LOCA DE AMOR – Catherine Hermary-Vieille

Loca de Amor. Catherine Hermary-Vieille“Vámonos muerte mía a otra parte
para hablar de locura.
Puesto que no tenemos ya
lugar en la ronda.
Sin nosotros florece el cielo, sin nosotros
ruge el torrente.
Aquí estamos para siempre
ajenos a este mundo.
Porque Granada nos olvida.”
Aragón

Aquí traigo un resumen de lo que sentí y aprendí al leer una historia más sobre la llamada Juana “la loca” (alguna ya reseñada aquí magistralmente), que fuera archiduquesa de los borgoñones, y reina de Castilla y Aragón sólo de nombre, pues nunca le interesaron lo más mínimo ni el poder ni sus reinos. En este caso diría que es una historia novelada o una novela histórica ya que está muy bien documentada pero en ningún caso es un ensayo ni una biografía como tal.

Contada por un narrador anónimo e impersonal, logra así la omnipresencia, pues lo mismo presta oídos de primera mano a los recónditos pensamientos de Juana I de Trastámara que a las intrigas de Fernando II, a las preocupaciones de la que fuera la más grande reina de España, Isabel I, a los devaneos del pérfido a la vez que hermoso Felipe I de Habsburgo, a las traiciones de Martín de Moxica, a los cotilleos de las damas y caballeros de la corte, a las dudas de Carlos I de España, a la soberbia despechada de Cristóbal Colón o, entre otros, a las conspiraciones de los carceleros que la custodiaban.

Sin embargo, si bien nos relata con maestría y fundamento los hechos más importantes de la época y nos muestra con precioso detalle a los personajes secundarios, se centra en Juana como el personaje principal y fundamental de la novela. La autora nos presenta una visión íntima y muy personal sobre una vida desaprovechada y triste. La vida de alguien que tuvo al alcance de sus manos el reino más grande jamás conocido y lo despreció e ignoró como se desdeña una mota de polvo; es más, deja entrever que a ella, más que cualquier otra cosa, le sorprendía tener acceso y derecho a tales títulos que creía que sólo su madre merecía y que nunca le corresponderían a ella. La existencia de quien nada material deseó para sí y que fue engañada precisamente por aquellos a quienes pretendía entregar el poder y la gloria que le correspondían por derecho de nacimiento. La supervivencia de la que pasó de vivir en la opulencia de una ostentosa corte a malvivir encerrada, maltratada, olvidada por los demás y abandonada de sí misma.

Según pasamos las páginas de este conmovedor relato vamos descubriendo a una mujer que si no estuvo loca por demencia innata o hereditaria sí lo estuvo por amor. Su desmedida necesidad de afecto combinada con el desmesurado orgullo que le inculcó su madre le impidieron conciliar sus pasiones con sus desilusiones. Siempre deseó ser amada, primero por su padre al que adoraba infantilmente y por su madre a quien admiraba profundamente, y más tarde por su esposo y –nos cuenta la autora- aún eso estuvo en su mano si sólo se hubiera mostrado esquiva y difícil de conquistar ante el mujeriego que le tocó por marido pero, al entregarse sumisa y desesperadamente a él, paradójicamente perdió su posibilidad de recibir el tan ansiado amor.

Nos pincela a una Isabel tan enamorada de su marido como afligida y resignada por sus infidelidades, siempre preocupada por el bienestar de su pueblo, hábil y diestra en los manejos políticos que, adelantada a su época, no se deja intimidar ni manejar por ningún hombre. A un Fernando más débil y más sensible emocionalmente que su mujer, enamorado de ella –pese a su mojigatería- por la admiración que le despiertan su inteligencia y valía, intrigante, manipulador y engañoso, capaz de cualquier infamia por conseguir sus propósitos. A un Felipe atolondrado para unas cosas y astuto para otras, ávido de poder y entregado a perseguir los placeres de la vida. A una Juana inteligente, retraída, emocional, vulnerable y pasional, que antepone el amor que siente por Felipe incluso al que debería por natura sentir por sus hijos (a los que apenas conoce), y que sufre porque es incapaz de conjurar a su orgullo para lograr disimular sus sentimientos ni de conseguir que la amen como ella ama. Y, en definitiva, a unos personajes típicos de ese período histórico, abandonados a intrigas y confabulaciones para mejor lidiar su suerte.

De la autora poco he podido averiguar excepto que es una novelista y biógrafa francesa, nacida en París en 1948, y que cuenta con una amplia bibliografía en su haber. Y, en cualquier caso, lo que yo puedo decir tras la lectura de este libro, es que se trata de una escritora sensible que evita la afectación y que profundiza en la veracidad histórica a la vez que crea un entramado de ficción que deja al lector (en este caso yo) literalmente pegado a sus hojas hasta el final.

Colección: Últimos Éxitos de la Novela Histórica
Título original: “Un amour fou
Traducción: Manuel Serrat Crespo
© Olivier Orban, París, 1991
© Ediciones Martínez Roca, S.A., 1992, 2000
© de esta edición
Editorial Planeta-DeAgostini, S.A., 2002
ISBN: 84-395-9836-X
Depósito legal: B.37.300-2002
335 páginas

[tags]Loca de Amor, Juana la loca, Catherine Hermary-Vieille[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “Loca de Amor” en La Casa del Libro.

     

16 comentarios en “LOCA DE AMOR – Catherine Hermary-Vieille

  1. Urogallo dice:

    Solo una anotación: Sería Duquesa de los Borgoñones, ya que Archiduquesa lo era por Austria, no por Borgoña.

  2. Akawi dice:

    Siempre es aconsejable conocer libros nuevos sobre Juana la loca, un personaje tan interesante y conmovedor, en este caso aún más, por tratarse de una escritora francesa que verá a Juana desde otra perspectiva.
    Bonita reseña, Marbenes.

  3. Marbenes dice:

    Sí, Urogallo, sin duda es un fallo mío que ya tenía escrito archiduquesa de Austria cuando lo cambié. Pensé (esto de los títulos no es lo mío) que si el emperador Maximiliano I de Habsburgo era archiduque de Austria, mientras éste viviera, su hijo no podía serlo y, como a lo largo de toda la novela les llaman archiduques, a Juana y a Felipe, lo resolví de esa manera (refiriéndome a los borgoñones) por acortar y no poner toda la retahíla de archiduquesa de Austria, duquesa de Borgoña y Brabante y condesa de Flandes. Mil perdones ;-)

    Gracias Akawi, lo cierto es que me intimidaba un poco enviarla después de ser publicada la estupenda reseña de Jerufa sobre el libro “Juana, la reina loca de amor” de Yolanda Scheuber. Pero tienes razón, otro libro es sin duda otro punto de vista aunque se trate el mismo tema. De hecho, estoy deseando leer el de Yolanda.

  4. jerufa dice:

    Muy bien, marbenes. Excelente.
    Me ha encantado esta reseña. Como bien dices, es otra visión de autor acerca del mismo personaje. De intimidaciones nada. Para mí es un placer leer tus reseñas.
    Desde luego, tienes razón en lo que comentabas en mi hilo de Juana, la reina loca de amor; las novelas -tal y como parece desprenderse de tus comentarios- son de un signo muy parecido y enfocan la vida de la Reina loca más desde la perspectiva personal que de la histórica. Pero, a diferencia de aquella, en la de Catherine Hermary parece ser que se ahonda también en los trascendentes episodios históricos que acompañaron su azarosa vida.
    Hablas de Colón y de su soberbia despechada.
    ¿En qué incide la autora sobre la personalidad del Gran Almirante para que lo describas así?
    Gracias de nuevo, marbenes.

  5. jerufa dice:

    Por cierto, gracias por ese “amable” enlace a mi hilo.

  6. Daniekes dice:

    Bonita y tentadora reseña, Marbenes. Este lo tengo en la pila desde hace bien poco (lo compró mi mujer en la última Feria del Libro de Ocasión). Así que como acabo de terminar el que estaba leyendo, le voy a dar un tiento.

  7. Marco Tulio dice:

    Yo de tí Daniekes pasaría de leerlo, es bastante pobre, no es ni novela ni por supuesto menos aún ensayo….prescindible.

  8. Marbenes dice:

    Muchas gracias Jerufa, tú sí que eres amable ;-) En esta novela sí que entra en detalles históricos aunque, como ya dije, la protagonista principal es Juana y todo lo que cuenta es en torno a lo que le sucede o le va a suceder a ella.

    Califico así la actitud del almirante porque la autora nos cuenta que ya había planteado el proyecto a otros gobernantes que le habían denegado su ayuda, algunos tachándole incluso de loco, y pese a que estaba dispuesto a perseguir su sueño, no lo estaba a a rogar por él ni a permitir que se mofaran de sus ideas; antes bien, se presentó ante los reyes con una mal disimulada soberbia y con exigencias que nadie se habría atrevido a formular en aquella época con tan pocas pruebas de lo que afirmaba, convencido de que su ofrecimiento era inmejorable y de que más que hacerle un favor a él era él quien se lo estaba haciendo a los reyes católicos.

    Daniekes, te iba a decir que ánimo con el tiento porque de equivocarme en mi juicio son sólo 335 páginas de tu tiempo lo que perderías, pero después de leer el comentario dogmático de Marco Tulio la verdad es que prefiero no decir nada. Está visto que para gustos los colores…

    Marco Tulio, estás en tu derecho de decir que es pobre, o prescindible y, por supuesto, estoy de acuerdo contigo en que no es ensayo (nadie, creo, ha afirmado que lo sea), pero debo corregirte en un punto pues novela sí es.

    Gracias a todos.

  9. jerufa dice:

    Pues quien sabe, marbenes. A lo mejor fue su actitud la que convenció a los Reyes.
    La verdad es que la historia sobre el proyecto de las Indias de Cristóbal Colón y su forma de enfocarlo en las distintas cortes europeas es un tema que me atrae muchísimo.
    ¿Sabes o saben sus señorías de alguna publicación -que no sea demasiado rigurosa en el tratamiento histórico- que sea prolija en amenidad en este sentido? O sea, no me apetecen tochos infumables.
    Gracias anticipadas.

  10. Daniekes dice:

    Le daré un margén de confianza….unas 50 páginas ;-)

  11. Marbenes dice:

    Es muy probable que sí fuera su actitud “arrogante” lo que les decidiera, aparte de que la autora también apunta a cierta “atracción absolutamente platónica” que se rumoreaba en la corte que existía entre Isabel y él. Tienes razón en que no hay muchos libros que toquen ese punto, casi todos se centran en el viaje y dejan de lado el previo al viaje. Tengo entendido que este libro: “Cristóbal Colón: Rumbo a Cipango”, de Edward Rosset se sale un poco de la norma; yo no lo he leído pero le tengo ganas; te dejo un enlace con la sinopsis: http://www.novelahistorica.com/ficha.php?id=22

    Eso está bien, Daniekes, así podrás decidir por ti mismo; y luego me cuentas, ¿vale?

  12. Cristina_H dice:

    En mi opinión, esa actitud soberbia y hasta cabezota de Colón estaba fundamentada en una creencia ciega en su proyecto (posiblemente se volvió más arrogante a base de ser rechazado), pero también en una estrategia comercial pues con los pocos datos “científicos” que avalaban una “locura” así o se presentaba convincente (=convencido de su viabilidad técnica) o poco iban a apostar por él.
    Así que, gracias a su arrogancia y cabezonería, convenció a los RRCC y llegó hasta América, ya que el viajecito estuvo, como sabéis, plagado de tribulaciones.

  13. Daniekes dice:

    Leído. Un 6 sobre 10. Sobre todo me ha gustado el “ritmo” de la narración.

  14. Marbenes dice:

    Vaya, Daniekes, al final sí que le diste un margen de confianza! Me alegra que te haya gustado (lamentaría que hubieses perdido el tiempo por culpa de una recomendación mía) ;-) Gracias por comentarlo.

  15. Daniekes dice:

    De nada, Marbenes. Es un libro agradable de leer, y para nada una pérdida de tiempo.

  16. Rosa infante dice:

    Saquè de la biblioteca de mi comuna( providencia, Santiago de Chile ) el libro hace una semana , estoy muy entretenida,conociendo la historia de España, no como los que opinan antes que yo, encuentro que es una biografìa novelada . No conocìa para nada a su autora, suelo leer solo en el idioma original cada libro, porque domino tres , y en general las traducciones no son buenas, pero este me ha parecido bastante interesante . Gracias Rosa Infante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.