HUIDA DEL INFIERNO. LA BATALLA DE LA BOLSA CHERKASSY – Antonio Muñoz Lorente

HUÍDA DEL INFIERNO. LA BATALLA DE LA BOLSA CHERKASSY - Antonio Muñoz LorenteInvierno de 1944, la Wehrmacht pasaba por uno de los momentos más apurados desde el fallido plan de ataque al saliente de Kursk en el verano de 1943. Cerca de 70.000 soldados germanos iban a verse cercados a orillas del Dniéper, el mal sueño de verse atrapados como había sucedido en Stalingrado hacia poco más de un año parecía una realidad, de nuevo una pesadilla para las fuerzas alemanas. Algunos de los mejores mandos soviéticos y germanos se verían envueltos en este cerco, entre ellos los soviéticos George Zhukov, Ivan Koniev o Nicolai Vatutin. Por parte alemana tendríamos al mítico Von Manstein, Thebald Lieb, Wilhem Stemmermann y Otto Wöhler, un plantel de grandes militares que utilizarían todo su saber profesional para sortear o para repetir, según se mire, un nuevo Stalingrado. Antonio Muñoz Lorente es el autor de este trabajo; entre sus publicaciones más destacadas mencionaríamos Derrota en el Rin, publicado en Inédita editores, El verano de los gigantes, en Platea, y Carlos V a la conquista de Europa en Nowtilus.

¿Qué podemos encontrar en este trabajo? De entrada, el autor nos sitúa en apenas cincuenta páginas en los prolegómenos de Cherkassy y nos avanza cómo se llegó hasta esa situación. Resalta también el planteamiento bélico que comenzaba a llevar al Ejército Rojo hacia el camino de la victoria y recalca la persistencia de Hitler en las líneas de defensa sin posibilidad táctica de retiradas, además nos queda meridianamente claro la incapacidad alemana para obtener éxitos a nivel operacional, se podía lanzar contraataques para detener al Ejército Rojo logrando triunfos tácticos, pero la escasez de combustible y las numerosas bajas de la infantería hacían imposible explotar estas victorias con un alcance estratégico. La toma de Kiev, en noviembre de 1943, por parte de las tropas de Stalin y los consiguientes contraataques de Von Manstein intentando evitar que los soviéticos estableciesen una cabeza de puente en la zona son una evidencia que ponen de relieve todo lo comentado anteriormente. El cambio de marea era ya un hecho, la Wehrmacht estaba siendo empujada hacia el Oeste por la gran ofensiva soviética.

Y nos encontramos ya en la fase que condujo a la bolsa de Cherkassy y que conforma el eje central de este trabajo. Como hemos mencionado unas líneas atrás, Hitler no estaba por la labor de abandonar posiciones. En el caso de la punta de lanza de la bolsa, situada esta en Kanev, el Führer valoraba que ese punto de partida podría ser utilizado para una nueva contraofensiva contra Kiev que consiguiese retomar la capital ucraniana… Pero para los soviéticos, esa posibilidad también sería tomada en cuenta, por lo que realizarían todos los preparativos para acabar con ese saliente. La Stavka tenía muy claro que antes de seguir avanzando había que neutralizar la bolsa de Korsun. Zhukov sería el ideólogo del planteamiento táctico que debía conducir a embolsar a los cercados a través de un ataque conjunto del 1º Frente Ucraniano y 2º Frente Ucraniano. El primero, comandado por Vatutin, debería atacar por el noroeste y el 2º, al mando de Koniev, lo haría por el sureste. El objetivo era cercar por la zona meridional de la bolsa a los alemanes y posteriormente aniquilarlos, una vez atrapados. De nuevo, los alemanes deberían hacer de esa bolsa un elemento móvil si querían salir con éxito de la trampa rusa; los soviéticos habían dado muestras de que su objetivo era cerrar la bolsa, de nuevo un Kessel, la pesadilla alemana más recurrente después de Stalingrado. Una vez confirmado el cerco, el autor nos relata los planes de ruptura que se estaban preparando para contactar con las fuerzas de socorro que avanzaban hacia la bolsa. Stemmermann, comandante de las tropas cercadas en Cherkassy, sería el encargado de llevar a cabo la operación que condujese a abrir una brecha en el cerco que posibilitase la huida del mismo. No se pudo lograr una primera vez y se volvió a proyectar un segundo intento de rescate, pero lo máximo que logró la Wehrmacht fue llegar a 30 km de los cercados. Von Vormann (XXXXVII Cuerpo Panzer) fue el mando alemán que debía llegar hasta ellos y de nuevo no se consiguió. Para el autor hay un claro responsable en los fracasados planes de rescate, este no fue otro que el mariscal Von Manstein. Sus alegatos de defensa alegando la incapacidad de avanzar debido al barro y la nieve parecen una excusa, Antonio Muñoz insiste en que el fracaso de los alemanes en Gniloy y Tikich se debieron esencialmente a la absoluta falta de sensatez de aquel: su idea de atacar en un estrecho pasillo, sin medios suficientes, eran los que habían metido al III Cuerpo Panzer en aquella ratonera. La cortedad de miras de los generales soviéticos, junto al sacrificio de los soldados alemanes y, en general, al agotamiento del Ejército Rojo, salvó a Manstein de una debacle peor que la de Stalingrado. Pero para fortuna germana no llegó a producirse un Segundo Stalingrado, la ruptura fue un hecho a partir del 16 de febrero de 1944, tres días después los últimos evadidos del Grupo Stemmermann se presentaron en las avanzadas alemanas. 72 horas de heroísmo, de penurias y masacres en un intento desesperado de salvar la vida y que condujo a los escapados de Cherkassy a ser una masa amorfa destruida física y moralmente. La guerra para estos hombres había acabado.

La fase de conclusiones de este trabajo nos aporta mucho material para poder seguir debatiendo e indagando sobre la posibilidad de asociar la Bolsa de Cherkassy a un éxito táctico alemán o, podríamos pensar que los soviéticos se vieron frustrados tras no alcanzar la destrucción total de las fuerzas cercadas. ¿Fracaso Zhukov y Koniev? ¿Éxito de Manstein? Cuestiones peliagudas en las que cada cual deberá extraer sus propias conclusiones, este gran trabajo de Antonio Muñoz Lorente aporta su granito de arena en lengua castellana a resolver estas dudas. Después de Korsun-Cherkassy la guerra continuaría, hasta Berlín habría muchos otros Kessel para desgracia alemana y fortuna soviética.

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando HUIDA DEL INFIERNO. LA BATALLA DE LA BOLSA CHERKASSY de Antonio Muñoz Lorente en La Casa del Libro.

     

2 comentarios en “HUIDA DEL INFIERNO. LA BATALLA DE LA BOLSA CHERKASSY – Antonio Muñoz Lorente

  1. APV dice:

    Interesante.

    ¿Qué tal de mapas y bibliografía el libro?

  2. David L dice:

    Hola,

    Pues muy completo a nivel de mapas, dispone de seis de ellos muy detallados. Muy buen trabajo. En cuanto a la bibliografía hay al menos cuarenta obras señaladas, entre los historiadores consultados hay autores como David Glantz, Citino, Robert Forczyk, Kark-Heinz Freiser, George Nipe…, como puedes comprobar todos ellos son de primera linea.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.