EL ÚLTIMO REY – Michael Curtis Ford

El último Rey“Es imposible, incluso para un dios, burlar los dictados del destino” La Pitia de Delfos

La compré con pocas expectativas, motivada por su título, su precio, y la lectura de su sinopsis, que me convencieron de que resultaría cuanto menos entretenida y de que poco perdería si no era así. Sin embargo, debo reconocer que me ha gustado, y si no digo que me ha gustado bastante es porque se explaya en detalles de la planificación y ejecución de batallas y estrategias militares que para mí carecen de interés, pero que sé que son importantes para muchos amantes del género, y porque los personajes son, para mi gusto, algo flojos y muy novelescos, superficiales en su mayoría, que terminan cansando por lo monótono de sus personalidades.

El autor es americano, profesor de latín, traductor y escritor de novelas, y sus obras versan sobre la Roma y Grecia antiguas. Se diplomó en lenguas románicas y también en ciencias económicas. Famoso por su precisión histórica, sus novelas no pasan sin embargo de ser entretenidas.

El libro comienza relatando la carga del ejército comandado por el rey “Antíoco IV Epifanes, Rey de Reyes y Hermano de los Planetas, descendiente de Darío el Grande, heredero del vasto imperio seleúcida y monarca de Armenia Menor y Mayor”, abuelo del último rey del Ponto, Mitrídates VI El Grande, protagonista de esta novela, a la ciudad de Alejandría. Dicho ataque fue frenado por tres, he dicho bien, sí, tres romanos –uno de ellos el cónsul romano Cayo Popilio Laenas-, haciendo que éste volviera a sus tierras, no sólo derrotado sino también humillado, propiciando en él mismo y sus descendientes el inicio de un profundo odio hacia Roma.

La novela nos cuenta la historia del rey Mitrídates, desde su niñez, cuando queda huérfano de padre al ser éste asesinado por su esposa, su ambiciosa y homicida madre, hasta su destronamiento, llevado a cabo por su leal hijo bastardo, el futuro rey Farnaces. Es éste quien nos narra en primera persona la historia de su padre y la suya misma, sin disimular un desmesurado sentimiento de orgullo hacia su padre no exento, sin embargo, de admiración por el bando contrario, y nos revela que este rey fue el único capaz de enfrentarse a la omnipotente Roma y crearle dificultades durante muchos años, hasta el punto que su muerte fue festejada en el senado y las calles de la ciudad más poderosa del mundo en aquella época. Con pena y desesperación cargada de frustración, nos cuenta que dada la ambición descomedida de la familia real del Ponto, pese a todos los años dedicados a su leal servicio, su padre nunca dejó de desconfiar de él y de sus intenciones.

A lo largo de sus páginas se sucede la aparición de grandes generales romanos, Sila, Luculo y Pompeyo, que vencieron al ejército del rey Mitrídates o fueron vencidos por éste en diferentes ocasiones. El personaje de Farnaces, gran estratega y entrenado en el arte de la guerra desde niño, analiza las tácticas de su padre y sus generales, así como las del ejército romano, detectando los puntos flacos y los fuertes de ambos. Dándose cuenta padre e hijo de que si no puedes con tu enemigo debes unirte a él, deciden adoptar las tácticas romanas para lo que no dudan en contratar a un general y mucha soldada de entre las tropas rebeldes de Roma, constituyendo un formidable y temible ejército.

Los personajes, como he dicho, me resultan un poco insulsos, presentados desde un punto de vista en exceso “romántico”. El carácter del rey, retratado desde la presunción de lo que pudo ser en base a lo poco que se sabe de él, ya que la historia la escriben los vencedores, nos presenta un personaje soberbio, justo y cruel al mismo tiempo, inteligente y astuto, buen político y mejor militar, respetado y admirado por su pueblo, fuerte y valiente como pocos, y siempre alerta ante posibles y probables conspiraciones, que reinó y luchó con arrojo y bravura, sin desfallecer nunca, impulsado por un deseo infatigable de conseguir la unificación de los territorios helenísticos y la restauración del esplendor de la antigua Grecia. Un personaje que combina en sí mismo las culturas persa y griega, y que manejaba infinidad de lenguas y dialectos. En definitiva, como todos en los que se explaya, un personaje de novela.

Farnaces se presenta como un fiel e incondicional seguidor de su padre, libre de la ambición de reinar ya que su papel como hijo de una concubina le excluía, en principio, de la sucesión al trono, que finalmente se ve impelido por las circunstancias a destronar a su padre y asumir el reinado, pero no sin sentir remordimiento y grandes dudas por ello hasta el fin de sus días.

Las mujeres, con excepción de una de las amantes del rey ya en su edad más longeva, una luchadora formidable y feroz, son tratadas de forma superficial y en general salen mal paradas, mostradas como personajes ambiciosos, caprichosos, crueles e interesados, incapaces de sentir afecto más que por sí mismas, y capaces de asesinar incluso a sus propios hijos con tal de asumir y controlar el poder.

El hijo legítimo del rey, Makarios, con un papel secundario en la novela, nos es presentado como un estudioso, una persona gris, más interesado en reinar cómodamente sobre un modesto pueblo que en luchar por la expansión de sus dominios o por conseguir la independencia de la dominación de Roma, y mas dispuesto a enfrentarse y traicionar a su padre que al poder romano.

Se trata, en suma, de una novela entretenida y bien contada, por un autor que evidentemente tiene un gran conocimiento del tema, con un estilo sencillo y un ritmo ágil, que nos enseña un poco más sobre la historia de los vencidos, de los que siempre se habla menos.

Título original: The last king
Traducción: Matuca Fernández de Villavicencio
Segunda edición en DeBOLSILLO: julio 2007
ISBN: 978-84-8346-334-5 (vol. 556/3)
Depósito legal: B. 36.377-2007
455 páginas

[tags]Último Rey, Mitrídates, Ponto, Roma, Grecia, Sila, Luculo, Pompeyo, Farnaces, Michael Curtis Ford[/tags]

ampliar

Compra el libro

     

15 comentarios en “EL ÚLTIMO REY – Michael Curtis Ford

  1. CORCONTAS dice:

    Lo he comprado esta semana santa

  2. Vorimir dice:

    Uff, yo me llevé un chasco gordísimo con su “La Odisea de los 10000” que me pareció casi infumable, y se salvaba de la quema absoluta por algunos pasajes.

    Asi que esta no me llama demasiado la verdad (por el autor, no por la obra en si…).

    Aun así, Marbenes… ¿tu has leido “La Odisea de los 10000?
    Si es así (o alguien que haya leido ambas) ¿puedes compararlas?

  3. cavilius dice:

    Yo sufrí mucho con ese mismo libro, Vorimir, y a cada página me preguntaba para qué narices estaba yo leyendo eso en lugar de a Jenofonte.

    Saludos.

  4. Guayo dice:

    Bueno yo tengo el mismo problema, después de leer la “odisea de los diez mil”, no he querido volver a caerme con la misma piedra, así que he visto esta novela en la librería local y siempre la he dejado pasar, pero “bueno no hay que juzgar a un autor por sus primeros libros.” Gracias Marbenes por tu comentario se mira muy interesante.

  5. Rodrigo dice:

    Completa y esclarecedora presentación, Marbenes. Es una lástima que el tema de la novela sea un frente tan lejano de los míos -bárbaro que soy, ni siquiera he visto ‘300’, por decir algo-.
    De todos modos, se agradece la lucidez del artículo.

    Saludos.

  6. marbenes dice:

    Ante todo gracias a todos, da gusto participar en esta página.

    No, Vorimir, no he leído La odisea… y, de momento, debo reconocer que tampoco creo que vaya a hacerlo. Intenté que quedase reflejado en la reseña (si no es así ruego disculpas) que el libro me entretuvo por su ritmo ágil y sencillo, y aprendí con él porque el autor sabe mucho y porque yo no soy desde luego erudita en el tema como para meterme con Jenofonte; pero no terminó de gustarme más que lo justo para pensar que no había tirado 6€ -que fue lo que me costó-, ya que los personajes son flojos, demasiado novelescos y apenas evolucionan, se pierde excesivamente en detalles de batallas (que me hacen perder interés), y resulta algo repetitivo en ocasiones con las apreciaciones del protagonista en primera persona, Farnaces.

  7. Javi_LR dice:

    Marbenes, yo no he leído a Curtis, aunque por lo que he podido ver no creo que me agradara. Pero a lo que iba, me gustaría que quedase claro una cosa y, como añadido, animarte a otra: de manera franca y llana, Jenofonte no es para eruditos, ni muchísimo menos; te sorprendería descubrir lo fácil que se lee y lo moderno que parece, tanto en su escritura como en sus intenciones y estilo, te fascinaría comprobar cómo la aventura que Jenofonte narra te engancha como lo podría hacer cualquier novela actual que te haya apasionado. Hay que perder ese “miedo”, por llamarlo de alguna manera, que la gente siente a determinados clásicos; antes, como ahora, había gente que escribía de manera sencilla y otra que lo hacía de manera más farragosa o compleja. Es un consejo: si puedes, Marbenes, léelo. Y olvidemos eso de que hace falta cierta erudición para acercarse a este tipo de lecturas.

  8. marbenes dice:

    Bueno, Rodrigo, la novela no la leas si no te apetece, pero 300 mola, y la que tiene que estar genial es Casi 300 ;-))

    De acuerdo, Javi, te haré caso, en realidad puse el comentario como broma para Cavilius; ¿por dónde empiezo?

  9. Javi_LR dice:

    Estoy seguro de que la “Anábasis” te gustará. Además, es una buena medida para valorar otros libros. Tampoco estaría mal recomendar su “Ciropedia”, ya casi una novela y uno de los mejores acercamientos al mundo persa de entonces. Cuando en Hislibris se habla de “biografías noveladas”, se comentan libros parecidos a este.

  10. Daniekes dice:

    Pues a mí Jenofonte me puede…. No sé que me pasa con él, pero empieza los libros enganchándome de una manera admirable, pero a medida que paso las hojas va perdiendo gas y no consigo terminarlos. El único que teminé fue la Anabasis, y porque no era muy largo (aunque más corto es la Apología de Sócrates y no pude terminarlo). Pero la Ciropedia y las Helénicas (que chasco de continuación de la Guerra del Peloponeso) pudieron conmigo.
    Y en cuanto al libro de Curtis, pues habrá que darle una oportunidad, porque siempre es bienvenido alguien que ponga en jaque a los romanos.

  11. Rodrigo dice:

    Ah, bueno, al menos puedo decir que “Anábasis” sí me gustó.
    Algo es algo.

  12. humberto dice:

    bueno vorimir; yo no eh leido la odisea de los diez mil pero ya me desanimaron para leerla.
    el ultimo rey me parecio una novela perfecta para aquellos que se quieren adentrar en el mundo helenico, o mas bien para aquellos que les interesan las batallas o los combates cuerpo a cuerpo.
    en resumen la novela es buena, dijerible hasta sierto punto, el climax es bueno pero a la larga se buelve monotono, y fastidioso; el final es bueno por que no te lo esperas. pero si la recomiendo, para que la lean…

  13. TIGLATH dice:

    Gran novela histórica sin duda alguna.

  14. magdalena osorio dice:

    Me pareció un libro con descripcion de sucesos magistralmente hechos ,personajes que cobran vida y narraciones historicas muy bien logradas.
    Me gustó mycho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.