EL USURPADOR DEL IMPERIO – Rosemary Sutcliff

EL USURPADOR DEL IMPERIO - Rosemary SutcliffEsta novela es la segunda parte de una saga formada por los siguientes títulos: El águila de la IX legión, ya reseñada, La rama de plata (titulada en español El usurpador del Imperio) y Los Portadores de Lámparas (también traducida como Aquila, el último romano)

El usurpador del imperio no es una segunda parte de El águila de la IX legión, puesto que son novelas independientes. Pero las historias que narran ambas mantienen una continuidad pese a los casi doscientos años que transcurren entre una y otra, a través de una especie de cordón umbilical que es a la vez físico y espiritual: La familia Aquila, un anillo, y la sombra de la legión perdida.

La historia trascurre en Britania, durante la denominada crisis del siglo III, más en concreto en el período que se denominó la revuelta de Carausio o revuelta Carausiana. El imperio romano está gobernado por la Tetrarquía (dos augustos, Diocleciano y Maximiano, y dos césares, Constancio Cloro y Galerio) y en Britania gobierna Carausio, autoproclamado emperador de Britania. El gobierno de Carausio fue consentido durante un tiempo, probablemente porque problemas más urgentes tenían los tetrarcas en otras fronteras del imperio, pues se extendió a lo largo de siete años. Durante estos años Carausio tuvo bajo su mando –parece que pacíficamente- las tres legiones acantonadas en la isla.

A la ciudad de Calleva llega el protagonista, Justino. Miembro del cuerpo médico de las legiones, es un cirujano a quien un destino tan poco apetecible como Britania le resulta deseable, pues quiere conocer las tierras de sus antepasados. En el cuartel conoce al centurión Flavio, con quien descubre le unen lazos de lejano parentesco, y con el que enseguida congenia. Ambos amigos descubren un día que Alecto, la mano derecha del emperador Carausio, está conspirando con los sajones para derrocarle, pero sus denuncias caen en saco roto y son enviados al Muro como castigo. La sombra de cualquier conspirador es alargada… y el Muro ya no será un lugar seguro para Flavio y Justino.

La novela reúne, al igual que ocurre con El águila de la IX legión, una serie de elementos que la han llevado siempre al estante de las librerías que tiene el cartel de «novela juvenil». No creo que estemos ante una novela escrita especialmente para jóvenes, o al menos no sólo para ellos. Pero sí es verdad es que los protagonistas son jóvenes (tal vez en exceso para que uno de ellos ya sea centurión) valientes, leales, emprendedores y honestos a carta cabal. Como tienen que ser los héroes. A los malvados se les reconoce al instante aunque disimulen su lado oscuro bajo los ropajes de la cordialidad. Se subrayan valores como la amistad, el trabajo bien hecho o la lucha contra la injusticia. Y aunque en el relato no corra excesiva sangre, ni excesivo vino, ni los protagonistas se relacionen con mujeres de mala vida ni empleen expresiones que puedan sonrojar a la tía abuela Honoria, pese a que algún lector pueda apreciar en todo esto un excesivo o marcado tono juvenil, es un libro para todos los públicos. Las novelas de Sutcliff, al menos las que he leído, tienen una gran calidad literaria, son de una gran riqueza descriptiva, el argumento está bien tramado y su escenario histórico bien construido.

Como es inevitable una comparación con la novela que la precede en la trilogía, diré que en ésta los personajes están mucho más elaborados, sobre todo en el aspecto psicológico, y existe un número importante de secundarios que habitan la frontera entre la luz y la oscuridad: no son tan maniqueos, tan simplotes. También en esta ocasión el protagonista principal tiene un pequeño defecto físico. Justino, es cirujano por vocación, pero también porque no superó en su día las pruebas físicas de los legionarios, aspecto éste que supuso una decepción familiar pero que a él le libró de un destino no deseado, aunque le granjeó un permantente sentimiento de inferioridad. Estas pinceladas de imperfección en uno de los protagonistas añaden verosimilitud y humanidad al relato.

La mayor profundidad y variedad de los personajes, y el ritmo bien sostenido con el que transcurren los sucesos que se narran, son algunas de las razones por las que, en mi opinión, esta novela es mejor que la primera de la saga.

Tal vez el aspecto más endeble de la obra, según mi personal percepción, es la ingenuidad con la que se plantean las relaciones entre los miembros de las tribus britanas y los ciudadanos de Roma. Siempre hay un amigo indígena, y la lealtad a Roma y la romanización son temas tratados de manera especialmente candorosa. También resulta cuando menos curioso que «destinen» a una provincia rebelde, en manos de un autoproclamado emperador, a un legionario, -aunque sea cirujano- desde el otro extremo del imperio. Pero bueno, no vamos a ponernos puntillosos. (Este pequeño detalle sólo es eso, un pequeño detalle. Yo aún recuerdo el caso de un ex esclavo convertido en optio «a dedo»). Debe tenerse en cuenta que esta novela fue escrita en 1957, y pese a ello, disfruta de una espléndida madurez

Una de las cosas que me gustaron, pues me resulta muy evocador este tipo de detalles, es el pequeño prólogo con que empiezan las dos novelas, en el que se nos detalla qué pequeño descubrimiento arqueológico se tuvo en cuenta en la gestación del relato.

Como curiosidad, añadiré que si Carausio consiguió hacerse con la púrpura imperial –y mantenerla- fue debido a que controlaba la flota de naves que protegía el canal de la Mancha de ataques de piratas y sajones (la Classis Británica). Parece, pues, que fue ésta una de las primeras ocasiones en que la potencia naval decidió el devenir de la Historia en Britania.

Con relación a la autora, decir que Rosemary Sutcliff (nacida en Surrey, Gran Bretaña, en 1920 y fallecida en 1992) es la autora de otra novela comentada y recomendada por este blog, Naves negras ante Troya. Gozó en vida de un amplio reconocimiento en el ámbito anglosajón, en el que obtuvo numerosos premios literarios. Fue una gran lectora desde su infancia, pues problemas de salud la ataron desde muy joven a una silla de ruedas. Empezó a escribir finalizada la segunda guerra mundial. A esta escritora se la ha considerado siempre «escritora para niños» o «escritora juvenil». La propia Rosemary Sutcliff decía que ella escribía para todo el mundo, para lectores de nueve a noventa y nueve años. Lo único malo de esta etiqueta es que en ocasiones parece utilizarse el calificativo con una cierta condescendencia, como si escribir una buena novela fuese más fácil simplemente por estar dirigida a lectores jóvenes, como si la literatura juvenil fuese un subgénero menor o de tercera división, o como si el hecho de que los jóvenes se apropien de una novela suponga un demérito para su autor. Pero esto … es otra historia. Si lo que acabo de contar le resulta a alguien atractivo, que no se deje perturbar por el estante donde esté situado el libro. Tal vez no se considere inoportuno al hilo de esto comentar que El águila de la IX legión fue citada por Simon Scarrow como uno de sus tres libros favoritos en la entrevista que amablemente contestó para Hislibris.

Señoras y señores, con ustedes, El usurpador del imperio.

[tags]El usurpador del Imperio, Rosemary Sutcliff[/tags]

ampliar


Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el EL USURPADOR DEL IMPERIO en La Casa del Libro.

     

10 comentarios en “EL USURPADOR DEL IMPERIO – Rosemary Sutcliff

  1. Vorimir dice:

    Vaya, por muy romanófilo que sea uno, me da que no me gustaría la novela. Ya me estaban dando picores con la descripción de los protagonistas (tan jóvenes y perfectos) y con el maniqueismo buenos/malos. Será como dices por la edad de la novela, pero uno tiene sus prejuicios con estas cosas.

    Supongo que pese a eso es una gran novela juvenil muy bien ambientada.

    Gran reseña Valeria.

  2. Pintaius dice:

    Fantástica reseña Valeria! A mí “El águila de la novena legión”, incluso con todos los “defectos” que tan bien identificas, me gustó mucho, sin duda debido a los mismos puntos fuertes que igualmente pones de relieve, en especial la calidad literaria y la capacidad descriptiva. Así que, si ésta segunda es a tu criterio superior a la primera, no me cabe duda que me habrá de gustar más aún si cabe.
    Estoy muy de acuerdo contigo en todo lo que comentas sobre la etiqueta que han tenido estas novelas (al menos sobre la primera que es la que conozco de primera mano), y lo injusto, además de inapropiado, de esa clase de calificativos. Saludos!

  3. Endakil dice:

    Gracias Valeria, fantástica reseña… aunque compré la novela según la vi en la librería ^^

    La verdad es que El Águila de la IX Leg me encantó; me pareció divertida, bien escrita y de una gran calidad.
    Espero que la editorial siga traduciendo sus obras, aguardo con gran interés su ciclo artúrico.

  4. Pilar Alonso dice:

    Valeria, me encantan tus reseñas. Son casi como leer un relato. Y uno muy bueno, por cierto ;)

    No he leído nada de esta autora pero si algún día cae algo en mis manos, seguro que me acordaré de tus palabras.

  5. Valeria dice:

    Gracias, Pilar.

    Es una buena novela para pasar un rato, para regalar a jóvenes lectores o para aficionar a la novela histórica. O para despertar la curiosidad sobre esa denominada Revuelta Carausiana.

    Vorimir: también Jim Hawkins era un buen hijo y un leal compañero, Phileas Fogg todo un caballero y sir Ivanhoe un valeroso paladín que nunca diría una palabra malsonante a su tía abuela. El mismísimo Cato de Scarrow podría ser un personaje de esta novela (bueno, al menos en lo que yo recuerdo, pues me quedé en el cuarto libro. Igual después las malas compañías hacían mella en tan buen chico). Dechados de virtudes los hay por todas partes. Hasta en la Guerra de las Galaxias,con Luke Skywalker. Pero si el pulso argumental es bueno, la recreación verosímil, el argumento bien trabado….. estas cosillas pierden su importancia.

  6. Vorimir dice:

    Supongo Valeria que son fobias mías, pero este tipo de personajes me aburren. Puedo perdonarlos en las novelas del XIX, pero hoy día me cuesta. Aunque como bien dices es un libro de los años 50, que tb era otra época. XD

    y por cieto, siempre me gustó mucho más Han Solo que Luke. Por más que Lucas nos diga que Greedo disparó primero (guiño friki a los Starwaseros).

  7. Valeria dice:

    Si, yo también era más de Han Solo. Es el encanto de los sinvergüenzas
    ;-)

  8. fefe dice:

    Felicidades por la reseña, me parece muy buena. Acabo de leer la novela de un tirón (El Águila de la novena). A pesar de que tiene un fondo de novela juvenil (la amistad de Marco y Esca, creo), la novela es amena, entretenida y, especialmente, te mete en ese paisaje salvaje y brumoso de las tierras escocesas. Gracias por toda la información de su pertenencia a ese ciclo de novelas de la antigüedad, lo que anima a uno a seguir en cualquier momento con esta autora.

  9. I an having to learn Spanish to make sense of this all … but I think you are at least wrting about and I hope liking Rosemary Sutcliff, my close relative’s book(s)…see http://www.rosemarysutcliff.wordpress.com and to enter comments in SPanish but also please for me in a rough English translation if you can….( am trying to gather all manner of material about Rosemary

  10. Valeria dice:

    Acabo de enterarme de que ya está a la venta el tercer libro de esta saga, que aunque se titulaba originariamente “Los portadores de lámparas” ha sido traducido como “LOS GUARDIANES DE LA LUZ”.

    Os dejo el principio de la sinopsis: La noche en que las Águilas abandonaron definitivamente la isla de Britania camino de la Galia brilló por última vez el faro de Rutupiae, sobre una ciudad desierta y un mar que quedaba en manos de los sajones, los lobos del mar. Fue el último tributo de Aquila al mundo que dejaba atrás y un símbolo de la lucha que se iba a emprender por mantener viva la llama de la civilización en unos tiempos oscuros. Hijo de Britania y decurión de la caballería, Aquila decidió desertar de las legiones en el último instante, sabiendo que su lealtad estaba con Britania y no con Roma.

    http://www.bibliolimpo.com/articulo.php?art=LEAN1578&na=Los_guardianes_de_la_luz_(III)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.