OSCURA ROMA – Luís Manuel López Román

Marco, apodado Lemurio, es uno de los miles de habitantes de la Subura, el gran barrio donde habitaban los pobres de Roma hacinados en viviendas de segunda clase y varios pisos de altura y rodeados de inmundicia, tabernas y prostíbulos. Su sobrenombre le viene de su principal ocupación aparte de la bebida y frecuentar mujeres de dudosa reputación: se encarga de ayuntar a los espíritus del inframundo, a los lémures (sí, el simpático animalito de cola anillada recibió su nombre del término latino para fantasma o espíritu). Es un brujo, un exorcista dedicado a eliminar las molestias del Más allá de casa de los más pudientes, quienes acuden a su servicio de mala gana.  También se dedica a estafarlos fingiendo dichos casos. Casi siempre. Ya que a veces, muy ocasionalmente, se encuentra con un lémur real. Y no, no hablo del susodicho animal: se enfrenta a alguna terrible criatura sobrenatural que ha maldecido con su presencia a alguna familia desafortunada. Por suerte, Lemurio siempre está preparado ya que su madre fue una bruja tesalia quién vino a Roma como esposa de un legionario romano licenciado y que se dedicaba a estudiar y combatir a los seres del inframundo.

El asesinato en misteriosas circunstancias de un destacado miembro de un collegium, las asociaciones que controlaban los barrios de Roma, aliado de Pompeyo y sus hombres, implica a Lemurio en la investigación, la cual está imbricada en los tejemanejes políticos de Roma.

Nuestro protagonista bebe de las historias clásicas de detectives y en él también pueden verse influencias de Geralt de Rivia (el famoso cazador de monstruos de la serie de libros y de los subsiguientes videojuegos y serie de TV, talismán incluido), del detective japonés Hanshichi, quién se encuentra más de una vez la influencia de lo sobrenatural en sus casos. Así, es una novela que mezcla la ambientación histórica con el elemento fantástico (sí, lo sobrenatural existe en el mundo que nos presenta el autor).

Estamos ante un enfoque no tan manido en la novela histórica, bien planteado y que resulta una histroria divertida y de buen ritmo. El pasado agosto intenté leerme cuatro novelas y solo pude terminar dos; esta fue una de las afortunadas que me acompañó en las calurosas noches de agosto, donde los únicos visitantes malignos que encontré fueron ávidos mosquitos.

Un protagonista que no es un dechado de virtudes, con luces y sombras, que muchas veces es incapaz de salir airoso del follón en el que se mete y que tampoco es un súper hombre por mucho conocimiento de lo oculto que tenga. Es un habitante curtido y experimentado de uno de los barrios más duros de Roma, sí, pero no un típico superhombre tan común en el papel protagonista de la novela histórica.

La Roma de la época se me parece bien recreada, con su suciedad y sus noches peligrosas, alejada del mármol y el brillo que se nos ha transmitido y más aún cuando buena parte transcurre en la oscuridad nocturna y en los bajos fondos. Las buenas descripciones y esta ambientación son una baza en su favor, ya que las altas esferas políticas, las sesiones del Senado, el Foro, cogen lejos y apenas lo veremos de pasada.

Buena parte de lo conseguida de la ambientación quizás se deba a que el autor, Luís Manuel López Román, profesor de Secundaria de Historia y Cultura Clásica, ha estudiado toda su vida el mundo Antiguo, como buen licenciado en Filología Clásica que es, y esa pasión se nota. La prosa cumple sin ser particularmente envolvente ni evocadora y quizás señalar que encontré alguna errata en el libro, en particular señalar que un carro casi “arroya” al protagonista. Ahí me sangraron los ojos y casi tuve que llamar a un exorcista. Cierto es que me quedó la sensación de que la novela habría subido un escalón más con un revisión/corrección más a fondo.

También me resultó empalagoso y casi que sobraba el personaje de Céfiro, un niño huérfano que el protagonista cría para que sea su esclavo pero que es algo así como su hijo adoptivo más bien y que creo aporta poco a la trama de esta novela, aunque quizás tenga un papel más importante posteriormente, y que a veces me dejaba pensando que estaba ahí para que viésemos que, en el fondo, el protagonista tienen un corazón de oro.

Pese a estos comentarios negativos, me pareció una lectura entretenida y algo alejada a lo típico de siempre y me amenizó unos cuantos días y ya por eso la apruebo y me leería la continuación ya que esta primera novela es el primer acto de una trilogía cuyas semillas ya se plantan en sus páginas y en los siguientes volúmenes uno puede esperar que se pulan los defectos y se potencien los puntos fuertes. Sacrificaré un perro negro a Hécate para que el segundo volumen llegue más pronto que tarde. Y para que las sombras me dejen dormir tranquilo.

Título: Oscura Roma. Saga de Marco Lemurio I
Autor: Luís Manuel López Román
Editorial: La esfera (2020)
Páginas: 296

     

3 comentarios en “OSCURA ROMA – Luís Manuel López Román

  1. Iñigo Montoya dice:

    Me has picado la curiosidad. Gracias por la reseña. Me lo apunto.

  2. Antígono el Tuerto dice:

    Interesante novela, ese estilo que mezcla fantástico e histórico es muy atractivo, y poco frecuente. Y más en ese caso, con exorcismos romanos y espíritus malignos pululando por la Ciudad Eterna.
    Magnífica reseña Vori.

  3. APV dice:

    Quizás el contexto del final de la República me parece que ya ha sido demasiado visitado por detectives a la romana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.