LA PROMESA DEL ALMOGÁVAR – Francisco Oliver Jarque

LA PROMESA DEL ALMOGÁVAR. Francisco Oliver JarqueAlgo de lo que parecemos quejarnos con cierta regularidad los lectores de novela histórica es tanto de la falta de novelas ambientadas en la historia de España como de la pasión de algunos escritores patrios por buscar la inspiración en las gestas del extranjero. El autor de esta novela no es culpable de este pecado, y construye para paliar la primera queja, una historia de cierta complejidad en la que se van mezclando personajes reales y de ficción, con tramas históricas, novelescas y esotéricas.

Los dos tipos de personajes quedan claramente delimitados entre lo puramente histórico ( reyes, nobles, obispos, santos) y lo puramente novelesco ( los mercenarios almogávares y navarros, algunos de sus amigos herejes…), y quedan unidos por un personaje que, aunque viene de lo histórico/legendario, se desarrolla en una aventura totalmente fruto de la imaginación del autor: El protagonista, un joven turolense que necesita recolectar una pequeña fortuna que le permita casarse con su amada. Su actitud es mucho menos agresiva que la de los almogávares a los que acompaña, y las razones de los paganos tampoco le llevan a abjurar de su fe, por lo que podemos considerarle con un punto de vista bastante urbano, moderno, y más cercano a la sensibilidad del lector. En suma, los demás libran sus guerras y defienden sus ritos, pero él tiene sus propios planes y objetivos, y trata de conseguirlos en el mundo que le ha tocado vivir.

Así pues le tenemos a él en compañía de sus almogávares viviendo sus aventuras, cometiendo fechorías, tratando de sobrevivir y enriquecerse, y de cuando en cuando, la narración salta a los salones de los poderosos para analizar los grandes acontecimientos y las intrigas del poder. Cuando estamos en compañía de los almogávares, estamos en una novela de aventuras, desenfadada y violenta, que pasa a convertirse en pura novela histórica cuando nos elevamos junto a los reyes. Ocasionalmente, y en mi opinión es la parte que cojea de la narración, se nos introducen en cuestiones esotéricas, mistéricas, paganas…que no aportan demasiado a la novela ni siquiera como paisaje. Recordemos que estamos ante una obra que va a narrar la larga ausencia de un joven en busca de fortuna en dos cruzadas, la de los Albigenses y la de los Almohades, y la introducción de las cuestiones referentes a Griales y Sangres Reales sobran un poco cuando los almogávares cogen el petate y se van a buscar fortuna a otro lado.

Si esas disgresiones donde los personajes parecen dar lecciones de teología alternativa son lo menos interesante, lo mejor, sin duda, son los almogávares. El autor no tiene ningún interés en reconstruirlos para que resulten más admirables, los expone como lo que fueron: Mercenarios carentes de piedad y de escrúpulos, fieles solo a sí mismos. Roban, saquean, combaten, y lo hacen solo por su soldada y por el botín. En tiempos de paz no tienen ningún escrúpulo en aceptar cometer crímenes por precio, y en la batalla aceptan la propia muerte como parte de su oficio. Me parece que el autor supo captar perfectamente esa actitud de desprecio absoluto por la vida propia y ajena en un mundo donde el hambre y la enfermedad hacían que la existencia fuese una mercancía altamente perecedera.

Si sus mejores personajes son los almogávares, la situación que mejor plantea son las batallas. Las Navas de Tolosa en concreto, me parece extraordinariamente presentada, sin obviar que produjo dos de las grandes frases de nuestra historia. Tanto la gloriosa de “Arzobispo, vos y yo aquí muramos” del rey de Castilla antes de encabezar la última carga suicida contra los almohades, como la más familiar y ácida de Lope de Haro a su hijo, que ponía en duda su valor: “Tranquilizaos hijo, que me comportaré de modo que aunque os sigan llamando hijo de puta no puedan llamaros hijo de cobarde”. Personalmente es mi parte favorita con mucho, y aunque es verdad que hay algunos errores puramente históricos, la sensación general me parece totalmente correcta, haciendo que uno casi sienta el suelo temblar ante el peso de la carga de toda la caballería española lanzándose contra las líneas de los almohades.

Así que tenemos una novela con una historia bastante bien construida, con algunos momentos muy logrados y llena de personajes totalmente creíbles (otra cosa es que sean históricamente veraces) en un contexto histórico tratado con respeto y maestría (por mucho que haya errores, se trata de una novela y son perfectamente disculpables se justifiquen o no por la trama).

En resumen, una buena novela de aventuras para pasar un rato agradable.

[tags]Almogávares, Francisco Oliver Jarque[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “La Promesa del Almogávar” en La Casa del Libro.

     

25 comentarios en “LA PROMESA DEL ALMOGÁVAR – Francisco Oliver Jarque

  1. Belibaste dice:

    Felicidades por la reseña Uro, aunque tu ya eres un veterano de guerra en estas cuestiones. Mi sensación después de leer tu reseña es que el libro no te ha transmitido mucho, lo digo por lo de que te ha hecho pasar un rato agradable. Uro tu si que eres un Caballero Español!!!

  2. Ariodante dice:

    Buena reseña, Uro. Yo también deduzco que no es un libro redondo, pero que tiene su punto de interés, y sobre todo, se concentra en la España medieval. Interesante.

  3. Akawi dice:

    Ya hacía tiempo que no te leía Urogallo, no sé si será porque te has relajado en las reseñas o porque yo he pasado de tí. ja, ja, ja,
    La reseña me gusta, habrá que echarle un vistazo a este libro, al parecer le ha gustado a mucha gente. Anotado queda.
    Abrazos.

  4. Javier dice:

    Me parece un poco raro que en la reseña no se mencione que la novela tiene su origen en la historia de “Los amantes de Teruel”.
    Un saludo

  5. Javi_LR dice:

    Que conste que la cabecera se basaba en esa historia.

  6. Koenig dice:

    Buenos días.

    Bueno es contar con tu opinión, Uro, después de todo lo que se ha oído hablar de la novela. Pensaré en ella.

    Saludos.

  7. Pedro Arias dice:

    A mí, sinceramente, me desilusionó. Por varios motivos:
    Lo primera que me rechinó fue, la portada: me parece muy infantil o de novela antigua, no sé cómo decirlo. Irreal, sería la palabra más acertada. Pero bueno, más vale lo de dentro, claro.
    El contenido, pues a ratos está bien y otros tramos son tediosos y farragosos. Los personajes no están mal, incluso bien cnstruidos, aunque hay poca diferenciación entre unos y otros. La línea argumental está bien trazada, pero adolece a veces de tensión.
    Posteriormente (unos dos meses espués de terminarla) lei una crítica en este foro sobre el libro. Una crítica atroz, que disecionaba los errores históricos que cometía. En su momento, al leerla, no me di cuenta de ellos, pero motivado por ellos repasé la novela y busqué algunos datos en enciclopedias o en internet directamente.
    No llegué a todas porque sinceramente me aburrí, pero si que me di cuenta que son (los que perseguí) realidad. Por lo tanto, a nivel histórico documental, creo que es floja o al menos incompleta.
    En resumen, creo que es una novela que amaga un cierto interés, que corre por escenarios que prometen un buen desarrollo y el resultado es muy normalito o incluso insustancial. Me desilusionó como he dicho antes.
    Es una opinión, claro está.

  8. Indortes dice:

    A mí, concretamente, el episodio de las navas de Tolosa es de los que menos me gustó. De hecho se aleja bastante de como fue la batalla en la historia. Y muret igual de mal enfocada.
    Los personajes y la historia pueden pasar. Y el argumento es entretenido, los almogavares estan en su papel y son atractivos. Pero el tema esotérico… no pega ni con cola y estropea mas que ayuda.
    Vamos que segun mi opinión, un libro de los muchos que hay.
    Lo de los errores históricos que se comentan en este foro, pues no lo se, pero al no haberlos replicado nadie intuyo que son ciertos.
    En fin, como he dicho un libro del monton. Que se lee, bien, que no, pues no pasa nada y a otra cosa.

  9. sertorio67 dice:

    buen libro , se me hizo corto , muy corto , espero el siguiente libro de
    Francisco Oliver Jarque

  10. Urogallo dice:

    Hombre, el tema de “Los amantes de Teruel” no aparece como tal, así que tampoco me parecía fundamental mencionarlo. Es una novela que cubre la ausencia del protagonista de la leyenda, cierto, pero decir que habla de la leyenda como tal no es el objetivo.

    En cuanto a la batalla…Tenemos que dejar siempre algo, o mejor, bastante, a la imaginación del autor. A mí me parece que capta perfectamente la épica de la situación, otra cosa es si coloca cada unidad en su lugar del tablero de ajedrez.

  11. Indortes dice:

    … que no las coloca no de lejos, Urogallo. Como en la descripción de Muret. Ambas batallas estan muy analizadas y estudiadas por historiadores y ensayistas y se puede dejar cosas a la imaginacion del autor o lector, pero siguiente el patrón histórico. La carga de los tres reyes es eso, las milicis urbanas fueron eso, etc… Las cosas muy estudiadas y conocidas conviene dejarlas como estaban e imaginar otras. En realidad los aspectos bélicos tácticos de la novela dejan que desear. O al menos no es su fuerte.
    Y otra cosa que se me olvidaba aunqe antes se ha mencionado. Estoy de acuerdo en que es un libro desigual: a veces de aventuras y a veces cn cuñas históricas excesivas que hacen que la lectura sea un tobogán.

  12. Urogallo dice:

    Hombre, si no digo yo que no…pero estás proponiendo poco menos que tirar al fuego a toda la pintura post-impresionista. Hay que dejar algo para la subjetividad del autor.

  13. Lacedemonia dice:

    Bueno, no tengo que decir cuánto me interesa este tema por ser yo turolense y haber escrito sobre el tema de Los Amantes.
    Urogallo, la referencia al Postimpresionismo es buena, porque realmente Van Gogh o Cezánne rechazaban imitar a la naturaleza y pintaban sus cuadros con una guía subjetiva que jamás podría casar con el Realismo. El rollo es que si Van Gogh hubiera sido simplemente un mal pintor realista, uno incapaz de expresar la realidad con calidad, sus cuadros no los conocería nadie. Es como cuando al niño le sale mal el dibujo y para disimular dice que es un motivo abstracto. Eso no quita para que Velázquez tenga su propio estilo, su toque subjetivo…, aunque jamás habría pintado Las Meninas con la infanta Margarita vestida de patricia romana y a Mari Bárbola escuchando el mp3.
    La Novela Histórica viene a ser el Realismo, Urogallo. Para postimpresionismos están otros géneros, más o menos relacionados con el fantástico. Una cosa es que un autor se permita ciertas licencias para aportar tensión dramática (o que de vez en cuando se le vaya un poquito la mano, que eso le ocurre a todo el mundo), y otra que el punto más documentado de una novela histórica sean las referencias fantásticas y que la Historia salga malparada por torpeza, dicho esto sin olvidar que esta novela se ha presentado como Histórica con mayúsculas, de un nivel incluso didáctico, y que su autor es según se asegura «escritor especialista en la Edad Media». Pero sobre todo me interesa esa teoría de que semejante descalabro histórico sea lícito en una novela histórica, y perdón por la redundancia: Un tema interesante que sin duda podría debatirse en el foro mucho mejor que aquí.
    En cuanto a la crítica a este libro, me remito a lo que ya dije en su hilo del foro, y también al hecho de que nadie ha rebatido ninguno de mis puntos, lo cual habría sido muy interesante. Por lo demás me parece una buena crítica la tuya. Bienintencionada sobre todo, y acertada al soslayar el espinoso tema de Los Amantes y minimizar el impacto de los graves errores históricos. De alguna forma retratas La Promesa que nos habría gustado leer: una en la que las desviaciones históricas fueran licencias de autor y en la que no se hubiera abusado tanto del recurso a griales y templarios y, sobre todo, a Los Amantes de Teruel, sacrificando al estudio de mercado un argumento que de por sí era bueno. Sólo quedarán los parones esotérico-didácticos como ese punto negativo que toda crítica sincera debe tener. Eso y mi desacuerdo con la narración bélica como punto fuerte.
    Un saludo

  14. Indortes dice:

    Urogallo… si aquí cada cual puede opinar como quiera, que para eso “semos” libres. Por ello me limito a constatar que no estoy de acuerdo en esas “licencias”. Una novela histórica puede meter personajes no históricos, incluso hechos o escaramuzas no ocurridas en tal o cual batalla con el fin de redondear un argumento, una trama, un personajes, etc…
    Pero cambiar el cuadro de batalla de las Navas o de Muret, añadir tropas que no combatieron, etc… eso ya me parece menos normal. Las batallas históricas son eso, Historia y bajo mi opinión se pueden cambiar aspectos o detalles no esenciales, pero inventar cuando no se aporta nada al argumento…pues creo que no debería ser así. Pero allá cada cual.
    Fíjate, yo no entro en los errores históricos, que segun voy profundizando y preguntand por ahí, creo que son numerosos y de bulto (por ejemplo las torres mudéjares de teruel, con más de cincuenta o sesenta años de error…)
    Y lo peor, en eso estoy de acuerdo contigo, es el tema esotérico-griálico que viene a ser como colgarle a san José un trabuco.
    Nos leemos.

  15. Kraken dice:

    Saludos a todos…

    En primer lugar decir que me he leído el libro y me ha parecido de lo más interesante y ameno.

    Para mí decir que es una buena novela de aventuras para pasar un rato agradable me parece un piropazo, merecido por supuesto. Hay quien rebaja este comentario y quienes tienden más a cuestionar episodios históricos… Imagino que harían lo mismo cuestionando a Dumas y sus tres mosqueteros…

    En cuanto a los estudios históricos sobre las citadas batallas… bueno, ningún profesaro de universidad daría por veraces esos estudios ya que pòco se sabe de esas batallas y lo que tenemos, objetivamente, son deducciones más o menos fundadas o con mayor o menor estudio (que no es poco pero que deja a los autores de novela las cosas más abiertas)

    Saludos y felicidades por tener un ‘lugar’ como este donde podemos intercambiar y conocer historias.

  16. Indortes dice:

    Disiento, estimado Kraken. Si hay una batallas de las que se sabe bastante, es las Navas. Más que nada porque varios cronistas reales, así como Jiménez de Rada se molestaron en darlas a conocer.
    Se conoce con bastante exactitud los ódenes de batalla de las Navas. De hecho, libros cmo Mesnada o Héroes la tratan mucho más acertadamente. pero es que con tener el libro de Editorial Almena sobre la batalla, tienes un buen número de fuentes a las que acudir. Es decir, sí hay informacion que se puede tomar como cierta. Y hay bastantes historiadores que la dan como tal. Y profesores de universidad, también.
    En segundo lugar la novela como tal, se situa en el segmento histórico de ficcion, no en el de aventuras. Si luego es de aventuras, pues flaco favor la han hecho en la editorial (o el autor anunciando que es una novela historica). Los errores, que insisto, yo no había reparado en ellos, pero que si son ciertos, son bastante significativos para ser tomada como mínimamente rigurosa. A mí, particularmente no me preocupa mucho, pues es normal adecuar cosas al relato. Menos, como antes he dicho, confundir conceptos y fechas de monumentos. Eso ya me parece menos perdonable. Y hubiera convenido colocar al final del libro, como hace Cornwell y otros muchos las explicaciones a dichas licencias. Si no, se toman por errores. Y egun mi modesta opinion creo que lo son.
    Y finalmente, para ser de aventuras, pues tampoco me llama demasiado la atención, pues entonces tendríamos que reflexionar sobre la originalidad de la trama, la diferenciación de personajes en cuestiones más “novelescas”, su audacia, pericia, a la hora de afrontar hechos y situaciones, la complejidad o no del argumento llevado por una trama de aventuras y sucesos, etc…
    Pero yo creo que la inmensa mayoría de sus lectores la han tomado como histórica. Y es ahí en donde a mi me ha dejado frío.
    Por lo demás, está bien que podamos discutir sobre esto. Yo, de hecho, he vuelto a pedir prestado el libro a mi primo para cotejar de nuevo algunos errores y si son verdad e influyen en el argumento o personajes, o en cambio no pasa nada porque esten.
    Saludos igualmente.

  17. capitán cogorzas dice:

    =========================
    A ver Lacedemonia.
    Que te repites más que el ajo.
    Cambia la cansina forma de escribir que se te nota mucho que eres tú y todos tus alias.
    El problema no es esta novela, sino la que tu escribiste sobre el mismo tema, y que no ha superado a la promesa almogávar.

    Asimílalo de una vez tio.
    =========================

  18. Javi_LR dice:

    No es por nada, pero no voy a permitir estas cosas. Que Lacedemonia haya puesto mensajes con otros nombres es una simple sospecha. No quiero que iniciéis aquí una lucha estúpida. La gente no es tonta y sabe prefectamente cuando una crítica es infundada y cuando no lo es, cuando es un ataque personal y enfermizo y cuando no. Lacedemonia, de momento, en esta web, no ha dicho nada que pueda suponer algo censurable y cada uno puede sacar sus conclusiones.

    Espero que este asunto esté zanjado y que no quepa ni un sólo comentario con ataques personales. En este hilo o se habla del libro y lo que le rodee históricamente o se habla de chorradas divertidas; no de otras cosas.

  19. Lacedemonia dice:

    Bien, cada cual es efectivamente muy libre y sobre gustos no hay nada escrito. Yo particularmente no compararía este libro con nada de Dumas, pero ya digo, allá cada cual. Lo que sin ser una ciencia exacta sí se asienta sobre una base de objetividad es la Historia, y me parece graciosísima esa aseveración de que ningún historiador dé por veraces los estudios relativos a Las Navas o a Muret. Yo no sé si este trato a las Humanidades tiene algo que ver con la LOGSE y partos similares, pero igual habría que estudiar el asunto. Por cierto, os recomiendo la lectura del nuevo trabajo de Alvira Cabrer sobre la batalla de Muret. No sólo ayudará a comprender mejor esta batalla, además aportará una visión completa de esos principios del XIII. Es un poco caro pero vale la pena.

    Por lo demás no deberíamos perder de vista que, como ya he dicho, hay datos que son objetivos (de momento por lo menos). El ajo, mi forma cansina de escribir, los ataques personales y enfermizos, las ocultaciones de identidad y todas las truculentas historias destinadas a desviar la atención no son el asunto aquí, al igual que no lo es ninguna otra novela ni su éxito según quién lo valore. Hay hechos incontestables, como por ejemplo que el Rey Lobo, Mohamed Ibn Mardanish, murió casi cuarenta años antes de que naciera Jaime I el Conquistador. O que Pedro II era un bebé recién nacido (o ni siquiera eso) durante la toma de Cuenca. Sigo pensando que sería interesantísimo abrir un debate sobre los límites históricos de este tipo de novela, pues al fin y al cabo lo que se discute entre otras cosas es si la Novela Histórica está obligada a ceñirse a la Historia y hasta dónde.

    Lo que quiero decir con esto es que todos estamos legitimados para criticar si las críticas son lógicas, y estas lo son, independientemente de que el motivo de la crítica sea el aburrimiento, un dolor de muelas o una deuda de juego. Si La Promesa del Almogávar fuera un libro impecable en su rigor histórico, no toda la mala leche del mundo podría tirar su datos por tierra. Estas cosas se evitan con un trabajo de documentación previo o, si el mal ya está hecho, con una reedición solventando los errores.
    Ante todo es esencial no caer en el bochornoso espectáculo de los insultos. Tal vez el capitán Cogorzas quiera registrarse en el foro de Hislibris y discutir en el hilo de esta novela sus errores históricos y su inadecuación a la leyenda de Los Amantes. Sin duda sabrá sacar a relucir los puntos fuertes de la novela usando razones y argumentos, que siempre son más convincentes.

    Un saludo y a ver si podemos retomar el hilo.

  20. Indortes dice:

    Y además, Indortes soy yo. Nada que ver con Lacedemonia.
    Eso, retomemos el hilo. Y que cada cual lea lo que le venga en gana y nos dejen opinar lo mismo.

  21. Josep el curioso dice:

    Pues a mí me ha entrado un antojo irrefrenable por leer la novela de Lacedemonia. ¿Podéis proporcionarme referencia bibliográfica y crítica?. Gracias de antemano.

  22. Idibil dice:

    Si un libro suscita tantos comentarios, y tanto debate, es bueno, significa que no ha pasado desapercibido, y no sólo eso, sino que ha generado cierto impacto en los lectores.

    Escribir una novela histórica no es dificil, es dificilisimo, porque requiere un trabajo previo que a veces lleva años. No vale eso de narrar, aquí hay que hacerlo con bases y conocimientos. Además, puedes ser un excelente narrador y un historiador pesimo, o al contrario. Encontrar un buen escritos de novel histórica es por tanto muy díficil.
    El sólo atreverse con este género, en una época tan complicada, ya tiene mérito. Sí además, Francisco Oliver Jarque, se atreve a tocar el tema de los cataros, y del misiticismo que conyeva, tiene pelotas.

    Las variaciones en datos como los de Muret y las Navas son aproposito, identificables, una diligencia histórica en pro de la historia -que tire la primera piedra el novelista que no lo ha hecho alguna vez – yo no buscaba en esta novela un ensayo, que para eso, nada mejor que la obra de Garcia Fitz.

    Como novela de aventuras, entretenida y, sobre todo, ingeniosa, yo tengo que decir que me ha gustado, y he leído mucha novela histórica, y soy muy exigente en lo que leo.

    Un saludo

  23. Indortes dice:

    Me alegro mucho que te haya gustado y que sea de tu agrado. A fin de cuentas todos tenemos derecho a leer lo que nos plazca y a que nos guste lo que estimemos oportuno.
    Pero disiento totalmente en lo de las Navas y Muret. No son icencias, son cambios de orden de batalla, de haces… Si hubiera sido licencia, creo que mejor apuntarlo al final de la novela.
    Sobre que es ingeniosa y entretenida, pues no lo voy a discutir. Si ha gustado, enhorabuena, un buen rato que se ha pasado.
    Sobre el tema de la novela histórica y que es muy difícil de escribir. otalmente de acuerdo… y una de las principales bazas es la documentación y juntar las intrigas y personajes con el hilo histórico que haga atractiva y verosímil la novela.
    A mi entender, repito, a mi entender, esta novela adolece de esta necesidad de la novela histórica. Porque no es de aventuras… al menos tal y como se presenta por la editorial y el autor.
    Mi opinión es que es una novela histórica muy foja desde el punto de vista de rigor.
    Hay más errores además de lo de las Navas o Muret. Los que releí en su momento y contrasté, son más numerosos: el rey Lobo, las torres mudéjares de Teruel, etc… Y no entro en un buen número de detalles de los que no me di cuenta en su momento pero que parece que están.
    Por eso yo creo que es una novela bastante floja en el sentido histórico y documental (y no hace falta leerse un ensayo, ya que hay novelas historicas de muchísimo rigor y que son ficción).
    En fin que cada uno lea lo que quiera y opine como le parezca. Eso es lo grande de Hislibris.

  24. Inés de Alhama dice:

    A pesar de todos los intentos que se han visto para evitar que los lectores disfrutaran de esta novela y del maravilloso tranfondo espirutual que conlleva. Ahora puedo afirmar que al final la verdad resplandece, o por lo menos en este caso.

    Hoy, La Promesa del Almogávar ha sido incluida en la lista de los más valorados por los lectores de la Casa del Libro.

    Y lo ha sido en el 2º puesto.

    Hoy, brillará más fuerte una estrella en el cielo del Montsegur.

  25. Llevant dice:

    He acabado hoy mismo la novela y mi opinión es que es digna de ser leída por su trama novelesca y por tratar de un tema que no ha sido muy difundido por los escritores españoles o franceses como es la relación histórica de Aragón y la Occitania. El autor nos presenta la permisiva sociedad occitana y evoca el gran país formado por la Corona de Aragón, en el que Occitania (o mejor dicho, los condados occitanos) era sin duda la zona más rica cultural y económicamente hablando.

    Las pocas incorrecciones históricas no desvirtuan la trama del libro y no son tantas como las que se dan en otros best-sellers ambientados en la Barcelona de la Edad Media, en el filón de las herejías cátaras o de los caballeros templarios.

    Recomendado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.