FOGATAS – Irène Némirovsky

FOGATAS, de Irène NémirovskySi Irène Némirovsky (Kiev, 1903-Auschwitz, 1942) dio a lo que sería su obra póstuma y mayor el musical título de ‘Suite francesa’, la que ahora presento bien podría titularse “Canción francesa”, o algo parecido (ocasiones cómo ésta me hacen deplorar mi completa ignorancia en materia de música). ‘Fogatas’ parece un anticipo de lo tratado en la mencionada novela, o una primera parte que abordase, a escala reducida y con otros personajes, los decenios previos al colapso de las armas francesas en 1940, incluida la Primera Guerra Mundial (el contexto temporal de ‘Suite francesa’ es justamente el de la debacle de 1940 y los meses siguientes). Se trata de una novela breve cuyo paisaje humano es más comprimido que el de la obra póstuma, haciendo el efecto de una pieza musical menor pero igualmente expresiva y conmovedora –o casi-. No una suite, sino una canción.

Némirovsky escribió ‘Fogatas’ a poco de consumarse la derrota francesa a manos de la Alemania de Hitler, y antes de iniciar la redacción de ‘Suite francesa’. Sus personajes representan lo que fuera la pequeña burguesía de la Francia del período 1912-1941. El primer capítulo nos introduce al conocimiento de cada uno de ellos, captados en el curso de actividades cotidianas: una cena dominical que reúne a los Brun y los Jacquelain (entre los que están, en edad adolescente, quienes acabarán por hacer de protagonistas: la pareja Thérèse Brun y Bernard Jacquelain); la apacible sobremesa, a la que se incorpora el ambicioso Raymond Détang, amigo del primo de Thérèse; y el posterior paseo de todos ellos por los Campos Elíseos, añadidas las Humbert, madre e hija, amigas de los Brun. Tenemos, pues, a protagonistas y comparsas de la novela. Sus vivencias no diferirán mucho de las de la gente de su tiempo, zarandeados todos ellos por las calamidades y vicisitudes del momento. Thérèse contraerá matrimonio con su primo; el primo y marido fallecerá en la Gran Guerra. Bernard conquistará el amor de la joven viuda y será su segundo marido, y luego el amante de la bella Rénee Détang, de soltera Humbert.

El grueso de la novela se concentra en la historia del matrimonio de Thérèse y Bernard. Es la historia de un hombre al que la guerra de 1914, a la que partió inflamado de ardor patriótico, ha vuelto un cínico vividor, un arribista que hace fortuna por medios dudosos; y de una mujer honesta y sencilla, confinada a la vida doméstica y dolida por la infidelidad y la progresiva corrupción de su marido. Bernard interviene en especulaciones financieras de alto vuelo y en turbios negocios, como la compra en los EE.UU. de partes de avión para la aviación francesa –operación de la que obtiene una suculenta tajada. Las piezas no encajan del todo, y qué importa; lo decisivo es forrarse en dinero y ‘vivir bien’. Su propio hijo, aviador, sufrirá las consecuencias. Pero antes sobrevienen la bancarrota, el abandono de la amante y la movilización, pues ya ha estallado una nueva guerra con Alemania. Y esta guerra lo cambiará todo…

El relato es convencional, en la forma y en el fondo; en mi opinión, no lo es más que la vida misma. ‘Fogatas’ tiene el vigor y la sobriedad del mejor realismo narrativo, y en sus condensadas páginas late vívidamente el pulso de la sociedad francesa de entreguerras. Es el fresco en miniatura de una sociedad en crisis que, como sabemos, fue incapaz de soportar la arremetida de un enemigo más cohesionado y mejor organizado –y de otro modo maleado-. Su autora no posa de clarividente, puesto que escribe una vez consumado el desastre. Es una narradora de talento que, sin discursos ni moralinas, con sutileza de artista, plasma un lúcido retrato de época, tal como había hecho en sus obras anteriores y como haría luego en su magnífica aunque inacabada ‘Suite francesa’.

La editorial Salamandra se ha embarcado en el rescate de la obra de Irène Némirovsky. Creo que la inclusión en su catálogo de la estupenda ‘Fogatas’ redondearía lo que me parece una encomiable labor. A la espera de que esto ocurra, siempre están las librerías de viejo –que es donde obtuve mi ejemplar-.

Irène Némirovsky, “Fogatas” (‘Les feux de l’automne’). Muchnik Editores, Barcelona, 1988. Traducción de Mario Muchnik. 237 pp.

[tags]Fogatas, Irène Némirovsky[/tags]

ampliar

     

22 comentarios en “FOGATAS – Irène Némirovsky

  1. Ariodante dice:

    Bravo, Rodrigo: ésta es de las mías…quiero decir, que esta estupenda reseña habla de una de mis autoras favoritas, Nemirovski, a la que considero que es necesario rescatar y publicitar, si acaso ya no lo estuviera, por la Editorial Salamandra. No he leído la obra en cuestión pero la apunto para cuando la encuentre.
    Nemirovski es una muy buena retratista de la sociedad francesa de la época, por ser una buena escritora, y por ser sólo francesa de adopción, lo cual hacía que viera desde un ángulo más crítico y sin sentimentalismo a la sociedad circundante y al ser judía, siempre estuvo algo marginada .
    Creo que equivocó su destino. Debía haberse largado directamente a América, pero claro, no hubiéramos podido disfrutar de la lectura de sus obras francesas.
    Aunque, probablemente ahora tendríamos una colección de novelas diseccionando a la sociedad donde fuera acogida. Y ella hubiera muerto apaciblemente en su casa, a una edad provecta, rodeada de hijos y nietos, y no en un cámara de gas.

  2. Rodrigo dice:

    Cierto, Ariodante, equivocó su destino: como tantos otros.

    Lo que dices me recuerda el caso de Márai. Parece que el escritor húngaro ambientó todas sus novelas en su patria natal, ninguna en la tierra del exilio (los EE.UU.). Quién sabe, tal vez Némirovsky hubiese repetido el patrón.

    Muchas gracias por el comentario, mi querida contertulia. Ah, espero solucionar pronto la falta de imagen de portada (vieras lo que he corrido por esto…).

  3. Cuando leí la Suit Francesa me apasioné por la prosa de Irene. Luego encontré otros dos libros. El primero es la historia de la caída de un millonario de origen ruso llamado David ?, la novela es homónima del personaje. Y el segundo está protagonizado por una adolescente que organiza junto a su madre una fiesta. Las dos son novelas breves, pero muy inquietantes por el ambiente completamente realista que las envuelve. Una gran autora. Gracias por la reseña.

  4. Gadatas dice:

    Bravo por Salamandra y bravo por tí, Rodrigo. Gracias a una muchacha que conocí hace poco me llegó el nombre de esta mujer; escuché con interés a una lectora que la adoraba y casi sin quererlo, me compré “Suite Francesa” hará cosa de una semana, aunque la tengo esperando en la estantería y creo que me la dejaré para Septiembre, cuando pueda disfrutarla con más tranquilidad.

  5. Rodrigo dice:

    Gracias por sus comentarios.

    Lauren, te refieres a “David Golder” y a “El baile”. En ésta, la hija en realidad arruina la fiesta organizada por sus padres, unos arribistas enriquecidos. También me gustaron ambas obritas, y mucho. Ni qué decir “Suite francesa”: estupenda.

    Gadatas, espero que realmente disfrutes de la novela.

    A todo esto, tenemos en el blog reseña de “Suite francesa”:
    https://www.hislibris.com/?p=499

    Saludos.

  6. Ariodante dice:

    Pues yo tengo “David Golder” a la espera, en nada le hinco el diente. Las demás, en septiembre las buscaré, claro.

  7. Rodrigo dice:

    Excelente, Ario.

  8. Yara dice:

    Tras leer esta reseña encontré por casualidad “Suite Francesa”, y decidí comprarlo. Ya me he leido más de la mitad, y me está encantando, así que buscaré este “Fogatas” y los demás. Además, en la edición que compré anexan una especie de diario de la autora y notas sobre el libro, no sé si es lo normal en los libros de esta autora, yo no lo había encontrado nunca.
    ¡Gracias por la recomendación!

  9. Rodrigo dice:

    ¿Sabes que da un gustito lo que dices, Yara? Aunque sólo fuere por el efecto tangencial de haberte animado a comprar “Suite francesa” (lejos, lo mejor de esta autora). Con “Fogatas” la tendrás más difícil, ya que está descatalogada hace mucho… Pero siempre hay modos de superar esta dificultad -espero-.

    En respuesta a tu duda, te diré que sólo la edición de “Suite francesa” contiene los anexos del tipo que mencionas, por demás corriente en obras inconclusas como ésta.

    Saludos.

  10. Ariodante dice:

    Yara, (¡bienvenida!) tu edición debe ser la de Salamandra. En la mia, Salamandra bolsillo, también viene. Es muy muy interesante y te hasces una idea de lo que la autora pensaba llevar a cabo con la obra, aunque desgraciadamente no pudo ser.

  11. Rodrigo dice:

    Yara, la respuesta de Ariodante es más clara que la mía. (Lo que es saber explicarse.)

    Las otras novelas editadas por Salamandra no tienen anexos de ese tipo. Sobrarían, ya que se trata de obras terminadas y publicadas en vida de la autora. (Aunque a los estudiosos de la literatura apuntes de aquellos sí que interesan, por lo de analizar el proceso de escritura y cuestiones afines. Uno que no es más que aficionado…)

    Afectuosos saludos.

  12. Ariodante dice:

    Ja ja ja, graciasss, Rodrigo, eres un caballero.

  13. Yara dice:

    Gracias por la bienvenida, y comentaros que ya he terminado Suite francesa. Lástima que esté descatalogada, me ha pasado con algún otro libro y encontrarlo suele ser muy, muy complicado. Buscaré en ferias de libros usados.

  14. Ariodante dice:

    Bueno, al menos los encontrarás más baratillos…una cosa por la otra.

  15. Rodrigo dice:

    Se puede probar en internet, aunque yo mismo no lo hecho… aún.

    (Los de Salamandra, ¿leen esta página?
    Haciendo lobby…)

  16. Ariodante dice:

    Deberían; y deberían hacernos un regalo…

  17. Ariodante dice:

    …aunque fuera en libros.

  18. Rodrigo dice:

    Sobre todo en libros. :-)

  19. TIRIQAN dice:

    Me encanta comprobar que Irene Nèmirovsky, ha cautivado a tanta gente como a mi. No he leído este libro de Fogatas, pero no tardaré en hacerlo. Lo que más me cautivó de de Suite Francesa, fue aparte de la historia en sí, la propia historia de la autora que por sí sola mereceria una novela, con aquellas cartas entre el editor y la familia. En resumidas cuentas me encantó.

  20. Rodrigo dice:

    Ciertamente, TIRIQAN, es un gusto compartir con otros ciertas aficiones literarias. Y es reconfortante saber que los admiradores de Irène y de su obra ya somos muchos -y la llamo por su nombre de pila, que su dramático final la vuelve a uno más cercana-.

    Saludos.

  21. Avempace dice:

    Rodrigo, yo no he leido “Fogatas” pero sí lo último editado por Salamndra de la Nemkirowsky “El ardor de la sangre” cuyo título original es “Chaleur du sang”. ¿Hay alguna relación entre estos dos títulos? POrque el tema es muy similar, aunque los nombres de los personajes no cocinciden. Como poco a poco vamos descubriendo la producción de Nemirowsky, todo es posible.

  22. Rodrigo dice:

    Hola, Avempace.
    En realidad, el título original de “Fogatas” es “Les feux de l’automne”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.