RONIN – Francisco Narla

ronin-9788499983325Tengo que reconocer que hacía tiempo… mucho tiempo que no escribía una reseña de ningún tipo, mis andares se habían encaminado por otros derroteros amén de que mi vida en el plano lúdico festivo estaba y está, válgame Cristo, anclada en los quehaceres autoimpuestos como padre de dos hermosas criaturillas. Pero heme aquí de nuevo, con una novela entre las manos, calentita y recién terminada de leer, enfrentado a una pantalla a medio ensuciar con mis divagaciones subjetivas. Y es que, señores,  cuando me hablan de Flandes, piqueros y arcabuces, siempre como mínimo se me pone la piel de gallina, me entra el sudor frío y nunca tengo suficiente. Si además se me inserta en el asunto  ora unos samuráis, ora unas catanas y la descripción más realista que he leído en mucho tiempo de lo que debería ser un ninja de hace 400 años, pues qué les voy a decir…  Novela histórica del señor Francisco Narla, y van dos. Assur, reseñada por estos lares, y ahora Ronin, en cuya labor de reseñar se encuentra el que suscribe. Novelón en más de un sentido donde se nos presenta paralelamente dos mundo o dos realidades tan distanciadas entre sí que pereciere que en vez de un océano de agua salada les separase un mar secular a ambas. Por un lado la España imperial del tercero de los Felipes austridas, allá por el siglo XVII de nuestra era, con la nación sumergida, y nunca mejor dicho, en los barros de Flandes, donde se intuye ya, pese a la tregua firmada, auspiciada por el valido de turno (El Duque de Lerma), una profunda herida que desangra el Imperio y a sus ejércitos de piqueros, hartos de aguantar el envite del enemigo por un lado y por el otro el del amigo, la España que no les paga y les olvida cuando andan metidos hasta las rodillas en el fango holandés…. Por otro lado la España sumergida también en el Siglo de Oro, que se dice rápido pero requiere de una pausa situacional donde leer por ejemplo lo que escribía el Gran Maestro Quevedo al hilo del valido del Rey que nos viene al dedillo: «Queréis ver, oh  monarcas, qué delito es crecer el criado y disminuirse el Señor, y cuán gran delito es y qué pena merece? […] Bien mereció castigo el que privó disminuyendo al rey y creciendo él: Su patrimonio es la horca: Soga y cuchillo son el estipendio de su vergüenza. Más no merece menos la prisión y la muerte el que acusa a aquel por codiciar para sí delitos, no para el Rey la libertad». Sociedad pues en decadencia «emocional» que no cultural, de veteranos de Flandes abandonados en las ciudades españolas, de golfos, pillos rateros y poetas, amargo siglo donde se dejaba pudrir el alma del imperio sita en las calles de las grandes ciudades de la península. Enfrentada a esta se nos ofrece una visión de la sociedad japonesa de la época, sociedad feudal absorta en una continua guerra civil capaz de convertir a campesinos en samuráis guerreros, una sociedad de honor, de deudas y de sangre, pero incorrupta en sus estamentos medios y bajos, acostumbrada a jugárselas, ganarlas o perderlas pero siempre con el honor intacto y el orgullo sin heridas, esa sociedad casi virgen y aislada de la Europa de la guerra de los mosquetes y los arcabuces, combates pues con hierro forjado en forma de katana. Entre estas dos sociedades tan distintas nos plantea el autor la novela, por un lado el candidato español, soldado sobreviviente de los tercios  y por otro un Samuray japonés, sin amo sin nadie a quien servir después de la muerte de su señor, intentado siempre pagar una deuda de honor exigida de manera egoísta por el señor de este, que le convierte en un Ronin, un paria entre los suyos, un guerreo que esconde mucho más de lo que en un principio parece, y que te invita a ir más allá y seguir sus pasos a través de la historia que se plantea. Sintetizando, me ha gustado y es recomendable, ¿por qué? Por qué por un lado me ha invitado a investigar, ha despertado en mi un interés, que ha conseguido que busque más información que la que el escritor nos propone en el relato, a banda de la sociedad española de la época, de sobras conocida por muchos, es interesante la evolución de la sociedad japonesa después de La batalla de Sekigahara (関ヶ原の戦), un Japón unificado a nivel político, un Japón de costumbres arraigadas, de hombres de honor, de samuráis, de katanas y de sacrificios. Y me ha gustado por que el puente en forma de historia que une estas dos sociedades tan dispares como complejas es sólido, la historia es interesante, un relato de amor y de honor que une las dos orillas  de manera natural, un hilo conductor que te acompaña y te sugiere, una buena historia en definitiva, donde acompañaremos a uno de los protagonistas de la novela por un recorrido sin par, que le llevará al nuevo mundo y al Japón de que hablábamos, donde forjará una amistad con el Ronin  y le hará recorrer de vuelta el camino hasta Sevilla. En el que si me permitís, no profundizaré más para no desvelar detalles de la novela y su trama, que dejo a vuestra merced para que hagáis lo que oportunamente queráis. He seguido la evolución de este escritor, leí en su momento Los Lobos del centeno, después La caja negra, siguiendo con Assur, y terminando con la que propongo. Cierto es que no empezó escribiendo novela histórica; más bien en un género entre terror y novela negra, aun así, con estas dos últimas novelas, demuestra un gran trabajo de documentación para no dejar cabos sueltos en sus relatos e historias, que suscitan interés por que están bien contadas. En definitiva, y termino, una muy buena novela, de lectura algo más compleja de lo habitual pero sin falta de ritmo, bien documentada y que consigue despertar a ese monstruo friki que muchos tenemos dentro para ponerse a buscar más información sobre el contexto propuesto. Entretenida y sólida, con eso, hoy por hoy tengo más que suficiente. Gracias por llegar hasta aquí. [tags]Francisco Narla, Ronin, Siglo de oro, samuráis, Japón, España[/tags]

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando RONIN de Francisco Narla en La Casa del Libro.

     

9 comentarios en “RONIN – Francisco Narla

  1. Vorimir dice:

    Gracias a ti por la reseña -reseñón- Nes. Me la regaló mi novia por Navidad y la tengo pendiente. Me ha gustado tanto la reseña que ha subido unos puestos y espero ponerme con ella en un par de libros. :D

  2. Hagakure dice:

    Hombre Nes !!!, que bueno leerte. Buena reseña.

  3. Uro Mayeda dice:

    ¡Casualidad! Yo también lo tengo pendiente.

  4. Soldadito Pepe dice:

    Al principio la desdeñé al verla en la librería, pero tras esta reseña será leída. De cualquier modo, para quien se interese por novelas japos, hay dos que me parecen fundamentales: “Shogún”, que es obra supermaestra (la interpretó en miniserie de tele el blandito de Richard Chamberlain, alias pájaro espinete, pero la novelaza es de traca) y la clásica “Los 47 ronin”, que es uno de los grandes relatos tradicionales épicos de honor y venganza del Japón. Y ya puestos a ir al cine, huelga decir que hay un título imprescindible: “Los 7 samuráis” de Kurosawa. Que esa peli ya es palabras mayores de las que te ponen la piel erizada de emociòn, y quien sea amante de las películas hermosas y los grandes relatos de kimono y katana y no la haya visto todavía, no tiene derecho a comer sushi en su vida, o en realidad casi ni tiene derecho a la vida.

  5. Pedro dice:

    Leí Assur en su momento y no me quedó una sensación agradable. A esa novela le sobraban 300 páginas y las escenas de sexo (no soy un mojigato pero se notaba que había que seguir la moda de las sombras de Grey) eran más de este siglo que de aquel. En fin, que este de Ronin no me atrae mucho por el tema, pero si sigue en la línea del anterior va a ser que no cae.

  6. Uro Mayeda dice:

    Shogun…me suena la reseña.

  7. Ignacio dice:

    Lo siento, pero mi critica no es tan positiva. Yo me la he dejado a medias, despues de empezarla con mucha expectacion y darle casi 100 paginas para ver si repuntaba y conseguia engancharme.
    El argumento castellano no me parece muy creible, es un poco plano y no pega ni con cola. La parte japonesa y filipina me gusta mas, (sobre todo pienso que la filipina daba para mas), pero va cortando los relatos y hay partes que se hacen tediosas. Algunos personajes son descritos muy maniqueos. El villano da mas grima que rencor. El unico personaje con el que te identificas al principio, un niño filipino, va y lo mata de primeras. Lo siento mucho, la empece con muchas ganas, pero me ha parecido floja. Quiza mejore la trama con mas hojas, pero se me han quitado las ganas de continuarla.
    Tambien añadir que hay una novela de trama de samurais en España de Shusaku Endo, (¿”Silencio”?)que me parecio mejor. En fin ya lo lamento, pero a mi me ha decepcionado.

  8. Vorimir dice:

    Aun lo tengo en la pila y estoy tan saturado que ahí seguirá. La verdad es que con el tiempo he leído y escuchado opiniones de todo tipo, no sé que me encontraré el día que le meta mano. :S

  9. Publio dice:

    Buena reseña, Nes.

    Finiquitada ya la lectura. Una novela entretenida y bien escrita. El autor sabe captar el interés del lector. Ahora bien, la trama japonesa es más atrayente y está mejor construida que la española que no mantiene todo el tiempo el interés y por momentos llega a decaer aunque repunta en el último cuarto del libro.

    Los personajes están bien elaborados en líneas generales pero en algunos casos como el de Ortuño son demasiado simples.

    Las escaramuzas bélicas están muy bien descritas y ciertamente se disfruta de ellas.

    Interesantes son las explicaciones que el autor escribe en su cuaderno de notas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.