LA FIESTA DEL CHIVO – Mario Vargas Llosa

9788420470177Después de terminar de leer esta novela de Vargas Llosa no escondo que estuve varios minutos asimilando los tres días de profunda y adictiva lectura apasionada. Inmediatamente acudí al ordenador para descubrir más sobre la vida del dictador Trujillo, su entorno, vida y las circunstancias de su muerte. Tras estudiar su figura, llegué a la conclusión de que Vargas Llosa no solo había escrito una monumental novela, sino que además, mediante una literatura de gran nivel, un vocabulario amplio y extraordinario y un profundo uso del lenguaje, nos había ido biografiando, a expensas de todos los protagonistas de la novela, la vida del sanguinario dictador y de las consecuencias de su gobierno en Santo Domingo y sus habitantes durante los 31 años de tiranía, como si de una novela histórica se tratara. 

El escritor plantea al lector tres líneas argumentales. La primera se desarrolla alrededor de Urania, la hija del ex Presidente del Senado «Cerebrito» Cabral, hombre venido a menos en los últimos años de la dictadura. Tras salir del país en 1961, decide volver a la isla, 35 años después, para rememorar un hecho que marcó su vida y su relación con su padre. La segunda línea de la trama navega en el último día de vida del General Trujillo, desde la mañana al despertar hasta su muerte. En estas páginas Vargas Llosa nos hace un exhaustivo análisis del personaje, sus colaboradores, intereses, vicios y debilidades. En definitiva, una auténtica disertación biográfica y personal del tirano. Y por último, en la tercera línea argumental desarrolla a los actores del atentado con el que se acabará con la vida del general. Siete protagonistas de un magnicidio, con sus razones, causas y sentimientos, en los que no solo se presentan sus personalidades en singular, sino también el entorno de una nación aprisionada por el poder y el control sanguinario y anticomunista de Trujillo. En definitiva, presenta una descripción de una sociedad que lleva bajo la bota militar del dictador 31 años.

Vargas Llosa va desarrollando en capítulos alternos las tres líneas, logrando presentar ante el lector el panorama de Santo Domingo en 1961, como desarrollo y resultado de todos los años de dictadura. Presenta hechos de su dictadura de manera más o menos ordenada, que van desde la lucha anticomunista de Trujillo con el apoyo incondicional de los EEUU, la resurrección económica del país, la modernización del ejército, el control del poder por los órganos más cercanos del general, el dominio de las calles y los habitantes de Santo Domingo, gracias al servicio secreto, sus matones y pistoleros, la posterior caída en desgracia con EEUU tras el atentado contra Betancourt o el secuestro de Galíndez, el temido y definitivo levantamiento de la Iglesia, antes aliada, que por medio de una Carta Pastoral se enfrenta al dictador por su ruptura continua de los derechos humanos, hasta terminar con un boicot total de los países americanos contra la economía del país. Todos y cada uno de estos factores son desarrollados en el libro mediante las experiencias de la gran variedad de personajes que aparecen en la novela. Determinados hechos en la vida de ministros, agentes del servicio secreto, pelotilleros, militares afines y otros que no lo son tanto, miembros ilustres de familias bien situadas, jóvenes ilusionados con un país nuevo y un montón más de protagonistas, sobrevuelan sobre la dureza, injusticia, salvajismo y sangría provocada en el país por el gobierno de Trujillo y su camarilla fiel. Por cierto, Trujillo, un dictador al que sus allegados llamaban «Jefe», sus seguidores «Benefactor» y los más, en privado y lejos de los oídos del largo brazo armado del general, «El Chivo».

Literariamente, el libro es monumental. El lenguaje, la exposición lineal y transversal de los hechos, la elección de las palabras y frases con las que, con gran dureza, describe determinadas situaciones sin ahorrar en realismo y la bonita y clarividente manera de escribir y describir marcan la obra de Vargas Llosa como uno de los cénit literarios en castellano de los recientes veinte años. La trama, llena de cruces argumentales, recovecos en la historia, recuerdos y momentos actuales, no pierde al lector, sino que lo traslada con eficacia y facilidad a la descripción de un hecho puntual sucedido a Urania, que es la excusa perfecta para escribir un libro complejo, amplio y general de la realidad de un país. La manera de extrapolar lo que le sucedió a Urania, con las historias de los justicieros que mataron a Trujillo y la realidad de aquellos que le rodearon, conforma un conjunto de sensibilidades, crueldades y realidades, en las que una persona, un actor secundario, un presidente de marioneta, llamado Balaguer, parece tomar protagonismo ante los actos crepusculares sucedidos en el libro.

Sin duda un libro que hay que leer y releer. Deja un hondo sentimiento de haber leído una obra maestra y demuestra que la literatura es capaz de desvelar la crueldad de un mundo deseado para sí mismo, por un endiosado Trujillo, que se tiene por salvador de la nación, cuando solo es una mera visión egoísta de los peores sentimientos y los más bajos valores del ser humano. Insisto, monumental novela.

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando LA FIESTA DEL CHIVO de Mario Vargas Llosa en La Casa del Libro.

     

25 comentarios en “LA FIESTA DEL CHIVO – Mario Vargas Llosa

  1. Iñigo dice:

    Me gustaría llamar la atención en que aunque nombro repetidas veces Santo Domingo, me refiero también al país en general, República Dominicana. Lo que hice fue, particularizar en la capital unos hechos que acontecieron, a fin de cuentas, a todo un país.

  2. TIGLATH dice:

    Monumental reseña Iñigo, no puedo estar más de acuerdo en todo lo que dices.

  3. Iñigo dice:

    Gracias, pero lo monumental es la obra… Por otro lado, me encanta que estés de acuerdo. Ha sido la gran lectura del verano… Brillante.

  4. Urogallo dice:

    Un libro que tengo pendiente, pero que ahora sube en la cotizació de la pila.

  5. Estupenda reseña:

    Uno de mis libros favoritos. Coincido al 100 %.

    Gracias por las buenas críticas y recomendaciones que hacen en la página.

    Saludos limeños.

  6. asurbanipal dice:

    No puedo mas que estar de acuerdo con tus impresiones Iñigo, excelente novela en la que el peruano ofrece una magistral clase de narrativa. No se puede contar mejor una historia, ¿y acaso en el fondo que es la literatura mas que el arte de relatar ? La visión que nos ofrece de la corrupción personal del dictador, producto del ejercicio dictatorial del poder durante tres décadas y del envilecimiento de cuantos le rodean por agradar al tirano no atiende a componendas de ningún tipo.
    Buena y necesaria reseña de una novela que sin lugar a dudas merecía su lugar en hislibris.

    P.D. es una de mis obras de ficción favoritas

  7. Rodrigo dice:

    Qué bien, Iñigo. Muy buena idea destacar esta novela en la PAPRI.

    Puede que sea la última gran novela del maestro Vargas Llosa. Una muestra cabal de su peculiarísimo estilo, madurado y perfeccionado tras una prolongada trayectoria literaria, y aplicado además a un tema de lo más subyugante. Inmensa.

  8. Jose Sebastian dice:

    Gran reseña, Iñigo. Tendré que hacerme con ella aunque la he visto a precios desorbitados. A ver si la vuelven a editar (yo aún soy de los que les gusta el papel).

    Hace pocos años leí “El sueño del celta” y se notaba, y mucho, la ingente labor de documentación previa para relatar la vida del indomable y utópico Roger Casement. Me enganchó en su triple vertiente: el Congo belga -imposible no acordarse de “El fantasma del rey Leopoldo” -; el Amazonas; y la lucha por la independencia de Irlanda.

  9. Caballero dice:

    Reseña necesaria. Comparto con Rodrigo que La fiesta del Chivo es la última obra maestra de Mario Vargas Llosa. Un autor que ha regalado a la historia de la literatura cuanto obras maestras. Casi nada. La ciudad y los perros. Conversación en la catedral. La guerra del fin del mundo. Tan alto llevó el listón que el premio Nobel se volvió obligado. Tan alto que desde entonces tampoco ha publicado nada meritorio. La fiesta del Chivo es una novela del género de novelas de dictador que tan buenas novelas ha dado a las letras hispánicas. Muchas de ellas obras maestras. Desde el Tirano Banderas del gallego Valle-Inclán hasta la novela reseñada. En el camino: Señor presidente de Miguel Angel Asturias; Yo, el supremo de Roa Bastos; El recurso del método de Alejo Carpentier; El otoño del patriarca y El general en su laberinto de García Márquez; entre algunas otras. Dicen que fue el mejicano Carlos Fuentes quien en una noche de copas con los amigos propuso que cada escritor trabajara en una novela de dictador ya que todos tenían o habían tenido uno en casa. Genial idea. Todavía quedan algunos países hispanoamericanos (y, ¿por qué no? España misma) que nos deben su novela de dictador. Pero para mí La fiesta del Chivo es, sin duda alguna, la mejor de todas. Por su solidez, por su virtuosismo, por su perfección.

  10. Iñigo dice:

    Ufffffffff. Gracias a todos, sobre todo por compartir una lectura altamente recomendable. A los que no la habéis leído, solo animaros a hacerlo y a los demás un guiño y agradeceros vuestras palabras. Recomendable, es poco.

  11. toni dice:

    Íñigo comparto tu pasión por esta novela. Está entre mis preferidas junto con La guerra del fin del mundo. Vargas Llosa es un gran autor.

  12. Iñigo dice:

    Esa será mi próxima lectura del autor. Gracias.

  13. Rodrigo dice:

    Qué drástico, Caballero. Yo creo que después de La fiesta del Chivo escribió al menos dos buenas novelas: El Paraíso en la otra esquina y El sueño del celta. No están a la altura de sus obras maestras, cierto, pero de ahí a despreciarlas hay mucho trecho.

    La literatura chilena no dio ninguna gran novela de dictador. Tal vez por dos factores: uno, que Chile no es en general país de grandes novelistas (su fuerte está en la poesía), y dos, que el fenómeno dictatorial fue en esta tierra una anomalía de ocurrencia relativamente tardía.

  14. Caballero dice:

    Nunca prentendí despreciar novela alguna del maestro Vargas Llosa. Cierto que me dejé llevar por la pasión de una de mis novelas favoritas pero el resto de su obra no por no ser obras maestras deberían caer en el desprecio. Quizá dos de ellas me decepcionaron: Pantaleón y las visitadoras; su primer pinchazo literario. Y El héroe discreto; su última novela publicada, que me parece excesivamente gris. Sobre El paraíso en la otra esquina y El sueño del celta me parecen buenas novelas. Ampliamente documentadas. Correctamente escritas. Pero lejos de la maestría de sus grandes obras.

    La literatura mejicana tampoco ha dado ninguna gran novela de dictador. Si bien su dictador por excelencia, don Porfirio Díaz, ha inspirado personajes en letras hermanas. Algo de él hay en el Tirano Banderas de Valle-Inclán y algo de él hay en el Dictador Ilustrado de El recurso del método de Alejo Carpentier. (Por cierto, mi segunda novela favorita del tema de dictadores). Aquí en México triunfó más la llamada novela de la revolución. Y no deja de ser paradójico que aquí donde se alzó la primera gran revolución social del siglo XXI y donde se forjó el boom de la novela hispanoamericana nuestro único Nobel de literatura sea un pensador-poeta y nadie haya escrito la gran novela de dictador mejicana. Quizá el mejor homenaje que la historia le ha hecho a don Porfirio sea precisamente que nadie ha podido convertirlo literariamente en el dictador despiadado que nunca fue.

  15. Caballero dice:

    * La primera gran revolución social del siglo XX, quise decir.

  16. Rosalia dice:

    ¡Qué gran reseña! Y muy merecida, dada la calidad de la obra.
    Coincido con todos vosotros, y desde luego con Íñigo a quien no me cabe otra cosa más que felicitarle por tan acertado estudio.
    Gracias, también a Caballero por tan sugerentes observaciones sobre Méjico…
    Lo único es que discrepo con Rodrigo, respecto a considerar El Paraiso en la otra esquina como una gran obra… ¡Fíjate que yo pienso que esa novela no es obra suya! (Al menos, él no ha escrito todo el texto. ¡En fin, será una impresión personal!)
    Un saludo a todos.

  17. Rodrigo dice:

    Pero si no he dicho que me parezca una gran obra, Rosalía. Sólo buena, e inferior a sus obras maestras…

    No he leído la última de Vargas Llosa, Caballero. Pero estoy de acuerdo, no todo lo escrito por él es excelente.

  18. Publio dice:

    Gran reseña, Iñigo. Comparto tu juicio sobre esta magnífica novela, y junto con el Sueño del celta es una de mis preferidas de Vargas Llosa.

    Sobre Trujillo y la acción de las hermanas Mirabal leí hace años la novela de Julia Álvarez, En el tiempo de las mariposas, y aunque muy distinta de la de vargas Llosa es también recomendable.

  19. Iñigo dice:

    Rosalía, Publio… Un placer compartirla con vosotros. Tomo nota de libro de Julia Álvarez.

  20. Caballero dice:

    ¡Qué amable, Rosalía! Trato de aportar un poco sabor mejicano a estas páginas hislibreñas. Un saludo.

  21. Diocles dice:

    Grandísima novela , mi favorita de Vargas Llosa junto con La tía Julia y el escribidor.
    Se dió la circunstancia que la leí mientras disfrutaba de unas vacaciones en la República Dominicana , declaración de intenciones.
    Gran reseña.

  22. laertes dice:

    Fue la primera novela de Vargas Llosa que leí. Tanto me gustó que motivo que leyera más del autor. Es de las que más me gustó del peruano. La que más me gustó, sin ninguna duda, fue Conversación en la Catedral, pero esta es también excelente.

  23. zweig dice:

    Muy linda la reseña. Es una obra importante de Vargas Llosa, probablemente de las mejores. Es cierto que su literatura post-La fiesta del chivo no alcanza los vuelos de esta obra, mas sigue siendo fenomenal. No he leído ´´El héroe discreto´´, es cierto que no ha sido bien acogida por la crítica. ´´El sueño del Celta´´ se torna lenta, indudablemente no goza del ´´gancho´´ de otras obras, pero es muy interesante, por esta obra fui a por ´´El corazón de las tinieblas´ de Joseph Conrad, para conocer un poco del colonialismo Belga en el Congo, ´´El paraíso en la otra esquina´´ también es lenta, interesante y necesaria, pero inferior a otras obras, pero ´´Las travesuras de la niña mala´´ es genial, muy simpática, me recuerda mucho a ´´La tía Julia y el escribidor´´ (magistral), o a Pantaleón y las visitadoras (fabulosa para mi gusto), e incluso me remedó un tanto su veta erótica de ´´Elogio a la madrastra´´ y ´´Los cuadernos de Don Rigoberto´´.
    A mí me sucedió otro tanto, soy cubano, luego Trujillo está bien relacionado con la historia de mi país, y busqué mucha información al respecto, hay un blog de un dominicano solo dedicado a Trujillo, con entrevistas familiares, muy bueno y además es muy interesante conocer la opinión de los dominicanos al respecto, pues está dividida, amén de haber sido un tirano a sangre y fuego. Cosa de los pueblos.
    Muchas gracias por este sitio tan interesante, y por los comentarios.

  24. Iñigo dice:

    Gracias a ti por tus comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.