende en los meses que dura el viaje desde donde lo recogen hasta las tierras del norte. Aunque parece una misma escena si os fijáis son tomas distintas, unas veces lloviendo y tal, reflejan el viaje en sólo esa escena, lo que no signifique que era sólo un día. Increible pese a todo, pero necesario para que la el prota pudiese hablar con todos.
    En el libro ni siquiera aprende a hablar bien, chapurrea algo pero se tira todo el libro hablando con el vikingo que sabía latín (Herger).

  9. Antígono el Tuerto dice:

    Pues de Crichton he leido muchas novelas, pero no ésta (sin embargo si me leí Rescate en el Tiempo, también histórica). Aunque creo recordar que si me leí la introducción en su día en el PDF.
    A mí la película me gustó, aunque tiene errores históricos que ha comentado Vorimir. Aunque quizá lo más fantástico sean los wendols que aparecen en el film/libro, una especie de clan Neanderthal con malas pulgas.
    Supongo que Crichton quería reflejar a los wendos eslavos que atacaban las colonias escandinavas del Báltico, pero les salieron un poco bestiajos en la adaptación.

  10. Endeavour dice:

    Gracias por la reseña, he disfrutado mucho leyéndola.

    La película no tenía ni idea de qué iba y la disfruté como un enano cuando la vi. De hecho la veo casi siempre que la repiten en la tele. Enseguida compré el libro pero lo tengo hace un montón de años cogiendo polvo, como muchos otros. Un día de estos lo leo.

    un saludo.

  11. Libros dice:

    Buenísimo, me encantó. Te dejo un comentario en Lo mejor de la quincena. Saludos.

  12. Lopekan dice:

    Por favor, Señor PoliOftalmos, desarrolle un poco más lo de los “wendos eslavos”, que me ha intrigado. ¿Tienen que ver con los “vándalos”?

  13. Vorimir dice:

    Querrá decir Monoftalmo…

  14. Urogallo dice:

    ¡ Hijos de los wendols ! ( En realidad los eslavos eran los vendos, que siguen apareciendo en el título de los reyes Suecos…¿ Serán los mismos? )

  15. Antígono el Tuerto dice:

    Como bien dice Uro, los wendos eran eslavos, no tenían nada que ver con los vándalos; en realidad la palabra wendo derivaba del antiguo germánico “rubio” con el que designaban los germanos a estos pueblos “bárbaros” (para ellos) por la alta proporción de rubiales en sus hordas.
    Pero no creo que los vendols de Crichton sean los wendos eslavos.
    Los vendols representan una cultura cavernícola, que curiosamente sabe montar a caballo y usan estribos…un misterio :-))

  16. Darklyes dice:

    Oleeeee… gran reseña Balbo. Gran película y gran novela. Me gustaron ambas, aunque con el tema de los vikingos me temo que no puedo ser objetivo. ¡Mecachis! Hace ya unos meses me dí cuenta de que Devoradores de Cadáveres no estaba comentada en Hislibris y empecé a redactar un borrador de una posible reseña para el libro, aunque no la terminé. ¡Te me has adelantado Balbo! Eso me pasa por vago. En fin…

  17. RodrigoII dice:

    No seas tan modesto, que te ha salido una reseña estupenda.

    Me interesa el tema de los vikingos y este libro lo has sabido vender tan bien que en cuanto lo vea lo compro.

    Tambien me gustó la pelicula, por eso me va a resultar interesante profundizar mas en el tema en la que está basada.
    Con lo que me gustan a mi las aventuras y viajes antiguos, eso si que eran viajes.

  18. lurdes dice:

    Pues yo he conseguido el libro y lo tengo para leer en breve ,pero la pelicula me encanto , sobre todo la oracion del Valhalla ,parece que toca fibra al oirla y de hecho tengo el DVD y cada vez que la dan en la tele hay estoy yo . Y mira que proteste que no queria ir a ver a Antonio Banderas pero …me encanto y cada dia mas.

  19. Urogallo dice:

    Lo bueno de esta película, es que los que más la apreciamos somos los que consideramos a Banderas un actor limitado…Como el papel no es precisamente de héroe…

    “Y he aquí que veo…”

  20. Lucía dice:

    A mi también me gusta la oración de Banderas antes de la lucha:

    “Padre misericordioso, he derrochado mis dias planeando muchas cosas, esta no era
    una de ellas, pero en este momento te pido que me permitas vivir mis próximos
    instantes con valor, por todo lo que debimos pensar y no pensamos, por todo lo
    que debimos decir y no dijimos, por todo lo que debimos hacer y no hicimos, te
    imploramos, Señor, tu benevolencia”.

  21. Antígono el Caníbal dice:

    Es que la escena final con ambas oraciones es para ponerle los pelos como escarpias a cualquiera, diga lo que diga Banderas.

  22. Valeria dice:

    Ya os veo brindando en copa de cuerno, con las pieles sobre los hombros y el casco encajado. Antígono ¿tus trenzas también son rubias, como las de Lucía?

  23. Antígono el Necrófago dice:

    No, mis trenzas son oscuras como el Abismo de Udûn.

  24. Hugo dice:

    Yo conocía ese libro como: “entre caníbales y vikingos”, veo que le cambiaron el título.
    Lectura excelente, la película muy buena, pero no le hizo justicia.

  25. Natxo dice:

    Alguien puede darme referencia editorial de “Entre caníbales y vikingos” editada en España? Es anterior a la del Crichton, y yo creo que recreaba los pasajes orginales de Ibn Fadlan
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.