LAS EXTRAÑAS AVENTURAS DE SOLOMON KANE – Robert E. Howard

Un hombre alto y enjuto, ése era Solomon Kane, de rostro pálido y sepulcral, y ojos meditabundos que resultaban aún más sombríos merced a su austero atuendo de puritano

– Cráneos en las Estrellas (1929)

En 2010 la editorial Valdemar, especializada en ciencia ficción y terror, publicó en su colección Club Diógenes nº. 283: Las extrañas aventuras de Solomon Kane del autor Robert E. Howard (1906-1936). Con esta publicación se traía al castellano por primera vez en edición tapa blanda todos los relatos que el escritor texano dedicó en vida al aventurero Solomon Kane. El texto, traducido magníficamente por León Arsenal, reúne las ocho historias en las que este puritano británico del siglo XVII es protagonista (no se añaden los fragmentos que existen). Asimismo, se añade una historia más que complementa la colección: La sombra del buitre. Un trabajo de carácter histórico que transcurre en el Sitio de Viena de 1527. Debo decir antes de entrar en materia, que de este libro existe también edición en tapa dura de la colección Gótica (nº. 51) que salió al mercado originalmente en 2003.

Como se ha mencionado más arriba, el volumen contiene ocho relatos más uno. Aunque las historias aparecidas en revistas como Weird Tales se podían leer desordenadamente si querías, el conglomerado de narraciones dedicadas a Solomon Kane tienen un orden cronológico. No obstante, las ediciones de Valdemar no están ordenadas de este modo, hay varios relatos que saltan fechas. Su ordenamiento es básicamente geográfico, pues comenzamos siguiendo a Solomon en Europa, y, según vamos leyendo llegamos al misterioso continente africano. La colocación de esta manera me ha parecido buena y no perdemos ningún detalle importante en la lectura. Por tanto, comentaré el volumen como los editores de Valdemar lo han predispuesto, aunque si añadiré el año en el que apareció originalmente la narración.

La primera historia que encontramos es Cráneos en las Estrellas (en. 1929), un trabajo que nos presenta a nuestro querido y sombrío personaje. Y es que Solomon Kane aparece como un hombre que tiene la misión de combatir las oscuras fuerzas del mal con el acero y la pólvora. En este primer texto Solomon Kane tendrá que enfrentarse a una criatura semicorpórea que está atosigando un conocido camino. Aquí ya se nos introduce como van a ser las narraciones, una mezcla entre el terror sobrenatural, aventuras de investigación y esgrima. Tras una dura lucha contra la criatura, descubre por qué amenaza el camino y quien ha sido el responsable de su aparición. El final no tiene desperdicio. Si en Lovecraft o August Derleth el protagonista intenta combatir al mal con la ciencia y la química, en las historias de Solomon Kane de Robert E. Howard el coraje y la valentía son las mejores armas, además de un increíble sentimiento del honor.

Continuamos con La mano derecha de la maldición (ag. 1928), en donde nuestro espadachín puritano es un mero espectador en la historia entre un nigromante y el amigo de este que le ha traicionado para cobrar una recompensa. Es una narración corta en la que Solomon apenas tiene dialogo. Sombras Rojas (ag. 1928) fue el primer relato donde apareció la figura de Kane. Los sucesos transcurren en la vieja Francia, donde el inglés descubre aldeas destruidas con sus habitantes asesinados por una banda que dirige un hombre conocido como El Lobo. Al morir una de las víctimas entre sus brazos, nuestro sombrío protagonista jura venganza. Su persecución le llevará a las profundidades de África por primera vez donde luchará contra grandes guerreros, verá monstruos horribles y encontrará al que será su único amigo, el chamán N´Longa. En este punto hay un salto, pues volvemos a Europa, específicamente a los densos bosques de Alemania para leer Resonar de huesos (jun. 1929). Allí a Solomon Kane se le unirá un extraño viajero donde pasarán la noche en una posada con excéntrico nombre: El Cráneo Hendido. Todo el texto transcurre en el edificio, en las averiguaciones que el vengador bíblico hace allí. Es un trabajo al estilo de La mano derecha de la maldición, pero con un protagonismo del inglés más decidido.

A partir de aquí abandonamos Europa para adentrarnos en África hasta el final del libro. Luna de Calaveras (jun. – jul. 1930) empieza con Kane adentrándose en las selvas semimíticas de África intentando buscar no sabemos muy bien el qué. En su viaje descubrirá la gran ciudad de Negari, una urbe gobernada por la reina vampiro Nakari, quien está a la cabeza de un pueblo que veneran una macabra figura. Nuestro enjuto justiciero será metido en las mazmorras donde descubrirá la historia que hay detrás de aquella ciudad. Logrará escapar, pero antes tendrá que recuperar algo, un objeto que fue sustraído de su tierra natal y ahora está en peligro. Sangre, misterio y golpes de espada serán lo que definan esta narración, que es la de mayor extensión que tiene la recopilación de Valdemar. La exploración África continua con Las colinas de los muertos (ag. 1930), donde el capitán Kane tendrá que enfrentarse a enemigos de ultratumba, la misión se le quedará grande, y, por ello, pedirá la ayuda de su amigo N´Longa, quien ahora vuelve como segundo protagonista en una sucesión de hechos que los llevará a una gran ciudad abandonada. Tras acabar su cometido con muchas dificultades, su paso por África no cesa.

Llegamos a Alas en la noche (jul. 1932), que sin lugar a dudas es mi trabajo preferido. Tras mucho deambular por el continente negro, nuestro amigo da de bruces con un poblado abandonado en muy mal estado. De toda la escena se sorprende de los restos de un ser humano que han quedado clavados en la copa de un árbol. Su camino le llevará a encontrarse con otro poblado amenazado por unas bestias aladas provenientes de la antigua mitología. La presencia de Solomon Kane, con sus armas de pólvora, permitirá a esta aldea vivir en libertad brevemente hasta que cientos de enormes alas provoquen una sangría. El puritano tendrá que ingeniárselas para acabar con los últimos vestigios de unas criaturas que huyeron de Europa en otro tiempo. Por último, tenemos Los pasos en el interior (sep. 1931). El justiciero inglés sigue dando tumbos. En esta ocasión se enfrentará a un grupo árabes que llevan una saca de esclavos. En su intento por liberarlos caerá preso, pero un horror sobrenatural escondido en la jungla revertirá la situación debido a la arrogancia de sus enemigos. La sombra del buitre (en. 1934) como decíamos al comienzo es un relato añadido pero que no tiene que ver con los demás. Es ficción histórica en pleno Sitio de Viena (1527). Los protagonistas son el caballero Gottfried von Kalmbach y la soldado Sonya la Roja. Ambos tendrán que enfrentarse a las huestes de Solimán El Magnífico en las murallas de la ciudad austriaca.

Finalmente, para terminar, a nivel técnico la obra está genialmente editada. La colección Club Diógenes me parece que tiene unos títulos exquisitos. Me gusta mucho el diseño de las portadas y su maquetación. Las extrañas aventuras de Solomon Kane tienen una lectura sencilla y muy amena. El libro se lee en apenas unos días, es realmente adictivo. Si queréis pasar una buena semana leyendo os lo recomiendo encarecidamente. Ahora habrá que esperar a que Valdemar se atreva con los relatos de Conan del mismo autor, los cuales también necesitan una edición en condiciones.

Robert E. Howard. Las extrañas aventuras de Solomon Kane, Madrid, Ed. Valdemar, 2010. 360 pp.

     

11 comentarios en “LAS EXTRAÑAS AVENTURAS DE SOLOMON KANE – Robert E. Howard

  1. Antígono el Tuerto dice:

    Yo leí esta misma edición, y concuerdo con tu punto de vista. Es un magnífico libro de aventuras, un género que a Howard se le daba muy bien…prácticamente era su género, aunque lo aderezase con fantasía, historia, boxeadores o cowboys. Howard tiene un estilo fácil de leer, como la mayoría de los autores del pulp, que hace que los relatos se devoren uno tras otro. Eso sí, no nos pongamos muy exigentes en temas de verosimilitud histórica porque los relatos son lo que son, aventuras populares escritas en los años 30.

    1. Por supuesto la verosimilitud histórica no es su punto fuerte, pero no es necesaria. Creo que es de esas lecturas que te ayudan a destensar los muelles del cerebro cuando hasta terminado otra lectura más densa. Yo me lo pasé genial leyéndolo el pasado verano, disfruté muchísimo de todas las aventuras.

      ¡Gracias por leer Antígono!
      Un abrazo

  2. Vorimir dice:

    Hace la tira de años le hice una reseña para una web ya desaparecida:

    “Aprovechando el tirón que le da la recién estrenada película sobre el personaje (película por cierto que es un gran ejemplo de cine de “espada y brujería”, un entretenimiento conseguido, sin más pretensiones) Valdemar nos trae este libro con las historias originales de Solomon, el sombrío puritano de aspecto hosco pero de corazón bondadoso, siempre dispuesto a enfrentarse a bandidos y toda clase de fieras y monstruos por los más débiles. Embutido en su sombrero negro de ala ancha y su larga capa, junto a sus fieles armas (espada, daga y pistolas) acompañamos a Solomon en sus aventuras, primero por la Europa de comienzos del XVII para más tarde adentrarnos en el interior de las siniestras junglas de África, habitadas por tribus que adoran a dioses olvidados y practican magia primitiva pero poderosa. Junglas llenas de bestias y peligros, en un África imaginaria que es un gran dosel donde se despliegan el resto de aventuras del protagonista, y donde descubrimos muchos detalles sobre su destino y su labor en el mundo como cazador de monstruos.

    El libro es un excelente entretenimiento, con relatos llenos de aventuras, violencia y suspense, y con un hilo conductor entre ellos, a veces leve, pero que da cierta continuidad.

    A destacar también la excelente y muy ilustrativa introducción a cargo de león Arsenal, que nos detalla todas las vicisitudes de la creación y publicación de este nuevo (anti)héroe surgido de la mente del escritor texano.

    El libro también incluye el relato “La Sombra del Buitre”, donde el autor nos presenta el personaje de Sonia la Roja. Aquí es una aguerrida espadachín que defiende los muros de Viena del ataque de los turcos de Solimán el magnífico junto al bravo y algo canalla mercenario alemán Gottfried von Kalmbach. El conjunto del relato está muy conseguido y el asedio a Viena por los turcos está muy bien descrito, consiguiendo meter totalmente al lector en la defensa de sus muros contra los ejércitos turcos. Es uno de los relatos más completos de R. H. Howard sin duda. Lo curioso es que editores posteriores modificaron este relato hasta situarlo en la Edad Hyboria (el mundo de Conan), cambiando a Gottfried por el bárbaro Cimmerio y convirtiendo a Sonia en Red Sonja, personaje que alcanzó gran popularidad gracia s a los comics y de la que Robert Rodríguez prepara una película.

    El libro es una lectura ideal para amantes de la fantasía adulta y las novelas de aventuras e imprescindible para aquellos que disfrutaron de la película sin conocer al personaje, o bien son seguidores de hace tiempo de Conan (grupo donde me incluyo).

    Así pues, una muy cuidada edición con la colección completa de relatos, con un buen prólogo y un papel y acabado de calidad para ser un libro de bolsillo. Todo por 10 euros.
    Si les atraen los anti-héroes atormentados, las proezas imposibles, las aventuras, la fantasía y las luchas de espada…. no lo dejen pasar.”

    1. Antígono el Tuerto dice:

      Y tanto que hace años; de la película de Red Sonja no volvió a saberse.

    2. Coincido totalmente con tu reseña Vorimir. La verdad es que es un libro magnífico. Cuando lo terminé me dio pena saber que había historias de Salomon Kane sin terminar. Habrá que echar un ojo a cierto libro que hay por ahí que los relatos son “rellenados” por otros autores. A ver que tal.

  3. Urogallo de Cimmeria dice:

    Era habitual introducir de cuando en cuando láminas de Solomon Kane en los cómics de Conan, a los que yo era adicto, y su potencial evocador era innegable. Tanto que luego, los relatos me parecieron un tanto simples y superficiales, interpretándolos como solo podía hacerlo alguien criado en la mística del acero hiperboreo como yo: Cómo un relevo inferior del poderoso cimmerio.

    Pero no, no fue un juicio justo.

    1. Derfel dice:

      Esa será la única de tus adiciones que puedas reconocer públicamente…

  4. Urogallo el puritano dice:

    De momento le reconozco que hoy, noche de Santa Walpurga, me atrevo de nuevo con la deliciosa edición de Valdemar.

    Saludos desde el Valle.

    1. Antígono el Tuerto dice:

      Tenga usted cuidado con los horrores que moran en las profundidades ignotas del África Negra.

    2. ¡Que la disfrutes Urogallo! La verdad es que a mí me encantó. Las ediciones de Valdemar me parecen una auténtica genialidad. Pequeñas, bonitas y baratas ¿para qué más?

  5. Urogallo dice:

    Vaya, en mi memoria, ahíta de masacres y saqueos, persistía el recuerdo de una edición peculiar y más antigua del puritano andante.

    Y la he identificado, la edición preparada por Martin Lalanda que incluía su versión de los relatos inconclusos de Howard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.