LA CANCIÓN DE LA ESPADA, SAJONES, VIKINGOS Y NORMANDOS, IV – Bernard Cornwell

LA CANCIÓN DE LA ESPADA, SAJONES, VIKINGOS Y NORMANDOS, IV, Bernard CornwellVertiginosa, rápida, ligera, acelerada, galopante, veloz, presurosa, desbocada, desenfrenada, violenta, trepidante, dinámica, vivaz…

Bueno, pues ya está, reseña terminada, y qué a gusto me he quedado; breve y concreta…

En fin, una vez finalizada la reseña del libro que me comprometí a hacer en el foro, tendré que empezar a pensar cómo rellenar el espacio que se supone que tendría que ocupar, si no fuese una tarde de esas en las que, sentado en el despacho y sufriendo el bochorno pre-veraniego, no hay ganas ni de pensar.

Vamos a ver qué se me ocurre de este libro… Esta cuarta entrega, como las anteriores, es una de esas novelas que cuando las leo, me hacen sentir del montón… Sí, sí, del montón; uno más de la multitud, de la masa, de la plebe o el populacho; porque resulta que, siendo un libro comercial, con la historia típica y tópica de buenos, buenísimos y malos, requetemalos, escrita para la inmensidad de la población, va y la «jodía» me gusta. Un libro que leí hace ya unas semanas y que tardé en acabarlo el mismo tiempo que el gran estadista utilizó para aprender economía… y así nos va; bueno, que me despisto, vamos al toro que tiene querencia a las tablas y hay que saber templar…

Ya situado con la ayuda de dos certeros capotazos, el morlaco en los medios, continuemos con la faena, que no es tarea baladí. Sabéis los que me conocéis, que soy una persona de humildad contrastada y, una vez más, y haciendo gala de esto, me voy a erigir como portavoz del pueblo llano, qué narices, del populacho; de esa masa, que por masa, es inculta y desmedida. –¡Nos gusta el amigo Bernard! -claro que sí, con su escritura fácil y sus historias simples, con sus valientes personajes cuasi inmortales, y sus cobardes contrincantes, siempre dispuestos a sufrir un sinfín de heridas; todas ellas infringidas por los bravos y apuestos, que son los nuestros… ¿o no?

¿Somos tan simples como grupo, que por mostrarnos lo que no somos y nos gustaría ser, compramos y leemos de esta manera tan compulsiva?, ¿así somos de tontos?… Pues será que sí porque, como decía hace unas líneas, resulta que lo vi en La Casa del Libro el otro día, y tuve que rendirme a la evidencia de que, o lo compraba, o me daba un arrechucho de esos propios de otras edades, que no la mía; que aún lozano y aguerrido, gústame de cortejar las damas, con éxito asegurado… Ay de mí, que me vuelvo a despistar; a lo que iba, que es el libro…

Por otro lado, permítanme, si no es molestia para la concurrencia, esta pequeña licencia taurina en la reseña; es una espinita en mi corazoncito hislibreño la que tenía clavada, y quería hacer cumplida referencia en una de estas, al octavo arte español, para quien guste; o a la masacre animal para quien no, muy apropiado, por otra parte, al libro que nos ocupa. Y sí, tengo corazón, a pesar de mi avatar…

Ya totalmente entregado el astado, a la suerte de la muleta, diré que ayer, estando sentado junto a un escritor que presentaba un libro con nombre extraño, me preguntó si me había gustado su novela. ¡Sí, señores!, me hizo esta pregunta tan compleja a mí, digno representante, como decía, de la gente normaloide; y yo, haciendo gala de la inteligencia que me caracteriza, y después de razonar una respuesta profunda, para sorprender al pequeño auditorio dije: -es una buena novela, me ha gustado.

Después en casa, ya repasando la jornada, me rondaba en la cabeza la respuesta que le había regalado a tan insigne personaje, tan sencilla como complicada a la vez; ¿qué la hace sencilla? Pues sus siete palabras y, ¿qué la complica, os preguntaréis? Pues que es la respuesta de la gente normal, de los que sabemos un poco de todo y un mucho de nada, de los que no somos ni buenos ni malos; de los que somos gente sencilla con pequeñas manías complicadas… de la inmensa mayoría que respira bajo este cielo azul que nos cubre a todos… Si me gustó a mí, le gustará a mucha gente; porque la sencillez de lo escrito, es lo que llega al noventa por ciento de los que vivimos aquí, entre vosotros…

Bueno, bueno, que la reseña llega a su fin, no por lo dicho del libro, sino por el papel apantallado que ya está ocupado. De todas formas, ya no sé si escribo «en modo» Hislibris, o «en modo» el Desván; así que siento si defrauda la reseña, que como tal es poca cosa; aun así, siempre supe que, como el último chamán griego, tenía el poder de la bilocación… en fin.

¡Ah!, que se me olvidaba; antes de terminar, decir que el libro es un buen libro, cargado de acción; para los que hayan leído los tres primeros, es una continuación perfecta… y lo que queda por venir teniendo en cuenta la longevidad de su otra gran saga; para los que no, es que no les gusta ni el estilo, ni el escritor; así que para qué van a leer una reseña de una cuarta parte, si no han leído las anteriores novelas; así espero por lo menos, hayan disfrutado un poco con lo dicho.

Reseñado por Nes.

[tags]La canción de la espada, sajones, vikingos y normandos, IV, Bernard Cornwell[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “La canción de la espada, sajones, vikingos y normandos” en La Casa del Libro.
        

     

37 comentarios en “LA CANCIÓN DE LA ESPADA, SAJONES, VIKINGOS Y NORMANDOS, IV – Bernard Cornwell

  1. Julio dice:

    ¿Qué importa ser del montón si eso implica situarse en medio de barreras de escudos, espadazos, vikingos, anti heroes y una que otra traición al más puro estilo Cornwell?

    Sí soy también de ese montón, a mucha honra y muy contento…no he leído aun la tercera parte pero las 2 primeras son tan buenas como las demás de Cornwell (La trilogía del Señor de la Guerra es cosa aparte, un clásico contemporaneo que estoy seguro ha definido y definirá el curso de la novela histórica por mucho tiempo, al estilo Graves).

    Excelente reseña Nes, directa y sincera, se agradece, saludos

    Julio

  2. Urogallo dice:

    Otro más para el muro de escudos.

    Uno tiene que reconocer sus debilidades.

  3. Berta dice:

    Nes, has vuelto con la pasión que te caracteriza. Como ya te comenté, hacia tiempo que no te prodigabas por estas páginas, pero como siempre que lo haces, te dejas la piel en ello. No es fácil ser tan expresivo, te hace vulnerable ante los demás, y quizá no recibas la respuesta que esperas ya que no es fácil expresarse tan abiertamente como tú lo haces. Te felicito por ello. Perteneces al 5% de los que no escriben sencillamente.

    A principios de año me leí la trilogía del Señor de la Guerra, y a pesar de que mi intención era leer el primero y no continuar, no pude evitar de leerlos uno detrás de otro. En una semana, los había acabado.
    Con tu reseña no percibo si esta tetralogía es parecida o no. ¿Te has leído los tres anteriores?

    Un saludo,

  4. Urogallo dice:

    Pués que tenga cuidado, en el muro de escudos ser vulnerable puede costarle un buen tajo de aguijón-de-avispa, o peor, de hálito-de-serpiente.

  5. Valeria dice:

    Yo tengo la trilogía de El Señor de la Guerra esperando para vacaciones. Así que de momento vivo alegre y ajena al muro dichoso.

    Pero hay algo en la reseña de Nes que me deja poco convencida: “Si me gustó a mí, le gustará a mucha gente“. Cuanto más mayor me hago, y más leo, y más hablo sobre lo que leo, más me convenzo que cada persona es un mundo y cada lectura se convierte para cada uno de sus lectores en una experiencia personalísima e irrepetible. Lo que a unos les gusta, a otros no. Sólo hay que pasearse por estos foros, para comprobarlo. Yo no me atrevería a hacer esa afirmación.

  6. Richar dice:

    Bueno Valeria, aún estando de acuerdo, hay libros que son más fáciles que gusten a mucha gente y otros que por su naturaleza (por ejemplo, esos rollos japoneses que lee jerufa, jeje…) sean más de nicho. Supongo que pasa con la música, el cine, etc… y Cornwell diría que está en el primero de los lados, ya que es de lectura muy fácil, con aventuras, buenos, malos, acción y amores, fórmula que parece más efectiva para gustar a la masa.

    Yo también me considero un Cornwelliano total -a pesar de que Stonehenge se me hizo más largo que un día sin pan-. De esta serie voy por el segundo, así que ya os alcanzaré en otro momento, pero me estaba gustando bastante.

    Me encantó la trilogía del Señor de la Guerra y me gustó mucho también la de Arqueros del rey. Quizás el problema con esta de vikingos es que viendo que no tiene fin previsto, se me hace un poco bola. No sé, si dijeran tres o cinco, pues vale, ya sabes que tiene un principio y un final. Pero eso de “ya veremos”, pues como que no es lo que más ilusión me haga.

    En cualquier caso, al cuarto llegaré casi seguro y si no, tiempo al tiempo.

    Saludos,
    Richar.

  7. Nes dice:

    Hola,

    Primero, gracias por las respuestas a esta reseña un tanto rarita…

    Berta, sí, me he leido la Trilogía del Señor de la Guerra, y los tres anteriores a este de Vikingos.., esta última, para mi, es mejor que la del Señor de la Guerra, a mi me gusta más y la he disfrutado mucho, te la aconsejo encarecidamente, no te defraudará si te gusto la Trilogía; y gracias por tus apreciaciones sobre mi manera de escribir, porque la verdad, es que cuando escribo, ya sean reseñas u otras cosas, va implícito un afan de reconocimiento, que sin quererlo, hace que te adornes a veces más de la cuenta…

    Julio, yo tambien estoy orgulloso de ser del montón que le gusta este tipo de lecturas, .. películas, música, etc… y a veces, confieso que incluso me gustaría ser algo más del montón de lo que soy y poder apreciar más lo que el conjunto aprecia.

    Uro, confío en que cubras mi derecha en el Muro de escudos, ya que te ofreces voluntario, estamos en la primera fila, que es la que realmente lucha.

    Valeria, lo que pongo en la reseña, es una exageración, está claro que, cada cual tiene su manera de interpretar y disfrutar de una lectura, y es verdad que cuanto más mayores nos hacemos, más experiencia y lecturas atesoramos y mas matices sacamos de lo que leemos, pero hay libros, que por su sencillez en la trama y en la forma, tienen la capacidad de romper la mayoría de “los muros de escudos” que vamos alineando con el paso de los años.

    S2

  8. Nes dice:

    Vaya, he escrito un rollo de respuesta y me la han moderado, en fin, o es por el rollazo que he soltado, o por los tacos.

    Richar, yo me quedé en el 10 de Sharpe y de ahí, no pasé… el de Stonehenge, tambien me pareció un palo y espero de verdad, que esta serie de Vikingos y demás, tenga un final relativamente pronto; supongo que lo comercial es lo que tiene, a veces prima la venta, sobre todo lo demás.

    S2

  9. Julio dice:

    Nes, no sé que número de la serie sea el de “Sharpe en Waterloo” pero para mi es genial, yo solo he leído los primeros 2 y este de Waterloo, si quieren más batallas al filo de la desesperación cambiando espadas por bayonetas y artillería les recomiendo ese libro. Eso sí, está escrito por un inglés asi que toda referencia sobre Napoleón será…¿como decirlo?…”britanizada”…

    saludos

  10. jerufa dice:

    Richar…te he visto.
    ¡Serás jodío!

  11. jerufa dice:

    Nes, me he partido de risa con tu reseña.
    ¡No te justifiques más, hombre! ;-)
    Si aquí cada uno lee lo que lee y santas pascuas.
    Yo, te confieso, no he leído nada de Cornwell (jó, he subido dos veces a la caratula porque no sabía ni como se escribía), pero me pica el gusanillo. Ya sabes, mejor opinar sobre algo si lo sabes de primera mano.
    ¿Qué me recomiendas para estrenarme?
    Prometo leérmelo en las vacaciones.

    Adió, adio.

  12. Nes dice:

    Bueno, antes de decir nada, comentar que ya he respondido antes, pero no se que he tocado en el teclado con mis manazas y la respuesta se ha perdido por el limbo cibernético, así que no se si habrá tarde o temprano dos comentarios míos sobre lo mismo…

    Jerufa, no es que me justifique, forma parte del rollo que he querido darle a la reseña, en el fondo estoy alardeando, lo que es verdad que a veces, y eso ya me lo han dicho, no me entiendo ni yo cuando escribo… aún así, si he logrado arrancarte una sonrisa, que es lo que pretendía con la reseña, ya estoy contento; el libro no daba para mucho que reseñar, así que he intentado darle un enfoque algo cómico al tema, con más o menos gracia supongo…
    Si te he de recomendar algo de este, te diría que leyeses o el primero de esta serie o el primero de Sharpe, que es como yo empecé, a mi me encantan las dos.

    Julio, el décimo de Sharpe es el de Waterloo,si; supongo que si lees dos o tres solamente, conserva el frecor y el dinamismo, lo malo es que yo leí los diez primeros del tirón, y supongo que me empaché… de sus otras series, por ejemplo, la de los arqueros, no me pasó por que solo son tres, y con esta última, tampoco, porque no los leo tan seguidos.

    S2

  13. jerufa dice:

    ¿Y cómo se llama el primero?
    Me lo tienes que dejar mascadito, Nes.

  14. Nes dice:

    Northumbria, el último reino, (The Last Kingdom, 2004)

    Aquí lo tienes… dale las gracias a San Google…

  15. Urogallo dice:

    El analisis de Julio es tan certero como el golpe definitivo que rompe la resistencia del muro de escudos.

    Si te lees uno o dos de Sharpe, hasta te pueden resultar originales y novedosos, pero en cuanto pasas del 5º o del 6º te das cuenta que se repiten más que el ajo.

    A pesar de eso son grandes novelas de entretenimiento, pero a Cornwell cada día se le nota más lo de Cornwell & Cornwell, Fábrica de Novelas.

  16. Germánico dice:

    Lástima que a Philip Kerr le esté pasando eso mismo…

  17. Derfel dice:

    Jerufa, hazme caso: léete el primero del Señor de la Guerra (“El rey del invierno”, editado en bolsillo y en tapa dura).

    Te lo digo sin ánimo de trifulca, y sin ningún tipo de rencor por lo que tú y yo sabemos.

    Ya sé que no es habitual que una persona que haya sido agraviada en el pasado por otra, le responda con un gesto amable, pero yo soy así, qué le vamos a hacer…

    Un abrazo

  18. Darklyes dice:

    Pues la verdad es que corrí a comprarlo hace un par de meses en cuanto me enteré de que salía a la venta porque soy un incondicional del señor Cornwell pero pienso que nada que haya hecho después de las Crónicas del Señor de la Guerra tiene una calidad sobresaliente.

    Creo que ya comentamos en el foro algunas cosillas acerca de La canción de la Espada. Desde luego este tipo de novelas se dejan querer por lo ameno que resulta leerlas y por la acción a raudales que destilan pero bajo mi humilde punto de vista a Cornwell hace ya años le fallan los personajes que ya no son tan carismáticos como Derfell o Ceinwyn y aparte su trabajo ha perdido oscuridad y crudeza.

    De todas formas debo decir que he disfrutado con la lectura de la cuarta parte de Sajones.. y que espero y ruego encarecidamente a los editores de este país que de una vez por todas saquen en español la saga que se desarrolla durante la guerra civil americana y que al parecer dicen que está estupenda.

    Para los que todavía no os habeís metido en el maravilloso mundo de los muros de escudos de este escritor británico yo creo que la saga de sajones, vikingos y normandos está bastante bien como iniciación. Es que si os poneis con la trilogía del Señor de la Guerra ya no os gustará nada más, jejeje… Para mi gusto tanto la saga de Sharpe como las novelas sueltas que ha escrito no pasan del aprobado/bien justito.

    Muy buena reseña Nes, mucha pasión en ella.

    Un saludo a todos

  19. richar dice:

    Pues yo recomendaría la trilogía de El señor de la guerra (o la de Arqueros, que no parece tener demasiado tirón, pero que a mi me gustó bastante). La del señor de la guerra la compré enterita por 15 euros en Bibliolimpo, en una edición cojonuda de Muchnik. Pero veo que ya no la tienen :-(

    Saludos,
    Richar.

  20. Derfel dice:

    Ahora la de tapa dura es de una filial de Edhasa (Marlow, creo recordar) que no me gusta nada: cara y mala.

  21. Vorimir dice:

    jeje, yo la pillé casi al mismo precio que Richar, y era una edición buenísima.

  22. Urogallo dice:

    Buenas o malas las ediciones, acordaos de cortaros las uñas antes de morir.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Naglfar

  23. Germánico dice:

    Joder… Lo que da tener mucho tiempo libre donde hace mucho frío (y eso que por allí los días son cortos, salvo cuando les duran no sé cuántas horas; seguro que se les ocurrió en un momento de esos). Aquí en el Paraíso creo que jamás se nos ocurriría lo de hacer un barco con las uñas de los muertos… Aunque, bueno, con el separatimo disfuncional que defiende El Día, no debería extrañarme de estas cosas.

  24. jerufa dice:

    ¡Derfel, no sabía que tu nik derivaba de las historias de Cornwell! ¡Ver para creer! Es que vivo en otro mundo…sorry!
    Me he cotilleado las dos propuestas que tan amablemente me han sugerido Nes y Derfel.
    Empezaré por El Rey del Invierno. Me atraen las aventuras de Arturo desde chiquitito. Ya sabeis, el mago Merlin de Disney.
    Y no preocupes, Derfel, por aquel desagravio. En realidad, ya te perdoné hace tiempo.
    Adió, adió.

  25. Derfel dice:

    ¡Ver para creer! El Jerufa por fin se ha disculpado…
    Bueno, que disfrutes con el Rey del Invierno. Un último aviso: las 100 primeras páginas o así son un poco lentas y confusas; luego, la cosa mejora notablemente.
    ¡MURO DE ESCUDOOOSSS!!

  26. jerufa dice:

    No te preocupes, si superé las 100 primeras de El nombre de la rosa y el tocho de La novela de Genji este será pan comido para mí.
    Un abrazo, majo.

  27. Ascanio dice:

    Y las 100 primeras de “El primer hombre de Roma”.

  28. jerufa dice:

    Esas también las pasé.

  29. Urogallo dice:

    ¡ Uhá !. ¡ Vuelve el Muro de Escudos !. ¡ Lo tengo !.

    Esos vikingos se van a hartar de probar a Hálito-de-serpiente.

  30. Urogallo dice:

    ¡ Que maravilla !.

    ¿De que va esta novela?.

    ¡ De nada !.

    ¡ Y me encanta !.

    Otra vez Uthred, hijo de Uthred, deambulando de aquí para allá, alargando el momento de la batalla final contra el enemigo de turno. Un par de muros de escudos, y ya tienes otra novela.

    Que simple belleza…

    ¡ MURO DE ESCUDOS !.

  31. Urogallo dice:

    Buuuuuuhhhhh.

  32. Hagakure dice:

    Una observación para los que habeis leido el vol 3º ( Los señores del norte ) y El Macedonio.
    Filipo recupera su caballo negro Alastor y Uhtred recupera su caballo negro Witnere. Las dos escenas son muy parecidas, llamando al caballo por su nombre y matando a su enemigo. ¿ Casualidad ?, ¿ copia descarada ?, aay, ay, Bernard, Bernard…..

  33. Urogallo dice:

    Pfff, no te quedes en eso. Las escenas de valerosos paladines recuperando monturas o armas son bastante habituales.

  34. Vorimir dice:

    Copia escena, falta a su palabra sobre entrevistas… ¡menudo bellaco! :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.