VIDA, LA GRAN HISTORIA – Juan Luis Arsuaga

La memoria me falla. En una de tantas y tantas entrevistas que le han hecho a Arsuaga, acaso en varias, le escuché decir que está muy bien eso de admirar a expertos de otras épocas, anteriores a la nuestra, pero que es necesario admirar a los investigadores del presente porque, además de admirarlos, podemos escucharlos e, incluso, interesarnos por sus descubrimientos.

Yo admiro a Juan Luís Arsuaga.

Y cómo no hacerlo de un hombre que se define a sí mismo de esta manera: “El autor de este libro que tiene usted en las manos se sitúa en la estela de Demócrito, Epicuro y Tito Lucrecio Caro, si le sirve a alguien este dato. Y también en la línea de pensamiento filosófico de científicos como Jacques Monod, Edward O. Wilson o Stephen Hawking”

Vida, la gran historia. Un viaje por el laberinto de la evolución está dividida en dos partes: la primera dedicada a la evolución de las especies y la segunda a la evolución humana. Ambas subdivididas en Jornadas, con títulos tan sugerentes como E pluribus unum, La metáfora de los navegantes polinesios, El error de Wallace o Los humanoides y el futuro de la evolución.

Un ensayo en el que se adentra en el origen de los seres vivos en general y del ser humano en particular, un campo en el que este paleoantropólogo lleva investigando desde hace más de cuatro décadas.

La faceta docente de Arsuaga aflora desde la primera página y también, porqué no mencionarlo, su visión optimista y esperanzadora de la vida. Con espíritu divulgativo aborda tanto el misterio de la evolución de las especies como el nuestro. Abruma la documentación y el elevado número de científicos cuyos descubrimientos han modelado nuestro recorrido como especie. A lo largo de más de quinientas páginas expone teorías, tesis y contra tesis, proyectos científicos, obras de referencia, debates y polémicas que explican de, alguna forma, el interés que ha movido a los humanos a conocer el pasado y a avanzar teorías sobre el futuro.

Advierto que no es una obra fácil. Quizá no tanto por necesitar de un conocimiento previo, si no por la dificultad que entraña la comprensión de alguno de los conceptos o teorías. No apta para todos los cerebros. Solo los necios piensan que el aprendizaje se consigue sin esfuerzo.

Inteligencias aparte, el penúltimo libro de Arsuaga es un ensayo con el que se aprenden un montón de cosas y que plantea grandes preguntas. Un ejercicio que nos invita, casi obliga, a reflexionar sobre ellas. ¿Y si lo que evolucionara fuera, precisamente, la inteligencia, independientemente del soporte que la ampara? ¿Y si la inteligencia artificial también fuera fruto de la evolución natural de Darwin? ¿Y si, en vez de hablar del “gen egoísta” hubiéramos de pensar en la “inteligencia egoísta”?

El objetivo de Vida, la gran historia es sencillo: ofrecer al lector la información disponible sobre la evolución y sus procesos, incluidas las opiniones y matices contrarios de los distintos científicos que la han estudiado; pero dándole la oportunidad de tomar partido por uno u otro sin dejarse llevar por la opinión del autor. Arsuaga suele exponer su opinión de una manera clara y razonada.

El propio autor recomienda leer con calma estas quince jornadas o quince capítulos, más un prólogo y un epílogo. Al ritmo de uno diario. No le falta razón. Arsuaga ha dedicado al esfuerzo de síntesis sus muchos talentos divulgativos, pero no por ello deja de ser un tema complicado.

Las primeras siete jornadas comienzan con un breve resumen del contenido general del libro y continúan con una definición de la ciencia y los conocimientos que hemos adquirido desde el s. XIX. La aparición de los organismos unicelulares, dinosaurios y mamíferos incluidos o las convergencias y divergencias evolutivas.

En las siguientes ocho jornadas engarza los detalles de la evolución humana con una rotundidad apabullante. De la evolución lineal o no de los primates a las últimas teorías sobre la aparición de la consciencia, la inteligencia y la capacidad simbólica pasando por analizar al altruismo y la cooperación en el reino animal.

El ensayo termina con un tema controvertido, ¡cómo no!: la existencia de vida extraterrestre. Orientado, eso sí, a suscitar un debate interesante sobre si el fin de la evolución ha terminado y los posibles cambios que apreciaremos en nuestro futuro como especie. ¿Volveremos al origen, como algunos plantean?

Y para cerrar esta reseña, mejor hacerlo con unas palabras de Arsuaga:

“Hoy, el día que escribo este párrafo final, continúan las guerras. Los bosques y la vida en los mares se pierden irremisiblemente sin que seamos capaces de evitarlo, pese a los esfuerzos desinteresados de muchos verdaderos guardianes del planeta. Pero también hoy, aunque no haya sido noticia, se han realizado muchos trasplantes de órganos de individuos cerebralmente muertos a enfermos graves, en peligro de muerte, gracias a la generosidad de las destrozadas familias, que encuentran consuelo para la pérdida de su ser querido en ese acto de amor, el de donar vida. Y la gente se sigue abrazando y los maestros y maestras dan clase a los niños para hacer de ellos buenos seres humanos, mejores que nosotros mismos. No solo es posible soñar con un futuro mejor. Es obligatorio hacerlo.”

 

Arsuaga, J.L. Vida, la gran historia, 2019, Destino. 592 pp

     

10 comentarios en “VIDA, LA GRAN HISTORIA – Juan Luis Arsuaga

  1. Antígono el Tuerto dice:

    Leí la entrevista que le hicieron, en su día, con motivo de la promoción del libro. Las reflexiones eran, como mínimo, interesantes. Aunque, a diferencia de él, considero el advenimiento de la IA como algo externo a la evolución, que no deja de ser un fenómeno biológico. Es más, con el control y edición de nuestro ADN, y el advenimiento del Antropoceno, podemos decir que el ser humano ha dejado de estar sometido a las leyes de la evolución para pasar a controlarlas por sí mismo.

  2. Iñigo Montoya dice:

    Es una reflexión un tanto aventurada, Antígono, el Tuerto. Presuponer que el ser humano es capaz de someter las Leyes de la Naturaleza me parece que es avanzar demasiado. Cierto que la IA está alcanzando unas cotas de “evolución” que van más allá de lo que los neófitos en esta materia esperábamos. De todas formas, en el libro puedes encontrar material de sobra que expone el proceso evolutivo de la Evolución, si se me permite. Como digo, en cierta partes se necesitan conocimientos más profundos sobre el tema. De todas formas, en las últimas apariciones de Arsuaga, se dedica a difundir una idea de evolución muy diferente a la que nos han enseñado. La evolución no es lineal, es decir primero una especie y luego otra, si no que evolucionan a la vez en diferentes continentes, como las setas En eso sí podemos estar de acuerdo.
    Vamos, que me tengo que deshacer de mi camiseta de la evolución, en vez de colocarlos en fila deberían estar apelotonados.

    1. Antígono el Tuerto dice:

      Bueno, la reflexión no es mía sino de Yuval Noah Harari.

  3. Urogallo dice:

    Me ha gustado el nuevo documental que ha estrenado en TVE2.

    No obstante, este libro empecé a leerlo con grandes expectativas y lo abandoné con algo de tedio. Esperaba algo diferente, no mejor, solo diferente.

  4. Iñigo Montoya dice:

    Es un libro que publicitan mucho como ejemplo de divulgación, pero en mi opinión no es tan asequible. Si te gusta el tema, mejor: La vida contada de un sapiens a un neandertal.
    La pluma de Juan José Millás mejora mucho la sabiduría de Arsuaga. Gracias por leerme, Urogallo.

    1. Urogallo del Nilo dice:

      Un saludo

  5. UTAHRAPTOR dice:

    Tras leerme aproximadamente un 30% lo he dejado aparcado, que no abandonado. Respecto a lo que he leído… Bueno, el autor tiene un conocimiento enciclopédico del tema, y se nota, en ocasiones negativamente. Es decir, para una obra de divulgación general no es necesario entrar en toda la nomenclatura biológica con filos, subfilos, etc. Un profano se va a perder. Además, entra en demasía a contar la historia de la ciencia (cosa que hizo Asimov con bastante maestría), que si neodarwinistas, que si finalistas, y un largo etc. Da la sensación que quiere abordar el asunto desde todas las perspectivas: científica, filosófica, histórica. Se hace demasiado denso y a veces confuso. El lector pasa de la explosión cámbrica a lo que pensaba Dawkins o Gould en el siguiente capítulo. No me parece un mal libro en absoluto pero tienes que tener algún rodaje en varios temas para no perderte. Como divulgación, prefiero a Diamond, Desmond, Bryson, Asimov o Harari, pero esto ya es cuestión de gustos.

    1. Iñigo Montoya dice:

      Estoy de acuerdo contigo en la aridez enciclopédica de Arsuaga, Utahraptor.
      Creo que gana mucho como divulgador en las distancias cortas, es decir, entrevistas y conferencias. Aun así y comparado con otros, a mí, me gana. Muchas gracias por tus observaciones.

  6. Ilona dice:

    Leí ambos: Vida, la gran historia y Sapiens, para documentar el relato con el que participé este año en el concurso de relatos Hislibris: Una historia de perdedores. No sé si fue lo más aconsejable porque —otros errores aparte— el exceso de información (ese querer meterlo todo) acabó por lastrar el texto, que habría mejorado de haber sido más breve (según la opinión de algunos de vosotros). Imagino que a Arsuaga (salvando las siderales distancias entre sus escritos y conocimientos, respecto de los míos) le ocurrió otro tanto: no es posible resumir en seiscientas páginas la historia de la vida en nuestro planeta y resultar, además, ameno e inteligible a los profanos. También Harari me resultó más abordable, aunque de los dos aprendí muchas cosas que, ay, se me olvidarán. ¡Yo solo buscaba saber cuándo comenzó a hablar (y contar algo) el ser humano! Aprendí mucho más. Gracias, Iñigo.

  7. Iñigo Montoya dice:

    Te entiendo perfectamente, Ilona. En tu descarga puedo asegurar que el punto fuerte de Arsuaga no es la novela…
    Y, al menos yo, de tu relato tengo un buen recuerdo.
    Gracias por el comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.