LA DAMA DEL CASTILLO – Iny Lorentz

La dama del castilloDe la novela, como siempre.
La dama del castillo es la continuación de “La Ramera Errante” y guarda con la primera parte interesantes similitudes.

La novela se ambienta en torno a 1425, es decir, diez años después de finalizar la acción de la novela anterior, y la acción, como si se tratara de una “road movie” medieval se desplaza desde el Rhin, cruzando el imperio de Segismundo, hasta Bohemia, bajo el control de los husitas.

A través de su viaje los protagonistas se van a encontrar con una rica galería de personajes que van desde la mezquindad mas increíble hasta la mas sorprendente generosidad, de la mas baja clase social, como pueden ser las prostitutas errantes y las cantineras que acompañan a las tropas, hasta la mas alta: el propio emperador Segismundo. Personajes todos ellos bien definidos. No hay cambios bruscos de carácter, ni increíbles vuelcos en la personalidad, cosa que quita emoción tal vez, pero deja los personajes claros y da seguridad al lector.

Pero además de personajes interesantes la acción también atrae la atención del lector. Castillos, bosques, cuevas, campos de batalla, campamentos de soldados, ciudades. Todos estos ambientes desfilan por las páginas de la novela. Bien descritos, sin saturar, y sirviendo de marco a una historia que no aburre.

Y la historia es la gran disimilitud entre esta novela y su predecesora. Y puede parecer perogrullo decir que dos novelas tienen historias distintas, pero no es la primera vez que nos encontramos con una serie de novelas que se repiten hasta la saciedad. Si “La Ramera Errante” era una historia de venganza, “La Dama del Castillo” resulta mas bien una historia de amor. Pero que nadie se arrugue con ello. Hasta el mas bragado va a encontrar su dosis necesaria de batallas, desastres, crueldades, duelos, heroísmo, y aventuras; aunque no es imposible que algún momento emotivo nos obligue a dejar caer una lagrimita en el metro (con discreción, claro está).

De la autora, claro.
La verdad es que lo primero que llama la atención es la escasez de información sobre Iny Lorentz que hay disponible en español, inglés o francés. Tan sólo en alemán hay alguna información sobre su persona (pero me temo que soy muy viejo como para aprender otro idioma).

Si podemos decir que nació en Colonia, y actualmente reside en Munich. Parece que ha dedicado su vida a varias profesiones, incluido un trabajo en una compañía de seguros, antes de dedicarse a la literatura. Su primera novela se tituló “La Castrata”, seguida de “La Ramera Errante”, con la que inicia la serie dedicada a Marie. Esta serie continúa con el libro que hoy reseñamos y con “El Legado de la Ramera”. También ha escrito “La Peregrina” y otras novelas (Quiero hacer constar que salvo “La Ramera Errante” y “La Dama del Castillo” los demás títulos son traducciones propias, ya que no se han editado en España).
En todo caso llama la atención que las obras de Lorentz tenga mayoritariamente personajes femeninos.

De esta novela e concreto me han llamado la atención varios aspectos.
En el lado positivo se me ocurre que es una novela relativamente original. Mezcla muy bien la realidad de los poderosos con la de los mas ínfimos escalones de la sociedad. No es pues una novela dentro de los grandes centros de poder, aunque si cerca, pero mucho mas cerca de una historia de “personas insignificantes”, que adquieren una dimensión muy interesante en medio del acontecimiento histórico que envuelve la acción narrada: las guerras husitas.

Como detalle neutro. Puede gustar, no gustar o dejar indiferente, se me ocurre que es un libro con una importante carga maniquea. Tenemos mayoritariamente personajes buenos, muy buenos; y personajes malos, muy malos. Con escasas excepciones, precisamente los personajes históricos importantes. Pero esta carga malos – buenos está asimétricamente distribuida. La mayor parte de la maldad de la historia pesa sobre personajes masculinos: saqueadores, asesinos, ladrones, violadores. En cambio los personajes femeninos pueden ser, a lo sumo, egoístas, estúpidos o inconscientes, pero nunca llegan a las cotas de maldad de los personajes masculinos.

Y en especial, acaba por resultar desagradable, la obsesión de algunos de los personajes de la novela por la violación. (de hecho casi todos los soldados, religiosos, nobles, que aparecen como personajes de relleno, y demasiados de los secundarios y principales). Es cierto que la novela está ambientada en una época brutal, donde la vida y la integridad humana tenían escaso precio, no obstante me parece excesivo. Acaba resultando poco creíble históricamente que un caballero, todo comandante de un ejército, sea capaz de arriesgarlo todo para violar a la incomparablemente bella Marie. Aunque no es solo la protagonista quien se ve amenazada constantemente por la violencia sexual, sino casi todas las mujeres que aparecen en la novela.

Personalmente.
Debo decir que a pesar de todo es una novela que he leído con sumo interés. Es muy entretenida y, sobre todo, original. Recomendarla la recomendaría, aunque solo sea para tener una biblioteca variada. No obstante tiene escenas desagradables, no porque se describan con excesivo detalle, en eso la autora muestra cierta delicadeza, sino por la escena en si.

Opino, claro, y humildemente además.

[tags]dama castillo, Iny Lorentz, ramera errante[/tags]

Compra el libro

 

     

11 comentarios en “LA DAMA DEL CASTILLO – Iny Lorentz

  1. richar dice:

    Saludos Koenig y buena reseña.

    Una duda que me queda, ¿se puede leer esta novela sin haber leído anteriormente la primera parte?

    Saludos,
    Richar.

  2. Koenig dice:

    Oooooommm

    Dejadme que me concentr y os conteste a lo que aún no me habéis preguntado.

    Aretes. Cuando hablo de personajes bien definidos, me refiero a la definición del personaje en si. Es decir, por la eficacia con que la autora los describe, sobre todo el caracter, conseguimos adivinar lo que harán en cada circunstancia. No hay grandes cambios ni sorpresas. El que es generoso lo es a lo largo de toda la historia. El que es malvado… no me enredo. Otra cosa es que la autora divida sus personajes, mayoritariamente, entre malos malísimos y buenos buenísimos. Por eso hablo de maniqueismo en la novela.
    Con respecto a las posibles “arrugas”, ya sabes la tendencia que hay en algunos sectores: ¿Amor? No la leo.

    Jerufa: La protagonista de La Ramera Errante y La Dama del Castillo son la misma Marie. La autora le da simplemente diez años de paz entre una novela y otra.

    Richar: con respecto a las dos novelas. Leer la segunda le quita bastante emoción a la primera, si la lées después. Hay bastantes referencias. Vamos, que yo no lo recomendaría…

    Un saludo a todos

    Koenixides el vidente.

  3. Valeria dice:

    Yo esperaba que el vidente ampliara un poco más la información acerca de ese Segismundo del que habla con tanta campechanía al inicio de su reseña, pero ya veo que me quedo sin visión. Los que no tenemos puente y estamos de chollo hasta las orejas y reconocemos nuestra supina ignorancia en ciertos temas como el Sacro Imperio Germánico estaríamos encantados de que nos iluminaran en nuestra noche oscura.

  4. Ascanio dice:

    Gracias por la interesante reseña, Koenig de mis lunes. Lo cierto es que viendo el título del libro parece más bien de género romántico, pero por lo que dices no debe ser así. La verdad es que estaba esperando esta reseña, porque recuerdo que dijiste algo en el foro sobre el libro, y sobre que te estaba gustando bastante.
    Lo que comentas sobre las violaciones parece algo característico de las novelas que tratan épocas pretéritas (me refiero fundamentalmente a Edad Media y Renacimiento). Quizá sea un recurso que utilizan los autores para dotar de más realismo a la novela mostrando un signo más de la barbarie del ser humano y el poco respeto que se tenía hacia la mujer, porque a veces parece que si en una novela no aparece una violación no es suficientemente creíble. En el otro extremo, tampoco me sorprendería -desgraciadamente- que fuesen hechos reales y muy frecuentes, y que para vergüenza y escarnio del género humano, no han desaparecido de nuestra historia.
    Y ahora una preguntita. ¿No te miraban ruaro, ruaro en el metro, al ver a un señor como un trinquete de grande -con barba y todo- leyendo una novela con esa portada?

  5. Koenig dice:

    No se como me miraban, yo estaba leyendo.

    Con respecto a mi amiguete “Segis”.

    Segismundo de Luxemburgo.

    Vio la luz en Nuremberg el 15 de febrero de 1368. Fue hijo de Carlos IV, también emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico. Empezó flojito, como Marqués de Brandemburgo, de 1378 a 1388. En 1388 renunció al título a favor de su primo Jobst de Moravia (en aquella época no había nombres normales, como Ascanio, Arauxo o Sirithanna).

    Primero se casó con María I de Hungría, lo que lo convirtió, en 1386, en Rey de Hungría (suponemos que por eso dejó que su primo fuera Marqués de Brandemburgo). Como tal combatió contra los turcos, siendo especialmente sangrante su derrota en Nicópolis, donde la caballería francesa del ejército de Segismundo se lanzó hacia delante, rompiendo con ardor las vanguardia turca, y cayendo en la trampa tendida por el cuerpo principal (la caballería francesa ya empezaba entonces lo que sería una estupenda tradición de cargas catastróficas). El emperador tuvo que huír a un barco veneciano anclado sobre el Danubio, para evitar ser capturado.

    En 1406 se casó de nuevo, con Bárbara de Celje (no se convirtió en rey de Celje, pero mantuvo la corona de Hungría).

    En 1410 Muere el emperador Roberto. Entonces Segismundo se presenta al título, junto con Jobst de Moravia (el puñetero primo) y Wenceslao de Bohemia (Que ya había sido emperador, pero lo habían depuesto diez años antes y no estaba muy conforme). Jobst de Moravia fue el elegido, pero a los pocos meses murió, tesitura que aporvechó Segismundo para recuperar el título de Marqués de Brandemburgo y quedarse con el de Emperador, ya que finalmente, Wenceslao de Bohemia decidió renunciar al título y a la candidatura en favor de Segismundo (me pregunto que le darían a cambio) no sólo eso, sino que al morir este mismo Wenceslao en 1419 Segismundo fue nombrado Rey de Bohemia. (Añadir a este galimatías que Jobst y Wenceslao también eran primos, y que el primero llevaba años haciéndole la puñeta al segundo en Bohemia).

    Hubieran sido muchos títulos: marqués, dos reinos, emperador. Pero en 1415 había renunciado, de nuevo, al marquesado de Brandemburgo (de ahí que en la región no le quisieran demasiado, supongo, ya que era la segunda vez que renunciaba), en favor de Federico I de Nuremberg (un tipo que se convertiría en importante, se apellidaba Hohenzollern).

    Tampoco la corona de Bohemia le reportó demasiadas satisfacciones. En septiembre de 1413 se convocó, con el acuerdo de Segismundo, el Concilio de Constanza (muy bien explicado por Anthos en el hilo referente a la novela sobre el Papa Luna (esto NO es una chorrada)) sobre el que no me extenderé. Allí acudió Jan Hus, con salvoconducto imperial, para explicar sus teorías religiosas. Sus teorías no debieron convencer porque el 6 de julio de 1415 Jan Hus fue quemado en la hoguera por orden de Segismundo (suponemos que también quemaron el salvoconducto). Aquello “quemó” mucho a los seguidores de Hus, que decidieron prender fuego a bohemia, en lo que ha sido conocido como las revueltas husitas, que duraron de 1420 a 1434, casi quince años (moraleja, no hay que jugar con cerillas…)
    En 1437 Segismundo fue finalmente aceptado por la mayor parte de las facciones.
    El 9 de diciembre de 1437 (justo el día de mi cumpleaños) murieron el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, el Rey de Hungría y el Rey de Bohemia, dando lugar a un nuevo ciclo de elecciones y deselecciones, tan típico de la época.

    P.D. Las chorradas son mías, los errores son todos de la Wikipedia.

    Un saludo.

    Koenig.

  6. Aretes dice:

    Veo que al menos tú si recibistes el comentario.
    Pues eso, enhorabuena

  7. cavilius dice:

    Buena reseña, Koenig. Por cierto, te hacía más joven.

    Saludos

  8. Koenig dice:

    ¿No os he contado como crucé los Alpes con los elefantes de Aníbal?

  9. Laurina dice:

    Hola,

    He llegado a este hilo precisamente buscando información sobre Iny Lorentz, porque apenas hay. Acabo de volver de Alemania y me llamó la atención Die Kastellanin, pensando que era “La castellana” -quizás ambientada en España-. Cuando leí las reseñas y vi que no, de repente veo debajo (allí le dedicaban una estantería completa) “Die Rose von Asturien”. Soy asturiana, así que no pude evitar traérmelo. Veo que la saga de la ramera es la única parcialmente traducida. Ya os diré qué tal está, porque mi alemán aún no es tan bueno como para meterme 700 páginas en semanas.

    Sólo algo para saciar vuestra curiosidad sobre Iny: no es una autora. Traducido, dice en la solapa del libro:

    Sobre los autores: Bajo el nombre de Iny Lorentz, se esconde una pareja de autores muniqueses cuya primera novela histórica, “Die Kastratin” (los castratti) fue recibida con gran aceptación por los lectores. Con “La ramera errante” se consolidaron, una novela que alcanzó el millón de ejemplares vendidos. Desde entonces, van de bestseller en bestseller y se han vendido en innumerables países.

    En referencias de la misma editorial, tienen al menos 12 novelas.

    Un saludo

  10. Nobuko dice:

    ¿Tendras los siguientes titulos?. acabo de leer la ramera herrante y ando buscando esta novela, pero al parecer hay dos mas de esta autora continuativas de MARI “el legado de la ramera y la hija de la puta” (traducción del google translate), sabes donde las puedo encontrar?

  11. Barbara Eloisa Vivas Correa dice:

    hola alguien sabe como puedo leer online la novela la hija de la ramera, o x lo menos ver la sinopsis, yo vi las tres peli y las ame, especialmente el legado de la ramera errante y me muero x saber q sigue y si el libro es como yo lo imagino, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.