ENCICLOPEDIA DEL ARTE DE LA GUERRA – Antonio Martínez Teixidó

Enciclopedia del arte de la guerraOs presento esta obra muy completa sobre los principales conflictos a lo largo de la historia de la humanidad. Dirigida por Antonio Martinez Teixidó, teniente general del Ejército de Tierra y diplomado de Estado Mayor por las escuelas de España y de Estados Unidos.

Este libro es un compendio concebido para mostrar de manera general la evolución del arte de la guerra. Los conflictos que ha generado el hombre han sido motivados por distintas razones que han ido variando a lo largo de los siglos. En esta obra se analizan tanto las causas de las distintas guerras como los medios de combate empleados, el armamento individual y colectivo, la organización de los ejércitos, la estrategia, la táctica y la logística. En este volumen se estudian las grandes batallas que marcaron el curso de la historia así como los grandes capitanes que las dirigieron.

También se hace una mención al futuro de los ejércitos y los conflictos, al tema de la globalización y la profesionalización y modernización de los distintos ejércitos.

Es un buen libro de consulta y de estudio. Se pueden sacar muchos datos de conflictos concretos y de grandes batallas. Abarca desde la edad antigua con pueblos como los íberos, celtas o celtíberos en la Península Ibérica o Sumer, Acad o Babilonia en el próximo Oriente. De ahí en adelante, Egipto, Grecia, Roma , Edad media, moderna, etc…

Un saludo.
Sargon.

[tags]Arte guerra, Antonio Martínez Teixidó[/tags]

Compra el libro

 

     

13 comentarios en “ENCICLOPEDIA DEL ARTE DE LA GUERRA – Antonio Martínez Teixidó

  1. Buscando datos de E.Zweig..he encontrado tu página y me ha encantado, soy Licenciada en Historia y estoy algo desfasada en bibliografia y tu blog..me parece una buenisima guia..te dejo mi blog por si te quieres pasar aunque es bastante mas subjetivo.
    Un saludo.
    http://despertaresmorir.blogspot.com/

  2. Anthos dice:

    No conozco el libro pero su título me causa una cierta desazón. El término «arte» está bien traído y su correcto empleo lo respaldan las diversas acepciones del Diccionario de la RAE: «Virtud, disposición y habilidad para hacer algo» o «Conjunto de preceptos y reglas necesarios para hacer bien algo», aunque sea la guerra. Por aplicación de esta definición, un manual que se titulase «Asesine pulcramente y con destreza» debería ser tenido por un libro de arte. Pero, a mí, la mención del arte me sugiere otras emociones menos cruentas y me cuesta asociar las matanzas sistematizadas y estratégicamente bien planificadas con cualquier expresión artística. Y es que el arte, al margen de académicas definiciones, tiene siempre una connotación de belleza plástica, lingüística o sonora que jamás encontraré en las homicidas conflagraciones por más que me lo proponga (mucho menos si no lo procuro, que es lo que hago).

    Disculpadme los aplicados a los bélicos acontecimientos, pero puestos a disfrutar de una Enciclopedia del arte prefiero la Summa Artis.

    Buena ocasión para una cortesía de despedida con el arcaico saludo ¡Quedad en paz!

  3. richar dice:

    Saludos,

    aún estando de acuerdo contigo, Anthos, he de decir que el término “Arte de la guerra” cambia su significado dependiendo de la perspectiva que tengamos.

    Evidentemente, si nos fijamos por ejemplo en la ocupación de EEUU a Irak, en la guerra entre palestinos y judíos, en la guerra civil española, o en la IIGM, el término “arte” nos dará ganas de vomitar.

    Sin embargo, si comienzas a remontarte a épocas más lejanas, la cosa empieza a cambiar, imagino que por el hecho de que son tiempos pasados, de los que no conoces personalmente a nadie, y de los que tus conocimientos vienen exclusivamente de los libros (y no de los testimonios familiares o documentales).

    Con esto me refiero a que hoy en día, nadie ve a Alejandro Magno como un exterminador sanguinario e imperialista (bueno, igual alguno sí lo ve así), sino que más bien se le juzga por sus proezas militares, su estrategia, y porque conquistó medio mundo. El hecho de que en una batalla murieran 50.000 personas o que se aplastara a cientos de miles de civiles, hoy en día no son más que cifras y elementos que forman parte casi de la leyenda de un gran general.

    Vamos, que no sé si me he explicado bien, pero creo que el título del libro hay que leerlo con la óptica adecuada. Si no, no se iba a disfrutar demasiado de él.

    Por cierto Sargon, el libro tiene muy buena pinta. ¿Muchas páginas? ¿Profundiza en las campañas? ¿hay gráficos o mapas? En fin, cuenta más :-)

    Madame Butterfly, bienvenida al blog y me alegro de que te haya gustado. Esperamos verte a menudo por aquí.

    Un saludo,
    Richar.

  4. Anthos dice:

    Efectivamente, Richar, la perspectiva que ofrece la lejanía temporal atenúa la atrocidad humana. Nos hemos hecho a analizar las campañas napoleónicas sobre escenarios maquetados en los que soldaditos de plomo impecablemente uniformados dan colorido y vistosidad al paisaje. La brutal quema de Roma por Nerón sirve hoy de simpático logo y nombre comercial de una aplicación informática que nos la recuerda sin causarnos el menor estremecimiento cada vez que grabamos un CD. Con los años -es cuestión de tiempo- la vituperable guerra de Irak que tú mencionas quizás llegue a convertirse en una jocosa anécdota histórica de unos pueblos bárbaros de allá por el siglo XXI que se mataban por la posesión del aceite pétreo (petrum oleum), líquido pardusco muy valorado por sus ancestrales y primitivas economías.

    Será por un prurito profesional, pero prefiero la construcción a la destrucción.
    Más saludos pacíficos.

  5. richar dice:

    No podías haberlo ejemplificado mejor.

    Saludos,
    Richar.

  6. Sargon dice:

    Hola,

    El libro tiene 600 páginas. Entra en profundidad en las campañas más conocidas y dentro de estas en las batallas más significativas desde el punto de vista estratégico y táctico del conflicto en cuestión. Antes de entrar en faena describe los antecedentes y desencadenantes del conflicto, la planificación, la táctica, la estrategia, el armamento,etc..
    Tiene mapas que describen los movimientos de las tropas, posicionamiento de ejércitos y batallas.

    La guerra es cruenta como tal y yo creo que nadie puede saber lo que es una guerra hasta que realmente le toque vivirla, ojalá nunca nos toque. Pero es algo que va intrínseco dentro del ser humano. Si no fuera así, si fuera solo algo que se ha dado en una cierta época o que se correspondiera con una moda, podríamos hablar de otra cosa. Pero la guerra está desde que el hombre crea las primeras comunidades independientes, desde que nace la propiedad privada y el concepto de posesión.
    Es así, negarlo es negar la evidencia. Dentro de ese “mal” que llevamos dentro hay un arte de como salir airoso de un conflicto, de como ganar con el menor coste posible, de como planificar una derrota del enemigo, eso es un arte se mire como se mire. Es un arte planificar un movimento de tropas para dejar aislado al enemigo y obligarlo a que se rinda o se retire, no es un arte lanzar oleadas de ejercitos contra una trinchera enemiga para que absurdamente caigan todos como chinches, creo que ahí es donde se debe insertar el termino “arte” dentro de lo que ya sabemos todos que significa la palabra Guerra. Ahí está el famoso libro “El Arte de la guerra” escirto por un Sun Tzu, un general chino en torno al siglo V antes de cristo y que hoy en día sigue tan vigente como entonces y cuyos 2 conceptos básicos son; 1.-todo arte de la guerra se basa en el engaño y 2.-el supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar.

    Un saludo.

  7. santi dice:

    Estoy de acuerdo con Sargon. Sin embargo me gustaría matizar algunas cosas.
    El hecho de que pasen los años no debería provocar ese menosprecio por las víctimas de un conflicto, aunque es bien sabido que el concepto de vida humana ha cambiado a lo largo de los siglos (y mucho). Sin embargo ahora ya no nos sorprende ni nos horroriza un nuevo atentado en Irak… estamos saturados de información. Pensemos por otra parte en que más que saturarnos o minimizarlos, los muertos en conflictos antiguos forman parte de un todo global que es la Historia. Cuando hablamos de que en Rusia murieron más de 4 millones de personas en la SGM nos quedamos tan anchos y fue hace 70 años. La cuestión es si su muerte acabó teniendo un significado y como influyó eso a largo plazo. Las personas por desgracia mueren. Significa eso que fue una barbarie el desembarco de Normandia?, la batalla del paso de las Termopilas fue una barbarie?, y Trasimeno?. La represión sistemática y brutal de los pueblos sojuzgados por Roma tanto a nivel económico, como militar como cultural fue barbarie?. No creo que ningún patricio galo de mediados del siglo II d.C. te dijera que prefería vivir como los bárbaros allende del Rin ( ni ningún campesino galo tampoco). Y sin embargo barbarie fue la Inquisición, la toma de Constantinopla por los cruzados, el Holocausto, Sarajevo, las persecuciones a los cristianos y los gladiadores y la esclavitud. Barbarie fue el Terror de la Revolución Francesa, las purgas de Stalin y Mao… No sé si me explico….
    No es que haya guerras buenas y guerras malas, sólo creo que hay algunas que merecen la pena ser luchadas (joer que facil es decir esto aquí sentado de todas formas eh?).
    Plagiando a Heinlein: “Todo pueblo que ha menospreciado el buen uso de la fuerza ha pagado esta idea con su libertad y con su vida… y si no que le pregunten a las madres de Cartago”.
    Muy militarista (es Heinlein) y hasta fascista si me apuráis, pero tiene un poso de verdad que no creo que se pueda ignorar.
    Por desgracia después la naturaleza humana se encarga de hacer el resto e incluso entre las tropas aliadas en la SGM se dieron atrocidades como el fusilamiento sistemático de las juventudes hitlerianas en la toma de Berlín, los abusos y violaciones de niñas, mujeres y ancianas por parte de las tropas rusas sedientas de (merecida o no) venganza….. en fin que la guerra no es buena por supuesto pero eso… que a veces no queda más remedio… y es entonces cuando el arte debe ponerse a buen servicio…. Lástima de Rommel jajaja

  8. JORGE SOLIS dice:

    ESTIMADO SEÑOR:
    ME PERMITO FELICITARLO POR EL TEMA TAN INTERESANTE QUE USTED TOCA ATRAVES DE ESTE LIBRO, ESPERO HABER ENTENDIDO QUE ASÍ ES, YO EN LO PERSONAL SOY UN AFICIONADO PERMANENTE A LOS ESTUDIOS DE GUERRA, Y MAS ADELANTE COMPARTIRE CON USTED ALGUNAS NOTAS.

  9. richar dice:

    ¡Saludos Jorge y bienvenido al blog!

    Creo que puedo hablar en nombre de los habituales comentaristas del blog si te digo que no hace falta que nos llames de usted, que aquí estamos entre amigos.

    Por supuesto eres más que bien recibido y esperamos tus comentarios.

    Un saludo,
    Richar.

  10. nando dice:

    El arte del guerra fue arrojar dos bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki y matar en décimas de segundo a cientos de miles de personas, consiguiendo la rendición incondicional de un enemigo que estaba ya vencido y además logrando que nadie en el futuro cuestionase tal acto de barbarie genocida sino que los perpetradores de semejante holocausto campen por sus anchas dando lecciones de civismo democratizador.
    Su guerra sí fue un arte.

  11. Chaindog dice:

    A lo mejor preferías el “arte” de Hitler con sus cámaras de gas ¿e Nando?. Total, por 6 millones de judios, psché… Que lástima que aquellos que hoy son libres de decir lo que piensan gracias a otros que entregaron sus vidas, se ocupen de manchar su memoria. Decididamente este libro no es para tí, nando, ni para Anthos. Lo vuestro es el surrealismo y el subjetivismo.

  12. Tiopuas dice:

    Hola a todos, hace unos sías empecé este libro y he entrado para ver si staba ya reseñado y cómo no, lo está. ¡Qué rápidos sois! Aún es pronto para que de mi opinión, pero con lo poco que he leido, puedo decir que es fácil de leer, ameno y entretenido. Si bien el autor nos avisa en el prólogo que muchos lectores echarán de menos alguna batalla concreta que buscaran, esto es cierto, pero totalmente normal en una obra de esta magnitud. Quiero decir que tocar en un solo volumen toda la historia de la guerra hasta la actualidad, ha de dejar por fuerza hhuecos. Sin embargo, esto para mí no es un hándicap, sino que es precísamente lo que estaba buscando desde hace tiempo. En una sola obra, resumidas las evoluciones de las guerras, las tácticas y formaciones, armas, grandes batallas y capitanes,…Desde luego hay libos que tratan cualquiera de estas partes o épocas por separado con mucha más profundidad, pero esto que ofrece este libro se ajta perfectamente a lo que llevaba tiempo buscando. Aquí es posible ver la evolución de la guerra desde sus orígenes y adquirir nociones históricas a grandes rasgo de todas las épocas en las qu ha habido guerra, es decir, de TODA la historia nos guste o no. Hay profusión de dibujos y esquemitas, está bien estructurado en e´pocas y en apartados: tácticas, estrategias, grndes batallas, grandes capitanes, marco histórico,…). En fin, una pequeña delicia con la que estoy disfrutando mucho.

  13. tiopuas dice:

    Bueno, tengo que decir que me desinflé un poco y estoy descansando un poco de él metiendo otras lecturas entre medias. no es que me dejara de gustar, pero el cuerpo me pedía algo más de novela. volveré a él y lo sguiré disfrutando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.