LA CAÍDA DE PARÍS – Herbert Lottman

La caída de ParísLa caída de París es una reedición por parte de la editorial Tusquets de una trilogía, sobre la Francia de la II GM, ya publicada por la misma editorial a lo largo de los años 90. Herbert Lottman, es un escritor e historiador norteamericano afincado en la capital francesa y que cuenta en su haber con un buen número de publicaciones referidas al país vecino.

Lottman nos relata el libro como si fuera un diario, comienza un 9 de mayo de 1940 con las tropas alemanas preparadas ya para la Batalla de Francia y,acaba un día después de la solicitud de un armisticio por el nuevo gobierno francés del Marical Pétain, el día 23 de junio del mismo año.

El autor es capaz de sumergirnos en la tremenda ansiedad que da el transcurrir de los acontecimientos, haciendo al lector sentirse como si realmente estuviera ante una novela de suspense. Son días, y no meses ni años, los que separan a la capital más bella del mundo, París, de un presente de luz y libertad a un futuro de sombras y oscuridad que la mantendría en este estado durante los próximos cuatro años.

El gran acierto de este libro, es precisamente ese estilo narrativo ameno y fresco, a la vez que inquietante, con el que Lottman logra impregnar a cada página del mismo, situando al lector en un estado de inquietud ante un final que todo buen conocedor de la IIGM conoce ya: la caída de París.

La tensión se palpa por momentos; los parisinos, ajenos al devenir de la guerra, empiezan a ser conscientes de que esa dura realidad se acerca rápidamente a sus hogares y, aceptan con más o menos resignación lo que el presente les ha deparado; los políticos dan sus últimas bocanadas de aire en busca del “milagro salvador”, en este caso la ayuda norteamericana, ayuda que no llegaría hasta cuatro años más tarde; los militares, con el ego subido todavía tras la victoria en la Gran Guerra, se ven desbordados ante la inteligente utilización de los medios militares de que hacen uso los invasores germanos; un armisticio y 4 años de calvario moral y físico para un país que no supo o no pudo defenderse aquellos fatídicos 35 días de mayo-junio de 1940.

[tags]Caída París, Herbert Lottman, Segunda Guerra Mundial[/tags]

Compra el libro

     

17 comentarios en “LA CAÍDA DE PARÍS – Herbert Lottman

  1. calimero dice:

    Pese a los comentarios que ya me veo venir, del tipo de “Son días, y no meses ni años, los que separan a la capital más bella del mundo, París, de un presente de luz y libertad a un futuro de sombras y oscuridad que la mantendría en este estado durante los próximos cuatro años”… que ya hablan por sí solos;
    ¿qué idea deja caer de Petain y Laval? Son retratados como traidores a Francia, o por el contrario permite si quiera sospechar que hicieron lo menos malo posible para su país en tales condiciones?

  2. David dice:

    ¡Qué bueno el libro David!. Lo leí hace años y me encantó. Y si lo completas con Suite francesa de Neimirowsky, entonces ni te cuento.

  3. Curistoria dice:

    Gracias por la reseña, tomo nota del libro para el futuro.
    Saludos.

  4. Sergio dice:

    Enhorabuena por la reseña David.

    Una pregunta: ¿termina el libro con la toma de Paris, o se prolonga durante los 4 años de ocupación alemana de la ciudad?

    Un saludo.

  5. Arauxo dice:

    Felicidades, David L. Una estupenda reseña sobre un libro que también parece estupendo.

    Sobre la Segunda Guerra Mundial, siempre me han interesado algunos asuntos y éste de la rendición de París, de la formación del gobierno colaboracionista de Petain y de la creación del gobierno en el exilio de De Gaulle es uno de ellos. Comparto la duda que expone Calimero sobre el juicio que Lottman pueda realizar sobre Petain. Soy un ignorante en muchas de estas cuestiones, pero siempre he oído decir a mi padre -gran lector y conocedor de Historia Contemporánea y, especialmente, de lo que a esta contienda se refiere- que la Historia (y los franceses, en concreto) habían acabado siendo injustos con el susodicho mariscal, porque, independientemente de su mayor o menor sintonía ideológica con el gobierno de Berlín, detrás de su actitud colaboracionista no hubo sino una amarga decisión adoptada desde el pragmatismo -pero también desde el patriotismo- para salvar a Francia de la destrucción absoluta. ¿Qué valoración hace Lottman y cual es su , David L.?

    Un saludo y muchas gracias por reseñarnos una obra que se me antoja muy interesante.

    PS: Además de felicitarte por tu empeño personal, Richar, a veces –sólo a veces, ¿eh?- hay que felicitarte también por tu talento. Y esta es una de esas ocasiones, porque parece imposible encontrar una fotografía más acertada y más histórica para encabezar hoy Hislibris. Enhorabuena, jefe, porque hoy las mereces.

  6. Arauxo dice:

    Perdón. Falta arriba su… veredicto. Y, decididamente, voy a tener que prestar más atención a las puñeteras cursivas.

  7. javier dice:

    Interesante tema, David L. Me uno a la brecha abierta por Calimero y que continúa Arauxo.

    Últimamente parece que a Francia le crecen los enanos, y algunos vienen del pasado como el fantasma del colaboracionismo, así que no parece que esté el horno como para encima rehabilitar a nadie, pero en fin, yo también espero impaciente una respuesta a lo que te planteaban.

    Saludos

  8. Koenig dice:

    Buenos días.

    La verdad es que es un libro que parece muy interesante y que me había sido recomendado en varias ocasiones, motivo por el que lo compré el pasado día 23 (del libro). Así que no adelanto nada.

    Un saludo.

    Koenig.

  9. jerufa dice:

    A mí, gracias a esa reseña, me tira el libro. Porq

  10. jerufa dice:

    Porque me apasiona esa época de la IIGM.

  11. Ascanio dice:

    ¿Un hipo, Jerufa?

  12. Koenig dice:

    No, un Porquo

    je, je.

  13. David L dice:

    Hola a todos,

    Primero de todo pediros disculpas por el retraso a la hora de contestar, he estado unos días fuera y me he encontrado hoy con la reseña publicada.

    A CALIMERO: las reseñas son sólo meras opiniones personales del lector que las publica, pueden servir a unos para algo o, tal vez a otros absolutamente para nada. No quiero con ellas dirigir la opinión de quién las lee, simplemente expresar en palabras lo que yo he apreciado en el libro reseñado.

    Bien, ahora contestaré a tu pregunta sobre la idea que deja caer Lottman sobre Pétain y Laval. El autor no presenta a Pétain como un traidor a la causa de Francia, más bien, muestra a éste y al general Weygand( último jefe de las fuerzas francesas antes de la caída de París) como los dos grandes precursores de solicitar un armisticio visto las condiciones políticas internas y las nefasta campaña militar que desembocó en la llegada de los alemanes a las puertas de la capital. Yo creo que Lottman justifica en cierta manera esa conducta, eso sí, situándonos todavía en mayo-junio de 1940.

    Sobre Laval prácticamente no se habla, solamente deja entrever la animosidad de De Gaulle y sus partidarios hacia el político que más contemporizador se mostró siempre con Hitler y Mussolini. Otro motivo de discusión sería el por qué de esa supuesta “permisividad”..personalmente, creo que Laval intentó aplicar la política típica exterior de Francia desde Versalles, es decir, sitiar a Alemania, pero cuando comprobó que GB no terminaba de colaborar en ese objetivo decidió “acercar posturas” con los dictadores nazi y fascista.

    Para SERGIO: el libro se presenta como una especie de diario, comienza con el preludio al ataque alemán, 08/05/40 y termina el día 23/06/40 con la entrada de Hitler en París.

    Para ARAUXO: creo que lo que la explicación dada a calimero puede servir también para tí; creo que Lottman no juzga en ningún momento la actitud de Pétain en esas fechas, pero claro, no olvidemos que este libro no repasa el papel de Vichy en la IIGM, sino los días que transcurrieron entre el ataque de la Wermacht en mayo, y la capitulación francesa a finales de junio de 1940. Pétain jugó un papel importante, pero creo que Reynaud, Daladier, el mismo general Weygand, Mendel, etc..tienen un papel muy importante en el transcurrir de los hechos.

    Para JAVIER: el colaboracionismo, o más bien, el carácter servicial que mostraron muchos franceses ante los alemanes será y seguirá siendo fuente constante de controversia en el país vecino. Este verano mismo, tuve la ocasión de poder compartir un curso sobre la Batalla del Ebro junto a un historiador francés residente en la Cerdaña francesa y, al tocar el tema, me comentó que todavía estaba prohibido en Francia publicar los nombres de los colaboradores entre el pueblo llano, sigue siendo tabú. Sólo un apunte Javier: el mismo general Weygand, teniendo a las puertas de París a los alemanes, tomó como primera medida la conservación del orden contra una supuesta revuelta popular de la izquierda…¿qué preocupaba más a los principales jefes militares de Francia, la política interior o, la desastrosa derrota militar por la que se culpaba a los políticos profesionales? Este pensamiento marcaría a Francia durante los próximos 4 años.

    Un saludo.

  14. Koenig dice:

    Buenos días.

    Acabo de terminar de leer el libro, y la verdad es que me he quedado con una cierta (pequeña) decepción con respecto a su contenido.

    Para empezar debo dejar claro que mi punto de vista seguramente sea injusto, ya que la campaña de 1940 la conozco bastante bien, desde el punto de vista social y militar. De hecho me inicié en ella con el libro de Benoist-Mechin “Soixante Jours qui Ebranlérent L´occident” (sesenta días que estremecieron occidente). Libro al que el de Lottman se parece bastante, aunque Benoist-Mechin lo escribió en capítulos dobles: uno referente a la situación política y social, y otro referente a los acontecimientos militares. Tal vez ello facilitaba un poco la comprensión conjunta de los acontecimientos.

    El libro de me ha resultao mucho como una especie de colección de anécdotas. Algunas relacionadas, otras en absoluto. Lo definiría como un libro “puntillista”, cargado de pequeñas pinceladas que, si lo leemos a buen ritmo, dejan en el subconsciente una imagen completa de los acontecimientos. Pero si tardamos, los primeros días se acaban difuminando junto con los últimos, ya que muchas de las anécdotas se parecen. Así pues hay emoción y ambiente, como bien dice David L, si hay ritmo de lectura. Si no…

    También se echa de menos una descripción mas completa de muchos de los personajes que se citan. Algo que vaya mas allá de los días relatados. Como muchos habéis preguntado ¿Qué fue de Petain tras la caida de París? ¿Qué fue de de Gaulle? De algunos: Reynaud, Dentz, nos habla un poco, dos líneas, sobre sus vicisitudes posteriores. De otros, Bullit, nos deja a oscuras. Sobre algunos personajes es cierto que no resulta ncesario, pues son de sobra conocidos. Pero sobre otros si se agradecería que entrara en mas detalles.

    Igualmente me ha dado la impresión de que el autor se “moja” poco. Se trata de una colección de anécdotas y hechos de personajes a todos los niveles, pero sin apenas obtención de conclusiones, investigación histórica, razonamientos… etc. propios del autor. Se me antoja (siendo injusto seguramente) una especie de “corta y pega” en algunos momentos.

    Por otro lado es de agradecer que, al menos, el autor haya dividido el tema en días, ya que no en cuestiones o en personajes.

    Pero no quiero terminar sin comentar algunos logros del libro. En primer lugar la gran riqueza de personajes. gracias al mismo podemos conocer opiniones y vivencias no sólo de grandes políticos y militares, sino también de gente del mundo de la cultura, o incluso familias “normales”. En segundo lugar, como ya decía David L, el lenguaje llano y directo, con la inclusión de extractos de diarios personales, noticias y emisiones radiofónicas.

    En resumen, es una gran investigación (desde este humilde punto de vista) a la que tal vez le falten unos minutos mas de horno.

    Un saludo y gracias por la reseña David L.

    Koenig.

  15. Carolina dice:

    Lamento entrar tan tarde, ¡han pasado tres años desde que esta reseña se escribió! Es que es hoy cuando la he visto. No conozco el libro del que se habla, pero me gustaría recomendar sobre ese tema el del periodista español Manuel Chaves Nogales, titulado “La agonía de Francia”. Es una obra excelente que nos ofrece una visión testimonial (él estuvo allí) de la caída de Francia ante los alemanes muy, muy bien escrita. El libro de Caves está reseñado en Hislibris, pero no hay ningún comentario sobre él. Es una verdadera lástima porque se trata de un escritor extraordinario que recomiendo a todo el que tenga interés en el tema.

  16. ramon dice:

    Agrego que he leído que Lottman tiene otros libros que tocan en parte los temas de Francia en la 2da Guerra Mundial. “La Depuración” (que es sobre el después) y “La Rive Gauche” (que es sobre la actitud de los intelectuales antes durante y después de la Guerra) Por otro lado, en otra editorial está en español un libro de Lottman sobre Petain, que debe ser de los pocos que abordan a este personaje histórico.

  17. David L dice:

    “La Rive Gauche” está reseñada aquí en Hislibris por el compañero Rodrigo:

    https://www.hislibris.com/la-rive-gauche-herbert-lottman/

    Sobre Petain existe en castellano otra biografía muy intersante y amplia:

    http://www.amazon.es/P%C3%A9tain-mariscal-Francia-Coleccion-Andanzas/dp/8483300869/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1327873766&sr=1-1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.