LA PRINCESA DE ÉBOLI – Almudena de Arteaga

La princesa de Éboli. Almudena de ArteagaAlmudena de Arteaga, descendiente de la princesa de Éboli, se dedicaba a la abogacía antes de escribir este super-ventas traducido a 4 idiomas y pasar a los anales como literata de éxito, o lo que es lo mismo, antes vivía de pobres litigantes y ahora de nosotros, pobres lectores.

En esta novela nos cuenta la vida y avatares de esta fenomenal mujer que excitó los impulsos más variados, de envidia y admiración, tanto en los hombres como en las mujeres de su época debido a su extraña belleza y su extremada inteligencia. Desmiente algunos rumores que la acompañaron durante su vida como que fue amante de Felipe II, desmitifica otros como el halo de misterio que la rodeaba, y confirma algunos como que sí fue amante “por amor” del secretario del rey, Antonio Pérez.

La narración está llena de pequeños detalles pero es, sin embargo, desapasionada. El personaje nos habla en primera persona, pues está recordando en voz alta las vicisitudes de su vida para su hija más pequeña, la segunda de nombre Ana (¡qué curiosa costumbre de los antiguos la de repetir nombres entre sus hijos!, aunque tuvieran muchos, que los tenían, anda que no hay nombres diferentes en el santoral, como bien nos recuerda Paternóster cada día).

A pequeñas y grandes pinceladas nos habla de su resignación como buena mujer de su tiempo para, por ejemplo, sufrir en silencio y con estoicismo la decepción de su padre porque nació niña; para aceptar el destino fijado por sus padres, a “sugerencia” del rey, de casarse con Ruy Gómez de Silva (mucho mayor que ella); para mantener oculto su único gran amor, hacia Antonio Pérez; para someterse al mandato del rey quien, no se sabe con certeza por qué, la privó de la custodia de sus hijos y de su libertad. Para, en fin, acatar unas normas de las que se sentía muy alejada ya que era una mujer en muchos sentidos adelantada a su época.

En esta novela de fácil y entretenida lectura, la autora nos presenta a una mujer de gran carácter, no siempre afable, y de gran personalidad; una mujer de ésas que da pena no poder conocer en persona. Los personajes secundarios, sin restarle un ápice de protagonismo, están bien pincelados y perfectamente integrados en los roles del momento histórico. Bien documentada y ambientada, es una obra muy recomendable que además es cortita y se lee en poco tiempo.

Colección: Últimos Éxitos de la Novela Histórica
© Almudena de Arteaga del Alcázar
© Ediciones Martínez Roca, 1998
© de esta edición
Editorial Planeta-DeAgostini, S.A., 2001
ISBN: 84-395-9024-5
Depósito legal: B.37.770-2001
186 páginas

[tags]La princesa de Éboli, Almudena de Arteaga[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “La princesa de Éboli” en La Casa del Libro.

     

40 comentarios en “LA PRINCESA DE ÉBOLI – Almudena de Arteaga

  1. Clío dice:

    Parece ser que esta autora tiende a hacer novelas o biografia, no se como llamarlo, cortitas, yo caí en la tentación de comprar y leer hace algunos años, la que tiene dedicada a Eugenia de Montijo, y mejor no haber caido, porque no me gustó nada, lo que se dice nada, eso sí como era cortita….fué un alivio. Así que de mi, va a vivir poco esta buena mujer, lo siento Marbenes, pero a ti ¿te ha gustado?

  2. Curistoria dice:

    Yo leí este libro hace ya bastante tiempo y la verdad es que tengo un buen recuerdo del mismo.

  3. Vorimir dice:

    Lo mismo que ha dicho Curistoria es lo mismo que digo yo.

  4. pepe dice:

    La princesa de Éboli es un personaje muy interesante. Hace algún tiempo se reeditó otra novela sobre ella: Esa dama, de Kate O’Brien, escrita en 1946. La autora, irlandesa, vino a España antes de la guerra y se enamoró de la cultura española. Entre otras cosas escribió dos pequeños ensayos sobre los místicos -al parecer era bastante católica-, y escribió también Farewell Spain, donde criticaba el golpe de estado que provocó la guerra civil. Esta obra le valió una prohibición para sus libros y para entrar en España. No he leído la novela de O’Brien pero creo recordar que mi mujer sí lo hizo y le gustó.

  5. Marbenes dice:

    Sí, Clio, me ha gustado; no sé si por la fascinación que siento por la figura de Ana de Mendoza y de la Cerda (mal llamada Princesa de Éboli pues al parecer siempre desdeñó ese título extranjero), o porque la novela me pareció entretenida y fácil de leer como dije en la reseña, o porque la autora puso quizá especial énfasis al ser descendiente de su estirpe, o por todo ello. Por intentar no aburrir al personal y porque os supongo a todos un amplísimo bagaje cultural no he añadido en el artículo nada sobre los hechos históricos que la rodearon y que están sucinta pero acertadamente reflejados en la novela, en la cual no sólo habla de su vida personal sino también de su activa participación en la política y la sociedad del momento. Además, tal como comentas, es cortita. La que dices que tiene sobre Eugenia de Montijo no la he leído pero, ya que afirmas que también es cortita, caerá porque es otro personaje que me encanta.

    Ahora me estoy leyendo, curiosamente, la de Kate O’Brien que comentas, Pepe, “Esa dama”, pero apenas he empezado y, excepto decir que me está gustando, no puedo dar mi opinión aún. Sin embargo, las críticas que he leído sobre ella dicen que se hace un poco densa en las descrpciones y tiene algún que otro error histórico. Ya os diré.

  6. Ariodante dice:

    Si que es curioso, Marbenes, que estés leyendo seguidas las dos. Yo leí hace años la de Kate O’Brian y me gustó mucho. Cuando la acabes, nos comparas una con otra y nos dices cuál crees que es mejor ¿no te parece?

  7. Anthos dice:

    Como complemento de la lectura del libro reseñado -y con gran acierto- sobre la princesa de Éboli que fue, además, duquesa de Pastrana, sugiero una visita a esta población manchega en la que todo habla de sus primeros duques, Ruy Gomes da Silva y Ana de Mendoza. Allí perdura el palacio ducal en el que permaneció encerrada la princesa durante once años (hasta su muerte en 1592) por orden de Felipe II. Su austera fachada renacentista queda enmarcada por dos torres en una de las cuales, la oriental, se abre un ventanal fuertemente enrejado, único resquicio por el que se le permitía a la de Éboli asomarse al mundo exterior durante una hora al día. Esta tradición ha dado nombre al espacio al que mira la fachada: la Plaza de la Hora.

  8. Marbenes dice:

    No, Ario, no han ido seguidas, entre medias he leído unas cuantas más (es que la reseña la envié hace ya un tiempo). Pero sí, en cuanto termine ésta haré la inevitable y “odiosa” comparación.

    Anthos, es verdad, qué preciosa villa medieval es Pastrana y qué bien la describes que me han entrado ganas de volver en cuanto pueda. De hecho, al mencionar la ventana enrejada me has recordado algunos pasajes de la novela (según Almudena de Arteaga pusieron la reja durante su encierro por miedo a que Antonio Pérez intentara entrar por ella).

  9. Anthos dice:

    La reja actual no es la original. Se colocó en el siglo XVII y más que una reja es una jaula de hierro forjado con balconada sobre tres férreas cartelas. La que mandó disponer Felipe II debió ser menos decorativa y más carcelaria cual correspondía a la finalidad con que se concibió.

  10. pepe dice:

    Si estamos hablando de una visita a Pastrana, yo me apunto. Espero que Anthos venga también y consiga así resarcirnos de su última defección (la de la cena griega).

  11. Anthos dice:

    La idea es muy buena, Pepe, pero las fechas muy malas. Algunos estamos preparando ya las maletas para las vacaciones. Pasado el verano podríamos seguir hablando del asunto.

  12. farsalia dice:

    Lo leí: para mi gusto, flojo, superficial y con poca chicha. Pero eso ya va a gustos…

  13. Leí la novela de Kate O’Brian y, en su día, me gustó. La de Almudena de Arteaga no la he leído. Algunas otras novelas de ella que he comenzado a leer no han conseguido atraparme, así que no me hago el ánimo. En cuanto a la princesa, coincido con los demás tertulianos en el interés y atractivo que encierra su figura. No he estado nunca en Pastrana, pero tomo nota de esa noticia sobre la pervivencia de su palacio, sin duda es un atractivo muy a considerar.
    Saludos coes.

  14. Clío dice:

    Y además en Pastrana, se come un cabrito delicioso, hace años estuve por allí y el cicerone del palacio era un señor encantador, la idea de hacer una excursión hislibreña por allí no desagrada, no. Pepe ya estas organizandola, aunque sea para despues del verano.

  15. pepe dice:

    De acuerdo, no se hable más: a la vuelta del verano nos vamos un día a Pastrana, a comer cabrito, a ver palacios y a lo que se tercie.

  16. juanrio dice:

    Cualquier excusa es buena para reunirnos, comer cabrito o bocadillos de salchichón. Tiembla Pastrana.

  17. Clío dice:

    http://www.pastrana.org/gestornoticias/lectura/noticia.asp
    Marbenes en esta página dan noticia de dos libros, uno sobre la Princesa de Éboli y otro sobre su marido, echále un vistazo

  18. Marbenes dice:

    Gracias Clío, tienen muy buena pinta los dos, el de Rocafort y el de Nacho Ares, a ver con cuál me hago antes.

    Lo de una visita hislibreña a Pastrana es una idea genial, sobre todo por lo del cabrito…, bueeeno y por la compañía también ;-)

    Farsalia, a veces me sucede, en muchas ocasiones de hecho, que me emociono con obras (libros, pelis, obras de teatro, cuadros, …) de ésas que los demás (la mayoría, mucha gente,…) apenas aprueban como aceptables. Cuando leí este artículo de Cortázar sentí por fin que no estaba sola, que alguien se sentía idiota de vez en cuando lo mismo que yo: http://www.literaberinto.com/CORTAZAR/haqueserealmenteidiota.htm

  19. Ariodante dice:

    Yo me apunto a lo de la visita a Pastrana…y a lo del cabrito también, ¡mmmmm, qué bueno! Pero a la vuelta de vacaciones, claro.
    Isabel Barceló, no te he visto por el foro pero he visitado tu blog y me ha parecido fenomenal, no tengo tiempo para leérmelo todo pero iré mirando poco a poco. ¿cómo se puede contactar contigo?

  20. Rodrigo el minino dice:

    (Y un hermoso gato, Isabel.)

  21. Ariodante dice:

    Aaah, ¡curiosón…! Tu quoque, …

  22. Rodrigo el curioso dice:

    Sigo tus pasos, Ario.

  23. Rodrigo el olvidadizo dice:

    Disculpa Marbenes, olvidaba decir que la reseña está muy bien.

    Te noto muy involucrada en el tema ‘mujeres ilustres’. Se trata de un área de sumo interés, indudablemente. Qué bueno que nos lo hagas presente en el blog.

    Saludos.

  24. Marbenes dice:

    No te preocupes Rodrigo, tampoco es que sea obligatorio opinar sobre la reseña para poder participar en el hilo, pero gracias de todos modos por tu amabilidad.

    Me tenéis loca, por cierto, Ariodante y tú con esos mensajes en clave…, qué será lo que os traéis entre manos?, claro, desde que escribís a dúo, pues ya se sabe, la complicidad que da el trabajo en equipo debe ser.

    Huy, pues entonces cuando veas mi próxima reseña…. Pero no, Rodri, no es que esté especialmente involucrada en ese tema, vamos no más que con cualquier otro, es que a veces escojo una fila de una estantería y voy cogiendo libros hasta que la termino, y como están colocados por temática (esto es un decir porque soy un desastre) puede dar esa sensación ;-)

  25. Rodrigo dice:

    Vale, Marbenes.

    Escaso misterio, de todos modos: no hay más que ingresar al blog de Isabel Barceló, quien puso arriba un comentario, para ver la foto de un lindo gatito. Y como me gustan los mininos…

  26. Celebro que te gusten los mininos, Rodrigo, animales muy estimados en Roma (ahora y antes).

  27. Ariodante dice:

    A mi lo que me encantan son esas fotos de esculturas romanas tan fantásticas que pones en tu blog, Isabel. He intentado copiarme alguna pero no he podido…en fin, ¡qué se le va a hacer!
    Marbe, no te inquietes, no hay clave que valga, sólo algún pequeño guiño…pero en plan de cachondeo, nada más; disculpa que hayamos aprovechado tu reseña, de la que, por cierto, aún no te he felicitado, pero lo hago ahora: has tenido la virtud de decir las palabras justas y, en un texto breve, resumir y explicar lo adecuado. ¡Que ya es difícil!

  28. Marbenes dice:

    Ya imaginaba Ario, bromeaba; no tienes que disculparte, estáis en vuestra casa jeje, si no hubiera variedad esto sería muy aburrido. Ah, y muchas gracias.

    Por cierto que la bitácora de Isabel es muy interesante. ¿El relato “Porque me quería” que obtuvo el premio es tuyo, Isabel (quiero decir que si eres esa Isabel Barceló)? Si es así enhorabuena.

  29. Marbenes dice:

    Se me olvidaba, Ario, para descargarte las fotos de la bitácora de Isabel (o de cualquier otro sitio) pones el cursor sobre la imagen, aprietas el botón derecho del ratón y le das a “Guardar imagen como…”, y ya está.

  30. Ariodante dice:

    Marbe: ya lo hice. Es una de las cprimeras cosas que aprendí, a copiar imágenes. Pero con éstas no he podido abrirlas. por eso preguntaba si tienen alguna protección…

  31. Marbenes dice:

    Ups, pues es que yo me las he bajado así, y por eso te lo decía. A lo peor es el antivirus de tu ordenador o algo así, ¿no?

  32. Ariodante dice:

    Es posible, Marbe, es posible. Acabo de instalarme uno nuevo y quizás sea muy potente. Probaré de nuevo a ver.

  33. Ariodante dice:

    Por esas cosas indescibrables de la informática, lo he intentado de nuevo y he podido abrir la imagen que me he copiado…en fin.

  34. Toronaga dice:

    Y a mi que Almudena de Arteaga no acaba de entrarme, debe de ser defecto mio….

  35. Ariodante dice:

    Toronaga, ¡bienvenido/a!

  36. Marbenes dice:

    Ya he terminado “Esa dama” de Kate O’Brien. Me ha parecido mejor que la de Almudena porque la encuentro más completa, pero en líneas generales ambas presentan a la princesa de forma similar en carácter y vivencias. Sin embargo, difieren en tres puntos que creo importantes. En primer lugar, si bien ambas novelas dan a entender que la reclusión de la princesa y de Antonio Pérez se debió principalmente a la cobardía de Felipe II a la hora de aceptar las consecuencias de su decisión respecto a ordenar el asesinato de Escobedo y por tanto su “traición” a dos amigos fieles, ésta de O’Brien añade como motivo el desamor, o amor egoísta, o simplemente unos celos furiosos e incontenibles de Felipe hacia Ana de Mendoza que influyen definitivamente en su decisión de encerrarles al enterarse de su pasión, una pasión a la que él renunció y que no puede ser de ningún otro. En segundo lugar, O’Brien tiene mucho más en cuenta a los personajes y hechos secundarios, los perfila mejor y se extiende más en ellos que Almudena. Y en tercer lugar, Almudena desbarata toda la simpatía que hubieras podido sentir por Antonio Pérez durante la lectura del libro al informarnos de su vil acitud final de “sálvese quien pueda” para con Ana, mientras Kate nos muestra una despedida de la pareja plena de amor maduro y entrega altruista en la que Antonio duda seriamente quedarse con ella y asumir la consecuencia de pena de muerte segura que ello traería para ambos, y si no sucumbe es gracias a Ana que le insta a escapar y luchar por su vida.

    Si sólo tenéis tiempo para leer una, mi consejo es que la de Kate cuenta más cosas, aunque los entendidos dicen que mete varias patadas a los hechos históricos admitidos que lógicamente yo, en mi incultura, no he detectado.

  37. laura dice:

    Tube una mala experiencia en pastrana, muchos años despues pude enlazar todo lo sucedido, muchas coincidencias en un mismo lugar, a mi no me queria

  38. Tony dice:

    Hola a todos!!!!!
    Interesante navegando por el ciber y recabando datos
    sobre la princesa de Eboli he descubierto estas charlas
    por favor aprendamos historia y datos curiosos ,si los teneis
    aportarlos por y para mi trabajo …..especialmente anécdotas
    hechos verídicos curiosos ;datos que enganchan a la
    gente y es buen punto de partida para introducirles en
    ese apasionante mundo que es la historia…..
    Gracias

  39. urogallo dice:

    ¿Que trabajo?

  40. Tony dice:

    Soy Guia correo : ya sabes grupos -rutas-viajes .
    Distintos nivel cultural lógico en grupos de 50 paz
    etc
    por eso con encabezamientos curiosos incluso divertidos
    puedo llegar a todos y lo k interesa engancharles al
    personaje o momento histórico .ejm
    ahora estoy por la provincia de Huelva
    imaginate,desde colon Eboli operación.
    Carne picada en punta umbría etc
    gracias y saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.