Friki-test: Antonio Penadés

Bueno, siguiendo con la idea de los friki-test, ahora es Antonio Penadés (El hombre de Esparta) quien gustosamente nos lo ha respondido. Y he de decir que cada vez me gusta más esto de los friki-test, porque muestran una cara de los escritores que normalmente desconocemos y con la que se vuelven mucho más cercanos al público lector. Que lo disfrutéis.

Tus tres libros favoritos.
Citaré tres que creo que no han sido comentados aún en Hislibris: “Ilustración y Política en la Grecia clásica”, de Francisco Rodríguez Adrados (una verdadera joya), “El atlas furtivo”, de Alfred Bosch (sobre una familia de cartógrafos judíos en la Mallorca del siglo XIV) y “Disfraces terribles”, de Elia Barceló (recrea magistralmente el París literario de los años 60).

Un libro que no hayas podido terminar.
Algunos. Si llevo unas 30 páginas y el argumento no me convence, lo dejo. Creo que no hay que perder tiempo si no se disfruta de verdad, sobre todo porque hay cientos de libros esperando.

¿Cuántos libros tienes?
Unos tres mil.

Un libro que te ha gustado pero te da vergüenza reconocerlo.
Me podría avergonzar de alguna otra cosa, pero jamás de que me haya gustado un libro… Todos los libros aportan algo, a excepción de aquellos que pretenden inculcar al lector una idea preconcebida.

El último libro que has leído.
“El último Juan Balaguer”, de Miguel Catalán, que por cierto es excelente. Recrea la vida de un grupo de españoles en los campos de refugiados en Francia antes de la ocupación alemana.

El que estás leyendo ahora.
“La batalla de Salamina”, de Barry Strauss, y “Pitágoras”, de Benigno Morilla. Suelo leer ensayos por la tarde y novela por la noche (y el periódico a mediodía).

El último que has comprado.
El pasado sábado compré “Historia, novela y tragedia”, de Carlos García Gual, y “Taller de Historia: el oficio que amamos”, de José Luis Corral, Carmen García y Germán Navarro.

Tapa dura o bolsillo.
Tapa dura siempre. Las ediciones de bolsillo no sólo me resultan incómodas, sino que si se divide su precio por el tiempo que duran en condiciones, resultan bastante más caras.

El libro escrito por ti del que te sientas más orgulloso.
Sólo tengo una novela publicada. Estoy en plena escritura del segundo libro (y muy ilusionado con el proyecto).

¿Dónde lees?
En todas partes. Tengo obsesión por leer y por aprovechar el tiempo al máximo, hasta el extremo de bajar a comprar pan y llevarme algo para leer por si hay cola.

¿Cómo ordenas los libros?
Cada estante o fila de estantes está dedicado a un tema.

Tu libro más valioso.
Por precio no tengo nada destacable, quizás el más caro sea una edición de la “Historia” de Heródoto de la editorial Iberia del año 1955. En el plano sentimental, sin duda el “Paideia: los ideales de la cultura griega”, de Jaeger.

¿Qué usas para marcar la página?
Un marcapáginas o una postal.

¿Escribes anotaciones en los libros?
En los ensayos sobre Grecia antigua, siempre subrayo con lápiz y anoto en los márgenes.

¿Has recibido mails raros de tus fans? ¿Alguna anécdota?
Mails sí, pero raros ninguno. Las situaciones más cómicas –y más agradables– se dan cuando doy charlas en colegios o institutos para alumnos de Cultura clásica. Es impresionante su capacidad para combinar las reflexiones más acertadas con los comentarios más disparatados.

     

67 comentarios en “Friki-test: Antonio Penadés

  1. cavilius dice:

    Saludos, Antonio. Eres un ejemplo de lo que algunos de los que pululamos por aquí nos gustaría llegar a ser. Gracias por dejarte caer de vez en cuando por estas latitudes.

    Ese libro que citas de Rodríguez Adrados sin duda es una joya por doble motivo: por su valor intrínseco (supongo, porque no lo he leído), y porque está totalmente ilocalizable en la actualidad, bibliotecas aparte, claro. Ya me gustaría echarle mano, ya.

    Yo también solía leer durante el día un tipo de género (novela) y por la noche otro (ensayo), hasta que nací de nuevo (quiero decir que me casé). Ahora leo lo que puedo cuando puedo.

    El de García Gual que mencionas lo tengo empezado y voy avanzando capitulillos a ratos (y eso que es bien corto). Y coincido plenamente en el Paideia de Werner Jaeger, libro totem y clásico donde los haya, como su Aristóteles o su Demóstenes.

    Y también hago anotaciones en los libros sobre Grecia antigua. Y hasta esquemas. ¡Cuántas coincidencias!

    Saludos afectuosos, y quedamos a la espera de esa próxima novela, ¿que tratará sobre… ?

  2. Julio dice:

    mmmmm…me pregunto cuándo llegará tu libro a México…dile a Edhasa que acá también sería un éxito, saludos

    Julio

  3. capitantrueno dice:

    Saludos Antonio y gracias por dedicarnos tu tiempo. Simplemente decirte que coincido contigo en el “Paideia”. Para mi un libro excepcional y necesario tener en la estantería. Fue libro obligado cuando hice la carrera y fue tal la impresión que me quedó que, una vez terminada esta, lo releí una vez más.

    Abrazos

  4. Germánico de la XIII dice:

    Pero qué curioso: yo también leo ensayo de día y ficción de noche.

    Saludos.

  5. cavilius dice:

    Pero ¿cómo es eso, que preferís ensayo (que requiere una cierta concentración, creo yo) durante el día, con el ajetreo, las distracciones, las interrupciones, el ruido, y novela (donde la lectura puede ir más “suelta”) por la noche, con la calma y el silencio?

    Saludos

  6. Germánico, de la XIII dice:

    Mis tardes suelen (ojo: suelen) ser auténticos remansos de paz. Claro que… empizan un poco “tarde”: alrededor de las cinco, o cinco y media.

    Saludos.

  7. pepe dice:

    Qué barbaridad, ¿y para cuándo dejáis la poesía? Sin duda sois gente descomunal y soberbia…

    Oltre il tempo e il mio corpo,
    bevo. Riempio
    di nuovo il bicchiere. Lascio
    che lentamente l’alcool tagli
    i fili che mi tengono unito
    a questa barbarie.

    Saludos.

  8. Koenig dice:

    Buenas tardes.

    Agradecer respuestas tan interesantes. Además debo estar de acuerdo con uno de los libros que cita en sus comentarios. “El Atlas Furtivo”. Guardo de el el recuerdo de un libro muy humano. De esos que además de entretenerte te dejan a veces con la mirada perdida y la cabeza ladeada (sin babear, que no es por el sueño).

    Con respecto a leer ensayo o novela a horas determinadas. Me llama la atención. Cualquier momento del día es bueno para leer… casi cualquier cosa. Incluso la cola del pan. O caminando por la calle (eso si, se recomienda ir atento a las señales)

    Un saludo.

    Koenig.

  9. Atilio dice:

    ¿Caminando por la calle? ¿Leer a determinadas horas? Ciertamente, estoy metido en un mundo “friki.” ¿Es que no trabajáis? ¿Cómo conseguís leer tanto? ¿De dónde sacáis el tiempo?

    Eso sí, también yo he adoptado algunas de éstas costumbres: la de llevar siempre un libro encima.

    Antonio: ¿en qué zonas te dedicas a dar charlas? ¿De qué trata tu segundo libro?

    Saludos.

  10. Koenig dice:

    “friki” yoooooo.

    Pero si soy el único normal.

  11. Valeria dice:

    Yo creo, como Atilio, que debeis tener uno de esos trabajos a los que yo aspiro. ¿Remansos de paz por las tardes?¿Tiempo para leer en la cola del pan? Yo tengo que robarle tiempo al sueño… De todas maneras, puestos a hablar de zonas de lectura, he de decir que en Barajas he apurado muchas páginas. Jamás me voy a una reunión a Madrid sin un libro para leer en el aeropuerto, nunca sabes el tiempo que pasarás allí. Las compañías de aviación tienen su propia “campaña de fomento de la lectura”.

    Por cierto Antonio, he comprado la revista de Historia de NG con tu artículo sobre el ejército hoplita. Como ves, tus aportaciones en hislibris no caen nunca en saco roto.

    Un saludo.

  12. Curistoria dice:

    A mi también me ha hecho daño eso de que mis tardes de tranquilidad empiezan a las 17:00 o 17:30. ¡¡Qué suerte!! Mis tardes de tranquilidad empiezan a las 22:00 o 22:30 :)

    Saludos.

  13. Baren dice:

    Como si no podrían nuestros gurús del blog haber leido o conocer todos y cada uno de los libros que se comentan por aquí! :P

    Aunque yo debo confesar que también estoy exprimiendo esas “campañas de fomento de la lectura”, en mi caso cortesía de Renfe cercanías Barcelona.

  14. javier dice:

    En mi caso, Baren, se lo tengo que agradecer al Metro de Madrid y a esas averías inesperadas con las que arañas tres o cuatro paginillas más. Están en todo.

    Saludos

  15. capitantrueno dice:

    Para los que somos de pueblo, aparcamos en la puerta de casa y estamos a cinco minutos del trabajo, no podemos aprovechar ese tiempo muerto para leer (je, je), aún así lo hacemos donde podemos (el leer, claro).

    Prefiero ensayo por el día y novela por la noche (por si incidor en el tema).

    Saludos

  16. valerius dice:

    No soy una lectora empedernida, pero sí constante y leo de todo. el libro de antonio es de los mejores libros que he leído en mi vida. y es el libro que más compro para regalar.

  17. Ascanio dice:

    Yo leo en cualquier sitio y de cualquier manera (en el gimnasio, lavándome los dientes, mientras espero que hierva el agua de los spaguettis, en la cola de Correos…) pero no discrimino tanto como vosotros. O sea, leo novela donde y cuando me pilla, y ensayo idem. Si es de día, bien, y si es de noche, pues también bien.

  18. Luiçao dice:

    Cuantas coincidencias, yo tambien leo ensayo por las mañanas y novela por la noche. Eres de cerca de Valencia?? Yo suelo quedar con aficionados a la novela historica a comer en un asador de Valencia. ¿Te apuntas?

  19. cavilius dice:

    Yo hace unos años que NO TENGO TIEMPO de discriminar…

  20. Messala dice:

    Yo sólo leo por las noches antes de acostarme. El resto del día no tengo tiempo.

    Muy buenos estos frikitest. ¿Para cuando el siguiente?

    Un saludo.

  21. Nacho dice:

    Yo solo leo por las noches por desgracia, sobre las 02:00 – 03:00 horas, hasta que el sueño me puede y empieza a ponerme los ojos bizcos…

  22. ignacio el argentino dice:

    yo leo todas las tardes y las noches, aunque la lectura nocturna atenta contra mi matrimonio, en cual quier momento deberé elegir entre los libros o mi esposa.
    saludos y felicitaciones antonio.
    P.D. Tu libro se consigue en Argentina

  23. ignacio el argentino dice:

    ?

  24. hector dice:

    que les pasa?
    nadie lee en el baño?????????????????????
    nunca se quedan horas mientra la familia hace “cola” para entrar???

    hec

  25. Koenig dice:

    Algunos no podemos.

    El interruptor queda por fuera y nos apagan la luz.

  26. nando dice:

    Yo generalmente leo por las noches y de madrugada. Sin los molestos ruidos domésticos y sin la perturbadora luz del día.
    Al sol solo leo las mentiras de los periódicos.

  27. clio dice:

    Pues sí , Hector, yo tambien leo en el baño, de hecho ese es el motivo de que casi siempre llegue tarde al trabajo, una se embelesa con la lectura y se van los minutos sin darte cuenta, si quieres saber lo que leo, entra en mi baño, a veces por la noche, aunque antes lo hacia más, ahora caigo rendida, será la edad.
    Interesantes estos frikis-test richar, tengo ganas de leer el libro de Antonio, que ya parece de la familia (será por la saga de Antonios que hay en la mia), igual me ocurre con el de Rosa , espero hacerlo prontito.

  28. javier dice:

    Un minipunto para Héctor. El baño es el trono de la literatura. Para cuándo una Billy de baño.

    Saludos

  29. Germánico de la XIII dice:

    Yo en el baño sólo leo periódicos. Me motivan cantidad el tránsito intestinal…

  30. pepe dice:

    Pero Nando, ¡qué notable coincidencia!, yo también leo periódicos durante el día: prensa deportiva por la mañana y, por la tarde, del corazón. No suelo leer en el cuarto de baño pero, cuando era estudiante, tenía un compañero de pensión que sí lo hacía. Solía llevarse allí los apuntes hasta un día en que la patrona olvidó reponer el papel higiénico y, por no salir pasillo adelante con los pantalones en los tobillos, mi amigo tuvo que dar a sus notas un uso insospechado.

    Saludos.

    -¡Qué curioso, qué extraño! Yo también, desde mi llegada a Londres, vivo en la calle Bromfield, estimado señor.
    -¡Qué curioso!, pero entonces, entonces tal vez nos hayamos encontrado en la calle Bromfield, estimada señora.

  31. cavilius dice:

    Bueno, bueno, esto está degenerando ¿eh? Que esto es una cosa seria.
    Como se entere Antonio de que su entrevista ha derivado en explicar hacia lo que cada uno hace en el baño…

    Yo, por cierto, nunca leo en el baño. Más bien medito. Horas.

  32. Baren dice:

    Por eso no tienes tiempo para leer, ahí está la clave.

    Por cierto, si tantas horas pasas en el baño meditando… tus pulmones también tendrán tiempo de sobra para depurar todo el ambientazo eh! :-)

  33. Antonio Penadés dice:

    Bueno, voy a intentar contestar a aquellos que habéis formulado alguna pregunta:

    En primer lugar, a Cavilius. Mi segundo libro no va a ser novela, sino una mezcla de crónica de viajes y ensayo que se titulará “Tras las huellas de Heródoto”. En ella describo un viaje por Asia Menor y Grecia mientras profundizo en la figura de Heródoto y en su obra. Por otro lado, decirte que mis tardes suelen (también suelen, como las de Germánico de la XIII) ser pacíficas, así que me intento dedicarlas a investigar, a escribir y a leer ensayos. Por la noche leo novela porque ésta no requiere tanta concentración ni la utilización del lápiz.

    Ya que lo he citado, ¿Germánico de la XIII es la misma persona que Germánico?

    A Julio indicarle que, según me han comentado, los libreros de México pueden conseguir el libro a través de la distribuidora Colofón (tfnos. 56155041 – 56155202). Pero como creo que ya lo intentaste hace unos meses, si me das una dirección de envío te haré llegar un ejemplar por correo.

    Atilio, doy charlas allí donde me llaman si la fecha me viene bien. Las últimas han sido en un colegio de Sevilla, en dos institutos y en la Casa de la Cultura de Jávea y en la Universidad Miguel Hernández de Elche. El 8 o 9 de marzo daré una conferencia en la facultad de Historia de la Universidad de Valencia.

    A Valerius, decirle que su escueto mensaje me ha llenado de ilusión. Muchísimas gracias.

    Luiçao, yo también soy de Valencia, y sí que me gustaría ir un día a ese asador. Sólo conozco a un grupo de personas de nuestra ciudad interesadas en la novela histórica, y son los alumnos del taller literario especializado en el género que imparto en la sede de la Fundación IVECO. Puedes ver el programa en http://www.fiveco.org/castellano/noticias/cast02.php?id=40_0_3_0_C Espero tus indicaciones. Y cuando se celebre otra cena de Hislibris, nos vamos a Madrid.

    Ignacio, no estoy seguro de que el libro se pueda conseguir en Argentina. Edhasa tiene allí como distribuidor a Cúspide Libros, S.A., sus datos son: Suipacha, 764 bajo, Oficina 2, C1008AAP. Tfno. 00 5411 4322 8868, correo electrónico libros@cuspide.com

    Gracias por vuestro interés, y muy en particular a Richar. Es un gustazo poder comunicarse con gente con tanto criterio y conocimientos de historia y literatura como los “hislibreños”.

  34. cavilius dice:

    ¡Ah claro! Por eso estabas por Canakkale hace unos meses…

    Ahora todo encaja, como un puzzle sideral.

  35. Germánico de la XIII dice:

    Sí, somos el mismo, Antonio. La culpa es de Uro.

    Saludos.

  36. Julio dice:

    Hombre Antonio qué amable!! Pues mira acabo de llamar y no se caracterizan por su eficiencia, ni siquiera tienen como un sistema automático de búsqueda, simplemente hacen memoria y si les suena el título te dicen si lo tienen o no. En este caso, el “no” les resulta más fácil. Así son las cosas. Así que dada tu cortesía haré un lado la pena de aceptarla:

    — Nota de Richar: Julio, he cortado de aquí tu dirección y se la paso a Antonio por email. Mejor, ¿no? —

    Muchas gracias, saludos

    Julio

  37. Atilio. dice:

    Dos preguntas, Antonio:

    ¿En qué y dónde escribes? Me refiero a si te vales de un ordenador, de una máquina de escribir…

    ¿Realizas algún esquema general de la esstructura a seguir en el desarrollo de la novela?

    Saludos.

  38. Antonio Penadés dice:

    Efectivamente, Cavilius, por eso en octubre estaba en Canakkale, preparado para cruzar el Helesponto por el mismo lugar por donde Jerjes tendió dos puentes sobre sus barcos para permitir el avance del ejército persa hacia Grecia.

    Julio, mañana mismo te envío un ejemplar del libro dedicado.

    Atilio, para todas las demás tareas me valgo del ordenador de sobremesa de casa, pero para escribir utilizo un portátil. Me encierro en un despacho con entrada independiente de la de mi casa, pues tengo dos nanos pequeños y es preciso refugiarse de sus ataques. Una vez allí, me siento en un sillón con los pies en alto y coloco el portátil encima de las piernas. En esa posición puedo escribir durante muchas horas, de hecho se me pasan volando. En cuanto al guión, no lo utilicé al escribir la novela y perdí mucho tiempo por ello. Creo que es necesario escribir un esquema previo en el que aparezcan los personajes y el desarrollo de la trama en su introducción, nudo y desenlace. Durante la fase de escritura, uno se irá inevitablemente por las ramas, pero sólo de esa manera se sabrá regresar siempre a la columna vertebral de la novela.

    Un abrazo,

  39. cavilius dice:

    ¡Bien por lo del guión! Me da esperanzas.
    Hace años, yo estuve durante meses haciendo y rehaciendo un guión para una novela. Recuerdo que no lo acabé, tanto tiempo perdí en los retoques que al final, ni guión, ni novela. Pero tienes razón en su importancia: a mi me parece fundamental como base para poder escribir 100, 200 ó 300 páginas que cuenten una historia mínimamente coherente. Parece un poco peligroso lanzarse a escribir “a lo que salga”, puede uno ahogarse en su propio mar.

    Saludos

  40. ignacio argentina dice:

    Antonio: Escribi a la dirección que me pasaste libros@cuspide.com, y el mail me fue devuelto como que no existe tal dirección.

  41. Antonio Penadés dice:

    Hola, Ignacio. He probado también a enviar un correo a esa misma dirección: el sistema no me lo ha devuelto, pero tampoco me ha contestado nadie. De todas formas, entro en http://www.cuspide.com y veo que en el buscador El hombre de Esparta no aparece por ningún lado. Supongo que la única posibilidad sería llamar por teléfono y preguntar si pueden incluirlo cuando hagan un pedido a Edhasa en Barcelona. Un cordial saludo, Antonio

  42. Aquiles dice:

    Hola, Antonio.

    He leido tu artículo en Historia de National Geographic. Muy atinado, como no podía ser de otro modo. Tengo pendiente tu novela, pero es que aunque me joda (que no me jode en absoluto), tengo que dormir varias horas cada día. Pero ya caerá. Una cuestión acerca de tu próxima obra: supongo que tendrá un enfoque distinto a “Viajes con Heródoto” de Kapuscinski, porque si no ya te ves acusado mil y una veces de plagio…

    Ignacio Argentina:

    Aunque no estoy aquí para hacer publicidad de la librería en la que trabajo, si realmente tienes problemas para conseguir el libro de Antonio, dímelo y veremos qué se puede hacer.

    Un saludo.

  43. Casio dice:

    Y ya que estamos… ¿Qué tal está el de Kapuscinski? Lo he visto varias veces y me ha llamado la atención, pero nunca me he atrevido ni a hojearlo ni a ojearlo.

    Saludos

  44. Germánico de la XIII dice:

    Yo tampoco… sólo le eché una ojeada, pero desde el escaparate.

  45. cavilius dice:

    Yo igual que tú, Casio. En el FNAC, para más señas.

    Saludos

  46. Antonio Penadés dice:

    Hola, Aquiles. Muy atinada también tu observación. Por suerte, no se me puede acusar de plagio porque, como podrás ver en la solapa de “El hombre de Esparta”, cuando se publicó la novela, en abril de 2005, ya andaba yo metido en el proyecto de “Tras las huellas de Heródoto”. Había leído algún artículo de Kapuscinski ensalzando la figura de Heródoto (por eso, entre otras muchas razones, me caía tan bien), pero no tenía ni idea de cuál era el libro que estaba preparando. Por otro lado, el objeto y el enfoque son totalmente distintos en mi futuro libro y en “Viajes con Heródoto”: Kapuscinski relata algunos de sus viajes por el tercer mundo ejerciendo de corresponsal para una agencia de noticias, y aunque la figura de Heródoto es también omnipresente –un ejemplar de la Historia le acompañaba allá donde él iba–, su libro parece más bien una autobiografía no exhaustiva que una crónica de viajes. Además, no aparece en él ninguna de las zonas que yo visité (Asia Menor y Grecia) ni de las ciudades sobre las que trato, sino que sus destinos son distintos países de África y Asia.

    Aprovecho, Casio, Germánico y Cavilius, para añadir que disfruté mucho con “Viajes con Heródoto”. No creo que sea ninguna joya literaria, pero me parecieron sublimes tanto sus reflexiones acerca del mundo –algo habitual en todas las obras de Kapuscinski– como las que realiza acerca de Heródoto. Lamento muchísimo no haberlo podido conocer en persona.

    Aquiles, creo que tu librería está en Zaragoza, ¿no? Allí no he celebrado ninguna presentación de “El hombre de Esparta”, si te apetece me lo dices y organizamos una en una fecha que a ambos nos venga bien.

  47. Aquiles dice:

    ¡Ya te digo que me apetece! Por supuesto que haré lo posible para que vengas a mi tierra a presentar tu libro. En cualquier caso, te recomiendo como fecha más favorable para tus intereses la Feria del Libro de Zaragoza, que sucede a principios de Junio. Motivo: al mismo tiempo que la Feria se celebra la Semana de Novela Histórica (es reciente, sólo dos ediciones) y en ella siempre se dan cita autores de novela histórica, preferentemente españoles, presentando sus libros, protagonizando mesas redondas, dando conferencias… en fin, buen rollito y canapés.
    Sería oportuno desde mi punto de vista que te pusieras en contacto con José Luis Corral – aprovecha para transmitirle tu admiración hacia él como autor, verás cómo le mola – porque es maño y porque además está en la cúpula directiva de la Asociación de escritores aragoneses y seguro que tiene mano para traerte en esas fechas. Por si fuera poco, los dos publicais en la misma editorial. Este año pasado, la obra premiada fue “La boca del Nilo” de León Arsenal, que vendió bastantes ejemplares, por cierto.

    No me resisto a contaros una suculenta anécdota: en la rueda de prensa de presentación de la primera edición de la Semana de Novela Histórica de Zaragoza, nuestro bienamado y nunca bien ponderado excelentísimo alcalde, a la sazón don Juan Alberto Belloch a quien Dios guarde muchos años, dijo delante de cámaras y micrófonos hasta por tres veces que la personalidad invitada era ni más ni menos que Noah Gordon, AUTORA de gran prestigio internacional; a la tercera metedura de pata, y cuando ya hasta el gitano que vende las bolsitas de comida que los guiris echan a las palomas en la plaza del Pilar se había dado cuenta de que no era un simple error y que el alcalde no sabía que El Médico, aparte de ser el tío que te pone el termómetro en la boca, es el título de una novela escrita por un hombre, uno de sus adláteres – quizás un guardaespaldas – le sopló que Noah Gordon era una autora con pene. Y es que estos, en sacándolos de Mortadelo y Filemón, se quedan con el culo al aire a las primeras de cambio.

    Un saludo.

  48. Antonio Penadés dice:

    Perfecto, Aquiles. Seguimos en contacto e intentaremos fija una fecha. Lo único es que a finales de mayo pasaré un par de semanas en Grecia, pues en ese mes se publica allí “El hombre de Esparta” y celebraré una presentación en Atenas. Voy a aprovechar el viaje para visitar el norte de Grecia (Tracia y Macedonia), pero intentaré estar de vuelta para la Feria del libro de Zaragoza. Se lo diré a Corral, que es buen amigo mío. A León Arsenal se lo acabo de comentar, pues esta tarde hace una presentación en la FNAC de Valencia y he comido con él. Ya informarás del nombre y dirección de tu librería. Un abrazo, Antonio.

  49. Aquiles dice:

    Fenomenal, Antonio, supongo que tus contactos ayudarán mucho a tu presencia aquí. Los datos de la librería en la que trabajo son:

    LIBRERÍA CENTRAL, SA
    C/CORONA DE ARAGÓN, 40
    5000 – ZARAGOZA

    ¿Qué te contó León Arsenal de su estancia aquí? Tengo curiosidad.

  50. Ignacio el Argentino dice:

    Gracias aquiles, cualquier cosa te tengo en cuenta para conseguir el libro.
    Saludos de argentina

  51. Antonio Penadés dice:

    Aquiles, la verdad es que durante la comida charlamos acerca de muchos temas interesantes (no sólo sobre lo inevitable, es decir, libros y editoriales), pero no pregunté a León Arsenal nada sobre la Semana de novela histórica de Zaragoza del año pasado. Sí me dijo que a lo mejor volvía este año y nos veíamos por allí.

    Por cierto, el año pasado Edhasa presentó “El hombre de Esparta” a ese premio -ya sabes que cada editorial puede presentar hasta tres novelas históricas publicadas en el año anterior- y, según me dijeron, quedó en cuarto lugar, por detrás de las de León Arsenal, Corral y otro título más.

    Un saludo, Antonio

  52. Ascanio dice:

    ¡Ajajá Aquiles! Ya sabemos dónde trabajas, sólo nos queda conocer tu cara….

  53. David dice:

    La librería Central en Zaragoza. ¡Qué recuerdos!. No habré mangado libros yo allí ni ná. Es broma. Viví en Zaragoza 8 años (hasta 1994). Y bueno, solía pasarme por allí a comprar mis primeros libros “de mayores”.

  54. Aquiles dice:

    O sea que por tu culpa las existencias no cuadran ni a hostias…. En cuanto a mi cara, me la llevo todos los días al curro, o sea que si queréis verla, allí os espera con la expectación de ver las vuestras.

  55. David dice:

    Gracias por la invitación mañico. Tal vez, algún día.

  56. Arauxo dice:

    Pero añorado Aquiles, ¿Qué lenguaje es ese en una página respetable como esta, hombre de Dios?

  57. Aquiles dice:

    Disculpa mis exabruptos, excelente Arauxo; quizás se deben a mis oscuros orígenes sitos en una zona del Casco Histórico de Zaragoza, tradicionalmente inculto y pobre – algo así como la Subura de Roma – o a que soy así de espontáneo por naturaleza. Ahora que lo pienso, siendo que estamos en una página que sobre todo se decanta por la antigüedad griega y romana… ¿quizás debiera haber dicho ostias en vez de hostias? me corroe la duda.

  58. Germánico dice:

    Yo soy más de “¡Sapristi!” o “¡Cáspita!”. Cosas de haber leído a Roberto Alcázar y Pedrín…

  59. Germánico dice:

    [Que para mí que eran sodomitas, pero bueno…]

  60. aretes dice:

    Primero el baño, ahora los tacos y expresiones varias…. ¡Un poco de seriedad que esto no es el foro!

  61. Ascanio dice:

    No, ni el teto…

  62. Aquiles dice:

    ¡Por fin el teto! Mmmm…. qué deliciosa sugerencia…. Entonces, esto, en vez de un friki-test es en realidad un friki-teto. Joer, Antonio (Penadés), nunca pude imaginar lo que “El hombre de Esparta” podía dar de sí. Felicidades, hombre…. no me atrevo ni a suponer el alcance de tu próxima obra “Tras las huellas ¿sexuales? de Heródoto” en este blog.

    Por cierto… ¿serán Roberto Alcázar y Pedrín una traslación hispana de aquella “iniciación” que se daba entre los griegos? Ahí dejo esa cuestión candente (vulgo “caliente”).

  63. Urogallo dice:

    Por favor Aquiles, cito en tu honor al Sr Floppy: “Cogieron la hermosa historia de un atractivo y maduro soltero y de su joven pupilo y la convirtieron en algo Gay”.

    De todas formas corrijo el friki-test. El último libro que se ha comprado Antonio es “La guerra en el mundo antiguo”.

  64. Antonio Penadés dice:

    En verdad, Uro, lo quise comprar, pero Javi me lo regaló.

  65. Germánico dice:

    Joé, qué manga… A mí no sólo no me ha regalado nada, sino que encima me ha vendido dos libros…

  66. Antonio Penadés dice:

    Es que a los romanos no os regala nada. Pero a los de Grecia nos trata genial…

  67. Germánico dice:

    Siempre nos quedará el Imperio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.