ESPAÑA, EL INFIERNO DE NAPOLEÓN – Emilio de Diego

España, el infierno de Napoleón Después del largo, y a veces caliente, debate que suscitó el libro de Pérez Reverte UN DÍA DE CÓLERA, me he hecho y he leído este libro del que fuera profesor mío Emilio de Diego (no confundir con el novelista Enrique, que creo que es primo suyo). El libro tiene sus altibajos, como casi todos, pero me parece una estupenda síntesis para comprender el conflicto del que ahora se celebra el bicentenario.

Especial interés tiene para el amante lector de historia la primera parte (la más corta de la dos). La segunda parte es una crónica completa del conflicto, sobre todo militar, en el que de forma cronológica se revisan todas las batallas en todos los frentes y las decisiones políticas de franceses, españoles, portugueses e ingleses. Aporta además un apéndice cartográfico a todo color en que se pueden apreciar toda la situación en planos estratégicos y tácticos. Esta segunda parte, aunque sin duda interesante, es menos original que la primera que es la que creo es la verdadera aportación de este libro:

En ella el profesor de Diego analiza las claves fundamentales de esta guerra, que aún hoy suscita tantas controversias. Estas claves son:

La crisis política que vivía España
Los errores cometidos por Napoleón
La propaganda utilizada por ambos bandos
La situación internacional
La importancia de América
Los hombres y los medios, es decir los ejércitos enfrentados
La guerrilla y la contrainsurgencia
El papel fundamental del dominio del mar
El dinero
La logística

Estos puntos analizados con gran capacidad de síntesis y rigor científico nos sitúa en su justa medida el conflicto. Esta parte por lo tanto me ha resultado una aportación especialmente esclarecedora para comprender realmente la Guerra de la Independencia. Vemos como la guerra se ganó pese a que se perdieron casi todas las batallas, dado que los ejércitos españoles, incluso cuando combatían con los ingleses, huían o eran aniquilados rápidamente, pero siempre volvían a reorganizarse y a presentar batalla. Como el dominio del mar, por parte de los ingleses, dio gran ventaja a los aliados (hispano-luso-británicos) que conseguían tener sus bases de aprovisionamiento en cualquier punto de la Península, mientras que las líneas de abastecimiento francesas era muy largas y constantemente amenazadas por la guerrilla —a su vez fuente del bandolerismo que azotó España hasta el reinado de Isabel II y la creación de la Guardia Civil—. Como el dos de mayo no puede entenderse totalmente como un levantamiento popular inesperado sino que fue orquestado por el partido fernandino y a última hora, salvo los héroes Daoiz y Velarde del parque de artillería, se retiraron todos los militares implicados. O como el mismo Napoleón había dicho que invadir España sería un craso error años antes de hacerlo y con ello contradecir su propio planteamiento estratégico…

En resumen un libro muy interesante que creo puede convertirse en una referencia clara y ecuánime sobre la Guerra de la Independencia. Un libro en el que se aportan muchos datos pero que es muy ameno de leer y que sobre todo por esa primera parte recomiendo a todos. Tanto las claves de la guerra como por la narración del conflicto que está acompañada de varios apéndices, además del cartográfico, en el que se retrata brevemente a todos los grandes oficiales que combatieron en España.

Un saludo
Incitatus

España el infierno de Napoleón
Emilio de Diego
Madrid, 2008
La Esfera de los Libros
Precio: 39€

[tags]España, Napoleón, Emilio de Diego[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “España, el infierno de Napoléon” en La Casa del Libro.

     

34 comentarios en “ESPAÑA, EL INFIERNO DE NAPOLEÓN – Emilio de Diego

  1. juanrio dice:

    Gracias Incitatus por tu interesante reseña. Tengo que decir que anteriormente leí el de Ricardo García Cárcel y se me hizo muy pesado, no se si por la escritura del mismo o porque no acabé de meterme de lleno en el tema. Leyendote a tí este parece mucho más atrayente, aunque viendo el precio, 39 euros se han vuelto locos, creo que intentaré conseguirlo en la biblioteca

  2. Rodrigo dice:

    Esclarecedora reseña, compañero Incitatus.
    El tema tiene holgada relación con el proceso de independencia de las colonias hispanoamericanas. Además, me interesa mucho la historia europea del siglo XIX. Dado que el libro parece serio e ilustrativo, sí que tengo motivos para incluirlo en mi lista.
    (¿Llegará alguna vez por acá?)
    Saludos.

  3. Gadatas dice:

    Interesante tema el del libro que nos planteas, Incitatus. Supongo que el problema de Napoleón fue pensar que desbarajustado el sistema político, como le había ocurrido en otras regiones de Europa durante los dos anteriores años, conseguiría dejar a España sin Estado, y por tanto, rápidamente subyugable. Pero he aquí que brotó la noción de nación, cosa que no había ocurrido así en Europa. Por una vez parece que todo el mundo (o casi todo) se puso de acuerdo en una cosa.

    Dioses, qué época más adorable!

  4. sanpifer dice:

    Sería interesante comparar este libro con el resto de publicaciones recientes, como la “Nación indomable”, la “maldita guerra de España” de Frasier o el de Ricardo Artola….. a nivel militar, supongo que el de Chandler lo complementa bastante.

    El libro, en la línea de las publicaciones de la Esfera de los Libros, presentación impecable, encuadernación y papel excelentes, laminas y precio…. abultado, como no. Saludos

  5. Vorimir dice:

    Buena reseña, el libro no tiene mala pinta pero tampoco es un tema que me vuelva loco, aunque despues de leerme “Un Día de Cólera” me haya picado algo el gusanillo…

    Pero los 39 lerus lo dejan relegado a un: lo ojearé (y hojearé) en la librería y alló se quedará…

    Hum.. veré si puedo hacer que lo traigan pa la biblio… jur jur…

  6. Gadatas dice:

    Sí, más que un infierno para Napoleón, lo es para nuestros bolsillos…

  7. Urogallo dice:

    El dinero es el nervio de la guerra…

  8. Sito dice:

    La reseña es muy buena Incitatus y el libro que nos planteas tiene muy buena pinta. Que pena que este año terminemos artos del 2 de mayo, ya veréis en mayo que tortura, ya veréis.
    Recuerdo una frase que dijo la mejor profesora que he tenido en mi vida, en tercero de BUP de historia, que textualmente dijo: “Si Napoleón se hubiera instalado en España otro gallo nos cataría”, y visto lo visto, creo que tenía toda la razón.
    Por cierto……¿Que hace el payaso este del chiki-chicki en hislibris?. Veis, si Napoleón hubiese ganado, hoy estas cosas no pasarían.

  9. davide dice:

    Yo creo que mejor que Napoleón, hubiese sido bueno para España que las ideas liberales se hubieran instalado más rápida y profundamente. Y precisamente la invasión napoleónica, a corto plazo logró todo lo contrario. Cada pueblo debe ser dueño de sus destinos para bien y para mal.
    Saludos Sito.

  10. Sito dice:

    Por experiencia, en España, no somos un pueblo que nos guste cambiar o mejor dicho, no nos gusta que llegue alguien con ideas renovadas y te diga que hagas las cosas de otra manera. Napoleón no pudo hacer nada porque la gente, el pueblo, no quería cambiar, prefería un Rey que admirar que unas ideas liberales para ellos mismos. Algo parecido pasa ahora. En fin, será un defecto o una virtud nuestra.
    Otro saludo para ti, Davide.

  11. Incitatus dice:

    Gracias a todos y mil perdones por el retraso, pero la mudanza que estoy terminando y el trabajo me tienen loco…

    El precio del libro es desde luego abultado pero supongo que toca pagar la extensa cartografía que aporta la obra, además de ser un libro de un considerable grosor. Por lo que habéis visto no me arrepiento para nada de haberlo comprado.

    Sampifer, el de Frasier no lo he leido, reconozco cierto miedo a los historiadores británicos cuando tratan este conflicto en el que tienden a considerar que son los únicos que combatieron y que no había nadie más por allí. El de Artola lo ví en la librería, pero me dio algo más de pereza ya que me pareció más un libro de corta y pega de cosas que lleva escribiendo mil años… a parte que los mapas son para mi una debilidad y en el foro creo que se habló que se echaban mucho de menos.

    En cuanto a que sí con Napoleón nos hubiera ido mejor… a lo mejor no tendríamos al Chiquilikuatre pero nos tocaría Carla Bruni y su marido… en serio creo que ahí acertó Jovellanos con lo de estar de acuerdo con las ideas pero no con la invasión

    saludos

  12. davide dice:

    Yo creo que a ningún pueblo le gusta que vengan a imponerle otras ideas, y muchomeos por la fuerza. Ejemplos en la historia y en el presente hay cientos. En eso los españoles no somos diferentes.
    Saludos

  13. Sito dice:

    Claro que las ideas no se deben de imponer mediante la fuerza, pero si que es cierto que al final es muy difícil cambiar algo, del día a día sin que cause una polémica absurda e incomprensible.
    Ejemplos recientes tenemos a miles: la Ley del Aborto en su día, la Ley del Divorcio, el matrimonio homosexual, un parkímetro, que te obliguen a ponerte l cinturón de seguridad en el coche……………en definitiva, cualquier cambio con ideas nuevas o diferentes trae la polémica y la incomprensión. Si que es cierto que Napoleón no debería de haber impuesto por la fuerza sus ideas liberales, pero también es cierto que el pueblo prefería un Rey (con todo lo que conlleva), a un Estado liberal.

  14. Eva dice:

    Lo he leido, entre otros sobre el asunto (si supiera manejar esto os dejaría un par de críticas) y me parece que es un refrito de otros libros, reiterativo a veces. No aporta ninguna idea nueva y da por sentadas cosas que otros historiadores serios y solentes como García Carcel desmintieron hace tiempo. Me parece el tipico libro oportunista del profesor de Historia que se apunta al carro sin nada original que decir. La edición, sin embargo, es muy buena. La Esfera de los libros trabaja bien. Es en resumen y en mi opinion un libro prescindible. Tan malo como el de Fraser. Nada que merezca la pena al lado de los fundamentales de Garcia Carcel, Artola, Demange y los demás. A mi juicio, el mejor de los libros publicados después del de Artola es El mito de la Nacion Indomable, de García Carcel. Sobre historia militar del 2 de mayo (Perez Reverte y su magnifico Dia de Colera aparte, que es novela-reportaje) el de Arsenio García Fuentes. Y como historia general, fundamentales los dos clásicos: Arteche y el cone de Toreno. Como anécdota personal, añadiré que una compañera mía ha trabajado en la Complutense con el tal Emilio de Diego y me lo ha definido esta tarde en conversación telefónica como “trepa” y “mala persona”. Pero esa es opinion personal, claro. Saludos.

  15. Santiago dice:

    Saludos Eva:
    ¿A que te refieres con “da por sentadas cosas que otros historiadores serios y solentes como García Carcel desmintieron hace tiempo”????
    Quisiera señalar quizás que este libro es “más militar” que los otros que has mencionado, y que la edición de la Esfera esta muy cuidada.
    Como curiosidad, anoche, en un debate de Telemadrid, participaba Rafael Torres, el autor del libro “1808-1814 España contra España”, y le rebatieron con argumentos tan sencillos como que no hubo ningún ejército de españoles luchando contra otro ejército de españoles, con lo cual la “tesis” de una “guerra civil” en 1808-1814 es totalmente absurda.
    Como ves, teorias hay todas las que uno quiera.
    Sobre “trepas” y “malas personas” me acabo de acordar de cierto politico (ahora ex-) de actualidad que acaba de fichar por Telefonica :))))

  16. Urogallo dice:

    Dios,Rafael Torres…Eso es como si yo me meto a escribir un libro sobre el manejo de los aceleradores de partículas. Suena surrealista, un periodista sin formación ni experiencia, y se pone a pontificar sobre la guerra de independencia…Supongo que dentro de la costumbre actual de reconstruir la historia patria en base a una interpretación “actual” de los hechos. Además, hay que decir que si existió un ejército española luchando bajo las filas francesas, un regimiento de infanteria de marina ( sí, solo un regimiento) que además abandonó armas y banderas en el primer encuentro bélico. ( Se conserva su curiosa bandera regimental “josefina”).

    Decir que aunque el “sueño” de la nación indomable me parece un libro excelente, y muy bien fundado, se trata de una obra breve que en ningún caso puede sustituir, si no todo lo más, complementar obras más generales.

  17. Santiago dice:

    Uro, subestimas tus conocimientos sobre aceleradores de particulas :))))
    Si me pareció que a Rafael Torres lo noquearon a las primeras de cambio, no se puede negar que el titulo de su libro suena a titular periodistico y oportunista…
    El de la nación indomable lo tenemos casi todos, gracias en parte a que lo regalaron con la revista Historia y Vida…..

  18. Urogallo dice:

    Excelente aportación a las celebraciones.

    Yo creo que hizo más Historia Y Vida, vendiendo el libro a un precio tan bueno con la revista, para conmemorar el aniversario de la guerra de Independencia que todas las exposiciones madrileñas y todos los micro-actos surrealistas gubernamentales…que además costarán una pasta.

    Lo de buscar el titular es ya mítico en este periodista ( si es que lo es), pero hay que tener en cuenta que se está procurando montar una ola mediática que le respalde, y que buscará libros que defiendan su postura: Veáse a De la Vega regalando a los periodistas acreditados en Moncloa el libro “Los afrancesados” durante el día del libro. Por supuesto, no se privó de defender a este colectivo, que no estaba compuesto “ni por unos aprovechados, ni quería romper España” ( A lo que habría que preguntarle como interpreta la anexión Napoléonica de Cataluña).

    ZP optó para obsequiar a sus ministros con un libro de Juan Gelman, a pesar de que se ha comentado en algunos medios que también optó por el de “los afrancesados”.

  19. Eva dice:

    Hombre, Uro. Eso de “las exposiciones madrileñas” así, en general, habría que matizarlo cuando hayas visto la del Canal de Isabel II que, no es casualidad, y por ahí me pierde siempre la querencia, lo confieso, la comisaria Pérez-Reverte. Pero ya verás qué exposición. La he visto esta mañana con mi hijo y todavía flipo. La gente sale entusiasmada, y creo que con motivo. En cuanto a Historia militar, con perdón, lo de De Diego me sigue pareciendo un refrito, con afirmaciones además que desmienten, entre otros, García Cárcel, Artola, Cuenca Toribio y Demange. Prefiero el de Esdaile en Crítica, que es gordo pero sintético y limpio, o la monumental historia militar en 9 volúmenes de Editorial Sanmartín, ya puestos al detalle. Sin olvidar, como siempre, a Napier, a Toreno y a Arteche. A todos esos es a los que ha fusilado (o intentado hacerlo) el amigo De Diego, profesor emérito y autoproclamado presidente de la Fundación para la Guerra de la Inde. Hasta García de Cortázar se burla de él en falsete. En cuanto a Rafael Torres, para qué hablar. El sujeto ya es pura bazofia, y lo mismo sabe de la guera civil que de la guerra de la Independencia que de la guerra de las Galaxias.

  20. Urogallo dice:

    Cuando digo madrileñas, remarco el calificativo geográfico.

    No que la exposición sea mala ( por ejemplo, La nación en armas es bastante buena, y asumo que esta será mejor), si no que es madrileña, y habrá un porción de gente muy limitada que tenga acceso a la misma.

    En cambio “El sueño de la nación indomable” pudo conseguirlo cualquiera, aunque viva en la gomera.

    Uffff, la colección de San Martín, eso ya son palabras mayores.

  21. Incitatus dice:

    Hola Eva,
    Aprecio tus comentarios, pero obviamente no estoy del todo de acuerdo. Más clásicos y menos lanzados me parecen los libros de García Cárcel o de Artola, dentro de que me parecen buenos… aunque el de García Cárcel un pelín aburrido. Si me gustaría que me dijeras cuales son esas teorías que no te convencen, por eso de debatir. Muchas gracias

  22. miguel dice:

    todo conquistador encuentra colaboracionistas por motivos ideológicos, económicos u otros. Hablar de guerra civil tal vez sea exagerado, si bien hay ciertos componentes ideológicos en la toma de partido. No obstante, desde las Cortes de Cádiz, en lo legislativo, al Empecinado o Mina, en lo militar, muchos de los que se enfrentan al invasor apuestan por un nuevo orden.
    Oregunta: El concepto de nación en la época es real o viene dado por el interés actual, es decir es una interpretación interesada.

  23. Urogallo dice:

    Es un concepto con dos facetas:

    1- La nación como sangre y cultura: La nación española es algo habitual en los escritos, todo el mundo sabe lo que es España ( toda la península ibérica) y lo que son los españoles, la nación española, que no distingue entre los reinos ibéricos. Españoles, los que viven en España, que comparten unos rasgos culturales y raciales comunes.

    2- La nación como estado: En la guerra de Independencia, por primera vez, esos españoles por sangre y cultura, se organizan tomando conciencia de que a su vez forman un estado. Hasta ese momento ha existido la nación española, y sobre ella, un monarca dinástico con derecho para manejar, gobernar o seccionar la nación a su antojo.

    En 1808 se rompe definitivamente la concepción feudal de España.

  24. davide dice:

    Miguel, para contestar a tu pregunta yo te remitiría al libro de Álvarez Junco, MATER DOLOROSA: LA IDEA DE ESPAÑA EN EL SIGLO XIX. Y si no tienes tiempo, no te apetece o, simplemente, para abrir boca, aquí te dejo este enlace.

    http://servicios.elcorreodigital.com/auladecultura/aula261101a.html

  25. miguel dice:

    gracias davide por el consejo. Si no me equivoco América es una conquista exclusivamente castellana, los reyes juran ante las cortes de cada reino, que les deben “aprobar los presupuestos” -que diríamos hoy-.
    Los habitantes de una perdida aldea gallega, vasca, asturiana, catalana, o incluso andaluza, ¿se sentían españoles o súbditos del rey de Aragón, Castilla, Conde de Barcelona, Señor de Molina, etc.?. Ahora que se habla de nación y libertad, me parece que algunos que lucharon dignamente contra el invasor, ni tenía sentimiento nacional ni estaba por las libertades
    que pretendían acabar con la monarquía absoluta de Fernando VII. ¿Vamos
    a hacer gritar al Cid (Heston): “Por España”?

  26. Arauxo dice:

    Con tu permiso, Miguel, América no es una conquista exclusivamente castellana. En todo caso, sería un descubrimiento exclusivamente castellano, pero no una conquista, porque ésta se desarrolla durante gran parte de la Edad Moderna, cuando España ya era España (en singular o en plural) como nación, como Estado y como realidad política indiscutible.

    ¿Se sentía español un andaluz, un gallego, un vasco o un asturiano? ¿Cuándo? ¿A principios del siglo XIX? ¿Y a esas alturas qué puñetas iba a sentirse si no? ¿Asturiano? ¿Vasco? ¿Gallego? ¿Andaluz? ¡Pero si esas “nacionalidades” son un invento de la segunda mitad del siglo XIX! ¿Sentimiento andaluz? ¿Pero eso que era? ¿Sentirse submeseteño? ¿Subbético? ¿Andalusí? ¿Sureño?

    Pero sí coincido contigo en que no debemos hacer gritar al Cid lo de “¡Por España!”, que es muy peliculero. Porque el grito en todo caso hubiera sido el de ¡Santiago y cierra España!, cuyo origen -sumido entre las brumas de la leyenda- se discute respecto a la batalla de Clavijo, en el 844 o a la de las Navas de Tolosa, en 1212. Personalmente me inclino por esta última opción, pero estoy dispuesto a debatirlo todo lo que haga falta, por supuesto, porque veo que te interesan profundamente estas cuestiones.

    Un saludo.

  27. miguel dice:

    Esto de la G Independencia está siendo tratado con ligereza interesada por algunos. Hay quien se indigna porque, según ellos, el gobierno se identifica con los afrancesados, y otros repudian todo lo que se opuso al invasor que traía la libertad (¿dirían lo mismo de los norteamericanos en Irak o de cualquier otro país “liberador y democratizador”?. El deseo de modernizar el país no justifica todas las actitudes, del mismo modo que el comportamiento heroíco de algunos absolutistas no puede hacernos olvidar
    los planteamientos que defendían. Ni unos ni otros pueden ser despreciados a la ligera, independientemente de nuestros planteamientos políticos o ideológicos.

  28. Arauxo dice:

    Mmmmmm… vale.

  29. miguel dice:

    Tengo entendido que durante mucho tiempo sólo los súbditos castellanos podían emigrar a América, teniendo más dificultades para ello los aragoneses. No pretendía hablar de identidades o ideas nacionalistas, tal vez de sentimientos más apegados al propio terruño, a una realidad mucho más limitada que la actual en cuanto a medios de comunicación y transporte.
    Cuando vi lo de Heston en el Cid me pareció una manipulación indignante de la Historia. Sin entrar en otras consideraciones, lo de Clavijo, si datase de ese año o de crónicas anteriores al s. XI, evidenciaría mi error.
    Un cordial saludo

  30. davide dice:

    Léete el libro Miguel y se te despejarán muchas dudas acerca de estas cuestiones. Además Junco tiene una prosa muy didáctica y para nada se hace pesado. Por otro lado, si vives en Madrid y puedes asistir a alguna de sus conferencias quedarás gratamente sorprendido, te lo aseguro.

  31. Fernando dice:

    Eva, a las horas de la madrugada en que sueles escribir tus “críticas” basadas en chismorreos que te cuentan tus amigas, podías estar haciendo cosas mejores, como estudiar o descansar y recuperarte. Por muy erudita que seas en literatura histórica no te servirá de nada si eres una mala persona.
    Si mezclas una pretenciosa crítica literaria con una sarta de insultos personales sin pruebas, te descalificas tu misma y te pones a la altura del betún, con perdón del betún.
    Lo que escribes “prueba” sin lugar a dudas que eres una mala persona, mientras que cuando llamas “trepa” y “mala persona” a otro lo haces de oídas y por chismorrear.
    Como vés, no me meto a discutir tus opiniones sobre los libros sino tu estilo, mal estilo, para confundir lo personal con lo técnico.
    Es una lástima que una página de crítica literaria sea utilizada por desaprensivos para verter insultos personales y que no haya un adinistrador del foro que lo censure. Así cada vez se parecerá más a un programa de telebasura que a lo que inicialmente pretendía ser.

    Eva Dice:

    30 de Abril de 2008 a las 1:04 am
    Lo he leido, entre otros sobre el asunto (si supiera manejar esto os dejaría un par de críticas) y me parece que es un refrito de otros libros, reiterativo a veces. No aporta ninguna idea nueva y da por sentadas cosas que otros historiadores serios y solentes como García Carcel desmintieron hace tiempo. Me parece el tipico libro oportunista del profesor de Historia que se apunta al carro sin nada original que decir. La edición, sin embargo, es muy buena. La Esfera de los libros trabaja bien. Es en resumen y en mi opinion un libro prescindible. Tan malo como el de Fraser. Nada que merezca la pena al lado de los fundamentales de Garcia Carcel, Artola, Demange y los demás. A mi juicio, el mejor de los libros publicados después del de Artola es El mito de la Nacion Indomable, de García Carcel. Sobre historia militar del 2 de mayo (Perez Reverte y su magnifico Dia de Colera aparte, que es novela-reportaje) el de Arsenio García Fuentes. Y como historia general, fundamentales los dos clásicos: Arteche y el cone de Toreno. Como anécdota personal, añadiré que una compañera mía ha trabajado en la Complutense con el tal Emilio de Diego y me lo ha definido esta tarde en conversación telefónica como “trepa” y “mala persona”. Pero esa es opinion personal, claro. Saludos.

  32. Miguel dice:

    Me parece fatal que algunos ataquen así a Eva por manifestar su opinión sobre un libro y un autor. Yo coincido con ella en algunas cosas.
    También he tenido la suerte o desgracia de verme obligado a tratar con el profesor Emilio de Diego, y por supuesto que no me parece ni un sabio ni mucho menos un santo. No me atrevo a definirlo como “mala persona” pero dista mucho de ser una persona “generosa” cualidad imprescindible para cualquier “sabio”.

    Su libro realmente no me parece malo, aunque carezco de los conocimientos suficientes para poder confirmar o contradecir sus teorías. Pero es cierto que me parece coherente y es un buen narrador. Creo que este hombre sabe rentabilizar muy bien sus recursos.

  33. Soldadito Pepe dice:

    Pues Fernando, te diré que en mi opinión Eva cita una bibliografía bastante respetable y mucho más solvente que tu texto. Y si parece saber, Fernando, de qué habla en el resto del mensaje, no veo motivo para dudar de las últimas lineas, Fernando. Y me sorprende que te piques tanto, Fernando. Porque te llamas Fernando, ¿verdad?.

  34. Alberto dice:

    Buena reseña de buen libro. Radio Nal. en su programa “Documentos”, hizo un programa sobre la guerra, con colaboraciones de de Diego, Miguel Artola ….., muy interesante y ameno. Os lo podeís descargar de la página del programa. Lo recomiendo.Dura una hora. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.