LA EPOPEYA DEL GRAN SITIO DE MALTA – James Jackson

LA EPOPEYA DEL GRAN SITIO DE MALTA - James JacksonBreve historia.

Un punto de partida extraordinario, un momento trascendental en defensa del cristianismo y de Europa, un enclave privilegiado para el control del comercio Mediterráneo, una isla insignificante pero de suma importancia estratégica. La isla de Malta.
Desde que tan solo siete caballeros volvieran de la batalla por la defensa de San Juan de Acre en 1291 y tras pasar unos doscientos años en Rodas, fueron expulsados por los turcos y se refugiaron en la pequeña isla de Malta, donde vivieron con seguridad durante más de 35 años.

El mismo sultán que ya los asediara y venciera en Rodas, Solimán el Magnífico, decide junto a su comandante en jefe de las fuerzas terrestres Mustafá Pasha y el comandante de las galeras Piali, preparar un enorme asalto a la isla donde residía la Orden de Caballeros Hospitalarios. En avance de sus posesiones territoriales y de su religión musulmana para con ello acabar con los hospitalarios y con el cristianismo.

En éste punto es donde comienza LA EPOPEYA DEL GRAN SITIO DE MALTA, un título sumamente atractivo. El protagonista, un joven inglés llamado Christian Hardy, que en su adolescencia vivió con los jenízaros del sultán y que pudo escapar, siendo ahora protegido del Gran Maestre Jean Parisot de la Valette, de la Orden de los Hospitalarios de San Juan. La Orden fue conocida también como «La Religión».

Cuando el 18 de mayo de 1565 fueron avistadas por primera vez las naves otomanas capitaneadas por el comandante de las galeras Piali, que transportaban al gran ejército del comandante de la fuerzas terrestres Mustafá Pasha; los 700 caballeros de la orden, 4.000 soldados españoles y otros 4.000 malteses ya estaban preparados para la defensa de la Punta de Birgu, frente a San Telmo, que sospechaban que sería lo primero que los turcos iban a atacar; al mismo tiempo, una parte de estos soldados quedaban a la defensa de Cuartel General de la Orden, el fuerte San Ángel, donde residía, enfermo y viejo, el Gran Maestre La Valette.

Mi humilde opinión.

Considero que esta novela es más apropiada para gente joven con interés por la historia, por sus típicas aventuras rocambolescas donde el protagonista sale indemne de todas ellas; valiente, joven, guapo, seguro de sí mismo, líder con fantásticas dotes estratégicas y perdidamente enamorado de la única chica que aparece en el libro. La hija de un noble local, que posee una belleza extraordinaria, es bondadosa y humanitaria, intrépida, y corresponde con su amor al joven Hardy.

El libro está bien escrito, aunque la descripción de las batallas sean similares unas a otras, con exceso de datos morbosos como son los detalles de cuerpos desmembrados, cabezas cortadas y caras violáceas desfiguradas que nombra en varias ocasiones.

Hay un traidor entre los caballeros de la Orden que se propone envenenar al Gran Maestre;  este personaje va y viene entre los soldados de uno y otro ejército, en medio de un asedio brutal, donde los turcos tienen sitiado todo el entorno. Con su gran perspicacia Hardy logra saber hasta la clase de veneno que le están suministrando a La Valette y contrarrestar sus efectos. Demasiados tópicos y excesivas metáforas.

Quizá el error de esta opinión sea mío porque puse demasiadas perspectivas en él, esperaba más, o tal vez otra cosa. Lo leí con agrado e interés pero no me llenó, digamos que me quedé, si no fría, sí tibia.

Otro fallo que encuentro, como en muchos otros libros, es la ausencia de mapas, que seguramente hubiera cambiado algo mi opinión pues sabría dónde estaba en cada momento.

Reitero mi sensación, un libro juvenil fácil de leer y ameno, no con mucha historia, entretenido sin mayores pretensiones. Lo hemos dicho cientos de veces en estas páginas de Hislibris: para gustos, los colores.

El autor.

«James Jackson es especialista en seguridad y defensa militar. En la actualidad vive en Londres». Esto es todo lo que pone en la sobrecubierta del libro. No he conseguido encontrar nada más sobre este escritor por lo que deduzco que será su primera novela.

Recomendaría esta novela, apoyada en un hecho histórico importante, a jóvenes con interés por las aventuras y por aprender algo sobre los caballeros hospitalarios de San Juan, y la defensa que éstos acometieron contra los turcos.
Un saludo,
Akawi.

[tags]La epopeya del gran sitio de Malta, James Jackson, Solimán el Magnífico, Orden de los Hospitalarios de San Juan[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el La epopeya del gran sitio de Malta en La Casa del Libro.

     

38 comentarios en “LA EPOPEYA DEL GRAN SITIO DE MALTA – James Jackson

  1. Ascanio dice:

    Pues muchas gracias, querida india, por eliminar tentaciones de nuestros bolsillos, porque como servidora ya dejó atrás la adolescencia hace unos añitos, creo que este libro no formará parte de “the pila”.
    Por cierto, sólo haría una puntualización a tu frase: “Quizá el error de esta opinión sea mío porque puse demasiadas perspectivas en él, esperaba más, o tal vez otra cosa.”
    Tu opinión nunca será un error; coincidirá más o menos con otras opiniones, pero es tu opinión, y tan digna de consideración y respeto como cualquier otra.
    Un besazo.

  2. Lohengrin dice:

    Tuve exactamente la misma impresión leyendo
    “Rodas. 1522: El Mayor Asedio De La Historia” de Anthony A. GOODMAN

  3. Vorimir dice:

    Novela juvenil de aventuras más que una novela histórica.
    A mi me llamó tb la atención, pero viendo el percal… me la ahorro fijo.

  4. Pintaius dice:

    Exactamente sobre el mismo episodio es también el relativamente reciente “La Orden” de Tim Willock, cuya reseña espero anhelante aquí. Parece tener bastantes fans por ahí, pero a ver si alguno de los grandes reseñadores de Hislibris nos puede ilustrar al respecto con el fundamento que es habitual por estos lares…

  5. Urogallo dice:

    Hombre, ese de Tim Willock me lo van a prestar a mí en breves. También me gustaría que colgasen una reseña aquí, por que el libro es un tocho considerable, y si es malo me lo podría ahorrar.

    La verdad, unos personajes con tantas posibilidades como los caballeros de la cruz blanca no han tenido muy buena fortuna literaria.

    Akawi, tu problema es que ya has leído demasiado: Estas novelas que en realidad son trozos de otras novelas con una mano de pintura ya no te llenan. Tienes que leer a Cornwell.

  6. Akawi dice:

    Te doy las gracias Ascanio, por varias razones, pero más en concreto por tener en consideración mi opinión, es un halago para mí.

    Urogallo puede que tengas razón y deba leer a Cornwell. Lo tendré presente. Por otro lado, tampoco soy yo muy exigente con los libros que leo, pero siempre espero que me gusten, aunque sea un poquito y me benecifien en algo. Busco el lado bueno.

    A los demás foreros Lohengrin, Pintaius y el amigo Vorimir, agradecida de que leaís mis reseñas; se hace lo que se puede.

    Un abrazo.

  7. shike dice:

    Por un momento leyendo la reseña de Akawi parecia que el libro que estaba reseñando era el que habeis comentado de La Oden.Ya que el tema es el mismo , sale un caballero que de pequeño fue raptado por los jenizaros despues de que estos mataran a su familia. A mi particularmente el libro me dejo muy buen sabor de boca , asi que no creo que llegue a comprar este.
    Ya que aunque el parecido es bastante grande , segun lo que a reseñado Akawi, en el de la orden tambien aparece un malo que en este caso es un inquisidor, amor y muchos tramos de batallas epicas. Las batallas me gustaron como las narra el autor, no siendo en este caso bajo mi punto de vista un libro de aventuras, por momentos parece que llegues a oler la polvora durante las batallas. Esperando que alguien de los grandes reseñadores haga lo propio con dicho libro espero que el breve comentario que hago hos sirva de ayuda ante este libro ( La Orden ).

    Por cierto en el de la orden si aparece un plano de las zonas donde discurren las batallas.

  8. Akawi dice:

    shike , aquí no hay grandes ni pequeños reseñadores, todos intentamos poner nuestro granito de arena. Hay mejores escritores que les salen las reseñas perfectas y luego estamos los del monton, que vamos a la zaga.

    Te digo esto, pues ya que tu has leído el libro que nombras, puedes lanzarte y escribir la reseña, nos harás un favor. Änimo.

    Un abrazo.

  9. shike dice:

    Gracias por los animos Akawi que me has dado para realizar una reseña de ” La Orden ” , mirare a ver si soy capaz, pero de momento no me encuentro con capacidad de poderla realizar, pero si veo que en un periodo de tiempo corto no se hace ninguna reseña del libro , intentare hacerla, aunque no respondo del resultado final de la misma.

    Un saludo.

  10. Javier dice:

    Es fácil de leer, entretenido y ameno. Es verdad que las batallas pueden ser repetitivas (el sitio a un isla no puede dar mucho de sí), pero en Malta la historia la cuentan así.
    El autor demuestra haber estado en los lugares en los que ocurren las batallas y los describe fielmente (yo diría que los mapas no hacen falta).
    Yo diría que si vas a Malta y “dejas que te cuenten la historia”, eso sí eliminando a Hardy y su amada, no se desviaría mucho de la narrada por James Jackson.
    Me gusta escuchar la historia en los lugares en los que se produce y allí se cuenta allí.
    Un saludo

  11. Belibaste dice:

    Totalmente de acuerdo contigo Javier, el personaje de Hardy es infantil pero el asedio lo cuenta tal como fue y los personajes historicos no estan mal construido.Se le nota que es la primera novela y se le ve el plumero en lo referente a la nacionalidad pero como lectura veraniega no esta nada mal. He visto otra reseña en esta dirección:

    http://novilis.es/WordPress/?p=361

  12. Akawi dice:

    En ningún momento he mencionado yo que el libro sea malo, al contrario que lo leí con agrado e interés, pero al final no fue lo que esperaba.

    El gran asedio tuvo que ser expectacular, sin embargo, aunque el libro está bien relatado, no llegó esa cruel realidad de sentir la muerte cerca, hasta mís sentidos. Quizás por sus repetidas escenas, o tal vez por sus personajes ficticios, pero la parte épica no llegó ni a rozarme.

    Los personajes históricos los describe bien, aunque sigo sin ver claro al traidor entrar y salir de ese fuerte asedio, sin problemas.

    Javier, si para que te guste más o menos un libro tienes que haber visitado antes el lugar, ¡apañados vamos!. ¿Qué sería de Homero, Herodoto, Cervantes, o el mismo Javier Posteguillo? Pensaré en ir a Malta para terminar de comprender lo que James Jackson, no me ha sabido transmitir.

    Lo siento pero yo necesito mapas y máxime, si la historia no está bien estructurada y relatada, pues de lo contrario, me pierdo.

    Sigo pensando que es una novela que gustará a gente joven que todavía no se haya adentrado mucho en la historia.

    Un abrazo.

  13. Rodrigo dice:

    Pues si falla la construcción de personajes principales y si la trama es tópica y endeble, además de repetitiva, como novela no debe ser gran cosa. Puesto que también he pasado de la etapa juvenil, mejor la descarto.

    Gracias por realizar una lectura exigente, Akawi, y por transmitirnos una impresión así de seria.

    Saludos.

  14. Urogallo dice:

    Una novela que se limita a “novelizar” algo que ya ha ocurrido, que le viene dado al autor, tiene más bien poco mérito. La creación desaparece, y si solo queda el hecho histórico descarnado, mejor os podríamos comprar un ensayo.

  15. Santi dice:

    No he leido este libro, pero por los comentarios que observo veo más interesante la opcion de “LA ORDEN” de TIM WILLOCKS, algo más caro pero sin duda lo merece.

    Un saludo.

  16. Richar dice:

    ¿Y que hay de la participación de los soldados españoles? ¿cómo salen retratados?

    Un saludo,
    Richar.

  17. Akawi dice:

    Me alegro que me hagas esa pregunta, je, je, je,…. Richar. Pocos y mal.

    Brillan por su ausencia, aparecen unos por un lado y otros sueltos por otro, que como es natural son unos vagos, chorizos y maleantes. Nada más dice de los españoles.
    Según el autor, se defendieron solos los hermanos en Cristo, y los ciudadanos de Malta, pues Sicilia con buenas palabras fuer retardando la ayuda solicitada.

    Rodrigo gracias por tu confianza en mí.
    En esta ocasión, y sin que sirva de precedente, el amigo Urogallo tiene razón.

    Abrazos.

  18. Urogallo dice:

    Me extrañaría que los españoles apareciesen de otra forma, juash.

    Aunque también hay que decir que muchos de los miembros eran hermanos de la lengua de Castilla ( Que incluía Portugal) y de la lengua de Aragón ( Que incluía Navarra).

    Recordemos que estamos en una época posterior a la reforma protestante, y que la mayor parte de los hermanos ya procedían únicamente de España, Francia e Italia.

    Esto, claro, se olvida en estas novelas, si es que alguna vez se supo, lo que da prueba de lo bien que se documentan. Por ejemplo, en la caída del fuerte de San Elmo, los últimos defensores eran voluntarios españoles e italianos que habían aceptado la petición de La Valette de voluntarios para morir.

  19. Richar dice:

    Gracias Akawi.

    Y ya me parecía a mi que iba a ser así, a pesar de que también me sonaba lo que comenta Uro. Pero claro, qué protagonismo iban a tener si sólo eran la mitad del contingente defensor… 4.000 pelagatos. Si es que…

    Un saludo,
    Richar.

  20. Urogallo dice:

    Nada, chusma dedicada a comerse el buen jamón de Malta, solo eso.

    Si es que los españoles…ya se sabe.

  21. akawi dice:

    ¡Pues eso, lo qué yo decía!

  22. Curistoria dice:

    Perdón por el retraso en comentar, pero ya saben ustedes, las vacaciones es lo que tienen :)

    Mi opinión es similar a la de Akawi, pero yo creo que le ha gustado a ella incluso más que a mi. Yo lo he encontrado un poco falto de hilo y de narración. Las batallas van y vienen, pero al menos a este que escribe no ha logrado llevarle nada de tensión.

    Una pena, porque el libro prometía mucho. De todas formas, solo es una opinión.

  23. Akawi dice:

    Gracias por tu aportación Curistoria.

    Desde luego que prometía y el nombre del libro engaña, es una lástima, con un hecho histórico tan apasionante como éste.

    Abrazos

  24. Curistoria dice:

    Eso quiere decir que todavía está por escribir la genial novela sobre el evento…

  25. Eneas dice:

    Interesante reseña, pero una dudilla, cuando os referís a novela juvenil, ¿me podríais poner para comparar otra novela que consideréis juvenil?
    Por ejemplo, Alexandros de Manfredi, o con alguna de Michael Curtis Ford, o algo así `por estilo, serían también juveniles?
    Un saludo!

  26. Urogallo dice:

    Bueno, mientras tanto yo me he pillado LA ORDEN, de Tim Willocks. El primer capítulo-presentación promete. Una curiosa mezcla de crueldad, épica y magia.

    Veremos como sigue.

  27. Akawi dice:

    Urogallo, y no se te olvide decirnos cómo salimos reflejados los españoles en ese libro.

    Curistoria, ponte manos a la obra y escríbelo tú mismo, seguro que lo haces mejor, entre otras cosas porque ya tienes experiencia.

    Eneas, los que yo leí juveniles fueron los de Julio Verne, Alan Poe, y otros de aventura cómo Tom Sawyer de Mark Twain, ¡bueno ya ni me acuerdo!.
    Una juvenil que sé está muy bien es “Naves negras sobre Troya”
    Pero para comparar no sabría decirte en este momento.

    Abrazos

  28. Urogallo dice:

    Bueno, de momento salimos, se reconoce expresamente la llegada de 800 “tercios” españoles. ( Será soldados españoles de los tercios) y de los caballeros de las encomiendas de Portugal y Castilla.

    Eso sí, no deja de meter la pata con perlas del estilo: “El Emperador Felipe”.

    El libro no está mal, y resulta entretenido, pero la historía principal es un poco aburridilla, y creo que el autor mete demasiado paja…Algo necesario a la vista de la cantidad de páginas. Los secundarios son muy aburridos, pero el personaje principal es bastante interesante.

    De todas formas solo llevo 100 páginas.

  29. richar dice:

    Uro, no está mal. Las fuentes de la época hablan de que debido a la calorina sufrida durante el asedio, la cervecera española Mahou, decidió hacerle la vida más llevadera a los soldados, enviando un cargamento de 800 tercios de Mahou 5 estrellas bien fresquitos.

    Saludos,
    Richar.

  30. Curistoria dice:

    Akawi, seguramente lo haría peor que él, así que me limito a mantenerme en el lado cómodo de la línea :)

  31. Urogallo dice:

    Es de una lógica aplastante Richar. ¿No resistían los Húngaros solo de vino puro?. Pués la cerveza española ejercería el mismo benéfico efecto sobre los malteses.

    ¿Que no harían con fanta de naranja?.

  32. akawi dice:

    Bueno Urogallo esperaremos para ver como sigue LA ORDEN, de Tim Willocks, y si ese es el gran libro sobre Malta que comenta Curistoria.

    Richar para acá manda dos cajas que en Murcia hace muuuuucho calor.
    Las naranjas para Uro. ja, ja, ja,…

  33. Urogallo de Malta dice:

    Usaré las naranjas para alejar el espántoso olor de los galeotes…

    TIM WILLOCKS. LA ORDEN.

    Bueno, 300 páginas. Podemos hablar un poco más.

    El papel de los españoles no se ningunea. El bastión asaltado con más furor es el de Castilla, defendido por arcabuceros españoles. Los últimos voluntarios, que han elegido la muerte en los bastiones derruidos de San Telmo, son soldados castellanos y malteses, junto a caballeros aragoneses…

    Pero la novela no llega.

    El autor no es malo, todo lo contrario, es muy bueno. Y la historía del sitio, ya bastante épica y gloriosa de por sí, la retrata de un modo excelente, con un dominio de la tensión épica elegante y descriptivo. No se ha documentado tan bien como pretende hacer creer ( hay pequeños detalles que van chirriando a lo largo de la trama), pero ha conseguido recrear bastante bien lo que debió ser el ambiente de extrema tensión religiosa y bélica en que transcurrió el sitio.

    Pero claro, el asedio ocupa, como mucho, entre un 20 y un 30% de la narración. El resto lo ha rellenado con una historia bastante poco creible, en la que se forma algo así como un Rombo amoroso ( por que son 4 los implicados), una conspiración religiosa de altos vuelos ( Ayyy, las conspiraciones) y una historía terrible del pasado…Vamos, tópico, pesado y poco original. Pero además, contado sin excesiva gracia, y con una épica que no casa bien con ese tipo de historias.

    Vamos, que me parece que debe ser más o menos como el de Akawi, pero un poco mejor contado, y bastante mejor documentado. ( Sin llegar a la excelencia, claro).

    “Y cuando solo quedaban ruinas, aún se levantaban los caballeros desde los pozos de nieve, como si ya solo la sed de sangre infiel les sostuviese…”.

  34. Urogallo de Malta dice:

    “La mitad de los soldados eran tercios y la otra mitad malteses”.
    “El tercio abrió fuego con su arcabuz”.

    Y vamos, tantas otras así. Un nuevo término, “Tercio” ha surgido.

    Bien la novela. Cada vez mejor la parte épica, y cada vez más vacía, tópica, incosistente y soporifera la trama “novelesca” pararela.

    Pero que grande la parte épica:

    – “Los antiguos tenían un término para los héroes: Los que se queman por dentro”.
    -“Los antiguos jamás conocieron hombres como estos”.

  35. Manuel dice:

    Yo la estoy terminando y tengo una sensación extraña. Es como si hubiera “leído” una de esas viejas y maravillosas películas de Erroll Flynn o de Douglas Fairbanks, donde un heroe saltarín y pendenciero vence a todos.

    La novela tiene momentos muy buenos, sobre todo cuando retrata a los “generales” turcos, pero se diluye mucho en los cristianos, que todos parecen atrezos para el lucimiento del protagonista. No olvidemos tampoco, como los españoles desaparecen del mapa, siendo ninguneados por el escritor, a pesar de que buena parte de la victoria sobre el asedio fue provocada por las acciones de los españoles. Pero en la versión de Jackson, los españoles cuando aparecen lo hacen en la forma de un traidor y de desertores.

  36. Gerardo García dice:

    El autor se dedica a explotar los tópicos sobre los españoles (Inquisición) y a hacer un mal retrato de la situación internacional de la época, ocultando datos y recargando contera España.

    1. Primera. No dice explícitamente que Malta había sido una donación hecha por Carlos I de España y V de Alemania a los Hospitalarios tras la caída de Rodas, se le escapa en un pasaje como de manera forzada.

    2. Insiste en culpar a los españoles la carencia de tropas en Malta, pero entonces, ¿que hacían los cuatro mil soldados españoles, que eran la mitad de la fuerza presente en Malta?.

    Hay que tener en cuenta que cuatro mil soldados constituían la tropa de dos tercios reforzados (solían ser unos mil quinientos) y que la guarnición permanente de Italia era de unos cuatro tercios, de ellos uno de Mar, que se utilizaban también para organizar los que se enviaban, por lo que se llamó el Camino Español, a Flandes. Hay que esperar al S XVIII para que aparezcan las grandes masas de maniobra, con ejércitos de 20.000 hombres. En el XVI, en una batalla no intervenían ni diez mil soldados entre los dos bandos en liza.

    Y el Jackson venga a decir que García de Toledo no quería enviarles tropas de refuerzo. ¿Y como se defendían Nápoles y Sicilia si los turcos decidían desembarcar allí?. Y eso era tan probable como el ataque a Malta.

    3. En un pasaje se le vuelve a escapar un dato: Dice que García de Toledo había enviado a su hijo, fallecido en el asedio, como rehén a Malta. Pero bueno, este tío toma por tontos a sus lectores y cree que no piensan. Bueno, a lo mejor el autor en el original no quiso decir rehén, sino “en prenda de su ayuda”, pero ya sabemos lo de “traductor, traidor”. De todas las maneras, la tendencia se le nota.

    4. Dice que el Papa, España y Francia no se ponían de acuerdo para la ayuda. Pero hasta al final, cuando ya se descubre al “traidor”, no menciona la alianza de Francia con el Turco, pero sin darlo importancia y presentando la acción del traidor como una cosa particular y no como organizada por el Rey de Francia.
    Y no dice que los franceses habían cedido el puerto de Tolón a los piratas berberiscos como base de sus correrías contra la costa española.

    Resumiendo, un bodrio histórico.

  37. Akawi dice:

    Hace tiempo que leí y reseñé esta novela, pero de lo que estoy segura es de que no me gustó, mucho tópico, mucha épica y no me aportó casi nada históricamente hablando.

    De acuerdo con Gerardo Garcia.

  38. Tom dice:

    Estoy acabando de leer “La Orden” y me esta gustando bastante. Tiene un pequeño mapa. Y no esta nada mal, pero veo que el de Jacson es muy similar. ¿casualidad?
    Realmente, el libro se ciñe absolutamente al desarrollo historico de la batalla, muy bien documentada historicamente, y juega con las circunstancias de sus personajes ficticios, representando bien sus sentimentos, dolores, pasiones, amistades, asi como el fragor de la batalla y su dureza, en tiempos que la batalla era contacto fisico.
    Es “leible” y mas si se acompaña de visitas a paginas sobre la historia del tema y sus mapas.
    Saludo a todos, como nuevo que soy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.