Índice del Foro Foro de Hislibris Foro de Hislibris
Libros de Historia, libros con historia
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   Regí­streseRegí­strese 
 PerfilPerfil   Conéctese para revisar sus mensajesConéctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 
El pequeño Pataxú, Tristan Derème

"El rey de invierno", Bernard Cornwell
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5
 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Antiguas lecturas
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Fran Holger



Registrado: 28 Jul 2008
Mensajes: 644

MensajePublicado: Dom Abr 26, 2009 10:52 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Bueno es saberlo Very Happy. Doy por hecho que si me comentas eso, titebeli, has leído como poco el octavo capítulo. Así que para alcanzarte e ir a la par leeré esta noche ese y el noveno. Tendré que aparcar a Hugh Kennedy y su libro sobre Las grandes conquistas árabes, pero supongo que me lo sabrá perdonar. Laughing
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Fran Holger



Registrado: 28 Jul 2008
Mensajes: 644

MensajePublicado: Mar Abr 28, 2009 9:05 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Tal como vaticinabais, la lectura ha ganado muchos enteros en emoción en cuando al autor le ha dado ya por entrar en materia y meter batallas y acción física de por medio. Muy buenos los capítulos que leí anoche y del tirón: octavo, noveno y décimo. Ignoro ahora mismo por donde vais titebeli y Laurence, pero no doy por hecho que esta noche cae como poco el decimo primero y posiblemente alguno más. Pero vayamos por partes:

Capítulo octavo.

Oculto: 
Se inicia la tercera parte del libro y va titulada, El regreso de Merlín, con lo que uno ya se anima desde el principio en saber cómo describe el autor a tan importante personaje de las tramas presentes y futuras de la novela. Pero hay que esperar aún un poco antes de llegar a él. Por el momento nos encontramos en el octavo capítulo y Derfel es iniciado en el culto a Mitra por la sombra de Arturo, que no es otro que el guerrero norteafricano Sagramor. Mi sorpresa no es el culto en sí, sino que el autor lo entienda como una especie de logia en donde sus hermanos se deben cierto trato especial tanto a las duras como a las maduras. No creo muy posible que por entonces enemigos encarnizados como los britanos de la época mantuviesen ese tipo de relaciones filiares por encima de las estatales, tribales, etc. Me cuesta imaginar a los adversarios en plena contienda reunidos en una gruta iniciando a un joven soldado en los misterios de Mitra, pero bueno, si estamos "tragando" con otras cosas una más tampoco importará mucho a respecto de realismo histórico.

Pero lo importante es a nivel del reino y es que llegan de la Bretaña a solicitar que Arturo cumpla su juramento, palabra dada que se pasa por el forro, con lo que la valoración personal del lector sobre su figura, al menos en mi caso y siempre entendiéndolo como personaje novelado, cae nuevamente en picado. Entre el, perdón, "enchochamiento" con Ginebra que echa por tierra todo su macro-plan estratégico panbritano y ahora esto de faltar a su palabra dada al rey Ban de Beonic... Por supuesto que sus argumentos son lógicos, si se marcha adiós a todo, pero precisamente él mismo es el responsable de la situación del momento en Britania, que apechugue con las consecuencias o al menos envíe a su aliado buen número de lanzas. Desprenderse de Derfel sí me parece lógico, no solo porque es el protagonista y debe ir sí o sí, sino sobre todo porque puestos a usar la razón mejor enviar a una causa perdida a alguien prescindible.
Donde ya me parece que el autor juega con la historia que conoce es precisamente en esa ayuda ínfima. Me explico. Arturo es el señor principal de Dumnonia y valedor del joven Mordred, bien, pero en Bretaña los britanos de al otro lado del mar luchan contra la misma amenaza que en la isla solo que en vez de ser sajones se trata de francos ¿Quién asegura a Arturo y compañía que cuando las costas britonas y normandas (aún no existe Normandía pero para entendernos) queden en manos francas estos no pretenderán luego pasar a Britania? pues claro, la Historia misma, pero eso es jugar con ventaja señor Cornwell... Wink

Nos completa el capítulo con un primer acto sobre los planes e intenciones de Ginebra para que nos vayamos posicionando en su contra, como nos obligará prácticamente a odiar en los dos siguientes capítulos a Lancelot. Ginebra es astuta, ambiciosa y como diríamos por estos lares una "mala mujé" Very Happy pero eso creo que ya nos quedó claro con su entrada en escena en la corte de Gorfyddydr de Powys.


Capítulo noveno.

Oculto: 
No me ha parecido mal ubicar la capital de Beoric en Mont Saint-Michel, fue un importante enclave britano así que cuadra, pero aún así obviamente hay mucho de invención, cosa que si permitimos en Britania no veo que mal hay en aceptar licencias igualmente en el noroeste de la Galia comata. Donde veo la exageración es en la propia figura del monarca. Ban me parece demasiado refinado y preocupado por la cultura para lo que debía haber sido un jefe tribal britano, la verdad. No es muy probable que en ese lugar un líder local almacenase miles de pergaminos con obras clásicas, pero lo que me ha acabado de matar es leer que, atención..., hablaba el árabe. De estar tratándose de un importante señor del siglo IX o en adelante pues no digo yo que no existiese la posibilidad remota de un supuesto interés por una lengua de cierta relevancia en el mundo mediterráneo, pero en esos momentos los árabes viven relegados al interior de Arabia y su cultura no es precisamente exportadora de ciencia o conocimiento de la clase que fuere. Ignoro si ha sido un desliz del autor, pero me dejó de piedra al leerlo.
Lancelot, como comentaba antes, se nos muestra desde un primer momento de forma que procedamos a odiarlo casi por sistema. No hay por donde cogerlo para que te caiga mínimamente simpático. Viene a ser una especie de príncipe Paris versión Wolfgang Petersen, pero incluso más lamentable en este caso. Cobarde en extremo, mentiroso, sin escrúpulos ni remordimientos por ello, ambicioso, traicionero, provocador, egoista y un largo ectétera de defectos que no nos dan lugar a mucha maniobra a la hora de posicionarnos a su favor o en su contra. El autor se carga de un plumazo toda la leyenda artúrica que siempre nos lo ha presentado como noble guerrero y ejemplo de caballero andante, valeroso, protector de damiselas, arquetimo del amor cortés que tango gustaba a la patrocinadora de estos ciclos, la genial Leonor de Aquitania. Todo eso a la taza del wc de la mano de Cornwell. Justifica la posterior impresión colectiva del personaje a través de la hábil propaganda que se labraba él mismo y a través de parientes como su madre y su leal Bors. Pudiera ser que, de haber existido, fuese algo así la cosa, pero más bien parece un intento forzado del autor por impedir que nadie haga sombra a Arturo, de modo que si no bastaba con que le vaya a traicionar adulterando con Ginebra hay que plantear el personaje como reunión perfecta de todo lo malo que puede tener un guerrero de la época. Personalmente habría preferido algo menos radical o extremista, en fín ¿qué le vamos a hacer?.
Mencionar también que Arturo se confirma que se pasa por donde dijimos su promesa de acudir a Beonic tras tres meses, además de no enviar refuerzos apenas con lo que en nada colaboró a salvar el reino amigo. De hecho me resulta poco aprovechado el hecho de que, supuestamente, Derfel, debía ir escribiendo a Arturo como quedaron, al objeto de informarle del curso de los acontecimientos. Pero no se menciona que Derfel escriba carta alguna y es algo preocupante, porque de haberlo hecho Arturo sabría como era Lancelot y su papel en la guerra, o mejor dicho su carencia de papel alguno en el conflicto Very Happy. Pero claro, Cornwell necesita de la llegada oportuna de los tres héroes de Bretaña en el siguiente capítulo y de escribir regularmente Derfel no habría podido producirse así Rolling Eyes.


Capítulo décimo.

Oculto: 
No he querido comentarlo antes por no fastidiar a quien no hubiese leído el noveno capítulo pero imagino que a ninguno de vosotros se le escapó, nada más presentarse el personaje, quién iba a resultar ser el monje bibliotecario Laughing Cornwell vuelve a ser ¿por décima vez ya? demasiado previsible. Sabemos que va a aparecer Merlín, que se encuentra en tierra extraña y que estaba a la búsqueda de conocimientos. Encima nos sale el monje caricaturizado pero entrañablemente descrito, con sus puntos graciosos y el vacile al propio monarca... De nuevo dos más dos resultaban ser cuatro. Una lástima que no apareciera en un momento dramático. Bueno, el autor lo pretende con la escena de palacio cuando penetran los francos en la fortaleza, pero para entonces ya todos sabemos que iba a resultar ser el druida.

La caída de la capital britona, se daba por hecho. No nos coge desprevenidos y menos si resulta que tienen preparada una barca "por si acaso". Galahand al menos sí se nos muestra mucho mejor, valiente y decidido, un buen guerrero y noble en sus acciones a la par que franco en su trato con el protagonista. Se ve que para compensar nos deja a Galahand al menos como dábamos por hecho que debería de ser Very Happy.

Sabemos que Nimue ha cumplido su tercer rito de paso hacia el conocimiento pleno druídico, pero que la han enviado a la Isla de los Muertos, que de paso el que estén tan organizados que a los "locos" los tengan perfectamente confinados en un lugar concreto y como norma para toda Britania ya es curioso, pero bueno, otra de las cosillas que chirría sin que nos fastidie demasiado la narración. Veremos que pasa y como logran sacarla de allí, que en teoría no debería suponer mucho esfuerzo.


La novela, como decía, mejorando paso a paso, lo que es de agradecer y un aliciente para quienes vayáis más atrasados en su lectura o aún no la hayáis comenzado.

Un saludo!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Laurence



Registrado: 20 Sep 2007
Mensajes: 650

MensajePublicado: Mar Abr 28, 2009 9:30 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Bueno, voy algo retrasada, pero sigo por aquí.

Sí, Fran, mis dudas son sobre el personaje ficticio, sobre el mito. No recordaba haber leido en ninguna saga artúrica que hubiera ninguna hermana que se llamara Ana. En cuanto a lo de los hijos, me llamó la atención precisamente por lo mismo que a ti.... pero me pareció demasiado obvio (vamos, que le pone el parche antes que pinche la rueda). En cuanto a lo de los "conocimientos de útil sabiduría práctica que mantiene el mundo en funcionamiento" era cosa de Arturo (vamos... que si ya me sorprendió eso en Arturo es que en Owain ni me lo imagino¡¡)

Oculto: 
Una imagen idílica de Arturo (que viene a responder muy bien con la idea del mito) es el enfrentamiento ante el tribunal de espadas con Owain ¡Me ha encantado! Eso sí, previamente lo que me ha provocado una reacción medio incrédula-medio divertida ha sido la enumeración que hace el autor de los posibles testigos cuyas palabras tenían peso ante la ley (no tiene desperdicio).

No se si os pasa a vosotros, pero en lo que llevo leído a mi el personaje de Lunete me sobra. Cosa más insulsa de personaje.

Me ha descolocado un tanto el que se libere a Gundleus... después de todo no se consulta en el consejo o asamblea de consejeros. Es fácil seguir la motivación de Arturo, pero me ha parecido un salto en la historia.

Y qué me decís de la descripción de Ginebra.... No sé que me ha decepcionado más, que lo tire todo por la borda por Ginebra o que tarde taaaaaaanto en reaccionar e imaginármelo de picnic en picnic Rolling Eyes


Me tengo que poner las pilas que ya váis todos por la parte intensa de la historia y tengo ganas de ver cómo aparece en escena Merlín.

Saludos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
titebeli



Registrado: 27 Jun 2007
Mensajes: 72

MensajePublicado: Mar Abr 28, 2009 10:45 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Estoy completamente de acuerdo con Fran en lo de:

Oculto: 
El culto a Mitra, me llamo poderosamente la atención, exactamente lo mismo que a ti.
Respecto al comportamiento de Arturo, para mi es una autentica incógnita, por que no se sabe como va a actuar en cada momento, y es absolutamente impredecible.
Una cosa más, me ha llamado la atención que el comportamiento de Derfel en la corte de Benoic, es decir, me sorprende que un invitado acuda a la corte de un país, le de unas collejas al príncipe en la cena, y se quede de rositas, ¿no es motivo ese suficiente para haberle cortado la cabeza?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
titebeli



Registrado: 27 Jun 2007
Mensajes: 72

MensajePublicado: Mar Abr 28, 2009 10:46 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Por cierto Laurence:
Oculto: 
A mi tambien me sobra Lunette

Y Fran.
Oculto: 
Me pillo por banda lo de Merlín, quizas soy un poco tonto jeje
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Fran Holger



Registrado: 28 Jul 2008
Mensajes: 644

MensajePublicado: Dom May 03, 2009 9:16 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Habiendo salido el puente me esperaba al regresar que oshubiéseis acabado la novela, así que ahora pienso que lo mismo me he adelantado yo sin querer. Daba por hecho que a estas alturas la habríais finiquitado así que me la llevé para acabármela. Cosa que hice y cuyas impresiones os traslado ahora aquí.


Capítulo 11.

Oculto: 
Es un capítulo de relleno que bien podría haberse ahorrado el autor, habida cuenta de que por otros asuntos de mucho mayor interés pasa de puntillas o simplemente salta semanas, meses e incluso años, como en el caso de Bretaña. Como ya dije en su momento, me sigue chocando la misma existencia de la isla, que nos enteramos ahora de que no era tal sino una península, a modo de confinamiento forzado para quienes perdía la lucidez. Quizás a Cornwell no se le ocurrió otra manera de hacer transitar a Nimue por el tercer rito de paso, pero bueno... No es un capítulo del que estar orgulloso y el único momento de acción se predice, una vez más, nada más sentarse Derfel con él. Me refiero al antropófago, por supuesto, del que es comenzar a describir la situación el autor y ya sabemos que atacará al protagonista en cuanto se confíe o despiste. No entiendo como puede ser tan predecible Cornwell en esta novela, uno de sus puntos negros diría yo, ya que no soy adivino ni falta que hace. Cualquier lector más o menos avispado se entera a la legua de cosas que van a suceder incluso mucho antes de que pasen. Y cuando no suceden tal cual pensamos, se yerra por muy poco. Eso le quita imprevisibilidad a la novela, lo que es una pena.


Capítulo 12.

Oculto: 
Corriendo el oportuno tupido velo sobre el capítulo anterior, retorna la guerra. Estos cambios de ritmo son bastante problemáticos porque uno va cogiendo aliciente con el discurrir de la acción para que de repente ¡zas! el sopor. Pero bueno, en este capítulo al menos se prepara la guerra y se plantea la necesidad de hacer frente a la renovada amenaza sajona y a la coalición britana del norte.

Hay algo que me choca y, como sabéis si habéis ido leyendo mis comentarios sobre cada capítulo, como yo los vuestros, no son pocas las cosas que me han hecho chirriar los dientes en la novela. Se trata de que precisamente el obispado con mayor fortuna de toda Dumnonia sea el del santo espino, que ya tiene guasa la cosa. Mira que debería haber centros religiosos de importancia e incluso dentro de los cristianos lugares de concentración de oro y plata, bien en monedas, bien en objetos, bien a la luz, bien ocultos, en lugares destacados del reino. Pues no... tiene que ser junto al Tor para que coja de camino y aparezca Sansum. Si se quería forzar el encuentro bien podría haberse resuelto su derrota frente a Ginebra anteriormente de otro modo o ahora interviniendo el religioso de alguna otra forma. No concibo que tantas carretas de objetos valiosos y monedas se encontrasen en ese lugar. Algo podría haber, claro, la práctica de enterrar lo valioso en tiempos de inestabilidad política, guerra, etc. es mucho más antiguo, pero que precisamente la solución al soborno de sajones se de gracias a ese lugar, por mucho de peregrinación que fuese, no me cuadra.

Y puestos a hablar de los sajones, no nos queda sino pensar que Aelle es tonto del culo. Recibe carretas a modo de presente/soborno a cambio de no atacar a Dumnonia y sí hacerlo a Powys, concretamente Ratae. Si Allae no es idiota sabe, como queda patente, que los britanos están enzarzados en una guerra a gran escala. Debería conocer la debilidad dumnonia así como las buenas defensas de Ratae. En ese contexto un jefe sajón que encima ha unificado las fuerzas sajonas en Britania, lo que habría hecho es esperar a que Arturo ascendiese hacia el norte y proceder a entrar a saco en Dumnonia. Evidentemente esto es algo que no sabemos aún y que puede que suceda en la segunda novela de la serie, pero en esta al menos lo que hace Aelle es acordar lo que le propone Arturo y ale, a embestir una de las mejores fortalezas britanas sin medios de asalto para peder decenas de hombres y un tiempo valioso. Yo al menos no lo entiendo, la verdad.


Capítulo 13

Oculto: 
Lo de Tewdric se veía venir, como tantas otras cosas. Nos lo había ido anunciando el propio autor, así que no nos pilla por sorpresa. Lo que sí es bastante poco creible es que Derfel acuda a la cueva del lobo de cabeza sabiendo que los dumnonios anteriores fueron ejecutados por Gorfyddyd. Una cosa es el valor, incluso el arrojo desmedido, y otra muy distinta la chulería y tomarnos por idiotas. No era una misión al uso, ni un acto de heroicidad. Acudir a la corte de Powys era un suicidio. Y que nadie me diga que no se esperaba encontrar allí a Ligessac porque si nos lo esperamos los lectores... Very Happy Lo justifica con eso de ver a Ceinwyn, que de paso de tanto que nos la vende y tanto que suspira por ella a ninguno se nos escapa que acabarán juntos..., pero me parece una excusa poco creíble para cualquier soldado que sabe que se avecina la confrontación definitiva que habrá de marcar el futuro de su vida y de su país.
Y de paso ¿cómo es que si tanto desprecia Gorfyddyd a Arturo y sus hombres por la afrenta hecha a su hija que hasta casi provoca la muerte al propio Derfel, luego se queda tan pancho mientras este cena a gusto con su propia hija a escasos metros de donde cena él con sus allegados? Rolling Eyes No lo entiendo.


Capítulos 14 y 15

Oculto: 
Los coloco juntos porque en realidad forman un contínuo. Hay poco que decir. Uno ya se espera que ganen los "buenos" por lo que conoce que habrá batalla finalmente ¿Qué no habría por lo de Tewdric y tal? claro, pero como a la última parte del libro sela titula Muro de escudos digo yo que hay que ser muy torpe para no saber que al final hay batalla ¿no? Rolling Eyes Sorprende que un plan tan sencillo no sea esperado por el enemigo. Sabían de la astucia de Arturo, de su valor, de su arrojo, de su temeridad, incluso de su presencia en la zona del valle (aunque no fuera él sino Morfans disfrazado). Pero todo eso no sirve para que a los coaligados les de por colocar buenas avanzadillas en una zona por donde, como el mismo protagonista reconoce, esperaban ser atacados. Y no solo eso, sino que la presencia enemiga al otro lado del río Lugg es insignificante. Cualquier mando con dos dedos de frente habría trasladado a la otra orilla fuerzas suficientes, sobre todo a las lomas, pero se ve que esa práctioca habitual en el medievo no se les pasó por la cabeza y tenían que ser unos incompetentes sí o sí. Hay que plantearnos la batalla como una causa perdida y ya sabemos que estas cosas están por perderse hasta que al final, milagrosamente, se vence. No nos sorprende en sí pero personalmente el hacerlo a costa de que Merlín intervenga habiendo convencido a los "escudos negros" irlandeses... mmm, pues la verdad, un pelín cogido por con pinzas ¿no os parece?. Se nos explica, a lo largo de toda la novela, que los irlandeses son fieros al extremo y solo luchan para ganar, por saqueo, dinero, objetos de valor, tierras..., pero resulta que un druida, por muy Merlín que sea (britano en todo caso, no irlandés) les convence de que no combatan en el bando donde llevan años estando y ganando, sino que se pasen a ayudar a quienes a todas luces van a ser barridos, derrotados y exterminados. No me entra en la cabeza como lo consigue y espero que el autor lo desvele en la siguiente novela, porque de no hacerlo sería un final más que forzado y una victoria bastante cutremente solventada por Cornwell.


Conclusiones finales.

Me esperaba mucho más de la novela. Está tan altamente valorada por los lectores del Hislibris que dí por hecho que sería una gran novela, pero no tiene un ritmo regular sino con altibajos, no abunda la acción como uno se pudiera esperar, muchos sucesos supuestamente inesperados son más que predecibles gracias a adelantos (voluntarios o no) del autor y hay aspectos que chirrían tanto por falta de realismo histórico (es lo de menos, pues no en vano es una novela) y ausencia de cierta lógica.
No obstante no es una mala novela, simplemente me esparaba más. Digamos que de un uno a un diez le pondría un cinco o un seis, pero no es una novela de notable, y si como comenta algún compañero del foro, la que le sigue es algo peor, no invita mucho a continuar la saga. De hecho me agradezco a mí mismo el no haber adquirido nada más que esta primera novela, pues creo que tardaré en leer las restantes. Incluso el final deja demasiadas cosas en el aire, no es una novela que cierre círculos. Por supuesto que si tiene continuación hay aspectos y tramas que deben quedar abiertas, pero es incomprensible que sucedan cosas al final de esta primera entrega que no tengan una consecuencia lógica o que ni siquiera se nos adelanten mínimamente. Tanto quejarme de lo previsible que es el autor en esta obra y para una vez que se le pide un poco de concrección... ¿qué menos que comentar algo sobre una fortaleza en cuestión o sobre cierto aliado? incluso ¿no habría sido oportuno acabarla hablando sobre la generalidad del reino? Pero bueno, que se le va a hacer.

¿No la recomiendo? pues la verdad es que recomendaría muchas otras novelas históricas antes que esta. Incluso si alguien quiere disfrutar de Cornwell personalmente lo dirigiría hacia la serie Sajones, vikingos y normandos, muy superior a esta narrativamente hablando. La historia es mucho más fluída, la acción más abundante, las tramas más lógicas y la evolución psicológica de los personajes existe como tal, cosa que no se observa en El rey del invierno salvo en la figura del propio protagonista. Puede que precisamente por ser posterior en el tiempo.

Acabo agradeciendo a Laurence y titebeli su participación en esta lectura simultánea, que no acaba aquí sino que, espero, podemos seguir debatiendo sobre ella una vez aportéis vuestros comentarios sobre esos capítulos finales. Puede que vuestra valoración sea distinta a la mía e incluso coincidiendo, seguro que hay aspectos de la novela que podremos comentar con mayor detenimiento.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Laurence



Registrado: 20 Sep 2007
Mensajes: 650

MensajePublicado: Dom May 03, 2009 10:49 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Libro terminado. He aprovechado el puente para llevármelo de viaje y concluirlo.

La verdad es que al cerrar la tapa me ha quedado un gusto un tanto raro. Me ha gustado la novela, pero no es la joya que esperaba. Ahí te doy toda la razón, Fran. Bueno, de hecho, te la doy casi en todo... incluido la previsibilidad del autor. Como soy un tanto cabezotas, no decidiré aún si recomendar o no el título hasta que no termine de leer la saga (ya que la tengo en casa y le tenía tantas ganas..... démosle una segunda oportunidad, a ver qué pasa).

Oculto: 
Ya comenté que el personaje de Ginebra no me convenció mucho, pero lo de Lancelot ya no tiene nombre. En general no me ha gustado los capítulos que transcurren en Bretaña, salvo por la relación de Derfel con Galahad y la aparición de Merlín (quién si no se iba a permitir los comentarios zahirientes, sarcásticos y demás al rey Ban!!). Presumo que la única explicación de trasladar la historia a Bretaña es por introducir, de manera un tanto forzada, los personajes de Lancelot y Galahad.

A mí no me sólo me sorprendió el culto a Mitra, es que el de Isis me dejó fuera de juego.

Ni tampoco el capítulo de la Isla de los Muertos. No parece más que la justificación para explicar la tercera herida de Nimue, y mucho menos después de la trifulca con Sansum.

Lo de los sajones ídem de ídem. Si Aelle había conseguido medio aunar a los sajones, aceptar la propuesta de Arturo debe de tener un sentido que se nos escapa con los datos que tenemos. O eso quiero pensar, porque si no será otra de tantas cuestiones que no tienen lógica alguna. Lo mismo digo con la decisión final de los escudos negros irlandeses. Lo mismo que la aparición de Tristán de Kernow con 6 guerreros.... necesitaban aparecer de una manera u otra y los metemos con pinzas.

Son cosas que no disgustan del todo, pero tampoco me terminan de convencer. De ahí el regusto un tanto raro.

Desde luego, si tuviera que quedarme con algunos personajes destacaría a Cuneglas, Galahad, Sagramor, Agrícola.... y poco más. Y a Derfel porque es el narrador y uno de los protagonistas incuestionables, que si no..... no sé, no sé.


Con las ideas algo desordenadas, que recién llegada no doy para mucho más, pero ahí están mis conclusiones. Ha sido un placer hacer esta lectura simultánea con Fran y titebeli, y estaré encantada que hagamos más comentarios y que sigamos con otras lecturas Very Happy

Saludos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
titebeli



Registrado: 27 Jun 2007
Mensajes: 72

MensajePublicado: Lun May 04, 2009 4:03 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Hola, yo acabe la lectura antes del puente, por eso no puse comentarios, estaba esperando para ver por donde ibais, en líneas generales coincido plenamente con vosotros, la novela esta bien y punto, pero me esperaba mucho mas.
La verdad es que la seria de Sajones, vikingos y Normandos bajo mi punto de vista es superior, el personaje principal es mas profundo, y también pienso que las descripciones tanto de las batallas como de las emociones que esta presenta quedan mejor reflejadas en la serie que menciono.

Oculto: 
Al igual que vosotros me pregunto, ¿por que una pandilla de mercenarios cambia de bando cuando la batalla ya estaba decidida?
Y vamos que se presente Merlin y que todo el ardor de la guerra se frene, no me imagino a miles de personas matándose y de repente parando por la aparición de un druida

Bueno a sido todo un placer compartir esta lectura con vosotros, yo ahora voy a tener un paroncillo en la lectura porque me viene una visita, pero ya tengo esperándome el 4º de Sajones,Vikingos y Normandos.
Espero que sigamos en contacto por el foro saludos!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
saporo



Registrado: 02 Dic 2010
Mensajes: 2457

MensajePublicado: Vie Jul 13, 2012 10:30 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Pues yo aun no he podido con él..
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Urogallo



Registrado: 15 Oct 2006
Mensajes: 20774
Ubicación: La Ferriére

MensajePublicado: Mie Jun 12, 2013 10:42 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Urogallo escribió:
No estoy de acuerdo para nada, aunque solo sea por que este se escribió antes, y ya hemos comentado varias veces que Sajones y Vikingos es un intento, poco logrado, de recuperar la magia de esta trilogia. Nada conseguido por otra parte.


Por lo demas.

Oculto: 

Cap 1.

Ausencia, un profunda ausencia. Derfel recuerda un pasado glorioso desde un triste presente, e incluso en ese pasado falta todo el mundo. Uther es un viejo, Mordred ha muerto, Merlín ha desparecido y nadie habla de Arturo.

-Los reyes no corren, Morgana -dijo-. Caminan, reinan, cabalgan y recompensan a sus servidores fieles y honrados. Acepta el oro.

Cap. 2.

Decadencia. El mundo de Merlín es el mundo de un loco, o de un caprichoso...o de un benefactor. Y se nos introduce al extraño y humilde origen del verdadero protagonista:

Merlín, al encontrarme, me llamó hijo de Bel. Me puso el nombre de Derfel, me dio un hogar y me dejó crecer en libertad.

Aunque siempre hay un protagonista superior, lejano y rodeado de misticismo. Arturo es una leyenda de la que se habla en susurros.

Los bardos cantarán que Mordred anegó la tierra con sangre sajona aquel día, muchacho, pero te aseguro que no fue Mordred sino Arturo. Mataba y mataba sin parar, recuperó la enseña, dio muerte a los magos, quemó los tambores de guerra, persiguió a los supervivientes hasta el anochecer y acabó con el cabecilla enemigo en Edwy’s Hangstone a la luz de la luna. Por eso ahora los sajones son vecinos cautelosos, muchacho, no porque Mordred los venciera, sino porque creen que Arturo ha vuelto a Britania.

De todas formas el núcleo es la relación con Nimué, su misión, y la de Merlín, el mundo de los druidas, y la superstición que esconde.



Ahi va Lanta Cardarn.
_________________
—Tienes la palabra de un oficial romano —dijo—. Vale más que un juramento.-
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
lantaquet



Registrado: 04 Ene 2011
Mensajes: 10277

MensajePublicado: Mie Jun 12, 2013 10:57 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Nimue los tiene bien puestos eh...
_________________
Here comes the night time. If you looking for hell, just you looking inside.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Urogallo



Registrado: 15 Oct 2006
Mensajes: 20774
Ubicación: La Ferriére

MensajePublicado: Jue Dic 22, 2016 10:34 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Aunque siempre hay un protagonista superior, lejano y rodeado de misticismo. Arturo es una leyenda de la que se habla en susurros.

Los bardos cantarán que Mordred anegó la tierra con sangre sajona aquel día, muchacho, pero te aseguro que no fue Mordred sino Arturo. Mataba y mataba sin parar, recuperó la enseña, dio muerte a los magos, quemó los tambores de guerra, persiguió a los supervivientes hasta el anochecer y acabó con el cabecilla enemigo en Edwy’s Hangstone a la luz de la luna. Por eso ahora los sajones son vecinos cautelosos, muchacho, no porque Mordred los venciera, sino porque creen que Arturo ha vuelto a Britania.
_________________
—Tienes la palabra de un oficial romano —dijo—. Vale más que un juramento.-
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Antiguas lecturas Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5
Página 5 de 5
 

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group

eXTReMe Tracker