LA ODISEA DE LOS DIEZ MIL – Michael Curtis Ford

La odisea de los diez mil«Prefiero diez mil Clearcos en mis legiones». La famosa frase con que Augusto decía que prefería a soldados serios, disciplinados y capaces en su ejército, y no que fuesen valerosos y osados.

Michael Curtis Ford nos trae esta novela, que aunque es de buena base, fiel a la Historia y algo entretenida, ha sido escrita en plan burdo, fantasioso y repetitivo. Habrá que analizar por separado la obra, pues mientras la temática se trata de una de las mejores leyendas que nos ha traído la Historia Antigua, una historia clásica que todo admirador de la cultura helénica, que se precie de serlo, debe tener, la novela se queda muy por debajo de la raya de un buen libro.

En sí, la novela, es el clásico ejemplo de «desfase de la objetividad», en que un material que da lo primordial para una buena historia, termina siendo adulterado por el autor de manera aberrante, y el resultado es una historia que, lejos de ser fantasiosa, es caricaturesca, y en vez de ser interesante, se torna monótona y difícil de digerir. Es esta una historia sobre la cual debería haberse trabajado en el campo de la épica y el heroísmo, con tintes de clásico homérico o de una buena novela medievalesca, con sus relatos sobre hombres hechos de carne y hueso, pero que lograron gestas dignas de titanes. Y es que, la novela del señor Curtis Ford termina por envolver al lector en tintes románticos propios de una historia barroca. El estilo narrativo del autor trata de ser bueno, pero endulzar una historia cruel, trágica, agobiante y épica, como lo es la Anábasis de Jenofonte es un error básico e imperdonable. M. C. Ford ha dejado ir la oportunidad de convertir una historia genial, en una obra maravillosa. Anábasis y Helénicas son obras que no pueden faltar en la biblioteca de un lector que se diga «apasionado del mundo antiguo». No puedo decir lo mismo de esta novela.

Y en cuanto a la historia, he mencionado un par de veces lo que opino con respecto a ella: un relato épico que íntegro, ya es un excelente material. Una anábasis, se puede traducir literalmente como «expedición punitiva interior». En los inicios del siglo III a. de C., el espartano Clearco dirigió a un ejército griego de hoplitas mercenarios en una expedición invasora en tierras orientales, organizada por el príncipe de Persia y sátrapa de Lidia y Frigia, Ciro el Joven. El díscolo aqueménida pretendía arrebatar el trono de Persia a su hermano mayor, el rey Artajerjes II, quien se había hecho con él por medio de una conspiración. Ambos reunieron sus ejércitos y marcharon en contra, topando sus caras en la llanura árida de Cunaxa, en el año 401 a. de C.

Después de la batalla, en la que el ejército insurgente salió decapitado por la muerte de su comandante en jefe, los helenos comandados por Clearco recogen sus cosas y se preparan para regresar a casa, sin botín y sin victoria. Tan solo con una buena historia que contar. Pero en el viaje de regreso, los comandantes se entrevistan con el sátrapa Tisafernes, quien les tiende una emboscada y los asesina. Esta es la manera como Jenofonte, el autor de la famosa Anábasis, mejor conocida como La Expedición de los Diez Mil, llega al mando de la desorganizada retirada de los helenos hacia sus lejanas tierras.

Temistógenes de Siracusa, o simplemente «Teo», es el principal narrador de la novela. Desde niño se vio atado a la vida de su amo, Jenofonte, y se convirtió en su amigo, su compañero de armas, su escudero y su tutor. Unos años mayor que el ateniense, más corpulento pero menos diestro en las palabras y la dirección. Le acompaña a Oriente, cuando el ateniense decide embarcarse en la aventura después de que su carrera política se vio truncada en la Hélade. Juntos sufrirán las penurias del desierto, los reveses de la derrota en Cunaxa, las inclemencias del clima en las llanuras de Anatolia y el sufrimiento en la loca carrera de los griegos victoriosos, pero sin victoria, por alcanzar el Egeo y su precioso hogar.

Aunque el relato titulado Anábasis, lleva por autor el nombre de Temistógenes de Siracusa, los historiadores aceptan, en lo general, que este fue un pseudónimo de Jenofonte, mas se desconoce la razón de porqué lo utilizó. Jenofonte, en su juventud, sirvió como jinete y oficial en las fuerzas del gobierno oligarca conocido como «los Treinta Tiranos». Al ser derrocado por los insurgentes demócratas en Eleusis, Alcibíades fue ostratizado, aunque se le conmutó la pena por influencia de su padre, que era aristócrata, bajo la promesa de no participar activamente en ningún movimiento político durante el régimen demócrata. Después de dirigir la retirada de los Diez Mil, Jenofonte regresó a Esparta, donde laboró como asesor del rey Agesilao II. En los antecedentes de la batalla de Coronea, se alineó en el frente espartano, lo que le costó su segundo destierro de Atenas. Los espartanos le distinguieron con la proxenía y fincas en Escilunte, en territorio eleo. Después de la batalla de Leuctra, los eleos recuperaron los territorios perdidos, por lo que Jenofonte tuvo que trasladarse a Corinto. El exilio le fue levantado, pero el escritor jamás regresó a Atenas. Murió en Corinto rodeado de médicos espartanos.

[tags]Odisea diez mil, Michael Curtis Ford[/tags]

Compra el libro

 

     

34 comentarios en “LA ODISEA DE LOS DIEZ MIL – Michael Curtis Ford

  1. Julio dice:

    Antes que nada felicidades paisano por tu excelente reseña, muy bien estructurada, con mucha información complementaria y magníficas fuentes literarias para la comparación con los clásicos.

    Ahora bien, respecto de la obra de M. C. Ford no estoy de acuerdo en catalogarla como un mal libro, si bien no es indispensable tenerla en el estante de un historiador moderna, tampoco creo que sea una novela para tirar a la basura. Es más creo que puede ser un muy buen inicio para letores jovenes que quieran adentrarse en los temas de la grecia clásica.

    Yo la leí en menos de una semana y recuerdo que no me dejó un mal sabor de boca, el libro está bien escrito a mi parecer y bien pudiera ser recomendable para cierta audiencia. Está muy lejos de ser una de las mejores que haya leído sobre la época pero tampoco es la peor (creeme que hay muchas otras infumables).

    En términos del ranking de Messala, yo le pondría un 3.

    Saludos,

    Julio

  2. Giliath Luin dice:

    …bueno, tampoco he dicho qe sea “para tirar a la basura”. Prueba de eso es qe aun la conservo. XD

    …lo malo con la novela, es qe las aventuras de “Teo” y su linda princesa asiatica vestida de rodio, se hace pesada. El personaje de Teo habria sido bueno, si lo hubieran retratado como lo qe era: un bruto. Pero en vez de eso, lo hacen payaso de Jenofonte.

    …lo mejor de la novela, sin duda alguna Clearco. Jenofonte se salva por una nariz. Y el paso a traves de las montañas y el final. El final es buenisimo. Me gusta como describe a los helenos harapientos, muertos de hambre y agonizantes, pero con expresion de triunfo en el rostro, y todos los aldeanos del pueblo costero (orita no recuerdo el nombre) los ven extrañados.

  3. Urogallo dice:

    adulterado por el autor de manera aberrante, y el resultado es una historia que, lejos de ser fantasiosa, es caricaturesca, y en vez de ser interesante, se torna monótona y difícil de digerir

    Exactamente lo que yo pensé cuando la leí, imposible resumir mejor esta novela. Perfecta y adecuada reseña.

  4. cavilius dice:

    Buena reseña, Giliath Luin. Yo lo leí hace ya unos años y me pareció aburridísimo, lo cual no deja de ser un mérito, teniendo en cuenta que la historia que cuenta es ni más ni menos que la misma que la Anábasis de Jenofonte. Y digo “la misma” porque, al menos por la impresión que me dejó a mí, es poco más que una transcripción al “estilo moderno” de la obra de Jenofonte.

    Saludos

  5. Jenofonte dice:

    Bueno, creo que para eso son las reseñas, para que, quienes no hemos leído un libro determinado sepamos a que atenernos. No necesariamente tiene que ser un panegírico. En este caso, encuentro bastante completa la reseña, y me queda claro el porqué no intentaré leerlo.
    A veces es bueno que un buen escritor escriba una versión novelada de un libro que, en el original, resulte pesado de leer, pero ¿la Anábasis?, creo que el libro está muy bien escrito, y su estilo es ágil y ameno, no necesita de adornos ni de ficticios personajes adicionales.ç
    Me extrañó lo de “helenos harapientos, muertos de hambre y agonizantes”, por el contrario, si bien las tropas llegaron con los víveres muy justos, pudieron poner en formación 80 compañías de 100 hoplitas cada una, más peltastas y arqueros, e infundieron a sus enemigos el mismo terror de siempre. Más aún, inmediatamente después de llegar al mar organizaron una competencia atlética (griegos que eran), nada más lejos que el estar agonizantes, entonces (aunque fuese en sentido figurado).
    Saludos, Giliath Luin.

  6. Paco T dice:

    Saludos a todos. Agradezco la reseña a Giliathluin, pues en más de una ocasión he pensado en comprar este libro, y finalmente he desistido, no sin un pequeño resquemor por si estaba despreciando una buena novela histórica. Las líneas de Giliath vienen a despejar finalmente mis dudas.

    Sólo me gustaría apuntar una cosa: Giliath dice “Una anábasis, se puede traducir literalmente como «expedición punitiva interior»”. Supongo que lo dices ciñéndote exclusivamente a este caso, porque realmente el título con el que se conoce la obra es el de una parte (Anábasis) por el todo, que es “Anábasis Kirou”, o “ascensión de Ciro”. Sin embargo, desconocía el dato de la supuesta autoría de Temistógenes de Siracusa. Siempre lo había visto atribuido a Jenofonte. Creía que las dudas estaban en algunas obras llamadas “menores” del Pseudo-Jenofonte, como “La República de los lacedemonios”, “La educación de Ciro”, etc. Así que gracias también por este detalle que desconocía, Giliath.

    Por último, cuando dices: “El estilo narrativo del autor trata de ser bueno, pero endulzar una historia cruel, trágica, agobiante y épica, como lo es la Anábasis de Jenofonte es un error básico e imperdonable.” no puedo estar más de acuerdo contigo: una historia como la Anábasis debe reflejarse con todas las consecuencias, sin edulcorar nada. Lo malo es que, al no haberla leído, no puedo opinar sobre el estilo con conocimiento de causa.

    Un cordial saludo

  7. Giliath Luin dice:

    Jonofonte y Paco T: No es mi intencion qe dejen de comprar libros por criticarlos mal. Al contrario. Deberian comprar la novela y juzgar bajo su prespectiva. Yo, en lo personal, por mas mala referencia qe tenga de alguna obra, jamas dejo de adqirirla. Y miren qe he leido cosas feas qe se veian venir. Alguien ha leido “Nadie es soldado al nacer”? De Konstantin Simonov.

    Jenofonte: Lo del final de la novela, yo se qe no es cierto. Se veian llegar a las costas del Bosforo, griegos qe tenian cualqier expresion, menos muertos de hambre ni agonizantes. Pero el final es emotivo y me gusto.

    Paco T: “Anabasis” era una frase algo general en la Helade del 400 aC. De hecho, la de Jenofonte no es la unica obra titulada “Anabasis”. Le han dado muchos significados: expedicion, viaje, ida, regreso, etc. Por cierto, yo no sabia qe “Anabasis Kirou” significaba “Ascension de Ciro”. Y Temistogenes de Siracusa solo aparece como el autor de Anabasis y Ciropaedia.

    Saludos!

  8. Jenofonte dice:

    Giliath Luin, me gustó tu frase “Yo, en lo personal, por mas mala referencia qe tenga de alguna obra, jamas dejo de adqirirla” es una frase muy entusiasta. Yo, por mi parte, compraría de todo, pero dados los escasos recursos asignados al item “libros”, los tengo que seleccionar bien. Ahora, si los encuentro en una Biblioteca, es fácil, si me gustan los leo, si no, los devuelvo antes del plazo.
    Por supuesto que en la vida me ha tocado leer de todo, y he decubierto tanbién que, además, el que un libro guste o no depende mucho del estado de ánimo, de la actitud con el que uno toma el libro y otros diversos factores, ¿no crees?.
    ¿Entiendo que la novela termina cuando llegan al mar?, porque en la Anábasis, después de llegar al mar, todavía queda medio libro de luchas, algunas difíciles de entender y más aún, después que Jenofonte deja el mando (dando fin al libro), el ejército toma otro contrato al mando de Tribón y continúa luchando.
    Saludos.

  9. ignacio el argentino dice:

    Felicitaciones por la reseña Giliath Luin, el libro de Curtis Ford me entretuvo , aunque previamente había leído a jenofonte. Entiendo que cuando dijiste siglo III, quisiste deccir V.
    Un saludo

  10. Paco T dice:

    Será s. IV, ¿no, Ignacio? Qué follón nos estamos armando…

  11. ignacio el argentino dice:

    “Ambos reunieron sus ejércitos y marcharon en contra, topando sus caras en la llanura árida de Cunaxa, en el año 401 a. de C.” El año 401 pertenece al siglo V Paco T.
    saludos

  12. Jenofonte dice:

    La Batalla de Cunaxa está fechada el año 401 a.C., o sea, en siglo V a.C.
    Saludos.

  13. Urogallo Fuller dice:

    V, pero por poco.

  14. ignacio el argentino dice:

    Pero V al fín.
    saludos

  15. Giliath Luin dice:

    …puf! Perdon por el error amigos. Es qe me enredo un poco contando los siglos de antes de Cristo. Lo mio no son las fechas. Pero si, es el V a.C.

    Saludos!

  16. Paco T dice:

    Entendí que la fecha hacía referencia a todo el desarrollo de la expedición, que si bien empieza a fines del siglo V, termina cuando ya ha comenzado el siglo IV. De ahí el apunte. Evidentemente, el 401 aC pertenece al s. V, no hay discusión.
    Saludos

  17. Urogallo dice:

    Y hablando más del autor: ¿Alguién se ha leido otros libros suyos?.

  18. Poveda dice:

    Yo empecé el de “Dioses y Legiones” sobre Juliano el Apóstata pero era un bodrio de cuidado…

  19. Germánico dice:

    Yo me lo leí hace unos meses. Bah, entretenidillo…

  20. horacio dice:

    creo que hace falta que publiquen la fabula de teo y odisea, ya que es mega super importante, ojala pudieran publicarlo ahorita mismo, jueves 13 de septiembre de 2007. por favor me urge o diganme como lo encuentro
    por favor ayudenme si.

  21. Ascanio dice:

    ¿Mega super importante? O sea, o sea, ¿me lo juras por Snoopy?

  22. Cesar dice:

    Este libro lo lei en el 2005, pero recuerdo que fue muy agradable para enterarme del Annabasis.
    Altamente recomendable.

  23. Vorimir dice:

    A mi me pareció muy muy flojo, perdido en la empalagosa, típica y que no aporta nada historia de amor y totálmente falto de épica.

    Podría haber sido mucho mejor.

  24. Marconeti dice:

    Buenas, en opinión y respetando la de los demás, a mi si me gustó. Lo leí hace unos años y me gustó, si me resultó un poco pesado en algunos momentos, pero me parece que si es una obra recomendable. No entro en que sea buena o mala, tal vez me gustó porque la historia es buena, no por méritos del autor, pero yo si la recomendaría, y si no queréis comprarla, (ojalá pudiéramos comprar todos los libros que se recomiendan), cuando menos intentar pillarlo en una biblioteca que yo creo que merece la pena. Me gusta la página y las reseñas que hacéis, aunque yo no ahondo tanto en las novelas.

  25. Lauso dice:

    Si es igual que DIOSES Y LEGIONES me imagino que no tiene nada de bueno

  26. Urogallo dice:

    No se parecen demasiado. Dioses y Legiones es más biográfico que otra cosa, y el tono de La odisea distinto…Pero niguno de los dos es demasiado bueno.

  27. Willie dice:

    Hola! Estoy buscando un libro sobre la Anábasis y tal vez me puedas ayudar. Si este libro de Michael Curtis no es muy bueno, hay algun otro que puedas recomendar sobre la misma materia? Me da igual en castellano o ingles (de hecho prefiero este ultimo).
    Muchas gracias!

  28. Vorimir dice:

    Si ya has pasado por Jenofonte…. y lo que buscas es novela aparte de “La Odisea de los 10mil” sólo conozo “El Ejército perdido” de V. Manfredi.

    Puedes echarle un ojo aquí:
    https://www.hislibris.com/el-ejercito-perdido-valerio-massimo-manfredi/

  29. Germánico dice:

    Yo acabo de comprar uno, ensayo, que se basa en la Anábasis. No lo he leído, pero parece muy interesante. No lo tengo a mano, y no recuerdo ni título ni autor. Te lo miraré en casa, pero a lo mejor después no encuentro este hilo.

    Akawi, Uro, vosotros que lo habéis visto, ¿recordáis el título?

  30. cavilius dice:

    ¿Es uno relativamente reciente? Creo que sé de cuál hablas, pero tampoco recuerdo título ni autor. En el foro sé que alguien comentó algo en alguna ocasión.

  31. Germánico dice:

    Relativamente, sí. Unos seis meses, más o menos.

  32. Willie dice:

    Hola! Gracias por la recomendación de las dos novelas. Creo que empezare por Jenofonte.

  33. mariana Lira Delgado dice:

    Yo creo que cada quien es libre de leer lo que quiera y los escritores pueden igualmente escribir lo que consideren sea bueno para ellos. La odisea de los diez mil no me pareció un libro de botar a la basura, creo que es bastante ligero, fácilmente digerible para las personas que quieran iniciarse en la grecia épica. Como libro para los principiantes es bastante bueno.

  34. Salvador Héctor Tortosa dice:

    Hola; alguien tiene alguna idea de la envergadura de “la historia de Grecia” de Cutis Ford. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.