LA SERPIENTE DE PIEDRA – Jason Goodwin

La serpiente de piedra. Jason GoodwinEsta novela transcurre en Estambul, en los años treinta del siglo XIX.

Estambul, la ciudad de los tres nombres, la ciudad que cambia de piel como una serpiente a lo largo de los siglos. Invadida, destruida, saqueada, amenazada y a su vez reconstruida, ensalzada y enriquecida, artística y arquitectónicamente. La monumental Estambul no deja a nadie impasible. Estambul hechiza con su embrujo.

Los perdidos tesoros bizantinos, un libro robado, unas monedas antiguas, las cabezas de la Columna de la Serpiente en Atmeydan, entremezclados todos estos elementos con asesinatos, intrigas y desapariciones ejercen como núcleo de la trama de la novela, donde aparece Yashim Togalu, célebre detective eunuco conocido por su exquisito gusto y sus dotes detectivescas, como protagonista de este relato.

El sultán Mahmut II, aquel que destruyera a los Jenízaros en 1826, ahora enfermo de tuberculosis y cirrosis, agoniza en su palacio de Besiktas a la vista del Bósforo, al fondo Asia. Los rumores de una conspiración se propagan por doquier.

Atraca un barco del que desciende un arqueólogo francés, Maximilian Lefèvre, el cual llega a esta ciudad de la Sublime Puerta en busca de un tesoro bizantino. El eunuco Yashim deberá custodiar al misterioso arqueólogo.

Por las exóticas calles de la ciudad se oculta un enigma. En las colinas, en Fener, en el hipódromo, o quizá en Santa Sofía, en el Gran Bazar, en Gálata o en Topkapi. Maximilian Lefèvre ha sido golpeado y su cuerpo mutilado, el eunuco Yashim es el primer sospechoso de este macabro asesinato, el cual deberá resolver con urgencia. Yashim recorrerá estos lugares en busca de pruebas que revelen la identidad de un asesino.

El autor Jason Goodwin (1964) estudió historia bizantina en la Universidad de Cambridge. Fue ganador del prestigioso Edgar Award y entre sus escritos destacan Los señores del horizonte, una historia del Imperio Otomano, A walk to Istambul, entre otros y El Árbol de los Jenízaros, primera novela de una serie en la que el protagonista es el insólito detective Yashim Togalu, personaje principal, así mismo, de esta segunda entrega.

Ha recibido el elogio unánime de la crítica por la novela y tanto en ésta como en la primera figura la leyenda: “Comparable a El nombre de la rosa”

Con todos estos atributos nos adentramos en una narración entrecortada, interrumpida excesivamente en el desarrollo de los acontecimientos y que distrae la atención de lo que en sí es el meollo de la trama. Los personajes están descritos sin mucha profundidad, en sus conversaciones narran relatos históricos, que a veces, no encajan demasiado bien en el transcurso de sus diálogos. Algunas de sus descripciones, detalladas en demasía, como el hecho de hacernos saber las razas y fisonomía de los perros que convivían en Pera y otros pormenores de muchos más interés para el desarrollo del tema, sin embargo, relatados superfluamente.

La mención hecha sobre el Gran Bazar, el bedestan de la ciudad, que nos dibuja los hedores en unos casos y gratos olores en otros, como en las calles del gremio de las especies, están bien definidos. Por otro lado es interesante la cita que hace sobre el poeta Lord Byron y su muerte en Missolonghi en 1824, de disentería o malaria.

Lo que más ha llamado mi interés ha sido el análisis de las conducciones de agua.

“Estambul es una ciudad de agua, desde luego; pero salada. Sal por tres lados y medio millón de personas que necesitan lavarse y beber agua fresca cada día”.

Nos relata el autor, como desde una distancia de alrededor de 25 Kilómetros el agua fluye hasta unos tanques receptores que envían el líquido a unas balsas de distribución a través de unos canales, sifones y cisternas, para el abastecimiento de la ciudad.
Todos los detalles que nos expone en referencia al recorrido y almacenamiento del agua, ha sido con creces lo más gráfico y sugestivo de esta obra.

El texto tiene una calidad digna de mención, no quisiera parecer demasiado crítica por el hecho de que esperara mucho más de la novela, eso no es culpa del escritor sino de las expectativas que cada uno fije para su lectura. No considero que tenga un gran nivel detectivesco pero sí una trama entretenida, que distrae.

[tags]La serpiente de Piedra, Estambul, Jason Goodwin[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “La serpiente de Piedra” en La Casa del Libro.

     

25 comentarios en “LA SERPIENTE DE PIEDRA – Jason Goodwin

  1. pepe dice:

    Excelente reseña, Akawi. Hace algunos años estuve en Estambul y guardo de allí buenos recuerdos. Uno tiene que ver precisamente con el agua y su almacenamiento: la cisterna basílica. Recuerdo que hicimos una visita en barca, casi a oscuras y con música de Pavarotti, que nos dejó maravillados. Otro tiene que ver con una tarde que pasamos en una placita que hay en el bazar con algunas librerías y tiendas de grabados, regateando por un mapa antiguo. En realidad, más que regatear, nos dedicamos a beber el té que nos ofrecía el librero mientras que nos hablaba de lo divino y de lo humano.

  2. Marbenes dice:

    Buenísima reseña y muy completa. Releyéndola extraigo como conclusión que la recomiendas cuando no haya otra cosa mejor que leer y sólo como entretenimiento, no? Aunque claro, si te la imaginabas “comparable a “El nombre de la rosa”…, normal que defraude. En fin, tal vez, si algún día rebajo mi lista de pendientes… Gracias por el aviso que no están ni la economía ni el tiempo disponible para derroches y el título es tan sugerente que es fácil picar.

  3. cavilius dice:

    Buena reseña, Akawi. El libro no me interesa lo más mínimo (rarito que soy), pero sí me interesa leer buenos comentarios como el tuyo.

    Saludos.

  4. Sito dice:

    Estambul, probablemente la próxima ciudad que visite cuando se pueda. Una ciudad que todo el que la visita se enamora de ella, algo tendrá desde luego. Realmente es un buen decorado para cualquier historia.
    No es el tipo de libros que me apetece leer ahora, pero el comentario de Pepe me abre el gusanillo para visitar esta preciosa ciudad.

  5. Akawi dice:

    Gracias a los cuatro por vuestro inmerecidos elogios. ¡Qué buena gente sois!

    Lo cierto es, que la ciudad en la que se desarrolla el libro, es tan enigmática, insinuante y atractiva que te quedas con ganas de que el escritor te la describa más y te muestre sus encantos.

    Estuve el verano pasado en Estambul, y me pasó lo mismo, vista y no vista, una excursión excesivamente rápida, pero sí que vi el Hipódromo y la columna de cobre de las serpientes, que por cierto Cavilius, antes estaba en Delfos. ¡Para que veas!

    Pepe ya me hubiera gustado hacer a mí ese paseo en barca, tuvo que ser espectacular. Me parece que voy a tener que volver.

    Y sí Marbenes, un libro para leer con tranquilidad, sin grandes pretensiones pero entretenido.

    Sito ve a Estambul sin dudarlo pero con tiempo pues tiene muchas cosas que ver. Y que comprar. ja, ja, ja,…

    Abrazos.

  6. Sito dice:

    Lo haremos Akawi, cuando se pueda lo haremos. Los últimos viajes que hago, me dedico a conocer una ciudad durante varios días, solo esa ciudad, en transporte público, comiendo en sus restaurantes, tomando café en sus cafés, recorriendo sus mercados y por su puesto, entrando en toas las tiendas de Inditex que veo, (me hace gracia). En definitiva, creo en los viajes pero de esta manera, conociendo los lugares a fondo, nada de recorridos turísticos organizados. ¿Qué me pierdo cosas?, si, pero gano otras como el poder empaparme del día a día de la ciudad. Estambul, debe de ser tremenda, una locura con sentido.

  7. Aretes dice:

    Akawi, una reseña difícil que toreas con maestría.

    Se nota una decepción después de la lectura que intentas compensar excarvando hasta encontrar algo positivo como la distribución del agua o el pasaje de Lord Byron.
    Pero lo mejor es que es una estupenda radiografía de esa sensación, pues al principio de la reseña entusiasma y luego se siente el bajón del balance final, para acabar resaltando algo que merezca la pena el ejercicio de tomar un libro y gastar un tiempo en leerlo.
    Se agradece la sinceridad, sobre todo cuando cuesta tanto hablar de una obra de la que no podemos decir cosas buenas, sin decir lo contrario.
    Enhorabuena.

  8. Clío dice:

    Bueno Akawi, cuando menos sacas algo positivo de la lectura de este libro, que no esta mal: “No hay libro tan malo que no contenga algo bueno” esta cita se la atribuyen a Cervantes, y oye no viene mal cuando un libro va desilusionando conforme lo vas leyendo, te dedicas entonces a sacar lo poco de positivo que tenga, y eso has hecho tú, por tanto me alegro y te felicito!.
    A esto lo llamo yo “aptitud Polyanna”.

  9. Germánico dice:

    Leí de este autor hace unos meses “El árbol de los jenízaros”, y ni fu, ni fa… Por lo que dices de este título, Akawi, malvada, creo que me voy a ahorrar otros libros suyos. aunque al viaje a Estambul sí que me apunto. De Turquía, sólo conozco su comida (como algunos habituales de por aquí saben…), y me chifla, por cierto. Si a eso le unimos el interés histórico de esta ciudad, pues…

  10. Ariodante dice:

    Akawi, muy buena reseña, aunque coincido con casi todos en que puedo pasarme muy bien sin leer este libro, sobre todo teniendo el montonazo que tengo pendientes de leer. Pero lo has hecho muy bien, has puesto los puntos sobre las íes perfectamente. A veces se echa de menos un poco de realismo crítico en las reseñas. Porque no todos los libros son igual de buenos y hay algunos que son francamente malos o que cojean bastante. Asi que, mira, me quitas un peso de encima, porque por el tema, me interesaría, pero veo que no es el más adecuado.
    Pepe: ¡qué envidia ese paseo en barco…! Yo no he estado en Estambul pero lo que cuentas debió de ser muy bonito.

  11. Akawi dice:

    ¡Ah! Germánico, la comida turca…, buenísima en buena compañía.
    El viaje si podéis, no dudéis en hacerlo pues merece la pena visitar Estambul, pero con tiempo, con tranquilidad.
    Lo mismo te digo Ariodante.

    “No hay libro tan malo que no contenga algo bueno” esto es cierto Clío, yo siempre trato de buscar la parte positiva de todo, porque creo que tiene que estar en algun sitio recóndito y hay que encontrarla.

    Tampoco digo yo, que sea tan malo solamente que a mí no me enganchó.

    Gracias a todos.

  12. Germánico dice:

    ““No hay libro tan malo que no contenga algo bueno”

    ¿”Mein Kampff” incluido? Qué cosas, oye…

  13. Ariodante dice:

    Bueeno, Akawi…mis gustos culinarios son un tanto restringidos. En cuanto a lo de viajar a Estambul, por ahora se queda en suspenso, porque he aparcado un poco el tema de los viajes exóticos.
    Que todos los libros tienen algo bueno, es cierto. Pero que nuestro tiempo es ilimitado, no . Por tanto, hemos de elegir, y nos viene de perlas que nos adviertan de que no perdamos el tiempo con un libro. Al menos a mi me viene muy bien, porque veo que el tiempo pasa volando ante mis ojos y me queda muuucho por hacer y por leer.

  14. Akawi dice:

    Por lo tanto, Ariodante, habrá que darse prisa en hacer lo que más nos guste, como viajar y leer, j, ja, ja…,

    Sois muy amables, mis queridos hislibreños. Pronto enviaré otra reseña porque con los ánimos que me dais no puedo defraudaros y cómo ganas no me faltan para comentar, pues aquí estaré.

    Un abrazo.

  15. Ariodante dice:

    Stupendo, Akawi: estaremos atentos y a la espera de tus noticias.

  16. Clío dice:

    Yo no he leido el libro que mencionas, German, pero quizás lo bueno de él sea el no hacer caso de nada de lo que dice, como prevención vamos!, jomío que cosas lees!

  17. Germánico dice:

    Bueno, Clío, ya sabes: una tarde tonta, pues lo mismo te puede dar por leer el “Mein Kampff” que por invadir Polonia (o por las dos cosas, y en ese mismo orden…).

  18. luis de ogum onira dice:

    Me parece que eres excesivamente critica y debieras agradecer y comprender un texto que es varias cosas a la vez. reflejas una pobreza de entendimiento muy grande. recuerda q un libro es un hijo y una ayuda en nuestro camino. no seas tan intelectual y tecnica. es dificil ser feliz y estar tranquilo con esas romas herramientas. gracias.

  19. Akawi dice:

    Luis de……………………no soy excesivamente crítica, a mí un libro me gusta o no me gusta, luego están las razones por las cuales no me ha gustado, pero eso es otro tema.

    Agradezo el texto de cada uno de los libros que leo, puesto como bien has visto, intento sacarle lo positivo que hay en él.

    Un libro será un hijo para la persona que lo escribe, no para mí, yo solamente soy una lectora que espera con ilusión leer algo que le llene.

    Te agradezco tu participación en mi reseña, da gusto hablar con personas tan instruidas en literatura y filosofía.

    Por último, Luis de ogum…. gracias a Dios yo soy muy feliz con mis “herramientas” las cuales uso con maestría.

    Saludos. Akawi.

  20. Rodrigo dice:

    Mira, un gurú de la complacencia y de la mediocridad.

    Si al menos argumentases en defensa de la novela en vez de ofender a quien ha expuesto sus razones por las que no le ha gustado, Luis, tendrías ocasión de compararte con Akawi. Pero con ese, ¿comentario?, te has lucido, hombre. Pues nada, sé feliz con tu propia condescendencia para con lo mediocre; se nota que te representa.

    (¿Será que cualquier bodrio le hará de ayuda en el camino? Pobrecito.)

  21. Aretes dice:

    Como oí ultimamente, si algo tiene valor en Hislibris es la crítica valiente y sincera y la tuya lo es Akawi.
    Si alguien tuviera otra opinión de la obra, como parece ser el caso de luis, bastaría con exponer la suya, no atacar al mensajero y menos faltando. No creo que así convenza a nadie de las bondades de la novela.

    Un libro es como un hijo, pero no tenemos porqué querer como propios a los hijos de los demás. Para alabar las cualidades de un libro están las editoriales y el autor, que de él viven.

  22. Akawi dice:

    Amigos Rodrigo y Aretes, ya sabéis que a estos comentarios no hay que hacer mucho caso, suelen ser personas que no tienen nada en la cabeza y se entretienen en dejar argumentos vacios en todos los foros, seguramente porque no tienen capacidad para otra cosa.

    Si estoy equivocada, Luis de Ogum….aquí tienes la oportunidad de leer un libro y hacer una estupenda reseña con la que demostrarnos tu alto grado de sapiencia. Cosa que dudo que harás. Claro.
    Saludos.

    PD/ Las palabras técnica y difícil, van tildadas.

  23. asiriaazul dice:

    La novela promete mucho más de lo que ofrece, es bastante irregular pese a que está bien escrita. Lo que me mata es esa comparación con El nombre de la rosa, a la que no se parece en nada y de la que está a años luz.

  24. shqiptar dice:

    El autor menciona el santo grial y su localizacion diciendo aue esta en proteccion de los albaneses ..pues aqui os dejo un descubrimiento en las montañas de albania el 25 de mayo de 2015(grali i shenjte gjendet ne shqiperi)..hay un video incluido y segun los arceologos ese idioma de escritura sobre la copa se hablo 4500 años antes de cristo hasta su extincion 200 dc…saludos a todos

  25. Urogallo dice:

    Tras siglos, vuelvo a lanzarme sobre él

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.