LA MÁQUINA DE AJEDREZ – Robert Löhr

La máquina de ajedrezSiempre es bueno hacer un hueco, un paréntesis, a las novelas de batallas, de grandes ejercitos, de reyes y conquistadores y como no, a las novelas de enigmas, misterios y grandes conspiraciones de la humanidad. Más que bueno, creo que es necesario de vez en cuando leer libros con otro toque, como esta novela.

Excelente novela ambientada en las cortes europeas del siglo XVIII, principalmente la de Viena. Todo un ingenio es presentado a la nobleza de la época, una máquina con forma de humanoide capaz de jugar al ajedrez, capaz de pensar y sobre todo, capaz de ganar. Pronto surge la duda; ¿es un ingenio sin precedentes o es una estafa?. Su inventor, el ingeniero de la corte Von Kempelen defiende a toda costa su máquina, con forma de turco, con forma humana. Por toda la corte es presentada, aquí y allá, aceptando los desafíos de todos los notables de las distitas cortes que intentan a toda costa ganar a la máquina y al mismo tiempo, intentan descubrir el infernal secreto que hace que un montón de alambres y mecanismos de relojería sean capaces de pensar mejor que un humano. Es algo maravilloso y diabólico a la vez.

Los celos en las distintas cortes se vuelven fieros. Pronto el invento se convierte en el objetivo de todos y su creador necesita multiplicarse para parar todos los golpes que recibe, aunque incansable, sigue exibiendo su obra por toda Europa sin miedo a que de alguna forma su secreto sea desvelado. Entran en escena varios implicados, hay una muerte inesperada de por medio, la iglesia se mete tambien en el ajo; nada menos que un turco, un hereje es el que gana a todos los siervos de Dios. La novela tiene tensión y trama, desde el comienzo el lector es complice con el inventor del secreto de su máquina. Eso hace que la tensión sea contínua, tiene un hilo argumental bien construido y se deja llevar facilmente. Es notable la recreación que hace el autor de la forma de vida cortesana, de los entresijos de palacio para ganarse los favores reales o para crear descrédito en los contendientes, la vida en la corte depende de una mirada, de una aprovación.

El autor del libro ha sido muy hábil al coger algunos datos reales e históricos, como que Kempelen existió de verdad y que la máquina de ajedrez también exisitió en la realidad para montar toda una historia que bien podría pasar por real.

Un buen libro para el verano, saludos.

[tags]máquina ajedrez, Robert Löhr[/tags]

Compra el libro

     

48 comentarios en “LA MÁQUINA DE AJEDREZ – Robert Löhr

  1. Vindex dice:

    Von Kempelen existió así como la máquina, que fue conocida tanto como el Autómata como por el Turco (por las vestimentas con que era presentado)y en cuyo interior se escondieron algunos de los mejores jugadores de ajedrez de la época, y me refiero a jugadores de verdad .
    El principal mérito de Kempelen era el diseño de la máquina, pues era imposible imaginar que en su interior pudiera esconderse ningún ser humano.
    El Autómata fue muy popular en su época y ofreció exhibiciones de las que casi invariablemente salía victorioso durante algún tiempo. Su víctima más famosa fue Napoleón que era aficionado al ajedrez.
    Su final fue en un incendio y son innumerables las anécdotas que se cuentan de él.
    Coincido contigo en que hilo argumental está bien construido, pero resulta inverosimil desde mi punto de vista la figura del jugador que introduce dentro de la máquina , cayendo en los manidos tópicos sobre los jugadores de ajedrez. Además, es absolutamente impensable que un jugador adquiera tal fuerza como ajedrecista del modo que se describe en la novela, lo que me hace pensar que el autor no conoce bien el juego del ajedrez.
    De cualquier forma,estoy de acuerdo en que se trata de una buena novela y de lectura recomendable, pero si se quiere leer una novela en que tenga el ajedrez como tema de fondo, la obra maestra es “El jugador de ajedrez” de Stefan Zwaig, que recomiendo encarecidamente.
    Gracias por tu reseña.

  2. Aldo dice:

    Soy muy honesto. No he leído el libro, pero, desde que lo vi en las estanterías de las librerías de mi país, está en mi lista de espera. Lo he tenido varias veces en mis manos y he repasado una y otra vez la reseña de la contratapa. Y sólo con esa información creo que debe ser un libro muy bueno. Entretenido, ingenioso y, lo más importante -segun yo-, motivador de la imaginación. Ahora, que al leer esta reseña, veo que mi idea sobre esta obra no era muy disparatada. Pero, ¿cómo opinar sobre un libro sin leer? La verdad es que hace unos treinta años atrás, cuando era apenas un niño, era un lector asiduo de una de las revistas infanto/juveniles más conocidas, prestigiosas y reconocidas de la literatura chilena: Mampato. No sé si habrá llegado a España, o si alguno de vosotros la conoce, pero sí sé que tuvo una excelente recepción en casi toda latinoamérica. Y en las hojas de esa revista conocí, hace tres décadas, la historia del ajedrecista turco. Fue fascinante. Fue el despertar de una parte importante de mis sueños. No recuerdo exactamente cuántas veces leí la historieta, pero en todas y cada una de ellas, me parecía mejor que la anterior. Es una de esas narraciones que mezclan la simpleza de la fantasía con la intuicón de que se la puede hacer realidad. En aquellos años me pareció simplemente fascinante. Atrapó muchos de mis sueños y me hizo pasar cientos de horas maravillosas con el simple hecho de imaginar al personaje, tanto en su versión mecánica como humana, venciendo a cuanto rival se le opusiera.
    Si este libro consigue atrapar la mitad de aquella magia, ya es suficiente para catalogarlo como muy bueno. Si alguno de vosotros tiene hijos, sobrinos u otros niños cercanos, a los que deseen motivar en el arte de la lectura, este libro puede ser una muy buena alternativa. Gracias por la reseña. Me gustó mucho.

    Aldo

    PD.: Se me olvidaba, en lo personal, después de leer esta historia, aprendí a jugar ajedrez.

  3. andrómaca dice:

    Yo aún no lo he leído, lo tengo en casa por ahí, aunque espero poder leermelo pronto.

  4. jerufa dice:

    ¡Que entretenida reseña, Sargon!
    Una cuestión, ¿puestos a elegir entre la máquina y el jugador de ajedrez, cuál me recomendais?.
    Solicito amenidad y entretenimiento.
    Es que acabo de terminar Historia de Roma de Indro Montanelli y tengo la cabeza como un bombo.
    Adió, adió.

  5. Jerufa dice:

    …amenidad, entretenimiento y…aprendizaje, siempre aprendizaje.
    Adió, adió.

  6. Sargon dice:

    Hola Jerufa,

    El jugador de ajedrez yo no lo he leido por lo que no te puedo decir nada, pero éste de la máquina de ajedrez la verdad te podría venir muy bien para desentumecer las neuronas después de una historia de Roma.

    Saludos.

  7. Vindex dice:

    Los románticos tiempos en que el hombre superaba a la máquina en ajedrez ya quedaron atrás, amigo Jerufa.

  8. Vindex dice:

    Ay , Jerufa….te interpreté mal….Entendí que quien jugaba mejor..si las máquinas ó los hombres, cuando tú te referías que cual libro era preferible, si ” La Máquina de ajedrez” ó el “El jugador de ajedrez”……..
    Te recomiendo “Drácula”

  9. Jerufa dice:

    Lo empezaré esta tarde, y no es coña.
    Gracias por la recomendación.
    Adió, adió.

  10. Jerufa dice:

    Drácula, se entiende.

  11. Vindex dice:

    Era una recomendación, no una orden.
    En cuanto a tu pregunta, te diré que en mi opinión, mientras “La Máquina de ajedrez” es una buena novela, “El Jugador de ajedrez” es una obra maestra. (además muy cortita, porque ya sé que a tí el tamaño si te importa)

  12. Jerufa dice:

    Pues no resulta fácil de encontrar.

  13. Jerufa dice:

    Una cosita, a Sargón y a Vindex.
    Yo, hace algunos años, leí “El ocho” (no recuerdo ahora el autor) que versaba sobre unos misterios en torno a una partida de ajedrez. Me gustó la primera parte pero, al final, como en casi todos los casos, la trama no se sostiene y acaba desinflándose.
    Estos libros que comentais van en otra linea supongo, ¿no?

  14. Sargon dice:

    Hola Jerufa,

    Efectivamente “El ocho” trata sobre un misterio en torno a un ajedrez que perteneció a Calomagno, si saliera hoy a la venta lo catalogaríamos dentro del espectro de títulos bajo la sombra del código, ya que tiene elementos de masonería, crímenes, enigma histórico, etc…, aunque al ser un libro bastante antiguo afortunadamente no tiene nada que ver con estos sucedaneos que han ido saliendo estos años. Bueno, una vez dicho esto, yo no le veo mucha relación con nuestro autómata turco capaz de ganar a nobles y distinguidos caballeros de la corte. Creo que es otra historia, no hay en sí un enigma oculto ni nada parecido ya que en todo momento el lector es participe del engaño, y la tensión de la trama, es esa misma, el estar permanentemente en la cuerda floja y ver como Kempelen se la juega una y otra vez. Al margen la ambientación de las cortes de la época, la linea argumental, el desarrollo , etc…Son temas distintos.

    Saludos.

  15. Vindex dice:

    En “El jugador de ajedrez” no hay ningún tipo de código ( afortunadamente, dicho sea de paso).
    En un viaje en barco de Nueva York a Buenos Aires uno de los pasajeros es el campeón del mundo de ajedrez , pero allí se le presenta un enigmático contricante: el Sr. B, un noble vienés que huye de loz nazis.
    Y ya no digo más.

  16. sonoio dice:

    1. e4, f6
    2. d4, g5
    3. Dh5++

  17. Ascanio dice:

    Y ahora, para variar un poco, ¿alguien ha visto la magnífica película En busca de Bobby Fisher? Con Laurence Fishburne, Ben Kingsley y Joe Mantegna.

  18. Vindex dice:

    Es interesante, pero el título es engañoso, pues no tiene nada que ver con el genial loco americano, ahora ciudadano islandés.

  19. Ascanio dice:

    Sí, tienes razón Vindex. Pero la película me gustó muchísimo, sobre todo porque es de esas cosas que te encuentras de repente en la TV y que te sorprenden porque son buenas. Después de tanto Gran Hermano, y tanto bodrio, son de agradecer. Lo malo es que hace muchos años que la pusieron, y desde entonces, nada de nada. Supongo que, como casi todas las películas que merecen la pena, los derechos los habrán adquirido los canales temáticos, y a fastidiarse tocan, a no ser que las compres en DVD.

  20. Arauxo dice:

    ¿Aquí también regalan DVDs?

  21. sonoio dice:

    Pues si, realmente buena, pero para captar la esencia de la película es necesario saber lo que es realmente el ajedrez, y no me refiero a saber mover las piezas; sino a sentir, experimentar, vivir…, lo que es realmente el ajedrez y todo lo que lo rodea.

  22. jerufa dice:

    Vindex, aqui hay tema.

  23. Hola:
    Si de novelas donde el ajedrez está presente, soy un experto. En el sitio web http://www.ajedrezchileno.cl (columna de Chessman) hay 5 artículos mios en donde comento libros con el ajedrez como trama de fondo.

    Soy autor de la novela ajedrecistica “jaque a la Razón” (buscar en http://desdemitorre.zoomblog.com) y pronto publicaré otra donde la trama es de ajedrez y misterio policial.

    La máquina de ajedrez, lo compré como regalo navideño, obvio aún no lo leo pero una vez que lo haga lo comentaré y daré mi opinión de experto.

    Algunos título para recomendar. (ajedrez tema de fondo)

    La Defensa: Vladimir Nabokov
    La tabla de Flandez: Arturo Pérez Reverte
    La variante Lúneburg: Paolo Mauresig
    Ajedrez: Rubén Gallego
    Jaque a la Razón: Germán Bielefeldt
    La Partida: Jorge Calvo
    etc, más las cásicas Zeiwg y Neville
    Hay otras, pero calma.

  24. Epaminondas dice:

    ¿es de coña?

  25. Vindex dice:

    Hola, Germán:
    He mirado tu blog pero no encuentro tu libro.
    Saludos

  26. Hola:

    Lo que sucede es que es un posteo un poco antiguo. Entra en los artículos de agosto. Ahí está la reseña y los comentarios e impresiones de los lectores.
    Gracias por considerar mi post.

    Efectivamente la peli de Fischer (A. Waitzkin en realidad) nada que ver con nuestro ídolo.

    La novela de Zweig es concisa, el maestro de la novela corta, pero sabes, me parece inverosimil la historia.

    Si gustas escribe a mi correo particular germanico39@hotmail.com

    Germán

  27. Vindex dice:

    Pues tengo entendido que Alekhine pasó por una situación similar a la del señor B.
    Y hay una mención a una partida Capablanca-Alekhine , cuando por primera vez interviene el Sr.B.
    Obviamente, la situación que recrea es inverosimil, pero si te detienes a pensarlo es una exageración de determinado tipo de jugador que está obsesionado con el juego y para el que no existe nada más que el mundo del tablero, aunque claro llevado a una situación extrema.
    Si quieres, podemos abrir un hilo en el foro y allí seguimos charlando.
    Saludos

  28. Muy cierto, es la novela de Nabokov, ocurre algo parecido, un tipo que solo vive para el ajedrez y termina enloqueciendo. En todo caso, tendría que reller a Zweig antes de entrar al foro que tu dices. Lo interesante es que hay bastantes tipos que ntienen la misma pasión mía.
    Saludos de Chile

  29. Arauxo dice:

    Saludos, Germán Bielefeldt.

    Encantado de saludar en estas páginas a un amante del ajedrez. A mí también me gusta mucho, pero no paso de ser un mero aficionado.

    He buscado en tu página, pero no logro dar con los artículos, entre otras cosas, por mi torpeza natural en estos menesteres. ¿Podrías especificar el enlace concreto?

    Un saludo con gambito de blancas.

  30. Vindex dice:

    Germán:
    Cuando me refiero abrir un hilo en el foro, es un hilo informal en el foro de esta web. Lo abriré yo en off-topic y allí seguimos la conversación.
    Arauxo, pásate por ese hilo y hasta poedemos montar una conspiración.
    Saludos

  31. Jerufa dice:

    Yo hago de caballo loco. Os pienso espiar, que lo sepais.

  32. Vindex dice:

    Innecesaria aclaración, Jerufov!

  33. Arauxo dice:

    Bueeeeeeeeeeeno.

  34. Hola foristas:

    Tengo mis años ya a cuestas y hay cosas que me quedan grandes.

    Para los que quieran ver el asunto de mi novela entren a http://desdemitorre.zoomblog.com y luego pinchen los artículos del mes de agosto, buscan hacia abajo y daran con: Jaque a la Razón, la novela.
    Allí hay reseñas del libro y foto de la portada y lo que dice la contratapa.
    Respecto del foro, abran no más desede sudaca daremos nuestra opinión.
    Saludos amigos

  35. Germánico dice:

    Je, je. Germán, el término “sudaca” en España es despectivo a tope.

    Saludos.

  36. Ja, lo sé y es horrible ni correcto que lo empleen, acá al extranjero se les trata bien, excepto peruanos y bolivianos (jaja)

    Sabes, me cargan los conflictos raciales, todas las personas merecen respeto vengan de donde vengan

    Saludos

  37. Comenzé a leer la novela y si bien es cierto, manejo bastante información del tema. encuentro horrosos que el autor revele el misterio en los primeros cápitulos. Espero que el asunto cambie y la verdera trama no diga relación con la máquina misma, sino estaremos en presencia de un relato histórico y no novela. A mi juicio, lo que leo corresponde a un “realismo sucio” No quiero emitir más juicios. Cuando terminé la obra, haré un análisis completo de la misma.
    Felices fiestas a los foristas.

  38. Germán dice:

    LA MÁQUINA DE AJEDREZ
    Robert Löhr: Editorial Grijalbo, 2007, 414 páginas

    “En el siglo XVIII la nobleza del imperio austriaco queda deslumbrada por una máquina capaz de pensar y jugar al ajedrez. ¿Invento genial o estafa?

    En el palacio de Schönbrunn tiene lugar la presentación de un insólito invento: un autómata que juega al ajedrez. El sorprendente artefacto, que tiene la apariencia externa de un gran turco de penetrantes ojos azules, guarda en sus entrañas un misterio que guía sus manos y su mente. Un secreto que sólo conocen su creador, el ingeniero y consejero de la corte Kempelen, y su ayudante carpintero; un secreto confinado en el desván del ingeniero, del que sólo es sacado con ocasión de las concurridas partidas de ajedrez y que ha empezado a suscitar envidias y recelo. Pero el sueño del éxito que acaricia Kempelen no tarda en transformarse en pesadilla cuando, en presencia del “turco autómata”, una hermosa aristócrata halla la muerte en misteriosas circunstancias. La máquina pensante se convierte entonces en objeto de espionaje, de persecución eclesiástica y de intrigas de la nobleza.

    Robert Löhr nos ofrece una exquisita recreación de una sociedad crédula y ávida de nuevos inventos a través de una vivida y colorida ambientación de época. Ello le ha valido a su autor la consideración de “el nuevo Patrick Süskinds.”

    La contraportada del libro invita a leer una tremenda obra. El lector poco experto y que no conoce el tema del ajedrez, probablemente no captará la literatura en si. Pero vamos por parte.
    Este libro se presenta como una novela histórica, pero en realidad, la novela histórica no existe. Todo lector de novelas sabe de antemano que está en presencia de una “mentira que parece verdad” (Vargas Llosa) Lo que aquí se presenta, es un “realismo sucio”, es decir, se toma un contexto histórico y escenarios reales, en tiempo y espacio, y el autor le pone de su cosecha, la trama de ficción. De hecho, en la última página, el autor así lo explica, en algo que tampoco es necesario hacerlo, por las razones antes dichas.
    Entrando al análisis del libro, de partida, la contraportada resulta chocante, se habla de un misterio, misterio que se revela apenas iniciado el libro y de ahí para adelante, en realidad la trama va por un lado externo al misterio del funcionamiento del autómata. A diferencia de la mayoría de las novelas, poco va quedando a la imaginación del lector, es decir, a la trama se le “quita el brillo” y eso hace que el lector, no tenga apuro por saber que pasará. En mi caso, tomarme 10 días para acabar un libro donde el ajedrez es tema central de la trama, es demasiado tiempo.
    La obra también tiene sus meritos, está bien ambientada, te lleva a la época de fines de los años 1.700. Hay bastante ingenio para la trama, con un juego de traiciones pero tal vez un tanto previsibles. El texto adolece de ciertas fallas de redacción y ortográficas (inevitable en todo libro además) y hay ciertos tramos francamente latosos. El autor está bien documentado en todo caso.
    Desde el punto de vista del ajedrez, nos encontramos con una partida extremadamente fantástica “cada dos o tres jugadas, un par de piezas de cada bando eran exterminadas del tablero”, .y la partida duró más de 40 jugadas (alguien puede explicar eso si son 16 las piezas por bando)
    Se nota que el escritor le gusta el ajedrez, pero no debe ser un jugador muy fanático, pudo haberse lucido más en ese campo. Si el misterio no se revelará hasta el final, la obra sería redonda, pero me figuro que su trama tendría que haber sido bastante distinta. Con todo el respeto que merece un colega escritor, está lejos de ser el nuevo Patrick Süskinds (“El perfume” y Nóbel de literatura)
    En resumen, para todo aficionado que guste de las novelas de ajedrez, obviamente, ésta debe tenerla en su librero. En Chile se ubica en cualquiera de las librerías importantes, tanto de Santiago como en provincia (de hecho la compré en mi querido Osorno y también la vi. en Puerto Montt)
    Nota de 1 a 7, un cinco.

    OSORNO, enero 5 de 2008.-

  39. Vindex dice:

    Hola, Daniel
    Coincidimos enquedesde el punto devista de un jugador, la historia es realmente inverosimil.tal como señalé en miprimer comentario.
    Tiene de histórica que el Autómata y Von Kepelen existieron, pero ya está.
    Quien quiera conocer la historia verdadera,deberá acudir a otras fuentes. Por ejemplo, el Manual de Ajedrez de Paluzie y Lucena dedica un capítulo a este caso.
    Eso no quita que sea una lectura entretenida.
    Saludos

  40. Vindex dice:

    Perdona, puse Daniel por Germán

  41. Fran dice:

    Bueno, navegando un poco por la web he parado en esta página y sólo quería decir que el libro me gustó. Es verdad que de real a lo mejor no es el más adecuado, pero tomándolo como cualquier novela histórica de entretenimiento me parece muy buena, más aún cuando dejas de lado un poco batallas y guerras como escenario.

    Saludos¡¡

  42. Aldo dice:

    Saludos a todos

    Luego de estar varios mese sin visitar esta página web, debido a circunstancias especiales que me quitaron mucho, mucho tiempo, y que aún me lo robarán durante un año más, me he regalado la oportunidad de comentar este libro, el que terminé de leer hace 5 días.

    La verdad es que, hace un poco más de un año, tenía, reconociendo que no había leído el libro, una gran expectativa sobre el mismo. Sin embargo, al ir leyendo sus últimas páginas, sentí que éstas no se veían satisfechas. El grato recuerdo de aquel breve cuento que leí hace 30 años se agigantó frente al trabajo de Löhr. Aquella fue una lectura cautivante y motivadora, y la de este año fue descriptiva sobre la sociedad de la Viena de la medianía de los 1700. Esperaba que la magia se mantuviera, aún cuando cambiaran los trucos, pero no fue así. La pronta revelación del secreto, las extensas descripciones de los aspectos técnicos y los secretos mecánicos, le restaron fluidez al relato. Si bien la forma en qué se entrelazaban los caminos de los personajes era coherente y entretenida, en no pocos momentos se me complicó seguir el hilo conductor.
    Creo que no es un mal libro, pero no lo podría clasificar como bueno. Son entretenidos los enredos y las implicancias de la iglesia, la masonería y los amores; la ambientación es buena y documentada y es relativamente fácil imaginar las cortes en las que transcurren los hechos, mas esto no alcanza para soslayar algunos ripios en la lectura de la obra, producto del estilo del autor.

    Entretenida pero no siempre amena. Intrigante pero no fascinante. Seductoras más no cautivantes. Así catalogaría las aventuras de Tibor, Von Kempelen y el turco.

    Saludos desde Santiago de Chile

  43. mikel dice:

    donde consigo el libro deseo leerlo estoy en costa rica
    escribeme qiuen lo tenga romaf-m@hotmail.com
    gracias

  44. nadia dice:

    mmmmmmmmm
    bno todavia no acabo de leer tu libro pero las primaras paginas k e leido me han imprecionado

  45. SEREX dice:

    es uno de los mejores libros que he leido la tactica de engañar sin hacerlo a las personas con un gran njuego que es el ajedrez el ingenio de kempelen para fabricar y meter a un pequeño que es el que le da la vida a este turco muy buen libro la verdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.