REY LOBO – Juan Eslava Galán

REY LOBO - Juan Eslava Galán«El lobo rey es negro y enorme, hasta diez palmos de largo y cuatro de alzada. Sólo aparece una vez cada muchos años por designio de Atacina y Corión para coronar de gloria a un héroe cazador. El hombre que caza un lobo negro se equipara a los héroes antiguos, a los siete hermanos que disputaron las tierras del Baitis al primer Rey Lobo (…) En las tierras del Baitis, el guerrero que cazaba a un lobo negro se titulaba rey lobo y era respetado y reverenciado por los siete pueblos del valle.»

Estamos asistiendo desde hace pocos años a un incremento notable de novelas históricas que giran en torno a la época prerromana centrándose sobre todo en el mundo íbero y sus relaciones con sus vecinos mediterráneos sean estos romanos, púnicos, griegos e incluso fenicios. Desde mi humilde punto de vista este aumento de novela española ambientada en años anteriores a Jesucristo es para congratularse ya que los autores actuales parecen  haberse dado cuenta de la riqueza de nuestras raíces primarias. Parecía que estábamos sepultados por la corriente anglosajona de novela histórica y que solo los demás países europeos podían enorgullecerse de sus ancestros. Había en nuestra novela una especie de vacío temático que era necesario rellenarlo con buenos libros que nos contaran como éramos muchos años antes de que Escipión pusiera sus pies en esta tierra de conejos. La novela que les presento a ustedes cumple perfectamente esta función primordial. Con todos ustedes Rey Lobo de Juan Eslava Galán.

El autor de esta novela es sobradamente conocido y querido por todos nosotros aquí en Hislibris. Por ello antes de continuar mostrando las excelencias de la novela me pararé un momento, por respeto, a recordarles su bibliografía esencial. Es oriundo de Jaén (Arjona 1948), y doctor en Filosofía y Letras. Su obra abarca más de 60 obras, entre las que destacan la excelente En Busca del Unicornio (Premio Planeta 1987), El Comedido Hidalgo (Premio Ateneo de Sevilla 1991), La Mula (2003, pronto en cines)… y maravillosos y divulgativos ensayos históricos como Historia de España contada para escépticos (1995), Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie (2005), o Los años del miedo (2008) (también aquí). Últimamente nos ha deslumbrado con obras de tema diverso como una gran viaje de viajes 1000 sitios que ver en España al menos una vez en la vida (2009), una disertación teológica El Catolicismo explicado a las ovejas (2009), y  la apasionante novela histórica de la que hablamos en estos momentos sobre el mundo íbero titulado El Rey Lobo (2010). Finalmente ha acabado hace pocos meses la continuación de su saga sobre la historia contemporánea de España con su libro De la Alpargata al Seiscientos (2010).

Los temas esenciales sobre los que gravita la novela son sobre todo la venganza y la memoria. Zumel, el protagonista del libro, es mercenario en las tropas cartaginesas allá por el 396 a. C. Por motivos de celos y odios personales, su jefe al mando de la tropa mercenaria, Cotrufes, aquel que le ha enseñado todos los trucos de la guerra, es asesinado por un general cartaginés en Sicilia. La devotio ibérica es tajante en estos casos. Cuando el jefe o maestro es asesinado impunemente sus guerreros allegados han de consumar la venganza acabando con el asesino para posteriormente inmolarse en honor de su cabecilla caído y de esta manera atravesar juntos la Puerta al más allá. Zumel duda y acaba yéndose a Iberia a la pequeña región del Baitis en donde ha de continuar su vida. Quiere pasar inadvertido pero el pasado empieza a roerle el corazón por partida doble. Por un lado ha de enfrentarse a la ignominia de ver a su antiguo amor mancillado por el innoble jefe de su aldea, antiguo amigo suyo; y por otro el fantasma de su amigo Cotrufes le llama continuamente para que le vengue por su muerte absurda y de esta manera cumpla su compromiso. Un hombre entre dos mundos, un íbero entre dos devotio y que solo su afilada falcata parece ser la única que le devuelva la paz.

REY LOBO - Juan Eslava Galán

 

Como pueden ver esta novela es emocionante de principio a fin. Pero les he de indicar que a la vez es una novela diferente a cualquiera otra del mismo tipo que hayan leído sobre este periodo histórico. Normalmente todos estos nuevos escritos que han salido en la reciente hornada tienen un componente parecido: un mercenario íbero que esta a las órdenes de uno de los bandos principales de las guerras púnicas, o con los romanos o con los cartagineses. Vemos al sufrido guerrero a las órdenes de grandes generales haciendo grandes gestas pero siempre como elemento que sirve para ensalzar a su líder. Podemos ver al mercenario en las campañas de Aníbal atacando Sagunto, escalando los peligrosos Andes o defendiendo su vida en las calurosas llanuras de Zama. Es como si los íberos fueran solamente un engranaje más en las virulentas luchas que decidieron el dominio del Mediterráneo. El valor de estos libros, como he indicado antes, es importantísimo dentro de nuestra nueva novela histórica por su valor de diversión y educativo, pero siempre pareciendo que los valientes pueblos de Iberia solo hubieran existido a partir de la época de Aníbal. Por ello, esta novela de Juan Eslava Galán, Rey Lobo, es sumamente interesante ya que nos muestra el mundo íbero como era, al natural. Podían participar como mercenarios, claro esta, eran especialistas en ello, pero su vida no dependía solamente de esa función. Como ya he indicado esta novela no está centrada en la Segunda Guerra Púnica, ni en la Primera, sino mucho antes, siglo IV A.C., cuando el Mediterráneo todavía era un mar polivalente, grande para el comercio y fértil para la comunidad entre distintos pueblos. Nos sitúa muchos años antes de que Escipión y Aníbal cruzaran sus espadas. La temática es muy distinta, la geografía y la acción también. Nos enseña el mundo como era antes del resurgir del Imperio Romano.

Eslava Galán plasma en esta novela las formas de vida y costumbres de los íberos. Zumel no es un guerrero aparte que viva en un mundo solitario. Comparte todos los ritos de su pueblo y vive de acuerdo a ellos. Nos habla de cómo vivían en los poblados tras sus fuertes murallas, la estratificación de las clases sociales, sus costumbres hogareñas y sus alianzas con otros pueblos de los alrededores. El autor da mucha importancia a la religión y a la relación que tienen con sus dioses. Eslava Galán nos ofrece un gran muestrario de la mitología íbera, como Atacina, diosa de la fertilidad o la creación, Corion, dios de la Guerra… dioses  no tan diferente de las religiones de los pueblos que riega el Mediterráneo. Todas estas costumbres hacen que en este libro se reconstruya de manera perfecta el mundo íbero alejándolo del cliché de pueblo bárbaro, guerrero y pobre, mostrándonos un pueblo orgulloso y adelantado con una gran cultura y dignidad.

Otra de las características esenciales del libro es que a través de sus páginas podemos ver todo un gran manual de arqueología ibérica y mediterránea. Las andanzas de Zumel por las tierras de las serpientes (como decían los griegos algunas veces a la tierra de los íberos) nos muestran continuamente lugares interesantes y localizaciones importantes para la futura arqueología. La zona oretana del Baitis (Jaén) es prolífica en estos yacimientos por donde discurren gran parte de las hazañas de nuestro protagonista. Destacan localizaciones como el río Baitis (Guadalquivir), Kastul (Linares), Zubion, (Puente Tablas), Auri (Jaén), Cobol (Porcuna), incluso un poco más alejado podemos observar a la preciosa Mastia (Cartagena), etc…. Nos muestran un sinfín de monumentos funerarios y heroicos que cientos de años después serán pasmo para los estudiosos de España prerromana.

No solo son importantes en esta novela las costumbres y modos de vida íbera, y sus localizaciones geográficas, sino también el mundo que envuelve al ser humano y lo hace muy pequeño frente a la inmensidad que lo rodea. La Naturaleza siempre estuvo en perfecta comunión en este pueblo. Juan Eslava Galán nos da toda una lección ecológica sobre como era el mundo antes de que los humanos empezáramos a estropearlo con nuestro egoísmo y arrogancia. Los íberos sentían un respeto enorme por las plantas y animales que tenia a su alcance. Sabían que el ecosistema era necesario para su supervivencia. Nos habla de los animales autóctonos de la zona, su flora y cómo esta ayudaba al ser humano a vivir gracias a su capacidad comestible y a su capacidad farmacéutica. Los dioses cuidaban de la naturaleza y en ella residían. Uno de esos seres en continua lucha y entendimiento con los íberos era el lobo. Este libro es todo un manual sobre este animal. Cómo vive en el bosque, cómo come, cómo se compenetra con otros animales y su increíble capacidad cazadora. El lobo es la pieza principal de caza de los íberos. Su animal tótem por el que sienten un respeto primordial. Su iniciación al mundo de la caza y al mundo de los adultos es el ritual del jasier en el que los jóvenes de las aldeas atacan al lobo para demostrar su hombría. Y si cazan al lobo rey, el gran lobo negro, serán considerados grandes por su pueblo… Zumel lo fue, Rey Lobo, cazador del niger lupus. Eslava Galán nos muestra en esta novela un canto a la naturaleza y a todos los seres de la creación.

Voy acabando con esta humilde reseña. Les recomiendo este excelente libro, Rey Lobo, que les sumergirá en el mundo del pueblo íbero y en su mundo primigenio de una manera fantástica debido a un estilo de escritura sencillo, directo y emocionante a la vez. Gracias a las vivencias del mercenario Zumel, usted podrá no solo darse un paseo por la primitiva Iberia, sino que podrá ver con sus propios ojos todo el Mediterráneo con sus pueblos y costumbres, desde Mastia hasta las tierras del Gran Rey, allá lejos en las fértiles tierras de Mesopotamia. Una novela ideal para empezar a comprender cómo fue uno de los pueblos más importantes de la antigüedad, los íberos. Una novela que nunca olvidarán.

[tags]Rey, lobo, Juan Eslava Galán[/tags]


Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando REY LOBO en La Casa del Libro.

     

23 comentarios en “REY LOBO – Juan Eslava Galán

  1. Urogallo dice:

    Muy buen planteamiento Balbo. El protagonista elige marchar a la guerra como mercenario, pero esa guerra es algo lejano y extraño, que para sus vecinos tiene casi como un aire de leyenda. Se conoce a través de los contadores de historías, y hay que marchar durante muchos días solo para alistarse. Iberia sigue siéndo un asunto de los iberos, y elegir la opción de combatir aleja al protagonista de su mundo, al que vuelve siéndo un extraño.

    Es una gran novela de aventuras, que atrapa de principio a fin, y encima en un entorno histórico poco tratado.

    Totalmente recomendable.

  2. Balbo dice:

    He ahi la originalidad del libro, una novela por y para iberos y sobre su mundo. Normalmente los iberos suelen ser tratados como secundarios y meros nunmeros en las filas de ejercitos punicos o romanos. Por eso esta novela es tan importante porque los trata como humanos con vida propia y con una gran cultura.

  3. Akawi dice:

    Me lo regaló un buen amigo hislibreño y lo tengo a la espera, creo que ya es hora de que le toque el turno.

    Se nota tu entusiasmo por este libro querido Balbo, te ha gustado y eso me da píe para adelantarlo y leerlo en cuanto termine el que llevo entre manos.

  4. Dronne dice:

    Buena reseña, pero ha nadie le parecio un poco fuera de contexto el último tercio de la novela?, a mi me parecio que la linea argumental estaba ya muy avanzada como para retomar ese hilo.

    En todo caso si que me resulto una novela entretenida.

    Saludos

  5. Lauso dice:

    Gran reseña Balbo (y no tan humilde), considero que es una exelente introducción para los que nuestros conocimientos de la España prerromana son exiguos. Aparte de disfrutar con una buena lectura.

  6. mataclanes dice:

    Sí. Los iberos escalando los “Andes” debía de ser una imagen épica e inolvidable ;)
    Por lo demás, coincido bastante con la reseña. El libro me encantó y Eslava Galán vuelve a demostrar su pericia, su erudición y su sentido del humor (como cuando describe las rivalidades y envidias entre los distintos pueblos de la actual Jaen, nombrándolos por sus supuestos motes).
    No comparto esa idea expresada por el autor de la reseña sobre la comunión entre hombre y naturaleza que supuestamente se daba en el pasado y ahora no se da. Si los antiguos no destruyeron el medioambiente de manera tan brutal es, sencillamente, porque no disponían de los medios industriales de los que disponemos en la actualidad.

  7. Urogallo dice:

    Pero es que ellos tampoco habrían encontrado utilidad en eso. La destrucción de los bosques, en casi todos los países, por ejemplo, empezó cuando se empezaron a explotar con necesidades industriales. Muchas civilizaciones pudieron deforestarlos, pero no lo hicieron porque necesitaban grandes cantidades de leña regularmente, aparte de las posibilidades de los frutos.

    Los antiguos necesitaban ese equilibrio para sobrevivir. Por supuesto que si sus necesidades de combustible y alimento hubiesen estado aseguradas de otro modo se los habrían cargado para obtener beneficio…Pero como tenían que vivir de lo que sacasen de sus tierras.

  8. Pablo dice:

    Sinceramente, me esperaba más.

  9. Balbo dice:

    Por cierto, felicidades al aut@r de la cartela que hace alusion al libro. ¡¡¡Excelente trabajo!!! la combinacion de colores es soberbia ;-)

  10. Vorimir dice:

    Grandísima reseña Balbo, aunque estás muy prolífico no bajas del gran nivel al que nos tienes acostumbrados (ya lo quisiera yo :( )

    El libro lo tengo en la biblioteca… pero tendrá que esperar ya que ando con 3 o 4 lecturas y tengo algunas más pendientes, pero lo leeré.

  11. APV dice:

    Urogallo hubo civilizaciones que si forzaron los recursos, por ejemplo los griegos para la construcción naval.

  12. Urogallo dice:

    Correctísimo. Pero en ese caso necesitaban los barcos, puesto que traían los recursos de muy lejos. No vivían de lo que producían las tierras del Atica.

  13. Antígono el Tuerto dice:

    Cierto, los griegos sobreexplotaron Grecia hasta tal punto que para el siglo IV a.C estaba casi totalmente deforestada.
    Y volviendo al asunto, me gusta la reseña de Balbo; aunque algunos hayan criticado la novela, es bueno que cada vez haya más interés y más material sobre los tiempos antiguos en nuestra Península.
    Aunque la parte en que el íbero aparece por el Imperio persa me parece un poco fantástica; el principal mercado de estos mercenarios era el Mediterráneo Occidental, si los persas querían mercenarios tenían posibles reclutas mucho más cerca.

  14. Urogallo dice:

    Pero es que nadie sugiere eso Antígono. ¡ Va de incognito !.

  15. Antígono el Tuerto dice:

    Ahí es nada, un íbero de incógnito en Mesopotamia :-))

  16. Urogallo dice:

    Está claro que los antiguos medos eran grandes etnólogos y que diferenciarian perfectamente entre los bárbaros.

  17. Antígono el Tuerto dice:

    Para los persas, Iberia debía ser una tierra semilegendaria que se hallaba más allá de los umbrales del mundo conocido…que gran frase para una novela histórica.

  18. Germánico dice:

    Me gusta Eslava Galán, y además siento mucha simpatía personal por él, pero esta novela, la verdad, no me gustó. La enciontré un tanto deslabazada, sin un hilo interno. No sé si me explico.

    1. Javi_LR dice:

      Deslavazada, querrás decir.

  19. Lopekan dice:

    Un antecedente interesante de esta novela es otro librito publicado por el mismo autor alla por el 1988. Se tituló “Yo, Aníbal”, y, en formato autobiográfico, narra la vida del general púnico tal como aparece descrita en los textos de las fuentes clásicas (Polibio, Apiano y Livio)… todo ello aderezado, como sucede siempre en el caso de Eslava Galán, con pinceladas de humor y bromitas camufladas contra las que conviene estar prevenido.

  20. Lopekan dice:

    Y otro antecedente más para conocer la trayectoria que desemboca en este libro, del mismo autor, es “Los Íberos. Los españoles como fuimos” (2004). Aquí, de nuevo, hay que estar advertido de que “la información fidedigna es compatible con el humor”, como el mismo Eslava Galán nos cuenta.

  21. Akawi dice:

    Es un libro entretenido y de aventuras, narra una época poco tratada pero a mí me parece un poco flojo, esperaba más de él.

    Abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.