INFAMIA. EL CRIMEN EN LA ANTIGUA ROMA – Jerry Toner

Casi cualquier persona con un mínimo conocimiento de Derecho es consciente de «cuánto han hecho los romanos por nosotros» en cuanto a leyes. Los conceptos que actualmente damos por sentados como ubicuos en cuanto a organización civil de una sociedad ciudadana, fueron sin embargo creados hace mucho tiempo por estos afanosos romanos y sus meticulosos códigos legales. Sin embargo, también había una Roma oscura y brutal al margen de la ley. Igualmente, la ley romana llega a mostrar esa faceta igual de brutal para regocijo de los espectadores que acuden a ver los espectáculos. La Ciudad Eterna, en resumen, está llena de luces y sombras, pero el libro del que vamos a hablar hoy se centra, sobre todo, en estas últimas. Pues Infamia. El crimen en la antigua Roma, escrito por el historiador Jerry Toner y publicado en España por Desperta Ferro Ediciones, es un estudio sobre el universo criminal, los delitos y sus castigos, y cómo la sociedad romana percibía ese concepto de Justicia que se citaba a veces en las leyes romanas.

Jerry Toner es profesor titular en varios colleges de la Universidad de Cambridge, en la que realizó su doctorado. Sus obras siempre han interesado por diferentes aspectos de la cotidianidad de los antiguos romanos, ofreciendo una perspectiva «a pie de calle» que aporta, en mi opinión, aire fresco y humanidad.

En Infamia, encontramos un estudio organizado según el tipo de delito (robos, delitos contra el estado, crímenes de guerra…), y se analizan sus motivaciones, percepción social, castigos. Con una prosa sencilla y efectiva, Toner hace un recorrido a través de las fuentes y otras evidencias, parte del ingente material que el autor ha tenido que manejar para escribir este ensayo, no obstante lo cual, el propio autor señala también las grandes lagunas que tenemos todavía debido a la escasez de muchos tipos de restos y testimonios. Sin embargo, el texto camina con paso seguro por esa frontera de lo desconocido, porque su conocimiento sí está muy bien cimentado sobre lo que sí sabemos.

Y son las fuentes del autor, quizás, el descubrimiento más agradable para mí. Las leyes romanas son bien conocidas, pero el autor navega por debajo de esa capa tan visible, e investiga sobre las principales preocupaciones de los romanos a través de sus miedos, sus peticiones a dioses y autoridades civiles, y también a las fuerzas malignas que les ayuden a cobrar venganza. Así conoceremos, a través de sus páginas, el funcionamiento y contenido de las peticiones que realizaban los ciudadanos a sus gobernadores en busca de justicia, o los curiosísimos oráculos de Astránsico (un sistema sorprendentemente parecido a los juegos infantiles que unen preguntas y respuestas al azar, pero que los romanos consideraban una fuente fiable de información). También encontraremos análisis de grafitis, o tablillas con maldiciones que las víctimas de robo u otros delitos, en su desesperación, encargaban a hechiceros como modo de tomar venganza.

También hay espacio en este libro para estudiar los crímenes de guerra y para sorprendernos con lo organizado y reglado que estaba este ámbito, aun tratando con múltiples culturas diferentes. Pero, en mi opinión, son los capítulos dedicados a los crímenes de estado los más brillantes, pues explican la evolución del equilibrio de poderes entre pueblo, Senado y emperadores, y cómo esto cambió la tipificación de delitos o creó otros nuevos, que se incluyeron en las leyes para disponer de herramientas con las que afrontar los nuevos y peligrosos tiempos para estos Príncipes del Senado.

En resumen, nos encontramos ante un estudio tan amplio, a pesar de su número muy razonable de páginas, que se fija tanto en los pequeños delitos entre los que vivían los ciudadanos de a pie como en los grandes actos de traición contra el Estado. Y opino que su mérito es, precisamente mostrar esas sombras que se arrastran por el suelo de la marmórea y monumental Roma. Pues la humanidad, queridos lectores, tiene más de lo segundo que de lo primero. Y de eso trata Jerry Tones: de humanidad. De una sociedad donde había problemas muy semejantes a los de ahora, pero también otros muy diferentes. De lo que nos une a pesar del tiempo, y lo que nos separa, a pesar de compartir idénticas preocupaciones. Sin duda una lectura muy recomendable que recompensará al lector por lo sabroso de su contenido.

Jerry Toner, Infamia. El crimen en la antigua Roma. Madrid, Desperta Ferro Ediciones, 2020, 256 pp.

     

6 comentarios en “INFAMIA. EL CRIMEN EN LA ANTIGUA ROMA – Jerry Toner

  1. Iñigo dice:

    No me ha disgustado, pero al haber estudiado derecho y la asignatura de Derecho Romano en 1º de carrera, la verdad es que me ha parecido superficial, si bien, como digo, sí que es entretenido y muestra un montón de curiosidades interesantes. Muestra un ingente número de ejemplos y anéctodas referidas a la violencia y la consecución de delitos, sin entrar a valorar la norma general de la visión del derecho y la justicia, sino más bien, abordando un anectotario caso a caso, curioso y a veces muy divertido. Nos podemos hacer una idea de la violencia y el conjunto de actos violentos, delictivos o no, pero no de la respuesta general y normativa de Roma, que en mi opninión podría resultar más interesante, pero también más aburrida y menos divulgativa. Sin duda, es una fantástica propuesta de Desperta Ferro. Muy interesante la diferenciación que marca entre el derecho público o penal y el derecho privado o civil… remarcando las diferencias que plasmaba el derecho y la visión de la violencia si se realizaba en el ámbito privado o público, con sus protagonistas pertenencientes a la clase aristocrática o al pueblo llano de Roma.

  2. Iñigo dice:

    En definitiva un buen análisis de la violencia y todo lo que conlleva en la Roma, especialmente imperial, desde el punto de vista del pueblo y del día a día de los diferentes estratos y ciudadanos. Muy goloso aunque en mi opinión sin entrar en profundidad en el tema. Más bien es un paseo superficial y entretenido.

  3. Farsalia dice:

    Un gran libro, como nos tiene acostumbrados Toner con sus estudios sociales (y sociológicos) sobre la Roma antigua. El crimen desde diversas tipologías, incluida la visión jurídica, y que nos permite conocer muy en detalle aspectos diversos de la sociedad romana. Toner escudriña bien las fuentes, sobre todo las no habituales (como ya hiciera en obras anteriores, en especial Sesenta millones de romanos. La cultura del pueblo en la antigua Roma, recientemente reeditado por Crítica), y las sitúa en su contexto. Analítico en muchos aspectos (conociendo el tema romano como conozco, no me parece para nada un libro superficial), sitúa cada crimen en su esfera y la respuesta “jurídica” que a menudo, como suele suceder (incluso hoy en día), mira por quien tiene propiedades y por el estatus social de perpetradores y víctimas. La imagen que deja Toner es la de una sociedad romana en la que el crimen estaba muy presente, prácticamente como en la actualidad, y en la que cada delito tenía su “solución”, aunque no necesariamente la más “justa”.

  4. Valeria dice:

    Pues a mi me pasa un poco como a Iñigo. Me decepcionó un poco. Creo que en ocasiones saca de contexto casos puntuales para hacer de ellos la regla. Pero, a pesar de ese empeño en vender lo hiperbólico y lo llamativo, la manera de los romanos de enfrentarse al hecho criminal era mucho más amplia, compleja y , en cierta medida, avanzada de lo que refleja el autor, al menos en relación a otras sociedades de su época. Ahoa bien, es un libro entretenido si el tema de interesa. El autor es un buen comunicador.

  5. Quim dice:

    Coincido con Iñigo y Valeria. Nada nuevo que no estudiase en derecho romano, abusa de los ejemplos centrados en Egipto y en ocasiones me ha parecido un poco deshilachado. No obstante se deja leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.