EL SIGLO DE LOS CIRUJANOS – Jürgen Thorwald

EL SIGLO DE LOS CIRUJANOS - Jürgen ThorwaldEste libro es a la vez una obra de divulgación científica, de divulgación histórica y de literatura, y resulta eficaz, amena y hermosa en sus tres vertientes. Desde la década de los 50, cuando vió la luz la primera edición española, se ha reeditado casi sin interrupción.

En el siglo XIX, dos hermanos, Richar y Henry Steven Hartmann, siguen caminos muy distintos. Richard, aventurero, pionero en un país y un tiempo de pioneros, y con gran habilidad para los negocios, amasa una inmensa fortuna. Henry Steven, por el contrario, se convierte en un reconocido cirujano. Cuando Richard fallece sin herederos, lega a su hermano sus riquezas. El doctor, liberado de problemas económicos, puede dedicarse a viajar por el mundo y conocer de primera mano a los más eminentes de sus colegas, en una época en que la cirugía cambiará radicalmente gracias a la anestesia, la antisepsia y la hemostasia, venciendo así a sus tres enemigos: el dolor, la infección y la hemorragia.

Hartmann escribió sus memorias y narró sus encuentros con los más relevantes médicos de finales del siglo XIX y principios del XX. Jürgen Thorwald, el autor, nieto de Hartmann, decidió novelar las memorias de su abuelo, logrando un texto que puede ser apreciado por médicos, historiadores y, simplemente, por cualquiera que desee tener entre manos un buen libro con el que vivir experiencias emocionantes, dramáticas a veces, crudas en ocasiones, entre el horror del sufrimiento humano y la lucha por evitarlo.

El texto se estructura en capítulos agrupados en cinco bloques temáticos. «La larga noche de los tiempos pretéritos» nos muestra la época previa a los tres descubrimientos antedichos. «La luz o el despertar del siglo» narra la historia de la anestesia. «Fiebre» es un interregno entre la ya descubierta anestesia y la aún desconocida antisepsia, que aparece en el siguiente, «Redención». «Frutos», finalmente, nos muestra una cirugía plenamente desarrollada.

Si alguno de los lectores es médico, debo añadir que es, junto a La Ciudadela de Andrew Cronin, un libro de lectura prácticamente obligatoria.

[tags]El siglo de los cirujanos, Jürgen Thorwald, dolor, infección, hemorragia, anestesia, antisepsia, hemostasia[/tags]

ampliar


Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando el El siglo de los cirujanos en La Casa del Libro.

     

52 comentarios en “EL SIGLO DE LOS CIRUJANOS – Jürgen Thorwald

  1. Valeria dice:

    No soy médico, pero siempre me gustaron las novelas históricas centradas en la antigüedad cuyo protagonista era un médico (galeno, físico o como se le debiera llamar) y que tuve la oportunidad de leer en mis años mozos. Recuerdo, por ejemplo, “La venus del cuadro” y “María de Magdala”. Bueno, también las de la SGM, tipo “Hospital de Sangre” etc, pero sobre todo las primeras.

    Sería muy interesante leer al menos el capítulo de “La larga noche de los tiempos pretéritos”, pero la temible vuelta al cole pesa sobre nuestros presupuestos. No obstante, ya está en la lista de futuribles.

    Buena reseña, Josep el de los mil nombres.

  2. arwen dice:

    Efectivamente, todo médico debería leerlo al menos una vez en su vida. Yo no lo soy, pero tuve a mi lado durante muchos años uno al que jamás conseguí convencer de que lo hiciera.
    Debo decir que me ha hecho muchisima ilusión ver ésta reseña porque esos dos libritos los he leido hasta hartarme y saber de memoria. Mi padre tenía en una recopilación del Readers Digest ( que antiguo, verdad?) un pequeño resumen de ese libro y me costó la propia vida conseguirlo completo.
    Disfruto con todo tipo de lecturas que tenga que ver con la medicina. Este libro está narrado a modo de novela, ligera y fácil de leer, muy entretenida y no está dirigida sólo al colectivo médico; todos podemos ver cómo ha avanzado la medicina, el sufrimiento, la ignorancia, la constancia en algunos para hacer entender que con sólo un poco de higiene era suficiente.
    Increible el episodio de los fallecimientos de las mujeres por fiebre puerperal; imposible de entender ahora cómo se podían hacer autopsias y seguidamente, sin lavarse las manos, mirar a las parturientas.
    Esto es sólo un pequeño ejemplo de lo que el libro nos cuenta; es muy ameno y yo lo recomiendo.
    Hace unos años fuí a Paris y una de mis visitas obligadas era la Facultad de Medicina, allí había un museo de instrumentos de aquella época curiosísimo, algunos te ponían los pelos de punta y otros no han cambiado tanto a lo largo de los años.
    Os lo recomiendo. Un saludo a todos

  3. jerufa dice:

    ¡Vaya, sí que está interesante la reseña, Josep! Breve, pero intensa.
    Le pediré los libritos a Arwen, que me toca de cerca, para echarles un vistazo.

    PD1: Arwen, no te preocupes. Ha salido bien tu texto.
    PD2: Josep, te falta una D.

    Adiodió.

  4. arwen dice:

    Estoy escribiendo de nuevo porque no veo ni un sólo comentario en ésta reseña aparte de la de Josep. No se si tengo problemas con la página de hislibris. Digamos que estoy de prueba

  5. arwen dice:

    Por fin ya veo los demás comentarios.
    Jerufa, cuando tu quieras están disponibles para tí, estoy segura que te gustarán.
    Te puedes quedar alucinado con lo que ocurría entonces, los medios que utilizaban y la cabezonería de muchos grandes médicos de aquella época que se resistían a poner en práctica nuevos métodos que luego no eran tan reaccionarios.
    Por cierto, he preguntado por todas las librerías de aquí por La Ciudadela y no lo he encontrado; me gustaría saber si es antiguo o reciente.

  6. Aretes dice:

    La evolución de la medicina y la comparación entre la que se hacía en otros tiempos y la actual es un tema apasionante y no apto para hipocondriacos. Ahora que todo el mundo sabe, investiga y curiosea en internet, aumentan en las consultas los pacientes que vienen diagnosticados de sus casas, a veces por el vecino del quinto, cuando no medicados. La ciencia evoluciona, pero el hombre… es otra historia.

    Me apunto la recomendación, Josep.

    Por cierto, Arwen, en la Casa del libro si aparece. Edición de 2005

  7. arwen dice:

    La ciudad en la que vivo no es para tirar cohetes y de libros y librerías anda muy mal servida.

  8. arwen dice:

    Sigo teniendo problemas con esta página, si hay más comentarios los veré desde mi casa, así que hasta luego a todos.

  9. Josep dice:

    Gracias a todos.
    Lo de las “D” con enlace, ¿es necesario? Porque dificulta un poco la lectura…

    1. Javi_LR dice:

      Tan magno evento habrá que anunciarlo a los cuatro vientos, ¿no? Je, je.

      Solo será por hoy.

  10. cavilius dice:

    ¿Y mañana que es la Diada no?

  11. juanrio dice:

    Arwen, La ciudadela es un libro bastante antiguo, recuerdo que se publico en la colección Reno, debe hacer más de 30 años. Si no lo encuentras de otra forma buscalo en Iberlibro o en Uniliber.

    Josep, muy interesante lo que cuentas del libro, como te han dicho antes, la literatura sobre médicos, no la novela rosa…., suele ser interesante y yo tengo varios ejemplos de ella.

  12. Aretes dice:

    Ups. Arwen, pensé que preguntabas por el libro reseñado.

    Si es que, eso de leer en diagonal es malísimo y tener poco tiempo, peor.

  13. arwen dice:

    Sigo teniendo problemas con esta dichosa página, he descubierto que el único modo en saber si están contestando a los comentarios es entrar diciendo cualquier tontería y ya así meterme. Si os molesta ésto lo siento pero no encuentro otra manera de hacerlo, como no sea tirar el ordenador, pero no es mío….

  14. Aretes dice:

    Prueba a dar antes al botón F5, a mí me funciona.

    Por cierto, este verano, al indicarle un amigo a otro una de esas teclas para no sé qué cosa, el aconsejado se quejaba de que en su ordenador no funcionaba. Le daba a la F y luego al número correspondiente. :-)

  15. arwen dice:

    Pensaba que el libro La Ciudadela era más reciente, tendré que encargarlo.
    En cuanto al Siglo de los Cirujanos podemos ver facilmente las diferencias entre la medicina de antes y la de ahora. El médico era respetado, sus conocimientos, por pocos que fueran, no se discutían, las enfermedades se curaban, cuando se curaban, con cuatro cosas y poco más. Ahora, hay miles de enfermedades, millones de medicamentos, cientos de “vacunas” y el médico poco sabe ya.
    En la puesta en práctica de un medicamento ya no intervienen los médicos, es más, poco cuentan ya, son los gobiernos los que deciden que se pone al mercado y que no.
    ¡ que tiempos aquellos en los que nuestro médico de familia, el auténtico, venía a casa con la cuchara para mirarnos la garganta!, los mirábamos con devoción… y ¡ que decir del practicante! cuando venía con su bandejita a quemarla con alcohol para desinfectar.
    Antes no se conocían muchos remedios para las enfermedades, tenían que pelear contra la ignorancia de muchos y la reticencia de otros, pero se intentaba; ahora, simplemente si son pocos enfermos no merece la pena invertir nada en la investigación.
    Madame Curie se puso prácticamente de conejillo de indias, murió de cáncer, ahora utilizamos a nuestros bebes. Bien, avanzamos
    Un saludo

  16. arwen dice:

    ¿ estais ahí?

  17. Clío dice:

    Estamos, querida, más tarde o más temprano estamos…. y sí, comparto tu reflexión, a veces parecemos robots a los cuales les ajustan piezas o les quitan o les ponen si pedir permiso, pasamos de una a otra especialidad, somos casos clínicos, un número de la seguridad social, aunque de vez en cuando te encuentras con alguien humano que te consuela y calma todo hay que decirlo….

  18. arwen dice:

    Estoy empezando a pensar que los problemas que tengo para ver cualquier comentario es de la misma página porque ya ni los leo desde mi casa.¿alguien me puede decir que hago?

  19. Josep dice:

    Si no fuera un analfamático te diría qué hacer.
    Y sí, la medicina se ha deshumanizado por muchas causas, pero no olvidéis que una de ellas son los propios pacientes. Hace años, con un arsenal terapéutico limitado se conseguía buenos resultados gracias a algo llamado “cumplimentación”: el paciente hacía lo que le decías, se tomaba sus pastillas en el orden correcto y a sus horas (aunque tuviera que despertarse para ello), dormía en la postura que le aconsejabas, seguía un régimen alimentario… Hoy, hay “cliente” o “usuario” que no tolera ninguna incomodidad. Los siguientes casos son reales y experimentados por mí.

    1) – ¡Uy! Esas varices están para operar…
    – No quiero operarme.
    – Entonces tendrá que llevar medias.
    – No, que me aprietan.
    – Pues tómese esto.
    – No quiero tomar medicinas, que ya estoy tomando muchas.
    – Entonces no podemos hacer nada.
    – ¡¿Cómo que no?! ¡Usted tiene la obligación de darme solución!

    2) (Mujer radiólogo a la auxiliar)
    – Éste paciente tiene que retener orina para la ecografía. Que beba y espere.
    – Sí, doctora.
    La auxiliar vuelve.
    – Doctora, el paciente dice que se niega a beber.

    En el mundo que vivimos, donde se espera el máximo beneficio con el mínimo esfuerzo, no es difícil encontrar médicos indolentes o inhumanos, subalternos vagos, enfermos difíciles, familiares maleducados, gestores politizados y corruptos, representantes mendaces, multinacionales codiciosas y políticos a los que no hace falta adjetivos.

  20. arwen dice:

    Veo que estás algo descontento/a de tu profesión. Animo, no volveremos a los principios pero nunca se debe perder la esperanza

  21. arwen dice:

    O un paciente que sabe comportarse….

  22. juanrio dice:

    Arwen, he descubierto que La ciudadela de Cronin se ha publicado recienteme por la editorial Backlist, aquí te dejo el enlace por si te puede interesar.

    http://www.backlist.es/la-ciudadela

  23. Pilar Alonso dice:

    A mí me encantó este libro de Thorwald, que ya he leído dos veces. Me pareció sumamente interesante el recorrido que realiza por algunos de los avances médicos más importantes del siglo XIX y me horrorizaba ante algunos pasajes, como la “anestesia” a la hora de practicar una operación o la falta de higiene.

    Yo no soy médico y disfruté la lectura enormemente, por curiosa y fascinante, por bien narrada, interesante y amena.

    Gracias por la reseña Josep.

  24. arwen dice:

    Y yo un montón de veces. Es que es un libro para recomendar.

  25. Ascanio dice:

    Mecachis, acabo de entrar en Hislibris después de casi un mes, y me encuentro este hilo copado por mi mmmana Arwen (cosa que sabía que iba a pasar con esta reseña, por otro lado).
    Arwen, “La ciudadela” de A.J. Cronin la teníamos en casa en una edición de Círculo, comprada por papá. Seguro que la has leído, y cuando comiences a leerla de nuevo, la recordarás.
    Josep, una reseña preciosa; a tus recomendaciones para médicos (o veterinarios, como yo) yo añadiría otra lectura, “Cuerpos y almas” de Maxence van der Meersch. Por favor, no confundir con “Médico de cuerpos y almas de la Caldwell). Ah, y no hace falta ser sanitario para disfrutar con estas lecturas.
    Y ya que estamos con las recomendaciones, para aquellos interesados en esa otra rama de la sanidad que es la veterinaria, hay unas novelitas deliciosas de un veterinario inglés, James Herriot, pero que son bastante difíciles de encontrar. Derfel, a ti que te gustan los bichos y el humor inglés, te encantarían. Además tienen un plus: el autor fue piloto de la RAF y gran parte de las aventuras narradas (y totalmente verídicas) transcurren durante la Segunda Guerra Mundial.
    Ea, acabo ya que me enrollo como una persiana. Besitos a todos y todas, y que sepais que me alegro mucho de haber vuelto. Aunque también echo mucho de menos mis Pirineos…

    PS: Ay, Arwen, qué tiempos aquellos de esas novelitas condensadas del Reader´s Digest…

  26. arwen dice:

    no veo nada en esta reseña

  27. Ascanio dice:

    ¿Alguien puede decirle a Arwen por qué no puede ver los nuevos comentarios a no ser que ella misma agregue uno?

  28. Javi_LR dice:

    Yo le escribí un correo, pero no sé si le habrá llegado, marcianita. ¿Las vacaciones bien?

  29. Ascanio dice:

    Ah, pues no lo sé, porque he hablado con ella esta tarde y no me ha comentado nada. Si se lo mandaste hoy, quizás lo vea mañana desde el trabajo.
    ¿Las vacaciones? Snif, snif… cuánto bosque… cuánto lago… cuánto catalán… (algo bastante natural, por otra parte, teniendo en cuenta que estaba en Viella)… cuánta envidia… y cuánta caña nos hemos dando subiendo por esas montañas haciendo senderos, y más senderos, y subiendo más, y trepando por las morrenas, y viendo circos glaciares, y vacas, y ovejas, y ardillas, y Aigües-Tortes, y más bosque, y más senderos, y más kilómetros…
    ¿Se nota que me ha gustado mucho, mucho, mucho?

  30. Josep dice:

    “¿Alguien puede decirle a Arwen por qué no puede ver los nuevos comentarios a no ser que ella misma agregue uno?”
    A mí me ha pasado lo mismo, y lo he solucionado con F5. Por cierto, esto antes no pasaba. Mucho “caché” tenemos últimamente.
    ¡Ah! Y gracias a todos por vuestros comentarios. Creí que esta reseña (de cirujanos y todo eso) sería menos popular.

  31. arwen dice:

    Sí, recibí tu correo explicandomelo pero aburridita estoy de darle al f5,control f5,las dos flechitas, nuevamente f5…. y así hasta que me aburra. En cambio, ahora no he tenido problemas; supongo que ésto funciona como el tiempo, según amanezca.
    Ascanio, uno de los libritos a los que aludes te lo dí yo, para que veas, que no soy veterinario ni médico y leo mucho sobre esos temas.

  32. Ascanio dice:

    Arwen, el que tú dices es otro: “Calor de hogar”, de Vitus B. Dröscher quien, por cierto, afirmaba que el gato era el más bello de los animales (con lo cual estoy totalmente de acuerdo).
    El subtítulo es “Cómo resuelven los animales sus problemas familiares”. Por cierto, me lo regalaste en un cumpleaños y tiene una dedicatoria tuya.
    Perdona, Josep, por llenarte tu reseña de comentarios familiares en plan mesa-camilla.

  33. Clío dice:

    No, seguid, seguid, si está de lo más interesante: una hermana le regala a otra un libro que se titula “Como resuelven los animales sus problemas familiares” interesante, interesante (aquí hay tomate!) podemos, y ya que estamos en una reseña de médicos, hacer un psicoánalisis del tema ¿quien es la primera en recostarse en la “chaise longue”?

  34. juanrio dice:

    ja, ja, que bueno Clío….que pase el siguiente….

  35. Ascanio dice:

    Sí, esto se va a parecer a un capítulo de “Los Soprano”. Por cierto, Derfel, qué buena recomendación…

  36. cavilius dice:

    Ayer juraría que vi en la Feria del Libro Antiguo el libro que decías, Ascanio, Cuerpos y almas. Incluso juraría que lo ojeé.

    Si es que el mundo es un pañuelo y tropezamos dos veces en el mismo libro y no hay bien que por mal no venga y no hay mal que cien años dure y no hay dos sin tres.

  37. Valeria dice:

    Te falta la básica: “El fútbol es así”

  38. Derfel dice:

    Ah, por fin, ya me extrañaba que no le cogieras la gracia…

    Snif, cómo les echo de menos a todos: Chris, Tony, Pauly, el entrañable Silvio, y, cómo no, el tío Junior…Snif.

  39. akawi dice:

    Para que sea mesa camilla total, falta uno y su opinión sobre cuáles de las niñas lleva razón, sería el mejor consultor.
    Anda Pitufo aparécete y cuenta, cuenta. je, je, je,…

    Josep, para una que es profana total en esta materia, ¿No sería un libro demasiado denso? ¿Se puede leer con tranquilidad?

    Abrazos.

  40. Aretes dice:

    Espero que sea tan bueno como decís, porque lo he regalado el lunes a una futura médico y no era el típico regalo de compromiso.

  41. arwen dice:

    No es nada denso, al contrario, sorprende bastante porque te imaginas que puede ser como un pestiño ” tipo estudiar”, y no tiene nada que ver.
    ¿ Cómo regalo para un médico? estupendo, porque estoy convencida de que más de uno y una no ha dado en sus apuntes ni la mitad de lo que sale ahí.

  42. Josep dice:

    No, no es demasiado denso. Ya he dicho (o creo haber dicho) que puede ser leído por cualquiera como un libro de divulgación. Otra cosa es que los no sanitarios, sanitarios no médicos, médicos no cirujanos y cirujanos hagan lecturas distintas, o enfaticen aspectos distintos, en función de su mayor identificación con los sucesos referidos.
    Y como regalo para una futura médico es más que idóneo.

  43. Ascanio dice:

    Cavilius, leí “Cuerpos y almas” hace muchos años (creo que estaba en BUP), y la recuerdo como una novela tremendamente humana, con unos personajes profundos y apasionados, que describe las miserias y la generosidad humanas con crudeza, pero con gran belleza.
    Puedo estar equivocada e influída por la edad que tenía cuando la leí, pero creo que merece la pena leerla. Así que si la ves de segunda mano, quizás estaría bien comprarla. Pero sólo es una sugerencia, y además, creo que no salían griegos.
    He buscado alguna reseña por Internet, y he encontrado esto. Quizás no tenga tan mala memoria, después de todo:

    Cuerpos y almas, de Maxence van der Meersch.

  44. arwen dice:

    Josep, tú y yo no andábamos tan dispares en los comentarios. Por cierto, ya empecé a leer la Ciudadela, os diré mi opinión cuando la acabe.
    Ascanio, ¿ estaba ese libro en casa? porque a mí me suena haberlo oido allí.

  45. arwen dice:

    Me estoy refiriendo a Cuerpos y Almas.

  46. Ascanio dice:

    Mmmm… es posible que sea el mío, es una edición de bolsillo de Plaza y Janés.

  47. Marta dice:

    Soy cirujana y lo que he sentido al leer este libro ha sido maravilloso. La pena es que no puedo comprármelo porque esta descatalogado. Llego a mi por suerte a través de un gran amigo, pero me encantaría que volvieran a editarlo, estoy segura d que tendría mucho éxito! Si podéis hacer algo otra lo agradecería

  48. Josep dice:

    ¡Qué más quisiera yo que poder hacer algo! Es frustrante hacer una reseña de un libro que no puede ser comprado.
    Gracias por comentar.

  49. Andrés dice:

    Hola. Gracias por la reseña. El Siglo de la Cirugía es un libro extraordinario. Solo una corrección. El autor de La Ciudadela no es Andrew Cronin. El nombre correcto es Archibald James Cronin y el firmaba como A. J. Cronin. Saludos

  50. Josep dice:

    Corrección aceptada. Este elfo deméstico se planchará las manos.

  51. César Restrepo dice:

    This book is great, a masterpiece of history, surgeons and medicine . I am reading it over and over; again and again

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.